Sunflower
[Privado] Looking up, we see the point of entry [Priv. Simon Wilfried] 9A1qiH6
LINKS RÁPIDOS
GRUPO DE DISCORDRECICLAJE DE TEMAS LIBRES Y ABANDONADOSDebilidades/Habilidades/Poderes y sus Limites.CIERRE DE TEMASPETICIÓN DE HOGARESREGISTRO DE GIFS PERSONALIZADOS

Invitado
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos Temas

Últimos temas
» [Mini juego] ¿Qué escuchas en éste momento?
por Ieilael Hoy a las 12:03 pm

» And now... What? [Priv. Ji Ahn Kyŏng] [+18]
por Araxiel Hoy a las 11:49 am

» Can’t wait to fall again [Priv. Jun'ichi Hōjō]
por Ieilael Hoy a las 11:47 am

» [Afiliación] Neon Paradise — Élite
por Invitado Hoy a las 3:04 am

» [Privado] Harmful Agent [Priv L. Wanheda]
por Alik Xаос Hoy a las 12:37 am

» [Privado] Don't eat the sheep [Taekyung]
por Corey Hoy a las 12:15 am

» This is my life [Álbum]
por Karan Ayer a las 12:31 pm

» Pure chance [ Priv Maximus ]
por Maximus Ayer a las 10:05 am

» I don't bite, cutie [Priv. Fei]
por Naja Ayer a las 10:02 am

» Fatal Karma |+18|Priv.Karan|
por Loki Laufeyson Ayer a las 4:59 am

STAFF
Web Master
KANON
MP | Perfil
Administradores
Akali
MP | Perfil
Nanashi
MP | Perfil
Moderadores
Baltazar
MP | Perfil
Náyare
MP | Perfil
Moderadores CB & Discord
Ieilael
MP | Perfil
Cotta
MP | Perfil
AFILIADOS

Hermanos
Crear foro
boton 150x60
Élite
counting ★ stars
Loving Pets
Crear foro
[Privado] Looking up, we see the point of entry [Priv. Simon Wilfried] Image
bton 40x40
FINAL FANTASY: Zero
CRÉDITOS
Skin “Shine!” creado por Runa XIII e inspirado en la colección de tablillas de NympheaKeep it simple”. Un agradecimiento especial para Nymphea por su consentimiento, a la Asistencia de Foroactivo y los tutoriales de Savage Themes y The Captain Knows Best.

Todos los derechos son reservados. Las imágenes y el contenido alojados en este foro pertenecen a: DeviantArt, Zerochan, Pixiv y a Pinterest y se le acredita a sus respectivos autores.

No está permitido el uso de algún contenido propio de este foro sin permiso alguno. Se original, no copies.



[Privado] Looking up, we see the point of entry [Priv. Simon Wilfried]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Privado] Looking up, we see the point of entry [Priv. Simon Wilfried] Empty [Privado] Looking up, we see the point of entry [Priv. Simon Wilfried]

Mensaje por Honey Kawahara el Jue Abr 16, 2020 3:43 am

Esto debía ser algo así como tocar fondo.

Se agarró aún más a la manta cubriéndolo, acurrucándose aún más en la cama, y terminando de taparse por encima de la cabeza. Obligarse a dejar de llorar para este punto iba a ser imposible. Ni siquiera sabía por qué lo hacía– es decir, además de lo obvio, claro, pero creía tener más que superada la etapa de “estás atrapado aquí y no importa lo que hagas” como para andar llorando por eso ahora mismo. Por dentro, andaba maldiciendo a su creador por tener la grandiosa idea de hacer un muñeco incapaz de cualquier función normal humana pero capaz de llorar. ¿Por fuera? Solo se esforzaba en estar lo más en silencio posible.

Se hubiera quedado así bastante tiempo más si hubiera sido decisión suya. Quizás incluso hubiera dormido una hora, dos si era afortunado (o si se despertaba demasiado tarde de una de sus cada vez más frecuentes pesadillas). No estaba muy seguro de si era el horario para dormir o no, pero si tenía que ser honesto, poco le importaba. Para este punto, podría aprovechar cualquier momento para descansar un poco si su cuerpo lo permitía. Sin embargo, justamente, no fue decisión suya.

Un golpeteo insistente en su puerta, que en un principio quiso solo ignorar, terminó por hacerlo secarse la cara como pudo y levantarse de la cama. Dudó durante algunos momentos, intentando terminar de limpiarse el rostro con las sábanas; si se tratara de algún trabajador de allí, estaba seguro de que no llamarían a la puerta justamente antes de entrar, mucho menos esperarían su respuesta, pero… ¿Por qué alguien en su condición siquiera estaría llamando a su puerta? Aún menos de esa forma, como si se tratara de algo urgente.

Sonrió apenas –casi forzándose a hacerlo– antes de empezar a caminar hacia la puerta, pensando en que quizás y hasta había un incendio o algo así. Aunque si así fuera, casi que prefería quedarse dentro de su cuarto también. Intentó distraerse del pensamiento, sacudiendo la cabeza– el que quien sea que estuviera del otro lado de la puerta haya continuado con el ruido sirvió para terminar de devolverlo a la realidad.

Se pasó una mano por el cabello antes de abrir la puerta, intentando verse lo más presentable que podía; que acabara de salir de un colapso emocional no significa que tuviera que verse como si fuera así.

Disculpa, ¿Necesitas algo?–, dijo, asomándose por la puerta, aún sin terminar de abrirla del todo.

Sin terminar de soltar el pomo tampoco, en el caso de que necesitara cerrarla de golpe; cosa que sabía que, si estaba en una situación en la que terminaba haciéndolo, iba a terminar por causarle problemas, pero en la escala de “cosas malas que podrían pasar en ese sitio”, esa ya había quedado muy abajo.
Honey Kawahara
Honey Kawahara
Homo


Mensajes : 40

Doll Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1952-sweet-as-honey-id

Volver arriba Ir abajo

[Privado] Looking up, we see the point of entry [Priv. Simon Wilfried] Empty Re: [Privado] Looking up, we see the point of entry [Priv. Simon Wilfried]

Mensaje por Simon Wilfried el Dom Abr 19, 2020 6:20 am

Esto debería ser algo así como sentir a alguien tocar fondo.

Podía percibirlo. Las energías negativas de esa persona, las cuales ya hasta le empezaban a dar algo de jaqueca. Había estado tolerandolas, pero ahora se encontraban llegando a un punto extremo. Maldito el desgraciado cuyo nombre no quería siquiera pensar que, no solo lo encerró en ese horrible lugar, lo puso al lado de ese posible suicida.

Recapitulemos.

Llevaba unos pocos días en aquel sitio llamado Zomalpets. Sin problema podría decir que fueron los peores días de su vida, si no consideraba lo que lo llevó a terminar ahí en primer lugar.
Lo describía, si era lo menos explícito posible, como un recinto desagradable y túrbido. La cuna del mal que acechaba aquella isla, y de la que las personas no parecían preocuparse demasiado. Realidades que no se creen hasta que las vives en carne propia. Ahora que finalmente había caído en esa situación, se cuestionaba cómo pudo ser tan ingenuo y descuidado.
Sus padres, aunque los aborrecía, le habían advertido de eso antes de irse de su país natal ¿Siquiera los escuchó? Odiaba admitir que tenían razón, que en Sunflower no había lugar para ellos. ¿Y ahora que haría? ¿Qué sería de él?
Le asqueaba enormemente la idea de ser un pet. No le entraba en la cabeza. No lo iba a aceptar. Tenía que haber una forma de salir...
Pero ¿Cómo lo averiguaría si apenas se atrevía a poner una pata fuera de su pequeña y lúgubre celda?
Lo había hecho un día. Solo por cinco minutos. Ir al comedor, almorzar y volver, y mientas regresaba a su habitación, intentar detectar alguna falla en la seguridad o algo que pudiera aprovechar. Sonaba fácil.

Apenas logró hacer la mitad del recorrido al comedor. No pudo soportarlo. Porque, primero, el tipo de calzado que estaba usando le parecía la abominación más impractica de la Tierra que le hacían caminar peor que un potrillo recién nacido, sin mencionar que eran desonrosos, y segundo, las evidentes miradas lascivas de los guardias le invadieron. El sentir que en cualquier momento alguno no iba a tener reparos en tirarsele encima.
Es que, sinceramente, obligar a alguien con posible ansiedad social a utilizar ropa llamativa que rayaba lo obsceno, en un sitio tan hostil como ese, era despiadado. Le fue una experiencia lo suficientemente aterradora como para descartar cualquier intento de volver a salir, hasta que le devolvieran su ropa o le dieran algo que pudiera calificar como decente.

Por su estómago no pasó ni una mísera miga de pan hasta el momento.

Decir que estaba de mal humor era poco.
Le gustaría decir que lo único que no le había arrebatado era el sueño, pero desde que llegó no había dormido bien tampoco. Estallaba de rabia.

En una explosión indignación por el horrible destino que le había tocado, decidió descargarse con la gota que rebasó el vaso.
Tocó a su puerta con tanta fuerza que le hizo doler los nudillos, y cuando fue abierta empezó a vociferar tal como si vomitara su desprecio al contrario.

–¿¡Podrías parar!? ¡Me tienes harto!–

Sabía muy bien que el sentirse mal o no, no estaba bajo el control de su "vecino", que seguro estaba en su misma condición si no es que peor. Que no era su culpa, y que el que le molestaran a tales puntos esas vibras negativas que solo él podía percibir era una mala jugada de la naturaleza de la que los demás no tenían porqué estar conscientes. Simplemente, en ese momento no pensó nada de eso.

Esa cólera no duró más de unos segundos. Se apagó al verlo. Tan pequeño y frágil, con una mirada que se notaba afligida a pesar de que quisiera disimular ¿Le estaba gritando a una adolescente? Eso...eso era caer bajo. Se sentía una bestia.

Se notó su inmediata sorpresa y posteriormente vergüenza en el rostro, y ya no se atrevió a verle a los ojos. Solo bajó la mirada y se encorvó levemente, mientras juntaba sus manos, empezando a entrelazar sus dedos.

–Y-yo...eeh...– Quiso justificarse o disculparse, pero las palabras ya no le salían, solo lograba musitar incoherencias.
Le hizo pensar en lo cruel de ese lugar de nuevo, la persona que tenía en frente le parecía de apenas unos 14 o 15 años, no tenía apariencia de poder dañar una mosca. Le estaba invadiendo la culpa.
Simon Wilfried
Simon Wilfried
Homo


Mensajes : 23

Unicornio Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t2090-ficha-well-no-i-don-t-feel-lighter-simon-wilfried

Volver arriba Ir abajo

[Privado] Looking up, we see the point of entry [Priv. Simon Wilfried] Empty Re: [Privado] Looking up, we see the point of entry [Priv. Simon Wilfried]

Mensaje por Honey Kawahara el Lun Abr 20, 2020 12:55 am

No era que no le hubiera gritado antes, aquí o afuera, pero que un total desconocido lo hubiera hecho sin un motivo aparente lo hizo retroceder un momento. Estuvo a punto de cerrarle la puerta. Estaba seguro de que fue la misma sorpresa lo que evitó que lo hiciera. Que además el otro se quedara callado de una forma que solo podía expresar arrepentimiento no hizo las cosas más claras en absoluto.

Lo inspeccionó con la mirada, casi en busca de pistas o… Algo, que le explicara qué estaba pasando. Algo que tampoco encontró– si algo, estaba aún mas extrañado por qué clase de persona usaría esa ropa en ese lugar. No tenía intención de ponerse a juzgarlo, no, pero no creía que fuera la misma clase de persona que le gritaba a un desconocido porque si, mucho menos la clase que parecía tener tan poca confianza en sus decisiones como para arrepentirse de eso inmediatamente.

A eso, le sumaba lo joven que se veía. Quizás era, y en lo que pensaba eso se fijó en el cuerno en su frente, alguna particularidad de su especie, pero entre eso y su comportamiento, le costaba creer que no se tratara de un chico que acababa de entrar en su primer año de la universidad, si es que siquiera había llegado a eso. El solo pensar en eso le dejaba una sensación amarga. Sabía que algo así no debería sorprenderlo, no de ese lugar, pero pensar en eso no lo dejaba muy tranquilo tampoco.

Así que, y por absurdo que pareciera comportarse así ante la persona que acaba de gritarte, no pudo evitar mirarlo con un gesto entre pena y preocupación.

Hey, tranquilo,–empezó, dudando un poco.

¿Qué se suponía que dijera? ¿”A cualquiera le darían ganas de gritarle a alguien aquí”? No le parecía algo que fuera a ayudarlo, precisamente. Intentó repasar lo que le había dicho, quizás podía responderle respecto a eso. Era que… ¿Lo tenía harto? ¿Que parara-? Espera un momento.

Eh, espera, ¿Me escuchaste?–alcanzó a decirle, sonando mucho más nervioso de lo que le hubiera gustado.

No se le ocurrió pensar ni por un segundo que su cama se encontraba pegada a la pared, o que en serio podía haber alguien del otro lado. Había intentado mantenerse callado, pero ahora dudaba de si lo había conseguido. Tenía ganas de cerrarle la puerta en la cara, ahora tan solo por la vergüenza que le provocaba el siquiera pensar en eso.

Sacudió la cabeza, intentando calmarse. Eso… No podía ser tan malo, ¿no? Tan solo alguien lo había escuchado llorando como, tres o cuatro o quizás más noches seguidas. Quizás no había llegado a escucharlo murmurar incoherencias para mantenerse despierto más de lo que debería. Es más, estaba saltando a la conclusión de que se refería a eso sin que se lo hubiera dicho siquiera, solo era la opción con más sentido, y la única con sentido en realidad, pero siempre podría ser cualquier otra cosa. No estaba, en absoluto, buscando excusas. Ni empezando a sentir como si la cabeza le diera vueltas.

...Lo siento mucho, de verdad,–terminó por decir, forzándose a no murmurar. No tenía idea de que agregar, ahora todavía menos, pero casi se sentía obligado a decir algo más, así que…–No estaba en mis mejores días, como habrás notado. Mis mas sinceras disculpas.

Así que, soltó una idiotez con el inglés más formal que tenía. Porque eso, seguro, ayudaba a disimular totalmente sus nervios.
Honey Kawahara
Honey Kawahara
Homo


Mensajes : 40

Doll Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1952-sweet-as-honey-id

Volver arriba Ir abajo

[Privado] Looking up, we see the point of entry [Priv. Simon Wilfried] Empty Re: [Privado] Looking up, we see the point of entry [Priv. Simon Wilfried]

Mensaje por Simon Wilfried el Sáb Abr 25, 2020 5:09 pm

Se preparó para que le cerrara la puerta en la cara, y así terminar por no volver a verle nunca más, o recibir otro grito también, si "la niña" tenía suficiente carácter. Así que dió un paso atrás antes de que sucedieran alguna de estas opciones.
El que reaccionara de una manera tranquila y paciente le dejó con una sensación agridulce, le hacía sentir bien de una manera superficial, pero sabía que no se merecía la empatía de esa persona.
Tan solo asintió con la cabeza ante la pregunta, todavía con la mirada encajada en sus pies, notandose un poco más nervioso. En parte era cierto, lo había oído, pero no era su molestia principal, y no estaba de ánimo para explicarle a un aparente humano sobre ello (Inconscientemente asumió que lo era, tiene la mala costumbre de hacerlo ya que vivió rodeado de... esas cosas) solo porque preguntan mucho y nunca terminan de comprender del todo. Además, nunca se lo habían dicho, pero, se preguntaba si podía ser un poco invasivo para quienes le rodeaban que supiera todo el tiempo sus estados de ánimo. Ahora que lo tenía frente a frente por primera vez, era inútil que Honey disimulara y fingiera encontrarse estable, su  presencia irradiaba perfectamente la pesadez de estar hundido en un profundo agujero de dolor. Quería abrazar a la pequeña...o al pequeño...eeeeh...ahora que había escuchado mejor su voz, estaba tremendamente confundido respecto a su género, y claro que no iba a preguntar inoportunamente "¿Eres chico o chica?" A pesar de que la interrogante le hacía sentir más nervioso respecto a interactuar con el contrario. En fin, le provocaba una ansia de rodearle con sus brazos y apaciguar su congoja de una buena vez...ahora que se daba cuenta, era algo que literalmente podía hacer.

Veamos...¿Que tan moralmente cuestionable sería drogar a una quinceañera?
Francamente ya lo había hecho, pero es diferente cuando tú también eres un quinceañero, y cuando las preocupaciones de ambos en ese momento es que el lunes habrá examen de aritmética.
Ahora era un adulto, en teoría. Misma que le indicaría que su responsabilidad sería no arrastrar a un puberto a ese tipo de prácticas...pero...¿Quién querría estar consciente en ese sitio horrendo? ¿Hacía falta mencionar que Simon se hubiera adormecido a sí mismo si tuviera la capacidad?

Ofrecerle un descanso a cambio de que le consiguiera comida sonaba un buen intercambio.

No, él no era así de frívolo, solo se estaba dejando llevar por la desesperación que atribuía mayormente al hambre, que si no comía en los próximos minutos estaba seguro que iba a desfallecer, o manchar de bilis todo el pasillo junto con su "ropa de reina",y no quería averiguar cómo reaccionaría cualquier cuidador a alguna de las dos situaciones que en cualquier segundo podrían ya no ser hipotéticas. Pero, generalmente, no sería capaz de intentar ¿manipular? A alguien, más encima menor, si eso contaba como manipulación. Si sentía pena genuina por el crío, no obstante sentía una mayor pena por sí mismo ¿Eso...no estaba mal? ¿Verdad?

Despacio, fue levantando la mirada, y simultáneamente erguía la espalda. Hasta encontrarse en una posición que demostraría un poco más de seguridad propia y autoridad...claro, ignorando que llevaba lo que describía como un atuendo de stripper...si...ignorandolo lo más posible. "Tranquilo Simon, lo que cuenta es la actitud". Logró hacer contacto visual finalmente y separó los labios, por los que inhaló algo de aire antes de prepararse a hablar.

–Creo que...–
Se retractó al instante. ¿"Creo"? Simon, serías un pésimo vendedor de Avon.
Volvió a formular la oración.
Hay una forma en la que puedo ayudarte con eso.–
Simon Wilfried
Simon Wilfried
Homo


Mensajes : 23

Unicornio Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t2090-ficha-well-no-i-don-t-feel-lighter-simon-wilfried

Volver arriba Ir abajo

[Privado] Looking up, we see the point of entry [Priv. Simon Wilfried] Empty Re: [Privado] Looking up, we see the point of entry [Priv. Simon Wilfried]

Mensaje por Honey Kawahara el Dom Abr 26, 2020 6:34 pm

Al principio, en realidad, no podía evitar sentir pena por el otro. Se veía… Como un niño al que acababan de regañar por haber roto algo, no necesariamente una antigüedad familiar, quizás tan solo un juguete especialmente costoso, y, a iguales partes afortunada y desgraciadamente, eso era algo que no le resultaba demasiado extraño. Un pequeño deje de familiaridad en un sitio así no venía mal, aún si los recuerdos no hacían mucho por mejorar su ánimo, más allá de hacerlo sonreír de una forma que dudaba mucho que el otro pudiera haber notado. Pero es que, de haber sido algo más alto, o el otro más bajito, hasta hubiera pensado en revolverle el cabello o algo.

Al menos, hasta que el otro pareció dejar lo que hasta ese momento había supuesto que eran nervios de lado, y volvió a hablarle. Le hubiera gustado poder reírse de su propia ingenuidad.

En otro contexto, en cualquier otro contexto, se hubiera reclamado por pensar lo peor de alguien que no conocía, pero no ahora. Había intentado no pensar lo peor de otra situación hacía no mucho, ¿Y dónde lo dejó eso? Si, exacto, en esa misma celda en la que se encontraba ahora mismo. No se iba a permitir que todo saliera tan terriblemente mal de vuelta, aún si significaba suponer que el desconocido frente a él tenía las peores intenciones posibles (que allí podían ser… Notoriamente malas, si su poca experiencia le decía algo).

Disculpa,–dijo, y toda la amabilidad en sus palabras pareció desaparecer con la primera sílaba. No por ello la educación, que le tomaría bastante abandonarla, pero cualquier calidez que su voz guardaba antes, aún si era completamente artificial, ahora había sido reemplazada por una frialdad que casi se percibía en el ambiente. Era el tono que usaría ante un pretendiente a socio de la empresa en tanto notaba segundas intenciones, o ante a alguien que acababa de descubrir en el acto de algo que, acorde a su deber como guardia personal improvisado, no podía dejar pasar, pero que todavía no merecía hacerlo dejar su… Clase, de lado. No quería caer en lo prejuicioso, pero él no venía de ninguna ciudad cualquiera o de una choza en el bosque. Si las palabras podían tener filo, el de las suyas no sería el de una botella rota, sino más bien el de una daga que servía como herencia familiar en alguna novela de fantasía.–Pero no estoy interesado en… ayuda–enfatizó esa palabra, casi con desprecio–, mucho menos cuando no sé de quien viene. O de qué se trata.

Lo primero era cierto. De lo segundo, podía imaginarse algo, conectando puntos, pero prefería hacer de cuenta que no. Una pequeña parte, por su propio bien mental, pero más que nada porque dudaba que un… Rechazo directo, fuera recibido bien por alguien de ahí. Incluso por un segundo dudó de si en serio no se trataría de alguno de los trabajadores fingiendo alguna clase de vulnerabilidad para tomarlo desprevenido, y esa idea cobró fuerza bastante rápido; aunque no le extrañaría que no todos allí fueran exactamente solo víctimas. Como cualquier otra situación en la que se forzaba a un grupo de personas a “convivir” con un maltrato casi constante, privadas de elecciones reales, poder, o libertad; siempre estarían aquellos que intentaran escalar de categoría, de la forma en que fuera, aún si eso significaba aplastar a sus iguales. Y estarían los que lo hacían por la fuerza, sí… O también, y dándole otra mirada al joven frente a sí, aquellos que eran capaces de someterse voluntariamente a aquellos en el poder con tal de conseguir algún privilegio, como ya le habían sugerido de forma no muy amable alguna vez. Quizás era una mezcla extraña de ambas cosas, lo que, con su propuesta de recién, no le extrañaría. Ni eso, ni que no hubiera sido exactamente solo una propuesta.

Por eso último era que, quizás, estaba casi preparándose mentalmente para, ante el primer movimiento en falso, intentar darle un buen golpe. Lo suficiente para que le quedara en claro que no era el pobre, inocente e indefenso muñequito que a muchos les gustaba asumir que era. ¿Que eso tendría consecuencias? Claro, no lo dudaba ni por un segundo, aún más si su teoría sobre que era un trabajador era cierta. Pero ya podría encargarse de eso en su momento, no en este.

Sin embargo, y quizás motivado por el par de recuerdos medianamente agradables que el otro había traído de forma accidental, decidió darle lo más parecido que tenía al beneficio de la duda. Aún si este venía dicho como si estuviera dispuesto a saltarle al cuello si no le gustaba la respuesta.

Así que, ¿Te gustaría decirme cómo podrías ayudarme exactamente?
Honey Kawahara
Honey Kawahara
Homo


Mensajes : 40

Doll Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1952-sweet-as-honey-id

Volver arriba Ir abajo

[Privado] Looking up, we see the point of entry [Priv. Simon Wilfried] Empty Re: [Privado] Looking up, we see the point of entry [Priv. Simon Wilfried]

Mensaje por Simon Wilfried el Mar Mayo 05, 2020 7:15 pm

Debió haberlo previsto ¿Cierto? Era comprensible que todo el mundo en ese sitio se encontraría constantemente a la defensiva, aunque de una persona más joven como la que creía Simón que Honey era, esperaba mayor flexibilidad...ah...bueno, le había gritado hace unos instantes atrás. Eso no estaba afectando ahora ¿Verdad? Estaba sintiendo que ahora sus energías se volvían algo hostiles, pero por el tono de voz y léxico que estaba empleando no era un dato difícil de adivinar. Entrelazó los dedos, palpando levemente la piel de sus nudillos con las yemas, frotando los dedos entre sí o demás minucias mientras pensaba, bajando levemente la vista de nuevo, pero esta vez solo hacia sus manos.
Puede que si Honey tuviera una apariencia que lo hiciera ver menos amigable, a estos puntos tras sentirse en jaque se hubiera vuelto hacia su habitación, pero como este no era el caso, y se repetía a sí mismo que estaba siendo un ridículo por verse intimidado por un púber, y más que nada, ahora que le hacía esa interrogante que podía llegar a ser comprometedora. Entendía que quería saberlo, era lógico, una persona con dos dedos de frente cuestionaría a quién le ofreciera algo que podía lucir tan irrealizable en un lugar como ese, en el que esperar un poco de paz se traducía en un sueño utópico. Sin embargo, no se lo había planteado hasta que se lo preguntó ¿Cómo explicar exactamente...eso? Sin asemejarse al cliché de hombre extraño que ofrece la mercancía de dudosa legalidad que lleva en su abrigo de múltiples bolsillos a gente que pasa por la calle en la madrugada.  Estaba acostumbrado a que quienes le rodeaban en la cotidianidad implícitamente lo supieran, ya sea porque eran vecinos y conocidos de toda la vida, o porque, como pasó en su llegada a la universidad, se lo comentó a uno de sus compañeros de cuarto casualmente y el rumor se extendió.

Comenzó a explicar, con su voz suave y medianamente tiritante. —Algunos pueden volar…otros tienen mucha más fuerza que el promedio, y otros t-tenemos…pues…— Quiso levantar la mano para señalar su cuerno, pero realizó esta acción a medias, tan solo moviéndola un poco y elevando el dedo índice a hacia arriba, podría parecer estar apuntando a cualquier otra cosa pero con las palabras dichas hacía unos segundos era evidente que se refería al cuerno. Ese cuerno color marfil pulcro, medio cubierto por su cabellera turquesa, que no era tan largo e imponente como el que se atribuiría a la criatura mitológica tradicionalmente pero si daba un pequeño aire de fascinación. Esperaba estar siendo lo suficientemente obvio. Respecto a si estaba siendo convincente o no…estaba considerando ahorrárselo.
—¿…D-demasiado extraño? — Levantó un poco más la mano, y acomodó su cabello, que ya le estaba cubriendo casi a mitad del rostro —…Es más fácil de entender cuando lo ves. No puedo probarlo en mí mismo…Como tal vez habrás notado.—
Una evidente expresión más decaída se dibujó en su semblante ante esto último, hablando cada vez en un volumen más bajo hasta que esa última palabra parecía perderse en el vacío.
—L-lo único que quiero a cambio— Se apresuró a aclarar, tras sentir un retorcijón de estómago que le hizo verse totalmente rígido por un momento y aferrar sus brazos a su abdomen. Repentinamente tragó saliva (O esperemos que eso haya parecido para los ojos ajenos) puede que se viera levemente más pálido también. —es que me traigas el almuerzo. — No especificó el por qué, ni quería hacerlo, ¿No era evidente que no era el lugar más indicado para vestir (lo que el denominaba como) ropa de stripper? Confiaba en que el muchacho pudiera sacar esas conclusiones por su cuenta, y si no estuviese tan desesperado o tuviera la completa seguridad de que le cumpliría el favor, le daría la especificación de que por favor le buscara algo que no contuviera carne, no porque le pareciera moralmente incorrecto (que sí, inclusive había estado planeando volverse vegano antes de que se desencadenara esta serie de desgracias), no estaba en buen momento para fijarse en eso, en realidad su cuerpo tenía una baja tolerancia a esta, pero siendo franco, ahora mismo era capaz de comerse lo que sea que topara primero, y no quería recurrir a los métodos insalubres o comprometedores que se le pasaban por la mente al dejarse llevar por la necesidad. No quería ver al joven como su única esperanza, no obstante, técnicamente lo era; si le daba pavor pasar frente a cualquier guardia no tendría las agallas de convencer a alguno de que lo ayudara, que además seguramente no aceptaría solo con ese sencillo ofrecimiento, y dentro del vasto grupo de cautivos, aquel rubio era el más accesible.
Simon Wilfried
Simon Wilfried
Homo


Mensajes : 23

Unicornio Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t2090-ficha-well-no-i-don-t-feel-lighter-simon-wilfried

Volver arriba Ir abajo

[Privado] Looking up, we see the point of entry [Priv. Simon Wilfried] Empty Re: [Privado] Looking up, we see the point of entry [Priv. Simon Wilfried]

Mensaje por Honey Kawahara el Sáb Mayo 09, 2020 9:52 pm

Le traía una… Sensación extraña. No porque confiara en él, al menos no del todo, no lo suficiente para creer que no estaba ocultando algo. Pero la forma en que hablaba, y la, ejem, poca seguridad que mostraba frente a básicamente todo, lo hacía sentir algo bastante parecido a culpa por haber pensado mal de él antes. Una sensación desagradable, en definitiva, que solo aumentó cuando el otro terminó de decir lo del “intercambio”. No solo porque ya de por sí le daba pena vaya a saber qué clase de cura mágica (porque supuso que se trataría de magia, aún si no se le ocurría cómo; las únicas experiencias que tenía con esta, y su propia existencia en sí, le habían dejado claro que era mejor no cuestionarse esas cosas, que con aceptar que eran así alcanzaba) a cambio de comida. También era porque se veía, y lo decía, como si estuviera pidiendo un milagro. Lo hacía preguntarse cuánto tiempo debía llevar así.

Quizás fue eso mismo lo que lo hizo intentar calmarse y sacarse de encima la idea de que era una amenaza, al menos por ahora. Al menos, hasta que el otro dejara de verse como si fuera tan frágil que si alguien respirara muy fuerte en su dirección, se rompería algo. También por eso omitió cualquier otra pregunta que tuviera, aquellas sobre su “magia”, sobre quien era, y especialmente, la de por qué no iba él mismo. Se podía imaginar la respuesta a esa última, después de todo.

Claro que no tenía la más mínima idea de como ayudarlo, por varios motivos. El principal, que por cómo funcionaba ese sitio, y lo estrictos que parecían con más de una cosa (que escuchó lo suficiente sobre horarios, y castigos, como para hacerse una idea), no estaba seguro de si podía siquiera ir hasta el comedor y pedir un plato para llevar, y no estaba como para romper normas, al menos por el momento. Quizás podría haber dicho que era para alguien enfermo, pero… Dudaba que eso fuera a tener buenos resultados. Y aún si fuera algo que en contadísimas excepciones permitieran, ¿Podía decir que, especialmente a él, se lo dejarían sin nada a cambio? No, seguro que no; no solo porque no hubiera sido demasiado agradable con los trabajadores del lugar, como porque ya había superado la etapa de negación hace bastante, y no estaba tan ciego como para no notar… Más de una clase de mirada (aún si, de a momentos, prefería hacer como que si. Cosas de salud mental y tal).

Todo eso por no mencionar su motivo principal: la idea de andar caminando como si nada por ese lugar, solo, y sobre todo haciendo algo que ni siquiera sabía si estaba permitido, todavía lo aterraba. Planeaba hacerlo eventualmente, sí, que seguro lo necesitaría, pero por ahora, el solo pensarlo hacía que casi dejara de sentir las piernas. Si era absolutamente necesario, quizás, pero ahora… No era por sonar desalmado, pero prefería buscar alguna alternativa.

Sabes, me gustaría poder ayudarte con eso, pero…–murmuró, casi intentando desentenderse de todo aquello, fingiendo acomodarse el cabello detrás de la oreja con una mano, la que antes estaba sosteniendo la puerta, más bien para darse algo de tiempo para pensar. Apenas había cambiado el tono de voz, quizás siendo algo más suave. No quería sonar arrepentido, solo… Amable, quizás.

Estaba siendo honesto (había estado siendo sorprendentemente honesto hasta ahora), solo no se le ocurría ninguna forma en que pudiera ayudarlo. No al menos haciendo lo que pedía, que si tuviera una forma de llevarlo a él hasta…

Ah. Debería haber llegado a esa solución mucho más rápido de lo que lo hizo, sí.

Si quieres, puedo acompañarte al comedor.–Pausó unos segundos, buscando alguna otra justificación.–No me vendría mal salir, tampoco. Y supongo que sería más… Cómodo.

Estuvo a punto de decir “seguro”, pero se arrepintió a último momento, aún si esa palabra seguía implícita en la frase. No creía que decir algo así fuera a calmar los nervios del otro. Era mejor ignorar esa clase de palabras, y pensamientos, y cualquier cosa relacionada a la situación en la que se encontraban. Al menos, para él, lo era.

Además, así puedes explicarme también… Lo que sea que puedas hacer. ¿Te parece bien?

Intentó decirlo como si se tratara de un simple intercambio de favores (que lo era, también), y no como una conversación entre dos personas en su situación negociando por lo más parecido a una pequeña salvación que tenían. O, en su caso, porque aún estaba… Algo arrepentido de que lo hubiera escuchado antes; que por mucho que la idea de alguna clase de alivio fuera tentadora, no era justamente lo que pesaba más ahora mismo.
Honey Kawahara
Honey Kawahara
Homo


Mensajes : 40

Doll Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1952-sweet-as-honey-id

Volver arriba Ir abajo

[Privado] Looking up, we see the point of entry [Priv. Simon Wilfried] Empty Re: [Privado] Looking up, we see the point of entry [Priv. Simon Wilfried]

Mensaje por Simon Wilfried el Jue Mayo 14, 2020 11:16 pm

Estaba con el corazón en la boca, esperando la respuesta del pequeño como si de una sentencia en un tribunal se tratara, y, a decir verdad, cuando finalmente la obtuvo, una sensación de felicidad le rebosó…a su manera, no demostraba más que una leve mutación en su expresión, que ya no se veía como si fuera un caballo en el matadero al menos, algo así como un estado de sosiego (o lo más parecido que se podía lograr estando donde estaba) No, no era lo que esperaba, o lo que le hubiera parecido lo menos peligroso (para sí mismo) era mejor no insistir y conformarse con ello, que al menos el no tener que andarse solo por aquellos aterradores pasillos y pensar que al fin iba a comer algo le consolaba lo suficiente. Así que sí, lo acepto sin muchas vueltas, y caminando al lado de Honey casi como si fuera un chicle a su zapato, lo que puede que para el contrario fuera un tanto invasivo, pero no se dio cuenta de ello, en su mente solo tenía como prioridad, primero, mantenerse lo más lejos de cualquier guardia e ignorar cualquier mirada de estos, y segundo el caminar lo más rápido posible en simultaneo que fuera lo suficiente estable para no caerse, y dirías que eso último tiene una solución fácil; para ya no tener que hacer el ridículo con su paso desaliñado podría haberse quitado esos horribles zapatos y eso no debería traerle un gran complicación, no obstante, dado que sabía dónde se encontraba no le parecía conveniente mostrar sus rasgos más exóticos, y digamos que las patas de bóvido entraban en la lista, al igual, mientras caminaba revoloteo un poco su pelo para que el cuerno se cubriera mejor, y la cola…Ah…la cola…tan solo de recordarla le era chocante, a veces le provocaba tocarse la pelvis para confirmar que enserio ya no estaba ahí, y revalidarlo por quinceava vez en el día hacía que una sensación desagradable le recorriera toda la columna vertebral mientras caminaba y que los ojos se le pusieran llorosos, el pasar de los días no le había ayudado a superarlo aún. Era una realidad suficiente traumatizante para cerrarle el apetito por un tiempo pero ahora lo primero que hizo al llegar al comedor fue direccionarse a la fila y aguardar desesperadamente que llenaran su bandeja con lo que sea que sirvieran, que para su gusto se veía como el alimento regurgitado de un pájaro a sus pichones ¿Se iba a molestar en indignarse por eso? No. Lo primero que hizo al finalmente sentarse en la punta de una de esas largas mesas de comedor fue embutirlo en su boca, y de hecho no sabía tan asqueroso a cómo imaginaba al ver su presentación, así que siguió comiendo como un salvaje, ahorrándose los modales, casi atragantándose por unos instantes, hasta que se acabó ese plato de… lo que sea que fuera eso, como en cinco minutos, y, justo ahí, fue que recordó que tenía a Honey a su lado. Lo miró un momento, un poco avergonzado, y procedió a beber un poco de agua, para quitarse la sensación de atragantamiento, a la vez que para cubrirse un poco el rostro luego de que su hambre se desatara de esa forma no prevista por el unicornio. El lado bueno de esto es que ahora se le notaba menos pálido, el joven de por sí era de tez clara pero se podía percibir la diferencia.

—Lo siento…— Se disculpó con cohibición, y se limpió un poco la comisura del labio frotando su nudillo en este.
Ahora que estaba saciado, se dio un momento para levantar la mirada y observar el sitio con mayor atención, y le daba miedo que tuviera tantas similitudes con el comedor de su universidad, el cual no era para nada lúgubre y vendía comida de primera calidad, además era muy ruidoso, el sonido de los alumnos hablando se grababa en tus oídos, y este en cambio… ¿Saben qué? Ignoren por completo esa comparación: Solo era equiparable con el comedor de una cárcel. Que si, habían muchos jóvenes, pero todos ahí parecían querer morirse, y no precisamente por la llegada de los parciales, por todo el sitio vibraban unas energías negativas de una intensidad superior que cuando hacia presencia en los días en que había examen…concluía que un velorio estaba más animado que eso, y al menos en un velorio no estarían rodeados de centinelas, aunque se había sentado estratégicamente en el rinconcito más alejado que había encontrado libre, no podía dejar muy atrás su paranoia ¿Estaba pecando de exagerado? salvo de las malas vibras y escuchar ciertos ruidos hasta ahora no los había visto siendo agresivos, pero prefería evitar toda posibilidad de descubrirlo. Todo esto parecía mucho que procesar, y todavía no lo hacía, así que…no debió girar la cabeza, específicamente no debió guiar sus ojos hacia la ventana gigantesca que había a su espalda, más específicamente, no había querido saber que el submando del mercado negro tenía su oficina de tintes sadistas (Porque ninguna persona en sus cabales decora su despacho con un cuadro de Goya) a la vista perfecta vista de todo el ganado. Apartó la mirada bruscamente viéndose nuevamente con esta fija al plato, cómo si hubiera visto un fantasma…o un demonio…¿Quién diría que esa expresión podía tomarse a literal?
Aclaremos algo, sabía que Él estaba ahí porque tenía la desgracia de haber oído su voz alguna ocasión durante su confinamiento en esa habitación oscura, y eso junto algunos recuerdos borrosos anteriores a su llegada le habían hecho atar cabos de cómo había terminado en Zomalpets, ¿Debería estar preparado para verle el rostro entonces? No, todo lo contrario. Se encorvó en una búsqueda de esconderse lo más posible de Él (que igual y no cambiaba mucho su situación porque seguramente era el único en toda esa sala que traía ropa de antro y el cabello color turquesa chillón) y se apresuró a dar explicaciones, cuanto más rápido lo hiciera más rápido se irían…si es que su cuerpo reaccionaba para volver a levantarse del asiento.

—V-verás, lo que yo hago es… algo así cómo causar un efecto similar al de un sedante — Hablaba con rapidez, pero lo suficientemente moderada para que se le entendiera. —Te pone algo tonto y feliz un rato… ¿Me…explico? — Justo mientras hablaba, posó su atención en una hormiga que estaba direccionándose velozmente al pedazo de pan que tenía en su bandeja, el cual iba a devorar eventualmente, así que no se lo dejaría al insecto, además de que le pareció un buen sujeto de pruebas. Puso su mano como barrera entre la comida y la hormiga, y le dio un toque con el dedo índice de su otra mano. Al realizar dicha acción, por un segundo de sus ojos y de la punta de su cuerno emanó un tenue brillo celeste, muy efímero, solo Honey llegaría a notarlo seguramente. Como resultado, la hormiga ahora había quedado atontada y tambaleándose de un lado a otro. Simon la barrió con la mano hacia un costado para finalmente alejarla de la bandeja. —Amh…sé que te ves algo…joven. Quiero que sepas que estoy seguro de que esto no puede generarte ningún problema de salud, solo es magia—
Simon Wilfried
Simon Wilfried
Homo


Mensajes : 23

Unicornio Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t2090-ficha-well-no-i-don-t-feel-lighter-simon-wilfried

Volver arriba Ir abajo

[Privado] Looking up, we see the point of entry [Priv. Simon Wilfried] Empty Re: [Privado] Looking up, we see the point of entry [Priv. Simon Wilfried]

Mensaje por Honey Kawahara el Sáb Mayo 16, 2020 1:43 am

Evitó cualquier otro comentario en el camino hacia allá, más preocupado en otras cosas, como intentar no fijarse en si los estaban viendo (porque recién ahora caía en cuenta de lo mucho que podía llamar la atención un par como ellos dos), y en ignorar que por poco y no da un salto cuando notó al otro tan cerca. Sabía que no era tan reacio al contacto antes de… Llegar allí, así que el darse cuenta de que estaba reaccionando así no era precisamente un recordatorio agradable. Era algo obvio por qué quería ignorar esas reacciones entonces.

Por suerte, fue más fácil ignorar el escalofrío que le dio volver a pisar aquel comedor; si, “volver”, aunque eso estaba dicho muy por encima. Después de todo, la única otra vez que fue allí –por curiosidad por ver como era, más que nada, que eso de comer, por suerte, no era algo que su cuerpo requiriera–, apenas y estuvo más de unos cuantos minutos. Decía que porque le bastó una mirada a la comida, y el sentirse demasiado vigilado, para darse cuenta de que no era un lugar en el que quisiera estar mucho. Y, claro, otro motivo bastante importante, que se resumía también en por qué no despegaba la mirada del otro, y sobre todo, por qué no miraba en absoluto en dirección a… Una de las paredes en específico. Pero en fin, que ahora era más fácil distraerse, por eso de no estar solo.

Lo sorprendió bastante el que... Aceptara, por decir poco, esa comida. No por decir nada malo al respecto, pero- bien, sí, si era por decir algo malo, ¿Eso era comestible siquiera? Porque no se veía así. Quizás se hubiera sentido mal por la nueva de asco que hizo, pero dudaba mucho de que el otro siquiera se hubiera dado cuenta. No, estaba más interesado en esa… Cosa… Que en su presencia. Así que simplemente se limitó a quedarse en silencio, intentando no juzgar demasiado. Asintió apenas ante su disculpa, solo ahí volviendo su atención del todo al otro, aún si este de vuelta parecía distraerse con mirar alrededor- Y sí, le hubiera gustado detenerlo antes de que se volteara (dos partes porque no tendría empatía sobrehumana, pero como reaccionó le dijo suficiente sobre cómo se sentía, y una parte porque se hubiera ahorrado el recordatorio y escalofrío siguiente). Si esa reacción le decía algo, era que hubiera sido la mejor opción, pero, bueno, no esperaba que lo hiciera en primer lugar, cualquiera que hubiera estado allí antes debería saber que no era buena idea.

Espera, ¿él no había estado ahí antes? ¿...Hace cuánto tiempo se suponía que estaba en ese sitio? Eso explicaría lo de haber aceptado el plato de lo-que-sea-que-fuera-eso, también. Le gustaría tener un libro de quejas, escribir algo como “mal servicio, ¿no se les ocurrió que eso de dejar que la gente pase demasiado tiempo sin comer es mala idea?”. No creía que hubiera nada así en ese lugar, y ni de broma se le ocurriría quejarse en serio, pero la idea se le hacía medianamente divertida (porque nada relacionado a su estadía allí era divertido de verdad, pero esa clase de cosas lo ayudaban a preservar un poco su estado mental).

El otro chico volvió a hablar antes de que pudiera pensar mucho en eso. La explicación que le dio fue… Extraña. No porque no hubiera entendido, sino porque no sabía que la magia también podía, bueno, hacer eso. Sí, era un ser que vivía gracias a una piedra mágica, y aún así le extrañaba que alguien pudiera, por medio de magia, imitar los efectos de un sedante (o una droga. ¿Qué? ¿Alguien pensaba que no sabía sobre eso? Será muy educado y de clase alta y todo eso, pero eso no lo hace estúpido, y la comparación era más que obvia). No es como que hubiera conocido mucho sobre magia antes, más allá del par de visitas de su creador –que no le explicó mucho al respecto, a pesar de ser más que claramente un brujo–, y de haberse cruzado con alguna que otra criatura no humana en reuniones de negocios –durante las cuales, como es de esperarse, no suelen tener protagonismo las habilidades mágicas de los presentes–, así que no es que tuviera experiencia sobre cómo funcionaba o nada así. O, más bien, la única experiencia significativa que tenía era de leer libros para niños, y no quería usar eso como fuente de información. Así que, por muy extraño que le sonara todo, simplemente lo aceptó como un hecho, sobre todo después de la demostración.

Eso sí, cuando el otro mencionó aquello de que se viera joven, no pudo evitar una risa, aunque corta y apenas audible. Que sí, quizás tenía razón en lo de que se veía así, pero no dejaba de ser gracioso. ¿Era por eso que se había estado comportando de esa forma con él? Sería divertido que fuera así, considerando lo mucho más que seguro que estaba de que el otro era menor que él (que, ahora que pensaba en eso de nuevo, seguía siendo igual de… Horrible, y asqueroso, y prefería evitarse volver a pensarlo).

No creo que tengas que preocuparte mucho por mi salud, si tengo que ser honesto,–le dijo, intentando sonar lo más… Casual, y no “no tengo órganos que puedas dañar, tranquilo”, que pudo.

Se tomó otro momento para pensar antes de decirle alguna respuesta. No estaba muy seguro de si estaba dispuesto a usar algo así, por muy útil que pudiera parecer a simple vista, no solo porque no estaba convencido de que funcionara en él, sino porque, si bien debía ser un alivio, y de seguro lo ayudaría a no estar constantemente sintiéndose como si tuviera una nube de tormenta encima y otra dentro de su cabeza, no sabía si le llamaba la atención andar “algo tonto y feliz” en un lugar así, sobre todo lo primero. Además, si bien el chico tenía pinta de no poder dañar a absolutamente nadie, lo acababa de conocer, después de todo, y no es que tuviera experiencia con sedantes (ni nada con lo que pueda comparar esa magia). Tendría que ser realmente estúpido, o realmente ingenuo, como para probar algo así por primera vez rodeado de desconocidos, en un sitio tan peligroso como ese.

...Sabes, podría pensármelo. Pero antes de eso,–dijo, y extendió una mano, ofreciendo lo que sería un saludo clásico. De los que estaba acostumbrado a dar, es decir.–Mi nombre es Honey. ¿El tuyo?
Honey Kawahara
Honey Kawahara
Homo


Mensajes : 40

Doll Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1952-sweet-as-honey-id

Volver arriba Ir abajo

[Privado] Looking up, we see the point of entry [Priv. Simon Wilfried] Empty Re: [Privado] Looking up, we see the point of entry [Priv. Simon Wilfried]

Mensaje por Simon Wilfried el Miér Jun 10, 2020 2:19 am

“Tu nombre”

“Tu nombre, tu nombre, tu nombre, tu nombre, tu nombre, tu nombre, tu nombre, tu nombre, tu nombre, tu nombre, tu nombre, tu nombre, tu nombre, tu nombre, tu nombre, tu nombre, tu nombre, tu nombre, tu nombre, tu nombre, tu nombre, tu nombre, tu nombre, tu nombre, tu nombre, tu nombre, tu nombre, tu nombre, tu nombre, tu nombre, tu nombre, tu nombre, tu nombre, tu nombre, tu nombre, tu nombre”



Se quedó con la mano a medio camino, en el aire.
No por un motivo en especial, solo se bloqueó, era algo común que le pasara eso.
Por primera vez en un largo rato volvía a sentir algo de calidez, no era la gran cosa, pero lo apreciaba, y en parte se empeñaba en no arruinar eso. Así que tardo rato en reaccionar, casi que se sintió como varios minutos, aunque realmente no haya sido el caso. Solo quería dar una mejor impresión, por millonésima vez recalcándose que debía de tener en cuenta que parecía imposible en esas circunstancias.

Aproximó su mano, y la estrechó con firmeza, único movimiento en el que, cuando finalmente lo realizó, transmitió entera seguridad, a la vez que en esta ocasión genuinamente hizo contacto visual de manera más natural.
—Soy Simon W…Soy Simon, un gusto.— Se le notó hablar con algo más de ánimo, a pesar de que tuvo que volver a comenzar la oración, no desconfiaba de Honey pero para prevenir pensó que mejor no debería revelar su apellido, agregando que el contrario tampoco lo mencionó, y que no se estaban presentando en un ambiente que diera cabida a ser muy formal.

Entonces. Honey.

Era un nombre un poco peculiar. Mejor dicho: Se le hacia extraño que un chico se llamara así, o que fuera un nombre en sí mismo (Aquí es cuando agregaría un “¡Qué tontos son estos ingleses!” sin embargo, por el acento que tenía el muchacho, ya se había percatado de que esa ni debía ser su lengua materna. Era un extranjero, como él.), más bien le sonaba a un nombre que le pondrías a un perrito o…

“Oh…”

Le soltó la mano.  
Claro, eso no debería explicar nada, debería haberlo tenido en claro desde que despertó en esa habitación oscura. Nadie en ese sitio, que estuviera en iguales condiciones, debía ser humano. Y para agregar, no tenía que ser sorpresa que varios ya fueran pets de nacimiento. Eso le hizo, subconscientemente, comenzar a ver a Honey de manera diferente…No era un segregacionista o algo por el estilo, le educaron de forma que hasta día de hoy mantiene que el sistema de pets es solo un tipo de esclavitud legal, y muy difícilmente (En especial, ahora que estaba en la misma posición) cambiaría de opinión… Lo que tampoco le alejaba de dejarse cegar por ciertos estereotipos, que ahora notaba, ese pet cumplía al pie de la letra…y él mismo, en parte…
Suprimió cualquier idea al respecto. Si eso era moralmente correcto o no, no tenía que ser su preocupación en este momento ¿Qué después no dormiría gracias a eso? Obvio, afortunadamente faltaban un par de horas.

Como sea, descartando esa realidad amarga, el que no fuera humano le daba un poco más de sentido a alguna que otra cosa, como también se lo restaba a otro par ¿Qué clase de especie no-humana no tendría idea sobre magia? En fin, detalles. No era algo que quisiera indagar, lo cual no significaba que no le diera mucha curiosidad, solo que hacerlo, en esta oportunidad, podría ser una falta de tacto.

Comenzó a comer aquel pedazo de pan que había quedado, muy concentrado en masticar, a tal nivel que podía resultar algo chistoso(Como si vieras a una vaca pastar y triturar cada hebra de césped lentamente), es solo que ese pan era lo más normal que había comido si lo comparaba con esa otra cosa y quería disfrutarlo. Un breve lapso de silencio que perduro hasta que la bandeja se vació. Se estuvo preparando para decir lo que venía a continuación sin titubear…en exceso.

—Umh…Yo…No me disculpé por gritarte antes. Perdón. — Decía esto, no estando tan nervioso como cuando se vieron por primera vez, pero si se notaba algo afectado; acomodaba su cabello con algo de pena y movía las piernas por debajo de la mesa, como si quisiera hamacarlas, pero estando en tacones no podía pues sus botas tocaban por completo el suelo al igual que sus rodillas rozaban el reverso de la mesa.  
—No volverá a pasar.— Se percibió por unos segundos como si hubiera querido seguir hablando, decir algo cómo “Lo prometo” o “Lo juro”, sin embargo se lo reservó… No es que estas últimas palabras se notaran falsas…pero tampoco sonaban como si estuviera siendo sumamente sincero, quién sabe, podía atribuirse eso a su inseguridad.  
—Y espero no te tomes a mal mi ofrecimiento…— Procedió a tocar el tema de nuevo, ya que no lo notó muy convencido, mas entendía eso, prefería no hacerlo. —No tengo algo más que intercambiar, a menos que quieras mi manta…— Lo consideró, pero no, definitivamente no. —A decir verdad soy muy friolento. — Agregó, indirectamente como un “Por favor no me pidas mi manta”.

—¿Tú…no comerás? …¿Tu especie no come? — No preguntó si no tenía hambre, porque, de las pocas cosas que no podía comprender, es que otros no tuvieran hambre estando en una situación tan estresante. —Uuh…supongo que es incómodo comer con…él…ahí atrás. — Si, esa se le hacía una razón comprensible, no aplicable para sí mismo pero le veía sentido. De paso, usó eso último como un gancho sutil, quería averiguar que sabía sobre Apofis.
Simon Wilfried
Simon Wilfried
Homo


Mensajes : 23

Unicornio Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t2090-ficha-well-no-i-don-t-feel-lighter-simon-wilfried

Volver arriba Ir abajo

[Privado] Looking up, we see the point of entry [Priv. Simon Wilfried] Empty Re: [Privado] Looking up, we see the point of entry [Priv. Simon Wilfried]

Mensaje por Honey Kawahara el Miér Jun 17, 2020 12:06 am

Se llamaba Simon, entonces. Se esforzaría por recordarlo (es decir, no, no realmente, no lo necesitaba, pero quería decir que lo recordaría). No es como que esperara verlo demasiado seguido ni nada así, pero si era algo así como su vecino, no venía mal saberse su nombre.

El gusto es mío,–alcanzó a responder, más por formalidad y costumbre que nada más, antes de que el otro le soltara la mano. Había llegado a notar algo extraño en eso, pero decidió no darle demasiada importancia; asumió que sería porque, después de todo, el suyo era un nombre extraño, y nada más. Agradecía que el otro no haya cuestionado nada al respecto. Si ya era incómodo tener que dar explicaciones en situaciones normales, ahora… En fin.

Tampoco ignoró como pareció arrepentirse a media oración, pero creía hacerse una idea de por qué. Dudó de si debería haberle dicho su apellido (legal) él, pero… No, definitivamente no, si antes apenas y lo usaba cuando era necesario, mancharlo estando aquí no estaba en sus planes. Hasta que no saliera de allí, y estaba convencido aún de que lo haría, solo su nombre era más que suficiente. Es más, de Simon haberle caído un poco peor, seguramente ni siquiera le hubiera dado eso, que ya había demasiada gente que podía saberlo (eso, y más cosas, estaba casi seguro) para su gusto, que algo de privacidad respecto a su identidad no le vendría mal. Y a él tampoco, seguro.

Antes de decir nada –que no es que estuviera planeando decir algo, pero eventualmente suponía que lo hubiera hecho, si el silencio se extendía demasiado–, fue Simon quien volvió a hablar, para darle unas disculpas que, si bien quizás eran lo apropiado, no eran lo que esperaba. Ni tampoco lo que quería escuchar justamente, no por nada en especial, solo… Bueno, todavía era algo vergonzoso que lo hubiera escuchado. Negó con la cabeza apenas el otro terminó de hablar, casi como si le estuviera diciendo que se olvidara de eso.

Creo que yo hubiera hecho lo mismo, no te preocupes.

No era algo tan falso como parecería a primera vista, ni lo decía solo para consolarlo, es que en serio creía eso. Es decir, no solía dejarse llevar por enojos del momento de esa forma, pero tampoco solía dormirse llorando, así que no es que tuviera mucha certeza de que no actuaría así. Sobre todo cuando hasta a él le daban ganas de gritarse así a veces.

Que volviera a tocar el tema del “intercambio” aquel también lo sorprendió un poco. En realidad, había asumido que, luego de enterarse qué era lo que le estaba ofreciendo y rechazarlo, simplemente quedaría así. Se mantuvo pensándolo unos momentos, sonriendo apenas ante aquella broma sobre la manta.

No me venía mal salir un rato, en realidad, y tener algo de compañía tampoco. Con eso es suficiente.

Estaba siendo honesto. No, andar caminando por ahí no era el mejor pasatiempo que conocía, y aquel comedor (y aquella comida) no estaban entre sus cosas favoritas en el mundo, pero era algo, al menos. Ya no estaba encerrado en su habitación, y estaba socializando o algo así. Ambas cosas venían bien, aún si era solo para hacerle recordar que todavía existía un mundo ahí, por poco que le estuviera agradando este los últimos días. Y Simon… Simon era bastante agradable, si ignoraba su primera impresión. Casi más tímido e inseguro que él de pequeño (ejem, en edad, sabemos cuál es el chiste fácil), pero agradable a fin de cuentas, y la primera persona ahí con la que podía tener una conversación normal. Le caía algo así como bien –bueno, como lo bien que podría caerle alguien que todavía era casi un completo desconocido. En resumen: no iba a quejarse.

Y ahora que mencionamos las conversaciones normales, supuso que el otro ya se había dado cuenta de que no era humano –cosa que para él era obvia, pero entendía por qué alguien podría pensar lo contrario–, por la pregunta que le hizo. No le dedicó mucho tiempo a preguntarse cómo lo hizo, uniendo las pistas hasta ahora o algo así, quizás– o que al fin había notado que no es que hubiera muchos humanos por ahí. Se le hacía algo aburrido, a veces un poco tedioso, tener que dar explicaciones sobre su naturaleza y hábitos de alimentación y todas esas cosas. Ahora, no podía estar más feliz de que fuera así; “aburrido” solo significaba que eso era lo más parecido a una situación normal que había tenido hasta ahora, así que-

Era. Era lo más parecido a una situación normal.

Incluso sin las habilidades de Simon (las que por ahora, afortunadamente, Honey desconocía), era más que obvio que aquel último comentario no le había agradado. Sus manos, que estaban apoyadas encima de la mesa, habían pasado de un instante a otro a agarrar el borde de esta, incluso antes de que se diera cuenta de lo que estaba haciendo. Su expresión, lejos de asemejarse a una negativa, simplemente pasó de la sutil sonrisa que mantenía hasta ahora a una… Vacía. Sí, vacía. Por unos segundos, al menos, segundos en los que incluso podría haber parecido que su vista había dejado de estar enfocada en lo que sea que estuviera mirando el momento anterior. Y a pesar de eso, por dentro, una sensación de miedo sin ninguna clase de filtro lo había invadido apenas entendió –recordó– a quien se refería Simon. Una sensación que, por suerte, consiguió atrapar rápido, volviendo en sí tras apenas unos momentos, de forma casi tan repentina como había ocurrido lo anterior.

Tomó aire, lo sostuvo por unos segundos, y exhaló con fuerza. El… Miedo… Al menos, había disminuido. La sensación de no estar del todo presente, no, no todavía, y seguro tardaría algo más en irse. No era la primera vez que eso pasaba (aquello era de incluso antes de llegar a esa isla, aunque obviamente por motivos muy distintos que no vale la pena mencionar ahora), así que sabía más o menos qué esperar, pero no es que eso ayudara a calmarlo. Volvió a respirar, soltando la mesa con cuidado, un poco más tranquilo, antes de volver a mirar a Simon.

No.–Se quedó callado, pausando por un momento. El tono hostil de su voz no era algo que quisiera en ese momento, así que intentó evitarlo ahora.–No necesito comer, si eso te preocupa… Y hay temas de los que es mejor no hablar, ¿No crees?

Aquel intento no fue demasiado exitoso. Aquella última pregunta apenas había sonado como una. No iba a empezar a reclamarse por eso, al menos no ahora. Aún así, se dio otro momento para terminar de calmarse, o al menos, lo más parecido a eso que pudiera. Cerró los ojos unos segundos, respirando por tercera vez –lo cual, para alguien que está acostumbrado a no hacerlo nunca, ya era bastante, pero de alguna forma era algo que lo ayudaba a tranquilizarse en momento así).

Lo siento,–dijo, volviendo a abrir los ojos.–Creo que sigo un poco a la defensiva con algunas cosas.

Eso lo podría haber notado cualquiera. Al menos, ahora no sonaba como si estuviera por golpear al otro con la bandeja en cualquier momento.

Si todavía necesitas una respuesta, creo que incluso si tuvieran comida decente aquí, no podría obligarme a probar nada.

Acompañó eso de una sonrisa, aunque algo –bastante– más forzada que las otras. Era su mejor intento de… Mantener al otro tranquilo, supuso. Una muestra de que no estaba enojado con él, quizás, aún si no estaba muy seguro de que tanto serviría.
Honey Kawahara
Honey Kawahara
Homo


Mensajes : 40

Doll Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1952-sweet-as-honey-id

Volver arriba Ir abajo

[Privado] Looking up, we see the point of entry [Priv. Simon Wilfried] Empty Re: [Privado] Looking up, we see the point of entry [Priv. Simon Wilfried]

Mensaje por Simon Wilfried el Lun Jun 22, 2020 5:02 am

Todo parecía ir lo mejor posible, entonces, había logrado mantener una conversación con naturalidad, todo lo que se le permitía tener ahí, podía percibir a esta persona que tenía en frente más calmada, para Simon, que no es especialmente bueno socializando, era un pequeño logro, como que todo iría tal como miel sobre hojuelas, dejando de prestar esa excesiva atención su alrededor, o a sí mismo, que le tenía en un leve estado de paranoia, así que ver como de un momento a otro todo volvía a ser hostil le dolió un poco.
Veía y sentía ese estado de alteración renaciendo en Honey, por más que a los segundos pareció haberlo controlado para ojos ajenos.
Dejó escapar una sonrisa nerviosa, que era un “¿Por qué te molestas en aparentar?” para ser más exactos, en ciertas ocasiones se olvidaba de ese don suyo y asumía que igual que para él, todos los demás sabían lo tonto que era querer disfrazar las emociones. Solo muy de vez en cuando, por supuesto, después de todo adoptó ese tipo de comportamiento mucho más de lo que era sano. Con la personalidad que había demostrado tener el joven unicornio fácilmente podía dejarse escapar y asumir que simplemente estaba incómodo por esas declaraciones, pero no era un problema mayúsculo si ese a quién había interrogado no quería decir nada al respecto (Y habiendo entendido que Honey era alguien muy reservado, le daba la impresión de que no diría mucho) desde el primer segundo pudo tener una llave a…no precisamente las respuestas exactas que ameritaba, mas podía poseer un poco más de información que la que expresó con lenguaje verbal y corporal, esforzándose en sacar un par de deducciones más complejas que quedarse con esas emociones primarias que eran el miedo y el rencor, luego de concentrarse en ello por un rato:
Conocía a Apofis más que de haberle visto por las instalaciones, y seguramente le atacó personalmente haciéndole algún daño físico, le daba todo la pinta de ello… pero no sentía que fuera alguien que conociera previamente, menos que le tuviera estima, a diferencia de él que fue su alumno por un tiempo. Si tuviera que arriesgar un poco más, lo compararía con lo que se siente tras un robo express (Es decir “no planificado” aunque nosotros como lectores sabemos lo MUY equivocado que estaba en aquello precisamente) esos que suceden cuando sencillamente caminas por calles solitarias y de repente un sujeto decidió que tu celular era muy bonito y lo tomaría prestado de forma no muy amigable. Hablando con más precisión, un evento inesperado para el albino. La forma en la que él mismo terminó ahí en cambio… a pesar de que todavía no podía unir bien las piezas del rompecabezas por la mala memoria que tenía de esa noche, tenía la firme creencia de que debió ser premeditado, y por lo menos en ese momento no había sucedido nada violento, solo increíblemente incómodo y algo espeluznante… ¿o era así por el efecto de la droga?… Ya estaba distrayéndose analizando de más todo aquello.
Entonces…
Dirigió la vista unos segundos al demonio, y luego la regresó. ¿El tipo iba por quién sea, cuando sea? ¿Y se encargaba el mismo de hacer el trabajo sucio a pesar de su notable posición de poder? No estaba seguro de sacar esa conclusión con solo la experiencia de una persona (Que ni podía confirmar, porque todo eso solo eran hipótesis que desvariaba su mente mientras en segundo plano se encargaba de pensar que decir luego de esas últimas palabras del muchacho)

—Lo siento… de nuevo, ja…—
Llevó su mano a la nuca, haciéndose un leve masaje en los músculos de aquella zona para destensarse, aún con esa sonrisita intranquila, a pesar de que fue un poco a su conveniencia no había querido causar malestar nuevamente en aquel, no había tomado en cuenta que podría reaccionar tan... así, y si demostraba sentirse culpable por ello, por otro lado que no sentía que tuviera mucha alternativa, si podía ser tan fácil tocar fibras sensibles de otros aquí y tarde o temprano tendría que preguntar ¿Toda acción que tomara parecía llevar a una mala ruta? Debió haber intentado buscar explicaciones de esas emociones tan intensas que estaba expresando durante su tiempo en la habitación, tal vez se hubiera ahorrado esto, pero no hubiera hecho un muy buen trabajo: estaba tan angustiado y hambriento que lo único que pasaba por su mente era que le molestaba en sobremanera.  

—Si no necesitara comer tampoco vendría, supongo… comparto el pensamiento. —
Miró a su alrededor, ubicando donde estaba cada guardia para no pasar tan cerca de ellos, y a la vez marcando el camino más rápido que los llevara hacia la puerta.
—Así que…deberíamos irnos…— Se puso de pie, con brusquedad, olvidó considerar que traía los tacones y eso no terminó muy bien. Trastabilló y acabó con la cara contra el frío suelo del comedor, a lo que rápidamente se levantó sosteniéndose del borde de la mesa. Sintió la mirada de algunas personas, más que antes, las energía de estas cambiando un poco, algunas que sugerían emociones que podía atribuir a risas, unas más compasivas, otras un poco más…no quería mencionarlo, quería correr, de todo lo que le habían hecho, limitarle el movimiento de esa manera fue lo más cruel. Siguió su camino siendo lo más veloz que se le permitía, sin fijarse si dejaba a Honey atrás o no. Casi que hizo todo ese recorrido sin siquiera respirar, no hasta que estuvo fuera del comedor, donde apoyó la espalda contra una pared de ese pasillo e inhaló una gran cantidad de aire, iniciando un ritmo de respiración profundo y pausado, e interrumpiéndolo durante cierto intervalo de tiempo en el que se ponía a susurrar palabras a un volumen tan bajo que no llegaban a ser audibles más que para él. Se abrazó a sí mismo y enredó su cola en una de sus piernas… Corrección: el fantasma de su cola, miraba su pierna y sabía que no estaba ahí, pero la sentía con la misma autenticidad de antes de inmiscuirse en esta pesadilla. Parecía estar haciendo un buen trabajo en apaciguarse por su cuenta igualmente, siempre que no se le acercase alguien de forma hostil estaría bien en unos pocos minutos. Se sentía demasiado tonto, teniendo cosas más graves de que preocuparse y sin embargo viéndose tan exaltado por unas cuantas miradas ¿Por qué siempre tenía que ser así de idiota? Tenía la cabeza en otro lado todo el tiempo, puede que comer no fuera La Gran Solución que esperaba.
Simon Wilfried
Simon Wilfried
Homo


Mensajes : 23

Unicornio Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t2090-ficha-well-no-i-don-t-feel-lighter-simon-wilfried

Volver arriba Ir abajo

[Privado] Looking up, we see the point of entry [Priv. Simon Wilfried] Empty Re: [Privado] Looking up, we see the point of entry [Priv. Simon Wilfried]

Mensaje por Honey Kawahara el Sáb Jun 27, 2020 1:21 am

Diría que le estaba prestando atención a Simon de vuelta, y que ya estaba lo suficientemente tranquilo para eso, pero realmente no fue así. Apenas y se había dado cuenta de que le sugirió irse –cosa en la que ya estaba pensando, que ese lugar no era ideal para poder calmarse–, o siquiera de que le habló. Solo volvió a prestarle atención porque lo sorprendió con eso de levantarse de la nada (al menos para él). Le hubiera gustado, al menos, ayudarlo luego de aquel pequeño… incidente, pero es que hasta eso lo había tomado por sorpresa.

Se quedó quieto unos momentos cuando vio al otro alejarse. Al menos, hasta que decidió seguirlo. ¿Porque quisiera hablarle de nuevo? Eh… No, no exactamente.

Más bien, primero, porque quedarse solo ahí –o en cualquier otro sitio en ese lugar, estar a solas fuera de su habitación no era algo que le agradara, aún si debería saber que corría más o menos los mismos riesgos dentro de aquel dormitorio que fuera de este– era lo último que quería. Diríamos que por nada en particular, pero era muy al contrario. Era por más de alguna cosa en particular. En orden, esas cosas eran:  que solo “confiaba” en Simon porque era el único que ya había asumido como completamente inofensivo (cosa que se daría cuenta que no era tan así eventualmente, pero hey, por ahora no pateó nada que no debiera patear, hasta donde sabe), cosa que no podía pensar de nadie más ahí; que incluso suponiendo que cualquier habilidad ofensiva que pudiera tener alguien ahí tenía que estar neutralizada de alguna forma, él, en términos físicos, seguía estando bastante por debajo de cualquier otra persona (en general, pero aún más) allí, y que por mucho que odiara al enfermo que lo hubiera decidido así por eso, no era algo que pudiera cambiar; y que aún obviando esas dos cosas… todavía estaba el asunto aquel de la ventana (a ver, de quién estaba detrás, pero no le pidamos la fortaleza mental para decir eso, que muy mal lo va a pasar después ya) y de la total desconfianza que le producía quedarse solo luego de pensar en eso por más de unos segundos.

Segundo, porque dejar solo a quien acababa de nombrar como el único que ya había asumido como completamente inofensivo en un sitio así, sobre todo luego de haber considerado todo lo demás, no era tampoco algo que quisiera hacer. Especialmente cuando ya había visto suficiente de como se encontraba el otro como para no pensar que si lo dejaba más de un par de minutos solo por ahí, no le pasaría… Algo malo. Claro, sabía que no era su responsabilidad si él decidía irse corriendo y perderse por los pasillos de ese lugar, ni que fuera su hermano mayor o su niñera para andar cuidándolo así, pero… Si consideraba que eso se debía a su pequeña “recaída” de recién… Algo de culpa también sentiría si llegaba a pasarle aquel indeterminado “algo malo”.

Cruzó el comedor, bastante más rápido de lo que uno pensaría, y quizás tanto o más rápido de lo que lo había hecho Simon (aunque no es que hubiera un buen punto de comparación, si consideramos la “desventaja” que tenía el pobre). Le alegró, al menos, encontrarlo en el pasillo, aunque no podía decir lo mismo de cómo lo encontró. No era el mejor juzgando estados de ánimo, ni de cerca tan bueno como el unicornio, pero no necesitaba serlo para darse cuenta de que tampoco estaba demasiado bien. Dudó sobre qué hacer, extendiendo una mano para apoyarla en el hombro del contrario, pero arrepintiéndose a último momento.

¿...Simon? Hey, tranquilo, soy yo.–No estaba muy seguro de si era necesario decir eso, o si era lo mejor que podía decir, pero al menos él sabría que no era nadie peligroso.–¿Estás bien? ¿Te… Lastimaste?

Le parecía algo razonable que preguntar. Como mínimo, le parecía una buena excusa para preguntar algo, aún si a simple vista podía tener una respuesta más o menos decente a esa última pregunta –que ni se veía como si se hubiera hecho nada, y que, a juzgar por como salió de aquella habitación, caminar, podía. Aún así, no era lo único que quería decir. No estaba muy seguro de qué era lo otro, pero sí que había algo más. Se quedó en silencio algún tiempo, pensando en eso.

No sabía bien por qué era, pero él le daba una sensación… Familiar. Como de alguien que ya había conocido antes, aunque sabía que no era así, y tampoco podía identificar a quién le podía hacer acordar, si consideramos que había vivido rodeado de humanos en condiciones muy distintas a la que se encontraban ahora. De alguna forma, sin embargo, era esa “familiaridad” la que hacía que quisiera… Ayudarlo, o cuidarlo, o algo como eso.

Si quieres, puedo acompañarte de vuelta a tu habitación. Y, si luego llegas a necesitar ayuda o a querer que vuelva a acompañarte ahí, puedes decirme. Creo que sabes dónde encontrarme, ¿No?

Casi al mismo tiempo que terminó de decir eso, empezaba a resolver aquel misterio de por qué aquel chico le daba esa sensación, y eso mismo borró la sonrisa que pudo haber mostrado ante aquella “broma” del final. Alguien vulnerable e indefenso que se sentía como la única persona en la que podía confiar, tal vez por esa misma condición, ¿De dónde más podría sonarle?

Durante un momento, quiso arrepentirse de lo que acababa de decir, aún si era solamente por evitarse pensar aún más en lo de antes. No pudo hacerlo, claro. Muy por el contrario, le alcanzó con volver a enfocar la vista en Simon para no poder siquiera pensar en retractarse de lo que había dicho.

Ya te lo dije, ¿verdad? No me viene mal ni la compañía, ni salir un poco de ahí. ¿Que te parece?
Honey Kawahara
Honey Kawahara
Homo


Mensajes : 40

Doll Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1952-sweet-as-honey-id

Volver arriba Ir abajo

[Privado] Looking up, we see the point of entry [Priv. Simon Wilfried] Empty Re: [Privado] Looking up, we see the point of entry [Priv. Simon Wilfried]

Mensaje por Simon Wilfried el Mar Jul 28, 2020 5:47 am

Vio a Honey acercándose a él, por lo tanto estuvo avisado de que iba a tocarlo. Aun así, cuando puso la mano en su hombro, no evitó dar un pequeño sobresalto. No se sentía bajo amenaza en la presencia del albino ni nada similar, simplemente estaba nervioso.

—No estoy hecho para la vida de cárcel… Con razón la universidad me tenía mal. —
 Acompañó dicho comentario con una risita, se suponía era un chiste, pero sí que era deprimente, tanto por el contexto como el que se veía demasiado rígido hablando y era evidentemente forzado. También es que había una dosis excesiva de sinceridad en lo que decía, y se volvía incómodo para sí mismo segundos luego de haber hecho tal comentario. Después de todo Honey era un extraño, no debería seguirle demostrando a cada momento que era un jodido inútil (Y aún si lo conociera de toda la vida, pensó que tampoco debería). Ya había sido suficiente… Con todo. Se estaba avergonzando mucho más de sí mismo.

Respiró profundo, oyendo la propuesta del albino. Aunque antes de que pudiera agradecerle por ello o siquiera aliviarse un poco más, detectó ese cambio de actitud, por si el que esa sonrisa dulce se disolviera no fuera una señal suficientemente obvia de que el joven solo le había dicho eso por compromiso.

Disimuló dentro de todo lo posible el haber notado eso. Sin embargo no respondió a la proposición inmediatamente.

Tenía esa parte de su consciencia que le decía que no era correcto. Hacía unos minutos no había dudado tanto en intentar “utilizarlo” a su conveniencia.
Tal vez ahora que lo conocía más, y encima se había tomado la molestia de buscarlo luego de salir corriendo, le hacía sentir mucho más sucio buscar su ayuda.
Aunque por su cuerno podía jurar que había  un motivo más.  No sabía qué, ojala pudiera leer mentes, pero se sentía como si de repente fuese su propia presencia la que generara malestar en el contrario. Eso se podía justificar fácil, si había sido muy grosero con él hacía tan solo unos minutos… No obstante, sentía que no era ese tipo de rechazo. Si se concentraba mejor en eso, percibía cierta melancolía y conmoción.

Largó un resoplido. No estaba con energías de seguir intentando mirar el fondo de aquel lago turbio, cómo también le frustraba no saberlo ¿Al final tenía alguna importancia? Tenía que grabarse en la mente que lo que sintiera este tipo que recién conocía era trascendente… Aún si le estaba tratando bien… Aún si hacía mucho tiempo nadie le había dado un trato así de delicado.
No, no estaba hecho para la vida en cárcel, ni en ninguna situación que ameritase cierta rudeza y fortaleza mental.

Ojalá no fuese así. Haría lo que fuera por ser cómo…
Puede que hubiera estado haciendo una pobre parodia de ella en esos instantes que quiso verse astuto y oportunista, o de aparentar tener una mínima idea de lo que hacía. Si ella estuviera en su lugar, seguro no estaría teniendo tantos problemas. Margie maldita granuja, se había robado toda la buena genética de la familia y a él le había dejado con las migajas. (Tenía bien en claro que la personalidad no era algo de genética, pero le gustaba creer que sí, le confortaba quitarse cierta responsabilidad de ser, pues, de esa forma que él veía como insuficiente)

—Está bien. —
Honey solo obtuvo esa respuesta, a secas, no lo suficiente como para verse malagradecido, pero si para dejar expreso el bajo optimismo que traía en ese momento, mas estaba endulzada con ese agradecimiento que le tenía por ofrecerse a ello, aunque percibiera que mentía por alguna razón.

Porque, además, no era buena idea quedarse ahí parados en el pasillo, en algún momento podría venir alguien y sacarlos, si no es que algo más. No valía la pena seguir dando vueltas y vueltas en un mismo asunto “Por favor deja de hacerlo” Se reprendió en sus pensamientos.

Hizo un leve estiramiento, como si se acabara de despertar luego de haber dormido en una mala posición (Y… En sí, eso había sucedido, los colchones parecían hechos de ladrillo) Así de rígido estaba su cuerpo, su nuca sobre todo, pasó sus dedos por ella haciendo un breve masaje en los músculos adoloridos. Esa tensión que acrecentó cuando se cayó en el comedor, pero que ahora que lo analizaba en frío, seguro que la mitad de energías que sintió ni iban hacia él, porque se conocía, y conocía su horrible costumbre de sentirse el ombligo del mundo, en el mal sentido, cuando tenía un mal día y estaba desesperado.


Le dedicó una pequeña sonrisa y comenzó a caminar a su lado, no tan apegado como cuando habían entrado al comedor,  pero si tenía mucha cercanía a pesar de todo, depositando una frágil confianza en ese “No me viene mal la compañía” que no podía rechazar al dejarse llevar por sus palabras bonitas y su necesidad de compañía, pero que le daba una misma seguridad que una escalera sin baranda.


Mañana puede que todo sea un poco mejor.
Simon Wilfried
Simon Wilfried
Homo


Mensajes : 23

Unicornio Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t2090-ficha-well-no-i-don-t-feel-lighter-simon-wilfried

Volver arriba Ir abajo

[Privado] Looking up, we see the point of entry [Priv. Simon Wilfried] Empty Re: [Privado] Looking up, we see the point of entry [Priv. Simon Wilfried]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.