Sunflower
Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus] - Página 2 9A1qiH6
LINKS RÁPIDOS
GRUPO DE DISCORDRECICLAJE DE TEMAS LIBRES Y ABANDONADOSDebilidades/Habilidades/Poderes y sus Limites.CIERRE DE TEMASPETICIÓN DE HOGARESREGISTRO DE GIFS PERSONALIZADOS

Servidor de Discord
Invitado
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 11 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 11 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


El record de usuarios en línea fue de 80 durante el Vie Sep 25, 2020 10:57 am
Últimos Temas

STAFF
Web Master
KANON
MP | Perfil
Administradores
Akali
MP | Perfil
Nanashi
MP | Perfil
Baltazar
MP | Perfil
Moderadores
Náyare
MP | Perfil
Cotta
MP | Perfil
Moderadores CB & Discord
Jun'Ichi
MP | Perfil
Ieilael
MP | Perfil
AFILIADOS

Hermanos
Crear foro
boton 150x60
Élite
counting ★ stars
Loving Pets
Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus] - Página 2 VsVsPET
Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus] - Página 2 OOFAPg8
NEON PARADISE
Sunflower
CRÉDITOS
Skin “Shine!” creado por Runa XIII e inspirado en la colección de tablillas de NympheaKeep it simple”. Un agradecimiento especial para Nymphea por su consentimiento, a la Asistencia de Foroactivo y los tutoriales de Savage Themes y The Captain Knows Best.

Todos los derechos son reservados. Las imágenes y el contenido alojados en este foro pertenecen a: DeviantArt, Zerochan, Pixiv y a Pinterest y se le acredita a sus respectivos autores.

No está permitido el uso de algún contenido propio de este foro sin permiso alguno. Se original, no copies.



Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus] - Página 2 Empty Re: Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus]

Mensaje por Cygnus el Sáb Mayo 02, 2020 9:43 am

Si aquel encuentro al final se quedaba en eso, un simple encuentro de una noche, al menos podría decir con toda seguridad que se había divertido. Ese pequeño pervertido tenía sus momentos graciosos, algunos comentarios puntuales como los suyos propios. Eso resultaba agradable y, de algún modo, menos frío. ¿Podría llegar a enamorarse? ¡No, nada de eso!, pero en ocasiones se agradecía que no todo fuese solo sexo; hablar o bromear ayudaba a entrar en confianza, y cuando ella sentía esa confianza... En fin, mejor que sea una sorpresa para el apuesto coreano.

¿Jugar con fuego? —negó con la sonrisa de una infante llena de inocencia—. El fuego me lo desayuno; a ti te voy a comer de otras formas —ensanchó aquella mueca con total lujuria y dejando de lado ese disfraz de niña pequeña. Algo que podía hacer demasiado bien en realidad; mostrarse tan tierna e inocente como depravada y lasciva. Pero aquello no fue más que una broma, una pequeña burla. En ocasiones no entendía ciertas expresiones y se tomaba las cosas literal, al pie de la letra, sin embargo “jugar con fuego” sí que sabía lo que significaba y, por qué no decirlo, quemarse un poco en ocasiones no hacía daño a nadie, ¿verdad? Claro que, si esas llamas se desbordaban, tal vez se iría de allí habiéndose tragado un cojín y la casa entera. Mejor no arriesgar demasiado, eso sí, sería sincera con él—. Si te emocionas demasiado te lo haré saber para evitar... accidentes —dijo cerca de sus labios, rozándolos con un sutil roce antes de dejar un suave beso.

¿Le estaba dando libertad para hacer lo que quisiera? Bueno... Más o menos. Cierto control sí que le cedía, al igual que en el sofá; pero como bien había advertido, mejor que no llegase muy lejos o tendría que dejar de ser tan amable. No era agresiva por lo general, no obstante, tampoco es como si fuese a dejar que alguien la hiriese y se quedaría mirando sin hacer nada.

Provocarlo estaba siendo algo delicioso de ver, desde luego que sí, hasta que notó esa presión en sus muslos por parte del contrario. Lo que en un principio iba a salir como un pequeño quejido por el repentino cambio, sin saber muy bien cómo o por qué, terminó escapando de entre sus labios como un suave jadeo. A ver, que solo había hecho algo más de fuerza, tampoco es como si doliese. Al igual que tampoco dolió lo más mínimo acomodarse sobre su hombría, notándola en su interior y estremeciéndose por ello. No era de las que necesitase mucho tiempo para acostumbrarse a esas cosas en realidad, pero mejor tomárselo con calma. Y aunque no esperaba una respuesta corporal tan pronto, tampoco perdió mucho tiempo para adaptarse al ritmo que parecía haber marcado el otro.

¿Eso era todo? Oh no, nada de eso. Ahora comenzaba lo bueno. Ahora llegaba el momento de buscar más, mucho más. Aquello se sentía demasiado superficial para la excitación que llevaba arrastrando desde hacía ya largos minutos. Dejó una de sus manos en el abdomen ajeno para tener un punto de apoyo -y vaya punto cabe destacar- y, con ello, sentir mayor facilidad y comodidad para poder alzar sus caderas sintiéndolo salir de ella antes de bajar con las mismas sutilezas que había mostrado con anterioridad; ninguna. No buscaba tanto una penetración dura o brusca, sino una más bien profunda. Quería sentirlo por completo. Y por si no quedaba bastante claro, ya se encargaría de dejarlo claro. Con la mano izquierda, teniendo libertad con ella, poco tardó en apartar los rebeldes mechones que se interponían por su rostro a causa de aquel vaivén. ¿Por qué no se había encargado de eso antes? A pesar de ello intentó no darle demasiada importancia.

Una lasciva sonrisa se dibujó en ella, observando al contrario manteniendo aquel ritmo en sus caderas, jadeando y hasta gimiendo; si dejó de mirarle fue para cerrar los ojos notando como su respiración era aún más acelerada que en el salón. Irónico que no necesitase oxígeno para vivir y sin embargo en esa situación notase como si, en cualquier momento, su organismo fuese a dejar de funcionar. —Hivvah~, quiero más~ —dijo con su aniñada voz con un claro gemino al final de aquella petición.
Cygnus
Cygnus
Pan


Mensajes : 94

Localización : Aquí y allí :3

Empleo /Ocio : Astrónoma :3

Humor : El que quieras :3

Alien Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/t1499-me-puedes-llamar-black-hole-chan-id
https://sunflower.foroactivo.mx/t1530-black-hole-chan-conociendo-gente-relaciones#8805
https://sunflower.foroactivo.mx/t1529-black-hole-chan-en-la-tierra-cronologia#8804

Volver arriba Ir abajo

Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus] - Página 2 Empty Re: Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus]

Mensaje por Ji Ahn Kyŏng el Jue Mayo 07, 2020 9:07 pm

Se limitó a poco más que sonreír en cuanto la respuesta a esa pregunta que había lanzado antes llegó a sus oídos. ¿Qué más podía decir al respecto? ¿Ponerse a explicar lo que había querido decir realmente con aquello? No, claro que no. Eso sería una estupidez monumental y, ¿a quién vamos a engañar? Tal vez incluso la asustase; cosa que, evidentemente, no quería que sucediese. No, no podía decirle todo lo que se le pasaba por esa retorcida y desquiciada mente; no podía hablar sobre lo que quería hacerle ni sobre sus enfermizos y violentos deseos. Debía mantener la boca cerrada por el bien de… Bueno, por el suyo propio, la verdad; poco o nada le importaba el resto. Si acaso, también por el de ese recipiente que le permitía moverse; pero ya.  – No me gustaría quemarte. – mintió… Más o menos. Porque por quererlo lo quería; lo que no quería era matar a Ahn. O, al menos, no tan rápido; todavía podía entretenerle mucho. – Me emocionaré lo justo y necesario, en ese caso. – contestó, manteniendo el semblante y siguiendo con ese suave beso. Como si aquello no fuera algo que hubiese decidido bastante atrás en la noche.

Ahora bien, habiendo afianzado aquel agarre en el cuerpo ajeno y habiendo aplicado algo más de fuerza por impulso al querer liberar la tensión provocada por la momentánea frustración que le suponía no obtener de inmediato aquello que ansiaba antes, lo último que habría esperado oír era un jadeo. Que no, tampoco se había propasado, sin embargo, el cambio de la suavidad anterior a esa repentina presión era notable. ¿Quería eso decir que, aunque fuese solo en parte… lo había disfrutado? ¿Significaba eso que su abanico de opciones no era tan reducido como había podido pensar tras ese… accidente, como ella misma lo había definido? Una satisfactoria sonrisa se dibujó en sus labios solo de pensarlo, dejando salir un audible y placentero suspiro, sintiéndose ya envuelto por su húmedo y cálido interior. Al fin.

Poco tardó en comenzar a mover la cadera cuanto le permitía aquella postura en la que, obviamente, quien terminaba teniendo el control era ella. Para ser él, fueron unos movimientos bastante suaves y cuidadosos en un inicio, si bien poco a poco fueron intensificándose siguiendo y acompañando a los que ella realizaba. Y hagamos hincapié por un instante en ese “para ser él”; porque las sutilezas tampoco eran lo suyo y estando tan excitado como lo estaba en el momento no iba a molestarse en ser más delicado de lo estrictamente necesario. No, no estaba siendo brusco si agresivo de ningún modo como acostumbraba, pero esa suavidad con la que se hundía repetidamente en el interior femenino era bastante relativa.

Con ambas manos aferrándose a la cintura contraria, acompasó sus movimientos, siguiéndola, dejando que fuera ella quien estableciera finalmente el nuevo ritmo; su turno ya llegaría después. No había prisa, ¿no? Hubiera estado bien poder afirmarlo, no obstante, esa forma con la que se desenvolvía sobre él no ayudaba lo más mínimo a mantener la calma. No, notaba su respiración agitarse cada vez más y su corazón latir a mayor velocidad; ah… las limitaciones del cuerpo humano… El compás de esas gustosas penetraciones, esa profundidad que alcanzaba… Mentiría si dijera que no lo estaba disfrutando como un condenado. Es más, tanto era así que, cerrando los ojos por unos instantes para centrarse en ese placer, por mucho que apresara su propio labio inferior, no podía evitar que los jadeos escaparan de su garganta y se unieran a los sonidos que la otra también emitía.

Y, entonces, escuchó su nombre. Su propio nombre. Abrió los ojos de golpe y una grandiosa sonrisa apareció en su rostro, complacido a más no poder. ¿Hacía cuándo que no lo oía directamente? Era una sensación magnifica. Con un leve gruñido entremezclado con aquellos jadeos que no podía contener, atendió encantado a aquella petición; estaba de buen humor, muy bueno de hecho. Sin apenas pensarlo, deslizó su diestra por la espalda ajena, ejerciendo cierta fuerza para que se reclinase sobre él, quedando piel con piel.
– Como… quieras. – alcanzó a decir, sin borrar esa expresión de puro placer de su rostro. Y, una vez en dicha posición, rodeando la cintura contraria con ambos brazos, aumentó tanto la velocidad como la intensidad de sus embestidas, buscando darle eso que le pedía. ¿Quería más? Tendría más. Tratando de silenciarse a sí mismo, dirigió sus labios hacia el cuello ajeno, regalándole un mordisco que, si bien no fuerte, tampoco puede decirse que se midiera demasiado; incluso succionó levemente el área. ¿Quería marcarla? Efectivamente.
Ji Ahn Kyŏng
Ji Ahn Kyŏng
Bi


Mensajes : 154

Localización : En casa... Tal vez.

Humor : Incierto.

No Muerto Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/t1883-i-m-drawn-to-you-and-you-belong-to-me-ahn-id#11252
https://sunflower.foroactivo.mx/t1924-rise-hell-and-turn-it-up-relaciones#11624
https://sunflower.foroactivo.mx/t1915-don-t-threaten-me-with-a-good-time-cronologia#11576

Volver arriba Ir abajo

Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus] - Página 2 Empty Re: Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus]

Mensaje por Cygnus el Vie Mayo 08, 2020 10:54 am

Para ser sincera, no estuvo de más escuchar aquellas palabras que la hicieron sentirse más tranquila. No es como si hubiese estado nerviosa en algún punto de la noche, excluyendo el incidente con el cojín, pero a parte de eso, el coreano no había demostrado ser mala persona, ¿verdad? No confiaría plenamente en él ni le daría rienda suelta para hacer lo que le diese la gana, pero sí que le cedería parte de ello: claro, mientras mantuviese su palabra de emocionarse lo justo y necesario. Sin embargo, ¿qué era lo justo y necesario para él...? Bueno, ni tendría problemas en hacerle saber si se excedía y mucho menos los tendría en darle una advertencia mucho más directa de que estaba cruzando una línea que, simplemente, no debería pasar por su bien y el de todos.

Aunque había algo en las palabras ajenas que la hicieron dudar por una milésima de segundo, llegó a la simple conclusión de que eran imaginaciones suyas. Se había comportado de manera agradable y perversa a partes iguales, por lo tanto, ¿de qué dudar? En definitiva, no había nada que temer. Con ese pensamiento en mente, se centró en solo disfrutar del momento. Y hablando de disfrutar, parecía que no era la única en hacerlo. Una sonrisa traviesa se dibujó en sus labios al escuchar al contrario ofrecerla semejante placer en forma de suspiros; todo lo contrario a ella, que esos se habían perdido en el sofá y ahora pasaba a mayores, a jadear y gemir cada vez que su interior devoraba por completo el miembro ajeno, hambrienta por más.

Acomodándose a los movimientos del otro en busca de la profundidad que tanto deseaba, fácilmente pudo detectar que el contrario no era de los que disfrutaba estando abajo. ¿Sería buena idea cambiar y dejarle a él marcar el ritmo? Oh... No se había divertido por mucho tiempo, pero el poco tiempo que estuvo encima, desde luego que lo había disfrutado. Claro que, para qué mentir, aprovecharía al máximo su privilegiada posición. Sin cesar con aquel vaivén de sus caderas, en ocasiones no muy delicado pero sin sentir el más mínimo dolor, se mordió el labio inferior con una expresión única que demostraba lo pervertida que era, por mucho que pudiese actuar como una niña; sus mejillas sonrojadas, el carnoso inferior entre los dientes, los ojos a medio cerrar suplicantes y pidiendo por más... Toda ella era un poema muy sencillo de leer.

Su espalda se arqueó frente al tacto masculino, terminando por inclinarse sobre él como parecía querer. Oír esas dos simples palabras hicieron que en sus labios se ampliase una satisfactoria sonrisa, claro que no quedó ahí. Con una mano apoyada en su pecho y la otra sobre la cama, se sorprendió un poco por la firmeza de aquel agarre hasta el punto de dejar la mente un blanco por apenas un segundo. ¿Qué? Sus ojos se abrieron como platos, y cuando su boca se abrió, lo primero en salir fue un ahogado quejido que nada tardó en resonar como un gemido. Vale, no se esperaba aquello, pero dentro de la fuerza de aquellas penetraciones, tampoco estaba tan mal. Adaptarse a aquello, quizás, sí que fue la parte algo más compleja. Quejidos y jadeos se entremezclaban hasta acostumbrarse a aquella sensación tan agresiva que parecía romperla por dentro.

Tragó en seco por aquel mordisco recibido en el cuello, logrando no solo que un gemido saliese desde lo más profundo de su garganta, sino que aquello se acompañase por el nombre del otro. —Hi...Hivvah... —y por su posición, sin dudarlo demasiado, decidió dedicarle aquel sonido emitiéndolo cerca de su oído. Necesitó incluso de separar los labios y, tras algún jadeo, recuperar el aire perdido por cada una de aquellas embestidas. Ahora sí que empezaban a entenderse y a disfrutarlo. Porque a ver, que al principio fuese un poco incómodo era obvio, ¿pero ahora? Silenciar sus gemidos era una tarea casi imposible. Demasiadas sensaciones placenteras como para poder contenerlas. La mano de su pecho, tal vez por la emoción del momento, se aferró a la piel clavando un poco las uñas. Nada fuera de lo normal, aunque dejaría una marca momentánea seguro. Su otra mano libre, agarró aquella cubierta de cama con fuerza. No obstante, ella también quería besarlo. Apartando algunos mechones de su rostro buscó los labios ajenos para, no solo darle un beso -o comerle la boca de la emoción, a saber-, sino para intentar silenciarse por los momentos que durase aquel acto; húmedo, intenso, sin delicadeza alguna.
Cygnus
Cygnus
Pan


Mensajes : 94

Localización : Aquí y allí :3

Empleo /Ocio : Astrónoma :3

Humor : El que quieras :3

Alien Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/t1499-me-puedes-llamar-black-hole-chan-id
https://sunflower.foroactivo.mx/t1530-black-hole-chan-conociendo-gente-relaciones#8805
https://sunflower.foroactivo.mx/t1529-black-hole-chan-en-la-tierra-cronologia#8804

Volver arriba Ir abajo

Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus] - Página 2 Empty Re: Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus]

Mensaje por Ji Ahn Kyŏng el Lun Mayo 11, 2020 11:16 am

Cierto es que Hivvah estaba más acostumbrado a ser quien llevase las riendas en todo momento en vez de, simplemente, dejarse hacer. Que podía ser permisivo y hacerlo si así lo quería, claro, pero no era lo más normal; tenía claras sus preferencias y, si acaso, aquello era una excepción. Excepción que estaba más o menos dispuesto a hacer con aquella que había sido su pareja de baile para mantenerla contenta y que, bueno, que no repitiese con él lo que había sucedido con el cojín. Porque de no haber visto aquello, probablemente las cosas hubieran sido distintas; no obstante, mejor así. Mejor no correr riesgos innecesarios; que, después de todo, tampoco es que aquello estuviese mal. De hecho, todo lo contrario; estaba disfrutando de cada uno de sus movimientos y lo hacía evidente con cada uno de los placenteros suspiros que escapaban de su garganta al compás de los mismos. Esos que no intentaba contener ni disimular de ningún modo; sin vergüenza ni timidez alguna, que ya tenía una edad para andarse con esas tonterías. ¿Que qué edad? A saber. No lo recordaba y, desde luego, no iba a ponerse a hacer memoria.

Siguiendo el ritmo que ella marcaba, él tampoco se quedó atrás, acompasándolo con el vaivén de sus propias caderas porque, lo dicho: estaba más o menos dispuesto a hacer una excepción. Dejaría que fuera ella quien los guiase y decidiese cuánto era suficiente, pero no iba a quedarse quieto y sumiso; eso lo tenía más que claro. Todavía con ambas manos en la cintura contraria, aferrándose a esta, dejaba que su sexo la abandonase parcialmente y no en su totalidad para, después, ejercer un mínimo de presión y empujarla hacia abajo con el fin de alcanzar esa profundidad que ambos parecían desear.

Decir que la expresión ajena le resultaba de lo más exquisito hubiera sido bonito, sin embargo, tampoco nos engañemos; es Hivvah de quien estamos hablando. No, a él le daba exactamente igual si la otra disfrutaba o no; lo único que buscaba era su propio placer y ya está. Y, si de casualidad ella también gozaba de la experiencia, pues muy bien; pero no era algo que buscase activamente. O, al menos, no en sí mismo. Es decir, si sus expresiones, sus sonidos, sus gestos, etc. le resultaban placenteros no era realmente por saber que la contraria también estuviese disfrutando; no. Si aquello despertaba en él esas emociones y esos sentimientos, era única y exclusivamente para alimentar su propio ego; porque eso significaba que era bueno en lo que hacía y, oh… Eso sí que le gustaba. Sin detenerse en ningún momento, una sonrisa orgullosa y triunfal se pintó en sus labios, complacido y satisfecho, dejando escapar un nuevo.

Rodeándola ya por la cintura con ambos brazos, ni se molestó en cesar con aquellos nuevos y, ciertamente, bruscos movimientos; ni siquiera se dignó a bajar un poco el ritmo o la intensidad cuando aquellos sonidos llegaron a su canal auditivo. ¿Le dolía? ¿Se quejaba? ¿Lo disfrutaba? No lo sabía y tampoco le importaba demasiado, pero negar que aquella mezcla entre gemidos y quejidos no fue música para sus oídos sería un sinsentido. Es más, muy tentado estuvo de aumentar con ello y, de no ser porque el recuerdo de lo sucedido en el salón seguía bastante fresco en su memoria, lo habría hecho. No obstante, no; en eso quedó; en una bonita tentación a la que, por su propio bien y por el del cuerpo que ocupaba, se resistió.

Y ahí estaba su nombre otra vez… Y susurrado de esa forma además. Decir que le provocaba se quedaba corto; muy corto. Por no hablar de esas uñas clavándose en su piel, claro. No, no dolió demasiado; apenas lo suficiente como para que chasqueara la lengua por unos instantes, pero lo que disfrutó del conjunto de esos simples gestos sencillamente no puede describirse con palabras. Aquello ya era otra cosa. Tanto fue así que, sin reprimirse lo más mínimo, en esta ocasión, decidió liberar un sonoro jadeo, bastante más notorio que los anteriores y, mediante el cual, todo el aire sus pulmones le abandonó. Así, con la respiración agitada y el corazón acelerado, en cuanto sus labios se encontraron de nuevo con los femeninos en ese desesperado beso, tiró de ella hacia abajo mientras alzaba su propia cadera, hundiéndose por completo en su interior, de golpe, y quedándose así por unos largos segundos, regodeándose en aquella gustosa sensación. Al separarse, redujo la fuerza con la que la sujetaba, permitiéndole acomodarse un poco tras ello…

O tal vez no.

Poco o nada tardó entonces en girar sobre la cama para intercambiar los papeles, quedando él encima y ella debajo. Inmediatamente, apoyando uno de sus brazos sobre el colchón y recorriendo uno de los costados ajenos con la mano libre, llevó el rostro hasta su cuello, dejando un par de suaves besos aquí y allá, en contraposición con lo –tal vez– un tanto agresivo de sus actos anteriores.
– ¿No te apetece… verte ahora? – murmuró en su oído, aprovechando la posición y refiriéndose claramente a cambiar de postura para ponerse frente al espejo.
Ji Ahn Kyŏng
Ji Ahn Kyŏng
Bi


Mensajes : 154

Localización : En casa... Tal vez.

Humor : Incierto.

No Muerto Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/t1883-i-m-drawn-to-you-and-you-belong-to-me-ahn-id#11252
https://sunflower.foroactivo.mx/t1924-rise-hell-and-turn-it-up-relaciones#11624
https://sunflower.foroactivo.mx/t1915-don-t-threaten-me-with-a-good-time-cronologia#11576

Volver arriba Ir abajo

Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus] - Página 2 Empty Re: Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus]

Mensaje por Cygnus el Mar Mayo 12, 2020 9:43 am

En esos momentos sería incapaz de decir en qué punto del encuentro aquello se había vuelto tan... Duro, bestia, salvaje... La incomodidad inicial fue más que notoria, y no era para menos. Pero para suerte de la alien, el cuerpo humano era capaz de adaptarse con bastante facilidad a ello. Lo último que quería era sufrir algún dolor interno intenso; vaya que lo sintió al inicio de esas profundas embestidas, pero, ¿ahora? Bueno, no estaba acostumbrada por completo pero tampoco se sentía tan mal. Claro que acostumbrarse al ritmo que parecía querer el otro fue algo más complejo. Él sí que le estaba dando esa profundidad que tanto buscaba en un principio, aunque, para qué mentir, pudo haberlo hecho de maneras menos intensas.

Quejarse sin embargo no era algo que fuese a hacer -omitiendo esos ocasionales quejidos que prácticamente se escapaban de su garganta-. Ya había dejado las cosas claras en varias ocasiones, ¿no? Si el coreano cruzaba esa imaginaria línea entre lo permitido y lo que no, la azabache dejaría de ser tan amable. Así de simple. No había nada más. Podían acomodarse el uno al otro o acabar muertos; pero nadie quiere eso, ¿cierto? Seguramente solo le gustaba eso, lo rudo, no había por qué preocuparse.

Y es que escucharle suspirar y jadear de ese modo en realidad la encendía bastante más de lo que pudiese imaginar. Ella no tenía problemas en ser una escandalosa y gritar a pleno pulmón, no obstante, ¿cuántos chicos hacían lo mismo? Oírlo resultaba complaciente de algún modo. Tras aquel beso, prácticamente interrumpido, sus ojos se abrieron de golpe; se separó de él lo suficiente para entreabrir la boca en busca de todo ese aire que la había abandonado en aquella última embestida que, siendo sinceros, la cortó la respiración por un momento. Su expresión, con los ojos entrecerrados, aquella mano sobre su pecho hundiendo con algo más de notoriedad las uñas, casi a punto de llorar... ¿Que qué paso? Nada. Gimió su nombre contra aquellos labios que segundos atrás había estado besando recuperando el oxígeno que, curiosamente, en aquella situación parecía necesitar de manera desesperada.

Su corazón bombeaba con fuerza, tal vez incluso demasiada. Había sido algo doloroso, y en cambio, su expresión mostraba una sonrisa lasciva que dejaba muy claro que era una pervertida que no iba a quejarse por esa brusquedad -por el momento, que si se excede cambia de opinión-. Se sorprendió bastante por aquel intercambio de posiciones. Vaya, que su mente no estaba dónde tenía que estar y, cuando fue consciente, ya se encontraba bajo el cuerpo ajeno. —¿Hmm? —intentó, en primer lugar, relajarse, aunque con los repentinos besos por su cuello tampoco es que fuese fácil. Queriendo regular su pulso, solo lograba que más jadeos saliesen en busca de recomponerse. Desvió la mirada al espejo y de vuelta a él, ensanchando la sonrisa de su rostro—. Oh~, claro~.

Por un momento pensó en la idea de ponerse en pie, guiar al otro hasta el espejo y hacerlo de pie sin el más mínimo pudor... Pero renunció a la idea al sentir sus piernas temblar. No, en definitiva no estaba ni como para levantarse. Apartó un poco al contrario incorporándose en la cama hasta quedar sentada, mirando sus extremidades que no parecían muy dispuestas a colaborar. ¿Quedarse de brazos cruzados? Nada de eso. Aún en la cama, quedando frente a ese maravilloso espejo, se humedeció los labios al tiempo que simplemente apoyaba los brazos sobre el colchón, con la cadera alzada y ofreciéndose abiertamente al otro. Observándole por el reflejo, sin cambiar su sonrisa llena de lujuria, decidió provocarle. Meneando su cadera de un lado a otro con suaves movimientos, casi hipnóticos, ladeó la cabeza unos centímetros apartando algunos mechones de su rostro. —Vamos Hivvah, no ha terminado la sesión de ejercicio. ¿O ya te has cansado? —habló, coqueta, seductora y, por qué no, con cierta maldad.
Cygnus
Cygnus
Pan


Mensajes : 94

Localización : Aquí y allí :3

Empleo /Ocio : Astrónoma :3

Humor : El que quieras :3

Alien Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/t1499-me-puedes-llamar-black-hole-chan-id
https://sunflower.foroactivo.mx/t1530-black-hole-chan-conociendo-gente-relaciones#8805
https://sunflower.foroactivo.mx/t1529-black-hole-chan-en-la-tierra-cronologia#8804

Volver arriba Ir abajo

Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus] - Página 2 Empty Re: Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus]

Mensaje por Ji Ahn Kyŏng el Jue Mayo 14, 2020 5:29 pm

Aun con todas las limitaciones que le suponía no solo ocupar un cuerpo humano, sino también la peligrosidad de quien estaba siendo su acompañante, se lo estaba pasando en grande. Cada movimiento, cada embestida, esos leves quejidos, cada una de las veces que había pronunciado su nombre, su expresión, sus ojos humedecidos y… Ah… Esas uñas clavándose en su pecho y proporcionándole una leve pero igualmente agradable sensación de dolor… Era maravilloso. Quería más, deseaba más y necesitaba más. Y, si bien en parte era un tanto molesto no poder dar rienda suelta a su verdadera naturaleza y a todas esas retorcidas y enfermizas ideas que se le pasaban por la cabeza, por otro lado también daba gracias a que la fragilidad humana le impidiera dejarse llevar tanto como lo habría hecho de tener un recipiente más resistente. Es decir… Se había emocionado un poco al oír su nombre de aquella manera después de tanto tiempo sin hacerlo y… Bueno, quién sabe qué habría pasado de habitar un cuerpo más fuerte. Tal vez lo hubiese terminado perdiendo de nuevo. O puede que se hubiese quedado sin casa; quizás el barrio entero hubiese desaparecido… Todo dependiendo del alcance del poder ajeno. Una suerte que no fuese el caso, ¿correcto?

Una vez ya habiendo cambiado de posiciones, manteniéndose sobre ella, continuó tanto con las sutiles caricias sobre su desnuda piel como con aquellos suaves y delicados besos por todo su cuello, descendiendo poco a poco hasta alcanzar su clavícula. Y aunque estuvo muy tentado a dejar un buen mordisco en la zona, decidió resistirse a ello y usar aquellos instantes para relajarse en la medida de lo posible. Seguía excitado y ansioso como el que más, no obstante, era consciente de que no podía seguir con el mismo ritmo de antes o terminaría perdiendo el control que le quedaba y, en fin, no hace falta repetir las consecuencias que eso traería, ¿verdad?

Algo más calmado, con la respiración poco a poco volviendo a lo normal –aunque todavía sin lograrlo del todo–, una sonrisa se dibujó en sus labios ante esa respuesta afirmativa, separándose de ella de inmediato para dejarle el espacio suficiente con el que poder moverse con libertad sobre el colchón. Por supuesto, cuando la vio adoptar esa tan deseada postura frente al espejo no pudo salvo recorrerla con la mirada y morder su propio labio inferior, más que complacido con lo que tenía delante. Eso sí, viéndola moverse de ese modo, fue imposible que no aumentase la fuerza ejercida con sus dientes; es más, de no haberse detenido para poder hablar, perfectamente hubiera podido partirse el labio. Y, seamos sinceros, lo habría disfrutado como un condenado, pero mejor no arriesgarse a asustar a la contraria.


– ¿Cansado? – Una carcajada fue cuanto salió de su garganta entonces. Le daba igual cansarse o quedarse sin fuerzas si eso significaba disfrutar todo lo posible y más; de hecho, si tan agotado acababa después de todo, siempre podría devolverle el control al otro y que sufriese él las consecuencias. – Dije que no quería quemarte, Cyg… – comentó, con cierta picardía y aparente serenidad mientras se incorporaba hasta quedar de rodillas detrás de ella, posando su diestra en la zona lumbar ajena mientras gozaba de esas privilegiadas vistas y, con la zurda, masajeaba levemente su miembro antes de volver a dirigirlo hacia la intimidad femenina para penetrarla. En esta ocasión, sin embargo, lo hizo con bastante más suavidad que la que había demostrado anteriormente; lento e incluso con cierto cuidado. – No me calientes tanto… – pidió, con tono bajo y coqueto; hasta dejó escapar un suspiro placentero al comenzar a mover sus caderas. Después volvería a retomar el ritmo desenfrenado de antes; por lo pronto, se comportaría que, al fin y al cabo, un pequeño cambio de ritmo tampoco está mal. Y, ni corto ni perezoso, posó esa mano que ahora quedaba libre sobre uno de los glúteos ajenos en un firme agarre. ¿Y si…?
Ji Ahn Kyŏng
Ji Ahn Kyŏng
Bi


Mensajes : 154

Localización : En casa... Tal vez.

Humor : Incierto.

No Muerto Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/t1883-i-m-drawn-to-you-and-you-belong-to-me-ahn-id#11252
https://sunflower.foroactivo.mx/t1924-rise-hell-and-turn-it-up-relaciones#11624
https://sunflower.foroactivo.mx/t1915-don-t-threaten-me-with-a-good-time-cronologia#11576

Volver arriba Ir abajo

Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus] - Página 2 Empty Re: Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus]

Mensaje por Cygnus el Dom Mayo 17, 2020 8:02 am

No es como si su intención fuese causar daño a la gente por voluntad propia, y menos en aquella situación, sin embargo, la desesperación del momento al sentir sus fuertes y profundas embestidas la llevaron a clavar las uñas en la piel ajena. Claro que cuando fue consciente de ello, bajó la mirada hacia el pecho ajeno, y si bien había una marca en él, sabía que sería momentáneo y que al salir el sol se iría; un día tardaría como mucho. No la gustaba herir a las personas, en cambio, el coreano, sin quejarse lo más mínimo -al menos no como ella hizo momentos atrás-, pareció... ¿Disfrutar de aquello? Mentiría al decir que resultaba extraño, muchas cosas había visto y leído para saber que la gente podía tener gustos peculiares pero estaba lejos de imaginar que su acompañante fuese de esos. —¿Te gusta el dolor, Hivvah? —se aventuró a preguntar, inocente de ella y sin saber lo que podría causar con esa cuestión. ¿Y si decía que sí? ¿Sería capaz de complacerlo?

Claro que disfrutó de ese breve momento bajo el cuerpo masculino y las caricias suaves; delicadas en comparación a lo anterior. Gracias al espejo, viendo al contrario con esa traviesa sonrisa aún decorando su aniñado rostro, pudo fijarse en el modo que se mordía el labio, casi reafirmándose por ello en ese pensamiento fugaz de que, en efecto, no solo le gustase ser rudo sino también el dolor. Ay... ¿Debería ser el momento de temblar o de emocionarse? Ofreciéndose como lo había hecho, por un segundo, dudó de lo que podría ser capaz de hacer y, para qué mentir, su cuerpo se estremeció imaginando lo peor de lo mejor; algo que por cierto, se vio reflejado en su rostro cuando su sonrisa se desvaneció poco a poco y sus ojos se perdieron en la nada.

Fueron las palabras ajenas las que lograron sacarla de esas perturbadas imágenes digna de un anime gore, volviendo a dirigir su oscura mirada con aquellos iris que parecían abrasadoras llamas hasta el joven. —Lo recuerdo —recuperó su semblante lleno de lujuria—. Y yo recuerdo haberte dicho que desayuno fuego —para ser exactos, estrellas enanas o gigantescas como el Sol, pero eso mejor lo omite para no asustarlo; bastante problema había causado al tragarse el cojín sin quererlo. ¿Qué buscaba exactamente con sus palabras? ¿Provocarle? ¿Es que acaso podía hacerlo más? En su posición, tentándole como lo hacía... Lo veía como algo imposible; vamos, que más clara no podía ser, o sí, pero no eran necesarias las palabras.

Sus párpados cayeron con ligereza, suspirando de manera larga y placentera por aquella suavidad mostrada. Vaya, que después de haber imaginado esas cosas tan salvajes, no esperaba un acto tan gentil. Y no sería ella quién fuese a quejarse por ello, o no por el momento. —No he hecho nada para calentarte —mentira, muy descarada de hecho, pero diciéndolo con su tono infantil y esa traviesa risa, ¿quién podría decir lo contrario? Era obvio que lo había estado buscando desde el inicio de todo aquello, y que si bien había tenido momentos puntuales de sutileza, era bastante directa con lo que quería. Se limitó a disfrutar de esa nueva sensación, tranquila y que la permitía recuperar el aire y relajar el cuerpo algo tenso después de todo. Porque sí, que sus piernas temblaban no era una forma de hablar. Por suerte no es como si se notase demasiado, ella misma sentía cierto cosquilleo pero no era nada exagerado.

Si otra cosa había aprendido de Ji Ahn, es que al pronunciar su "nombre" lograba emocionarlo de algún modo, excitarlo tal vez. Era un apodo curioso, y le gustaba. Sonaba bien: mejor sonaba si lo decía ella gimiendo, ¿no? Un leve jadeo salió de ella por aquel agarre en una de sus nalgas, sonriendo con amplitud y deleitándose con el rostro ajeno gracias al espejo. —Hivvah~ —jadeó de nuevo, mostrando su mejor rostro de cachorro abandonado con ojitos suplicantes—. Más. Quiero más~ —¿fuerte? ¿Rápido? Bueno, eso no lo especificó. Solo sabía que, si bien aquella lentitud resultaba placentera, quería de nuevo esas embestidas profundas que la dejen temblando.
Cygnus
Cygnus
Pan


Mensajes : 94

Localización : Aquí y allí :3

Empleo /Ocio : Astrónoma :3

Humor : El que quieras :3

Alien Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/t1499-me-puedes-llamar-black-hole-chan-id
https://sunflower.foroactivo.mx/t1530-black-hole-chan-conociendo-gente-relaciones#8805
https://sunflower.foroactivo.mx/t1529-black-hole-chan-en-la-tierra-cronologia#8804

Volver arriba Ir abajo

Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus] - Página 2 Empty Re: Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus]

Mensaje por Ji Ahn Kyŏng el Dom Mayo 17, 2020 9:45 pm

Detuvo en seco las caricias y los besos sobre la piel ajena al escuchar esa pregunta, escondiendo el rostro en el área entre su cuello y hombro. No, no sentía sorpresa, vergüenza o culpa alguna; estaba sonriendo. Una sonrisa amplia y quizás un tanto retorcida. ¿Que si le gustaba el dolor? Claro que le gustaba; lo disfrutaba como ninguna otra cosa en este mundo. Daba igual el cuerpo que ocupase; desde el suyo propio a cualquiera de los que había venido usando desde que perdiera el original… No podía renunciar a ese placer. – Sí. – contestó, con un tono sorprendentemente tranquilo para el tema del que se trataba y la agresividad anteriormente mostrada. Tranquilidad que, ahora, sí se veía reflejada en su expresión facial. Sí, seguía sonriendo, pero esta era sosegada y pacífica; nada que ver con esa que había ocultado. No obstante, no; no llegó a aclarar qué clase de dolor era el que le excitaba. ¿Propio? ¿Ajeno? ¿Físico? ¿Psicológico? Todo era bienvenido, la verdad. Pero mejor dejarlo a su imaginación. ¿Qué pensaría ante esa confesión tan directa? Porque no se había molestado en adornar la realidad de ninguna forma; no iba a pintarlo como algo bonito cuando no lo era. Esa era la mejor parte, al fin y al cabo.

Apartándose, dejó que se moviera y posicionara de aquella tan deseada manera, recorriendo su cuerpo con la mirada y después dirigiendo la vista al espejo. No pudo salvo suspirar, gustoso y complacido a partes iguales, cuando observó su expresión cambiar sobre la superficie reflectante; manteniendo esa apariencia calmada en todo momento, por supuesto.
– ¿Te incomoda? ¿Te asusta? – preguntó, risueño y clavando sus oscuros ojos en los contrarios, observándola sin pestañear siquiera. Sabía a la perfección que era un gusto un tanto peculiar, extraño incluso, y mucho más a los niveles en los que él lo disfrutaba. Es decir, si tenía un mínimo de control sobre el daño que recibía era por la fragilidad de su recipiente; quién sabe de qué clase de bestialidades sería capaz de tener el de otra criatura más fuerte, más resistente, o con mayor capacidad regenerativa. – ¿Me harías daño si te lo pidiera? – inquirió, acariciando la zona lumbar femenina con absoluta delicadeza a la espera de su respuesta.

Un par de carcajadas, suaves y divertidas, fue cuanto salió de entre sus labios al escucharla. Podía decir lo que quisiera, sin embargo, estaba más que convenido de que, por mucho que afirmase alimentarse del fuego, no quería probar el suyo. No, claro que no quería ver al monstruo que se escondía bajo esa apuesta piel humana; y, honestamente, eso era lo mejor para todos. Ahora bien, a medida que, con todo el cuidado del mundo, se iba introduciendo en ella, no dudó ni dos segundos en inclinarse hacia delante; apoyando una de sus manos sobre el colchón en busca de algo estabilidad. Todo ello mientras llevaba la otra extremidad hasta el abdomen ajeno y, lentamente, las yemas de sus dedos ascendían por su torso hasta alcanzar su cuello. El toque fue delicado y suave, sin hacer presión alguna pero dejando ahí la extremidad por unos instantes. De haber querido, perfectamente hubiera podido apretar con fuerza y, no obstante, se quedó en ese sutil tacto que acompañó con un susurro en su oído:
– Para no haber hecho nada me tienes ardiendo, Cyg. – pronunció, coqueto y seductor, justo antes de morder su lóbulo y retirarse para incorporarse y comenzar con el vaivén.

Con la diestra aferrándose a la cadera ajena y la zurda manteniendo ese agarre sobre aquel glúteo, sin detenerse con esos lentos movimientos, ladeó la cabeza muy ligeramente y con una fingida inocencia al escuchar su nombre. Por supuesto, ensanchando esa satisfactoria y triunfal sonrisa, y pintando su semblante con una más que evidente lujuria.
– Encantado. – No necesitaba  decir más; no iba a perder el tiempo con palabras innecesarias. Ella lo había pedido, ¿no? ¿Qué menos que darle eso que deseaba? Casi como si le estuviese premiando por un buen comportamiento, apartó esa mano de su nalga por un momento. Pero si creía que no regresaría a esta, se equivocaba; mucho. Claro que lo hizo. Con un contundente y sonoro azote. E, inmediatamente después, situó esa mano en paralelo a la otra, en su cadera, valiéndose de estas para empujarla contra él al mismo tiempo que movía la suya propia hacia delante; de golpe, sin aviso, y alcanzando la máxima profundidad posible.
Ji Ahn Kyŏng
Ji Ahn Kyŏng
Bi


Mensajes : 154

Localización : En casa... Tal vez.

Humor : Incierto.

No Muerto Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/t1883-i-m-drawn-to-you-and-you-belong-to-me-ahn-id#11252
https://sunflower.foroactivo.mx/t1924-rise-hell-and-turn-it-up-relaciones#11624
https://sunflower.foroactivo.mx/t1915-don-t-threaten-me-with-a-good-time-cronologia#11576

Volver arriba Ir abajo

Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus] - Página 2 Empty Re: Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus]

Mensaje por Cygnus el Miér Mayo 20, 2020 8:31 am

La respuesta que tanto miedo tenía por escuchar llegó, y de una manera tan simple que la hizo palidecer por un miserable segundo. ¿Le gustaba el dolor? Pero... ¿El propio o el ajeno? Eso es lo que la preocupó, no tener esa respuesta. ¿Y si había hecho mal cederle tanto control sobre la situación? En decir, viendo como se encontraban ambos... ¿Qué debía hacer ahora? Su mente se llenó de pensamientos mientras que su rostro quedó completamente neutral, sin mostrar absolutamente nada.

A pesar de todo ello, intentó concentrarse en lo que debía, en analizar todo hasta el momento. Por mucho que hubiese admitido ese peculiar gusto... No se había excedido con la alien, ¿verdad? Se había comportado bien, bueno, exceptuando esos últimos momentos antes de cambiar en los que realmente pensaba que su cuerpo no iba a aguantar la fuerza ni la profundidad, pero excluyendo eso... ¿Acaso no se había mostrado como alguien agradable? Pervertido como ella, con algunos toques quizás algo agresivos, pero en general, toda la noche había estado bien. Entonces... ¿Significaba eso que le gustaba el dolor propio? Algo así pudo ver al clavar las uñas en su piel, y ni siquiera fue con fuerza -o no demasiada-.

Cuando volvió a escucharle salió de aquellos pensamientos, mirándole con un mínimo de nerviosismo, mostrando una sonrisa que delataba ese estado. —Oh, no... Bueno... N-No esperaba esa respuesta, creo... —murmuró sin saber muy bien cómo expresarse—. No me incomoda. No me asusta —ha visto y experimentado muchas cosas al fin y al cabo—. Solo... A mí no me gusta eso —confesó con un tono algo bajo, entre avergonzada y temerosa de la reacción que pudiese tener el otro. Y cuando iba a responder a aquella  última cuestión, se mordió el labio inferior ahogando un suave suspiro por las caricias. No había nada que temer, ¿cierto? Eso es lo que quería pensar para dejarse llevar nuevamente por el placer—. ¿Q-Qué tipo de daño? —al preguntar eso, simplemente, miró a cualquier otro punto que no fuese el contrario. Podría ser que no le gustase, pero si se lo pedía, podría llegar a intentarlo. Claro que como fuesen cosas que viese muy fuera de lugar se negaría.

Sintiendo aquella mano recorrer su abdomen volvió a centrar la mirada en el contrario, gracias al espejo, claro. Un pequeño jadeo se escapó de entre sus labios por aquella delicadas atenciones, percibiendo como no paraba en el abdomen sino que ascendió hasta su cuello, y después de aquella afirmación, tembló por un instante; acto que desapareció al escuchar, más que las propias palabras, su nombre saliendo de la boca ajena. Ese acto la hizo ampliar y ladear la sonrisa de su rostro, jadeando por el mordisco que para nada se esperaba. —A lo mejor solo te calientas fácilmente —bromeó, claramente, sabiendo que no había actuado de manera inocente y, sobre todo, que no iba a quedarse de brazos cruzados en lo que durase el encuentro. Ya sabía dos cosas que perdían al contrario: pronunciar su apodo y hacerlo fuerte. El dolor era algo que aún estaba en duda; ¿cuánto le gustaría?

Pedir por más podría parecer una locura, y quizás lo fuese, pero es lo que quería. Y que el otro le concediese esa especie de deseo la hizo humedecerse los labios complacida, bajando el rostro ocultándolo por un momento sobre el colchón, entre sus brazos; su perdición. Al haber perdido de vista al contrario, no vio venir ese azote que la hizo abrir los ojos como platos, arquear su espalda y soltar un sonoro gemido que no resultaba ser de dolor precisamente. Sintió que el aire se había escapado con demasiada velocidad de ella, recuperándolo al tiempo que la respiración se entremezclaba con jadeos que ni podía ni quería ocultar. Ni mordiéndose el labio o cubriendo su boca sería capaz de ello, solo perdería el tiempo y, para qué mentir, como buena pervertida que era eso de gemir en alto la gustaba.
Cygnus
Cygnus
Pan


Mensajes : 94

Localización : Aquí y allí :3

Empleo /Ocio : Astrónoma :3

Humor : El que quieras :3

Alien Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/t1499-me-puedes-llamar-black-hole-chan-id
https://sunflower.foroactivo.mx/t1530-black-hole-chan-conociendo-gente-relaciones#8805
https://sunflower.foroactivo.mx/t1529-black-hole-chan-en-la-tierra-cronologia#8804

Volver arriba Ir abajo

Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus] - Página 2 Empty Re: Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus]

Mensaje por Ji Ahn Kyŏng el Sáb Mayo 23, 2020 1:08 pm

Hivvah podría ser muchas cosas, sin embargo, de entre todas ellas, resulta que también era un tipo observador; y esa sonrisa nerviosa fue esplendida. Porque la vio; claro que la vio. Tanto le gustó, que ni siquiera pudo evitar relamerse los labios al contemplarla, perdiéndose por unos instantes en sus pensamientos; esos que, sinceramente, mejor que la otra no descubriera. Totalmente tranquilo y con la vista puesta en ella a través del espejo, no pudo salvo sonreír al oír su respuesta. ¿No le asustaba? ¿No le incomodaba? Eso lo hacía todo mucho más sencillo. – No pasa nada. – contestó, con tono suave y calmo, y con una pequeña y amable sonrisa. Falsa, por supuesto, pero todo fuera por darle una cierta sensación de seguridad y que no saliera corriendo. Que no, no tenía pensado excederse con ella; no se comportaba como el maldito desquiciado que en realidad era si no estaba convencido de poder hacerlo y, bueno, si quedaba alguna duda al respecto, aquello con el cojín ya le había dejado claro que debía olvidarse de la tentadora idea de cruzar la línea. No obstante, tal y como estaba la cosa tampoco iba a dejarla escapar hasta no haber terminado con aquello.

– El que sea; no soy ningún exquisito. – respondió, sin cesar con esas delicadas caricias mientras veía a la otra apartar la mirada. Esta vez fue sincero; le daba exactamente igual la forma que tomara el dolor, si era él quien lo recibía o la otra persona –u otras, todo depende–. Claro que, al darse cuenta de la ambigüedad de aquello que decía, decidió añadir algo más: – No quiero hacerte daño. – mintió. ¿Quería? Por supuesto que quería, que no fuera a hacerlo por x o por y, era otro tema. – Algo como esto está bien. – murmuró, ampliando la sonrisa al llevar una de sus manos hasta su pecho; más concretamente, a esa herida que la otra le había regalado instantes atrás con las uñas. No sería gran cosa, pero clavar las suyas propias en el área lastimada fue suficiente como para hacerle suspirar de placer. Eso sí, cabe destacar que él sí que aplicó una cierta fuerza en ello… Hasta hacerse sangrar, en efecto. Nada exagerado, obviamente; sin embargo, ya que había confesado ese peculiar gusto, ¿por qué detenerse ahí? Ni corto ni perezoso, llevó esos dedos manchados de rojo hasta su boca para lamerlos. Ah… La sangre de Ahn… Solo de pensar que había saboreado la sangre de ese humano que tanto le gustaba… Fue imposible que sus mejillas no se tiñeran de una leve tonalidad rosada. Tan perfecto… Ese muchacho, la chica frente a él… Todo era perfecto. Absolutamente todo. Estaba de buen humor; muy bueno, de hecho.

Una pequeña y divertida risa fue cuanto salió de entre sus labios al escucharla. Honestamente, él siempre estaba dispuesto; decir que se calentaba rápido era poco, no obstante, ella de inocente no tenía nada y que le había estado provocando era un hecho. Era como echar leña al fuego. Una suerte que ese fuego no estuviese descontrolado y, en vez de hacerlo todo arder, se limitase a ser poco más que una agradable fuente de calor. Que sí, tenía sus momentos en los que se dejaba llevar por la emoción, pero aquello no era nada en comparación con lo que sería capaz de hacer: como ese contundente azote y el repentino aumento en el ritmo de sus penetraciones, hasta entonces, bastante lentas y cuidadosas. Sin deshacerse de esa nada habitual expresión en su rostro, cuando los sonidos ajenos llegaron a sus oídos, su sonrisa no pudo salvo ensancharse, bajando la mirada y clavándola en ella, deseoso y lascivo.
– Oye, oye… No te escondas… Así no puedes verte… – comentó, divertido, entre leves carcajadas y, ¿por qué no decirlo? Jadeos también. Ahora bien, al pronunciar esas palabras, de inmediato, y aunque manteniendo la zurda sobre la cadera femenina para acompasar los movimientos de la suya propia, llevó la diestra hasta los cabellos azabache de la otra, tirando un poco de los mismos para que alzase la cabeza y pudiese admirar su reflejo como él lo hacía. ¿Un poco brusco? Pues tal vez, pero fuerza no hizo ninguna. Se sentía generoso, contento, complacido; si no le gustaba que la hirieran, estaba dispuesto a respetarlo y a no hacerle ningún daño.
Ji Ahn Kyŏng
Ji Ahn Kyŏng
Bi


Mensajes : 154

Localización : En casa... Tal vez.

Humor : Incierto.

No Muerto Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/t1883-i-m-drawn-to-you-and-you-belong-to-me-ahn-id#11252
https://sunflower.foroactivo.mx/t1924-rise-hell-and-turn-it-up-relaciones#11624
https://sunflower.foroactivo.mx/t1915-don-t-threaten-me-with-a-good-time-cronologia#11576

Volver arriba Ir abajo

Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus] - Página 2 Empty Re: Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus]

Mensaje por Cygnus el Dom Mayo 24, 2020 11:24 am

Decir que aquella situación no la había impactado sería una mentira muy absurda y obvia. Eso sí, el tono tan calmado con el que habló consiguió tranquilizarla, al menos, un poco. Todo se había tornado de una manera peculiar, sin embargo, allí seguía y seguiría mientras que las cosas no se volviesen peligrosas. Claro que con su forma original, a pesar de tener una figura humana, el joven no podría ni haberla tocado. Mantener su poder desactivado, curiosamente, la hacía tan vulnerable a todo como cualquier persona común, por ello mismo, debía ser cuidadosa.

Las siguientes palabras, esas primeras, no fueron de mucha ayuda. Decir que no era exquisito sonaba aterrador de algún modo, es decir, ¿podía pasar de un simple azote a herirla de gravedad y sentir placer? Sí, con solo pensarlo perdió un poco de la tranquilidad que había conseguido momentos atrás. Y es que, seamos sinceros, siendo una criatura devoradora de planetas -y en resumen cualquier cosa que se ponga en su camino-, ¿no resulta gracioso que sea pacífica? Que sí, que en realidad sus pensamientos siguen siendo los de extinguir a la raza humana por no saber cuidar de aquel maravilloso plante, pero, ¿acaso no es para lo que nació? ¿Para acabar con todo a su paso?

Fue entonces que lo vio. Se paralizó el tiempo suficiente para poder vislumbrar con total claridad aquel acto ajeno; cómo se hería a sí mismo y sonreía por ello. Tragó en seco recordando como se respiraba, porque en algún punto, había dejado de hacerlo. Ver su rostro sonrojado al lamer su propia sangre la provocó una extraña mueca en el rostro, una mezcla entre el simple asombro y... ¿Miedo? ¿Asco? ¿Curiosidad? No sabría decirlo con exactitud. —Eso... ¿E-Eso es lo que te gusta? —y más que preguntar por la sangre, quería hacer referencia al hecho de autolesionarse, porque a ella, en realidad, no la había tocado. Era un alivio, y uno muy grande.

Muy a su pesar, consciente de que la escena seguía siendo algo rara tras esa confesión, decir que no estaba disfrutando de las embestidas que recibía era una estupidez. Su agitada respiración y esos jadeos que no dejaban de salir de entre sus labios eran prueba más que suficiente de ello. Claro que al escucharle, por un breve momento, apenas dos o tres segundos, sus mejillas se tornaron rojizas. Por suerte no lo vería, porque como bien había dicho, se estaba ocultando; no por nada en especial, solo se estaba tomando unos instantes de relajación para recuperarse de todo aquello. Y no solo fueron las palabras masculinas, sino los jadeos que él también soltaba lo que la hicieron que el calor subiese hasta su rostro.

Lo siguiente que sucedió no tenía ni nombre ni una clara definición. Las pupilas de la fémina se expandieron al sentir esa mano por sus largos cabellos, pero no fue hasta notar cómo tiraba de ellos que alzó el rostro. ¿Quería verlo? Ahí lo tenía. Se mordió el labio inferior con fuerza, entrecerrando los ojos y haciendo todo lo posible para que aquellos gemidos que se acumulaban en su garganta saliesen. ¿Doler? Ni lo más mínimo, todo lo contrario; eso la había encendido más -si es que eso era posible a esas alturas-. Y tal vez por el hecho de no querer parecer una loca pervertida salida de un hentai fue que siguió apresando su labio sin emitir sonido alguno, o no hasta que se vio incapaz de soportarlo más. Soltó su labio inferior sintiendo un sutil sabor a hierro, aunque no le dio mucha importancia. Sí, se había excedido mordiendo su labio, pero a pesar de que sangrase, apenas eran un par de gotas y no resultaba ser nada grave. Y obvio, al dejar libre su labio, lo que salió de su boca no fue más que un sonoro gemido acompañado por el nombre del joven.

¿Eso fue todo? No, nada de eso. La excitación la estaba matando. Quería más, necesitaba sentir más placer; algo que, por otra parte, no dudó mucho en expresar entre tantos jadeos. En algún punto, separó los brazos del colchón para erguir el cuerpo, sin separarse de él y sin querer que se alejase, solo giró lo suficiente para poder buscar con desespero aquellos labios que tanto deseaba besar, y sí, con la sangre aún ellos; tampoco es como si se curase por arte de magia.
Cygnus
Cygnus
Pan


Mensajes : 94

Localización : Aquí y allí :3

Empleo /Ocio : Astrónoma :3

Humor : El que quieras :3

Alien Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/t1499-me-puedes-llamar-black-hole-chan-id
https://sunflower.foroactivo.mx/t1530-black-hole-chan-conociendo-gente-relaciones#8805
https://sunflower.foroactivo.mx/t1529-black-hole-chan-en-la-tierra-cronologia#8804

Volver arriba Ir abajo

Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus] - Página 2 Empty Re: Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus]

Mensaje por Ji Ahn Kyŏng el Vie Mayo 29, 2020 7:26 am

Con la vista puesta en ella, contemplando y admirando esa curiosa y maravillosa expresión en el rostro ajeno a través del espejo, fue imposible que su sonrisa no se ensanchara, enormemente complacido y satisfecho; como si la posibilidad de que pudiese estar sintiendo miedo o rechazo hacia sus acciones le resultara de lo más placentero. ¿Que no era así realmente? Sí, sí que lo era. Esplendido, exquisito Era perfecto. – ¿Esto? – preguntó con fingida inocencia, ladeando un poco la cabeza al mismo tiempo que volvía a pasar sus ahora humedecidos dedos sobre la herida para, justo después, llevarlos de nuevo hasta su boca y  saborearlos una vez más. – ¿No se nota? Me gusta… Me gusta mucho… – respondió, jadeando levemente.

Dicho esto, esa mano con la que la acariciaba se desvió tranquilamente hacia uno de los costados femeninos, continuando con aquel suave toque sin detenerse con el vaivén. Con la otra buscó un nuevo punto de apoyo sobre el colchón para poder inclinarse una vez más hacia delante y pasar la lengua a lo largo de su espina dorsal. Poco tardó entonces en alcanzar uno de sus pechos, comenzando a masajearlo con cierta firmeza pero lo suficientemente delicado como para no resultar agresivo o desagradable. Es más, tampoco dudó en alternar, de cuando en cuando, esas caricias con cuidadosos pellizcos sobre su pezón. Y mientras todo esto sucedía, terminó por llegar a su hombro, regalándole un mordisco con el cual silenciar sus propios sonidos momentáneamente.
– Cyg~ – la llamó en un susurro, aprovechando la cercanía con su oído, con un tono tan juguetón como lascivo, y evidenciando lo entrecortado de su respiración. Después de todo, si quería repetir aquello en el futuro, debía hacerla sentir cómoda, ¿verdad?

Y, si bien estuvo así por un rato, al final optó por volver a incorporarse hasta quedar de rodillas que, a fin de cuentas, resultaba bastante más cómodo para acelerar con las embestidas y tirar de su cabellera para que pudiera admirar el reflejo de su propio rostro.
– Eso está mejor… – comentó, jadeante y, sin embargo, con una ligera y simpática risa acompañando su semblante triunfal y victorioso. Sin soltarla, aferró su otra extremidad en la cadera contraria, con fuerza, buscando sujetarla para profundizar en ella tanto como le fuera posible. Más aún cuando volvió a escuchar su nombre. ¿No había aprendido ya que eso era peligroso? Si ya de por sí no era complicado calentarle, oír aquella sencilla palabra era otro nivel; decir que lo gozaba sería quedarse corto. Pero oye, que si lo sabía y eso era lo que quería, adelante. Hivvah, desde luego, no iba a rechazar esa propuesta indirecta para ser algo más duro con sus acciones. Porque sí, así se lo tomaba; casi como una invitación para pasar a mayores.

Y cuando se irguió, no lo pensó dos veces y recibió el gesto encantado, retirando esa mano de los largos mechones azabache para guiarla hasta su vientre y comenzar a subir desde ahí, pasando por su abdomen y senos hasta quedar sobre su cuello. Que no, no apretó. No hizo fuerza ni presión alguna; ni siquiera dio el menor indicio de querer algo como eso. Cosa que, por supuesto, no era cierta. Quería; claro que quería. No obstante, estaba de un humor excepcional y, sumado a los motivos que ya tenía de antes para no herirla, se tomaría la molestia de respetarla en ese sentido.

Hundiéndose repetida y rítmicamente en su cálido interior, aceptó y correspondió ese beso, intenso, húmedo, y lleno de deseo. De hecho, movido por ese sabor que rápido reconoció, se aventuró a buscar la lengua ajena con la suya propia, acariciándola, jugando con ella.
– …Seré un angelito por la mañana. – prometió tras separarse apenas lo suficiente, jadeando directamente contra los labios de la alien y recordando la conversación que habían estado manteniendo. ¿Que por qué lo hizo? Oh, por nada en especial. Tan solo porque, producto de la excitación, cedió y se dejó llevar un poco, clavando ligeramente las uñas sobre la piel de su cadera, empujándola contra él sin demasiadas delicadezas y adentrándose de golpe. No dejaría ninguna marca, pero tampoco es como si fuese un cambio que pudiera pasar desapercibido.
Ji Ahn Kyŏng
Ji Ahn Kyŏng
Bi


Mensajes : 154

Localización : En casa... Tal vez.

Humor : Incierto.

No Muerto Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/t1883-i-m-drawn-to-you-and-you-belong-to-me-ahn-id#11252
https://sunflower.foroactivo.mx/t1924-rise-hell-and-turn-it-up-relaciones#11624
https://sunflower.foroactivo.mx/t1915-don-t-threaten-me-with-a-good-time-cronologia#11576

Volver arriba Ir abajo

Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus] - Página 2 Empty Re: Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus]

Mensaje por Cygnus el Lun Jun 01, 2020 11:46 am

Aún seguía algo impactada por aquella revelación, más aún por verlo en primera persona. No mentiría al decir que sintió cierto temor al ver cómo se autolesionaba, y un poco más al percatarse de que en efecto disfrutaba de aquello. Fue un poco chocante. No importaba cuantas veces hubiese leído mangas del tipo gore, hentai o ero-guro; haberlo presenciado era diferente y muy posiblemente no lo olvidaría con facilidad. También sería falso que, en algún punto, no se planteó el irse de allí como alma que lleva el diablo; pero no lo hizo. Su cuerpo no reaccionaba de ese modo, más bien todo lo contrario. Lo último que quería era irse a esas alturas. Si con eso el otro era feliz, no sería ella quién juzgase mientras que no la involucrase demasiado.

Claro que, por tener la mente un tanto dispersa, tampoco fue muy capaz de responder esa pregunta que, por otro lado, tenía una respuesta más que obvia. Sí, se notaba y mucho que aquello le gustaba. Es decir, ¿no se parecía a ella de algún modo cuando veía sus perversiones por la tele? En fin, que mejor no seguir dando vueltas al asunto y centrarse en... Un gemido escapó de ella al mismo tiempo que su espalda se arqueaba por esa húmeda sensación que recorrió la misma, disfrutándolo a pesar de no haber esperado nada mínimamente parecido. Sumado a ello, esas penetraciones que tampoco cesaban, el ahora nuevo masaje sobre uno de sus pechos... Entre jadeos con los que intentaba regular un poco su respiración notó sus piernas temblar por un momento. Lo estaba disfrutando, mucho. Demasiado.

Escuchar su nombre de ese modo tampoco es que resultase de mucha ayuda. Le había encantado, tanto o más que todas las atenciones que estaba -y había- recibido. Cuando el otro volvió a incorporarse su brazos flaquearon un poco, a pesar de la cómoda postura en la que se encontraba, sintió uno de ellos deslizarse un par de centímetros por el colchón. No, no podía ser demasiado, y menos aún cuando su pelo seguía sujeto por aquella mano masculina. Que sí, que la tiren del pelo está bien, pero tampoco nos excedamos. Se miró a sí misma en el espejo y de seguido a él. Ella estaba ligeramente sonrojada por el calor que desprendía su cuerpo y tenía esa placentera sensación de que en cualquier momento iba a explotar.

Y no, no había quedado muy claro todavía que al provocar al contrario profundizaría más, ¿o sí? Obvio que lo tenía claro, y por ese mismo motivo es que, cada vez que recuperaba aire suficiente, se tomaba la libertad de gemir su nombre entre sonoros jadeos, pidiendo por más. Excitada, quería alcanzar esa máximo placer que comenzaba a invadirla, y por ello, sabiendo cuánto le gustaba al contrario oír su nombre, no se privaría de utilizarlo en su contra, o a su favor, según se mire. —Hivvah~ —jadeó, y gracias a que se irguió, lo hizo muy cerca del nombrado—. M-Más. Quiero... Más —dijo de la mejor manera que pudo, porque con la respiración tan acelerada y la falta de aire, fue casi un reto poder decir esos tres simples palabras.

Si bien en un principio no pensó demasiado en la sangre de su labio, no fue hasta notar la intensidad de aquel beso que lo hizo. Creyó por un segundo que podía resultar desagradable, pero de inmediato descartó esa idea por obvio motivos. Entonces, si sangraba un poquito, no había problemas, ¿verdad? Porque al separarse, dejando tras de sí un suave gemido, volvió a apresar su labio dejando que algunas gotas de sangre brotasen del mismo. Con una sonrisa tan tierna como lasciva, agarró la muñeca masculina que se aferraba a su cuello. No, no la molestaba lo más mínimo; solo fue su extraño punto de apoyo para que sus piernas no terminasen de flaquear, porque que las notaba temblar, era más que evidente.

¿Angelito? Ni idea, no estaba como para pensar en esos momentos. Tardó un poco en reaccionar y recordar aquella conversación, soltando una entrecortada risa. —Después de esto espero que no me decepcione el angelito —comentó divertida, y aunque notó esas uñas en su cadera, no pareció darle mucha importancia. Estaba demasiado excitada como para importarle algo tan superficial. Quizás muy excitada, y eso la llevaría a cometer una pequeña locura. Dejó la diestra sobre la mano de su cuello y le dio permiso indirectamente para que hiciese algo de fuerza, cerrando su propia mano para que él imitase su gesto. Sin apartar sus ojos de él, directamente y no por el espejo, bajó la otra mano a la cadera y repitió aquello. Si quería arañar que lo hiciese—. Solo... N-No te emociones mucho —casi pareció rogar aquello, porque sí, después de todo tenía cierto miedo de que el joven cruzase la línea que no debía.

¿Que por qué le cedió esa confianza y poder? A saber. Tal vez solo por el momento y su nublada mente, o tal vez para hacerlo disfrutar más con ese gesto, que si bien parecía simple, para ella fue todo un reto. Un arañazo o dos lo podría tolerar si no se propasaba, y si eso era lo que le gustaba, ¿por qué no? Ella ya estaba llegando a su límite. Prácticamente lo tenía delante de sus narices.
Cygnus
Cygnus
Pan


Mensajes : 94

Localización : Aquí y allí :3

Empleo /Ocio : Astrónoma :3

Humor : El que quieras :3

Alien Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/t1499-me-puedes-llamar-black-hole-chan-id
https://sunflower.foroactivo.mx/t1530-black-hole-chan-conociendo-gente-relaciones#8805
https://sunflower.foroactivo.mx/t1529-black-hole-chan-en-la-tierra-cronologia#8804

Volver arriba Ir abajo

Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus] - Página 2 Empty Re: Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus]

Mensaje por Ji Ahn Kyŏng el Miér Jun 03, 2020 1:44 pm

Ahí estaba otra vez… Su nombre. Su propio nombre. ¿No había aprendido todavía? No, por supuesto que lo sabía; ¿cómo no iba a saber a estas alturas lo mucho que le provocaba escucharlo? Es decir, ¿cuánto tiempo llevaban así ya? A saber. Con la respiración evidentemente entrecortada y su corazón bombeando con fuerza, aprovechó el tenerla en aquella nueva posición y, con tal de ahogar esos sonidos que amenazaban con salir y que ahora se atascaban en su garganta, decidió morder ese espacio entre el hombro y el cuello ajenos. Consiguió su propósito, sí; se silenció a sí mismo en lo que duró aquello. Ahora bien… Puede que, inconscientemente y al haberse dejado llevar por la excitación del momento, se excediera algo más de la cuenta. No, no le provocaría ninguna herida, no obstante, tampoco se llevaría ninguna sorpresa si le quedase alguna marca por muy leve que fuera.

Oh, ¿pero eso fue todo? ¿Un simple mordisco a cambio de ese placer auditivo? No, claro que no. Claro que aceleró con sus embestidas, claro que profundizó más con cada penetración, y claro que intensificó la presión que sus manos ejercían sobre su cuerpo. Esa chica estaba haciendo realmente difícil la tarea de resistirse a sus impulsos y continuar sin llegar a dañarla. Sin embargo, lo de ahora no contaba, ¿verdad? Ella lo había querido así jadeando y gimiendo su nombre de aquella forma; ella lo había pedido, así que eso tendría. Eso, o raíz de la agresividad mostrada aprendería a no encenderle tanto. Porque no, no había estado equivocada antes al decir que se calentaba rápido. ¿De qué sino se habrían escapado del baile con tanta prisa?

Tras ese húmedo y lascivo beso, sin dejar de lado los movimientos de su cadera, fue imposible que el aire no se escapara de sus pulmones en un sonoro jadeo. Casi sentía que no tenía suficiente oxígeno; y no solo por lo que se hubiera podido alargar aquel gesto de unos labios contra otros y sus lenguas jugando en el interior de su boca, no. Él podía ser lo que quisiera, pero el cuerpo no dejaba de ser humano y eso, para bien o para mal, tenía sus límites; no iba a aguantar demasiado llegados a este punto. No obstante, al contemplar aquel líquido rojizo volver a emanar del carnoso contrario, poco o nada dudó en terminar de acercarse para saborearlo de nuevo. No podía provocarle de esa forma y esperar que no se lanzara a probar semejante delicia una vez más. Y, si bien lo hizo de la manera más suave que pudo en un intento de respetarla, lo más probable es que resultase, cuanto menos, invasivo. ¿Desesperado? No. ¿Brusco? Puede ser. ¿Ansioso? Definitivamente.

Habría respondido algo a sus palabras sobre no decepcionarle siendo un angelito pero, ¿para qué molestarse? Mejor centrarse y ocupar sus fuerzas en otras cosas. No, no quería charlar; quería seguir con aquello hasta el final. Final que, por otro lado, sabía que no debía estar demasiado lejos; su rostro reflejado en el espejo lo decía todo y, al parecer, tampoco era el único. No es como si le importase realmente el placer ajeno, pero se lo tomaría como un trabajo bien hecho. Sin embargo, sentir las manos contrarias cernirse sobre las suyas propias le hizo desviar la vista, buscando la mirada femenina. No le estaba dando ese permiso… ¿O sí? ¿Qué era eso, sino una invitación? Su sonrisa se amplió de inmediato al escucharla, satisfecho, complacido, alcanzando su lóbulo y regalándole un pequeño mordisco allí también, bastante más suave de lo que haría a continuación.
– Seré… gentil contigo. – susurró, hundiéndose en ella, sonriente y justo antes de darle un beso en la mejilla, queriendo transmitirle una cierta confianza y seguridad que le permitiera repetir aquello en otra ocasión.

Así, quizás algo más emocionado de la cuenta, afianzó ese agarre en el cuello, ejerciendo presión y una ligera fuerza. Firme, sí, pero nada exagerado; tampoco pretendía privarla de aire ni nada por el estilo. ¿Y la otra mano? Clavó sus uñas sobre la piel ajena y las arrastró varios centímetros de manera ascendente. No la haría sangrar, aunque habiéndose dejado llevar y sin contenerse todo lo que debería… Que después de aquello quedase alguna marca no sería de extrañar. Si no lo quería, que no le hubiese dejado hacerlo; mala suerte. Si se quejaba, lo disfrutaba, o tuviese la reacción que tuviese, le daba igual; para él estaba siendo increíblemente placentero. Tanto, que un leve gemido terminó por escapársele, al que, por supuesto, acompañó su nombre:
– Cyg… – La llamó en esos últimos momentos en los que sentía aquella corriente eléctrica invadirle el cuerpo; clara señal de que alcanzaba ese tan deseado clímax. Sin separarse de ella lo más mínimo, enterrándose en su interior y deslizando esa mano sobre su cadera hasta la intimidad femenina, atendiendo ese sensible punto de su anatomía. Qué menos después de haberle complacido de esa forma, ¿no?
Ji Ahn Kyŏng
Ji Ahn Kyŏng
Bi


Mensajes : 154

Localización : En casa... Tal vez.

Humor : Incierto.

No Muerto Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/t1883-i-m-drawn-to-you-and-you-belong-to-me-ahn-id#11252
https://sunflower.foroactivo.mx/t1924-rise-hell-and-turn-it-up-relaciones#11624
https://sunflower.foroactivo.mx/t1915-don-t-threaten-me-with-a-good-time-cronologia#11576

Volver arriba Ir abajo

Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus] - Página 2 Empty Re: Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus]

Mensaje por Cygnus el Vie Jun 05, 2020 8:27 am

Aquella noche estaba siendo tan maravillosa como agotadora. Estaba disfrutando como nunca de cada embestida, de cada caricia -alguna algo más fuerte que otra-, de cada beso... También había tenido sus momentos de miedo, no lo negaría, pero en comparación al placer no era nada. Ni siquiera supo en qué punto fue que se excitó tanto para causarse sangre que, por suerte, al otro pareció gustarle. Tampoco supo en qué punto decidió cederle ese control al joven ni por qué motivo. Tal vez se arrepintiese o tal vez no, pero en su mente la cosa funcionaba así; si eso le daba placer, ¿por qué no dejarle hacerlo un poco? Claro, si se excedía no se iba a quedar de brazos cruzados. Pero confiaba en su pareja de baile, porque a pesar de ser un desconocido, había tenido que aprender que la alien no era una cualquiera y que, de querer, lo haría desaparecer.

Al igual que hizo él, ella también buscó la mirada masculina aún con las manos sobre las ajenas. Sí, era una completa locura. Lo sabía. Sin embargo lo hizo igual. Ese susurro erizó su piel al completo, jadeando un poco por el suave mordisco y por todas las sensaciones en general que la invadía. Y aunque pareciese una tontería o fuese una burda mentira, esas palabras volvieron a conseguir su objetivo de tranquilizarla, y por el estado de excitación que tenía, casi podría decirse que confió plenamente en ellas y desconectó de todo. Hasta llegó a sonreír entre jadeos por ese beso en la mejilla, muy diferente a la profundidad de sus penetraciones.

Sus labios poco tardaron en separarse al sentir esa firmeza en su cuello, que si bien no la estaba asfixiando, sí que era una nueva experiencia que no estaba segura de poder soportar, y fue por ello que decidió actuar como no había hecho en toda la noche. Activó su poder de manera interna, creando un vacío en sus pulmones, en su corazón; en sus órganos. Fue como si simplemente dejase una carcasa vacía, pero eso sí, de cintura hacia arriba porque de lo contrario... No quería pensar lo que sería del pobre chico que se encontraba en su interior.

Sin embargo, si bien eso funcionó para no necesitar oxígeno para respirar y el agarre del cuello ya no la preocupaba, las uñas sobre su cadera eran otra historia. Jadeó, claro que lo hizo, con una mezcla de placer y ardor. Que fuese nuevo no significaba que tuviese que ser malo al fin y al cabo. Lo mejor de todo, sin duda, es que no existía nadie en la vida de la alien para tener que dar luego explicaciones de esas marcas. Su cuerpo se estremeció por aquel gemido que acompañó con su nombre, pero lo que la hizo verdaderamente temblar, fue esta traviesa mano que decidió atenderla nuevamente. Vaya que eso no se lo esperaba, tanto fue así, que en un acto desesperado por no perder esas pocas fuerzas que aún la sostenían, rodeó el cuello ajeno con una de las manos para sujetarse de él. Y aunque a diferencia de antes ahora su cuerpo se veía relajado y sin la necesidad de recuperar el aire perdido, los gemidos no cesaban. Esos se mantuvieron ahí hasta que, un par de segundos después -minutos escasos con suerte- alcanzó ese placentero orgasmo que tanto había deseado.

Tanto fue el placer que ni fue capaz mantener su poder activado y notó como, de golpe, sus pulmones exigían por aire necesitando de grandes bocanadas para regular su respiración. ¿Fuerza? Ya no tenía de eso. Sus manos cayeron en paralelo al cuerpo mientras se relajaba, observando al contrario a través del espejo con una grandiosa sonrisa en el rostro. —Hivvah~ —provocadora, gimió aquello por si el otro aún no había terminado. No estaba en condiciones de hacer mucho, pero por el placer del otro, estaba dispuesta a ayudarlo... En unos momentos, que primero se merecía un descansito.
Cygnus
Cygnus
Pan


Mensajes : 94

Localización : Aquí y allí :3

Empleo /Ocio : Astrónoma :3

Humor : El que quieras :3

Alien Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/t1499-me-puedes-llamar-black-hole-chan-id
https://sunflower.foroactivo.mx/t1530-black-hole-chan-conociendo-gente-relaciones#8805
https://sunflower.foroactivo.mx/t1529-black-hole-chan-en-la-tierra-cronologia#8804

Volver arriba Ir abajo

Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus] - Página 2 Empty Re: Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus]

Mensaje por Ji Ahn Kyŏng el Sáb Jun 06, 2020 2:16 pm

Todavía permaneciendo en su interior, dejó que le rodeara con aquel brazo para que no cayera mientras, por su parte, él seguía atendiendo su intimidad con una expresión de lo más relajada y una sonrisa satisfactoria y triunfal adornando su rostro. Bueno, el suyo no; el de Ahn. El caso es que hasta que ella no alcanzó también ese máximo placer, no detuvo esa mano traviesa al frente, en su zona baja. Fue entonces, cuando la otra bajó los brazos y pronunció su nombre de aquella provocadora manera, que salió de su interior, separándose apenas lo suficiente para ello. Y ya por último, antes de dejarse caer sobre el colchón, alzo esa extremidad para poder girar levemente su rostro y fundir sus labios con los propios en un suave beso; bastante tierno en comparación lo vivido.

Tras ello, terminó por alejarse completamente para acabar tumbado sobre la cama y cerró los ojos apenas una fracción de segundo, regodeándose en aquella gustosa y serena sensación que ahora le invadía. Estaba cansado, sí. No cambiaría a Ahn por nada ni por nadie; ese mortal le gustaba demasiado como para deshacerse de él antes de que le llegase la hora pero… Que fuera humano era limitante. Mucho. Si debía ponerle alguna pega al chico, sin duda, sería esa. No importaba lo mucho que hubiese entrenado ese cuerpo; un humano, por muy preparado que estuviera o por muchos poderes que tuviera, seguía siendo un humano.
– Puedes… quedarte todo lo que quieras. – aseguró, recuperando poco a poco la normalidad en su respiración. – Aún tengo que darte mi número. – añadió, con una leve carcajada justo después, divertido, y ciertamente esperando poder repetir la experiencia en otra ocasión.

Poco o nada tardó en retirarse y cederle el control a su huésped, quien, por otro lado, no estaba consciente en ese instante. Por ello, perfectamente podría parecer que se había quedado dormido cuando, en realidad, él, Hivvah, seguía bien despierto en el interior de esa cabecita, a la espera de que el cuerpo descansase un mínimo para levantar a la bella durmiente que era Ahn y… En fin, divertirse un poco más.


“Mueve el culo.” Le ordenó, tan desagradable como siempre. Mentiría si dijera que no tardó en abrir los ojos; lentamente, sin prisa, sin imaginar siquiera lo que había sucedido… ¿unas horas atrás? “Espabila; tienes cosas que hacer.” ¿Qué le había dado? Era su día libre, ¿qué obligaciones iba a tener? No entendía a qué se refería con eso. O, al menos, no empezó a juntar las piezas del rompecabezas hasta percatarse de que no llevaba ropa encima. – ¿Qué…? – Confuso, se incorporó de golpe, quedando sentado sobre la cama, contemplando a aquella desconocida y tapándose de inmediato con algunas sábanas; muerto de vergüenza y sintiendo que el corazón se le detenía por unos segundos. – Ah… – ¿Y ahora qué? ¿Quién era? ¿Qué hacía ahí? ¿Por qué…? De la nada, sintió una punzada en el pecho, llevándose la mano hasta la zona lastimada. Tenía una herida… ¿Por qué tenía una herida? ¿Qué había pasado? ¿Qué habían…? Espera, espera. Volvió la vista a ella, preocupado. Si había estado con Hivvah… – ¿C-Cómo… estás? – preguntó, nervioso.

El otro solo se rio en el interior de su cabeza. Odiaba cuando hacía estas cosas; no quería lidiar con… con lo que quiera que hubiese hecho.
“Dale nuestro número antes de que se vaya.” Volvió  a hablar cuando sus carcajadas se calmaron lo suficiente. – Eh… Y-Yo… – ¿Cómo se suponía que iba a hacer eso? Con su característica timidez, desvió la mirada hacia cualquier otro lugar. Trató de cederle el control a quien vivía en el interior de su mente, sin embargo, como era de esperarse, lo rechazó. “Diviérteme un poco, Ahn. Es para lo único que sirves.”
Ji Ahn Kyŏng
Ji Ahn Kyŏng
Bi


Mensajes : 154

Localización : En casa... Tal vez.

Humor : Incierto.

No Muerto Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/t1883-i-m-drawn-to-you-and-you-belong-to-me-ahn-id#11252
https://sunflower.foroactivo.mx/t1924-rise-hell-and-turn-it-up-relaciones#11624
https://sunflower.foroactivo.mx/t1915-don-t-threaten-me-with-a-good-time-cronologia#11576

Volver arriba Ir abajo

Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus] - Página 2 Empty Re: Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus]

Mensaje por Cygnus el Mar Jun 09, 2020 9:41 am

Notando como el otro salía de su interior dejó escapar un último suspiro placentero, regulando su respiración y pintando en sus labios una más que satisfactoria sonrisa. Aquel beso pudo sorprenderla en un primer momento, cierto, pero no dudó en corresponderlo al ser consciente de ello; por corto que fuese, no importaba. Se sintió tan extrañamente cálido después de lo vivido que no supo ni cómo reaccionar. Su cuerpo aún temblaba como para levantarse e irse, cosa que, por si lo dudabais, pensó. Ese era su plan inicial: acostarse con el joven, pasar una grandiosa noche y al terminar olvidarse de todo.

Claro que en ocasiones los planes fallan, y ese, fue uno de ellos. Se quedó sentada sobre sus propias piernas, con la mirada algo perdida hasta que le escuchó. Giró la cabeza lo suficiente para poder verle de manera directa y no por el espejo como había estado haciendo tiempo atrás. Y bueno, para qué mentir, al darse cuenta de cómo estaba tumbado y relajado no pudo evitar reír de manera suave, enternecida de cierta manera por la escena. —Iba a irme —dijo en primer lugar—. Pero me has dejado temblando y creo que voy a aceptar la oferta —reconoció sin una pizca de vergüenza, sincerándose con cierta diversión en el tono.

Alzó una de sus cejas tras unos momentos de silencio. ¿Se había dormido? ¿Tan rápido? Aguantando una pequeña risa, solo se dejó caer sobre la cama, dando la espalda al contrario y acurrucándose sobre si misma para descansar.

[…]

Manteniendo toda la noche la misma posición, allí seguía la bella durmiente... Durmiendo, vaya. No era algo que necesitase hacer, o no tanto como un humano; pero lo hacía por vicio. Había estado muchos años entre humanos, así que se terminó por acostumbrar a imitarlos para no parecer un bicho raro y que quisieran diseccionarla. A ver, que ya de por sí sus ojos eran algo llamativo, pero si se comportaba como una mujer mundana, no destacaría tanto.

Con una relajada respiración y un aniñado rostro nadie sería capaz de decir que bajo esa imagen se ocultaba una completa pervertida. Apenas reaccionó un poco, haciendo un ruido extraño que dejaba muy claro que aún seguía en el mundo de los sueños. O eso parecía. Escuchó una muy lejana voz y ese fue el detonante. Sus ojos se abrieron de golpe y se incorporó con un sobresalto. —¡Llego tarde! —exclamó, alterada, sin saber ni dónde estaba. Rápidamente desvió la mirada a la ventana, viendo la luz entrar y por ello fue que volvió a bajar algo los párpados—. Oh... Aún es de día... —murmuró más tranquila, recordando lo que había pasado hacía una horas.

Miró al contrario con una más que amplia sonrisa en el rostro. —Estoy genial —asintió—. ¿Y tú, angelito? —preguntó recordando aquella broma que se traían por la noche—. Espero que no tengas agujetas, sería una decepción muy grande... —habló en un tono algo bajo, pero coqueta, eso sí, y su sonrisa traviesa lo dejaba muy claro. Sin preocuparse lo más mínimo se estiró tanto como pudo y más en un intento de desperezarse, arqueando su espalda en el proceso—. ¿No me digas que el angelito ahora es tímido? —se rió—. Ya vi todo lo que tenía que ver, no es necesario que te tapes de ese modo —deslizó su lengua, con tonalidades naranjas, por su labio inferior al recordar ciertas imágenes.

Terminó por salir de la cama y quedar de pie frente al espejo para acomodar su larga cabellera... Muy despeinada. Aclaró su garganta por la imagen que seguramente estaría dando, terminando por improvisar una extraña coleta sujeta con uno de sus propios mechones. —Hmm... Aún me queda mucho por saber de los humanos pero... ¿No deberías curarte esa herida? —se señaló su propio pecho haciendo una clara referencia al contrario—. ¡Oh, cierto! Mi teléfono —miró por todas las direcciones—. ¿Tienes el móvil cerca? Te apuntaré mi número. Aunque te aviso que trabajo por la noche así que... —no terminó la frase. Que la interpretase como quisiera, no importaba. Y a todo esto, ella seguía desnuda sin pudor alguno, pero, extrañamente, el joven ahora parecía no sentirse muy cómodo o seguro. Eso la hizo ladear la cabeza como un cachorrito—. Iré a por mi vestido... —ese que apenas tapaba lo que debía tapar, pues ese mismo. Así que, dicho aquello, salió de la habitación para darle cierta privacidad, llegando al salón y poniéndose aquella negra prenda de una sola pieza. ¡Vaya experiencia que tendría que contar a sus amigos!
Cygnus
Cygnus
Pan


Mensajes : 94

Localización : Aquí y allí :3

Empleo /Ocio : Astrónoma :3

Humor : El que quieras :3

Alien Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/t1499-me-puedes-llamar-black-hole-chan-id
https://sunflower.foroactivo.mx/t1530-black-hole-chan-conociendo-gente-relaciones#8805
https://sunflower.foroactivo.mx/t1529-black-hole-chan-en-la-tierra-cronologia#8804

Volver arriba Ir abajo

Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus] - Página 2 Empty Re: Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus]

Mensaje por Ji Ahn Kyŏng el Jue Jun 11, 2020 7:38 pm

Ya despierto, no pudo salvo clavar la vista en ella, nervioso y confundido a más no poder, tanto por sus palabras como por la situación en general. Bueno, al menos había asegurado estar bien; eso ya era algo. Mentiría si dijera que confiaba del todo en aquella afirmación; a ella directamente no la conocía de nada y Hivvah… Ese sabía bien cómo se comportaba; de ahí era de donde nacía su miedo. Pero, en fin, que si decía que no se encontraba mal, no iba a meterse de por medio. No, aquello no tenía nada que ver con él. – Ah… – ¿Angelito? ¿Qué era eso? Él no era ningún ángel y, por mucho que en ese momento tampoco supiera qué clase de criatura era aquella que tenía metida en la cabeza, dudaba mucho que se tratase de uno. Demasiado retorcido y cruel para ser un ángel. O eso pensaba, puesto que todavía no había conocido a ninguno de estos seres celestiales.

“Le dije que sería un angelito por la mañana.” Quería verle sufrir un poco para divertirse, cierto, sin embargo, tampoco estaba por la labor de echar por tierra todo su esfuerzo por mantenerse a ambos con una única identidad. – Yo… E-Estupendamente. – Incluso asintió para reafirmarse en esas palabras, maldiciendo por dentro a quien le había metido en semejante embrollo. No lo haría en voz alta, por supuesto; porque, primero, no quería que el susodicho supiera de sus pensamientos –al fin y al cabo, por mucho cuerpo que compartiesen, eran dos entidades completamente separadas–, segundo, sonaría raro si se dirigiera a un tercero habiendo solo dos personas en la habitación y, tercero, sencillamente no se atrevía a hacerlo. – ¿Eh? No, no. Yo… No tengo… E-Estoy bien. – ¿Cansado? Sí, un poco; no lo negaría. ¿Pero agujetas? No, no notaba que tuviera; tan solo un cierto dolor por esa herida que, honestamente, prefería no saber cómo había adquirido.

Ahora bien, ese comentario sobre su timidez y sobre que, en definitiva, no era necesario que se tapase, hizo que cierto rubor hiciera acto de presencia en sus mejillas, girando el rostro en la dirección opuesta para no verla y que ella tampoco le viera. Hivvah, por su parte, solo reía. ¿Qué debía contestar a eso? ¿Qué debía hacer? Por suerte para él, pronto obtuvo la respuesta. La herida, eso.
– S-Sí, ah… E-Enseguida voy. No… No es nada. – habló mirándola de reojo ahora que le daba la espalda. Y aunque no quiso e intentó evitarlo, fue imposible no recorrerla con la mirada por un par de segundos. Y más imposible aún fue deshacerse de ese sonrojo que, por aquellas agradables vistas, solo se intensificó. – Yo también… Trabajo hasta tarde. – mintió. Era Hivvah quien solía trabajar; no él. – S-Supongo que estará en… – ¿En la chaqueta o en los pantalones? ¿Dónde lo había metido el otro la noche anterior? No lo recordaba. – Entre la ropa. – Ropa que, por otro lado, a saber dónde estaba.

Cuando aquella desconocida salió de la habitación, no pudo salvo suspirar aliviado. ¿Por qué? ¿Por qué él? ¿No podía Hivvah sencillamente hacerse responsable de sus…? Bueno, de lo que hubiera sido aquello. No era asunto suyo; no se metía en las cosas del otro. Al fin, terminó por levantarse y, vaya, que los pantalones no andaban demasiado lejos; los recogió, comprobó que el móvil no se encontraba ahí e, inmediatamente, se puso otros. Luego, se dirigió al baño para curar un poco esa herida. No era nada grave, cierto, no obstante, tampoco podía dejarla así.
“Date prisa.” Siendo sinceros, ya fuera por la presión del demonio o no, no tardó demasiado con aquello, regresando a la habitación a ponerse una camiseta cualquiera y bajar después a la planta baja para buscar la chaqueta en la que debía tener el teléfono. Ahí estaba. Con él en mano, volvió a dirigirse a aquella extraña. – E-Esto… – Dirigió la vista al móvil sin saber cómo plantear aquello. “Patético, Ahn. Como siempre.” Comentó, seguido de unas alegres carcajadas. – ¿Q-Quieres desayunar algo antes de…? – De que se marchase. Eso, sin embargo, no lo dijo. No quería que pareciera que la estaba echando tan rápido.
Ji Ahn Kyŏng
Ji Ahn Kyŏng
Bi


Mensajes : 154

Localización : En casa... Tal vez.

Humor : Incierto.

No Muerto Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/t1883-i-m-drawn-to-you-and-you-belong-to-me-ahn-id#11252
https://sunflower.foroactivo.mx/t1924-rise-hell-and-turn-it-up-relaciones#11624
https://sunflower.foroactivo.mx/t1915-don-t-threaten-me-with-a-good-time-cronologia#11576

Volver arriba Ir abajo

Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus] - Página 2 Empty Re: Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus]

Mensaje por Cygnus el Sáb Jun 13, 2020 10:13 am

No podía negar que aquella situación al despertar estaba siendo un tanto extraña, pero sobre todo, divertida. ¿A eso se refería con ser un angelito? ¿A que los nervios se apoderasen de él? No importaba cuánto lo mirase o cómo, se veía estúpidamente adorable intentando aparentar una firmeza que, tal vez, se quedó junto con aquel agarre de pelo de hacía unas horas. —Así que estupendamente, ¿no? —sonrió con cierta malicia y lujuria, observándole de manera descarada como había estado haciendo toda la noche—. ¿Si no tienes agujetas significa que te puedo desayunar? —preguntó con fingida inocencia antes de echarse a reír—. Solo bromeo —aclaró, pero en serio, era muy divertido verle de ese modo. No sabía si era algún tipo de juego, pero no la importaba mientras que no la afectase a ella de manera directa.

Desnuda, frente al espejo, giró sobre sus talones echando un rápido y último vistazo al contrario. Ahora que lo pensaba, ella ni siquiera llevaba el móvil encima; no tenía ni dónde meterlo, ni un solo bolsillo y eso de llevar bolsos, como era de esperarse, no iba con la azabache. Estando en el salón y ya con su vestido puesto, volvió estirarse para hacer que sus músculos despertase como era debido, incluso bostezó de manera amplia y placentera. Eso sí, sus ojos se centraron en aquel sofá donde todo comenzó, y al recordar ciertas imágenes, no pudo evitar que una traviesa sonrisa se dibujase en sus labios.

Y así estuvo hasta que escuchó los pasos del contrario que bajaba por las escaleras. Sin borrar su semblante, con una pequeña risilla escapando de ella, no dudó mucho en arrebatarle el teléfono de las manos para apuntar su número, y ya de paso, llamar a su propio móvil para conseguir el número del contrario. Inteligente para lo que quería, porque en otros casos, se hubiese olvidado de ese pequeño detalle incluso. —Puedes llamarme cuando quieras para lo que quieras —le devolvió el aparato con una brillante sonrisa—, excepto por la noche; a menos que quieras ver las estrellas, en ese caso, te llevaré a mi trabajo —dijo con amabilidad y con total sinceridad. No creía que fuese un problema llevar a alguien a su trabajo para que mirase por el telescopio, y si algún compañero llegaba a quejarse, tenía sus propios métodos para que la dejasen hacer lo que quería.

Ladeó la cabeza un poco, como un cachorrito. —Oh~, claro —asintió, pero de repente cambió por completo de opinión y negó—. No, mejor no. Me iré. Ya te he robado mucho tiempo —como si fuese su propia casa se dirigió a la pequeña entrada, y al ver los zapatos de tacón que había olvidado por completo, se quedó en pleno silencio. ¿Ponérselos? No, nada de eso. Y como no podía importarla menos llamar la atención, solo los agarró, cada uno con una mano, y giró para señalar al joven con uno de ellos—. Recuerda; la película que sea larga para... Divertirnos más —mostró una grandiosa sonrisa lasciva. Estaba claro lo que quería decir, ¿no? Pues eso. Abrió la puerta y salió descalza a la calle—. Nos vemos en otro momento, Ji Ahn~ —sí, dijo lo que recordó que era su verdadero nombre, al fin y al cabo, el juego nocturno ya había terminado, ¿verdad?


-TEMA CERRADO-
Cygnus
Cygnus
Pan


Mensajes : 94

Localización : Aquí y allí :3

Empleo /Ocio : Astrónoma :3

Humor : El que quieras :3

Alien Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/t1499-me-puedes-llamar-black-hole-chan-id
https://sunflower.foroactivo.mx/t1530-black-hole-chan-conociendo-gente-relaciones#8805
https://sunflower.foroactivo.mx/t1529-black-hole-chan-en-la-tierra-cronologia#8804

Volver arriba Ir abajo

Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus] - Página 2 Empty Re: Here for your entertainment [+18] [Priv. Cygnus]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.