Sunflower
Fatal Karma |+18|Priv.Karan| 9A1qiH6
LINKS RÁPIDOS
GRUPO DE DISCORDRECICLAJE DE TEMAS LIBRES Y ABANDONADOSDebilidades/Habilidades/Poderes y sus Limites.CIERRE DE TEMASPETICIÓN DE HOGARESREGISTRO DE GIFS PERSONALIZADOS

Invitado
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos Temas

Últimos temas
» [Mini juego] ¿Qué escuchas en éste momento?
por Ieilael Hoy a las 12:03 pm

» And now... What? [Priv. Ji Ahn Kyŏng] [+18]
por Araxiel Hoy a las 11:49 am

» Can’t wait to fall again [Priv. Jun'ichi Hōjō]
por Ieilael Hoy a las 11:47 am

» [Afiliación] Neon Paradise — Élite
por Invitado Hoy a las 3:04 am

» [Privado] Harmful Agent [Priv L. Wanheda]
por Alik Xаос Hoy a las 12:37 am

» [Privado] Don't eat the sheep [Taekyung]
por Corey Hoy a las 12:15 am

» This is my life [Álbum]
por Karan Ayer a las 12:31 pm

» Pure chance [ Priv Maximus ]
por Maximus Ayer a las 10:05 am

» I don't bite, cutie [Priv. Fei]
por Naja Ayer a las 10:02 am

» Fatal Karma |+18|Priv.Karan|
por Loki Laufeyson Ayer a las 4:59 am

STAFF
Web Master
KANON
MP | Perfil
Administradores
Akali
MP | Perfil
Nanashi
MP | Perfil
Moderadores
Baltazar
MP | Perfil
Náyare
MP | Perfil
Moderadores CB & Discord
Ieilael
MP | Perfil
Cotta
MP | Perfil
AFILIADOS

Hermanos
Crear foro
boton 150x60
Élite
counting ★ stars
Loving Pets
Crear foro
Fatal Karma |+18|Priv.Karan| Image
bton 40x40
FINAL FANTASY: Zero
CRÉDITOS
Skin “Shine!” creado por Runa XIII e inspirado en la colección de tablillas de NympheaKeep it simple”. Un agradecimiento especial para Nymphea por su consentimiento, a la Asistencia de Foroactivo y los tutoriales de Savage Themes y The Captain Knows Best.

Todos los derechos son reservados. Las imágenes y el contenido alojados en este foro pertenecen a: DeviantArt, Zerochan, Pixiv y a Pinterest y se le acredita a sus respectivos autores.

No está permitido el uso de algún contenido propio de este foro sin permiso alguno. Se original, no copies.



Fatal Karma |+18|Priv.Karan|

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Fatal Karma |+18|Priv.Karan| Empty Fatal Karma |+18|Priv.Karan|

Mensaje por Loki Laufeyson el Dom Jun 28, 2020 5:44 pm

Loki Laufeyson era un ser frío, distante, calculador. Un sibarita altivo y prepotente. No era alguien que en apariencia fuese a sentirse mal por asuntos tan mundanos o triviales como la familia, o su madre. Pero sí, el hibrido dedicaba uno, solo uno de los trescientos sesenta y cinco días que tenía el año, a la mujer que lo trajo ese mundo cruel y despiadado. Al contrario de lo que se podría creer, no se trataba de su cumpleaños, ni tampoco de la fecha de su muerte. Por lo que Loki sabía ella seguía viva. No. Aquel único día al año que el temible hechicero “celebraba” en honor a esa mujer era ni más ni menos el día en que su padre biológico, el señor Malkom Olsen, le arrancó del regazo de su madre Alina con seis años, para llevárselo a su mansión, adoptarlo y educarlo a su peculiar manera. Esa era la fecha señalada. Esa la espinita clavada. Y como se trataba de un asunto doloroso, Loki no lo celebrara como uno celebraría habitualmente una fecha como esa.

El híbrido siempre solía hacer lo mismo. Salía de fiesta hasta altas horas de la madrugada. Se emborrachaba y bebía hasta el límite de su capacidad. Iba más allá de todo. Y cuando la noche estaba en su pleno apogeo, entonces Loki seleccionaba una víctima al azar. El muchacho más hermoso, al más apetecible del lugar en el que se encontrase destrozándose la vida. Uno que le hubiese estado ignorando, o le hubiera tratado mal. Entonces iba a por él con toda su mala hostia acumulada por años de odio a ese día, al señor Malkom Olsen y a la inepta de su madre, que no fue capaz de protegerle de las garras de aquel hijo de la gran puta malnacido sádico y cruel como pocos.

Por ese motivo, aquella noche a esas horas de la madrugada, Loki se encontraba en un antro llamado “07-G”, en Cherry. Se habría bebido hasta el agua de los floreros si allí hubiese floreros. Llevaba encima una generosísima cantidad de diversas sustancias estupefacientes que había ido consumiendo a lo largo de la jornada. Y a pesar de que aquel local no era precisamente el rincón más lujoso de la isla, el híbrido había acudido allí con un elegante traje chaqueta que más parecía de boda que de salir una noche de marcha por ahí. Pantalones de pinza verdes, zapatos de vestir oscuros, camisa de seda negra, chaleco también negro con diseño floral color más tirando a turquesa. Incluso llevaba un pañuelo negro en el bolsillo, y una cadenita metálica colgando del botón superior del chaleco asimétrico.

Le daba igual sobresalir del montón de borregos con su atuendo único y privilegiado. Al contrario, le encantaba llamar la atención sobre su sensual figura, recibiendo constantemente miradas lujuriosas tantos de varones como de hembras, que no le pasaban desapercibidas. En ese momento, se terminó la copa que tenía en la mano y se acercó a la barra más próxima tambaleándose - ¡Eh, tú! – llamó al camarero - ¿Si qué te pongo? – le preguntó - ¡Quiero un whisky! Y lo quiero para ayer – dijo Loki con voz alta para hacerse oír por encima de la música - ¡No, no quiero otro cubata! ¡Dame la botella! – el camarero se negó – Eso no lo podemos hacer, lo siento – pero el Loki Laufeyson no era alguien que aceptara un no por respuesta. Finalmente, gracias a su labia y entregando una generosa propina al camarero, consiguió que le diera la botella.

Justo entonces, un chico que tenía sentado a su lado en la barra, se le acercó al oído y le comentó entre sonrisas – Vaya, si que vas fuerte esta noche amigo – Loki miró aquel chico pelirrojo borroso y casi doble por el alcohol en vena y las drogas que había consumido ya. Era joven, lindo, y seguramente gay por las miradas descaradas que le echaba. Ni se molestó en contestarle - ¿Vas a poder bebértelo todo? Si quieres te ayudo… - el chico le guiñó un ojo. A Loki no le interesaba lo más mínimo ligar esa noche. No quería tener a ese mocoso felizmente abierto de piernas por propia voluntad y gimiendo de placer. No. Lo que el híbrido necesitaba para poder culminar aquella noche de la manera más extasiada posible para él era precisamente lanzarse a la yugular de algún muchacho que no resultara una presa tan fácil de conseguir. Hasta un hetero le serviría. Quería gritos. Quería sangre. Quería ojos llorosos. Súplicas de clemencia. Dolor. Puro terror. – Lo siento, chico. Pero no tengo intención de compartirla con nadie ¡Y menos contigo! Jajajaja – se rio de él en su cara y se marchó a otro lado a ver si encontraba algo más adecuado a sus necesidades de aquella noche, empujando al gentío aquí y allá por donde pasaba.
Traje de Loki:

Fatal Karma |+18|Priv.Karan| VkOByh2
Loki Laufeyson
Loki Laufeyson
Homo


Mensajes : 22

Localización : Detrás de ti

Empleo /Ocio : Terrorista

Humor : Travieso y malévolo

Hibrido Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/t2331-loki-laufeyson-id#14354
https://sunflower.foroactivo.mx/t2335-loki-laufeyson-chrono

Volver arriba Ir abajo

Fatal Karma |+18|Priv.Karan| Empty Re: Fatal Karma |+18|Priv.Karan|

Mensaje por Karan el Mar Jun 30, 2020 7:12 am

¿Qué hacer? En plena noche el humano dormía y por mucho que le encantase la idea de molestarlo, sabía que eso no era bueno, al fin y al cabo, debía descansar. Ya le jodería la existencia en sus días libres, cuando tuviese el valor de quedarse en casa y hacerle frente. Sabía perfectamente que eso no iba a su ceder, al fin y al cabo, el cachorrito era eso; un cachorrito asustadizo que, por mucho que tiene ojos en la cara y sabe apreciar las buenas vistas, carecía de la valentía para hacer frente al albino. No obstante, sabía que ese gusano que tenía por amigo y que vivía en el interior del humano no dormía. Por ello se adentró en la habitación del joven, sonriente, con toda la malicia posible. —Nos vemos gusano. Iré a divertirme. Y te daría un besito en la frente, pero no quiero despertar al niño y que del susto salgas tú —hubiese carcajeado a pleno pulmón, pero simplemente soltó una muy sutil risa—. Que os vaya bien en el trabajo —se despidió y se fue sin hacer ruido.

Genial. ¿Y ahora? La noche era joven, mucho más que él, obviamente. ¿Pero quién lo diría? Con su jovial aspecto nadie pensaría que carga con miles de años a su espalda. En fin, lo primero sería conseguir un atuendo más adecuado. No iba a pasearse con su ropa de siempre, que si bien era exquisitamente cómoda, era de todo menos normal. Ropajes de ángel al fin y al cabo. Por ello es que sí, salió desnudo de casa cubriendo su blanquecina piel con aquella oscura armadura demoníaca. Tampoco era correcto quitarle ropa a su amo para mancharla de sangre y romperla, que con lo asqueroso que era Hivvah con la limpieza seguro que no se lo perdonaba. Y no, no es que le importase; ni lo más mínimo. Pero tampoco era estúpido; con el cuerpo humano el que tenía las de ganar en una pelea era su amigo, le gustase o no. A demás, dijo que cuidaría al cachorrito, así pues, no le rompería ni un solo hueso por tentadora que fuese la idea.

Y así, divagando entre sus pensamientos es que terminó con un joven humano contra la pared, besando su cuello con delicadeza al tiempo que desabrochaba el botón de su pantalón. Sí, en pleno callejón. Es que no podía resultarle más indiferente. Cuando consiguió deshacerse de la ropa, de toda, fue que tomó el rostro masculino entre sus manos mostrando una grandiosa sonrisa. —Gracias por esto. Y ahora tu premio por haber sido tan buen chico —sentenció con su angelical rostro al tiempo que atravesaba el pecho ajeno sin un solo atisbo de sentimientos, con su propia mano, aplastando el corazón mundano y dejando el cuerpo en el suelo sin interés—. Qué fáciles son de romper —rió mientras que ocultaba su armadura y procedía a vestirse.

Bien, ahora con aquel estilo más acorde con la edad que aparentaba, se dirigió al primer lugar que se le antojó. Un antro cualquiera. No es como si fuese a emborracharse, por desgracia. Esas cosas no podían suceder. Pero no era del tipo que necesitaba alcohol o drogas para divertirse, porque no nos engañemos; sus formas de divertirse eran de todo menos comunes. Cualquiera que lo viese reír y disfrutar mientras desmiembra a alguien se horrorizaría. ¿Sabéis lo mejor? Que no lo hace con maldad, por venganza o por algo en concreto. Para él hacer ese tipo de actos solo es eso; diversión. Y mejor cuando se trataba de rezas fuertes y resistentes capaces de aguantar más de un minuto. En ocasiones extrañaba a esos viejos amigos demonios, de sus gritos cuando los atacaba con el elemento luz, de la sangre que manchaba su cuerpo... ¿Entendéis mejor a esta criatura?

Una vez que llegó al local, que ni idea de la hora que podría ser, se pidió una simple cerveza para comenzar, total, tendría el mismo efecto que si fuese una botella de ron; ninguno. Sus celestes ojos recorrieron el lugar en busca de algo o alguien que llamase su atención cuando, de la nada, una pequeña presa se acercó al depredador con inocencia. No solo halagó al caído diciendo lo hermoso de sus rasgos, finos y delicados, sino que le invitó a la zona VIP situada en una privada sala con vistas al resto de la pista de baile por su privilegiada posición un piso por encima de todo. Allí se sorprendió al encontrarse solo con el joven que le había buscado y una mujer, atractiva cuanto menos. —¿Qué clase de maldades quiere hacer una parejita tan tierna con un joven e inocente muchacho? —cuestionó con toda la falsa amabilidad que suele utilizar para parecer accesible.

Pero sus ojos pronto rodaron al gran ventanal desde el que se veía todo el local y pudo divisar a alguien soltando una buena cantidad de dinero para conseguir una botella. ¿Llamar su atención? El dinero no, sino la forma de actuar que tenía el susodicho. Su vista se afiló antes de centrarse en sus nuevos amigos, bebiendo de la cerveza con una más que amplia sonrisa. —En realidad solo buscamos diversión con chicos jóvenes y guapos —admitió la fémina, haciendo que el albino arquease una ceja—. Podemos invitar a alguien más. Cuantos más hombres, mejor —coqueta, así fue como habló llevándose a los labios una copa de champán—. ¿Por qué no invitamos a ese de ahí? —señaló al desconocido de oscuros cabellos que parecía estar puesto hasta las cejas—. Este hermoso trío puede terminar... En fin... Con una hermosa mujer siendo atendida no solo por dos, sino por tres hombres. ¿No resulta excitante? —improvisó, porque sus planes eran otros.

El joven que se había acercado al ángel caído en primer lugar abandonó la zona VIP para ir en busca de aquel capricho que el albino había tenido. Se posicionó junto a él, llamando su atención y alzando la voz lo suficiente para explicar la situación y, en definitiva, invitarle a la zona donde nadie les molestaría. Y desde el ventanal, Karan observaba con una grandiosa sonrisa mientras que rodeaba la cintura de la mujer y la atendía con suaves besos por su piel. Así, que se ganase su confianza y se relajase, como a él le gustaba antes de romper sus juguetes. —Y si no viene, ¿te apetece divertirte solo conmigo? —preguntó, seductor, antes de regalarla un pequeño suspiro placentero de lo más actuado, pero tan bien actuado que nadie diría que es mentira.


Ropita que ha pedido prestada Karan (?)
Karan
Karan
Bi


Mensajes : 76

Localización : Nunca estoy quieto, lo siento

Humor : El mejor si no me incordian

Angel Caido Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1704-ficha-de-karan
https://sunflower.foroactivo.mx/t2173-relaciones-de-karan#13392
https://sunflower.foroactivo.mx/t1825-cronologia-de-karan#10830

Volver arriba Ir abajo

Fatal Karma |+18|Priv.Karan| Empty Re: Fatal Karma |+18|Priv.Karan|

Mensaje por Loki Laufeyson el Miér Jul 01, 2020 4:01 am

Tras dar una buena cantidad de empujones, algún que otro insulto que ignoró y bastantes malas miradas en su dirección, finalmente Loki llegó a una columna y le pareció el lugar perfecto para detener su avance por unos momentos. Había demasiada gente reunida en ese lugar, y su elevado nivel de alcohol y drogas en el organismo a penas le permitía distinguir las facciones de aquellos que le rodeaban. Lo mejor que se le ocurrió hacer fue, primero darse un buen trago de la botella de licor que había conseguido en la barra. Y, en segundo lugar, sujetando la botella contra su cuerpo con el brazo, comenzó a liarse un porro. Allí mismo en medio de la pista. Es que se la sudaba completamente todo. Aquella iba a ser una gran noche y se merecía disfrutarla con todo que tuviera a su alcance para conseguirlo.

Ya había sacado el tabaco de la cajetilla y lo estaba mezclando con una cantidad generosa de buena maría, cuando se le apareció delante un muchacho joven, que sin ni si quiera presentarse, le hizo una proposición de lo más indecente – ¡Hola! – Loki alzó la mirada y la puso sobre el extraño, alzando una ceja, pero no le respondió, volvió a bajar la mirada y comenzó a liar el porro con papel fino de fumar que lamió. El desconocido continuó hablando, a pesar de la indiferencia ajena – Mira, estamos preparando una pequeña fiesta privada en la zona VIP y nos gustaría que vinieras – comentó el chico, señalando hacia la ventana del piso de arriba. Entonces el híbrido ya sí que le respondió, con su habitual prepotencia – ¿Os gustaría a ti y a quien más exactamente? – cualquier otra noche quizás se habría apuntado a la fiesta privada sin pensárselo dos veces, pero esa noche era especial y no podía permitirse perder el tiempo con tonterías.

El joven sonrió intentando ser muy amable con él, a saber el por qué tanta insistencia – Pues estaremos yo… una chica preciosa… – en cuanto escuchó la palabra “chica” el pelinegro negó instantáneamente con la cabeza – Lo siento, no me interesan los coños en absoluto – dijo con la mayor sinceridad del mundo, y de la manera más soez que se le ocurrió replicar, para que el pesado le dejara en paz ya. Entonces el desconocido terminó la frase que estaba por pronunciar – … y un hermoso chico albino que ha insistido en invitarte a ti y a nadie más que tú – aquello último intrigo a Loki, evidentemente. El pelinegro alzo la mirada hacia la ventana de la zona VIP allá arriba y escrutó con detenimiento las figuras que observaba allí, mientras se prendía el porro. Ignoró a la de la fémina. El otro era un chico de pelo albino, bastante más alto que ella. Iba vestido a la moda, con un aire bastante informal. No pudo distinguir mucho más por lo lejos que estaban, por la oscuridad reinante y por tener sus sentidos distorsionados. Pero algo en esa figura le resultaba… atractivo y atrayente en igual medida. Y como la noche no había salido bien en cuanto a presas se refiere por ahora, decidió aceptar la invitación y ver qué le deparaba el destino allá arriba – Está bien. Me has convencido. Iré – sentenció, con una sonrisa entre traviesa y malvada en su rostro.

Loki siguió al muchacho escaleras arriba. Y cuando entró a la zona VIP lo primero que hizo fue preguntar - ¿Es aquí la orgía? – sin vergüenza ninguna. Luego, se metió las manos en los bolsillos y comenzó a tirar bolsitas de varias drogas sobre una mesa alta – Traigo suficiente material para divertirnos toda la noche – aseguró, y no mentía en absoluto. Después de aquella entrada triunfal, ignoró a la hembra y directamente fijó sus orbes color esmeralda sobre los celestes de quien supuestamente había insistido en tenerle allí. Joder estaba muy bueno, eso era una verdad como una casa. ¿pero cómo sería su temperamento? Demasiada dulzura quizás le haría vomitar. El moreno se acercó al albino que poseía una belleza angelical, y le dijo – Así que tú eres el valiente que me ha hecho llamar – por sus gestos y la manera de hablar, se le notaba la turca desde lejos – Pues aquí me tienes – entonces Loki acercó sus labios al oído ajeno, para susurrar en voz más baja – Pero ve con ojo con lo que me dices ahora, porque podríamos acabar muy mal… sobre todo tu – le advirtió ya de buen principio el depredador a su posible presa, apoyando su mano zurda con la que sostenía la botella de licor sobre su torso – Ya sabes lo que dicen… cuidado con lo que deseas... - Loki se rió entonces a carcajadas y se dispuso a darle una buena calada a su porro.
Loki Laufeyson
Loki Laufeyson
Homo


Mensajes : 22

Localización : Detrás de ti

Empleo /Ocio : Terrorista

Humor : Travieso y malévolo

Hibrido Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/t2331-loki-laufeyson-id#14354
https://sunflower.foroactivo.mx/t2335-loki-laufeyson-chrono

Volver arriba Ir abajo

Fatal Karma |+18|Priv.Karan| Empty Re: Fatal Karma |+18|Priv.Karan|

Mensaje por Karan el Miér Jul 01, 2020 8:49 am

Allí, desde sus privilegiadas vistas, solo esperaba a que aquel desconocido aceptase. Pudo ver con total claridad cómo los buscaba con la mirada; al parecer ese sujeto no parecía muy fácil de convencer. Y no es que le importase, en realidad le daba completamente igual; pero puestos a divertirse por qué no con alguien adinerado. Es decir, el final que tendría aquella historia seguramente fuese el mismo de siempre, con la diferencia de que hoy se iría a casa con los bolsillos llenos; más, porque como era de imaginar, al quedarse con la ropa de su primera presa obviamente eso también incluía la cartera y cualquier pertenencia que tuviese.

¿Cómo alguien tan guapo estaba tan solito en este local? —preguntó la mujer, coqueta, cambiando el vaso de cerveza del albino por una copa de champán—. Invito yo, así que no te cortes y bebe a placer —añadió, sonriente y seductora. El caído por su parte la observó manteniendo su brillante mueca, ese semblante angelical que nada bueno ocultaba y que sin embargo lograba enamorar a cualquiera—. Ahora no estoy solo y eso es lo que importa —dijo tomando su mentón y acercándose peligrosamente a sus labios—. Espero que esta noche me diviertas, preciosa.

Ahora fue el turno de ella para atender al albino. Él solo se dejaba sin decir nada, aceptando cada beso o cada caricia en silencio mientras que sus ojos seguían de cerca los movimientos de aquellos dos hombres. Vaya... Al parecer lo había conseguido. Qué sorpresa. Poco tardaron en llegar a la sala, y sin mostrar verdadero interés, giró sobre sus talones para poder observar al susodicho del que se había encaprichado. Todo esto sin articular palabra alguna por el momento, limitándose a fijar sus celestes ojos en aquel cuerpo masculino al tiempo que se llevaba la copa de champán a los labios para dar un corto trago. Corto, largo; en realidad no importaba, tendría el mismo efecto al fin y al cabo.

Apenas arqueó con ligereza una de sus cejas al ver la cantidad de sustancias que sacaba de los bolsillos. Si ya olía a alcohol desde la otra punta de la ciudad, lo único que le faltaba por saber es que también estaba hasta arriba de drogas. Y obviamente que vio aquel porro, pero de nuevo, no podía importarle menos. Esas cosas terrenales no le afectaban, y esa era la diferencia con cualquiera de los presentes; que podía fingir muchas cosas, pero siempre estaba muy consciente de sus acciones.

La fémina robó un beso al albino antes de separarse de él y colocarse junto a quien era su pareja, analizando aquellas dogas que el nuevo había decidido mostrar tan abiertamente y sin aparente miedo por las consecuencias. Un demente sin control, eso es lo primer que pensó Karan; ¿pero quién era él para juzgar? Solo quería divertirse y tenía muy claro de qué forma. Se limitó a poco más que ver al contrario de soslayo cuando se acercó de esa manera, escuchando aquel susurro y mostrando una sonrisa tras beber con suavidad otro trago. —No me gusta que mis juguetes hablen tanto. Prefiero que desgarren sus gargantas gritando —utilizó un bajo tono para que la pareja no escuchase.

De un solo sorbo se terminó aquella copa, dejándola en cualquier sitio que encontró. —¿Desear? Solo has sido un capricho —habla con aquella voz profunda suya, y sin embargo, con una amabilidad tan bien fingida que casi podría parecer real—. Al igual que esos dos, tú también serás parte de mi diversión esta noche, y al acabar, le compraré algo bonito a mi amo para que me perdone por el desastre que voy a causar esta noche —informó abiertamente de sus intenciones, sin un solo atisbo de dudas; carente de sentimientos y con una sonrisa tan vacía como su propio pecho. ¿Era una locura? Lo dudaba. Estaba claro que la parejita eran humanos, y como había comprobado hacía una hora más o menos, los humanos no dan juego. Que podría controlarse, pero para qué hacerlo cuando solo quería escuchar gritos y súplicas.

No obstante tuvo una idea mejor. —Diviérteme —esta vez se dignó a mirarlo directamente a los ojos—. Tortura a uno de ellos y seré amable contigo —añadió aquellas palabras manteniendo su tono bajo, sonriendo a la mujer que se acercó a ambos con inocencia—. Vaya, ¿todo eso es tuyo? —cuestionó sorprendida—. Puedes beber todo lo que quieras —invitó con amabilidad. Por su parte, el caído deslizó los ojos desde el moreno hasta el otro hombre que parecía más despistado—. Adelante —lo incitó a actuar. Y cuando dice que va a ser amable, básicamente se refiere a no matarlo, que para cualquiera, sería una oferta a tener muy en cuenta pensando en la clase de loco que ocultaba semejante belleza angelical.
Karan
Karan
Bi


Mensajes : 76

Localización : Nunca estoy quieto, lo siento

Humor : El mejor si no me incordian

Angel Caido Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1704-ficha-de-karan
https://sunflower.foroactivo.mx/t2173-relaciones-de-karan#13392
https://sunflower.foroactivo.mx/t1825-cronologia-de-karan#10830

Volver arriba Ir abajo

Fatal Karma |+18|Priv.Karan| Empty Re: Fatal Karma |+18|Priv.Karan|

Mensaje por Loki Laufeyson el Miér Jul 01, 2020 11:53 am

En cuanto Loki se acercó a su presa, soltándole aquellas barbaridades, la reacción que recibió de vuelta de aquel chico desconocido albino era infinitamente lejana a la que había previsto que sería, por mera costumbre de terminar topando siempre con mamarrachos sin carácter. Primero el ser de etérea belleza angelical no le dedicó ni una mínima sonrisa, ni le provocaron sus afiladas palabras, ni tampoco se asustó. Tanto le sorprendió aquello, que el híbrido no llegó a darle la calada a su porro. Su mano se quedó paralizada. ¿De verdad acababa de llamarle “juguete” ¿¿Y qué demonios dijo sobre desgarrar gargantas?? Ahora el interés de Loki por el de orbes celestes se estaba viendo incrementado a pasos agigantados. En una ciudad llena de muñequitos de barro sin valor, parecía que había encontrado por sorpresa un auténtico diamante en bruto entre tanta basura.

El desconocido de belleza etérea replicó altivo que no lo deseaba, que solo había sido un capricho – Fuiste tú quien me hizo traer a mí. No al contrario – dijo acto seguido, con la misma altivez que ese engreído. Le daba igual cuantas excusas le diese, la realidad era esa. Por el motivo que fuera el albino se había fijado en él, y quería subirlo ahí a la zona VIP… aunque ahora mismo ya no tenía tan claro que fuera para montarse una orgía todos juntos, cosa de la que sinceramente se alegraba. No era lo que andaba buscando, y menos con una chica. Como hábil depredador, que siempre se mantiene alerta ante la posibilidad de conseguir buenas presas, a pesar de su intoxicación, Loki fue capaz de mantener mínimamente centrados sus sentidos, para no perder una lucha de poderes que parecía del todo inevitable. Cuanto más hablaba el de ojos color cielo, más seguro estaba que no era alguien común y corriente. Era todo un depredador, como él mismo. Auténtico. Podía notar que no mentía, exageraba ni ocultaba nada. Ese chico era así y punto y a quien no le gustara que se jodiera.

Lo siguiente le hizo alzar una ceja, incrédulo - ¿Así que tienes Amo? – no podía llegar a imaginarse qué clase de ser, ni qué tan poderoso debía ser, para haber logrado domar un ejemplar de mascota majestuoso como aquel. – Jajaja lo siento, cielo. Yo no estoy aquí para divertirte. Te estás equivocando conmigo poniéndome en el mismo rasero que el resto de los presentes – y que el resto del mundo. Loki también era un ser poderoso, y era bien capaz de demostrárselo a esa mascota prepotente y altiva cuando le viniera en gana. Esa sonría vacía de sentimientos era un reflejo más real del interior del alma de aquel ser que lo que había visto al llegar, cuando trataba con esa chica. ¿Qué raza debía ser? No era capaz de adivinarlo. En eso estaba pensando, sin dejar de permanecer alerta, en disposición de defenderse o atacar, cuando el contrario comentó eso de divertirle - ¿Qué te has creído que soy? ¿El bufón de la corte? Jajajajajaja – no podía parar de reírse. Ese tipo tenía los cojones bien puestos, eso estaba claro.

Loki dirigió su mirada esmeralda a los otros dos presentes allí, la volvió a poner en el albino – Impresionante, de verdad. Ni en mis más oscuras fantasías habría soñado en encontrarme con alguien como tú. Y… ¡eres una mascota! Con los santos huevos de decirme a mí ¡al gran Loki Laufeyson! qué debe hacer jajajaajaja perdona no puedo parar de reírme. Eres de chiste. En serio jajajajajajajaajajajaa – es que la manera en que lo vacilaba le hacía descojonarse vivo, tuvo que agarrarse la barriga porque le dolía de tanto reírse - ¿Sabes? Muchos han perdido la lengua solo por contradecirme… No quieras saber lo que les arranco cuando viene una mascota como tú, con el ego por las nubes, y se cree con cojones suficientes para darme órdenes. ¡Eres increíble en serio! ¡Jajajajaja! –

El interés del híbrido por torturar a esos dos desconocidos que prácticamente ni existían para él era totalmente nulo, así que no pensaba hacerlo. Y menos para complacer a ese idiota. Los eliminaría rápidamente de la ecuación. Lo que sí sintió Loki fueron unas ganas irrefrenables de aplicarle al albino un castigo tan doloroso, humillante y terrible que jamás volviera a atreverse ni a dirigirle la puta mirada. El moreno sin más congeló al chico y a la chica de la zona VIP, dejándolos en las poses que estaban, cubiertos por una capa de hielo – Estoy cansado de escucharlos parlotear – ya no sonreía. No. Ahora estaba muy serio, y dentro de su malestar provocado por drogas y bebida, lo más centrado y motivado que en mucho tiempo para darle una lección a ese engreído. Aunque inevitablemente se tambaleaba.

El moreno se apartó un paso y torció sus labios con un gesto muy malvado – Te voy a explicar lo que va a pasar aquí y ahora – comenzó a decirle a su rival depredador – Yo te daré la paliza de tu vida. Cuando te tenga llorando arrodillado en el suelo, implorando por que sea benévolo y no te mate, solo entonces, te follaré tan duro por todos tus orificios que mañana vas a tener que darle explicaciones a tu Amo de porqué no te puedes sentar y porque te huele el aliento a semen. Eso si tengo la suficiente clemencia de dejarte con vida y no decido hacerme un llavero con la piel de tu escroto – le dijo con la mayor convicción del mundo. Tras amenazarle, se sintió mucho mejor. Aliviado. Si joder, necesitaba algo como esto con urgencia. Era hora de jugar a juegos de mayores. Separó sus brazos y le provocó – Vamos, putita engreída… ¡¡Ven a por mí!! – de la nada aparecieron diez copias de Loki, unas sobre el suelo, otras encima de las mesas, de los sofás, lámparas… no iban a durar demasiado tiempo porque eran muchas, además ilusiones reales, por lo que requerían bastante de su poder. Pero con distraerle de buenas a primeras podría atestarle un segundo golpe devastador. Sin más preámbulos, cada copia saltó a pelear con el albino, dagas en mano (el híbrido no tuvo en cuenta que su estado de embriaguez afectaría a sus copias, así que varias en vez de acertar en su objetivo comenzaron a pelear con muebles o contra ellas mismas). Y ese no era el único truco que se guardaba en el bolsillo. Joder iba a disfrutar como un puto perro en celo violando a ese idiota.
Loki Laufeyson
Loki Laufeyson
Homo


Mensajes : 22

Localización : Detrás de ti

Empleo /Ocio : Terrorista

Humor : Travieso y malévolo

Hibrido Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/t2331-loki-laufeyson-id#14354
https://sunflower.foroactivo.mx/t2335-loki-laufeyson-chrono

Volver arriba Ir abajo

Fatal Karma |+18|Priv.Karan| Empty Re: Fatal Karma |+18|Priv.Karan|

Mensaje por Karan el Sáb Jul 04, 2020 6:13 am

No. Obviamente que aquel hombre no tenía nada de especial. Solo era una víctima más; una con dinero para ser exactos, y con suerte, eso es lo único que podía interesarle. El caído no era exquisito a la hora de matar o divertirse en general. Carecía por completo de una ética o moral que le frenase; exacto, esa era la manera correcta de describir aquello. No importaba que fueses un niño o un viejo, si quería matarte lo haría, y si quería violarte lo haría sin reparos. ¿Empatía? Desde luego por los desconocidos no, porque, por sorprendente que resultase, conocía ese sentimiento y había casos muy excepcionales frente a los que llegar a mostrar algo de empatía, ¿pero en ese local? No era el caso.

¿Frente a sus palabras? Solo escuchaba en silencio, dejándole soltar por esa boca todo lo que le apeteciese. Estaba tranquilo. Muy tranquilo. Demasiado tranquilo incluso. Y los desgraciados que tenían la suerte de conocerle, sabían que esa tranquilidad era más peligrosa que verle alterado, más aún si a su calma se le sumaba esa suave sonrisa en el rostro, acorde a su angelical rostro. ¿Y es que no es obvio a estas alturas, después de miles de años, que sabía aprovecharse de sus delicadas facciones para sus fines? O de su cuerpo en general, que si bien puede parecer delgado, en realidad portaba unos marcados músculos que delataban el trabajo que hacía, ¿o pensáis que matando no se hace ejercicio? La verdad es que no mucho, pero algo hará para tener esa figura esculpida por los dioses, desde luego.

Y yo pensando que eras un juguete cualquiera... Resulta que eres un perro que no deja de ladrar. Qué sorpresa —comentó en primer lugar, con esa posición despreocupada hasta el punto de introducir ambas manos en los bolsillos de esa vaquera chaqueta que había tomado prestada indefinidamente—. Oh no, desde luego que no eres un bufón. No me malinterpretes, para eso tendrías que tener gracia y tú solo ladras sin más. Si al menos fueses gracioso te ascendía a ese título de bufón —sin embargo no mencionó nada con respecto a eso de tener amo, ¿el motivo? Porque tenía unos deliciosos planes con el humano, o mejor dicho, con ese gusano que lo compró. ¿Es que había algo más bonito entre dos viejos amigos que compartir una matanza como en los viejos tiempos? Sí... En definitiva ese hombre saldría del antro con vida, solo por el capricho del caído; al igual que por simple capricho le propondría a su buen amigo y amo acabar con él no sin antes torturarlo, claro.

Ladeó el rostro con fingida inocencia, casi ignorando todas esas palabrerías que iba soltando una tras otra. Era de lo más divertido. Un hombre cualquiera cavando su propia tumba. No, ahora en serio, ¿era el albino el único que se divertía imaginando la muerte de ese ser? —¿El gran Loki qué? Tan grande no serás cuando no me suenas de nada —habló con su brillante sonrisa. Y es que, si el contrario pretendía burlarse del caído por ser una mascota, estaba muy lejos de conseguirlo. Obviamente no le iba a contar su vida, desde luego que no, pero recuerdos del día en el que entró al mercado negro por voluntad propia llegaron a su mente, y casi disfrutando de todo lo que ha podido divertirse, se estremeció en el sitio ocultando sus macabros pensamientos—. Me importa menos que una mierda el resto de mascotas, al igual que tú y el mundo en general —mantuvo son afable sonrisa, pacífica y muy bien actuada.

Sin embargo, con lo siguiente su expresión se tornó algo seria, soltando un largo suspiro y chasqueando la lengua al ver cómo congelaba a sus juguetes humanos. —Qué aburrido —habló de manera simple, directa, fría y cortante. Así no había quien se divirtiese. Claro, que ese tal Loki ya lo estaba divirtiendo, pero ahora se quedaría con las ganas de matar a los humanos. Alzó una ceja atendiendo de nuevo a sus palabras, y vaya que parloteaba el hombre. En serio, ¿pensaba cerrar la boca en algún momento? Si no gritaba y suplicaba no le interesaba lo que tenía que decir, y menos aún esos intentos de creerse superior. ¿El gran Loki? Solo de recordarlo rió para sus adentros, gozando al imaginar como entre su amigo y él le abrirían el pecho y aplastarían su corazón después de una larga tortura. ¿Por que sabéis lo mejor? Que su amo, el demonio y no el humano, por muy imbécil que fuese no iba a tolerar que alguien que no fuese él tuviera el valor de tratarlo como esa criatura de aspecto varonil estaba haciendo.

Salió de su propio mundo al ver esas copias, sin borrar la sonrisa, desde luego, pero sacando ambas manos del bolsillo. ¿Pelear? Qué pérdida de tiempo. ¿Es que no ha quedado claro que todos tienen la misma debilidad? Una vez que el corazón es atravesado se termina el juego. —¿Has terminado de ladrar ya, Tobi? —sí, le puso un bonito nombre de perro—. Antes de romper tus ilusiones te diré una cosa: eres muy vulgar a la hora de hablar. Vomitivo de hecho. ¿Para que ser tan explícito cuando no serías capaz ni de meterla en tu estado? —ladeó la cabeza como un infante lleno de ternura e inocencia, y de la nada, su sonrisa se pintó macabra revelando lo que había estado ocultando.

Esquivar a esas copias que iban hasta las cejas de a saber que sustancias no fue tarea compleja. ¿Pero lanzarse a por el original? Por favor, nada de eso. Su interés estaba en otra cosa. Hasta tuvo la desfachatez de pasar junto al cuerpo original y seguir hasta un sofá, tomando el bolso de la mujer y sacando su monedero. Echó un rápido vistazo a todo ese dinero en efectivo que llevaba la inconsciente. Seguro que con eso el cachorrito estaría feliz un rato. —Ah, cierto, que sigues aquí —no podía tener menos interés—. ¿Qué tal si te pongo contra el cristal y te follo con las increíbles vistas del antro antes de irme? Y esas copias pueden unirse a violarte, no me importa —y aunque seguía sonriendo, esta ya no era pura ni carente de emociones; era un claro símbolo de sadismo. Ojo, que le estaba dando la oportunidad al otro de que cooperase. Nunca lo hace, pero Loki le había divertido.
Karan
Karan
Bi


Mensajes : 76

Localización : Nunca estoy quieto, lo siento

Humor : El mejor si no me incordian

Angel Caido Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1704-ficha-de-karan
https://sunflower.foroactivo.mx/t2173-relaciones-de-karan#13392
https://sunflower.foroactivo.mx/t1825-cronologia-de-karan#10830

Volver arriba Ir abajo

Fatal Karma |+18|Priv.Karan| Empty Re: Fatal Karma |+18|Priv.Karan|

Mensaje por Loki Laufeyson el Lun Jul 06, 2020 4:26 am

Frente a la ira y la gran cantidad de cosas que Loki le dedicó a ese ser, por el contrario, recibió de él poco más que miradas carentes de emoción y mucho silencio. Y cuando decidía abrir la boca era para dedicarle palabras hermosas como “perro”, adjetivo que no molestó al moreno porque estaba muy por encima de idioteces como esa. El de rostro angelical aseguró no conocer su nombre. Bueno, eso era posible. Pero dentro de sus círculos Loki Laufeyson sí que era un nombre que provocaba pavor a quien lo escuchara. Entonces el contrario pasó a llamarle “Tobi”, cuando le preguntó si había dejado de ladrar ya, a lo que el moreno replicó simplemente chasqueando la lengua. No tenía sentido discutir.

Tras pasar de su puta cara, de sus copias y marcharse a robar una puta cartera, el albino le hizo aquella proposición indecente. El moreno apoyó su culo sobre el respaldo de un sofá, e hizo desaparecer las copias. Joder, entre la mierda que llevaba dentro y la magia que había usado, estaba más que cansado, y mareado. Poca pelea iba a poder presentar ahora mismo. Y menos contra un tipo como ese. Mierda. ¿Por qué tenía que habérselo encontrado aquella noche en particular? Esa noche era Loki quien maltrataba, abusaba y despreciaba. Era su noche. Era una tradición. Pero estaba claro que la cosa no iba a ser así. Y no es que le importara que se la metieran en vez de meterla él. No sería la primera vez que se dejaba. Aunque tampoco era lo más habitual, claro.

Miró al chico albino. Si follaba como peleaba el polvo podía llegar a ser colosal. Pero Loki no era idiota… ¿qué pasaría con él cuando terminara? Estaba seguro al 99% de que ese desconocido trataría de matarle. Y después de todo, del alcohol, las drogas, el uso de sus poderes, y de ser follado… ¿qué fuerzas le quedarían a él para defenderse? Muy pocas. Por otro lado, si se negaba a ser empotrado, seguramente el albino le violaría de todas formas, y al terminar habría quedado en peor estado que si hubiese aceptado su proposición. Mierda. En serio. Al parecer se había metido él solito en la boca del lobo, y en un estado que le hacía imposible salir ileso de aquel encuentro.

Loki suspiró y se incorporó, acercándose hacia el gran ventanal, para mirar hacia abajo – Muy bien. Follemos – dijo sin más. A continuación, se giró para mirar al chico de rostro angelical y sonrisa más gélida que el hielo de su poder. Quizás él había perdido esta pelea y sería el empotrado, pero no era un sumiso idiota que fuera a asustarse fácilmente. Si quería sexo, de eso sabía mucho Loki. Se acercó con un rostro lleno de perversión y cuando lo tuvo al alcance, comenzó a masturbarle por encima de su ropa, directamente sin demasiados preámbulos. Le preguntó con una sonrisa traviesa, muy cercana a los labios del albino - ¿Quieres que te la chupe? – morir por morir que fuera tras una buena diversión malsana. Si joder, así entraría por todo lo alto en el maldito infierno.

La mano zurda de Loki se puso sobre el torso del muchacho y comenzó a acariciarle ahí también, notando sus fornidos músculos, que le sorprendieron por su apariencia más bien delgada. Su propia excitación iba creciendo – Sé hacer buenas mamadas profundas – bueno aun no sabía qué tamaño gastaba su oponente, pero seguro que conseguía engullírsela entera hasta las putas pelotas. Loki subió la mano de su paquete despacio por el atractivo cuerpo de aquel indeseable, hasta llegar a su cuello. De pronto apareció de la nada una de sus dagas, en el punto exacto para provocarle una pequeña herida al albino en esa parte de su anatomía – Aunque quien te asegura que no te vaya a pegar un buen mordisco… – el moreno de orbes esmeralda se apoyó contra el ser de rostro angelical y lamió aquel líquido carmesí en su cuello, deleitándose con su sabor. Loki era un ser peligroso y mejor que su compañía nocturna lo tuviese en cuenta. Le molestaba soberanamente que ese idiota se comportase con él como si no estuviese frente a alguien poderoso. Le jodía no verse reconocido como depredador en esos orbes vacíos ajenos.
Loki Laufeyson
Loki Laufeyson
Homo


Mensajes : 22

Localización : Detrás de ti

Empleo /Ocio : Terrorista

Humor : Travieso y malévolo

Hibrido Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/t2331-loki-laufeyson-id#14354
https://sunflower.foroactivo.mx/t2335-loki-laufeyson-chrono

Volver arriba Ir abajo

Fatal Karma |+18|Priv.Karan| Empty Re: Fatal Karma |+18|Priv.Karan|

Mensaje por Karan el Mar Jul 07, 2020 8:38 am

En lo que el otro se tomaba su tiempo para pensar y no morirse con tantas sustancias en su cuerpo, el albino se limitó a poco más que guardarse el monedero de la mujer en el bolsillo de la vaquera chaqueta que vestía, obviamente, ropa que luego tiraría en a saber dónde o le regalaría también a su preciado amo. Sí; debía ganarse un poco de su confianza que falta hacía. Bueno, en realidad no. Le gustaba cómo el humano temblaba cada vez que aparecía frente a él. Prosiguió alimentando a su delincuente interior, buscando con la mirada la cartera del hombre pero sin encontrar rastro alguno de ella. Debía ser un mantenido, como él mismo. Mantenido porque le salía de lo más profundo de su ser, al igual que seguir siendo una mascota. ¿No era divertido? Porque él día tras día lo gozaba como un perro con ese título que tenía en la isla. Cuando se aburriese de ello, simplemente, regresaría como amo.

¿Ya te has decidido por algo? —inquirió viendo como se separaba de aquel sofá y se acercaba al ventanal. En respuesta, el caído caminó un par de pasos en su dirección, sonriente, con el sadismo plasmado en su semblante ahora que ya estaban más que claras sus intenciones. Y no nos engañemos, que el otro hubiese aceptado iba a tener el mismo resultado que si se hubiese negado; Loki de cara a la pared y siendo salvajemente invadido. Eso sí, no iba a decir tantas vulgaridades como había escuchado, porque en serio; era un hijo de puta, sí, pero con elegancia.  Una sonora carcajada resonó por la sala VIP por algunos segundos, hasta que cesó y negó como si tal cosa—. Oh no, nada de eso. Tu boca lejos de mi cuerpo. En tu estado eres capaz de vomitar en cualquier momento y paso de soportar eso; así que ni pienses que voy a darte un besito en la frente cuando terminemos —habló con calma. ¿Eran buenas o malas sus palabras? No le importaba, que el contrario se las tomase como más prefiriese. Si quería ofenderse que lo hiciese, y si quería reír era libre de ello.

Frente al acercamiento y las caricias apenas reaccionó, mostrando esos aires de superioridad que poco a poco iban despertando y dejándose ver con mayor claridad, perdiendo, de ese modo, su fachada inocente y tierna. Ya no podían existir dudas del loco perturbado que había en esa habitación, e irónicamente, el más cuerdo parecía ser el caído. ¿Qué clase de raza ocultaría el contrario? Un mortal no era, eso lo tenía claro. Al igual que estaba seguro de que no era ni un ángel ni un demonio; a esas razas las identifica con una facilidad espantosa. ¿Sabéis lo mejor, el momento en el que sí reaccionó? Al notar como una filosa hoja cortaba su cuello. Recuerdos llegaron a su mente y su sonrisa solo se ensanchó por ello. No se quejó por la herida, ni un poco, solo se centró en el contrario deleitándose con su sangre. Genial. Esto mejoraba por momentos.

Seré muy sincero contigo, así que utiliza las pocas neuronas que siguen con vida para analizar mis palabras y responder adecuadamente —habló con calma, sin separarse de él y sin apartarle siquiera, ni un poco. Que hiciese lo que se le antojase hasta los límites que él mismo imponía, claro. Rodeó la cintura ajena, se humedeció los labios con lujuria y se acercó a su oído aprovechando la proximidad—. Te dejaré con vida por esta vez —comenzó, sin prisa para que el otro entendiese a la perfección cada palabra—. Diviérteme esta noche, y a parte de tu vida, te premiaré con un segundo encuentro. Uno en el que seamos amigos. Uno en el que te deje creerte el rey del universo si así lo deseas. Uno en el que sea yo quien termine gimiendo tu nombre mientras me romper por fuera y por dentro —eso útlimo fue una clara advertencia de lo que iba a suceder aquella noche. Se separó de él lo suficiente para poder tomar su mentón y observarle con una sonrisa—. A mis amigos les trato muy bien, así que dime; ¿vamos a ser buenos amigos o acabará esta noche con el cristal tintado de tu sangre?

La mano con la que le rodeaba la cintura descendió hasta aferrarse con firmeza a una de sus nalgas, apretándola con la fuerza suficiente para que lo notase pero sin romperle nada. Y aunque había asegurado que prefería no acercarse a esa boca que olía a alcohol demasiado, con sus amigos era muy permisivo y lo iba a demostrar. Que no sería un beso tierno ni bonito; más bien lascivo e invasivo, pues poco dudó en introducir su lengua en la cavidad ajena para buscar la contraria en un gesto húmedo y lleno de deseo, el cual, cuando se separó, dejó un mordisco en su labio inferior. —Vamos, asciende de Tobi a Loki de nuevo. Te prometo que sé complacer a todos de la mejor manera posible —le tentó a ello. Porque no sería un demonio, pero engatusaba como uno y su belleza angelical que invitaba al pecado tampoco resultaba de ayuda. Todo él era un pecado, y ahora, se debatía en si dejar salir la ira o la lujuria—. Y por cierto —descendió a su cuello, besándolo con una extraña suavidad y delicadeza no muy propia de él—. Mi nombre es Karan, para que lo gimas bien alto si el aire te alcanza para ello —la mano con la que había tomado su mentón bajó al cuello, apresándolo con algo de fuerza antes de clavar los dientes en su hombro, de nuevo, siendo otra advertencia de que las delicadezas no eran lo suyo.
Karan
Karan
Bi


Mensajes : 76

Localización : Nunca estoy quieto, lo siento

Humor : El mejor si no me incordian

Angel Caido Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1704-ficha-de-karan
https://sunflower.foroactivo.mx/t2173-relaciones-de-karan#13392
https://sunflower.foroactivo.mx/t1825-cronologia-de-karan#10830

Volver arriba Ir abajo

Fatal Karma |+18|Priv.Karan| Empty Re: Fatal Karma |+18|Priv.Karan|

Mensaje por Loki Laufeyson el Miér Jul 08, 2020 5:49 am

En el momento en que Loki le propuso a ese ser que parecía salido del mismísimo infierno hacerle una garganta profunda, escuchó de vuelta una risotada bien fuerte. Supuso que era por el asunto de tener esa parte tan delicada de su anatomía entre los dientes afilados del moreno. Pero no. El albino explicó poco después de aquella carcajada el porqué de esta. Le daba miedo que en su estado devolviera. Loki iba a responderle que raramente le sucedía eso, por muy borracho que fuera, pero quizás ese chico tenía razón por algún motivo que él desconocía… ¿cómo tenía de gruesa y larga la polla? ¿moriría asfixiado intentando tragársela entera? O quizás… ¿¿es que el albino no podría contenerse y terminaría empotrándole la boca a Loki con tal fervor que prácticamente casi le atravesaría la nuca con su prepucio, cual taladro?? Y no es que el hechicero fuera escaso en cuanto a miembro viril... Bien, sus dudas sobre el tamaño y grosor del miembro ajeno iban a ser pronto satisfechas. Y tampoco iba a insistir en chupársela al otro si no lo quería… no era idiota. Eso era casi una violación. No lo era porque Loki accedió a ser follado, pero cuando tu única opción es dejarte follar o ser violado… sigue siendo un abuso, por muy masoca que sea el abusado. Esperaba que al menos se divirtieran de lo lindo juntos. – Te suplico que no me des un beso en la frente cuando terminemos. Prefiero mil veces un buen azote – le respondió, guiñándole un ojo.

El de fríos ojos como el hielo y semblante sádico no reaccionó con nada de lo que le iba haciendo el híbrido de pelo oscuro. Excepto cuando sacó su daga, le hizo una herida en el cuello y lamió con deleite el líquido carmesí que brotaba de ella. Entonces si que hubo reacción.  Unas palabras que maravillaron al hechicero y clase x, porque sinceramente eran las últimas que esperaba escuchando salir de su boca. El albino le dijo que iba a ser honesto con él. Que pensara bien en lo que le iba a decir y le respondiera en consecuencia. Eso hizo que Loki apartara un poco su rostro del cuello ajeno, lo justo para mirarle a esos ojos que eran un descenso directo al averno. Pero su cuerpo lo dejó bien pegadito al suyo – Te escucho, semental – le hizo saber. Y joder, escuchó más que atentamente, porque de esa boca no podía emerger más que pura maldad blasfema. El ser fascinante puso su boca contra su oído y le dijo que por una vez le perdonaba la vida, que le divirtiese aquella noche, y conseguiría un segundo encuentro. Aquello hizo alzar una ceja al pelinegro ¿un segundo encuentro para ser fornicado como un puto animal en celo? No hubiese dicho que no a eso… pero es que su propuesta todavía era más seductora para Loki.

Pensaba permitir que se lo follara a él y destrozarle el cuerpo, el alma y la mente a base de duros pollazos. Aquello hizo sonreír al híbrido con una perversión máxima. Por lo que el albino acababa de prometerle que sucedería ahí ahora, y por la promesa de otra quedada en la que Loki pudiera desahogarse con él. Cuando el contrario terminó de decirle lo que quería, el de orbes esmeralda acercó su boca al oído ajeno y susurró con voz sedosa y cargada de lujuria – Digo que tú y yo vamos a ser los mejores amigos del mundo – dejó un lametón en su lóbulo. Y si para conseguir su culo, su boca y sus gemidos tenía que esforzarse el triple, joder si lo haría. Y con el mayor placer del mundo. Loki notó la mano del contrario sobre su nalga y de pronto su boca fue invadida por una lengua ávida, traviesa, caliente y húmeda. Ese chico, que luego le dio su nombre, “Karan”, le plantó un morreo lascivo ya de buenas a primeras, que no hizo más que elevar su propia excitación.

Un dulce mordisco y una promesa de no volver a tratarle como un perro. Recibió con gusto esas atenciones a su cuello. – Karan – repitió su nombre, y mirándole a los ojos Loki le dijo – Vamos a ver si consigo divertirte de verdad – en ese momento comenzó a sonar abajo, en la pista de baile, y también en esa sala con sus propios altavoces, la canción Crazy in Love de Beyoncé, y al híbrido se le ocurrió una magnífica idea para ir empezando y calentando el ambiente. Empujó suavemente al albino para que se sentara en un sofá – Solo disfruta del espectáculo – Loki situó una silla justo en frente del semental vicioso y comenzó a moverse como un auténtico profesional del baile erótico. El moreno sabía de música, tocaba el piano, además de poseer múltiples y variados fetiches de índole sexual, entre los que estaban los juegos de rol. Por todo ello, se sentía cómodo realizando aquel numerito para Karan. El hechicero todavía sujetaba su daga con la mano derecha.

Loki puso su mano zurda sobre su cabeza y situado de lado, inició un contoneo sensual frente a la mirada gélida de ese ser infernal con rostro de ángel. Se acercó a la silla, se sentó dándole la espalda a Karan y lo primero que hizo fue deshacerse de su calzado, tirando aquí y allá sus zapatos, sin dejar de moverse con elegancia y mucha sensualidad. A continuación, dejó la daga sobre el respaldo de la silla y aprovechó para quitarse la chaqueta, que lo estaba asando vivo, con esos ardores internos que ese maldito albino sádico había provocado en él. Se sentó y comenzó a bailar al ritmo de la erótica canción, y en algún momento atrapó su daga en horizontal con los dientes y se la mostró a Karan cuando se levantó y volteó para seguir entreteniéndole y excitándole. Su corbata voló por los aires. El híbrido hizo girar la silla sobre sí misma, y puso una pierna encima. Se volvió a sentar. Sus pantalones fueron los siguientes en desaparecer. Ejecutaba esos movimientos cada vez más perdido en la voluptuosidad de la música. Ahora lucía sobre su cuerpo varonil, unos bóxer negro y verdes, como el resto de su ropa, la camisa, y el chaleco. Nada más. Bueno, sí los calcetines negros. Se levantó de la silla en la que había estado haciendo el streaptease para Karan y se inclinó, apoyando cada mano en una de sus piernas. Puso su daga en los dientes del albino, con el filo apuntando hacia el hechicero.  - ¿Me ayudas con esto, semental? – Loki se sentó a horcajadas encima del hermosísimo chico, agarró su chaleco y la acercó a los labios del contrario, al filo de la daga, mientras se movía con sensualidad encima de su regazo, esperando que él terminara de desnudarle rajándole la ropa con violencia, si era eso lo que deseaba.
Para que te imagines como es el baile de Loki:
Loki Laufeyson
Loki Laufeyson
Homo


Mensajes : 22

Localización : Detrás de ti

Empleo /Ocio : Terrorista

Humor : Travieso y malévolo

Hibrido Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/t2331-loki-laufeyson-id#14354
https://sunflower.foroactivo.mx/t2335-loki-laufeyson-chrono

Volver arriba Ir abajo

Fatal Karma |+18|Priv.Karan| Empty Re: Fatal Karma |+18|Priv.Karan|

Mensaje por Karan el Sáb Jul 11, 2020 10:04 am

Por si las dudas existían no; no dijo nada con respecto a ese comentario de darle un azote en lugar de un beso. No por nada en especial ni personal, sino porque acabaría haciendo lo que le diese la gana, como siempre. Sin embargo, a lo siguiente sí que habló. Aquello se merecía unas palabras. —Eres más inteligente de lo que parece, Loki —y sí, le nombró por su nombre. Aquello que sería el apellido, no nos engañemos, lo había olvidado por completo por la falta de atención que había puesto, no obstante, el nombre sí que lo había memorizado. Y no os creáis que sus palabras estaban teñidas de ironía o semejantes, nada de eso; eran ciertas. Le había dado dos opciones muy claras, y para el albino, aunque las dos serían igual de divertidas, supo que el contrario había escogido la correcta. ¿Quién en su sano juicio estaría dispuesto a morir sin más? Excluyendo al caído, claro; porque morir era tan divertido como hacer el resto de maldades.

Alzó una ceja con sutileza por el cambio de música. Si la conocía o no era lo de menos, tampoco es como si le interesasen muchas cosas del plano terrenal. Frente a ese suave empujón recibido, terminó por ceder y sentarse en el sofá, ladeando la cabeza como un cachorrito indefenso pero con una sonrisa llena de lujuria a la espera de lo que fuese hacer. Descartó, claro, la idea de un nuevo ataque sorpresa. Ahora iban a ser amigos al fin y al cabo, ¿verdad? Y a los amigos no se les mata; se les da placer en forma de dolor, pero jamás se les quita la vida. Y, oh, ese dolor que tanto iba a disfrutar propiciando al azabache. —Desde luego que lo disfrutaré —habló con un tono tranquilo pero lascivo, expectante incluso.

Se limitó a poco más que acomodarse en ese sofá. Quitándose esa vaquera chaqueta que vestía y dejándola a un lado sin mucha preocupación, eso sí, manteniendo su celeste mirada en cada movimiento realizado por el contrario. ¿Estaba bailando? Vaya, eso era algo nuevo viniendo de un hombre. Tal vez se hubiese cruzado con mujeres bailarinas que intentaban llamar su atención contoneándose como hembras en celo, ¿pero un hombre? Grata sorpresa, y divertida al mismo tiempo. Pero esta vez no se mostraría distraído o desinteresado como antes, nada de eso; prestaba tanta atención como le era posible hasta el punto de incomodar con la mirada, desnudarle y penetrarle sin escrúpulos, sin siquiera imaginar lo que haría después, solo disfrutando de aquel espectáculo que tanto se estaba trabajando el otro.

Pero el juego se tornó peligroso en un punto, en el momento que Loki dejó de bailar alrededor de la silla y acercó esa daga al albino. ¿Preocuparse? Nada de eso. No dudó mucho en tomarla con los dientes afilando su mirada, pero no de manera amenazadora, sino con la lujuria a flor de piel. Y es que no necesitaba de las palabras ajenas para saber lo que iba a hacer, no obstante, no sería con la boca. Eso era incómodo. Solo separó sus labios y dientes dejando caer el arma hasta su diestra, observándole con esa ladina sonrisa que dejaba entrever cierto toque de sadismo aún. Porque le parecía un poco despreocupado por parte ajena el ofrecerse de ese modo, y de no ser porque había hecho una especie de trato verbal, hubiese hundido esa daga en su pecho sin escrúpulos.

Pero no, nada de eso. Dejando la filosa punta del arma en su cuello, en el hueco de la garganta, ejerció un mínimo de presión hasta ver un hilillo de sangre brotar. Bien, esa era la fuerza que utilizaría, ni más ni menos. —No me hago responsable de la ropa —dijo con cierto toque divertido, y sin más, descendió la hoja sin ningún tipo de suavidad o lentitud. En un movimiento rápido y preciso, rasgando el chaleco y la camisa; no solo eso, sino que creó un superficial corte del que apenas salían un par de gotas de sangre. Lo había calculado para ello, para no matarlo en el intento.

Tomando las prendas, tras dejar la daga sobre el sofá, se las quitó sin prisa, dejando a su paso un delicado toque por aquella piel blanquecina. Cuando ñas prendas abandonaron el cuerpo, cayendo sin más al suelo, rodeó el cuerpo ajeno con ambas manos manteniendo esa extraña delicadeza, acariciando su espalda y zona lumbar al tiempo que, por la parte delantera, deslizaba la lengua desde la parte más baja que alcanzaba a degustar hasta su cuello, lamiendo sin prisa aquel camino de sangre que él mismo había creado, saboreándola con ganas y deseoso de más. ¿Y no comenzaba a hacer calor? Bueno, no serían igualdad de condiciones, pero tampoco se quedaría eternamente vestido. Por ello es que terminó quitándose esa blanca camiseta y dejándola junto a la chaqueta vaquera. De nuevo, no podría pasearse desnudo por la vida, y si esa ropa era del agrado de su amo, se la regalaría.

Y dime, amigo Loki —se burló un poco, pero no con veneno en sus palabras, solo por la simple diversión de hacerlo y porque ese era el tono que le caracterizaba—. ¿Dónde están los límites? De ser otro ni preguntaría, pero a los amigos hay que cuidarlos, ¿cierto? —inquirió, tomándose la libertad de dejar un par de besos por su pecho, ocultando sus verdaderas intenciones. La mano izquierda, aquella que había estado acariciando su zona lumbar, se movió como si de una serpiente se tratase, reptando por su costado y torso hasta tocar con descaro ese fino corte. La cosa no queda ahí, pues poco tarda en ejercer un poco de presión para clavar la uña y abrir una herida, descendiendo a lo largo de ese superficial camino que había hecho con la daga, pero ahora, causando algo más de dolor. Nada exagerado, no iba a propasarse sin saber hasta qué punto podría jugar sin romperlo.
Karan
Karan
Bi


Mensajes : 76

Localización : Nunca estoy quieto, lo siento

Humor : El mejor si no me incordian

Angel Caido Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1704-ficha-de-karan
https://sunflower.foroactivo.mx/t2173-relaciones-de-karan#13392
https://sunflower.foroactivo.mx/t1825-cronologia-de-karan#10830

Volver arriba Ir abajo

Fatal Karma |+18|Priv.Karan| Empty Re: Fatal Karma |+18|Priv.Karan|

Mensaje por Loki Laufeyson el Mar Jul 14, 2020 5:47 am

Mientras duró el lujurioso y sensual baile que el híbrido le dedicó a Karan, Loki pudo sentir la afilada mirada del albino fijada en él de manera tan intensa que casi era como notarla físicamente encima de su piel de alabastro, cosa que provocaba en el moreno un ardor interno, una fogosidad impaciente por terminar su streaptease y lanzarse a los brazos del semental. Le encantó saber que su actuación era del agrado de aquel exigente ser de belleza etérea y alma corrompida como la suya. Al final del baile, Loki había dejado su daga en los dientes del chico sádico. ¿Era de ser redomadamente idiota hacer eso? Bajo su punto de vista no. Ellos ya se habían medido las fuerzas, y ambos eran poderosos. Habían medido sus egos, habían confrontado sus almas, y ambos eran malvados y sanguinarios. Amantes del dolor ajeno y de la muerte. Eso ya lo sabía el moreno. Pero precisamente esa peligrosidad en el contrario, su capacidad para eliminarle era lo que le excitaba en extremo de él. Saber que si lo deseaba podía aplastarle como un apolilla, pero que en vez de eso prefería disfrutar de su sensual cuerpo a sus anchas. Karan dejó caer la daga en su mano. Saber que podía clavársela y matarle, sin sentir el más mínimo remordimiento, tornaba toda aquella escena en algo tremendamente lujurioso.

El albino clavó la punta del filo en su garganta y le hizo sangre – Hhnn… - Loki jadeó levemente con aquel maltrato a su cuerpo. Y su polla dura palpitó muy intensa dentro de su ropa interior sexy. Sus orbes color esmeralda no se apartaban de los ojos del semental sediento de su sangre. – Desgárrala por favor – respondió a lo que le dijo sobre no responsabilizarse sobre su ropa. El híbrido sentía estremecerse todo su cuerpo. Pero no era miedo. Era una enorme excitación, una tan elevada como no había sentido en muchos años. Porque realmente aquel tipo era peligroso de verdad. Entonces de un movimiento muy rápido y perfectamente calculado, Karan rajó de arriba abajo sus prendas superiores, dejando un finísimo hilo carmesí a su paso - ¡Hhhhhnnn! – un jadeo más alto. Los dedos de Loki apretaron los hombros del malvado albino. No dejó de sonreír, y no se mostró asustado, a pesar de que al otro le habría resultado de lo más sencillo destriparle. Le encantaba jugar de esa libidinosa manera con la personificación del mismísimo demonio. Si realmente tras aquel fogoso encuentro nocturno en la zona vip el hechicero terminaba perdiendo su vida… no se arrepentiría de haberla dado por algo tan tremendo como la noche de locura que se avecinaba ante sus orbes verdes.

Su ropa fue tirada al suelo. Las manos de Karan acariciaron su piel, creando un delicioso contraste entre la rudeza y el dolor de aquel tajo, y la suavidad y lujuria de aquellos toques, poco después unidos a una lengua traviesa y cálida que iba recorriendo en ascenso el mismo camino de aquel tajo impreso en tinta carmesí sobre su fina piel tan pálida. Loki abrazó a Karan y lo estrechó contra él, deleitándose eróticamente con sus atenciones. El demonio albino se quitó la camiseta, quedándose desnudo de cintura para arriba – Uhm... que agradables vistas – el moreno aprovechó ese momento para acariciar con sumo deseo la piel expuesta de aquel cuerpo nacido para el pecado.

A continuación, aquel ser tan hermoso como lo sería un ángel, pero con un alma tan oscura como lo sería un demonio, quiso saber dónde estaban sus límites. Puntualizó que normalmente no preguntaría eso, pero que a los amigos había que cuidarlos. – Me alegra escucharte decir eso – por la parte que le tocaba. Si bien no le importaba morir a cambio de pasar una noche de pura pasión con ese ser increíble y único, tampoco era idiota. Si podía salir vivo y repetir… y siendo él el semental sádico… joder eso sí que era todo un aliciente para desear seguir viviendo. Los dedos finos del moreno rozaban por los costados el cuello del contrario, mientras éste acariciaba su piel suave – Límites… pues la verdad es que soy un hombre muy versátil. Tanto tengo de sádico como de masoquista - acababa de hacerle esa confesión cuando sintió ese ardiente dolor de su corte – ¡Hhhhmmm…! - jadeó cuando el albino clavó su uña y abrirle la herida despacio, causándole todavía más delicioso daño – Si miras mi polla verás cuanto me gustan las atenciones que me estás prestando – su rabo estaba durísimo como una puta piedra, y bien mojado de precum que oscurecía el bóxer que lo cubría.

Loki apretaba sus dedos en la zona entre el cuello y los hombros de Karan – Podrías hacerme eso mismo en la polla y seguramente me correría de puro gusto sin necesidad de nada más – le explicó, dejándole bien claro que su nivel de masoquismo era extremo y que realmente disfrutaba con el dolor. – Sinceramente, no logro concebir el placer intenso, si no es unido al dolor. Sea causándolo yo o recibiéndolo. Siempre me he sentido así… pero hasta hoy debo decir que no había encontrado a un semental lujurioso y sádico que me complaciera al cien por cien… hasta hoy que te he conocido Karan - lo mira sonriendo travieso y acariciando su rostro tan hermoso, pasándole la yema de los dedos suave por sus mejillas, descendiendo hasta sus jugosos labios, su mentón. Seguía sintiendo el dolor en su herida, que le hacía sentirse caliente y necesitado de mucho más – Para mí el dolor es una droga… es mi afrodisíaco. Si no me lo causaras me sentiría frustrado más que excitado – la mente retorcida del híbrido clase x no era capaz de concebir pasión sin dolor. Eran conceptos que iban intrínsecamente unidos. Y encontrar a alguien que lo apreciara de igual manera, y no solo eso, que le saliera de forma tan natural… eso era hallar un tesoro.

Loki sujetó el rostro del sádico – Te imploro que des rienda suelta a tus más bajas pasiones conmigo – sus orbes esmeralda estaban puestos en los celestes del contrario y rozaba sus labios con los de él mientras le hablaba – Mi único límite es que no me mates. Y necesito todas mis extremidades en su sitio… les tengo sumo aprecio – lamió sus labios devotamente – Karan anhelo que hagas descender mi alma al lugar más oscuro del infierno, a un profundo abismo de tinieblas…  provócame cuanto dolor sea de tu agrado y excitación… fóllame como un puto animal salvaje mientras hieres mi cuerpo a tu puro placer… y me convertirás en el ser más feliz del universo. Cuando consiga recuperarme, claro – tras aquella petición de un ser masoquista extremo que jamás había encontrado quien le complaciera en esa vertiente, Loki puso sus labios sobre los de Karan y comenzó a morrearle lascivamente. Su lengua húmeda penetró en la cavidad ajena y la reconoció, explorándola con intensa lujuria. Frotaba de manera apasionada su viril dureza de tamaño generoso con la del contrario. – Destrózame Karan, y prometo hacerte lo mismo la próxima vez que nos veamos – suplicó el amante del dolor intenso a su sádico y perverso nuevo mejor amigo.
Loki Laufeyson
Loki Laufeyson
Homo


Mensajes : 22

Localización : Detrás de ti

Empleo /Ocio : Terrorista

Humor : Travieso y malévolo

Hibrido Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/t2331-loki-laufeyson-id#14354
https://sunflower.foroactivo.mx/t2335-loki-laufeyson-chrono

Volver arriba Ir abajo

Fatal Karma |+18|Priv.Karan| Empty Re: Fatal Karma |+18|Priv.Karan|

Mensaje por Karan el Mar Jul 14, 2020 1:49 pm

Ver al contrario jadeante desde tan temprano se le hacía tan peculiar como gracioso, cuestionándose si acaso sería capaz de aguantar lo que quedaba de noche hasta que saliese el sol. Y no es como si él mismo no estuviese excitado, no nos confundamos; lo estaba, pero no lo demostraba tan abiertamente frente al resto de personas, o al menos, no hasta que se conociese un poco mejor. Porque sí, le había dicho que fuesen amigo para que salvase el pellejo, pero lejos de eso, no sabía absolutamente nada de él, y lo único que sabía, es que no se trataba de un demonio y eso ya restaba puntos; puntos los cuales podría llegar a compensar con esa faceta de sadomasoquista, pero por el momento, el moreno jugaba en desventaja por sobre el resto de amistades del albino -al menos aquellos que fuesen demonios, obvio-.

Aún no has visto nada —aseguró, y aunque con altanería, siendo una verdad indiscutible. Solo se había quitado la camiseta, aún no había tenido tiempo de ver lo que el resto de ropa ocultaba. ¿Agradable a la vista? Bueno, para gustos existían los colores, pero a nivel general, el caído nació con el don de la belleza, esa digna de todo ángel y de la que tan bien sabía sacar provecho. ¿Musculado? No en exceso, pero tampoco delgado y carente de músculos. Tonificados en su justa medida, así eran. De cintura hacia abajo, sin embargo, sería todavía un misterio sin resolver hasta que se le antojase cambiarlo, y por el momento, no parecía muy por la labor de hacerlo. También sobraba decir que los comentarios ajenos con respecto a su apariencia no hacían más que alimentar su ego, ¿cierto? Porque así era.

Se dejaba acariciar sin poner una sola queja y sin hacer algo que diese a entender que en algún momento cambiaría aquello. Por el momento, era solo eso, alguien que se dejaba tocar y atender dándole el placer al otro de que lo hiciese. Porque podría perfectamente romperle la muñeca para que no le tocase, y escuchando que el dolor le agradaba, tal vez ni fuese tan mala idea. Pero no. Por el momento se contendría. Quería creer en las palabras del moreno, desde luego que sí, pero darle tal poder al de celeste mirada era un peligro innegable. Y claro, que frente a sus palabras descendió la mirada hasta su entrepierna, en efecto, observando aquello que había provocando sin haber hecho apenas algo. O era muy sencillo o realmente estaba tan loco como él para excitarse de ese modo con el dolor. Eso, para bien o para mal, le gustaba.

Se tomó entonces la libertad de recorrer la piel del híbrido con la diestra hasta alcanzar esa tela que cubría su hombría, deslizando el índice por todo su tronco y jugando sobre la humedecida punta; tan travieso como provocador, siendo un toque bastante suave en comparación a lo que había pedido. Por si no había quedado claro, haría lo que se le antojase, y algo que disfrutaba, era de los cambios de algo delicado a algo salvaje sin previo aviso. Ahora bien, ¿cuánto tiempo más seguiría ahí abajo? Tenía mil ideas y mil posiciones diferentes, y a menos que el moreno supiera moverse como es debido estando en esa posición, no tardaría mucho en cambiar y marcar su propio ritmo, y como es de suponer, no sería ni lento ni del todo agradable de buenas a primeras. —Qué aburrido si te corres tan rápido, ¿no lo crees? —cuestionó con cierta maldad.

Atendió a todo lo siguiente sin cesar con esas caricias por su miembro, masajeándolo incluso pero sin adentrarse a un contacto piel con piel; todo por encima de esa tela que aún lo mantenía preso. Y mientras que el contrario hablaba, solo por joder un poco y divertirse deleitándose con las reacciones ajenas, guió la mano izquierda hasta unos de los pezones del híbrido, jugando con el de manera tranquila, rodeándolo y pellizcándolo sin demasiada fuerza. ¿Por qué, os preguntaréis? Bien, pues porque si bien es un sadomaso y todo eso, sabe muy bien como jugar y hacer que el deseo crezca, y es por ello que lo llevaría al límite antes de decidirse a darle lo que busca de la manera más dolorosa que se le ocurriese. Su boca, no obstante, se entretuvo con el pezón opuesto para atenderlo, de igual modo que con los dedos, pero con la lengua y ocasionalmente con los dientes, mordiéndolo y dejando alguna pequeña succión en lo que el moreno seguía con su explicación.

Llegados a un punto se separó de él para observarle, sonriente, memorizando todo lo que había dicho. —Está bien. No te mataré y no te arrancaré ninguna extremidad —fue muy claro con sus palabras, demasiado. Ahí había un truco, uno que tal vez el otro no pensaría en ese momento de excitación pero que más tarde que pronto el albino se lo mostraría directamente. Correspondió ese lascivo beso del mismo nodo, con deseo y lujuria brotando de él, acariciando la lengua ajena con la propia en aquel intercambio de saliva que estaba teniendo lugar por la unión de ambas bocas. ¿A su última petición? Bueno, tras el beso mostró una siniestra sonrisa llena de sadismo—. Desde luego —sentenció.

Ahora daba comienzo el verdadero juego. Si pensabais que el angelito tenía poca fuerza lamento decepcionaros. No le resultó nada difícil intercambiar posiciones con el moreno; se incorporó lo suficiente para poder tumbarlo sobre el sofá, acomodándose entre sus piernas al tiempo que se las abría y pasando su lengua, traviesa, por encima de esa húmeda tela con todo el descaro del mundo. Pero no os equivoquéis. Los límites estaban muy presentes. Y es por ello que decidió utilizarlos. Tomó ambas muñecas del contrario para colocarlas por encima de su cabeza, sobre el sofá, inmovilizándole de ese modo. —No has dicho nada de romperlas —ladeó la sonrisa con fingida inocencia, y si el pobre híbrido no entendía a qué se refería, lo iba a averiguar en un momento. Hizo aparecer una especie de espada corta creada únicamente de luz, pero con el filo tan dañino y cortante como cualquier arma de acero. Sin dudar ni medio segundo, clavó esta espada en las manos ajenas para que no las moviese, y como el enfermo que era, ensució sus dedos con la sangre que brotaba de la nueva herida abierta para degustarla—. Grita de dolor para mí, Loki —habló mientras que la zurda ahora se paseaba de nuevo por su endurecido miembro, atendiéndolo con ese contraste de suavidad, como si en las manos no acabase de clavarle una espada.
Karan
Karan
Bi


Mensajes : 76

Localización : Nunca estoy quieto, lo siento

Humor : El mejor si no me incordian

Angel Caido Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1704-ficha-de-karan
https://sunflower.foroactivo.mx/t2173-relaciones-de-karan#13392
https://sunflower.foroactivo.mx/t1825-cronologia-de-karan#10830

Volver arriba Ir abajo

Fatal Karma |+18|Priv.Karan| Empty Re: Fatal Karma |+18|Priv.Karan|

Mensaje por Loki Laufeyson el Miér Jul 15, 2020 11:30 am

Mientras aquel diablo coqueto y perverso dañaba su piel clavándole su uña en la herida abierta por su daga, y Loki le dijo que podía hacerle eso mismo en la polla y se correría de puro gusto masoquista, Karan bajó su mirada hacia la entrepierna del híbrido, donde halló la verificación de sus palabras. Descendió con su mano hasta llegar a su necesitada polla que le dolía por necesidad de correrse. El ser diabólico de apariencia angelical pasó su dedo por su verga y el hechicero tembló levemente, porque la mezcla del dolor que todavía sentía en su torso sumada al placer que le daba ese simple dedo investigando su zona viril, le estaba extasiando - ¿¿Aburrido?? – replicó el moreno cuando el de orbes celestes le acusó de eso por estar a punto correrse, demasiado rápido según él. Loki sonrió malvado – No Karan. Lo siento, pero no consiento que me acuses de aburrido por correrme pronto. El sexo… este tipo de sexo… - mientras el de orbes esmeralda hablaba, el albino seguía atendiendo su dura polla por encima de la tela, y luego pasó a estimularle un pezón con suavidad - Todo este dolor mezclado con placer es pura felicidad para mí. Más allá de eso. Es realización. Sentirme auténticamente vivo. Es curioso que solo acercándonos a la muerte es cuando más vivos nos sentimos, ¿cierto? –

Aunque el albino no tenía aspecto de haber rozado a la muerte, o quizás sí, nunca se podía saber qué clase de seres poderosos había por ahí y con quien podría haberse cruzado en su existencia. Para Loki era cuestión de vida - ¿Sabes cómo se llama en francés al orgasmo? La petite mort… la pequeña muerte. Y tras el dolor… tras el placer… tras morir… renaces más vivo, más fuerte, más poderoso. Más necesitado de una nueva muerte en vida. Así que correrme demasiado pronto es señal de estar en el camino correcto. No hace más que provocarme un placer enorme, y un deseo insoportable de sentirme así de nuevo cuanto antes mejor – en este aspecto el clase x era como una mujer, más que un hombre, pues cuanto más eyaculaba más caliente estaba y más necesitaba volver a eyacular, en un circulo vicioso sin fin que podía durar horas. Hasta quedar completamente exhausto, sin pizca de energía en su interior y sus cojones bien escurridos de su semen de hechicero.

La boca del demonio lujurioso pescó su otro botoncito y le dedicó un rato de atenciones. Escuchó todo lo que Loki le dijo y prometió no matarle, ni arrancarle nada. Y tras besarse, le aseguró que le destrozaría como había suplicado que le hiciera. El hechicero de mirada aceituna estaba muy expectante. Claro que le gustaban sus caricias y lamidas, esos mordisquitos, pero no era eso lo que quería de Karan. Quería dolor. Quería sentirse en las garras de un demonio sin alma que sería capaz de (casi)todo por llevarlos a ambos a un nivel de placer insospechado. Mucho más allá del paraíso. Y la dulce espera llena de caricias lo estaba mando por dentro de impaciencia.

Loki sintió una alegría, una intensa emoción embargarle por dentro, cuando el ser angelical diabólico se puso en pie, le tumbó sobre el sofá y se metió entre sus piernas para lamerle ahí abajo. El hechicero moreno cerró los ojos y entreabrió sus labios soltando un jadeo – Hmmm… - el espectáculo acababa de comenzar. Uno increíblemente lascivo, sádico y sangriento. Loki lo sabía. Percibía aquello del contrario, de su aura, de su presencia imponente. Sabía que no le defraudaría… y esperaba no defraudarlo ni aburrirlo a su vez, así que se concentró en intentar no correrse demasiado pronto, para que ese demonio idiota no lo tachara de aburrido. De pronto, veloz como un rayo, Karan agarró las muñecas de Loki y las puso por encima de su cabeza, puntualizando que el híbrido no había mencionado límites sobre romperle las extremidades. Al moreno no le dio tiempo ni a responderle nada, porque al segundo siguiente apareció una espada corta de luz que rápidamente el maldito demonio albino clavó sin miramientos en sus manos - ¡¡¡AAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHH!!! – evidentemente que Loki soltó un alarido tremendo. Seguramente lo escucharon desde Australia.

Y medio segundo después, ese sádico de ojos color cielo rozó su polla con la mano - ¡¡AaaAAAaAAAAaaAAAAhh!! – y a la mierda con el intento del híbrido por contenerse lo máximo posible y no darle a Karan motivos para llamarle soporífero. Sus piernas se tensaron, todo su cuerpo de hechicero convulsionó y su glande comenzó a escupir furioso los blanquecinos resultados de los malos tratos del perverso ángel de luz convertido a tinieblas. La corrida fue muy abundante dentro de su bóxer negro y verde, y lo humedeció completamente con ese líquido – Ja… ja… ja… - se rió casi sin voz el clase x desquiciado por tanta violencia deliciosa. El dolor en sus manos era atroz. Punzante y sentía las palmas muy llenas de sangre caliente. Ambas partes de su masoquista anatomía, manos y polla, palpitaban ahora al mismo tiempo, en un concierto insonoro de lujuria, perdición y necesidad de más. Mucho más. – ¿Eso es lo mejor que tienes para enloquecerme de dolor, Karan? A penas si me has hecho sentir nada – añadió cuando fue capaz de pronunciar palabra, cuando consiguió dejar de sentirse levemente mareado por el agresivo ataque, cuando fue capaz de darle a su tono de voz un tono provocador, incitando a su verdugo a apretarle más firme la soga en su propio cuello. Evidentemente que acababa de correrse, eso no importaba. Necesitaba provocarle para que no perdiera su toque sádico tan especial. Loki miró a Karan con una sonrisa masoquista y sincera en los labios, con una petición muda de no detenerse ahora que el tormento había sido iniciado, aunque el puto mundo se les cayese encima.
Loki Laufeyson
Loki Laufeyson
Homo


Mensajes : 22

Localización : Detrás de ti

Empleo /Ocio : Terrorista

Humor : Travieso y malévolo

Hibrido Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/t2331-loki-laufeyson-id#14354
https://sunflower.foroactivo.mx/t2335-loki-laufeyson-chrono

Volver arriba Ir abajo

Fatal Karma |+18|Priv.Karan| Empty Re: Fatal Karma |+18|Priv.Karan|

Mensaje por Karan el Dom Jul 19, 2020 8:59 am

Apenas tenía información de aquel hombre con el que pasaría lo que quedaba de noche y hasta que se cansasen, sin embargo, algo había quedado claro: hablaba mucho. ¿Bueno? ¿Malo? Más bien indiferente, pero tanta palabrería cuando debería estar solo disfrutando podría resultar un tanto... Molesta. El caído no era especialmente hablador, aunque bueno, tenía sus momentos como todos. Hablaba para cautivar a sus víctimas, y en ocasiones, no necesitaba ni articular palabra para ello; solo con abrir un poco la boca y dejar claro lo que buscaba era más que suficiente.

Me da igual morir —dejó claro, como primer punto. Y es que, lo que el híbrido no sabía y seguramente no descubriría nunca, es que estaba frente a alguien que se suicidaba para divertirse, que dejaba que otros le torturasen y matasen; frente a un ángel caído que revivía sin importar el mal estado en el que quedase su cuerpo—. Pero en algo te doy la razón: tras morir renaces más fuerte, o en mi caso, con más ganas de divertirme —comentó, diciéndolo todo y sin decir nada al mismo tiempo. Apenas existían tres personas que sabían de esta condición, y por el estado del contrario, aseguraba que no comprendería el significado de esas palabras. Que se lo tomase por su terreno, como si esa muerte de la que el albino hablaba era ese orgasmo que el otro describía. No le importaba. No lo iba a explicar. Ni el gusano que tenía por amo lo sabía, menos lo iba a saber alguien a quién acababa de conocer.

Prosiguió con aquellas suaves atenciones el tiempo necesario antes de posicionarse encima, relamiéndose los labios con lujuria al escuchar esa magnífico y glorioso grito que parecía desgarrar la garganta del moreno. Puro placer auditivo; y visual, porque ver la sangre brotar de sus manos es algo que, en conjunto, comenzaba a encenderle más y más. Sí, hasta la fecha había estado bastante tranquilo a pesar de todo, que cualquiera hubiese dicho que era incapaz de sentir algo. No, él no tiene prisas. A diferencia del contrario el no busca terminar tan rápido y mucho menos hacerlo varias veces. Una única sería suficiente y satisfactoria para aquella noche, por ello, lo alargaría cuanto fuese necesario.

Ascendió por su cuerpo dejando un camino de besos por su desnudo abdomen, pecho y cuello, mordiendo este sin tanta suavidad y actuando un pequeño jadeo que le dedicó a su amante. —Gritas increíblemente bien —susurró, descendiendo la mirada hasta su ahora más que mojada entrepierna—. Te los quitaré, aunque dudo que te los lleves secos de vuelta a casa —se burló sin miramientos, tomando el borde de la prenda con ambas manos y cierta delicadeza, deslizándolos por sus muslos y resto de pierna hasta deshacerse de ellos. Por su parte, se desabrochó el botón del pantalón notando reacciones de lo más satisfactorias. Que en realidad podía ser muy fácil encerderlo si estaba de humor, pero habiendo empezado con el pie un poco torcido, solo lo iba a violar sin más. ¿Ahora? Sí, estaba disfrutando del ambiente y podía ser más permisivo, teniendo en cuenta esos límites puestos, claro.

Lo observó reírse, en silencio, ladeando la cabeza con una supuesta inocencia de la que carecía y mostrando una sonrisa ladina, agradable a la vista y capaz de enamorar a cualquiera. —¿Lo mejor? —cuestionó antes de negar con ligereza, dejando que una pequeña risa, tímida -actuada-, saliese de entre sus labios—. Solo acabo de empezar, esto no es nada —aseguró, tornándose su semblante en algo mucho más sádico y siniestro. ¿Y es que había algo que diese más miedo que su facilidad para fingir ser lo que no es? Porque su pureza poco duró. Tomando una larga bocanada de aire dejó que este lo abandonase con un suspiro tranquilo que pareció no tener fin. Una. Una vez se había corrido su amante. Veremos cuántas aguantaría antes de que se dignase siquiera a penetrarlo.

Con esa idea en mente, y viendo que tenía vía libre para hacer cualquier cosa, se puso en pie dejando al contrario allí tumbado sin poder moverse a menos que sacase esa espada y, bueno, sería aburrido si lo hiciese; y muy peligroso. Se acercó a una de las mesas y tomó un par de hielos de ese cubo metálico donde reposaba una botella de champán, y girando sobre sí mismo, volvió a recorrer el mismo camino hasta quedar junto al moreno—. Verás... Si nos conociésemos estaría dispuesto a dejarte al límite; pero no nos conocemos lo suficiente y sé que puedo romper a mis juguetes con mucha facilidad —habló con sosiego, dejando uno de los hielos sobre el pezón izquierdo—. Primero te voy a tratar bien por un rato, para que te relajes, y cuando lo crea conveniente, marcaré hasta el último centímetro de tu cuerpo de la peor manera posible —al decir eso, dejó el otro hielo sobre el pezón contrario—. Ahora, por el momento, me divertiré conociendo tu hombría, pero, si te mueves mucho y alguno de los hielos se cae, tendré que castigarte —hizo una pequeña pausa, acomodándose de nuevo entre sus piernas, tomando su miembro con la mano derecha y con bastante firmeza comenzando a masturbarlo—. ¿Crees que aguantarás una penetración sin un mínimo de preparación? Sin dilatar lo más mínimo, desgarrándote por completo —advirtió de cuáles serían sus intenciones si el juego terminaba pronto.

Sin más, esperando por su respuesta, deslizó la lengua con maldad desde la base de aquella masculinidad que exigía por atención hasta la punta, indirectamente, limpiando cualquier resto de semen que pudiese haber quedado. Jugando un poco con su glande, utilizó la lengua para rodearlo y envolverlo, dándole esas cálidas y húmedas caricias antes de dejar una pequeña succión. Provocador, divirtiéndose con él y sin apartar su celeste mirada del moreno y de esos dos hielos tan bien posicionados. Poco tardó en decidirse por abrir la boca lo suficiente para introducir el miembro en ella; no por completo, apenas un par de centímetros, entreteniéndose aún con el glande y rozándolo con sus labios al tiempo que la lengua seguía atendiéndolo, con movimientos de entrada y salida, respirando con calma y deseoso de que no lo aguantase; quería volver a escucharle gritar de dolor.
Karan
Karan
Bi


Mensajes : 76

Localización : Nunca estoy quieto, lo siento

Humor : El mejor si no me incordian

Angel Caido Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1704-ficha-de-karan
https://sunflower.foroactivo.mx/t2173-relaciones-de-karan#13392
https://sunflower.foroactivo.mx/t1825-cronologia-de-karan#10830

Volver arriba Ir abajo

Fatal Karma |+18|Priv.Karan| Empty Re: Fatal Karma |+18|Priv.Karan|

Mensaje por Loki Laufeyson el Miér Jul 22, 2020 7:09 am

El ser angelical de alma diabólica le dijo que le daba igual morir, y que le daba la razón, tras morir renacía mas fuerte y con más ganas de divertirse. Evidentemente, Loki esto se lo tomó como un comentario referido a la petite mort que él había hecho sobre los orgasmos, comparándolos con una especie de pequeña muerte y renacimiento. Así que sonrió al escucharle decir eso, porque pensó que compartían aquella particular forma de pensar, entre otros asuntos sádicos y masoquistas.

Ahora el híbrido de clase x y hechicero tenía sus manos clavadas juntas con esa especie de espada corta de luz. Cuando consiguiese recuperarse de aquel encuentro, Loki se haría muchas preguntas al respecto de aquel elemento único aparecido de la nada, que nada tenía en común con una espada corriente mundana. De luz. Y dolorosa como ninguna joder. Después de eso, el moreno se había corrido sin poderlo evitar. Karan ascendió por su anatomía de híbrido, besándole, hasta que llegó a su cuello y mordió con más intensidad - ¡Hnmm…! – cosa que provocó que el de orbes esmeralda cerrara los ojos y soltara un jadeo manchado de pura lujuria ardiente, a ese ser albino, maléfico y mortal que elogiaba con prepotencia sus gritos anteriores. Acto seguido, Karan menciono su húmedo bóxer y se los quitó – Dudo que yo mismo vuelva a mi casa por mi propio pie... – le respondió el moreno sonriendo satisfecho por aquel encuentro inesperado y tan satisfactorio para ambas partes. Cuando aquello acabase tendría que venir una grúa y llevarse el cuerpo inerte de Loki porque sabía que acabaría realmente mal. O mejor una ambulancia y directo al hospital de urgencias. Y le encantaba joder.

Entonces el ser salido del infamundo comenzó a desabrocharse el botón de sus pantalones. Loki ardía en deseos de poder ver más de aquel cuerpo de puto infarto, creado para el mal y la lujuria desatada. Pero las manos del albino se detuvieron ahí, solo dejándole notar que también estaba duro ahí abajo. Todo un logro y un elogio, proviniendo de aquel ser exigente como pocos, quien respondió a sus palabras con un gesto súbitamente siniestro y sádico, prometiéndole mucho más. Que solo era el inicio. – No sabes cuánto me alegra oírte decir eso – respondió el híbrido masoquista en extremo, que deseaba que Karan se lanzara a devorarle y a follarle como un puto animal en celo sin control. Pero ese bastardo de belleza etérea le negaba aquello, y en su contra lanzó un largo suspiro, como evaluando qué le apetecía hacerle a continuación a aquel cuerpo que se le había ofrecido por completo, casi sin reparos. Casi porque Loki no era necio y no deseaba morir aún. Demasiadas cosas buenas juntas les quedaban por disfrutar. Se dice que por amor se pueden cometer muchas locuras. Pero desde el punto de vista del de orbes esmeralda, él sería capaz de muchísimo más por una noche como esa. Por un encuentro apasionado, sádico, doloroso, excitante. Por eso sí que valía la pena cometer locuras. Incluso ofrecerse voluntario para ser machacado hasta límites casi humanamente insoportables.

Como si le hubiera leído los pensamientos, como si Karan hubiera percibido su urgencia interna por tenerlo cerca, por tenerlo encima, por tenerlo dentro de sí, lo que hizo fue exactamente lo contrario. El albino se levantó y fue hacia una de las mesas, llenando a Loki de pura frustración. Tiró de sus brazos, pero solo consiguió hacerse más daño en las manos. Brotó más sangre. Más pulsaciones dañinas. Más placer retorcido en su entrepierna y en su retaguardia. Loki no haría nada por librarse de los castigos de Karan. No haría aparecer una copia que le sacara la espada… ¿qué puta gracia tendría eso? Si lo que ansiaba por encima de todo, casi por encima de su propia vida, era precisamente sentir todo aquello, todas esas emociones y sensaciones tan intensas que lo estaban empujando a un hondo abismo de perversión y locura, de dolor y placer extremos sin fin. Un abismo al que él mismo habría saltado solo sin ayuda, si eso fuera posible. Pero no lo era. No. Se necesitaba a otro igual de enfermo que tu para poder lograrlo. Alguien como ese increíble albino llamado Karan.

Loki vio volver al de orbes celestes con esos hielos en sus manos. Sus ojos color esmeralda se clavaron en los del contrario. Karan le dijo que no se atrevía a llevarlo al límite porque no lo conocía y seguramente lo mataría fácilmente – Será cuestión de irnos conociendo mejor, entonces – torció su sonrisa, travieso. Si llegaban a mayor nivel de comprensión ajena, mucho mejores llegarían a ser sus encuentros futuros, sin que nadie perdiera la vida… sobre todo Loki, quien todavía no sabía qué clase de ser especial era Karan, pero se olía que debía ser algo espectacular realmente. El albino dejó el hielo en uno de sus pezones tan sensibles ahora mismo tras acabar de correrse – Ahhmmm… - Loki tensó su cuerpo. Sus pezones estaban durísimos como piedras. Karan dejó el otro hielo sobre el botón contrario, y dijo que lo trataría bien por un rato, y luego pasaría a maltratarlo bien duro.

Pero que debía aguantar en su sitio los hielitos si no quería un castigo. - Un castigo grrrr. Si no estuviera tan cachondo seguramente los tiraría a posta – dijo el híbrido a su verdugo sexy, siendo muy sincero con lo que pensaba. Porque cuando uno es masoca lo que más disfruta del mundo es un buen castigo. Y más de Karan. Pero no iba a provocarle así ahora mismo. Quería ver hasta dónde le llevaba ese ser de rostro angelical y alma maldita. Hasta dónde aguantaba él mismo la compostura y las ganas de retorcerse de puro placer. Sería todo un puto reto estarse quieto. Entonces Karan le agarró la polla y comenzó a masturbarle, esta se le puso durísima al momento, mientras le explicaba cual era el castigo. Ser follado sin preparación – Pues todavía no he visto que… hhmm… tamaño gastas… pero… prefi... ¡AaaAAaaAAahh! – Loki no pudo terminar su frase. De golpe y porrazo ese semental desbocado sacó la lengua y se la pasó de manera libidinosa por toda su extensión de generoso rabo de híbrido - ¡AaaaAaahh…! Mierda joder… - tremendas oleadas de pura electricidad nacían en su polla y le atravesaban todo su cuerpo con intensidad. El moreno tuvo que contenerse como jamás antes, contener sus ganas de arquear la espalda, de embestir con la cadera contra su boquita sucia. Karan dedicó un gran esfuerzo a darle muchísimo placer, en ese jueguecito en el que Loki no podía permitirse dejar caer unos hielitos que de tan fríos que estaban puestos todo el rato en el mismo punto, eran ya un elemento más de tortura en si mismos.

El albino lamió su semen, dedicó atenciones a su glande infamado, succionó con deseo - Aaaaahh…! – y Loki venga a contenerse, a no moverse, a intentar no concentrarse en esas lascivas provocaciones tan deliciosas, sino en controlar los movimientos de su anatomía híbrida. Karan de pronto metió la punta de su polla en el interior de su boca caliente y húmeda e inició un delirante movimiento de mamada perversa - ¡¡AaaaaaaAAaaahhh!! ¡Mierda Karaaaann! – quien se piense que soportar todo aquello y no dejar caer los putos hielos es asunto fácil que lo pruebe por si mismo. Aun así, Loki era un hombre orgulloso y pensaba soportar el máximo tiempo posible aquella prueba que le había impuesto su demonio personal. El moreno movía su cabeza, movía sus piernas y su estómago. Pero no su torso, ni sus brazos claro. Cada vez que tomaba aire y gemía fuerte su delgada barriga ascendía y descendía. Karan se lo estaba poniendo jodidamente difícil, pero todavía no había llegado al punto en que su necesidad de recibir placer de esa boca peligrosa fuese superior al orgullo de haber aguantado esos hielos sin tirarlos. De momento. Pero la cosa se estaba caldeando mucho y Loki era un ser puramente sexual. Como Karan siguiera por aquel camino de irle comiendo el rabo con tanta habilidad seguramente pronto mandaría a tomar por saco los puto hielos.
Loki Laufeyson
Loki Laufeyson
Homo


Mensajes : 22

Localización : Detrás de ti

Empleo /Ocio : Terrorista

Humor : Travieso y malévolo

Hibrido Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/t2331-loki-laufeyson-id#14354
https://sunflower.foroactivo.mx/t2335-loki-laufeyson-chrono

Volver arriba Ir abajo

Fatal Karma |+18|Priv.Karan| Empty Re: Fatal Karma |+18|Priv.Karan|

Mensaje por Karan el Vie Jul 24, 2020 8:15 am

Haciendo lo que hacía, sus ojos estaban bastante centrados en el contrario, observando cada mínimo movimiento, al igual que también escuchaba sus reacciones y se deleitaba con ella. Sí, estaba bien que disfrutase, pero lo que le había excitado realmente era ese grito de dolor. Claro, no podía ser un salvaje sin conocer primero al otro, al menos un poco; necesitaba conocer los límites del propio cuerpo humano -o de híbrido en este caso- antes de pasar a mayores. ¿Sería capaz de regenerarse? ¿Y si le atravesaba el pecho; moriría? Acostumbrado a tratar con criaturas resistentes, el desconocimiento era una limitación tormentosa, y todo, para no romperle. Al fin y al cabo dijo que serían amigos, ¿cierto? Le había divertido, se merecía vivir un poco más.

Una sonrisa ladina se dibujó en sus labios al escuchar aquella primera frase. ¿No era gracioso? Que asumiese que no iba a poder irse de allí solito... ¿Y lo mejor? Que no sería el albino quien le llevase a su casa, eso estaba más que claro, ¿verdad? No, no era del tipo que al terminar se quedaba abrazando a la otra persona o le preguntaba tan siquiera qué tal. Él solo se iba como si nada hubiese pasado. Cierto que con sus amigos era un poco diferente, y aunque no les diese precisamente un beso en la frente como recompensa por seguir con vida, podía quedarse y socializar un poco si no tenía nada mejor. Pero este no sería el caso, desde luego que no.

Lo importante ahora eran esos hielos que se mantenían sobre los pezones del contrario. Las reacciones ajenas en general eran buenas. Parecía disfrutar, y aunque en general eso no le importaba mucho al caído, el híbrido se lo podía tomar como una especie de recompensa por haberle divertido al inicio del encuentro con su soberbia. Sí, de normal hace lo que le da la gana sin importarle la otra persona; exceptuando a los amigos, a esos se les cuida. Loki no lo era aún, pero tenía ese pase por haber atrevido a dirigirse a él del modo en el que lo había hecho. —¿Qué importa el tamaño? No he dicho que te la fuese a meter tan rápido. Penetración sí, pero no con qué —ahí estaba la trampa del asunto. ¿No era obvio? Era un ser traicionero del que nadie debía fiarse, y si lo que buscaba era causarle dolor, ¿porque no desgarrarle con, por ejemplo, cuatro dedos de golpe? ¿O sería mejor intentarlo con la botella de champán? Sí... Solo de imaginarlo hizo que su hombría, aún bajo esas capas de ropa, se endureciese poco a poco. Le encantaba la imagen mental, y sin embargo, podría solo quedarse ahí.

¿Vas a correrte de nuevo por algo tan simple? —cuestionó, sin dejar de masturbarlo y relamiéndose los labios dejando de atenderlo con la boca para poder hablar y mirarle con aires de superioridad. Se inclinó hacia él para agarrar uno de los hielos con los dientes, dejando que se derritiese en su propia boca y que algunas gotas recorriesen su mentón, cuello y cayesen por su pecho con suavidad. Al menos, así fue hasta que se acercó al contrario y dejó el hielo sobre sus labios, sin hablar, pidiendo que abriese la boca y para sujetarlo. Sin hielo ya de por medio, siguiendo con ese masaje por su hombría, decidió deslizar la lengua por su endurecido y congelado pezón. Debía estar de lo más sensible ahora. ¿No era el momento perfecto para morderlo y tirar de él con un poco de fuerza? Pues así lo hizo.

Se separó de él apartando algunos mechones de su rostro. —Ya que has aguantado, te recompensaré por ello —dijo, con esa sonrisa tan angelical como vacía en el rostro. Alejó aquella mano que lo masturbaba y creó dos nuevas espadas, una en cada extremidad. Sin una pizca de piedad, las clavo de manera cruzada a los costados del híbrido, formando una especie de X. No, no le atravesó con ellas, pero sí que cortó su piel y dejó brotar un poco de sangre—. Bien. Ahora si te mueves te cortarás tú solo —su sonrisa se amplió—. Y como has sido tan bueno... —repitió el proceso, pero sta vez, en su cuello—. Disfruta sin moverte mucho a menos que quieras perder la cabeza —literalmente, porque se la podría cortar él solo.

Ahora bien, con todo aquello hecho, por qué no empezar con el plato principal. De un golpe apartó el otro hielo que aún seguía sobre aquel pezón, lanzándolo al suelo sin importarle lo más mínimo. De nuevo se puso en pie, dirigiéndose a esa mesa y tomando la botella de champán. La idea de penetrarle con ella seguía muy presente en su mente, no nos engañemos; lo disfrutaría como un condenado. No obstante, si el otro se estaba portando tan bien, él haría lo mismo. Así pues, se limitó a poco más que abrirla y beber de ella, degustando el sabor al tiempo que volvía junto a su posible nuevo amigo. —¿Quieres o ya llevas muchas sustancias en el cuerpo? —cuestionó, sirviendo un poco de aquel dorado líquido por el abdomen contrario, más concretamente en su ombligo; bebió de allí sin mucho problema, acercando la botella al contrario—. Si abres la boca prometo no ahogarte —pero eso solo era la distracción. Su mano libre ya se encontraba en aquella entrada masculina que se dignaría a dilatar, al menos, un poco. Pero no, lo que introdujo de golpe no fue un dedo; fueron dos, de manera seca y profunda, sonriendo con toda la maldad del mundo. ¿Lo aguantaría?
Karan
Karan
Bi


Mensajes : 76

Localización : Nunca estoy quieto, lo siento

Humor : El mejor si no me incordian

Angel Caido Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1704-ficha-de-karan
https://sunflower.foroactivo.mx/t2173-relaciones-de-karan#13392
https://sunflower.foroactivo.mx/t1825-cronologia-de-karan#10830

Volver arriba Ir abajo

Fatal Karma |+18|Priv.Karan| Empty Re: Fatal Karma |+18|Priv.Karan|

Mensaje por Loki Laufeyson el Lun Jul 27, 2020 2:48 am

En el momento en que Loki intentaba responder a Karan respecto al tamaño de su polla, pero su frase quedó colgada en el aire por las cosas tan ricas y libidinosas que le hacía el albino en su rabo, obligándole a gemir más y más fuerte en vez de poder seguir hablando, entonces su semental de aquella noche le respondió, apartando su lengua de su virilidad necesitada, que qué importaba el tamaño si no hablaba de penetrarle precisamente con su polla, cosa que hizo sonreír al malvado ser de melena azabache. Claro, él tenía tan seguro que sería eso… o más bien estaba tan necesitado de verle la polla, de notarla dentro de sí… que no cayó en la cuenta de que Karan se refería a introducirle otros objetos por el recto, cosa que no le parecía mal según fuera dicho objeto, claro. Aunque jamás nada podría parecerse al placer único que uno siente cuando tiene un buen rabo de semental incrustado hasta las putas pelotas en su culo, taladrándole como si no existiera el mañana.

Entonces el ser de rostro angelical y alma perversa le soltó un hachazo refiriéndose a lo rápido que Loki era capaz de llegar al orgasmo – La culpa es tuya... AaaAaahh… - replicó el moreno de orbes aceituna, en la puta gloria. Evidentemente, si Karan no resultara tan efectivo ejecutando su tarea de verdugo sexual, su víctima en esa ocasión, Loki, no estaría siendo empujado violentamente al borde del orgasmo una y otra y otra vez. Porque tan hábil era aquel sujeto con espíritu demoníaco provocándole dolor, como todo lo contrario, causándole un enorme placer. Dos extremos imposibles, dos elementos contradictorios en sí mismo, que tan enormemente deliciosos resultaban ejecutados juntos, cuando el maestro de obra conocía las notas hacía que todos los instrumentos tocaran sus notas al tiempo correcto, sin desafinar ninguna en ningún momento.

Karan acercó su cuerpo tan hermoso a él y agarró uno de los fríos hielos con su boca hecha para el pecado. Tener ante sí, en esa situación lujuriosa en extremo, un ser como ese, con ese tipo de belleza etérea, con ese morbo natural que poseía, cogiendo ese elemento con sus dientes y dejando que se fuera derritiendo poco a poco… era de lo más atractivo de observar, y eso fue precisamente lo que hizo Loki. Aunque representara que el albino hubiese dejado de martirizar su polla con la boca. Valía la puta pena por verle hacer cosas como esa. Era puro morbo ese hombre. Al rato, el híbrido no sabría decir si mucho o poco, Karan le acercó los labios y dejó el hielo sobre sus labios, que automáticamente se separaron para poder sostener el pequeño objeto mojado y tan frío. Le molestó que sus labios no llegaran a rozarse. Ese era un punto que Loki se guardó para hacerlo con Karan cuando le tocara ser su cruel verdugo. Joder si le besaría… y con todas sus apasionadas ganas… siempre que lograra sobrevivir a ese primer encuentro entre ellos – Hhhhmmm… - jadeó cuando notó esos mordiscos y tirones en su pezón recién liberado del hielo. Todo se sentía mucho más intenso por causa del efecto del frío extremo en aquel sensible rincón de su anatomía. Loki lamió libidinoso la presencia de la boca de Karan en ese hielo.

Y por fin las palabras que quería escuchar. Que había superado la prueba y que iba a recompensarle por ello. Inconscientemente, el cuerpo de Loki se relajó porque había estado soportando una tensión tremenda, tratando de no mover su torso, mientras ese bastardo malnacido intentaba por todos los medios darle placer y obligarle a tirar los hielos – No sabes lo morbosa que suena la palabra “recompensa” saliendo de tu boca, Karan – le dijo el moreno a su nuevo amigo de cama y tormento. Seguramente sí que lo sabía, como para no saber qué clase de reacción provoca uno a los demás cuando hace según que determinadas cosas, o dice según qué. Y también sonaba de lo más peligrosa, sin lugar a duda. Entonces la mano de Karan se apartó de su polla y Loki no tuvo tiempo a quejarse, porque de pronto dos espadas más de luz se clavaron en cruz sobre sus costados - ¡AH…! – gritó el de orbes esmeralda al sentir el filo desgarrando su piel.

- ¿Esta es mi… recompensa? – preguntó a su martirizador, sin que su lubricidad o excitación hubiesen disminuido lo más mínimo, a pesar de que el contrario no le estaba dedicando sus atenciones a su polla dura, sino torturándolo de nuevo. Aunque de forma más leve que cuando le atravesó las manos con la espada corta. A modo de respuesta, Karan repitió el proceso, ahora en una zona mucho más delicada, su cuello - ¡AHH…! – un nuevo grito emergió de la boca de Loki cuando estas nuevas armas le rajaron superficialmente su fina piel pálida. – Me haces difícil disfrutar de ti cuando no puedo moverme o me mato yo solo – replicó haciéndose el cabreado. Pero en su rostro se denotaba claramente cuanto estaba disfrutando de todo eso. Allí quedó Loki, tumbado boca arriba en el sofá, con los brazos hacia arriba con las manos atravesadas y su cuerpo obligado a mantenerse quieto a riesgo de amputarse solito alguna parte importante.

Karan tiró al piso el otro hielo que aun restaba sobre el pezón del híbrido y se apartó de Loki, acercándose a una mesa y agarrando una botella. A Loki ahora mismo le costaba bastante seguir los movimientos y actuaciones del ser angelical salido del infierno, solo podía seguirlo con los ojos, si intentara girar la cabeza se quedaría sin cuello. El albino abrió la botella y bebió de ella. Ni sabía qué contenía. Pero cuando el semental lujurioso le preguntó si deseaba beber de ella, no lo dudó – Si… quiero... desangrarse da mucha sed – sonrió de lado divertido por sus propias palabras tan ciertas y reales.  Karan se le acercó y echó champán encima de su estómago, bebiendo de él a continuación. Si es que todo lo que hacía era morboso. Entonces le prometió que si abría la boca prometía no ahogarle con la bebida – Confío en ti – le respondió. El ser demoníaco podría haberle matado fácilmente hacía ya rato, y estaba claro que disfrutaba de aquel encuentro tanto como él, así que confiaba en que, a pesar de haberle dado cierta rienda suelta, no llegara al extremo de matarle. Loki separó sus labios, echó un poco la cabeza hacia atrás, y se preparó para recibir en el interior de su cavidad bucal aquel líquido alcohólico burbujeante y refrescante.

- ¡¡AAaAaaAAaaAAAaAaaaAAH!! – el moreno soltó una mezcla de gemido con grito cuando esas dos falanges firmes atravesaron su culo sin piedad alguna en su trasero sin dilatar, sin preparar y sin humedecerlas antes. Menudo bestia. ¡¡Menudo animal salvaje!! Una gran cantidad de precum comenzó a brotar del glande del híbrido. Su estomago se tensaba y contraía, todo su cuerpo quedó retraído en un espasmo que intentó controlar en el momento en que esas espadas que rodeaban su cuerpo comenzaron a clavársele más y más, profundizando las heridas iniciales provocadas por Karan. Su orto le ardía por el daño que le provocaron esos dos dedos entrando furiosos, mientras él estaba siendo distraído con otra cosa, y de esa forma tan dañina. Con todo su cuerpo temblándole levemente, Loki consiguió abrir los ojos y los puso sobre Karan – Espero que cuando me digas que vas a meterme tu polla por el culo, no te vuelvas a equivocar de orificio… - murmuró con cierto tono de broma. No podía dejar él mismo ni en un momento como ese – Maldito cabrón hijo de puta... – el orto de Loki palpitaba muy intenso, apretando con fuerza los dedos que Karan le metió dentro a traición.
Loki Laufeyson
Loki Laufeyson
Homo


Mensajes : 22

Localización : Detrás de ti

Empleo /Ocio : Terrorista

Humor : Travieso y malévolo

Hibrido Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/t2331-loki-laufeyson-id#14354
https://sunflower.foroactivo.mx/t2335-loki-laufeyson-chrono

Volver arriba Ir abajo

Fatal Karma |+18|Priv.Karan| Empty Re: Fatal Karma |+18|Priv.Karan|

Mensaje por Karan el Jue Jul 30, 2020 9:30 am

Si por él fuese se podía pasar toda la noche, o al menos lo que quedaba de ella, torturando al contrario con aquellos insinuantes juegos que parecían no llegar a lo que él quería. Y sí, no nos engañemos: eso era algo que le estaba encantando y gracias a lo cuál se estaba divirtiendo. No siempre tenía por qué ser un juego sangriento por mucho que lo prefiriese de ese modo, en ocasiones con escuchar gritos desesperados o súplicas también le valía. Porque sí, era un enfermo de lo más perturbado, pero también existía un raciocinio en su cabeza. Algo que le frenaba en ocasiones, aunque no siempre fuese de ese modo.

Ahora bien... Pobre e inocente criaturita si pensaba que su recompensa sería algo bonito. ¿No le había quedado claro aún con qué tipo de ser despiadado estaba tratando? Claro que le recompensaría, pero sería de una manera que pocos dirían que, en efecto, eso era algo bueno o positivo. Más bien parecía otro tipo de castigo, ¿no creéis? Observó al moreno ladeando la cabeza, como un cachorrito lleno de inocencia; pura farsa y actuación, claro. —¿No te gusta? Podría haberte atravesado el pecho y no lo he hecho —comentó con un tono de voz lo más angelical posible a pesar de su tono natural—. Eso es lo divertido —rió de manera leve—. Yo he dicho que no te mataría. Si te mueves mucho y te desangras, es culpa tuya —mostró una más que amplia sonrisa, tan siniestra como llena de sadismo—. ¿No te gustaba el dolor? Ahí lo tienes. Muévete un poco y corta tu piel, sangra, grita y disfruta. Haz lo que quieras, es tu decisión al fin y al cabo.

Desde luego que le dejó beber champán sin hacer nada raro. Podía cumplir su palabra aunque muchos dudasen de ello. Así pues, apenas dejó caer un poco de aquel líquido en el interior de la boca ajena, un pequeño trago. De seguido, él hizo lo propio manteniendo ese semblante propio de un psicópata que estaba disfrutando de las torturas realizadas. Claro, que para ser sinceros, no esperaba escuchar semejante grito desgarrando la garganta ajena. ¿Tanto le había dolido? Solo habían sido dos dedos, ¿que ni eso podía aguantar? Qué difícil iba a ser todo... Ahora tendría que perder el tiempo con preparaciones innecesarias. Porque, ¡sorpresa!, él acostumbraba a ser demasiado brusco incluso con esos temas, y si le rompían por dentro, se quejaría de dolor tanto como lo disfrutaría.

Siendo sinceros, no dejaría al híbrido morir. Estaba atento de cada mínimo movimiento que hiciese para quitar esas espadas de luz de ser necesario. Si bien no lo haría de buenas a primeras, podría hacerlas desaparecer para evitar la muerte de aquel que podría llegar a ser un buen amigo. No obstante, no parecía agradarle tanto el dolor como había dicho al comienzo del encuentro. —¿Tanto te ha dolido? Yo pensaba que estarías más que acostumbrado —dijo sin un ápice de empatía, sacando ese par de dedos de su interior y mostrando una falsa preocupación—. Creí que te rompería si te metía la botella, por eso me he contenido en hacerlo —confesó, carente de todo en general—. ¿Equivocarme? Controlo muy bien dónde la meto y dónde no —aseguró, poniéndose en pie y quedando a su lado, junto a su rostro—. Por ejemplo; ahora podría metértela en la boca y ahogarte con ella —susurró en su oído—. Pero aprecio ciertas partas de mi cuerpo, y esa en concreto es una de ellas —admitió, y como una simple burla más, le dejó un beso en la frente antes de posicionarse de nuevo entre sus piernas—. ¿Y bien? ¿Ahora voy a tener que contenerme y prepararte un mínimo o ya te he roto el culo y prefieres que no te toque más?


OFF: Lamento lo corto. Creo que se me ha cmplicado un poco manejar a Karan esta vez...
Karan
Karan
Bi


Mensajes : 76

Localización : Nunca estoy quieto, lo siento

Humor : El mejor si no me incordian

Angel Caido Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1704-ficha-de-karan
https://sunflower.foroactivo.mx/t2173-relaciones-de-karan#13392
https://sunflower.foroactivo.mx/t1825-cronologia-de-karan#10830

Volver arriba Ir abajo

Fatal Karma |+18|Priv.Karan| Empty Re: Fatal Karma |+18|Priv.Karan|

Mensaje por Loki Laufeyson el Dom Ago 02, 2020 9:11 am

En el momento en que Karan le penetró el orto con dos dedos y Loki soltó ese gemido mezclado con un grito, el albino extrajo de pronto esos dedos de su culo y le preguntó si tanto le había dolido. Añadiendo más tarde si prefería que le preparara el culo para empotrarle o si prefería que no le tocara más. Al parecer el moreno de orbes esmeralda había dado una falsa apariencia de desagrado al albino, que equivocadamente pensaba que no le había gustado lo que acababa de hacerle, seguramente por insultarle cabreado. Pero el cuerpo de Loki estaba siendo totalmente sincero, sin bajarle la erección y haciéndole soltar una buena cantidad de precum – Claro que me ha dolido… no soy de los que se dejan encular tan fácilmente, así que no estoy acostumbrado – le respondió el híbrido de hechicero y clase x, mirándolo fijamente y con una sonrisa en los labios. – Pero que me doliera y te insultara no significa que no lo haya disfrutado – le dejó bien claro en voz alta, para que no tuviera duda alguna al respecto.

– Me encanta sentir dolor. Ser torturado. Adoro que me apliquen dañinas penitencias… pero no dejo de ser un semental a quien están jodiendo. Igual que crece mi excitación a medida que me maltratas, crece mi ira, mi rabia, mi deseo de venganza. Pero no te dejes engañar, Karan. Ni por un instante he deseado que pararas – dijo muy serio. Y para terminar de convencer al contrario de que lo que le decía era la absoluta verdad y nada más que eso, Loki cerró los ojos y comenzó a hacer fuerza con sus brazos. Todavía tenía sus manos clavadas juntas por encima de su cabeza, con aquella espada de luz - ¡¡WAAAAAAHHHHH!! – rugiendo cual león, el de melena azabache comenzó a temblar por la intensa fuerza que estaba ejerciendo contra esa afilada arma que lo tenía atravesado contra el sofá - ¡¡AAAAAAAAAAAAAHHHHGGG!! – soltó otro grito más potente, cuando de pronto notó como la base de aquella arma le atravesaba las palmas de las manos, liberándolo súbitamente. Dejando dos orificios terribles en sus palmas. Sangraba muy copiosamente. Su polla se mantenía durísima como una puta piedra. Loki golpeó con furia las espadas que Karan puso contra su cuello - ¡¡WAAH!! – y se incorporó, tirando las otras dos armas al suelo tras clavárselas él solito contra sus costados de manera muy profunda.

Cuando por fin estuvo sentado en el sofá, lamió la rica sangre que manaba de sus manos – Hhmmm… ¿te parezco un ser temeroso de sentir auténtico dolor? – sonrió como un puto psicópata mientras sus labios y su rostro quedaban impregnados de líquido carmesí de sabor metálico. Acto seguido, hizo uso de sus poderes para cubrir las heridas más preocupantes, las de las palmas de sus manos y los costados de su torso, porque no quería desangrarse ahora mismo. Se arrodilló sobre el sofá y se acercó al hermoso demonio albino de rostro angelical – Ahora quiero que me destroces el culo hasta que no pueda andar en un puto mes. Y por favor, ignora cada uno de mis gritos… cada insulto… que sean para ti como hondos gemidos de puro placer – puso su mano diestra envuelta en hielo sobre la mejilla ajena y acercó sus labios cubiertos de sangre a los del contrario – No me menosprecies antes de empezar con lo bueno – susurró contra su boca. Y para provocar más al contrario, después de prácticamente mutilarse a sí mismo, Loki se apartó de él y se puso a cuatro sobre el sofá, con su culo en pompa.

Se pasó la mano sangrienta por entre sus nalgas prietas y pálidas – Esto nos servirá de lubricante - entonces apartó su cachete con esa misma mano, dejándole a Karan el camino totalmente libre para imbuirse ambos en la locura del placer desenfrenado. Le preocupaba haber dado esa falsa impresión de no estar disfrutando de cada una de las cosas que le hacía ese malnacido. Claro que le nacía insultarle y quejarse, porque ese era su papel, su rol, él era la víctima y Karan su vil ejecutor. Pero no tenía problema alguno en demostrarle al albino a qué nivel de masoquismo extremo era capaz de llegar por un buen polvo con él. Solo esperaba que aquel espectáculo de dolor, de sangre, hubiese provocado suficientemente al contrario para que sintiera un deseo irrefrenable por poseerle completamente.

OFF: No te preocupes, cielo. Me encanta cada uno de tus roles, en serio. No importa lo largos que sean, sino su intensidad. He intentado mover a Loki de tal manera que provoque la lujuria interior de Karan ;p
Loki Laufeyson
Loki Laufeyson
Homo


Mensajes : 22

Localización : Detrás de ti

Empleo /Ocio : Terrorista

Humor : Travieso y malévolo

Hibrido Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/t2331-loki-laufeyson-id#14354
https://sunflower.foroactivo.mx/t2335-loki-laufeyson-chrono

Volver arriba Ir abajo

Fatal Karma |+18|Priv.Karan| Empty Re: Fatal Karma |+18|Priv.Karan|

Mensaje por Karan el Miér Ago 05, 2020 9:15 am

No es como si realmente le importase el estado del contrario. Es decir, por mucho que hablasen sobre ser amigos, el albino aún no lo consideraba de ese modo. Que sería más permisivo y cuidadoso es cierto, pero solo porque el híbrido había sido capaz de divertirle desde el segundo cero de la noche. Después, si acaso lograba sobrevivir a todo eso y tenía el valor suficiente para buscar un segundo encuentro con el caído, entonces sí comenzaría a considerarle amigo de verdad y, como había dicho, se dejaría hacer a placer del otro.

¿Diferencias? Bueno... El albino tampoco era de los que ejercía el rol pasivo con facilidad, solo con aquellos que él consideraba dignos. ¿Quienes eran este privilegiado grupo? En la isla, siendo sinceros, solo existían dos personas por las que se mostraría sumiso; viejos amigos que se conocen a la perfección y, por ello, que se conocían endemoniadamente bien. Sabían torturarse y llevarse al límite sin llegar a matarse. Eso, cuando tienes un juguete nuevo, no pasa. Tienes que experimentar para conocer y, para qué mentir, los experimentos del caído siempre acababan en muerte. Se excedía con facilidad, y cuando creía encontrar un cuerpo resistente, encontraba su punto débil, lo atacaba, y terminaba por romperlo de nuevo. ¿Cuáles serían las debilidades del moreno? Tal vez, por su bien, era mejor que no lo averiguase.

Sin ofender -y si ofende le daría completamente igual, así de simple-, pero solo han sido dos dedos. Podrías suplicar que parase o que no lo hubiese hecho. Si ha sido de ese modo, si he parado, es porque no quiero romper a quien puede llegar a ser un amigo —explicó, de lo más calmado y sonriente, carente de emociones o de empatía. Como un ser inerte que ni siente ni padece, un cuerpo vacío. La verdad es que no es del todo cierto; tiene emociones, sentimientos, sabe expresarlos aunque sea un poco a su modo pero... Mejor aparentar ser alguien vacío, así todo es más entretenido.

Retrocedió un paso cerrando los ojos por un momento al escuchar semejante grito, mostrando una mueca de disfrute y relamiéndose los labios al ver aquella escena tan sangrienta. No entendía muy bien el por qué ahora no quería estar inmovilizado, que tampoco es como si le importase mucho. Eso era lo de menos. Pero ese líquido vital brotando por las manos ajenas, el modo tan lascivo con el que desaparecía gracias a la lengua contraria que parecía degustarlo como si fuese un manjar... Le excitaba. Quería de eso. Quería ser él quién provocase ese dolor. Con apenas un chasquido de dedos hizo desaparecer todas y cada una de las espadas de luz. Al parecer no las necesitaría más, y aunque fuese el caso en un futuro próximo, las volvería a crear sin ningún tipo de problema.

¿Temeroso? Me pareces una criatura hermosa —reconoció, y qué menos después de ese espectáculo. Observó esa capa de hielo que apareció sobre las heridas. Ya lo había visto antes, cuando congeló a la parejita feliz que iban a ser brutalmente asesinados pero, bueno, el plan se torció. ¿Así que magia de hielo? ¿Qué clase de raza se ocultaría bajo esa apariencia de hombre? La curiosidad se hizo presente por un momento deduciendo que, fuera lo que fuese, no tenía capacidades muy superiores a la hora de cicatrizar heridas. Y lo dejó acercarse, sin retroceder, quedando allí manteniendo su celeste mirada en la oliva del contrario—. ¿Estás seguro de lo que pides? —casi pareció burlarse un poco. Por él no había problema alguno en cumplir con su deseo, pero destrozar era una palabra muy grande y dejar semejante poder a alguien como el albino... Muy peligroso.

Al tenerlo tan cerca, siendo capaz de oler la sangre que manchaba sus labios, sintió el impulso de abalanzarse sobre él para degustar de ella; pero no lo hizo. Se contuvo y se mantuvo quieto, escuchando y viendo aquella descarada posición que había optado por tomar. Claro, que observando aquello que iba a utilizar como supuesto lubricante soltó una suave carcajada. —Estás enfermo —dijo. ¿Lo peor? Que le gustaba. Lo había gozado como un condenado. Entonces fue cuando, después de tanto tiempo, terminó por revelar aquello que había estado ocultando: un miembro erecto exigiendo a gritos por enterrarse en el contrario, en destrozarle como había pedido. Y no, no se quitó las prendas en realidad, apenas las bajó lo suficiente para poder hacer aquello que querían ambos. Posicionándose tras él, admirando aquellas vistas, poco tardó en dejar la mano izquierda sobre la cadera del moreno, y aunque no fuerte, sí firme. La diestra, por su parte, acarició con suavidad su piel, manchando los dedos con aquella sangre que había deseado probar y haciendo lo propio, saboreando el líquido con una macabra sonrisa.

Un pequeño y breve momento de atención propia fue lo que necesitó antes de guiar su masculinidad hasta esa maravillosa y lubricada entrada llena de sangre. —Insulta cuanto quieras —susurró al inclinarse sobre él, lo suficiente para que esas palabras resonasen cerca de su oído. Irguiendo el cuerpo de nuevo, impulsó sus propias caderas contra la ajena, hundiéndose de un solo movimiento por su apretado interior; algo lógico después de todo. Tanto fue así que hasta el caído soltó un gruñido sintiendo la molestia de haberlo hecho de aquel modo, porque agradable no era y, sin embargo, la sonrisa enferma no la perdía en ningún momento. Eso sí, que no la metió entera. Estaba loco, sí, pero no iba a romperse nada por semejante estupidez. En pocos minutos lo haría, desde luego, pero por ahora no. Que gozase de esa primera embestida y se hiciese a la sensación, al menos, un poco.
Karan
Karan
Bi


Mensajes : 76

Localización : Nunca estoy quieto, lo siento

Humor : El mejor si no me incordian

Angel Caido Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1704-ficha-de-karan
https://sunflower.foroactivo.mx/t2173-relaciones-de-karan#13392
https://sunflower.foroactivo.mx/t1825-cronologia-de-karan#10830

Volver arriba Ir abajo

Fatal Karma |+18|Priv.Karan| Empty Re: Fatal Karma |+18|Priv.Karan|

Mensaje por Loki Laufeyson Ayer a las 4:59 am

A la reclamación de Loki de que claro que le había dolido, Karan le dijo que sin ofender solo habían sido dos dedos. Joder pues evidentemente por muy masoca que sea uno, si nunca suele meterse nada por el puto culo que le duele ni que sean solo dos putos dedos… pero no quiso discutir más al respecto. Ya tendría tiempo de demostrarle a ese ángel demoníaco que era bien capaz de aguantar auténticas penitencias mucho más dolosas que ésa, y que por mucho que se quejara, o gritara, no significara que quisiera que parase o que no le estaba gustando. Todo lo contrario. Seguramente lo que el moreno deseaba era que siguiese adelante con lo que se trajera entre manos y subiera de nivel. Pero a pesar de que le molestó eso de “sin ofender”, porque se sentía infravalorado, finalmente el albino le dijo aquello de que no quería romper a alguien que podía llegar a ser un amigo. Y eso si le gustó y le quitó el pequeño amargor de sus palabras anteriores. Porque llegar a ser considerado un amigo por Karan… por un ser tan excepcional e increíble… eso no tenía precio. Porque sabía lo que conllevaría, ya se lo había dicho antes. Dejarle a Loki hacerle lo mismo a él. Dejarle machacarle ricamente hasta elevarlos a ambos al puro éxtasis.

Acto seguido, cuando el híbrido se liberó de las espadas de luz de aquella sangrienta forma, pudo ver claramente en los orbes del contrario puro deleite lujurioso. Sin duda, había sido una buena decisión el darle ese pequeño espectáculo de puro sadismo dirigido a su propia persona. Reconoció que le parecía muy hermoso así con todo su cuerpo manchado de carmesí. Loki sonrió complacido, y a su siguiente pregunta de si estaba seguro de dejar que Karan le destrozara el culo hasta que no pudiera sentarse en un puto mes, y que por favor ignorara sus quejas, gritos o insultos, el moreno respondió sin perder su traviesa sonrisa – Jamás me he sentido más seguro de nada – para que el ser con rostro de ángel y alma de demonio lo tuviera bien claro. Le importaba una mierda si terminaba aquella sesión de duro sexo rozando la muerte. Lo único que le importaba era poder disfrutar al máximo de todo lo que significaba Karan, dentro de sus posibilidades como mortal.

El contrario apuntó que estaba enfermo, cuando él se embadurnó de sangre el culo para que el albino tuviera cierta lubricación y no le costara tanto follarle duro. – Tu me provocas que sea así, Karan – le dijo sin más. Y es que esa era una gran verdad. Loki reaccionaba a sus amantes según fueran ellos, amoldando sus preferencias particulares. Pero con Karan no era así. Con ese bastardo albino demoníaco no es que se amoldara a él, es que eran exactamente iguales en cuanto a perversión, sabor por la sangre derramada, torturas y penitencia. Con Karan se sentía impulsado a niveles de sadismo y masoquismo que todavía ni había llegado a experimentar, pero que le resultaban francamente apetecibles. Tanto como ese albino de aura peligrosa y mortal y cuerpo de escándalo.

Estando ya a cuatro puesto sobre el sofá, el híbrido pudo ver ¡Al Fin! el duro vergón de Karan. Una polla tiesa, altiva y de aura tan peligrosa como su dueño. Se relamió con aquellas deliciosas vistas – Por fin llega lo bueno de verdad – murmuró, situándose mejor, dejando de mirarle, apoyó su frente sobre sus brazos puestos cruzados bajo su cabeza. El cuerpo de Loki estaba muy manchado por la sangre derramada. A pesar de que había congelado sus peores heridas para no quedar desangrado, todavía le restaban multitud de pequeñas y menos serias heridas que seguían goteando ese valioso líquido carmesí que le daba la vida. El hibrido de melena azabache sintió una de las manos de Karan sobre su cadera y como su otra mano le acariciaba con suavidad su pálida piel manchada de carmín sangriento.

Y entonces Karan le dio “permiso” para insultarle cuanto quisiera, situándose con su boca muy cerca de su oído. Joder que voz más sensual poseía ese demonio… al tiempo que Loki notó su duro pollón de demonio puesto firme contra su entrada y como de pronto el albino embistió contra él con toda su furia, enterrándole su duro garrote varonil con saña en lo profundo de sus entrañas ardientes - ¡¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH!! – el aullido de dolor que emergió de la garganta del moreno fue tremendísimo, tan tremendo como fueron el potente dolor que le atravesó el esfínter, unido a un innegable y único tipo de placer intensísimo que solo un  masoquista sería capaz de comprender y valorar. Por algún milagro divino, Karan decidió no machacarle de buenas a primeras, y se quedó ahí parado con su polla encastada dentro de su orto. Loki sentía palpitar intensísimo su esfínter. Al penetrarle así de bestia ese animal seguro que le había roto venas que se pondrían a sangrar. Profundas pulsaciones hacían que sus músculos anales se apretasen y dilatasen muy agudo – Mierda… me cago en la puta… - estrujó con saña el cojín del sofá y respiró rápido para intentar calmarse de las profundas sensaciones que aquel arrebato apasionado empalador le había despertado en su interior. Su polla rezumaba precum a borbotones. – Menuda polla gastas... hhhhnnn… amigo – consiguió decirle al fin a su empalador semental hermoso como un diablo y de alma oscura como la noche.
Loki Laufeyson
Loki Laufeyson
Homo


Mensajes : 22

Localización : Detrás de ti

Empleo /Ocio : Terrorista

Humor : Travieso y malévolo

Hibrido Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/t2331-loki-laufeyson-id#14354
https://sunflower.foroactivo.mx/t2335-loki-laufeyson-chrono

Volver arriba Ir abajo

Fatal Karma |+18|Priv.Karan| Empty Re: Fatal Karma |+18|Priv.Karan|

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.