Sunflower
[+18]  Haciendo los deberes. [apofis] 9A1qiH6
Invitado
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos Temas

STAFF
Web Master
KANON
MP | Perfil
Administradores
Akali
MP | Perfil
Inari
MP | Perfil
Moderadores
Baltazar
MP | Perfil
Náyare
MP | Perfil
Moderadores CB & Discord
Ieilael
MP | Perfil
Cotta
MP | Perfil
AFILIADOS

Hermanos
Crear foro
boton 150x60
Élite
counting ★ stars
Loving Pets
Crear foro
[+18]  Haciendo los deberes. [apofis] Image
bton 40x40
FINAL FANTASY: Zero
CRÉDITOS
Skin “Shine!” creado por Runa XIII e inspirado en la colección de tablillas de NympheaKeep it simple”. Un agradecimiento especial para Nymphea por su consentimiento, a la Asistencia de Foroactivo y los tutoriales de Savage Themes y The Captain Knows Best.

Todos los derechos son reservados. Las imágenes y el contenido alojados en este foro pertenecen a: DeviantArt, Zerochan, Pixiv y a Pinterest y se le acredita a sus respectivos autores.

No está permitido el uso de algún contenido propio de este foro sin permiso alguno. Se original, no copies.



[+18] Haciendo los deberes. [apofis]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[+18]  Haciendo los deberes. [apofis] Empty [+18] Haciendo los deberes. [apofis]

Mensaje por Ai chan el Sáb Mar 21, 2020 2:41 pm

Me encantaba la primavera. Sabía que había gente que la odiaba por el tema de las alergias y esas cosas pero yo la amaba, y ademas no tenía alergias, aunque lamentaba que esa gente no pudiera disfrutar de una estación tan bonita. Particularmente era mi segunda estación favorita para pintar, solo segunda al verano, y a pintar, o mas bien dibujar, era a lo que había venido. Nos habían encargado un dibujo distinto a cada miembro de la clase y a mi me había tocado dibujar el mar. En si la idea sonaba simple pero era porque precisamente se esperaba que la desarrollásemos nosotros por nuestra cuenta. Así que me había dirigido al puerto, podría hacer el dibujo sin necesidad de venir en persona pero prefería esa clase de toque. Llevaba puesta un blusa ligera de tono rosado y una falda plisada azul, aun hacía algo de frió asi que mis piernas estaban envueltas en unas medias y calzaba botas bajas, a mi espalda colgaba el tubo de cartón con mis hojas de dibujo y llevaba una riñonera con el material para realizarlo, concretamente había decidido hacer un dibujo al carbón, y ahora estaba buscando un angulo apropiado para comenzar a dibujar.  


Me detuve junto a un bolardo en el muelle, particularmente alto, probablemente era para los trasatlánticos o algo asi, era enorme, con cierta dificultad debido a mi baja estatura me las apañe para subirme encima, donde recupere el aliento y observe el muelle entre mis dos manos haciendo como un cuadrado con dos dedos cada una, como si fuera una fotógrafa.
-No esta mal-. Dije para mi misma, el sol brillaba bastante alto aunque el viento era frió, y agitaba algo las aguas entre las embarcaciones, a lo lejos podía verse un barco acercándose y las gaviotas trazaban círculos sobre una zona donde seguramente había un banco de peces. Asentí sonriendo y me senté en seiza, posición que muchos encontraban dolorosa pero que para mi era perfectamente cómoda, y saque el papel y el atril desmontable del tubo, colocandolo con cuidado asegurándome de que el viento no era tal fuerte como para derribarlo. Después saque los carboncillos y comencé a dibujar con pulso firme y tranquilo, una amplia sonrisa en los labios y disfrutando del viento agitando mis cabellos ligeramente.


Comencé por el barco que se acercaba en la lejanía, dado que era un elemento temporal, y luego me puse con las gaviotas, antes de comenzar a esbozar los barcos y las personas en estos, sin dibujar sus rasgos por cuestiones de privacidad, dibuje el agua con trazo experto y finalmente trace el muelle como enmarcando la escena. Sonreí satisfecha y fui consciente de que tenía las piernas dormidas, las dos manos y una manga manchadas de carbón y también seguramente un poco la cara de apartar mi cabello o secarme el sudor mientras dibujaba, solía ocurrir, demasiado concentrada para darme cuenta de lo que hacía hasta que terminaba el dibujo luego no sabía cuanto tiempo había pasado. Consulté mi reloj y comprobé que llevaba allí cerca de dos horas y media, ya era media tarde y ahora hacía algo mas de frió, provocandome un ligero estremecimiento, y un escalofrió en la espalda, como si algo malo fuera a pasar. Guardé las hoja con cuidado tras sacudirla y asegurarme de que el carboncillo no iba emborronarse y tras guardar el atril en su sitio y cerrar el tubo con cuidado, recogí el carboncillo y los pañuelos y los guarde en la riñonera. A continuación intente bajar, con las piernas aun dormidas, y como consecuencia caí al suelo, si bien la altura no era muy elevada, me golpeé la rodilla de forma un tanto dolorosa, aunque al menos eso termino de despertar mis piernas y pude moverme de nuevo. -supongo que es hora de volver a casa-. Me dije a mi misma suspirando y tome el móvil para observar mi reflejo en este y intentar limpiar las manchas de carbón en mis mejillas sin demasiado éxito.
Deje escapar un nuevo suspiro decidiendo que ya me lavaría en casa.

Ai chan
Ai chan
Bi


Mensajes : 44

Hibrido Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/

Volver arriba Ir abajo

[+18]  Haciendo los deberes. [apofis] Empty Re: [+18] Haciendo los deberes. [apofis]

Mensaje por Apofis Misr el Dom Mar 22, 2020 10:46 am

¿Quién podría, tan siquiera negar, que Apofis era el hombre más feliz en la faz de la tierra en su trabajo? Nada mejor que ganarse la vida sometiendo a quienes, debido a su debilidad, no podían tan siquiera alzar la mirada frente a quienes a posterior les comprarían. Si fuera poco, también podía fingir ser un hombre de letras respetable y refinado pasando un tiempo al día en la universidad e impartiendo alguna que otra clase. En esas clases… Acababa descubriendo algún otro caramelito que llevarse a los labios. Algún estudiante, ya fuera caballero o dama, al que poder abrir de piernas en su despacho y luego olvidarse de que tan siquiera existía, o venderlo en el mercado negro.

Tal placer solo puede ser definido, a su parecer, como un privilegio. Poder manipular a sus alumnos, sobornarlos y al final… Convencerles de que llevar una cadena en el cuello era mejor que seguir asistiendo a la universidad. En fin. ¿Por qué hay que matizar todo esto? Muy sencillo. Porque en el complejo sistema de la universidad, hubo una vez que un profesor tuvo una ausencia que él tuvo que cubrir. De historia del arte, materia de la que era en gran parte conocedor, y en especial de las primeras partes de la misma, en un seminario sobre algo que conocía más que de sobra: el desarrollo de la misma disciplina en el levante mediterráneo. Puede sonar un tema aburrido… Pero no lo era. Los omeyas dejaron tras de sí una serie de mezquitas, poetas, pintores y arquitectos que fueron directamente adelantados a su tiempo.

En ese seminario, pudo posar su atención en una alumna. De artes. Una niña con cara de buena y, vamos a decirlo de forma discreta, atributos tan gigantescos que Apofis ni sabía cómo la gravedad no la estaba tirando hacia abajo. Tal vez por eso precisamente es que aquella dama fuera tan diminuta. Parecía tan vulnerable, tan débil, tan dependiente de que todo siguiera un curso pacífico… Que inmediatamente sintió que no podía permitirlo.

Algo se removió en su interior. No era como otras veces, en las que lo hacía por simple lujuria, ni tampoco llegaba al nivel que llegó con Gema, a la cual básicamente quería tener atada a su lado (y lo había logrado) tanto como durara su vida. No. Cuando la vio, ese cuerpo tan curioso y que a pesar de ser (innegablemente) atractivo y rompedor del canon femenino clásico, con tanta anatomía que tocar, decidió que algo tenía que hacer al respecto. Comenzó a usar sus poderes y sus gigantescos medios (alguna ventaja tendría que tener ser el número dos de Zomalpets) para seguirla sin que ella se diera cuenta. Conseguir imágenes, establecer un mapa con todo lo que ella hacía como rutina. Y por supuesto, fantasear con lo que haría. Y ya tenía un par de ideas tomadas.

Y el destino estaba en su favor. Un buen día, de forma totalmente atípica, pareció ser que la niña rompió su horario para dirigirse al puerto: ¿y quiénes tenían más de un piso franco en el puerto? Los esclavistas. ¿Cómo se enteró? Por supuesto, tenía sus medios: cadáveres que le servían, espías a los que pagaba gratamente, y una furia impresionante para castigar todo tipo de persona que estuviera frente a él y osara dudar o cuestionar sus formas.

Hoy, empezaba la cacería. Había habilitado para su disfrute un piso entero, con todo lo que él creía poder necesitar. Ataviado con unos pantalones tejanos con un par de bolsillos añadidos a la altura de los muslos, cinturón negro y una camiseta blanca sin mangas que dejaba entrever sus muy trabajados músculos. Era delgado, sí, pero también increíblemente fuerte, y sabía que eso podía intimidar a la contraria. Había decidido ponerse también unas botas altas, de color negro. Parecía militar, sí. Y esa era en parte la idea.

Ella no lo vería tan siquiera venir. Usaría sus poderes para fundirse con la oscuridad y desplazarse sin ser tan siquiera percibido. Desde su lujoso piso, comenzó a desplazarse hacia el puerto, rápidamente. La serpiente iba moviéndose, incapaz de contener sus emociones. ¿Cómo lo haría? ¿En qué momento atacaría? Ah, eso no lo había decidido, lo veía… Tedioso. Para ese momento, y contra una criatura tan extremadamente en apariencia vulnerable, no creía necesitarlo.

Y cuando llegó, ahí estaba su princesita, dibujando, desplegando sus capacidades artísticas, vocación que la había condenado a encontrarse con él: debería haberse hecho ingeniera. Sí, como ingeniera nunca se hubieran conocido. Ella podría ser libre, podría ser feliz, y no tener que enfrentarse a una serpiente. Tal vez, hubiera acabado casada y con una familia, o con una excelente carrera laboral. Pero había decidido seguir una vocación, y el azar, la Diosa Fortuna, no había estado de su lado.

Cuando la otra recogió sus cosas, los ojos del demonio se iluminaron. Comenzó a aparecer el momento. Solo tenía que esperar un poco más. Él sabía que si bien sostenía la batuta, el mismo viento la movería a su favor. Las velas del tiempo siempre lo hacían, desde hacía cinco mil años.

¿Se había caído, hecho ligero daño? ¿Decía querer volver a casa? ¿Tan tarde? No, no… Ella misma había decidido con haber ido hacia ese lugar que nunca volvería a casa. El cuerpo de Apofis comenzó a materializarse poco a poco, de una forma terriblemente desagradable, como si todos los tejidos estuvieran comenzando a generarse, uno a uno, capa tras capa, frente a ella, tras desplazarse desde las sombras hacia ese lugar. El demonio sonreía. Sonrió a su “alumna”, como aquel que se encuentra con un conocido por la calle.

-Oh… No te favorece mucho esa falda. Recuerdo que me pasaron una fotografía tuya con unos pantalones de hacer deporte que… Madre mía. Menuda belleza tienes ahí atrás.
–fue lo primero que hizo, antes de presentarse tan siquiera, mientras hacía una pequeña reverencia. Sí, a tal grado de obsesión había llegado- ¿Qué tal? ¿Me recuerdas? He venido a llevarte a casa. Te están esperando.
Apofis Misr
Apofis Misr
Demi


Mensajes : 78

Demonio Amos
https://sunflower.foroactivo.mx/

Volver arriba Ir abajo

[+18]  Haciendo los deberes. [apofis] Empty Re: [+18] Haciendo los deberes. [apofis]

Mensaje por Ai chan el Dom Mar 22, 2020 1:42 pm



Siendo honesta, no era la primera vez que me encontraba algo inesperado cuando levantaba la vista de la pantalla del móvil. ¿No nos pasa a todos alguna vez? Te distraes y pum, algo que no esperabas en lo absoluto esta delante de tus narices, a veces era un señor grosero con el que te has chocado, otras veces casi cruzas la calle sin mirar, a veces ves a una pareja besándose, o tal vez te encuentres ante algo muy extraño, pero pese a todo, para extraño lo que yo vi se llevaba la palma.
Con una aparición que solo podía considerarse como repulsiva, la figura de un hombre, si bien no una persona; las personas no aparecen asi; se forma ante mi saludándome como si tal cosa y ya de paso, acosándome sexualmente de forma abierta al mismo tiempo que sugería que alguien me acosaba y le había vendido fotos. Solo esa presentación habría sido suficiente para dejarme en blanco unos momentos, y si a eso le sumábamos su forma de aparecer quede en shock por unos momentos abriendo y cerrando la boca levemente intentando encontrar palabras que decir. Al final intente convencerme de que era alguien con un sentido del humor muy raro, aunque en cierto modo su rostro me resultaba familiar. -Etto...¿Konbanwa?- Lo salude en tono interrogante y dando un paso atrás instintivamente.


Deje salí una risita nerviosa fijando los ojos en el siendo presa de una mala sensación de origen desconocido, pero estaba mal juzgar a un libro por su portada, tal vez solo era un bromista, o un borracho. Suspire y al final hable de nuevo. -Si, seguro que me están esperando, pero me temo que no se quien es usted, y debería irme a casa, usted también debería, me parece que no se encuentra bien-. Diría intentando tener el mayor tacto posible, la gente ebria tendía a reaccionar mal si les decías directamente que estaban borrachos. Sin saber muy bien por que me di la vuelta y eche a caminar para marcharme pese a que la parada del bus estaba en la direccion opuesta, prefería rodear el puerto a pasar al lado de esa persona, algo en el no me gustaba nada, y me sentía mal por reaccionar asi cuando ni le conocía, estaba mal pero no podía evitarlo y no iba a hacer daño a nadie por hacer las cosas así. -Que tenga un buen día-. Dije finalmente y camine, un paso, dos, rezando por equivocarme, por que no fuese mas que alguien un poco raro. Tres pasos, aguante las ganas inexplicables de echar a correr.
Ai chan
Ai chan
Bi


Mensajes : 44

Hibrido Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/

Volver arriba Ir abajo

[+18]  Haciendo los deberes. [apofis] Empty Re: [+18] Haciendo los deberes. [apofis]

Mensaje por Apofis Misr el Dom Mar 22, 2020 3:13 pm

¿Eso, acoso sexual? Quizá. Algunos dirían que sí, y la ley, seguramente, diría que también. Aunque eso era algo tan relativo… Porque de momento, no había hecho nada de lo que tenía pensado hacer. ¿De verdad os pensáis que un hombre tan versado en el noble arte de robar la dignidad a cualquier mujer, no iba a llevar algo en los bolsillos de su pantalón? Además de ajustados y marcar sus atléticos muslos, digamos que… Estaban bien preparados para llevar a cabo lo que tenía pensado. Pensaba arrebatar cada pizca de inocencia que tuviera la otra en su ser. Pensaba arrebatarle la sonrisa, y el alma si era menester, hasta volverla un mero cuerpo que poder usar, al que profanar en calma y disfrutar de esas titánicas nalgas como si fueran creadas para él. Y lo de delante. Si es que dudaba de que le cupieran en una mano tan siquiera. Y eso, tal vez, a alguno pudiera llegar a producirle rechazo, mas a alguien que había gozado de los más pecaminosos caminos, eso solo era un regalo, o en cualquier caso, una bendición de Tique, la greca dama que le había enseñado a ganarse su favor, y con él, toda la suerte.

-¿No me recuerdas, Ai? ¿No has echado de menos a tu pro-fe-sor? –preguntó aquello con terrible alevosía. Quería que ella supiera dónde había encontrado su final. Poco a poco, a medida que intentó la contraria alejarse, él se movía para acortar la distancia. Por mucho que ella corriese, cabe destacar, que Apofis iba a ser mucho más rápido. Y que ya estaba a una distancia más que corta- Durante el Califato Omeya, vemos que el monarca invirtió una gran cantidad de dinero en la construcción de edificios religiosos, con tal de propagar la religión entre la prole. –le guiña un ojo. ¿Tal vez con eso podría empezar a atar cabos sueltos? ¿Por qué las de pecho grande eran siempre las más idiotas- ¿Pero sabes lo que sí era arte? No esos edificios. No son complejas estructuras geométricas… Es ese pedazo culo que me llevas. Oh, tal vez lo de llevar falda me sirva y todo. Mira qué fácil va a ser… -se acercó todavía más a ella… Y con su mano derecha, la atrapó por la cintura, bajando rápidamente hacia la cadera ajena y levantando la falda desde ahí atrás, mientras de forma inconsciente soltaba una pequeña risa por ello. Su otra mano, de la misma forma, se dirigió a su nalga izquierda, apretándola con muy poca suavidad. Y mucha fuerza, sin importarle que ni eso fuera lo más mínimo erótico, ni agradable para ella. Quería que doliera. Quería que de esa garganta saliera un grito- Oh, me da a mí que con esto sí que voy a tener un buen día. ¿Pero cómo tienes tanto? No puedo agarrarlo todo ni siquiera.

Ella podría intentar zarandearse para evitarlo. Podría intentar hacer fuerza, resistir como quisiera o hasta morderle. Se rompería la mano si le intentaba golpear. Se haría muchísimo daño. La piel de Apofis no dejaban de ser escamas, por mucho que en esa forma adquirieran apariencia de piel humana y una suavidad mayor. Intentar despegarse de él, por supuesto, solo haría las cosas más… Violentas. El puerto, a esas horas, quedaba vacío. Por mucho que gritara, con mucha suerte, la podría escuchar un subordinado suyo que estuviera patrullando a la espera de una nueva remesa de pets provenientes de fuera de la isla.

-No vamos a tu casa habitual… Vamos a tu nueva casa. Oh, tengo muchas cosas que explicarte, Ai, mi nueva pequeña concubina. ¿Recueras lo que expliqué en el seminario sobre la erótica en los serrallos de los grandes nobles?
–sonríe. Malicia es algo que desborda, y es totalmente consciente. Más bien, es justo esa misma malicia la que podría hacer que Ai, debido a la muy corta distancia, pudiera notar algo… Brotar a la altura de su entrepierna- Pues vas a ser parte de uno. ¡Como una de las protagonistas de los cuadros de los que hablamos! Te va a encantar. Voy a convertirte en una reina… -apretó. Ahora, todavía más- Y si intentas algo ahora mismo… Me temo que voy a tener que romperte esa hermosa pierna que dejas al descubierto.
Apofis Misr
Apofis Misr
Demi


Mensajes : 78

Demonio Amos
https://sunflower.foroactivo.mx/

Volver arriba Ir abajo

[+18]  Haciendo los deberes. [apofis] Empty Re: [+18] Haciendo los deberes. [apofis]

Mensaje por Ai chan el Dom Mar 22, 2020 3:38 pm



-No le conozco-
Asegure rapidamente acelerando el paso pero podía escuchar los pasos ajenos detrás de mi, acelerando al mismo ritmo, tenía ganas de gritar hasta que lo escuche empezar a recitar, parpadeando confusa, aquellas frases. Hice memoria entonces y me di cuenta de por que me sonaba su rostro. -Espera, usted es apofis, el que dio el seminario de...AAH-. Pegue un grito porque antes de que terminase de darme la vuelta note un dolor intenso en una de mis nalgas debido a un apretón nada delicado que sin duda había dejado marca. Me gire del todo rapidamente y lo mire con lagrimas en las comisuras de los ojos por el repentino dolor. -Pero que hace!-. Eché la mano atrás, hacia la riñonera, buscando un bolsillo distinto al del material de dibujo, había llamado a mi padre paranoico pero tal vez debía agradecer sus gestos en estos momentos.


El seguía hablando y con cada palabra notaba como se me iba apretando la garganta y un nuevo escalofrió me recorría entera, todavía me dolía el apretón, y el estaba ahí diciendo esas cosas como si fuera un lunático que quisiera secuestrarme.
-No...no te me acerques, llamare a alguien, llamare a la policía!-. Exclame sacando el móvil con una mano aunque la otra ya había aferrado el aparato dentro de la riñonera. A pesar de lo amenazante y demente que el empezaba a parecer no quería electrocutarlo sin razón, no me parecía correcto. -Vayase ahora...-. Comencé a marcar el numero de emergencias policiales mientras intentaba retroceder sin darle la espalda, asustada de lo que pudiera intentar en cualquier momento y con los nervios a flor de piel.


Fui dolorosamente consciente de que el puerto estaba desierto, incluso si gritaba no sabía si vendría alguien, aunque tenía que haber guardias allí no?. -¡¡Alguien, ayuda!!-. Grite con miedo y di un nuevo paso atrás, tal vez el ultimo, mientra aferraba con fuerza la stun gun, si se me acercaba otra vez iba a usarla, iba a electrocutar a aquel hombre antes de que me tocase. Pensaba mas para calmarme a mi misma que para otra cosa, al fin y al cabo no es como si el pudiese oír mis pensamientos.
Tendría que haber ido al seminario de clases de autodefensa en vez de al de aquel loco, de todas las veces que podía tomar una mala decisión porque tenía que haber sido esa...Pero no pasaba nada, alguien vendría. Pulse el botón de llamar en el móvil preocupada pese a todo, sabía que el no esperaría quieto a que yo llamase a nadie, tendría que usar lo que tenia en la mano, aunque no quisiera.

Ai chan
Ai chan
Bi


Mensajes : 44

Hibrido Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/

Volver arriba Ir abajo

[+18]  Haciendo los deberes. [apofis] Empty Re: [+18] Haciendo los deberes. [apofis]

Mensaje por Apofis Misr el Lun Mar 23, 2020 6:31 am

El grito: su parte favorita. El primer grito que producía su víctima siempre era un momento digno de ser recordado. Las primeras amenazas en las que aseguraba que iba a llamar a la policía, la garganta comenzando a emitir las reacciones que tuviera la otra frente al dolor… Reacciones que por supuesto iba a tener que repetir más de una vez de ahora en adelante. ¿Y solo con un “pellizquito” había conseguido generar tal maravilla? ¿Con quitarle de encima la tela y aprovechar para meter “un poco” de mano? Sonríe. No puede evitarlo. Una sádica sonrisa se dibuja en su rostro, dejándola hacer, eso sí, sin quitarle la mano de donde la había colocado en ningún momento.

-¿A la policía, dices? –pobre insensata. ¿No sabía ella que la policía de esa isla estaba formada en su totalidad por completos ineptos, humanos con complejo de héroe, y dirigida por un ángel cuya capacidad de actuación en campo había quedado mermada hacía mucho por la edad? Pobre de ella. Incluso si consiguieran enviar a un agente, posiblemente, ese agente moriría a los pocos segundos. Y no por él, sino porque algún lacayo suyo lo encontraría de camino y en un ataque de rabia intentaría atacarle. Y que la otra tuviera lo que quisiera… Ni un solo alumno suyo había conseguido dañarle desde hacía milenios. Y había tenido alumnos mucho más poderosos de lo que muchos podían creer- Eres una mujer muy responsable.

Eso último lo dijo, por supuesto, con una cantidad grosera de ironía. Le encantaba exasperar a sus víctimas, hacerlas llorar de pura impotencia. Que se dieran cuenta que no tenían nada que hacer contra él. Y menos tendría ella, pues a medida que hablaban, Apofis ya comenzaba con sus sucios trucos. Ella no lo vería, pues estaba sucediendo por detrás suyo. Pero alrededor sus muñecas, se iban generando lo que parecían dos piezas de forma circular, totalmente cerradas, y unidas con una corta cadena. Para cuando estas se materializaran, ella se daría cuenta que sus manos, por culpa de la inercia, acabarían puestas contra su espalda, de tal manera que si hubiera conseguido tomar algo, o incluso iniciar la llamada, Apofis no tendría que hacer más que caminar un poco para tomarlo. Le interesaba más el móvil. Tras asegurarse que esa especie de “esposas” estaban bien firmes contra las muñecas de Ai, le arrebató el smartphone, a la espera de que alguien tomara la llamada. Y cuando escuchó a quién había osado intentar pedir auxilio… Su rostro se oscureció inmediatamente.

-Sí, policía. Quisiera denunciar un robo a mano armada. Está teniendo lugar debajo de mi casa. Avenida…
-dijo la más alejada que había del puerto, con toda su alevosía- Por favor, dense prisa.

Y nada más decir eso, y que el otro respondiera, colgó. Y lanzó el móvil con toda su fuerza hacia el mar, como el que lanza una piedra con tal de que bote un par de veces antes de caer. Tanta fuerza que comenzó a rebotar contra el agua, sí, y no solo una o dos veces. Hasta quince veces antes de comenzar a hundirse en el mar que rodeaba aquella isla.

-Oh, ¿querías huir, princesita?
–apretó los labios, ligeramente decepcionado, y volviendo a chasquear los dedos. Esta vez, imitaría el proceso, creando unos grilletes de esa negra sustancia, tan negra como la mismísima noche en la que la luna muere, sobre los tobillos de ella. Pero con una diferencia. Una pequeña cuerda se crearía, ascendiendo poco a poco, desde los pies, y en consecuente, ella se quedaría colgando boca abajo. ¿Y por qué había hecho eso en concreto? No solo para darle una pequeña reprimenda. También para hacer que todo lo que tuviera cayera al suelo (no teniendo así que hacer ningún cacheo). ¿Y qué ropa llevaba la niña? ¿Verdad que una falda? ¿Y qué hacen las faldas cuando hay gravedad? Pues bajar. Y dejar todo al descubierto… Y… Algo más importante. ¿Qué hacía un pecho tan exageradamente grande cuando hay gravedad? Caerse también hacia donde esté la gravedad. Era cruel, era estúpido, era totalmente innecesario si ya la había desarmado y sabía que incluso si, vamos a suponer, que ella llevara un revólver y disparara, no atravesaría ni su dermis- Pues me temo que te voy a tener que castigar… De una forma muy severa. Veo que no tienes ganas de ser mi princesa, ¿verdad? Pues bueno. Si no eres la princesa…

Se agachó poco a poco, con tal de quedar a la altura de la cara de la joven, levantándole él los pechos para poder mirarle directamente a la cara, sin mostrar un solo ápice de emoción: solo aquella sonrisa.

-Serás un mero juguete.
Apofis Misr
Apofis Misr
Demi


Mensajes : 78

Demonio Amos
https://sunflower.foroactivo.mx/

Volver arriba Ir abajo

[+18]  Haciendo los deberes. [apofis] Empty Re: [+18] Haciendo los deberes. [apofis]

Mensaje por Ai chan el Lun Mar 23, 2020 8:29 pm



La llamada iba por el segundo tono cuando algo raro se formo en mi muñeca, no tuve mucho tiempo para preguntarme que era eso cuando una substancia negra lo unió con otro presuntamente idéntico en mi otra muñeca dejando mis manos a mi espalda. -¡Que demonios es esto!-. Exclamé sorprendida y asustada. El se acerco y me arrebato el móvil, pensé que iba a colgar pero dejo que la llamada se conectase. No sabía si no le importaba o no había tenido todo en consideración pero era mi única oportunidad de pedir ayuda, cuando el empezó a hablar yo grite, con toda las fuerzas de mis pulmones, que eran muchas. -ES MENTIRA, ME ESTÁN SECUESTRANDO, ESTOY EN EL MUELLE SIETE DEL PUERTO, SOCORRO-. Jadee sin respiración por unos momentos mirándolo fijamente a sabiendas de que seguramente iba a ponerse violento, por eso eche a correr pero vi mis piernas apresadas por aquella cosa también y fui alzada en el aire quedando bocabajo y notando como la sangre subía o, o mas bien bajaba a mi cabeza, con mis dos trencitas colgando a los lados de mi cabeza de forma ridícula, los colores alegres de las cintas casi parecían burlarse de mi en estos momentos.


-Suéltame, no vas a ganar nada con esto, te detendrán, iras a la cárcel ¿lo sabes?-.
Mi voz reflejaba no obstante el miedo que sentía en estos momentos quebrándose ligeramente, si, vendrían pero...¿para entonces que pasaría conmigo?. Lo vi acercarse otra vez con aquellas frases suyas de loco, note su brazo en mis pechos y su rostro quedo muy cerca, mirándome con ojos muertos y aquella sonrisa desquiciada. Sin pensar mucho en ello le pegue un cabezazo en la nariz, pero lo único que ocurrió fue un dolor intenso en mi frente, como si hubiese dado contra una piedra en punta y note la sangre gotear hacia el suelo desde el punto con el que le había golpeado, dándome punzadas de dolor y haciéndome lagrimear otra vez. ¿Estaba hecho de acero o algo asi?


No había mucho que podía hacer ya asi que solo me quedaba intentar hablar, distraerle, ganar tiempo. -Nee...suéltame, no tienes por que hacer esto, aun estas a tiempo de que parezca una broma, tu te vas por tu lado y yo por el mio, nadie sale herido y todos contentos, porque tengo que...- estuve a punto de decir "por que tengo que ser yo" pero me sentí horrible y me mordí el labio. -¿Por que tienes que hacerme esto? Nada bueno saldrá de torturarme asi, déjame ir, podemos arreglar esto a las buenas-. Mi mano aun sostenía la stun gun pero...como la usaría si estaba sujeta de aquella manera, ahora mismo a la única a la que podría electrocutar es a mi misma y no veía de que me iba a servir eso.

Ai chan
Ai chan
Bi


Mensajes : 44

Hibrido Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/

Volver arriba Ir abajo

[+18]  Haciendo los deberes. [apofis] Empty Re: [+18] Haciendo los deberes. [apofis]

Mensaje por Apofis Misr el Mar Mar 24, 2020 6:47 am

¿Sabéis una cosa muy útil que tienen los móviles de última generación? Que aíslan el sonido más allá de una determinada distancia. Y si cubrías ligeramente el micrófono… No se escuchaba más allá de tu voz. Así que… No había problema. Quizá, el agente hubiera escuchado un grito inteligible sin más, lo cual tenía sentido si estaba teniendo lugar un acto violento cerca. Con eso, Apofis podía lavarse las manos más que de sobra.

La inocencia de ella era lo que más le atraía en ese momento. Esas trenzas, quizá hecha por ella misma o por una amiga, eran una muestra de la vida que había estado teniendo, una vida, muy posiblemente, cómoda y cuya mayor preocupación eran las discusiones paternas. Estaba bien alimentada, por esa caderita bien puesta y con su visible (ahora que toda la ropa de ella caía hacia abajo) vientre, un poco rellenito, saludable, atractivo. Eso quería decir, por supuesto, que había tenido una buena vida, sin preocuparse al menos por esos asuntos. ¿Qué podía saber Apofis de lo que en verdad sufría Ai o dejaba de sufrir? En apariencia, ella era una niña universitaria sana, inocente y que olía increíblemente a virgen. En menos de unos días, le habría arrebatado todo. Nada quedaría de esa dama, más que una carcasa vacía a la que poder violar y torturar a placer. Y mientras tanto, disfrutaría de profanar cada brizna de dignidad que hubiera ahí.

-¿Me llevarán a la cárcel, dices? La vida de por sí es mi prisión. Estar encerrado en un cuerpo… Es mi limitante.
–sus ojos comenzaron a abrirse lentamente, hasta quedar al completo. Todo ápice de humanidad en su rostro desapareció, a medida que, sus pupilas, comenzaban a contraerse, hasta quedar convertidas en una mera línea totalmente fina. La pupila de una serpiente- Nada más me detiene. Podría destruir una pared como tú destruyes una hoja de papel. Y si de verdad me detuvieran… Iría a por ti y mataría a toda tu familia como si fuera un relámpago que azota un bosque en la más negra tormenta. Los violaría a todos delante de ti, los mutilaría, y, cuando estuvieran al borde de morir, los devoraría. Y luego, te convertiría en mi propia esclava, arrancándote los ojos para que eso fuera lo último que vieras…

Y no era una amenaza. Su tono era tan relajado, que se notaba que no era ningún tipo de conminación. Estaba relatando lo que haría, más allá de toda variable que pudiera acontecer, si la otra conseguía obtener ayuda. Sin embargo, no podría seguir con sus deliciosos pensamientos… Porque a la otra le dio por intentar defenderse, con un penoso y patético cabezazo, que, además de dañarla a ella, solo hizo que mancharle un poco de sangre. Su dedo lo limpió con suavidad, lamiéndolo él mismo a posterior para catar el sabor de la contraria. Y en ese mismo momento, decidió lo que iba a acontecer a continuación. Culpa de ella por completo: su idea era llevársela sin más, y luego decidir. Ahora, iba a hacer… Otra cosa antes.

-¿Qué te suelte? ¿Por qué?
–preguntó asqueado, mientras en su boca comenzaron a brotar poco a poco sus reales colmillos, como en verdad estos eran: afilados y largos, creados para clavarse en la piel de cualquier persona y penetrar lo suficiente- ¿No te das cuenta de lo difícil que sería para ti encontrar una forma de contentarme “por las buenas” a cambio de que te suelte? ¿Qué vas a hacer? ¿Te crees que quiero solo sexo, que soy tan simple? No, querida. No. –la miró, asqueado, unos segundos. No asqueado por ella (que le parecía increíblemente sensual, eso sí), sino por lo que acababa de decir, como si asumiera que él fuera un criminal vulgar- ¿Y te crees que me vas a hacer algo con esa mierda? Te voy a contar un secreto.

Ahora sí, estaba decidido a romperla por completo mentalmente. Extendió su propio brazo hacia el frente, mientras chasqueaba los dedos para hacer que sobre ella se generara una especie de machete, que, sin previa explicación, cayó contra su brazo, cortándolo en dos.

Zint.

El desagradable sonido de la carne siendo cortada se hizo presente por unos segundos. La articulación mutilada cayó a un lado, mientras que de su brazo comenzó a caer litros tras litros de sangre por unos segundos, manchando todo el rostro de Ai y cabello, y la parte del pecho que estaba caída sobre su cabeza, etcétera) del mismo carmesí. Y en ese momento, dejó que las cadenas desaparecieran, haciéndola caer boca abajo contra el suelo… Mientras su brazo se comenzaba a regenerar por sí solo. En menos de unos segundos, estaba por completo regenerada. Eso no quitaba que hubiera un brazo ahí, y sangre sobre ella. Enhorabuena a la joven, que posiblemente, no había estado frente a tan vomitivo escenario nunca.

En cuanto terminó con aquello, colocó sobre la pierna de ella su propio pie, comenzando a pisar con la intención no tanto de romperlo (que también, si la otra intentaba moverse estando atrapada) como retenerla para que no escapara. Pero antes de eso, hizo algo extremadamente cruento, como no podía esperarse otra cosa de él: dejó su propio Smartphone, con la pantalla de llamada encendida, a una distancia suficiente como para que una persona más o menos alargada, de metro sesenta (que tampoco es mucho) pudiera llegar sin esfuerzo sin moverse del sitio donde estaba Ai. Pero ella, no. Era demasiado diminuta para ello. Pero el cuchillo que había usado para amputarse segundos atrás... Estaba suficientemente cerca para que lo tomara.

-¿Has entendido frente a lo que estás ya… O quieres seguir resistiéndote? Mira, ahí tienes un teléfono. Si quieres terminar, solo tienes que cogerlo. Y si no lo haces en menos de, exactamente… Un minuto… Me temo que significará que quieres estar conmigo para siempre.
Apofis Misr
Apofis Misr
Demi


Mensajes : 78

Demonio Amos
https://sunflower.foroactivo.mx/

Volver arriba Ir abajo

[+18]  Haciendo los deberes. [apofis] Empty Re: [+18] Haciendo los deberes. [apofis]

Mensaje por Ai chan el Mar Mar 24, 2020 1:18 pm



Al solo había conseguido...¿enfadarlo? No podía estar segura con aquella falta de expresión y la mirada de lunático, que ahora se había vuelto completamente inhumana, recordándome a los ojos de una serpiente. Sus palabras seguían formando frases horrendas y espeluznantes, no creía realmente que pudiera cumplir con lo que decía pero tampoco tenía ganas de seguir provocandole cuando era obvio que no iba a conseguir nada bueno con ello. Lo único que podía hacer era dejarlo seguir hablando y verle conjurar esa especie de...¿machete?. Abrí los ojos asustada y luego los cerré al verlo bajar con un grito.
Pero no sentí nada, hasta que la sangre salpico de lleno mi cara. No sentía dolor y abrí los ojos con cierto miedo, dando otro grito cuando vi lo que realmente había pasado, momentos después me vi cayendo al suelo de bruces y me cubrí con los brazos, notando como me hacía daño en los codos esta vez , y como la tela de mis brazos se empapaba de sangre rapidamente.


Para cuando se me paso el shock lo bastante para reaccionar su brazo volvía a estar en su sitio...no, le había vuelto a crecer, el brazo amputado seguía en el suelo, no entendía nada, y ahora tenía su pie sobre mi pierna de forma muy dolorosa, si me movía lo mas mínimo seguro que iba a romperse, mientras el agitaba alegremente un teléfono de forma bastante burlona.
Normalmente podría haberlo alcanzado, pero no podía levantarme con su pierna ahí y encima el anunciando aquello. ¿Si quería terminar tenía que cogerlo? No había forma de que pudiese, el estaba hecho de acero ademas, aunque aquel machete si le había cortado...Lo miré pero negué con la cabeza, no iba a atacar a nadie de aquella forma, incluso si parecía que no iba a morir por ello. Eso solo me dejaba una opción...Bueno, ¿que decían para darle animo a alguien antes de algo difícil?. -Rompete una pierna- Musite entre dientes y los apreté antes de...romper mi pierna. Deje salir el aire de golpe entre mis dientes pero no espere, no podía, las lagrimas de dolor recorrían mi rostro pero no me importo, tenía que vivir.


Me levante sobre una pierna y salte, como si estuviera en un partido de volley, para tomar el móvil y caer al suelo con el rodando presa del dolor insoportable en mi pierna, me aferre al aparato y lo mire con el rostro retorcido por el sufrimiento. -Lo tengo...yo gano, termina con esto, déjame en paz, por favor-. Sabía que era de aun mas locos intentar que un loco se atuviera a sus locuras y la dejara ir, pero ¿que podía hacer en aquellos momentos?. Comencé a arrastrarme hacia el agua, no iba a darme tiempo a llamar de todas formas, y aunque tampoco me lo iba a dar seguramente a arrastrarme prefería intentarlo, con suerte alguien de un barco me vería ahogarme, porque dudaba poder nadar con la pierna asi. Iba dejando un rastro sangriento tras de mi al arrastrarme, aunque de momento no se tratase de mis sangre principalmente, aunque mis codos si sangraban y mi pierna...honestamente no quería mirar ni tenía tiempo para hacerlo.
Ai chan
Ai chan
Bi


Mensajes : 44

Hibrido Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/

Volver arriba Ir abajo

[+18]  Haciendo los deberes. [apofis] Empty Re: [+18] Haciendo los deberes. [apofis]

Mensaje por Apofis Misr el Mar Mar 24, 2020 2:55 pm

No, si enfadado, lo que se decía enfadado… No lo estaba, para nada. Más bien, estaba disfrutando en demasía de tal escena, enfrascado en el placer que le producía ver a una mujer siendo sometida con tanta facilidad por su persona. No era tanto la lujuria… Como aquella sensación de poder que le daba. Sí, sin duda, era lo más parecido a un heraldo de dios que había en toda la ciudad, y el azote de su magia era tal que fácilmente podría someter sin dificultad toda aquella civilización que se le opusiera, como ya había hecho alguna vez en el pasado. Y ver a una mujer bajo sus pies, literalmente, era más que de sobra una alegoría perfecta para describir lo que sentía en tales situaciones.

Lo cual, por cierto, le hacía ahora plantearse una cuestión del más alto nivel metafísico: ¿cómo podía la otra tan siquiera estar tumbada en el suelo si con ese gigantesco busto debería haber rebotado al caer? No, en serio, le parecía extremadamente graciosa la forma en la que estos interactuaban con el medio, al igual que un científico podía explicarte horas y horas el por qué una pelota caía al suelo, él podría (y lo iba a hacer, a posterior) pasarse días y días viendo cómo reaccionaban esos pechos a cada movimiento. ¿Y si la sacudía de un pie como a una maraca? ¿Y si los comenzaba a apretar con ligera fuerza desde los lados con tal de hacer que se apretaran el uno al otro? Muchas posibilidades. Y sí, eso le parecía mucho más divertido que cualquier otra cosa. ¿Pensar en alguna forma de torturarla? No, de momento era mejor seguir mirándola arrastrarse y… ¿Romperse la pierna con tal de llegar al teléfono? Apabullante. Muy valeroso, y en especial, totalmente estúpido. En realidad, había dejado el machete intencionalmente cerca para que le atacara. Pero este comenzó a desvanecerse tan pronto como vio que la contraria había decidido despreciarse a sí misma de tal forma con tal de llegar a un móvil… Y cumplir con una apuesta, que por supuesto, no iba a cumplir, aunque lo haría de una forma elegante.

-Sí, lo tienes. Enhorabuena. Solo… Un pequeño… Problema. Y es que… No te va a servir de nada.
–el móvil, en ese momento, comenzaría a vibrar, y no precisamente por ningún programa. De su interior comenzaron a brotar miles de hilos negros, que comenzaron a rodear el teléfono hasta convertirlo en una especie de amasijo azabache, como una crisálida haría a su hueste hasta que estuviera preparado para volver a afrontar al mundo exterior- Y segundo. Que la gente como yo… Despreciamos las promesas hechas a los débiles. Así pues… Mi palabra hacia tu persona vale menos que los juramentos de lealtad que podría conceder a, por ejemplo, la mujer que justamente tuvo la desgracia hace unos meses de estar en tu lugar.

Y en cuanto la vio intentar huir de él como lo haría un gusano, intentando dirigirse precisamente hacia el único elemento del que era vulnerable a parte de la infame luz que los ángeles, en su cruel alevosía, habían decidido santiguar. No, eso sí que no lo iba a tolerar de ninguna forma. Rápidamente, se dirigió hacia ella, pero no con intención de atraparla él mismo: lo haría la propia sangre que ella estaba dejando en el suelo, cual macabro y hediondo rastro.

Esta comenzó a levantarse poco a poco, dirigiéndose hacia la fémina, y más concretamente, deslizándose por las piernas de esta como lo harían serpientes, rodeándolas. Empezaron por el pie, y no se detendrían. Cinco o seis de esas curiosas cuerdas por cada pierna, comenzando a oprimir primero las rodillas de la contraria con tal de pegarlas la una a la otra y dificultarle todavía más la tarea de reptar, y luego, siguieron ascendiendo, atando las piernas a la altura de la ingle (más concretamente, apretando las nalgas de ella y formando una v formada ya una en concreto colocándose justo por encima de la intimidad de ella). Pero no se quedarían ahí por mucho, porque tan rápido como ataban, seguían subiendo. Ahora, el vientre ajeno también sufriría una atadura que lo rodearía por completo, y luego, cada uno de los senos de ella vería que a su alrededor, estas cuerdas habían decidido contentar la macabra imaginación de Apofis, rodeándolos simple y llanamente, para apretarlos. Y luego, siguieron subiendo un poco más, hasta los sobacos, terminando los nudos y las ataduras de crearse ahí y dejando una larga cuerda que llegaba hasta la mano de Apofis. Por supuesto, tan poca sangre no era suficiente para crear una estructura tan compleja, y es por eso que se había ayudado de usar el carmesí que brotaba de una herida de su dedo, intencionalmente causada para ello. Habría perdido ahí quizá unos dos o tres litros de esencia. Eso, para un humano, era letal. Para Apofis, un estornudo. ¿Y qué hizo con la cuerda? Tirar hacia él. ¿Por qué? Porque así, todas las ataduras se ajustarían todavía más contra el cuerpo ajeno, mientras que por pura inercia, el cuerpo de ella volvía a acercársele poco a poco. Tenía manos y cabeza totalmente móviles, pero de eso hacia abajo, estaba atada con todo el bondage, de una forma que dejaba ajustadas por encima de la ropa y con la silueta muy marcada sus zonas femeninas… Y que hacía las delicias de un pervertido como Apofis.

-Ahora, se acabaron los juegos. Voy a hacerte mía, Ai. Vamos hacia tu nueva casa… Y no te resistas si es que no quieres conocer lo que es el verdadero dolor. Has gritado un poco, has malgastado lágrimas en vano, y con ello… Solo me has abierto el apetito.
Apofis Misr
Apofis Misr
Demi


Mensajes : 78

Demonio Amos
https://sunflower.foroactivo.mx/

Volver arriba Ir abajo

[+18]  Haciendo los deberes. [apofis] Empty Re: [+18] Haciendo los deberes. [apofis]

Mensaje por Ai chan el Miér Mar 25, 2020 3:35 pm




Por supuesto nunca había esperado que cumpliese su palabra, incluso si me había roto mi propia pierna por una pequeña posibilidad de que fuera cierto, sabía ser realista, peor es que no me había quedado ya nada mas a lo que agarrarme, incluso si mi pierna estuviese sana dudaba que pudiese huir de el, encima ahora de nuevo aquella cosa oscura empezó a apresarme, pero esta vez...era diferente. Se fueron formando hebras y enroscándose en torno a mi cuerpo de forma mucho mas ajustada prieta y precisa, solté un jadeo cuando las note apretar y presionar contra zonas especialmente sensibles, y otro mas grande cuando el tiró y me arrastro en su direccion, tensando las ataduras de forma incomoda y muy humillante. Me mordí el labio para no suplicarle otra vez que me dejase ir, no serviría y solo parecía excitar a aquel loco pervertido. Tenía que aguantar, hasta que alguien me salvase, tener fe en que al final me rescatarían, pero no podía evitar temblar visiblemente de miedo por lo que el llegaría a hacerme antes de que eso ocurriera.


-No quiero ir a tu casa-. Dije al final únicamente jadeando. -No quiero ir a ningún lado donde estés tu, monstruo-. Me había equivocado al pensar que era una persona, para empezar a las personas no les vuelven a crecer los brazos, era un monstruo con forma humana y al pensarlo una idea terrible me invadió provocando que palideciera por completo. Me volví hacia el con una expresión de puro terror y me tembló la voz al preguntar. -¿No...no vas a comerme verdad?-. Sabía que el solo iba a disfrutarlo y aun asi no pude evitar preguntar, llevada por la necesidad de saber si estaba a punto de morir. Comencé a llorar otra vez y a arrastrarme de nuevo en contra de sus tirones, logrando solo tensar aun mas las ataduras al punto de empezar a hacerme daño, me aferre al suelo y mis uñas se rompieron dejando un rastro sanguinolento en este según iba siendo arrastrada en contra de mi voluntad, haciéndome soltar un alarido de dolor.


Ai chan
Ai chan
Bi


Mensajes : 44

Hibrido Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/

Volver arriba Ir abajo

[+18]  Haciendo los deberes. [apofis] Empty Re: [+18] Haciendo los deberes. [apofis]

Mensaje por Apofis Misr el Jue Mar 26, 2020 8:20 am

Sus manos seguían sosteniendo con firmeza la cuerda, con un porte tan natural y calmado que más que a una mujer, parecía estar sosteniendo simplemente a un perro grande, como si lo llevara de paseo. Aunque… En realidad, era un curioso paseo, sinceramente. Más bien, era la forma más rápida y cercana (eso sí, extremadamente aburrida y poco creativa) de humillarla y deleitarse en el proceso. Tal vez, más adelante, podría buscar alguna otra forma. Quizá… Podría luego untarla en sangre. Todo ese cuerpecito manchado de viscosa sangre, hasta que no se le vieran tan siquiera sus ojos, esas pequeñas perlas de un color entre verdoso y azulado (o eso creía él, no estaba seguro, porque estaba claro que a eso no había estado prestando atención), estuvieran totalmente empañadas en lágrimas. ¿Y de dónde sacaría esa sangre? Bueno, Apofis a veces carecía de imaginación. Obviamente, sería con el cuerpo al borde de fenecer de alguna compañera de clase de la muchacha a la que ella tuviera especial cariño.

De momento, lo más interesante era ver cómo la tela de Ai se pegaba contra su cuerpo, efecto de las cuerdas que ahora la retenían, convirtiéndola en algo todavía inferior a una mascota, contentando la facción más lujuriosa de su ser. Ese fragmento que estaba exigiendo ya penetrarla, pero… No. Quería humillarla más todavía, si es que eso se podía, aunque ella misma parecía hacerlo destrozándose las uñas contra el asfalto, lo cual no entendía, pues era perder un arma muy útil, ya que esas mismas uñas podrían servirle para soltarse a posterior de sus cuerdas, o para deshacer la mordaza que tendría que ponerle en la boca mientras esa noche, por ejemplo, se dedicaba a fingir dormir con su cabeza bien acomodada sobre el pecho ajeno. O eso haría si la otra llegaba viva al momento en el que la reina de la noche se alzara en el cielo cuando este ennegreciera.

Pero ella misma se estaba dañando, ¿y quién era él para negarle un deseo a su niña? No lo iba a evitar si ella quería, por supuesto, más bien, no iba a hacer nada. Solo mantener la mano en el sitio y seguir tirando hacia él, viendo cómo sus partes más erógenas se comenzaban a ver profanadas por lo apretadas que iban quedando las cuerdas. Hasta la había escuchado jadear… Era lógico, a fin de cuentas, cualquiera lo haría si sus partes más íntimas comenzaban a ser apretadas, ajustadas y sin embargo, no llegando al punto de dañar, porque esa no era tampoco su intención: quería verla gemir, mezclar dolor, terror y placer hasta que no pudiera distinguir una cosa de la otra.

Y tras unos segundos de seguir tirando hacia él, ahí la tenía de nuevo, a sus pies. Apofis se relamió ante tal imagen, ahora con el culo de aquella niña puesto ligeramente en pompa (porque por supuesto, no la iba a dejar tumbarse del todo). Su sádica mente seguía haciéndose las delicias al ver el camino de sangre que había dejado derramado la contraria mientras se acercaba.

-¿Comerte? –se relamió ante aquella idea. Sí, tras violarla, podía… Convertirse en serpiente, comenzar a asfixiarla y justo cuando la otra estuviera al borde de la inconsciencia, engullirla todavía viva y comenzar a digerirla aun cuando esta fuera totalmente capaz de saber que, tras unas horas, moriría, convertida en vitaminas- No… Por dios… Solo soy un vulgar catador de mujeres. No te devoraré… Solo morderé un poco. Por ejemplo… -se arrodilló poco a poco, quedando con la cabeza justo enfrente del trasero de aquella mujer, y la cadena todavía sujeta en una mano. La otra, se colocó a un lado de la cadera, acercando las nalgas de Ai hacia él, y más en concreto, a sus labios, mientras subía poco a poco la falda de nuevo para dejar al descubierto la ropa interior de aquella mujer por tercera vez- Aquí. –mordió con delicadeza, sin enterrar a duras penas sus dientes en la piel de ella, a un lado de la nalga derecha. De una forma lenta, acompañada de una pequeña succión tras terminar, cariñosa, más parecida a la que tendría un adolescente con su pareja, más como lo que Ai podría haber podido experimentar si hubiera tenido suerte más adelante, que como lo que él de verdad quería hacer. Solo quería dejar una pequeña marca, en forma de moratón, para que ella se acordara si salía viva de a quién pertenecía ahora- Ah… -retiró los labios poco a poco, delicado, suave, gentil… Demasiado para ser él. Pero tenía que contenerse- Se acabaron los juegos. Nos vamos ya, pequeña. Despídete del ocaso, del sol y del alba. Al lugar donde vas no vas no hay nada de eso.
Apofis Misr
Apofis Misr
Demi


Mensajes : 78

Demonio Amos
https://sunflower.foroactivo.mx/

Volver arriba Ir abajo

[+18]  Haciendo los deberes. [apofis] Empty Re: [+18] Haciendo los deberes. [apofis]

Mensaje por Ai chan el Sáb Mar 28, 2020 10:47 pm



¿Y ahora que? Me había destrozado los dedos, me dolían como el infierno, sangraba, estaba mas apretada que una morcilla y la sensación era extremadamente incomoda entre mis piernas, se me estaban metiendo las ataduras por donde no se tendría que meter nada, hasta se me escapo un gemido involuntario entre los gritos cuando se tenso al punto de entrar parcialmente. Al final deje de moverme, solo derrame lagrimas sobre el suelo impotente, no había nada que pudiera hacer y lo comprendía al fin, solo podía esperar a que la situación mejorara por factores externos. Así que quede ahí, rendida, sin fuerzas, como un peso muerto. Pero eso no evito que soltase un grito sorprendido cuando me mordió atrás, algo tan inesperado como desagradable, no tanto por el dolor que mas bien fue poco sino por el asco de que el hiciera algo asi. ¿Y que podía hacer yo? Pues pegarle una patada en toda la cara de hecho, si, mis piernas estaban atadas juntas pero eso no me impidió pegarle con las dos a la vez una coz digna de un burro. No iba a servir de nada y solo lo iba a provocar pero no soportaba estar tirada sin mas como si le estuviera dando permiso, sentía nauseas solo de pensarlo. Como es lógico a mi me dolió muchísimo mas que a el, no por que el tuviera el rostro de piedra que también, sino porque una de mis piernas seguía rota y el dolor me atravesó como una puñalada haciéndome soltar un nuevo alarido de dolor y retorcerme por este jadeando.


El puerto estaba absurdamente silencioso, no se veía a nadie, salvo por alguna gente en los barcos algo mas adentro en el agua, uno miro en nuestra direccion y puso gesto espantado, echando a correr por la cubierta gritando, aunque desde aquí no podía oír lo que decía, aunque lo imaginaba, ¿pero de que servía? Quien podía ayudarme probablemente no estaría trabajando en un pesquero, no podía hacer nada...¿nada? Estaba atada, mis manos como las había tenido en un principio cuando fui atada, el sostenía el final de esas ataduras, estaba conectado a ellas...y yo aun tenía la stungun en mi mano, no parecía interesarle lo bastante como para quitármela. Podía hacerlo, podía hacerlo, iba a dolerme, iba a ser mala idea, pero...era lo único que me quedaba por hacer también. Apenas podía mover las manos, pero si lo bastante para tocar los filamentos con el electrodo, estaban hechos de sangre de verdad? si eso era cierto...la sangre era muy buena conductora .
Apreté el botón y una descarga me hizo sentir el dolor del día, puesto que yo también estaba en contacto con las ataduras, apreté los dientes sin quererlo y mi mano se cerro con fuerza haciéndome incapaz de abrirla o soltar el botón, el dolor aumento y sentía que me iba, todo se volvió negro cuando finalmente perdí el sentido. Daba igual lo duro que fuera su cuerpo, tenía que ser conductor igual...¿verdad? Fue mi ultimo pensamiento antes de que mi mente abrazara la oscuridad.




Ai chan
Ai chan
Bi


Mensajes : 44

Hibrido Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/

Volver arriba Ir abajo

[+18]  Haciendo los deberes. [apofis] Empty Re: [+18] Haciendo los deberes. [apofis]

Mensaje por Apofis Misr el Dom Mar 29, 2020 1:59 pm

¿Hasta qué punto era el cuerpo de Apofis conductor? ¿Hasta qué punto un profano elemento que ni tan siquiera había sido capaz de luchar contra la humanidad antes de ser totalmente sometido, a diferencia de otros de sus hermanos mucho más fieros e indomables, por las débiles manos de la humanidad, podía dañar a una milenaria serpiente cuya sangre era fruto de la emoción primaria, el miedo? La respuesta se vería en esos mismos instantes, mas ya puede vaticinar el narrador que esta criatura, si bien poderosa y depravada, era carne, y en la carne estaba su debilidad.

¿Y qué otra carne podía compararse tan siquiera de lejos a la que seguía degustando en el cuerpo de aquella hembra? Esa joven y bien rígida carne, de sabroso gusto al paladar (como ya se estaba encargando de comprobar con sus constantes lametones, besos y demás “caricias” en la previamente despojada de tela nalga de ella), textura joven, repleta de vida, y una posición forzadamente estática gracias a las cuerdas que ahora la mantenían totalmente a su merced. Incluso con la mano que antes había estado levantando la falda, aprovechando que ya estando subida y en esa posición, escasamente existía la posibilidad de que fuera un obstáculo para las lujuriosas intenciones de Apofis, usaría esa misma mano para acercarse a la cuerda que mantenía la intimidad de la joven parcialmente… Invadida, echándola para atrás con un dedo mientras que con el otro, comenzaba a acariciar, por encima de la poca tela que ya quedaba, usando la yema, aquella pequeña sonrisa vertical, posiblemente nunca antes invadida por otro hombre ni mujer.

Incluso cuando la otra volvió a intentar golpear, él se mantuvo totalmente impasible, simplemente manteniendo agarrada la pierna con la mano que quedó libre, a la altura del muslo, para luego hacerlo descender a la fuerza, acariciando por unos segundos antes de devolverlo a una posición más agradable para lo que intentaba, en concreto, a la altura de la cadera ajena, apretando con ligera fuerza para mantenerla con el culo un poco en pompa, más expuesto a los pequeños paseos que sus dedos iban realizando, tanteando el terreno y sirviendo para el deleite de aquella perturbada mente que, en su ya clarísima obsesión, comenzaba a imaginarse más y más cosas que hacer con ese mujeril y vivo cuerpo. Cuántos besos, o más bien mordiscos iba a dar, cuánto iba a penetrar en aquella hembra hasta haberla hecho suya por completo. Todo era perfecto. El romanticismo de sus caricias, el morbo de la situación, la violencia clara con la que todo tenía lugar… ¿Por qué tuvo Ai que arruinarlo de semejante forma?

Fue cuando Apofis seguía en su afán de dejar una hermosa y perfectamente circular marca de succión en el centro de la nalga derecha de la joven, que notó cómo cada uno de los nervios de su cuerpo se estremecían, como si algo repeliera su movimiento. Una descarga eléctrica. Apofis, en efecto, recibía parte de sus efectos, mas no sentía, ni mucho menos sufría en exceso. Tras unos segundos totalmente paralizado, o al menos, resistiéndose a ello, sin apartarse en un solo momento del cuerpo de la hembra… Estaba de nuevo. Y ligeramente más enfadado. Parecía que ella, en cambio, había caído en el agradable manto de Morfeo, ya totalmente expuesta a su voluntad. Al menos, había logrado mucho más con ese ingenioso truco que cientos antes: detenerle aunque fueran unos segundos.

Para cuando ella volviera a abrir los ojos, la rápida velocidad de Apofis, sumada a su magia… Les habría alejado mucho. Cuando ella abriera los ojos, estaría acurrucada en una cama en un piso de las cercanías que “pertenecía” a la mafia, bastante ancho y de difícil escape, pues estaba algo vigilado por algún subordinado suyo. Ella estaría ya sin las ataduras… Pero él abrazado a su lado, acariciándole el cabello con una sonrisa triunfal.

Estaba esperando. Esperando a que la otra tomara consciencia para devorarla.
Apofis Misr
Apofis Misr
Demi


Mensajes : 78

Demonio Amos
https://sunflower.foroactivo.mx/

Volver arriba Ir abajo

[+18]  Haciendo los deberes. [apofis] Empty Re: [+18] Haciendo los deberes. [apofis]

Mensaje por Ai chan el Dom Mar 29, 2020 10:30 pm

Cuando por fin desperté me dolía todo, como a cualquiera que electrocutaran con una stun gun durante bastante mas tiempo del debido, sentía todo rígido, tenía una quemadura en la mano y mi pierna me estaba matando a punzadas de dolor, me costo mucho trabajo lograr abrir mis parpados que parecían haberse quedado pegados. Tarde un rato en comprender mi situación exacta. Estaba en un lugar desconocido, ni la mas remota idea de como había llegado allí, ni mucho menos de porque me dolía todo el cuerpo, especialmente la pierna. Estaba en una cama...y lo que mas me puso los pelos de punta es que había un hombre que me sonaba sonriéndome de forma espeluznante y abrazado a mi. Mi primera reacción fue espantarme, gritar y buscar apartarme de el por todos los medios con una expresión de confusión total que se torció por el dolor cuando el movimiento hizo que la pierna me mandara terribles señales de dolor que no entendía, ¿estaba rota? ¿como?
-¿Donde estoy?-. Pregunté aun sin entender nada. -¿Y quien eres tu?-. Añadí con cierto temblor en la voz, muerta de miedo. ¿Había tenido un accidente? Estaba dibujando en el puerto, me había caído al bajarme y...No recordaba bien, ¿había caído de cabeza acaso. Pero entonces porque mi pierna parecía rota? No creía que la altura fuera para tanto en primer lugar, no tenía sentido.


De momento busque mi móvil. No estaba, asi que busque mis cosas, tampoco las encontré. Palidecí pero intente calmarme, no pensar en la peor situación, a lo mejor solo era alguien que me había visto caer y me había ayudado...¿Y en vez de llevarme al hospital me llevaba a su casa y me abrazaba en la cama sonriendo? No, definitivamente no. -¿Como he llegado aquí, que intentas?-. Me eche mas atrás y sin querer me caí de la cama con el consiguiente dolor mas por el impacto resintiéndose en mis heridas que por el golpe en si. Solo quería dibujar un paisaje para clase, como podía haber acabado en semejante situación. No entendía nada, incapaz de recordar lo que había pasado poco antes en el muelle, e incapaz de saber que esas situaciones me sucedían semanalmente, como mínimo. -No...no vas a conseguir nada secuestrandome, lo mejor es que me dejes ir-. Incapaz de saber la verdad comencé a decir cosas parecidas a la primera vez, algo que resultaría claramente extraño para alguien que si tuviera recuerdos precisos de lo ocurrido.
Ai chan
Ai chan
Bi


Mensajes : 44

Hibrido Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/

Volver arriba Ir abajo

[+18]  Haciendo los deberes. [apofis] Empty Re: [+18] Haciendo los deberes. [apofis]

Mensaje por Apofis Misr el Lun Mar 30, 2020 1:43 pm

Sus manos seguían acariciando el inerte cuerpo de la fémina, a la espera de que esta se despertara para poder continuar. Con completa calma, sonriente, inspeccionando la mercancía y hasta dándole a la contraria la gran ventaja de vendar algunas de sus heridas, o más bien, cerrarlas con tal de no tener que verlas (que le quitaba parte del morbo, y a pesar de depravado, Apofis disfrutaba de los cuerpos femeninos a poder ser completos, con cuatro extremidades, sin heridas al menos visibles. Ya se entiende. Esas cosas), pues eran completamente innecesarias, ya que las generaría él mismo a posterior. Cada juego, como no podía ser de otra forma, debía empezar relativamente de cero. Por supuesto, no iba a curar aquel práctico hueso roto. Pero sí que iba a desarmarla por completo, y por supuesto, dejar cualquier objeto de valor muy lejos de ella: llaves, pulseras, cualquier mínima cosa que pareciese de oro. ¿Qué? Era un violador, y un asesino, pero un asesino que tenía que pagar las facturas y al que un ingreso de activo líquido en la cuenta corriente nunca le iba mal.

¿Pero qué más daba eso? Lo importante es que dentro de unos minutos, en aquella descuidada habitación, que obviamente solía utilizarse como punto de intercambio de mercancías o muy a lo sumo como un lugar en el que tomar una cerveza tras una larga jornada trabajando como un subalterno más de la gigantesca mafia que él había ayudado a organizar, y de la que ahora era el segundo al mando, y la figura que brindaba las órdenes más de una vez en vista de la total irresponsabilidad de su superior, que además de inepta, estaba demasiado ocupada haciendo justamente lo mismo que él en ese momento, pero todo el santo día, y además sin alternar de víctimas. Iba a acabar sospechando de que estaba enamorada y todo, por cierto. Pero ese no es el asunto, el asunto es que ahí, en ese lugar de insalubre condición en comparación a muchos otros, ella iba a despertar… Totalmente indefensa y a su merced, en vista de que en todo aquel rato no había mostrado poder alguno, y que no parecía la típica pseudo-heroína que esperaba prácticamente hasta estar al borde de la muerte para desatar un hechizo que en ocasiones normales podría haber dañado a alguien… Y que él acababa matando igualmente.

Solo tuvo que esperar un poco más, y ahí estaba ella: de nuevo despierta, aparentemente en shock, para luego actuar como si no supiera nada. La dejó estar, sin oponer resistencia a sus movimientos ni zarandeos, y permitiéndola que explorara la sala a placer, pues, al igual que un buen amo con un nuevo felino como mascota, debía permitirla aclimatarse ligeramente. Su racional mente deducía que había entrado en shock post-traumático, y no era capaz de procesar cómo había llegado ahí, todavía.

-Eh, venga, no te exaltes de tal forma, amor mío. –musitó, levantándose poco a poco y chasqueando los dedos. Si para ese momento la contraria no había salido por la puerta (que no lo había hecho), ahora no sería humanamente posible, pues estaba bloqueada por una especie de muro negruzco justo sobre él- Si es que eres adorable. Sin embargo, además de adorable, eres mía. –se acercó a ella poco a poco, levantándose de la cama lentamente. Y todo en él era igualmente lento. Sabía que de todas formas, ella no podía escapar- Te he comprado, ¿recuerdas? Sí, en efecto… Y he pagado por ti, por supuesto. Ahora ven.

Volvió a por ella. Su mano derecha atrapó el cuello ajeno, con fuerza suficiente como para levantarla del suelo y, además, que cualquier intento de golpearle fuera en vano. Su idea era la siguiente: una vez hecho eso, volverla a colocar sobre la cama, y de una vez por todas, arrebatarle la parte superior de su ropa, dejándola solo con el sujetador que llevara. Y así estaba haciendo, usando todo lo que podía del cuerpo para evitar que se moviera hasta que terminara. Lanzó la rosada blusa hacia un lado, relamiéndose los labios la ver aquel femenino abdomen de nuevo.

La atrapa por los lados de la cintura y, desde ahí, desciende poco a poco, posando su cabeza a la altura del vientre de Ai, y dejándolo caer ahí. Primero empezó con suaves besos, muy poco a poco. Todavía quedaba un sostén, pero le agradaba ir extremadamente poco a poco, hasta que el contrario se desesperaba. Y así iba a seguir, lamiendo el cuerpo de la contraria, y por supuesto, usando toda su fuerza para contrarrestar cualquier movimiento que se intentara en su contra.

-Eres una belleza. Y eres toda mía. Ai, no te resistas. Pórtate bien… -y por supuesto, a continuación, mentiría- Y no te haré nada, te dejaré libre. Solo ábrete de piernas muy despacito. Sé buena. O yo no lo seré.
Apofis Misr
Apofis Misr
Demi


Mensajes : 78

Demonio Amos
https://sunflower.foroactivo.mx/

Volver arriba Ir abajo

[+18]  Haciendo los deberes. [apofis] Empty Re: [+18] Haciendo los deberes. [apofis]

Mensaje por Ai chan el Mar Mar 31, 2020 3:01 am



Lo mire primero horrorizada, luego sorprendida y después con desconfianza. -No, a mi no me vende nadie, soy una persona libre, y no recuerdo que nadie me haya comprado en primer lugar, soy un ama en pleno derecho-. Era consciente de que ese sistema existía en la isla, aunque por lo que sabía las trataban bien, y para empezar yo no era ninguna pet. -Me parece que te han timado, ahora déjame irm...- No pude hablar mas porque me agarraron del cuello y es difícil pronunciar palabras cuando eso pasa sobre todo si ya estas intentando respirar. ¿Como podía ser tan fuerte? Fuí arrastrada a la cama, pataleando en el aire, como si fuera un simple gatito. Se me echo encima y grite cuando agarro mi blusa y tiro de ella, desgarrando como si fuera papel la parte frontal, la blusa seguía abotonada en el ultimo botón pero mis pechos estaban en ropa interior y los hombros y parte de los brazos de la prenda también habían sido rotos, dejando la zona de la espalda debajo de mi ne un estado de semi desnudez forzada. Intente golpearme y solo me dolieron las manos, como si fuera de cemento.


-Aléjate de mi-.
Gemí empujándolo pero era como empujar la pared de un edificio...solo que los edificios no se mueven hacia ti, intentar sacármelo de encima era como sacudirme una estatua que hubiera construido encima mía mientras dormía, solo que, de nuevo, las estatuas no se mueven hacia ti. El empezó a besarme y lamerme en el vientre entre los jirones de mi ropa y sentí un asco intenso, no quería ser violada allí. -No, por favor, por favor detente, te lo ruego no lo hagas-. Pegue mis piernas entre si con fuerza y empuje su cabeza sin éxito. -No, no quiero, no tenía que ser asi, te lo suplico por favor!-. Eso era algo que hacías con alguien especial, alguien importante. Sentí nauseas por la situación y me retorcí de la impotencia absoluta, ¿de verdad iba a acabar asi? ¿No había nada que pudiera hacer para evitarlo? Lo agarre del pelo porque era lo único que no me parecía hecho de acero y tire de el para intentar forzarlo a apartarse. -¡Déjame! SOCORRO-. No sabía si alguien podía oírme o ayudarme pero no sabía que mas hacer. -Ayuda, quieren violarme, por favor ayuda, socorro-. Derrame lagrimas de desesperación horrorizada por aquella situación que ni siquiera sabía como había acabado involucrada en ella.

Ai chan
Ai chan
Bi


Mensajes : 44

Hibrido Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/

Volver arriba Ir abajo

[+18]  Haciendo los deberes. [apofis] Empty Re: [+18] Haciendo los deberes. [apofis]

Mensaje por Apofis Misr el Mar Mar 31, 2020 2:00 pm

¿Qué le parecían aquellos gritos, aquellas súplicas de la contraria por preservar su virginidad intacta? Excitantes. Solo hacían que intensificar sus lamidas, y el ritmo con el que iba dejando pequeños besos y succiones en el vientre de la contraria, buscando excitarla, y con ello arrebatarle toda dignidad que le pudiera quedar para ese momento. Notaba la tensión, notaba cómo cada músculo en la contraria hacía lo posible por escaparse de él, ¿pero acaso se creía que aquello iba a servir? No, todo lo contrario, lo único que tales actos iban a hacer, eran alimentar la ya suficientemente pecaminosa mente de Apofis. Ni se iba a molestar en seguir desnudando, y mucho menos, en lubricarla, y es que, si le dolía, era culpa exclusivamente suya. Él había ofrecido toda la gentilidad que podía, y sin embargo, ahora la tenía cerrada de piernas, y oponiéndose.

Agarró a la contraria a la altura de las rodillas, mientras su cuerpo seguía descendiendo poco a poco, y sus labios también. Hasta que se posó sobre el lugar tras el cual, justo debajo de la ropa, se encontraría el monte de Venus.

-Me temo que no puedo parar, y que no me han estafado, Ai.
–ese último nombre, lo proclamó como quien triunfalmente marca la victoria sobre lo que fuera. Y es que sí, había ganado, sin piedad alguna para la derrotada, que en este caso, era ella, y se podía ver de una forma indiscutible- Eres hermosa. Eres una pequeña joya, y las joyas siempre deben tener dueño. Solo… No te resistas. Será mejor para ti. –le importaba muy poco que la otra intentara tirarle del pelo. Tan siquiera podía notar dolor de tan débil acto, solamente, seguía a lo suyo. Incluso si la contraria intentar arrancar sus fortísimos capilares, muy a lo sumo, conseguiría hacerse daño en la mano mientras él comenzaba a usar sus dedos para hacer bajar la ropa interior inferior de la contraria- Relaja las piernas. No es opcional. Es una orden.

Y al fin, tras tanto tiempo deseándolo, una vez lanzó lo más lejos que pudo aquella molesta pieza de ropa totalmente innecesaria, pudo comenzar a acercar sus dedos hacia la intimidad de ella, empezando a acariciarla con la yema y sin llegar a penetrar más que unos míseros milímetros. Su intención era facilitar, pero facilitarse a sí mismo penetrar, no a ella relajarse. Con la mano que tenía libre, comenzó a desabrocharse el cinturón, bajándose parcialmente, hasta un poco por debajo de las ingles tanto pantalones como ropa interior y a dejar al descubierto su no solo totalmente erecto desde hacía ya un buen rato, también era ligeramente… Grande, en comparación a lo que un humano debería tener ahí. No excesivo, por supuesto.

No pensaba quitar más ropa. Que se quedaran así, con la falda de la contraria todavía ahí, sus pantalones a medio bajar, todavía con la camisa y ella con su sostén. Era más… Directo. Y excitante. Y en vista de que carecía de cualquier tipo de complemento que hiciera aquello más interesante, así se iba a empezar. Se dedicó unos segundos a seguir con ese juego, siempre usando su cuerpo para mantenerla de piernas abiertas, y así estuvo hasta notar un poco más de humedad.

-Lo siento, pero te va a doler. No pienso ayudar demasiado más… Y tú no estás demasiado colaboradora, pesada.
–fue en ese momento en el que posó con delicadeza la punta sobre los labios, y, tras sonreír, dio una primera embestida- …Ah… Así es cómo me gusta.
Apofis Misr
Apofis Misr
Demi


Mensajes : 78

Demonio Amos
https://sunflower.foroactivo.mx/

Volver arriba Ir abajo

[+18]  Haciendo los deberes. [apofis] Empty Re: [+18] Haciendo los deberes. [apofis]

Mensaje por Ai chan el Jue Abr 02, 2020 11:41 am



Mis suplicas fueron todas inútiles, y mis llamadas de ayuda mas si cabe, no se inmuto por mis tirones o empujones, simplemente siguió adelante, hablando como si no pudiera oírme o mas bien, lo cual era sin duda el caso, no le importase lo mas mínimo lo que estaba diciendo. Sentí un dolor intenso en los muslos cuando fueron abiertos a la fuerza pese a estar cerrando mis piernas con todas mis fuerzas, seguramente un desgarro muscular, ademas de que de nuevo el dolor de la pierna rota se hizo presente, podía ver hasta como la piel tomaba un tono burdeos debido tal vez a algún tipo de hemorragia interna en la rodilla, el dolor era insoportable y por supuesto mis suplicas se vieron interrumpidas por gritos, alaridos de dolor, pero el no se detuvo, comenzó a mancillar mi intimidad, mi lugar las privado, sin piedad ninguna, no escuchabas sus palabras, o mas bien no quería hacerlo, intente convencerme a mi misma que era una pesadilla, que nada de esto podía estar pasando, en cualquier momento despertaría...Pero no desperté y el arraso con mi interior con absoluta brutalidad, mancillo mi pureza, me arrebato la virginidad y provoco un dolor tremendo dentro de mi al entrar a la fuerza, no necesitaba mirar para saber lo mucho que estaba sangrando ahí abajo.



Volví a gritar, sin parar , abrumada por el dolor, la humillación y sintiéndome horrible, sucia , y asqueada, tenía nauseas y ganas de vomitar de hecho. Lo golpee, con todas mis fuerzas en la cara, rompiéndome la mano, y luego le golpee con la otra, con similares resultados, pero continué golpeándole aun con mis manos rotas, aun gritando de dolor, aun desollandome la piel contra sus facciones de piedra y cubriéndome los dedos destrozados de sangre, seguí pegandole. Notaba la garganta destrozada por los gritos, apenas podía ver por las lagrimas y no sabía si había una parte de mi anatomía que no me doliera en esos momentos y aun asi el no se detenía, no se movía, era inutil, iba a violarme por sabe dios cuanto tiempo, cuantas veces, el simple hecho de pensarlo me daba nauseas de nuevo al punto de que al final efectivamente acabe vomitando encima de ambos presa del asco mas absoluto, lo cual solo me hizo sentir todavía peor, y no mejoro mi situación en absoluto.
Ai chan
Ai chan
Bi


Mensajes : 44

Hibrido Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/

Volver arriba Ir abajo

[+18]  Haciendo los deberes. [apofis] Empty Re: [+18] Haciendo los deberes. [apofis]

Mensaje por Apofis Misr el Vie Abr 03, 2020 1:56 pm

Y ahí culminaba todo, en la parte más divertida y crucial de cualquiera de esos arrebatos, que no era otro que el momento exacto en el que el himen de ella se desgarraba por culpa de su propio miembro, sangrando todavía más y dejando su marca sobre aquella incómoda y ya gastada cama que ni almohadas tenía. Notaba lo herido que estaba el cuerpo contrario, y por supuesto, él solo hacía que empeorar la situación ayudando a cicatrizar y curarse las heridas más graves, con tal de mantenerla constantemente consciente y viva a pesar de la pérdida de sangre que empezaba a teñir las sábanas, a medida que él seguía embistiendo, una vez y otra, moviendo su cadera mientras usaba sus manos (colocadas por la parte trasera de las rodillas de ella, firmes) para mantener abiertas y en forma de uve, con tal de facilitar el proceso todavía más, lo cual no era muy fácil teniendo en cuenta que la otra, además de oponerse constantemente y golpear totalmente en vano, seguía intentando cerrar las piernas.

¿No entendía que ya nada de eso serviría? La mirada de Apofis seguía contentándose al ver como toda aquella carne rebotaba por el efecto de sus placajes (porque nombrarlos de otra forma, teniendo en cuenta la fiereza con lo que lo hacía y casi rabia, como aquellos gigantescos pechos se movían una vez tras otra, de tal forma que no podía evitar esbozar una sonrisa todavía más sádica.

E iba a continuar. Su idea inicial era impregnarla, dejarlo todo esparcido en el interior de Ai y que sufriera la humillación más absoluta, para luego darle algo de comer, vestirla con algún fetiche de los suyos, con una correa al cuello, y llevarla al mercado negro para poder presumir ante todos de su nuevo juguete unos días antes de hacerla desaparecer de la faz de la Tierra. Pero no. Ella lo tuvo que arruinar todo de la forma más ruin y poco erótica.

Vomitar. El rostro de Apofis se desfiguró por completo al ver aquella sustancia manchar la parte inferior de su propio cuerpo. Hasta detuvo su juego de cadera un segundo. El olor ya comenzaba a ser hasta desagradable incluso para un ser como él. Hasta parecía que él también comenzó a sentir asco, en vista de que intentó limpiarse con la propia mano.

-Eres una perra. –dijo, severo, para luego retirar poco a poco su miembro, que a pesar de todo, seguía completamente erecto, como era habitual en él- Una puta perra sucia. ¿Y sabes qué? Creo que el misionero no es una pose muy digna para una cánido, ¿no?

Tras eso, sus manos se deslizaron rápidamente hacia la cadera de la contraria, levantándola con tal de dejarla puesta “en cuatro” frente a él, pues visto lo visto, esa parte de su cuerpo no la había mancillado con sucio vómito. Y así, por supuesto, ella quedaba como la perrita que era, con sus hermosas nalgas de nuevo en pompa frente a él. Ahora, se estaba fijando en otro agujero, algo más “higiénico” en comparación teniendo en cuenta que el vientre contrario ahora estaba totalmente manchado en restos de las comidas que hubiera podido degustar aquella niña previamente.

No se iba a andar con tonterías. Posó ahora la punta de su miembro en el punto justo donde ambos glúteos dejaban paso a aquel totalmente virgen ano.

-Discúlpate, perrita, discúlpate y admite que eres mi perra o… Tal vez no solo pierdas la virginidad de un lugar esta noche.
Apofis Misr
Apofis Misr
Demi


Mensajes : 78

Demonio Amos
https://sunflower.foroactivo.mx/

Volver arriba Ir abajo

[+18]  Haciendo los deberes. [apofis] Empty Re: [+18] Haciendo los deberes. [apofis]

Mensaje por Ai chan el Sáb Abr 04, 2020 4:51 am



Obviamente vomitar encima del violador no genera una reacción positiva, y si lo hubiera hecho me habría preocupado mas si cabe, no tardo en mostrarse enfurecido y asqueado, aunque al menos saco esa cosa de mi, pero el dolor no desaparecía, aunque sangraba menos de lo que debería por algún motivo desconocido, casi habría preferido perder bastante sangre como para desmayarme. Pero no, seguía dolorosamente consciente y ahora era levantada como un muñeco de trapo para acabar en otra postura, me era imposible apoyarme en mis manos rotas asi que caí sobre mis codos con el rostro apretado contra la cama de forma desagradable, notando sus manos atrás temiendo lo que pensara hacer a continuación. Mi boca conservaba el desagradable sabor de la bilis y el olor se hacía presente en el cuarto de forma desagradable y asquerosa que solo empeoraba lo horrible que ya era la situación.


¿Ahora el quería que me disculpase? Lo único que saldría de mi boca si volvía a abrirla serían mas gritos un otro vomito, y mucho menos iba a decir que era una perra, no iba a darle esa satisfacción, por muy asustada que estuviera, porque sabía que el no iba a cambiar lo mas mínimo sus acciones según lo que yo dijera, ya lo había demostrado, solo me quede ahí derramando lagrimas contra la tela del incomodo colchón notando aquella asquerosa cosa suya en un lugar donde jamas habría querido notarla. No podía sostenerme con mis manos y una de mis piernas estaba rota, mis muslos dolían como si me los hubiera desgarrado y lógicamente mis piernas tampoco pudieron seguir sosteniéndome, así que caí hacia delante parcialmente cuando se doblaron del todo, y doblar una rodilla rota no es la mejor opción asi que un nuevo alarido broto de mis labios, presa de un dolor insoportable, los bordes de mi visión incluso empezaron a oscurecerse a medida que el sufrimiento se me hacía mas y mas insoportable, y todo eso no hacía mas que empeorar el hecho de que el iba a violarme de nuevo, por un lugar que ni siquiera estaba pensado para eso anatómicamente, el simple hecho de pensarlo me llenaba de pánico.

Ai chan
Ai chan
Bi


Mensajes : 44

Hibrido Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/

Volver arriba Ir abajo

[+18]  Haciendo los deberes. [apofis] Empty Re: [+18] Haciendo los deberes. [apofis]

Mensaje por Apofis Misr el Dom Abr 05, 2020 10:16 am

¿Cómo podía disfrutar él de algo tan horriblemente asqueroso? A saber. Quizá por esa necesidad enfermiza por seguir dominando, por culminar incluso cuando las situaciones higiénicas no eran precisamente correctas y esa vieja colcha siguiera vomitando. Aunque eso, manchándose con sangre y demás fluidos, ninguno de ellos producido por él todavía. Solo ella, y su innecesaria necesidad de destruirle el morbo y las posibilidades de que la dejara con vida haciendo algo que más le perjudicaba a ella que a él, pues más en concreto, la que iba a ser penetrada en ese momento por el lugar que no debería era ella, y no se pensaba contener, menos ahora que veía que se negaba a seguirle el juego, con lo fácil que esto sería…

Una verdadera lástima para ella, pero él poco podía hacer aparte de hacer que se acatara su voluntad. Primero, con una de sus manos, atrapó a la otra por el cabello, para luego llevarla contra el colchón y hacer así que su espalda quedara perfectamente curvada, mientras que con la otra mano la atrapaba por la intimidad que segundos atrás había estado penetrando, y que en consecuente todavía se mantenía ligeramente ensangrentada, levantándola para hacer así que las nalgas de la pequeña quedaran completamente a su disposición.

No estaba lubricada, era consciente. Aquello estaba tan apretado y poco predispuesto que iba a costarle sangre y lágrimas (De ella) atravesarlo, a no ser que… Jugara un poco con sus propias cartas, como con la sangre que pudiera fluir por aquellas venas. Chasqueó los dedos, y repentinamente, Ai podría notar que su ano se relajaba, por mucho que el resto de su cuerpo peleara o intentara hacer lo que fuera que intentara. Tan relajado que podía ver ese pequeño hoyuelo que tal vez debería haber lavado antes… Porque era muchas cosas, tenía muchos fetiches, pero la coprofilia no era uno de ellos. Aunque, en fin. El castigo ahí iba a estar igualmente.

-A ver, ¿qué ruido hace el perrito, si se puede saber?
–preguntó, malicioso, a medida que comenzaba a introducir con alevosa lentitud su miembro, demorándose tanto como le apetecía con la intención de que pudiera notar cada fase, cómo aquel “sagrado” y a la vez profano lugar reventaba y a su vez, gracias a su propia magia, se abría más y se destensaba por sí solo para facilitar que él pudiera seguir entrando. Un ligero ronroneo, una especie de sucedáneo de sonido de placer, salió de su garganta, mientras cerraba los ojos, disfrutando de cuán poderoso se sentía para ese momento- Ah… Voy a destrozarte entera, Ai. Voy a hacer que te duela todo ese cuerpecito de virgen rechoncha que tienes durante lo que te quede de vida.
Apofis Misr
Apofis Misr
Demi


Mensajes : 78

Demonio Amos
https://sunflower.foroactivo.mx/

Volver arriba Ir abajo

[+18]  Haciendo los deberes. [apofis] Empty Re: [+18] Haciendo los deberes. [apofis]

Mensaje por Ai chan el Dom Abr 05, 2020 1:32 pm



Ahí estaba yo, tirada y sin fuerzas, cuando el me levanto del cabello, supongo que había encontrado la forma de hacerme daño en el único lugar que todavía no me dolía, el cuero cabelludo. Si no grite a causa de ello fue porque ya estaba haciéndolo por otras cosas, y que me levantaran de un sitio aun peor no mejoro la perspectiva, pero entonces note algo raro, como si se me adormeciera ahí atrás, ¿había hecho el algo? No podía saberlo pero aquello no parecía normal...aunque a lo mejor me estaba desangrando o el dolo me estaba volviendo loca, no lo sabía, pero el entro , lentamente en mi interior, sin piedad y de forma menos dolorosa de lo esperado, lo cual en cierto sentido lo hizo peor, aunque el dolor que sentía por todas partes seguía ayudando en cierto sentido en no prestar atención a esa desagradable sensación de ser violada de nuevo por semejante lugar. Me escocían terriblemente los ojos por las lagrimas, seguramente estaban hinchados, y mis gritos iban bajando en volumen con forme el numero de alaridos iba haciendo polvo mi garganta, volviéndose mas roncos y en cierto sentido agónicos.


El estaba diciendo algo de nuevo, ¿que era? no podía oírle era como si hablase desde debajo del agua, ya casi no veía lo que tenía delante, mi cuerpo se movía como una muñeca de trapo sujeto por el cada vez que se movía, y mi rostro se arrastraba adelante y atrás sobre el colchón con los ojos sin vida mirando al vació, por desgracia para mi aun respiraba, solo no podía moverme mas del dolor y este estaba cerca de dejarme inconsciente, no sabía cuando acabaría ese suplicio, ni si acabaría realmente en algún momento, pero me sentía mancillada, manchada, profanada, perdiendo poco a poco las ganas de vivir, o importa lo alegre y optimista que sea tu personalidad, llegados a ese punto no podría nadie pensar en que la sacarían de ahí antes de que fuera demasiado tarde, para empezar, ya era demasiado tarde en demasiados sentidos, lo único que me quedaba por hacer era morir ahí...al menos después de muerta el ya no podría hacerme daño, era doloroso pensar que ese era mi único consuelo.

Ai chan
Ai chan
Bi


Mensajes : 44

Hibrido Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/

Volver arriba Ir abajo

[+18]  Haciendo los deberes. [apofis] Empty Re: [+18] Haciendo los deberes. [apofis]

Mensaje por Apofis Misr el Miér Abr 08, 2020 2:35 pm

Se podría decir que más que disfrutar, estaba simplemente desahogándose y descargando su furia contra un cuerpo femenino como una forma cualquiera de aplacar su ira acumulada de semanas repletas de trabajo y tensiones varias, como si la otra se tratara de un mero peluche anti-estrés… Pero al que estaba destrozando el alma en diversas formas en vez de apretarlo ni presionarlo, lo cual volvía tal actividad todavía más divertida y le hacía llegar todavía más a un placer mental indescriptible. Cada embestida, cada golpe de cadera, cada vez que conseguía penetrar más, lo hacía con todavía más fuerza si era posible, intensificando hasta que notara que no podía dar más de sí (para lo que, por supuesto, quedaba un largo rato, teniendo en cuenta su titánica fuerza bruta).

Hasta parecía estar riéndose mientras seguía, usando su magia para mantenerla constantemente consciente y cerrando todas las heridas a un punto en el que todavía estuvieran ahí, y que dolieran, pero sin llegar a sangrar tanto, sin llevarla al punto de desangrar ni morir, porque eso, a fin de cuentas, sería escapar. Y nadie escapaba de él de una forma tan extremadamente desagradable ni rápida, una forma tan piadosa y rápida. Hasta que ese pobre corazón no se terminara de detener, él seguiría manteniéndola viva.

Notaba que aquel cuerpo iba perdiendo poco a poco su energía, toda resistencia que pudiera oponer se desvanecía en la misma forma que a él su libido le aumentaba, y aquel pobre canal seguía desgarrándose más y más mientras su miembro entraba y salía. ¿Erotismo? Quién necesitaba de eso cuando se tenía una brutal furia que desatar sobre una mujer que no había hecho nada para merecerse semejante destino, más que interponerse en su camino.

¿Pero cómo evitarlo? Le seguía pareciendo hermosa, una gema a la que tenía que destrozar en miles de fragmentos para poder disfrutar del todo de ella, y luego culminar cuando llevaran horas y horas así. No pensaba dar un solo beso, ni una sola caricia, ni una sola succión más. Nada, porque ya ni le importaba humillarla, solo destrozarla, y seguir cumpliendo así con sus juegos.

Cada vez notaba que le era más fácil penetrar, y que algo parecía estar lubricando de más. Dedujo que era sangre. Lo cual no hacía más que mejorar las cosas, por supuesto, porque significaba no tener que hacer tanta fuerza con las manos y liberarlas ahora para poder tocar algunos factores que le habían tenido extremadamente en vilo antes de llegar a la situación.

Una mano a cada uno de aquellos gigantescos senos, concretamente, ahora forzándola a pegarse a su cuerpo y facilitar todavía más la penetración, levantándola y comenzando a reírse de una forma todavía más sádica, mientras sus dedos, aquellos ágiles dedos, se apoderaban de todo lo que podía. Él tenía un aguante increíble, y el placer solo parecía endurecer todavía más su virilidad.

Y sí, así iban a seguir… Por horas y horas. Hasta que terminara de llegar al éxtasis, y ese momento… No sería hasta verla totalmente destrozada, hasta que no pudiera ni mover un solo dedo de aquel mortal cuerpo.
Apofis Misr
Apofis Misr
Demi


Mensajes : 78

Demonio Amos
https://sunflower.foroactivo.mx/

Volver arriba Ir abajo

[+18]  Haciendo los deberes. [apofis] Empty Re: [+18] Haciendo los deberes. [apofis]

Mensaje por Ai chan el Jue Abr 09, 2020 4:10 pm



¿Cuanto tiempo había pasado? Cuantos minutos...cuantas...¿horas? ¿días? había perdido la noción del tiempo en el mismo momento que la sensibilidad en las piernas. Simplemente colgada prácticamente inerte de su agarre, como un títere al que le han cortado los hilos, mi cuerpo se movía con el suyo y mis ojos ya no miraban nada, el dolor era tan continuo, tan constante, que ya no tenía claro donde me dolía, no gritaba ya, no me quedaban fuerzas ni aliento para ello y solo habría salido un sonido bajo y ronco de mi garganta de todas formas, estaba destrozada, desgarrada, y ademas muy mareada por la perdida de sangre, peor por mas que el me destrozase mi cuerpo se empeñaba en mantenerse de una pieza, desafiando toda lógica, obligándome a permanecer despierta...Aunque no estaba del todo segura de si me habría quedado inconsciente en algún momento, no creía que eso fuese a hacer ninguna diferencia, ¿cuanto faltaba para que pudiese descansar? ¿Para que lograse morir? Desear la muerte no era algo que hubiese creído posible por mas que la gente hablase de ello pero dada la promesa de una vida de tormento mientras siguiera con vida no había ningún sentido en desear la vida en si, pero mi cuerpo no me concedía mis deseos, probablemente era también culpa de el.


Lo peor era que ni siquiera tenia recuerdos de como había llegado a aquella situación, me había despertado ahí y aquel hombre se había puesto a violar todo lo que tenía, destruirlo todo, y ahora estaba allí, inerte, sangrando, cubierta de mi propia sangre de hecho en varias partes, me dolían los pechos también, aunque no recordaba cuando el había empezado a maltratarlos también, tampoco importaba, nada lo hacía. No era una pesadilla, eso lo tenía claro, el dolor era demasiado real, si tan solo lo fuera podría haberme despertado y habría terminado hace mucho, pero no, era muy real, dolorosamente real.
-aajj mm rrir-. Pronuncie en tono roto y ronco, palabras cortadas que no se entendían, de todas formas incluso si pudiera decirlo correctamente el no iba a darme ese placer, no iba a concederme ese deseo, estaba enfermo, era un monstruo, un ser salido de las peores pesadillas, mis lagrimas se habían secado hace mucho...¿Tal vez muriera deshidratada? Era una pequeña esperanza, le parecía estar muy por encima de las necesidades de un ser humano, seguramente no tenía que preocuparse por eso tanto como yo, con suerte lo olvidaría y finalmente podría morir, podría dejar de pensar, de sentir, aquella tortura interminable, de nuevo me pregunte cuando tiempo había pasado, de nuevo, no logre hallar la respuesta.

Ai chan
Ai chan
Bi


Mensajes : 44

Hibrido Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/

Volver arriba Ir abajo

[+18]  Haciendo los deberes. [apofis] Empty Re: [+18] Haciendo los deberes. [apofis]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.