Sunflower
Los malaventurados no lloran [Priv. Náyare] 9A1qiH6
LINKS RÁPIDOS
GRUPO DE DISCORDRECICLAJE DE TEMAS LIBRES Y ABANDONADOSDebilidades/Habilidades/Poderes y sus Limites.CIERRE DE TEMASPETICIÓN DE HOGARESREGISTRO DE GIFS PERSONALIZADOS

Invitado
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos Temas

Últimos temas
» [Mini juego] ¿Qué escuchas en éste momento?
por Ieilael Hoy a las 12:03 pm

» And now... What? [Priv. Ji Ahn Kyŏng] [+18]
por Araxiel Hoy a las 11:49 am

» Can’t wait to fall again [Priv. Jun'ichi Hōjō]
por Ieilael Hoy a las 11:47 am

» [Afiliación] Neon Paradise — Élite
por Invitado Hoy a las 3:04 am

» [Privado] Harmful Agent [Priv L. Wanheda]
por Alik Xаос Hoy a las 12:37 am

» [Privado] Don't eat the sheep [Taekyung]
por Corey Hoy a las 12:15 am

» This is my life [Álbum]
por Karan Ayer a las 12:31 pm

» Pure chance [ Priv Maximus ]
por Maximus Ayer a las 10:05 am

» I don't bite, cutie [Priv. Fei]
por Naja Ayer a las 10:02 am

» Fatal Karma |+18|Priv.Karan|
por Loki Laufeyson Ayer a las 4:59 am

STAFF
Web Master
KANON
MP | Perfil
Administradores
Akali
MP | Perfil
Nanashi
MP | Perfil
Moderadores
Baltazar
MP | Perfil
Náyare
MP | Perfil
Moderadores CB & Discord
Ieilael
MP | Perfil
Cotta
MP | Perfil
AFILIADOS

Hermanos
Crear foro
boton 150x60
Élite
counting ★ stars
Loving Pets
Crear foro
Los malaventurados no lloran [Priv. Náyare] Image
bton 40x40
FINAL FANTASY: Zero
CRÉDITOS
Skin “Shine!” creado por Runa XIII e inspirado en la colección de tablillas de NympheaKeep it simple”. Un agradecimiento especial para Nymphea por su consentimiento, a la Asistencia de Foroactivo y los tutoriales de Savage Themes y The Captain Knows Best.

Todos los derechos son reservados. Las imágenes y el contenido alojados en este foro pertenecen a: DeviantArt, Zerochan, Pixiv y a Pinterest y se le acredita a sus respectivos autores.

No está permitido el uso de algún contenido propio de este foro sin permiso alguno. Se original, no copies.



Los malaventurados no lloran [Priv. Náyare]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Los malaventurados no lloran [Priv. Náyare] Empty Los malaventurados no lloran [Priv. Náyare]

Mensaje por Katsuki el Mar Jun 02, 2020 7:20 pm

Los malaventurados no lloran
Si se veía de alguna manera, el día era muy hermoso. El cielo estaba azul y despejado, el clima era cálido y no hacía viento fuerte que pudiera alterar el ambiente del lugar... El cementerio. Pero ¿qué había pasado? ¿Porqué Katsuki se encontraba en dicho lugar frente a una lápida solitaria?

—No me jodas con tus estúpidas bromas, Náyare... Quería tomarlo como una broma, una de muy mal gusto por su amiga y... Quería creer que en verdad sí le estaba tomando el pelo como siempre lo había hecho desde que se conocían, desde que... Desde que eran los tres inseparables. Pero ¿qué había pasado realmente? Recapitulando, Katsuki se encontraba en casa revisando una serie de cosas que tenía como pendientes, cosas que ya empezaban a tomar un rumbo y horarios constantes en su día a día; citas de trabajo, eventos, salidas con X y reuniones con Y... En realidad su vida era muy trabajólica, no tenía amigos salvo Inari y Náyare, lo dicho y por lo general se reunía con ellas muy poco o simplemente una aparecía en su casa, literalmente sin que el rubio se percatara de su entrada.

Ahí estaba ella sentada en su sofá, bastante seria y ¿para qué mentir? Que ella estuviera así no significaba nada bueno si siempre estaba revoloteando, jugándole bromas, golpeándole las costillas o trepándosele en la espalda cuando poco. ¿Que sucedía? ¿Porqué de pronto estaba tan sombría recargada sobre sus rodillas y tronándose los nudillos como una maníaca? Katsuki se acercó a ella y por más que le preguntó, que casi le gritó al oído la otra parecía no reaccionar sino hasta que el rubio tuvo que agitarla de los hombros. ¿Y para qué? Náyare tan sólo había alado la mirada y lo había tomado de la muñeca obligándolo a salir del departamento y prácticamente arrastrarlo por media isla hasta llegar al cementerio.

Su cuerpo temblaba y el estómago estaba hecho un nudo, poco le faltaba para querer volver el estómago cuando leyó la inscripción grabada en la lápida: "Inari"

—Para de una vez con la puta broma, Náyare. Gruñó con claro enojo y enrojecimiento en los ojos, ¿estaba a punto de llorar? Por su puesto que sí. No sólo por el coraje de estar recibiendo tal broma de mal gusto, sino por todos ésos sentimientos que estaba recibiendo tan de golpe, muchas suposiciones que le bombardeaban una tras otra y no le dejaban pensar con claridad. No había visto a Inari desde hacía ya unos seis meses, ¿quizá siete? Y, fuera como sea, recordaba que la chica sí era intermitente pero sí que se la encontraba periódicamente cada determinado tiempo... Y ahora no sabía nada de ella, ni si quiera en su red social -porque ya la había ubicado, claro que sí- habían comentarios de la peliblanca, ni uno solo... Tanta ausencia y sumándole que ahora estaba "ésta posibilidad" de la muerte...

No.

No podía, no quería aceptarlo. Simplemente se negaba a ello. ¿Porqué ella? ¿Porqué las personas que se volvían cercanas a Katsuki morían? ¿Era acaso una maldita y jodida maldición impuesta por Dios?

El dolor en su pecho creció, se sujetó el mismo y sintió sus piernas flaquear pero no caería, no se derrumbaría. Nuevamente tuvo que zarandear a la mujer con fuerza (aunque la chica sí que era firme como el acero). —¡Náyare! ¡¡Dime que es una broma!! ¡¡Dímelo!!
Emme


Katsuki
Katsuki
Demi


Masculino
Mensajes : 212

Los malaventurados no lloran [Priv. Náyare] DjMaeVN
https://sunflower.foroactivo.mx/t998-fallen-angel-katsuki-id

Volver arriba Ir abajo

Los malaventurados no lloran [Priv. Náyare] Empty Re: Los malaventurados no lloran [Priv. Náyare]

Mensaje por Náyare Kruspe el Mar Jun 02, 2020 9:50 pm

Tres dias Atras

Habia amanecido... Por un extraño motivo su cuerpo se sentia raro. Helado, tembloroso.  Tenia escalosfrios y mirando por la ventana al exterior, aun que no tuviera una de las mejores vistas, mirar hacia afuera, le traia emociones extrañas, ¿porque estaba apagada? se sentia incomoda, o no sabria decirlo bien -En ese momento ella no pensaba que estaba triste- Aun que el dia estaba soleado,  sentia frio. ¿seria por que venia recien y apenas levantandose de su comoda y calida cama? dormia a ropa interior... Podria ser eso.  Aun que despues de todo aun con ropa tenia frio.

No estaba al cien por ciento ese dia, no sabia por que, aun... Pero ni siquiera en su trabajo, en la reunion que le habian pedido estrictamente participar estaba del todo concentrada, podria decir que ese dia no era ella misma. Necesitaba a alguien para tener una idea mas clara de lo que le estaba sucediendo ¿Katsuki tal vez? No... no, a el no queria molestarlo ahora, Inari era una de las primeras y mejores amigas que tenia y no abia como la albina la soportaba tanto a pesar de sus innumerables bromas. Ella podia quiza meterse en su sistema, y averiguar si acaso se trataba de un fallo, ya que era una mitad maquina en pocas palabras y que mejor que una genia mecanica para ello. Despues de esa larguisima reunion si algo de tiempo le habia quedado antes de hacer cualquier otra cosa como raptar al rubio a beber, irira a donde Inari.

Para su sorpresa, cuando habia salido de las instalaciones del gobierno de Sunflower, en el cielo habia visto humo entre gris y negro. Hacia una direccion, era aquella direccion. Esperaba mas que cualquier otra persona estar equivocada o que fuera quiza otra casa. Pero el susto que tenia en ese momento, despues de todo podia ser mitad maquia pero en parte seguia siendo humana, a si que si, podia sentir. Se dirigio velozmente a se lugar, terminando por practicamente tirar su motocicleta en la que se transporto de lugar en lugar, mirando el hogar de aquella muchacha albina resucido todo en cenizas.

A cierta persona fue la que primeramente busco con la mirada y claro que los policias y bomberos no la dejaban pasar haciendo una barrera entre la multitud. Gritaba el nombre de la albina como una mujer desesperada queriendo recibir una respuesta, solo esperaba, que esa muchacha no se haya encontrado en casa o viniera hacia si, para tranquilizarla. ¿Era ese el mal presentimiento que tenia en la mañana? "No puede pasar señorita"  Algo gracioso para Nayare era que le llamaran de esa forma pero no estaba en sus cabales para discutir por  algo  tan estupido como eso. Empujo el brazo de aquel hombre y se dirigio a donde estaria supuestamente la entrada, la detuvieron otros hombres, uos bomberos, de a dos para sujetarla. Mientras otro equipo intentaba apagar las intensas llamas que estaban consumiento literalmente todo. Y reduciendolo a  cenizas. ¡¡INARI!! Un grito jamas antes habia salido lo suficientemente fuerte de ella. Varios bomberos mas trataron de frenarla o tratando de hacer que esa retrocediera para tomar algo de distancia. "Lo sentimos pero no se ha salvado nadie" Su cuerpo se helo. Con esas pocas palabras se helo, pero con un poco de fuerza y liberando sus brazos de los agarres de los otro tomo a ese bombero que le habia dado esa noticia, queriendo creer que simplemente, habia escuchado mal, o no habia nadie en la casa cuando todo incio. Queria creerlo, sabia que Inari tenia poderes de fuego, pero, no los controlaba... "¿Donde esta, como inicio todo?"

Era dos grandes preguntas que tenia en mente. ¡DONDE ESTA LA MUJER QUE VIVIA AQUI! Grita, desesperada por tener una respuesta tomando a aquel hombre de las ropas, exigiendo... "No hemos llegado a tiempo" Recibio como respuesta  "Si acaso era su amiga, lo lamentamos... No pudimos hacer nada"  Nayare no podia creerlo y estaba a punto de desmayarse pero la sostuvieron, mientras que soltaba lentamente al sujeto, mientras el seguia dando explicaciones "Creemos que un tanque  de gas exploto, dando inicio al fuego, y la victima del siniestro fue trasladada por las heridas... " Rapidamente se dirigio al hospital que le habian mencionado, pasandose los semaforos de color rojo y hasta conduciendo por encima de la acera para no esperar por el trafico.Llegando al hospital casi gritando preguntando principalmente por su amiga. Apenas si habia sido ingresada cuando ella logro llegar.

Horas despues


Perdio a la policia que estuvo en su persecucion por su peligrosa forma de manejar. Ahi estaba aun en el hospital esperando alguna respuesta en la sala de espera. Nerviosa, temblorosa, rezando... No era creyente de nada en especifico, pero ese mismo dia, prometio que si la Albina se salvaba mejoraria su estilo de vida. Esperaba las buenas noticias, cada medico que veia salir se ponia de pie esperando a que se dirigieran a ella pero nada sucedia.Y la noche ya se estaba acercando.Finalmente alguien se habia parado de tras suyo, y por el reflejo de la ventana podia verlo.
Hubo un gran, gran momento tenso, y de un penetrante silencio. El medico la encamino a la sala donde habian llevado a su amiga para operaciones, y entonces descubrio su rostro. Nayare iba a caer, pero sus manos se sostuvieron a un costado de la camilla.El medico le dio unos minutos sola.

No... no...no, no puede estar pasando esto....  Se tiro de los cabellos mirando el rostro de la persona que se encontraba en la camilla, era ella, su amiga... Inari.  Si te estas vengando por una broma que te hice en serio esta muy buena la venganza  Hablaba con el cuerpo. Reia nerviosa pero era un reflejo extraño para ella sobre tal situacion, colocaba sus manos en las mejillas del cuerpo. Vamos despierta  esto ya no es divertido Definitivamente se le estaba quebrando la voz Inari.... Estas siendo muy cruel, esto ya es pasarse, con esto no se juega Se notaba que la pobre aun no lo asimilaba estaba shockeada ¡INARI YA BASTA, DESPIERTA DE UNA PUTA VEZ! Desde la sala se escuchaban esos gritos y ademas bofetadas bastantes fuertes por que ella creia que era una mala broma.  El medico entonces entro de inmediatamente tratando de separar a Nayare del cuerpo inmovil sobre el meson, Nayare estaba vuelta loca,  gritaba entre llantos a mares, mientras el medico la sacaba  de la habitacion por si solo, peleando con la chica, pero al fin pudo y Nayare se dijo caer al suelo llorando. El medio hacia lo posible para calmarla despues de todo no era la primera vez que estuviera en una situacion asi. Mas medicos habian llegado para ayudarle pero no iba a ser bueno a si que los mando a otro lado.

Pasado al menos unos largos minutos Nayare aun no podia creer que el cuerpo de su amiga estaba al otro lado, solo esperaba que esta saliera tan muerta de la risa por hacerle creer aquella broma, queria molestarse con ella queria gritarle por tan mala pasada quiza hasta golpearla. Pero no sucedia nada en absoluto. "Algunas personas que le es demasiado dificil de asimilar, reaccionan de esta manera... Lo siento mucho, lamento su perdida, pero sus heridas fueron demasiado profundas, y graves...:" Antes de siquiera dejar que el doctor terminara con esa frase nayare se puso de pie y se marcho. Afuera del hospital alzo la vista al cielo, cerro los ojos, y pensaba que al abrirlos, estaria en su hogar, iniciando el dia... Pero antes de siquiera separar los parpados una gota  cayo a su rostro. Se iba a poner a llover.  

El cielo tambien llora

El mismo dia que habia perdido definitivamente a su amiga fue el mismo dia en que ella habia perdido la cordura.  Esa misma noche despues de salir del hospital camino sin rumbo alguno, por las oscuras calles bajo la lluvia, no podia sentir frio... No podia sentir, nada... En ese momento.
Llego hasta una taberna en donde practicamente bebio y bebio, sin importarle nada al rededor, o que es lo que estaba haciendo, o lo que haria,  no dejo de beber. Desperto fuera de casa, para ser precisos en un motel, tenia  una tarjeta a un lado con un nombre un numero y un mensaje que decia "si aun necesitas pasar tus penas, llamame"  Ese maldito dolor de cabeza no le permitia recordar lo que habia echo la noche anterior, salvo  lo que paso con su amiga.  Creia que solo fue una de esas boracherras de las fiestas a las que solia ir,  pero... Horas despues y frente a un lugar con un paso restringuido, podia creer que aquello no habia sido un sueño o pesadilla de la borrachera. Era la maldita realidad.

Como te lo explicare ahora... Maldita sea... Maldita... sea...  Esos dias no iban a ser faciles para ella siendo la persona que estuvo mas unida a la mujer que habia fallesido que era parte de su vida,  y pensando en ello, alguien tambien importante tanto para ella como para la chica qeu habia muerto, se le cruzo a la cabeza desde que habia llegado a ese punto donde todo era cenizas. Katsuki, su mas fiel amigo que junto a Inari, eran  sus mas preciados y unicos amigos. Mierda.... Mierda.... por que... por que tu... por que tuviste que ser tu... por que... Golpeaba el cemento con sus manos, una de ellas hiriendose mas que la otra,  al punto de sangrar y mezclarse con el agua. El cielo tambien lloraba. Junto a ella. Y gritaba, acompañandola junto a relampagos.

ACTUALIDAD


Pasando dos dias despues de lo sucedido, junto a su crisis existencial, por fin habia levantado el pecho para decirselo a aquella otra persona que era parte de su vida, otro ser importante para ella que ademas era parte de esa bella amistad que tenia con su fallesida amiga. Tenia que saberlo despues de todo, y era mejor que fuera pronto. lamentablemente tenia que ser portadora de malas noticias, desgarradoras noticias y no sabia si podria mantenerse firme. Aun que haya pasado tres dias enteros emborrachandose llorando y hasta llegando a meterse en problemas de los que ni siquiera recuerda. Ahora tan solo faltaba una cosa por hacer. Y esta vez no podia bromea. Espero las horas que fueran necesarias en un mismo lugar,  pacientemente pero tambien nerviosa o hasta con duda si acaso sus palabras saldrian de su boca. Espero y espero ahi  sentada en el sofa de la casa de su amigo Katsuki.  Buscaba las palabras perfectas para  poder utilizar en el momento pero no se dio cuenta que no habia llegado nada y la hora habia transcurrido bastante rapido. Ahi estaba, helada, fria...  Una actitud que ni siqueira en horas de trabajo se le podia ver. No era una muchacha seria, siempre estaba llena de adrenalina... Y como no. Llena de ideas para molestarlo.Esta vez era diferente. Totalmente.

Y para variar las palabras no salian de su boca, sentia que si decia algo, iba a nuevamente a perder la cordura e iba a llorar... querer beber... y hasta drogarse. Pero esta vez algo no tenia en cuenta, estab con un amigo de confianza.  Y lo lamentaba en serio, queria hablarle, queria decirle cosas,  o queria siquiera preguntarle sobre su dia. Aun que no queria amargar este, pero no tenia alternativa. Llevo al rubio sin tener cudiado, sutileza, o piedad en detenerse si acaso e contrario estaba demasiado agotado por el trabajo o si tenia hambre. Necesitaba saberlo.

Bruta, y como no, lo dejo frente a una lapida, la lapida de la que se habia echo cargo, estaba decorada con algunas flores,  no muchas pues esa persona no conocia a demasiada gente, y aquellos que la conocian, tambien se habian marchado, el mundo de ellos se habia apagado.  Y como no el suyo tambien. no tenia palaras y como le gustaria poder decirle a Katsuki que era una broma. Pero no podia no podia decirlo, y era  tal y como en un inicio ella tambien pensaba que lo era... no se atrevia a mirarle fijamente. aun cuando el otro estaba al limite de su juicio, zarandeandola. Nayare en un estado normal lo empujaria o quiza lo golpearia entre risas, pero sus brazos se mantuvieron bajos, dejandose hacer.  Bajo la cabeza simplemente. No podia tolerarlo. Lo siento... Le he fallado... Te he fallado Sus palabras fueron simples y no pudo evitar romper en lagrimas mantieniendo la mirada perdida en otro punto tratando de ocultarse "ella no lloraba en frente  de nadie"   "es la lluvia que de repente aparecio".  Pero en serio sus lagrimas se deslizaban por su rostro. Lo siento mucho.... se ha ido... Inari se ha ido
Náyare Kruspe
Náyare Kruspe
Bi


Femenino
Mensajes : 33

Hibrido Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/

Volver arriba Ir abajo

Los malaventurados no lloran [Priv. Náyare] Empty Re: Los malaventurados no lloran [Priv. Náyare]

Mensaje por Katsuki el Lun Jun 29, 2020 11:30 pm

Los malaventurados no lloran
No se sentía bien. Enteramente no sentía que iba a poder mantenerse de pie ni un segundo más y aunque así se sentía, por fuera estaba más tenso y tieso que nunca. Sentía que los segundos podían volverse horas y que incluso todo estaba sucediendo en cámara lenta, ¿acaso era posible? ¿No estaba siendo parte de otra de sus bromas y le había drogado sin que se diera cuenta? La verdad es que sí se sentía como atontado pero es que no podía diferenciar si se trataba de una droga o de su propia adrenalina ue lo estaba alterando hasta los nervios. Katsuki soltó el afiance de Náyare, dejó caer los brazos a los costados y por primera vez en la vida, por primera vez en los muchos años de amistad que había tenido con la loca de Náyare sintió muchas ganas de pegarle.

Si se trataba de una broma, ya había cruzado el límite y estaba enfurecido, ¿qué importaba darle un buen puñetazo en la cara? Quizás se haría mierda los huesos de la mano porque si bien sabía, la mujer era más metal que humana, pero valía la pena hacerlo por joderle de ésa manera; y estaba por hacerlo, ¡De verdad que levantó el puño tomando impulso! Y lo hubiera soltado de no ser por las lágrimas que brotaron de los ojos de la mujer... Y ahí supo que en verdad éso estaba pasando y que era real. —N,no... Basta... ¡Basta! ¿Qué tan pronto puedes hacer llorar a Katsuki? Pues basta con que una de sus dos mejores amigas le diga que la otra, por la que tenía un sentimiento que iba más allá de la amistad le afirme que está muerta. Y ahí lo tienes.

El rostro de Katsuki estaba ya humedecido por las lágrimas, los ojos enrojecidos y aquella lastimosa expresión que no tardó en descomponerse aún más hasta que rompió en un amargo y pesado llanto. Se abrazó a sí mismo y cayó al suelo de rodillas, ¿cómo podía doler tanto? ¿cómo es que estaba destinado a perder a todo aquel a quien amara? Estaba en shock, no quería aceptar la realidad de aquello y dolía, dolía demasiado. Ahora sí golpeó con sus fuerzas el suelo y de paso alzando una fuerte llamarada al momento de chocar su puño sobre el verdoso suelo. Pero nada se incendió, las llamas simplemente avivaron en el momento en que Katsuki tomó el impulso para golpear pero se apagaron al instante... Sí, había aprendido a utilizar su poder y ahora no podría nunca decirle a Inari ni podría preguntarle que practicaran juntos.

La muerte causa un dolor tan profundo que no desaparece y el sufrimiento complejo o prolongado puee afectar a cualquiera; lo peor de todo es que él estaba viviendo ése momento y quién sabe cómo lo llevaría a futuro. Sólo una vez había sufrido tanto por la muerte de alguien a quien amó y lo único que hizo fue buscar el suicidio que no le entregó más que la pérdida de su divinidad... ¿Si lo volvía a intentar... moriría ésta vez? ... ¿Podría ver a Eijiro y a Inari en el más allá si es que había uno?
Pero reaccionó, el suicidio no iba a ser la solución y no iba a ser tan estúpidamente cobarde como para buscar ésa salida y darle "el gusto" al todo poderoso hijo de puta omnipresente.

Seguía llorando, su cuerpo parecía convulsionar por los espasos y aunque soltó un grito y volvió a golpear el suelo con fuerza no logró calmar ni un poco el dolor. ¿No era acaso exagerado? Sí, quizás. Pero para él, para ellos que llevaban una relación de confianza y amistad tan peculiar quizás era lo normal. Y sólo se desahogaría una sóla vez, después encapsularía sus emociones y se contendría de todo... De todos.

Aún estaba hincado en el suelo, todavía las lágrimas seguían saliendo como borbotones de sus ojos, pero no podía; o más bien no quería seguir sintiéndose así, por lo que a duras penas se puso de pie y caminó hacia donde estaba ella, su amiga y la tomó de los hombros. Tenía la cabeza gacha pero apenas levantó el rostro le clavó su afilada mirada y con una voz totalmente quebrada y gutural pronunció. —¿Cómo fue?

Sufriría escuchando, sufriría y querría arrancarse el corazón y dejar de respirar, pero lo escucharía todo. Si la herida estaba ya abieta, ¿qué más daba abrirla unos centímetros más? ¿Qué más daba destruirle por dentro? Lo aceptaría, tenía que saber y con ello, al igual que su ahora difunta querida, asesinaría a una parte de sí mismo.
Emme


Katsuki
Katsuki
Demi


Masculino
Mensajes : 212

Los malaventurados no lloran [Priv. Náyare] DjMaeVN
https://sunflower.foroactivo.mx/t998-fallen-angel-katsuki-id

Volver arriba Ir abajo

Los malaventurados no lloran [Priv. Náyare] Empty Re: Los malaventurados no lloran [Priv. Náyare]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.