Sunflower
Ella se viene conmigo (auto servicio compra de la 38)  9A1qiH6
Invitado
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos Temas

STAFF
Web Master
KANON
MP | Perfil
Administradores
Akali
MP | Perfil
Inari
MP | Perfil
Moderadores
Baltazar
MP | Perfil
Náyare
MP | Perfil
Moderadores CB & Discord
Ieilael
MP | Perfil
Cotta
MP | Perfil
AFILIADOS

Hermanos
Crear foro
boton 150x60
Élite
counting ★ stars
Loving Pets
Crear foro
Ella se viene conmigo (auto servicio compra de la 38)  Image
bton 40x40
FINAL FANTASY: Zero
CRÉDITOS
Skin “Shine!” creado por Runa XIII e inspirado en la colección de tablillas de NympheaKeep it simple”. Un agradecimiento especial para Nymphea por su consentimiento, a la Asistencia de Foroactivo y los tutoriales de Savage Themes y The Captain Knows Best.

Todos los derechos son reservados. Las imágenes y el contenido alojados en este foro pertenecen a: DeviantArt, Zerochan, Pixiv y a Pinterest y se le acredita a sus respectivos autores.

No está permitido el uso de algún contenido propio de este foro sin permiso alguno. Se original, no copies.



Ella se viene conmigo (auto servicio compra de la 38)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ella se viene conmigo (auto servicio compra de la 38)  Empty Ella se viene conmigo (auto servicio compra de la 38)

Mensaje por Edgard Morcef el Vie Mayo 22, 2020 8:37 pm

El Demonio solitario:

Los días en Zomalpets solían ser algo repetitivos y lentos por eso Edgard solía darse vueltas por las jaulas, el patio, la biblioteca y mas que nada todo el lugar, le chocaba el abuzo de poder y que maltrataran mascotas nomas por que si, el era estricto pero justo y la verdad a diferencia de la mayoría de los que trabajan ahí el era... especial en cuanto al trato de los pets no los vendía si el nuevo dueño se veía peligroso para estos o si este le hacia enfadar, el sin lugar a dudas no era una buena persona pero tenia sus reglas.

La mayoría de las pets le esquivaban por miedo otras le insultaban por ser vendedor pero a el no le importaba al contrario analizaba su comportamiento para encontrar al mejor comprador posible, mas sin embargo habían varios pets que no solo lo respetaban si no que lo buscaban por que decían que realmente era bueno...patrañas seguro vieron su forma de moverse y esperaban que los sacaran mas rápido mas sin embargo había terminado sacando a varios de esos...Edgard no era el vendedor normal de ese lugar.

Esa noche se encontraba en su oficina donde atendía a compradores importantes o revisaba asuntos importantes, aquel lugar era muy diferente a todo era limpio elegante y parecía una especie de oficina de madera en lugar de metal. No tardaría en llegar un importante científico de uno de los lugares que les mandaban pets; al parecer buscaba a una pet en especial; el sonido del reloj de madera era penetrante hasta que la puerta se abrió y entro un hombre de mediana edad con una sonrisa bastante familiar para Edgard conocía esa mirada y sonrisa falsa en cualquier lado, era la sonrisa de un tipo que creía que podría aprovecharse de el hablando, aquel hombre estaba adentrándose a un juego muy peligroso y su adversario era Edgard.

Doctor Gerard de Villefort:

Ahhh me dijeron que aquí le podría encontrar Joven...- el hombre hizo como si se le hubiera olvidado su nombre, Edgard sonrió de manera ladina y se presento- Me alegro no se acuerde pues no debería de saberlo dejémoslo en que soy el demonio Frances, un gusto en conocerle Dr. Villefort siempre recibimos transporte de pets de parte de usted y pues cuando nos enteramos que quería conseguir un pet yo mismo me ofrecí a atenderle-  la sonrisa falsa del hombre por un momento se lleno de orgullo y confianza ante las palabras de Edgard pero lo que no sabia es que Edgard había escogido esa venta por que que un distribuidor quisiera comprar un pet significaba que había hecho algo mal y necesitaba recuperar un envío- ahhh es un gusto escuchar eso justamente por eso estoy aquí- los ojos de Edgard se afilaron y su sonrisa mostró el orgullo de saber que estaba en lo correcto- en uno de los últimos envíos que le hicimos había una pet que necesitamos recuperar no terminamos las pruebas necesarias...- su sonrisa mostraba confianza pues creía que se había ganado a Edgard.

Edgard estaba sentado detrás de su escritorio y nunca se había parado ni cuando el hombre entro a la habitación, hizo un movimiento con la mano ofreciéndole un lugar enfrente de el y saco unos papeles que ya tenía listos y los coloco enfrente de el-  Estos fueron los últimos 3 camiones de sus envíos todo fue pagado y todo ah sido procesado así que como se imaginara el regresarle una de las mascotas esta mas que fuera de la mesa- sonrió de nuevo con calma mas sin embargo el hombre sabia a donde intentaba llegar Edgard- ahhh no se preocupe el señor Dantes no esta dispuesto a simplemente pedir algo sin dar nada a cambio- El escuchar ese nombre hizo que Edgard abriera los ojos de par en par conocía el nombre a la perfección su uno de sus amigos y pieza en su tablero poseía ese apellido, entonces estos encargos venían de los laboratorios de León Dantes... esto era muy malo pero ahora tenia sentido por que muchas de los pets que venían de ese lugar venían en tan mal estado -Ohhh ya veo, pues vea los papeles y dígame si reconoce al pet que buscan...- Edgard no soltaba su papel de vendedor pero lo mas seguro es que ese hombre se fuera sin nada esa noche eso si es que lo dejaba salir de ahí con vida...

Después de un rato aquel Doctor encontró y separo una imagen que puso enfrente de Edgard, el conocía a esa Pet perfectamente, la numero 38, había llegado sin nombre y serio caso de amnesia.... Edgard le había dado un nombre, algo que no debió de haber hecho pero no se arrepentía, no le agradaba a donde iba esto en lo mas mínimo aun así mando llamar a la pet a través de un interlocutor y en ese momento se paro para ir hasta la puerta y esperar a que ella llegara ahí, no apartaría su vista de aquel hombre en ningún momento.- Entonces parece que entiendo que hay que  llegar a un acuerdo verdad?-

Jugando contra Edgard:

Las mariposas de luz doradas se empezaban a juntar mucho cerca de Edgard permitiendo que se empezaran a ser algo visibles, mantenía la calma y tenía que ser asi si quería usar esas dorada fuente de mana- pues si no mal recuerdo ya teníamos un acuerdo con los laboratorios de León Dantes , ustedes proveían pets y nosotros pagábamos por ellos y evitábamos mencionar cosas de sus laboratorios- en cuanto mencionó el nombre de León el Doctor abrió los ojos y se dio cuenta de su error- el que venga y me ofrezca llegar a un acuerdo por esa pet significa que vale mucho mas de lo que pensábamos... si quiere llegar a un acuerdo tendrá que decirme por que les interesa que clase pruebas hacen con ella- el doctor se paro bastante de malas tirando la silla en la cual se encontraba sentado y mirando a Edgard de frente le encaro- quien se cree que es usted intenta chantajear a su mejor proveedor ??-  Edgard sonrío de una manera bastante calmada- solo intento conseguir el mejor trato posible a fin de cuentas soy un vendedor no ?-


La sonrisa  de Edgard desapareció y espero a que el hombre comenzara a hablar pero antes de que eso pasara  se escucharon unos golpes en la puerta y un guardia armado entro con la joven de piel caramelo- eso seria todo - le dijo al guardia y este se retiro, mientras que la sonrisa del Doctor regresaba al ver a la rubia enfrente de el y como el guardia armado se retiraba; Edgard movió su brazo y capa cubriendo a la joven con este colocándola junto de el- entonces me dirá lo que le pedí ?
Edgard Morcef
Edgard Morcef
Hetero


Mensajes : 16

Empleo /Ocio : Vendedor en Zomalpets

Demonio Amos
https://sunflower.foroactivo.mx/t1655-edgard-morcef

Volver arriba Ir abajo

Ella se viene conmigo (auto servicio compra de la 38)  Empty Re: Ella se viene conmigo (auto servicio compra de la 38)

Mensaje por Kamael el Miér Mayo 27, 2020 7:47 am

Spoiler:


Podía recordar la primera vez que le vi; la segunda noche que tenía en ese lugar y ya tenia problemas con los guardias, podría decirse que se debía a un malentendido, pero realmente no deseaba que me pusieran un dedo encima… por algún motivo me sentía incomoda con el contacto de cualquier criatura así que lo evitaba lo mas posible. Entre los guardias y yo hubo una gran pelea solo porque querían medirme según ellos explicaron, pero al no querer cooperar tuvieron que llamar por ayuda. Primero ver destellos que pasaban a mi lado para luego estar en el suelo, realmente no fue mi mejor experiencia, pero cuando terminaron los guardias, aquella persona me ayudo a levantarme y me ofreció un par de caramelos.

Al día siguiente me fui derecho a la biblioteca a buscar sobre lo que había visto la noche anterior, aprendí poco… realmente era vago el conocer solo la palabra “mariposa” y relacionarla con la imagen de lo que había visto alrededor de esa criatura, quería saber más; así que le seguía cada que podía, era curioso que le podía encontrar solo siguiendo las mariposas que parecían seguirle a donde quiera que iba. Intenté no ser tan obvia por mi curiosidad sobre las mariposas así que me excusé bajo el pretexto de esconderme de los guardias por no querer tomarme alguna medicina.

No pude evitar preguntarle varias cosas desde “que eres?” hasta el “cómo te fue hoy?” despues de un tiempo aprendí que lo correcto al momento de hablarle era referirme a él como si fuera el rey de algún lugar, así que de vez en vez de llamarle por su nombre le decía “alteza”, una vez no pude evitar robarle un libro que parecía muy entretenido de leer así que me puse a leer en voz alta (lejos de su vista claro)… no salió bien, nada bien de hecho… tal es el caso que aun sigo practicando con mis vecinos de celda como jueces…. No son nada amables al criticar. Casi morí de un infarto al oírle darme un “nombre” pero me contuve agradeciéndole varias veces seguidas… tuve que fingir negarme al inicio pero realmente me había conmovido muchísimo, así que con más razón me obligue a no perderle el respeto que ya tenía de mí.

Spoiler:


Un día vi como una demonesa que había llegado hacia poco era llevada fuera de las celdas fuera del horario establecido, las palabras “fuiste comprada” retumbaban en mi cabeza, al punto que pregunte con un guardia en vez de preguntarle al demonio como siempre lo hacía –ehh… significa que le adoptaron, que alguien la eligió para llevársela. ¿¡yo que voy a saber?!- no pude con la curiosidad y me fui derechito a preguntarle. Tuve que contenerme de saltarle encima por la curiosidad que me invadía –Alteza… us… bueno… ¿usted cree alguien quisiera adoptarl.. Es decir...me? Digo… algún día… ¿quizás?- intente mirarle a los ojos pero me ganaba el nerviosismo por algún motivo así que mi mirada iba de un lado a otro mientras jugaba con las orillas de mi atuendo, pero su respuesta me desanimó muchísimo –a todos los adoptan en algún momento solo confía y no des problemas- con una sonrisa calmada y mirada seca era obvio que algo estaba mal… entonces ¿solo me estaba consolando?. Di un saltito y sonreí por su respuesta, no le agradecí y me retiré a mi cama, mi pecho dolía, muchos se habían dado cuenta en mi cambio de humor que no estaba bien. Pase un par de dias evitando al demonio guiándome por las mariposas, realmente me hubiera gustado pedirle que me adoptase, pero al ser mi pregunta general…. Me di cuenta que al parecer no llenaba sus gustos. En ese tiempo simplemente de dediqué a “no dar problemas” como me lo había indicado, pero en un par de ocasiones me fue un acto realmente complicado.

Spoiler:


Esa noche habían ido por mi bajo el pretexto de que me estaban llamando, mi pecho se comprimía de solo pensar que no le volvería a ver. Pero al pasar de largo la recepción, levante la mirada del suelo y trate de ver a donde íbamos; no iba a evitar disimular mi sorpresa por ver la oficina del demonio frente a mí, casi sentí algo de esperanza al ver tantas mariposas aglomerarse en la puerta… quizás demasiadas, pero eran un indicativo de que él estaba ahí sin dudas. Entré con algo de miedo algo me gritaba huyera, pero mis ganas de verle pudieron mas que mis miedos.

Aquel hombre frente a mi me miro con algo de desprecio y ambición, estuve a punto de retroceder, pero la capa oscura que conocía bien me cubrió la vista tan desagradable. No podía recordar el rostro que tenia al otro lado de la tela, pero mi cuerpo entero temblaba entre el miedo y la emoción, era la primera vez que me veía así… y no me gustaba nada -confórmese en saber que les darán varios pets por las molestias que les supondrá tener que dárnosla de regreso- abrí los ojos de par en par…. No, no era cierto… tomé la capa con mi mano temblorosa pidiéndole en silencio que me dejase ver lo que tenia en frente; mi cuerpo entero vibraba de miedo y emoción, mi boca estaba salivando sin control… dear… El hombre sonrió de manera algo cariñosa mientras extendía sus manos hacia a mi -¿ve? ella quiere venir conmigo. No sea mal vendedor, piense en los deseos de la niña, no pregunte tanto y haga el trámite de la compra- empecé a hiperventilar y mire al demonio a mi lado en medio de la desesperación –i..hice… ¿hice algo mal?¿dije algo malo?¿no soy buena?¿no me esforcé lo suficiente?- sin darme cuenta volví a hablarle de “tu” y mi desesperación ya era completamente palpable, creí oír al otro quejarse por mi actitud pero le ignore por concentrarme en el pelirrojo –no quiero ir, por favor. No me hagas regresar!- tuve que hacer un esfuerzo increíble por no echar a llorar ahí mismo.

Me habían advertido qué debía y qué no debía decir frente a aquel demonio así que lo que hice a continuación significaba una inmolación para un ser como yo frente a un demonio como él –hare lo que sea… le daré lo que sea… mi señor, se lo suplico, lléveme usted… lléveme usted- me abrace a él tan fuerte como me fue posible aun si estaba temblando por la presencia extra en ese lugar, no quería regresar a donde quiera que me fuera a llevar, mi cuerpo entero sabía que no debía regresar por ningún motivo -suficiente!! Necesitamos que esa niña regrese y punto, ¡usted solo haga su maldito trabajo!- alcancé a reaccionar algo tarde, ya había alcanzado a meter su mano al bolsillo así que solo logre jalarle del brazo y ponerlo detrás de mí para protegerlo, asi fuera arriesgando un poco el pellejo. Ya que nuestra diferencia de altura era bastante marcada, lo único que pude hacer para cubrirlo mas del posible ataque fue usar mis “alas” a manera de escudo para él señor francés. Si, dolía muchísimo si quiera intentar desplegarlas y ni que decir de mantenerlas erguidas como lo estaba haciendo en ese momento, pero mi decisión ya estaba tomada, si era necesario lo iba obligar a que me adoptara esa misma noche, pero no iba a ir a ningún lugar a menos que fuera a su lado.
Kamael
Kamael
Hetero


Mensajes : 13

Edad : 16

Angel Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1520-kamael-expediente#8738

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.