Sunflower
Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 9A1qiH6
Invitado
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos Temas

STAFF
Web Master
KANON
MP | Perfil
Administradores
Akali
MP | Perfil
Inari
MP | Perfil
Moderadores
Baltazar
MP | Perfil
Náyare
MP | Perfil
Moderadores CB & Discord
Ieilael
MP | Perfil
Cotta
MP | Perfil
AFILIADOS

Hermanos
Crear foro
boton 150x60
Élite
counting ★ stars
Loving Pets
Crear foro
Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 Image
bton 40x40
FINAL FANTASY: Zero
CRÉDITOS
Skin “Shine!” creado por Runa XIII e inspirado en la colección de tablillas de NympheaKeep it simple”. Un agradecimiento especial para Nymphea por su consentimiento, a la Asistencia de Foroactivo y los tutoriales de Savage Themes y The Captain Knows Best.

Todos los derechos son reservados. Las imágenes y el contenido alojados en este foro pertenecen a: DeviantArt, Zerochan, Pixiv y a Pinterest y se le acredita a sus respectivos autores.

No está permitido el uso de algún contenido propio de este foro sin permiso alguno. Se original, no copies.



Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 Empty Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18

Mensaje por Akali Hōjō el Vie Ene 10, 2020 3:19 pm


La cacería del día no había terminado como esperaba, lo que debía de ser un espectacular especimen de dragón para vender se convirtio en un reencuentro, un reencuentro que hizo que volviera a sentir una pequeña chispa dentro de mi corazón, bajo toda aquella oscuridad aun quedaba algo bueno, algo humano, algo de afecto real, o al menos eso queria pensar, que aquello que sentía no era otro de esos obsesivos sentimientos de deseos y posesión sobre alguien, aunque Nina era así no podría soportar la idea de hacerle daño a él, a quien sea pero él no, no podría perdonarmelo.

Le indique a Jun por donde debía ir hasta llegar a mi propia casa, era una luagar acojedor y bien cuidado sin embargo no solia pasar demasiado tiempo allí, pro lo general dedicaba mi tiempo a mi trabajo, bueno si se podía llamar trabajo a mis dos pasatiempos, si, requerian mucho tiempo pero lo pasaba muy bien, ahora tendría que aprender a organizar mi tiempo para no solo dedicar tiempo a mis dos trabajos, tambien a Jun.-Mejor desciende en la azoteapedí para ahorrarme los problemas con la llave que había dejado en mi despacho, un habito un poco extraño pero cuando hay días que vuelves a casa en forma de dragón aquello de entrar por la azotea o por la ventana se volvía un extraño habito.

Nada más entrar me puse mi propia bata y ofrecí una a Jun, no solía dejar que muchos de mis invitados se quedaban pero en su caso ni si quiera era un invitado-Dame unos minutos, prepararé té...puedes curiosear por donde quieras te espero en el comedor, en planta baja-comenté antes de bajas hasta dirigirme a la cocina para preparar el té tal y como había dicho, calentando el agua usando mi propio poder, más rápido y más practico que usar un fogón. Una vez había preparado el té tal y le esperé donde le había indicado acomodándome sobre mis rodillas.-Ahora...pregunta, responderé todo lo que quieras saber. Puedes preguntar lo que sea, te diré todo-comenté esperando a sus preguntas las cuales sabía que no serian fáciles de responder, aun así necesarias.


Última edición por Akali Hōjō el Miér Mar 04, 2020 7:32 am, editado 1 vez


Emme

Hablo-Narro-Pienso
Akali Hōjō
Akali Hōjō
Bi


Femenino
Mensajes : 480

Localización : ¿Que te importa?

Empleo /Ocio : Jefa de Zomalpets/Cantante

Humor : Te importa menos aun que donde esté

Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 DjMaeVN
https://sunflower.foroactivo.mx/t1184-akali-hojoid
https://sunflower.foroactivo.mx/t1334-relaciones-akali-hojo
https://sunflower.foroactivo.mx/t1276-cronologia-akali-hojo#7224

Volver arriba Ir abajo

Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 Empty Re: Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18

Mensaje por Jun'ichi Hōjō el Lun Ene 13, 2020 12:01 pm

El viaje fue más corto de lo que él pensaba, tal vez por ir volando en lugar de caminar. Durante el trayecto había estado bastante atento a la ciudad y el paisaje general para comenzar a familiarizarse con todo ese nuevo mundo que sería su nuevo hogar. Sus ojos se abrieron como platos tras seguir las indicaciones de Akali y ver su... ¿Mansión? Fue con eso que el pensamiento de "las cosas parecen haber cambiado" se acentuó bastante. Aunque la casa tenía un estilo japonés que se le hizo familiar al recordar algunos siglos atrás. La dragona, al fin y al cabo, también vivió en el país nipón y seguramente que por ello aquella morada tenía ese pintoresco aspecto. Asintió descendiendo y dejándola en la azotea tal y como dijo, ocultando nuevamente sus alas para no romper algo con ellas.

Al ver cómo se cubría se dio cuenta de su propia desnudez, y no es que le avergonzase, pero sabía que entre los humanos no era muy común pasearse de ese modo. No es como si fuese su culpa perder la ropa al transformarse en realidad. Aceptó la bata y se la puso deslizando sus ojos bicolor por la azotea. Estaba llena de plantas, era como un pequeño jardín dentro de la propia casa. La perdió de vista al distraerse con todo, pero no por ello la había ignorado. Fue muy consciente de dónde podría encontrarla y, aunque no conociese la vivienda, solo necesitaría seguir su aroma para dar con ella. No estaba seguro de cuánto tardaría en hacer el té, a pesar de ello, bajó de la azotea para curiosear mínimamente los alrededores. En realidad no se detuvo en ninguna habitación concreta, solo miraba desde el pasillo comenzando a crearse un mapa mental hasta que terminase por acostumbrarse a todo aquello.

Al llegar al comedor vio a la fémina ya sentada en el suelo, al más puro estilo japonés, ¿y acaso no lo eran ambos? Se sentó frente a ella, respirando profundamente antes de decidirse a hablar por primera vez desde que alzó el vuelo en la playa. —¿Qué te ha sucedido? —preguntó directo aunque de forma algo ambigua—. ¿Por qué ahora eres un dragón negro? ¿Qué sucedió con tus doradas escamas? —fue algo más concreto con la cuestión. Había miles que quería soltar, pero lo más impactante fue, claramente, no ver a la dragona que él recordaba, sino a una completamente opuesta.
Jun'ichi Hōjō
Jun'ichi Hōjō
Bi


Mensajes : 64

Localización : Tal vez en el mercado negro

Humor : Mejor de lo que parece

Dragón Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1830-dragon-mestizo-ficha-de-jun#10861
https://sunflower.foroactivo.mx/t2166-relaciones-de-jun-ichi-hojo#13368
https://sunflower.foroactivo.mx/t1841-cronologia-de-jun-ichi-hojo

Volver arriba Ir abajo

Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 Empty Re: Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18

Mensaje por Akali Hōjō el Miér Ene 15, 2020 8:37 am


Antes de comenzar con las explicaciones de algún tipo le serví el té, como si todo aquello fuese necesario, tenerle frente a mi y tomar aquella bebida juntos era como hacer una especie de viaje en el tiempo, cuando solo era una dragona normal, aquellos años en los que la vida parecía mucho más sencilla pese a arriesgar el porpio pellejo con frecuencia, era imposible no dejarse invadir por aquel sentimiento de nostalgia, esas veces que sientes que los tiempos pasados eran mejores.-Demasiadas cosas-esa fue mi primera y escueta respuesta, tomé un sorbito de té y proseguí con mis paabras mientras contemplaba como el vapor salía de la bebida-Cuando te fuiste no pude seguir protegiendo nuestro hogar. Buscaba cualquier misión o escusa para no estar en casa, simplemente no podía estar allí quieta sin hacer nada...-deje el vasito de té sobre la mesa dirigiendo ahora la mirada a los ojos del dragón.-Mi padre aunque decepcionado por mi incapacidad de asumir tu marcha me permitio mantenerme ocupada. Sin nadie más bendecido con el don que yo tenía en la familia quedaron expuestos por mi mala gestión emocional. Un día cuando regrese todo había sido debastado, no quedaba nadie...¿A cuantos me comí? Deje de contar al llegar al octavo, intente acabar con todos. "Son un peligro", "Son monstruos", "Debemos acabar con la que queda". Sus palabras quedaron gravadas en mi cabeza, pero ni un dragón dorado era capaz de luchas contra tantos hombres. Flechas en mis ojos, cortes en mis escamas y suficiente ira en mi corazón para ni si quiera contemplar la posibilidad de huir.-expliqué casí impasible sobre el asunto, casí parecía ni sentir ni padecer sobre aquello hasta que una lagrima escapó de uno de mis ojos.

Aunque aquella pequeña gota hubiera escapado para recorres proprimera vez tras siglos mis mejillas no dejé de explicarle.-No sabía si iba a morir, puede que sí o puede que no. Pero ni si quiera yo quería seguir luchando por vivir, simplemente sentí que lo había perdido todo. No sé si fue el destino, o un fortuito accidente, pero en contré a quien me sacaría de aquell pozo sin fonddo. Una dulce voz sonó en mi cabeza, parecía un sueño, ella me ofreció ser su compañera, alguien que había perdido su cuerpo solo pedía que compartiera el mio a cambio de darle todo lo que deseara.-como un pequeño indició de que la demonio estaba presente la lagrima que había escapado se evaporó-Un pequeño precio a pagar por una vida longeva llena de deseos y caprichos.-ahora hice una leve pausa, había algo más que debía mostrarle, hice que parte de mi brazo se cubriera de aquellas escamas azabache arrancando una de estas sin casi inmutarme, algo un poco dolorodo pero necesario para enseñarle donde estaba esas escamas que buscaba. Partí en dos la escama que me había arrancado mostrando como bajo una capa oscura el color de la escama era el brillante dorado de antaño.-Yo no soy la misma, he vivido siglos con un demonio al que complazco, una fuerza implacable que me ha llevado a ser una estrella y...bueno algo más en mis tiempos libres-sentencié omitiendo ese "algo más" pues aquello ya había podido verlo al haber intentado cazarlo directamente.


Emme

Hablo-Narro-Pienso
Akali Hōjō
Akali Hōjō
Bi


Femenino
Mensajes : 480

Localización : ¿Que te importa?

Empleo /Ocio : Jefa de Zomalpets/Cantante

Humor : Te importa menos aun que donde esté

Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 DjMaeVN
https://sunflower.foroactivo.mx/t1184-akali-hojoid
https://sunflower.foroactivo.mx/t1334-relaciones-akali-hojo
https://sunflower.foroactivo.mx/t1276-cronologia-akali-hojo#7224

Volver arriba Ir abajo

Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 Empty Re: Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18

Mensaje por Jun'ichi Hōjō el Vie Ene 17, 2020 9:50 am

Una vez frente a ella, y tras soltar la cuestión que más le molestaba, solo aceptó el té que le ofreció y bebió un pequeño sorbo como reconocimiento, acordándose de inmediato de los tiempos pasados en los que tomaba té junto con ella siendo apenas un niño, un adolescente y un joven adulto. Era buenos tiempos, desde luego, pero el curso de la historia siguió con su flujo y todos sabemos lo sucedido. Decidió dejarla hablar y explicarse sin intervenir en lo más mínimo. Debía analizar toda la información y, para ello, qué mejor que atender sin decir una sola palabra.

El sentimiento de culpabilidad poco tardó en instalarse en su cuerpo, pero era joven en esa época, y viendo al humano -su primer jinete- como una vía para conocer el mundo, se fue sin pensar en el daño que podía causar su ida. Culpó a su juventud y a su propio egoísmo; eso no era lo que le habían enseñado, y sin embargo, las cosas terminaron de ese modo. —Lamento haberme ido —fue lo primero que dijo, pues era evidente que la culpabilidad le carcomía tras escuchar la femenina voz. En cambio él solo miraba su reflejo en el líquido del vaso, cabizbajo—. No creí que todo hubiese sido por mi culpa; no lo pensé hasta ahora. Si me hubiese quedado a tu lado en lugar de marcharme... —murmuró incapaz de levantar la vista. Se sentía pequeño y, a pesar de su aspecto físico, bastante frágil. Como si fuese a romperse de un momento a otro.

Cuando obtuvo el valor de alzar la mirada, lo primero que vio fue una lágrima resbalando por la mejilla femenina, y en un parpadeo, se evaporó. No terminó de sorprenderle eso, pues él mismo era capaz de hacerlo; lo sorprendente fue ver cómo se arrancaba una escama negra y en su interior se veía aquel dorado que algún día decoró todo su cuerpo dracónico. Parpadeó un par de veces con la cabeza hecha un completo lío—. Es decir... ¿Que el alma de un demonio habita tu interior? —cuestionó con algo de duda, aunque eso sería una respuesta muy válida al cambio de aspecto que tenía en su forma de dragón. Supuso que lo de ser una estrella se refería a cantante, y lo otro... — ¿Te divierte cazar? —preguntó algo apenado—. ¿O solo es algo que hace ese espíritu de demonio? —y en realidad, la respuesta le daba bastante miedo. ¿Hasta qué punto había cambiado su preciada Akali? ¿Ya no era la misma que le enseñó a ser un buen chico, a luchar por el bien y a ser un educado caballero dispuesto a proteger lo que apreciaba?
Jun'ichi Hōjō
Jun'ichi Hōjō
Bi


Mensajes : 64

Localización : Tal vez en el mercado negro

Humor : Mejor de lo que parece

Dragón Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1830-dragon-mestizo-ficha-de-jun#10861
https://sunflower.foroactivo.mx/t2166-relaciones-de-jun-ichi-hojo#13368
https://sunflower.foroactivo.mx/t1841-cronologia-de-jun-ichi-hojo

Volver arriba Ir abajo

Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 Empty Re: Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18

Mensaje por Akali Hōjō el Lun Ene 20, 2020 6:14 am


Era inevitable que el dragón se sintiera así, era consciente al contarle lo ocurrido de que el sentimiento de culpa podría invadirle ¿Fue su culpa? No, en absoluto-No tienes nada que lamentar, hiciste lo que deseabas hacer, marcharte. Y yo hice lo que deseaba hacer, quedarme. No podemos controlar todo lo que ocurre, fue el desafortunado desenlace de una serie de opciones que me llevarón a la desgracia.- añadí recordando aquel fatidico día donde sentía el verdadero terror, la angustia y una sensación de soledad helada, un frio que el demonio que ahora habitaba conmigo había erradicado.

Asentí a su pregunta confirmando sus sospechas, el resto...era más dificil de explicar.-Esa pregunta no es sencilla...¿Gustarme? No, a mi nunca me gustó, ni tan si quiera me gustaba abusar de los debiles. Pero ahora no soy solo yo, somos nosotras...-suspire ante lo complicado que era entender mi condición actual y tome otro sorbito de té haciendo una pequeña pausa durante la que me tome tiempo para pensar.-Te explicaré como funciona. No es como tener doble personalidad exactamente. Es cierto que ahora soy solo yo, Akali, solo Akali. Digamos que...yo soy el color azul y el demonio es rojo. ¿De que color somos? Violeta, a veces más calido, a veces más frio. En momento particulares como ahora solo azul, en otros momentos solo rojo...-tras explicarlo y darme cuenta por mi misma que no sería capaz de ser la misma que era antaño por y para él me vi incapaz de sonreir consciente de que quizá aquel deseo de no separarme del dragón nunca más quiza no era lo mejor para él.-Así que...respondiendo adecuadamente a tu pregunta...a nosotras si nos gusta cazar. Llevamos un negocio de compra y venta de pets, hay demanda, alguien tiene que h acerse cargo, somos de las que piensan que la mejor forma de hacerse respetar es mediante el miedo...sin embargo las pets cazadas son vendidas de una sola pieza, sin muertos, sin mutilaciones. ¿Qué pienso sobre ello? Es mejor que sean vendidos a alguien que los mantenga a ralla a que causen el terror y terminen muertos o encerrados de por vida-explique dejando claro cual era el segundo trabajo. No, no intentaba justificarlo pero si que hacerle entender mis motivaciones para hacerlo, esas eran las mias...las de Nina, mi lado rojo eran otras totalmente diferentes.


Emme

Hablo-Narro-Pienso
Akali Hōjō
Akali Hōjō
Bi


Femenino
Mensajes : 480

Localización : ¿Que te importa?

Empleo /Ocio : Jefa de Zomalpets/Cantante

Humor : Te importa menos aun que donde esté

Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 DjMaeVN
https://sunflower.foroactivo.mx/t1184-akali-hojoid
https://sunflower.foroactivo.mx/t1334-relaciones-akali-hojo
https://sunflower.foroactivo.mx/t1276-cronologia-akali-hojo#7224

Volver arriba Ir abajo

Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 Empty Re: Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18

Mensaje por Jun'ichi Hōjō el Sáb Ene 25, 2020 11:31 am

A pesar de sus palabras, el dragón seguía y seguiría lamentándose; tal vez no por el resto de su vida, pero seguramente hasta que aceptase la nueva condición de la contraria. No sabía cuánto tiempo llevaría aquello, pues era bastante chocante reencontrarse después de los siglos y descubrir que todo había cambiado. O mejor dicho, solo había cambiado ese demonio de su interior, pues la Akali que recordaba era muy semejante -por no decir idéntica- a la que estaba frente a sus ojos. Podría ser que ese alma demoníaca ahora se mantuviese tranquila, algo que agradecía, pero ya tendría un futuro para acostumbrarse a ella también.

Es como... Si tuvieses dos personas diferentes en un mismo cuerpo, ¿no? —aún era todo un poco confuso para él, pero si no preguntaba, nunca comprendería  la situación—. Tenéis similitudes y diferencias, supongo —murmuró—. Nunca me ha gustado matar, pero si era necesario o me lo ordenabas lo hacía; ¿es así contigo y esa demonio? —no sabía ni cómo debía llamar a ese espíritu. ¿Era solo un espíritu? ¿Era un alma sin cuerpo? ¿Una personalidad? … —. Si ahora solo eres azul, eres la Akali que me rescató y cuidó —casi pareció sonreír al vagar por sus recuerdos—. ¿Eras la Akali roja cuando me has intentado cazar? —preguntó queriendo salir de dudas, suponiendo que aunque no sería correcto decir "Akali roja", ella lo entendería y por el momento era la mejor manera de explicarse—. ¿O eras violeta? —preguntar eso, sin embargo, le hizo bajar un poco la mirada hacia el té, apenado pensando que la mujer a la que tanto quería en realidad quiso hacerle algo malo.

Tomó un largo pero tranquilo sorbo de la bebida, escuchando lo siguiente con atención de nuevo intentando ordenar toda la información que llegaba hasta su cerebro. ¿Hacerse respetar mediante el miedo? ¿Dónde quedaba eso de ayudar a los demás y obtener honor en base a las buenas obras? Eso le chocó un poco, y si bien en el pasado tuvieron que imponerse sobre el resto utilizando cualquier medio, no era lo normal. Recordaba esas lecciones recibidas en las que se le enseñó a ser todo un caballero y no solo un guerrero. —¿Y cómo decides quién es pet y quién no? ¿Por qué yo iba a ser vendido en ese mercado negro? No soy un peligro para nadie —frunció algo el ceño, perplejo y atónito. ¿Acaso los dragones serían enjaulados solo por su raza? Eso fue lo primero que pensó, pero entonces, ¿por qué ella, en cambio, estaba en la cúspide de aquel negocio siendo también una dragona? No, no lo entendía.
Jun'ichi Hōjō
Jun'ichi Hōjō
Bi


Mensajes : 64

Localización : Tal vez en el mercado negro

Humor : Mejor de lo que parece

Dragón Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1830-dragon-mestizo-ficha-de-jun#10861
https://sunflower.foroactivo.mx/t2166-relaciones-de-jun-ichi-hojo#13368
https://sunflower.foroactivo.mx/t1841-cronologia-de-jun-ichi-hojo

Volver arriba Ir abajo

Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 Empty Re: Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18

Mensaje por Akali Hōjō el Lun Ene 27, 2020 10:06 am


Había conseguido explicarle al menos la parte más complicada, por suerte no solo lo había entendido si no que parecía haberselo tomado bastante bien, aunque eso no confirmaba que se quedaría. ¿Quedarse? ¿Realmente era eso lo que queria? Por muchas vueltas que le diera a ello era confuso, yo...yo pensaba que si se quedaba conmigo a la larga sería peor para el, yo ya no era la mujer que el conocía pero poco a poco aquellos sentimientos de Nina me invadian, era como si a cada segundo que pasaba desease más que se quedará conmigo, que fuera mio y de nadie más, a la vez que, tal y como había dicho le daba todo lo que necesitase, como un confidente, una pequeña chispa a la que querer, algo de humanidad oculta tras toda aquella tormenta violeta que era ahora.

Asentí a su pregunta, si era como dos personas en un mismo cuerpo, con el extra de que no solo eramos dos personalidades, eramos dos almas diferentes.-Algo similar, si..digamos que si yo deseo cuidar de ti, ella tambien lo desea. Y si ella desea matar a alguien yo...bueno, yo tambien lo deseo. Afortunadamente tengo más control sobre mis emociones que ella pero...-suspire profundamente antes de confirmar mis verdaderas intenciones sobre el ataque a la tienda.-Eramos las dos, violeta. Yo tambien...tambien queria cazar, al menos a lo que era un dragón. Cuando te reconocí cambie de opinión. Te quería, ni si quiera pensaba que estuvieras vivo...puedes elegir si quedarte conmigo o no hacerlo, pero hagas lo que hagas te voy a proteger-sentencie dejando claro al menos que si se iba lejos me encargaría al menos de que alguien velara por su seguridad.

Su siguiente pregunta si era algo más complicada ¿Cómo iba a responder eso? Bueno, al menos intentaría aclararselo.--Depende de la raza, hay razas. Y en ocasiones como por ejemplo el caso de los angeles. Depende de su situación, si es posible capturarlso y hacerlos pets...lo hacemos, si no es posible o no encontramos el momento, simplemente son libres.-no había una explicación clara para aquello, pero aquella forma era una manera mejor de explicarlo que dejarlo todo como una especie de elección al azahar.


Emme

Hablo-Narro-Pienso
Akali Hōjō
Akali Hōjō
Bi


Femenino
Mensajes : 480

Localización : ¿Que te importa?

Empleo /Ocio : Jefa de Zomalpets/Cantante

Humor : Te importa menos aun que donde esté

Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 DjMaeVN
https://sunflower.foroactivo.mx/t1184-akali-hojoid
https://sunflower.foroactivo.mx/t1334-relaciones-akali-hojo
https://sunflower.foroactivo.mx/t1276-cronologia-akali-hojo#7224

Volver arriba Ir abajo

Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 Empty Re: Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18

Mensaje por Jun'ichi Hōjō el Vie Ene 31, 2020 12:35 pm

¿Y si nunca se hubiese ido con ese jinete? ¿Y si se hubiese mantenido junto a ella en todo momento? Tal vez podrían haber evitado la masacre del clan, tal vez podrían haber vivido como hasta ese momento hicieron, tal vez incluso su relación hubiese llegado a ser más estrecha de lo que ya era... Tal vez... ¿Echaba de menos todo aquello? Tomó un sorbo del té en un intento inútil de aclarar esos pensamientos que rondaban su cabeza. No importaba las respuestas que encontrase; el pasado, pasado era y no había modo de cambiarlo. Por ello solo soltó un muy ligero suspiro contra el vaso, como si soplase el verde líquido, centrándose en el presente e intentando averiguar más sobre el futuro que le depararía junto a la nueva Akali.

Iba a responder algo acerca de esos sentimientos conjuntos que describía, pero sus palabras quedaron mudas y atascadas en la garganta. Su cuerpo al completo se paralizó, sus filosos ojos se quedaron fijos en el vaso ahora situado nuevamente en la mesa, cada músculo de su cuerpo se tensó e, incluso, los cortos cabellos de su nuca se erizaron. Tampoco era una exageración decir que su temperatura corporal descendió drásticamente, aunque no lo suficiente para que se notase en el ambiente o congelase algo; no por ahora. ¿Había querido cazarlo? Su silencio permaneció por algunos asfixiantes silencios, al igual que su postura y tensión. Sus pupilas, apenas un diminuto punto en el iris, eran una clara señal de amenaza para cualquiera que apreciase su vida lo suficiente. Sí, estaba tan dolido como cabreado. ¿Qué había hecho ese demonio con la dragona?

Cuando fue consciente de su propio estado, como si algo en su cabeza cambiase, reaccionó saliendo de esa tensión que había adoptado, aunque su cuerpo aún estaba frío. —Entiendo —fue lo único que logró decir, y aún así, no estaba seguro de realmente comprender el por qué de que la dragona hubiese cambiado hasta el punto de querer cazar; por diversión o no, eso ahora no importaba—. Creí que perdiste la vida con el resto del clan, y cuando supe que estaba equivocado, solo pensaba en una cosa: volver contigo —sus pupilas poco a poco fueron aumentando su tamaño a uno menos agresivo, más natural y más él sobre todo—. Ahora que te he encontrado no pienses que voy a dejarte sola de nuevo —sentenció—, y si eso implica conocerte nuevamente, lo haré; si me ordenas cazar, lo haré; si me ordenas matar, lo haré; pero no me iré de tu lado.

El tema de las razas se volvió tan secundario que, si bien escuchó la explicación, solo no pudo darle la más mínima importancia. Aún se sentía dolido por haber escuchado aquellas palabras, y a pesar de todo, era tan estúpido como para seguirla al fin del mundo porque creía que su Akali aún existía tras esas negras escamas que ahora predominaban.
Jun'ichi Hōjō
Jun'ichi Hōjō
Bi


Mensajes : 64

Localización : Tal vez en el mercado negro

Humor : Mejor de lo que parece

Dragón Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1830-dragon-mestizo-ficha-de-jun#10861
https://sunflower.foroactivo.mx/t2166-relaciones-de-jun-ichi-hojo#13368
https://sunflower.foroactivo.mx/t1841-cronologia-de-jun-ichi-hojo

Volver arriba Ir abajo

Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 Empty Re: Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18

Mensaje por Akali Hōjō el Jue Feb 20, 2020 10:40 am


¿Qué habría pasado si Jun no se hubiera ido? ¿Las cosas habrían sido diferentes? No tenía mucho sentido pensarlo, era algo que ya había pasado, no se podía cambiar, sin embargo...¿Y si...? Puede que Nina jamás hubiera formado parte de mi, puede que hubiera seguido siendo una dragona dorada y...si mi vida sería muy diferente, pero como había dicho, pensar en ello no traeria nada bueno, las cosas había terminado de aquella manera porque así debian ser.

Quizá no era necesaria aquella sinceridad, pero no, ni Nina ni yo eramos muy aficionadas a la mentira, puede que ella al engaño si, pero mentir a mi Jun, jamás, había vuelto, había venido conmigo, no pensaba mentirle...aunque deseara hacerlo con tal de asegurarme de que se quedara junto a mi para siempre, quería ser transparente. Ver su rostro al escuchar mis intenciones me hizo sentir algo extraño...creo que miedo, no recordaba cuando fue la ultima vez que había sentido algo parecido. “No temas, si intenta escapar de nosotras yo lo atrapo y lo encierro para ti”. Una voz resonó en lo más profundo de mi alma, no, no era la mia, era la de Nina, dispuesta a cualquier cosa para cunplir nuestros deseos, sin escrupulos en hacer daño a Jun si eso significaba mantenerlo junto a nosotros. Evidentemente no tenía pensado permitirle algo como eso, sin embargo...tenía la sensación de que solo estaba disfrutando de esa emoción tan escasa en nuestra vida, “el miedo.

Al volver a escuchar sus palabras casi sentí como si me fuera a explotar el corazón, durante unos segundos sentía una presión abrumadora, como si mi corazón realmente estuviera a punto de ser aplastado por un peso enorme, hasta escuchar como aseguraba que no me volvería a dejar sola de nuevo. ¿No me odiaba? ¿Estaba dispuesto a aceptar a Nina? Era como si todo aquello fuese un sueño, jamás me habría imaginado que existiera alguien capaz de aceptar a Nina, puede que no fuera consciente de lo que era realmente, pero en sus palabras y en como aceptaba lo que podría llegar a pedirle parecía que si sabía donde se estaba metiendo. Intente mantener la compostura, mantener tranquila, pero fui incapaz de resistirme y me lance encima suta abrazandole de nuevo entre lagrimas, no había estado sola.--No...no estaba sola...estaba con Nina pero...ahora...-hice un esfuerzo en decir algo más pero era imposible, tan solo intente esconder la cabeza al menos hasta que dejaran de brotar las lagrimas, las primera en siglos y probablemente las ultimas que escaparian de mis ojos.



Spoiler:
Creo que me pase pero me pudo el drama


Emme

Hablo-Narro-Pienso
Akali Hōjō
Akali Hōjō
Bi


Femenino
Mensajes : 480

Localización : ¿Que te importa?

Empleo /Ocio : Jefa de Zomalpets/Cantante

Humor : Te importa menos aun que donde esté

Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 DjMaeVN
https://sunflower.foroactivo.mx/t1184-akali-hojoid
https://sunflower.foroactivo.mx/t1334-relaciones-akali-hojo
https://sunflower.foroactivo.mx/t1276-cronologia-akali-hojo#7224

Volver arriba Ir abajo

Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 Empty Re: Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18

Mensaje por Jun'ichi Hōjō el Vie Feb 21, 2020 10:00 am

¿Sentía miedo? No en realidad, pero nervioso de algún modo sí que estaba y sería mentira negarlo. Quería mostrarse como alguien impenetrable, fingir que nada podría derrumbarlo; pero la verdad era diferente. No sabía muy bien cómo sería su vida a partir de ahora. ¿Y si la demonio conseguía el control del cuerpo y por algún motivo decidía hacerle algo malo? … ¿Sería siquiera capaz de defenderse sabiendo que era el cuerpo de su preciada dragona, por mucho que el control lo tuviese la otra alma? Sin embargo, y muy a pesar de esos temores, dijo que se quedaría junto a ella, la seguiría y protegería, acataría todas sus órdenes... No importaba lo que eso implicase, ¿verdad? Nina parecía ser bastante importante en la vida de Akali, así que solo lo respetaría y aprendería a convivir con ello.

Cuando la fémina se lanzó sobre él, tan ensimismado en la nada misma estaba, que no fue ni consciente del acto y cuando reaccionó, se vio con el cuerpo rodeado por los brazos de la contraria. Por acto reflejo, al percatarse de que estaba llorando, solo la estrechó contra sí mismo acariciando su largo cabello. En silencio, solo dejó que se desahogase. No quería verla en ese estado, es más, estaba odiando esa situación por ver a su todo derramar lágrimas. Respiró profundamente dejando un suave beso sobre su cabeza, aspirando su fragancia y recuperando su filosa mirada; pero esta vez era diferente. No se debía a la ira, más bien era algo que no sabía describir con exactitud.

La cercanía con ella, que apenas tuviesen ropa, que ya no fuese un niño y, sobre todo, la belleza ajena influyeron mucho en que esos ojos se mostrasen con ese atisbo de lujuria. Tomó su rostro con delicadeza, dejando una mano sobre cada una de sus mejillas y mirándola con detenimiento como si la analizase, o mejor dicho, como si buscase algo. Cuando quiso darse cuenta, juntó sus labios con los femeninos en un beso que comenzó siendo inocente en cierta medida, y dispuesto a intensificar aquel acto lleno de ganas y deseos por sentirla, se separó un poco bajando la mirada. —Lo lamento, yo... —no sabía cómo disculparse por aquello. Él quería, pero ni siquiera había tenido en cuenta a la contraria, y ya no era como antes; sentía que debía tener el permiso de dos personas completamente diferentes para, simplemente, ser él mismo.
Jun'ichi Hōjō
Jun'ichi Hōjō
Bi


Mensajes : 64

Localización : Tal vez en el mercado negro

Humor : Mejor de lo que parece

Dragón Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1830-dragon-mestizo-ficha-de-jun#10861
https://sunflower.foroactivo.mx/t2166-relaciones-de-jun-ichi-hojo#13368
https://sunflower.foroactivo.mx/t1841-cronologia-de-jun-ichi-hojo

Volver arriba Ir abajo

Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 Empty Re: Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18

Mensaje por Akali Hōjō el Sáb Feb 22, 2020 11:12 am


Al final había cedido a mis sentimientos, Jun había conseguido que me sintiera casi como una humana de nuevo, con aquello sentimientos a flor de piel, todos aquellos sentimientos que creia haber olvidado regresaron los la presencia del dragon, miedo, cariño, nostalgia. Si tuviera que explicar como me sentía no tendría palabras muy concretas, solo similitudes ambiguas como comparar aquellas emociones con un fuerte y suave al mismo tiempo huracan de emociones.

Así había terminado por lanzarme a sus brazos, sentir que aquello no era un sueño, tal y como aquel abrazo en la playa Jun era real, estaba alli conmigo, no era una ilusión no era un sueño. Sentí sus manos sobre mis mejillas, las uqe me llevaron a volver a mirarle, tan solo ver sus ojos era como una especie de viaje al pasado, siendo invadida por aquella nostalgia, ese sentimiento de que los tiempos pasados siempre fueron mejores. Y tan solo un parpadeo y sus labios estaban junto a los suyos, en una especie de ataque de inocencia podría haber pensado que fue un "accidente", pero sus palabras confirmaron que era absurda posibilidad no era más que una imaginación mia ligada a la inocencia con la que había visto a Jun durante toda mi vida, pero Jun no era ningun niño y menos ahora.

Seque mis lagrimas volviendo a recuperar cierta calma, como si aquel beso me hubiera curado cierto pesar, pero podría definirse como que más que quitarme pesar me había ayudado a asimilar que nada sería como antes pero si que podría ser mejor, no volver a equivocarme, no volver a dejarle solo, acompañarle hasta el fin del mundo si hacía falta. Ahora con los papeles invertidos fui yo la que con delicadeza haciendo uso de mi mano derecha acaricie su mejilla hasta elevar con mi dedo indice su mentón para contemplar sus ojos nuevamente.-Los dragones no bajamos la mirada ¿Recuerdas? Ni...ni lamentan lo que hacen-yo misma había escondido mi sotros y ahora el bajado la mirada, donde muchas veces yo había sido una figura autoritaría, donde Nina siempre se había impuesto como ser superior ante el resto, ahora...ahora ambas veiamos a un igual.-Junchi...-musite antes de volver a juntar nuestros labios, en un timido beso que buscaba ser más la continuación del anterior, una sutil beso que confirmaba que no solo me agradó recibir el primero si no que estaba dispuesta a recibir más. Tras separar nuestros labios de nuevo mi mirada descendió recorriendo su cuello casi como si contemplase algo delicioso hasta llegar al ultimo centimetro de la piel que dejaba el yukata a la vista, antes le había visto sin nada con naturalidad pero ahora tan solo en deseo de ver más alla de esa tela provoco un evidente sonrojo en mis mejillas.



Emme

Hablo-Narro-Pienso
Akali Hōjō
Akali Hōjō
Bi


Femenino
Mensajes : 480

Localización : ¿Que te importa?

Empleo /Ocio : Jefa de Zomalpets/Cantante

Humor : Te importa menos aun que donde esté

Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 DjMaeVN
https://sunflower.foroactivo.mx/t1184-akali-hojoid
https://sunflower.foroactivo.mx/t1334-relaciones-akali-hojo
https://sunflower.foroactivo.mx/t1276-cronologia-akali-hojo#7224

Volver arriba Ir abajo

Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 Empty Re: Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18

Mensaje por Jun'ichi Hōjō el Dom Feb 23, 2020 10:43 am

¿Por qué la había besado realmente? Si recordaba su niñez, juventud y adultez, Akali siempre estuvo ahí para él; como una madre en primera instancia cuando él apenas era un niño de cinco años, posteriormente como una hermana mayor y una mentora que lo educaba mostrándole cómo debía ser un dragón, y para finalizar... Para finalizar... ¿En qué momento realmente dejó de verla como todo eso? Mentiría si dijese que no fue también su primer amor, pero tal vez por el amor fraternal, nunca llegó a pasar nada entre ambos. Sin embargo ya no era un niño, y menos aún después de haber visto mundo y experimentado en sus propias carnes mil y una cosa diferentes.

Alzó la vista al escuchar a la contraria hablar. Ella tenía razón. Le había enseñado a no arrepentirse de sus actos y mantener siempre la cabeza en alto, pero aún así, ¿estaba bien lo que quería hacer? No esperó recibir un beso por parte de la contraria, y esa, fue la chispa que hizo al dragón prenderse y dejarse de dudas innecesarias. ¡Ya eran adultos! La fémina no lo había rechazado, es más, parecía querer seguir tanto como él mismo, así pues, ¿por qué no hacerlo?

Fuera dudas e inseguridades. Aprovechando que el joven se encontraba sentado bajo ella por el abrazo previamente dado, y que los brazos masculinos aún rodeaban el cuerpo femenino- solo se dejó caer con suavidad sin soltarla, reposando su espalda contra el suelo mientras que la miraba con una dulzura que había olvidado que existía en su interior. Acarició el cuerpo ajeno con lentitud de manera ascendente, desde su cintura hasta sus hombros. Quería verla de nuevo desnuda, pero no como en la playa, en esos momentos ni siquiera se inmutó de la desnudez de ambos; ahora en cambio quería observar con detenimiento hasta el más mínimo detalle de ella. Por ese motivo, tomó con delicadeza la única prenda que la estaba cubriendo, y desde el cuello, la fue arrastrando sobre la piel sin prisa dejando ver en primer lugar sus hombros y clavículas, seguidamente mitad de su brazo y parte de su pecho. Un bajo gruñido se escapó de él, resonando por su pecho con cierta timidez. —Mi Aakali —murmuró, y aunque no fuese consciente de ello, con un tono bastante más posesivo de lo que quería admitir.

No tenía prisa alguna en realidad, dejando la yukata de suave tela a medio camino de ser quitada y dejando solo al descubierto sus hombros. Las yemas de sus dedos recorrieron la piel visible mientras que sus ojos seguían el mismo camino con lentitud, ensimismado y sin terminarse de creer que realmente estaba allí con ella. Sus manos terminaron por quedar en el rostro ajeno, acercándola para poder besarla nuevamente y sentir que en serio aquello no era un sueño.
Jun'ichi Hōjō
Jun'ichi Hōjō
Bi


Mensajes : 64

Localización : Tal vez en el mercado negro

Humor : Mejor de lo que parece

Dragón Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1830-dragon-mestizo-ficha-de-jun#10861
https://sunflower.foroactivo.mx/t2166-relaciones-de-jun-ichi-hojo#13368
https://sunflower.foroactivo.mx/t1841-cronologia-de-jun-ichi-hojo

Volver arriba Ir abajo

Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 Empty Re: Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18

Mensaje por Akali Hōjō el Miér Feb 26, 2020 2:05 pm


¿Y ahora qué? ambos habíamos cruzado la linea, Jun me había besado y yo había hecho lo mismo, dicen que una vez has cruzado la linea no hay marcha atras, pero para que engañarse en ese momento ni si queira se me paso por la cabeza la idea de retroceder, apartarme o olvidarme de aquellos besos, ni si quiera tuve duda alguna ante la idea que tenía en la cabeza, no tuve miedo ni rechazo hacia aquel deseo que me invadía, al deseo de mostarme frente a Jun como una mujer y no como una protectora o una maestra. Era la primera vez que sin dejarme llevar por un capricho de Nina tenía ese tipo de sentimiento, es más, Nina parecia estar latente desde aquel momento en la playa en la que me dejo la parte consciente a mi.

Tenía claro que yo no quería olvidar sus labios, no queria dejar de lado ese deseo pero...¿Y el? ¿Qué querría Jun'ichi? ¿Cómo me veía ahora? Puede que aquellas dudas sobre sus inteciones y sentimientos al respecto pudieran causarme cierta incertisumbre, pero todas aquellas preguntas tendrían su respuesta en actos y no palabras. Sus manos, sus caricias de nuevo haciendome olvidar todo el sufrimiento y la soledad que había sentido, observandome, clavando su mirada en mi misma mientras retiraba aquella prenda, era imposible contenerse, esa imposible no mostrar cierto rubor. Si, en la playa me vio desnuda, pero no me miraba de esa manera, ahora...todo parecía tener un punto de vista diferente, como si nuestro propio universo hubiera cambiado de un momento a otro.

Por un segundo mis labios se separaraon haciendo ademan de decir algo, pero no hacía falta usar más palabras, todas las dudas que me habían surgido ya estaban claras aunque manteniendo un ligero tono rosa en mis mejillas no tenía ningún pudor ninguno en que parte de mi cuerpo estuviera expuesto a sus ojos. Había mantenido mis ojos violaceos clavados en los suyos hasta que el roce de las yemas de sus dedos me hicieron juntar mis pestañas y exalar un suspiro, como si aquel roce llegara a algo más que tocar mi piel, pues un sutil escalofrio me estremeció provocando aque aquel pequeño deseo que había comenzado con su beso se hiciera más intenso, esta intensida se vio reflejada en tercer beso que ahora iniciaba. Mientras nuestros labios permanecian unidos lleve una de mis manos al torzo ajeno en busca de retirar parte de la tela que lo cubría, y solo tras ello anular la distancia que pudiera quedar entre nosotros buscando sentir directamente el roce de la piel ajena. ¿La piel de Jun siempre había sido tan agradable?

Hubiera deseado que aquel beso durará para siempre, pero recuperar el aliento era necesario, solo tras volver a retomar distancia y volver a mirarle a los ojos tuve claro que aquello no era suficiente, deseaba más, que me mirará más, que me quisiera más, que me deseara tanto que quisiera abrirse paso a mordiscos por mi propia piel. Retomé algo de distancia para quitar por completo el yukata que aun ocultaba la mitad de mi cuerpo pero aun así apegandome a su cuerpo casi al instante sin darle aun el lujo de poder contemplarlo al completo.



Emme

Hablo-Narro-Pienso
Akali Hōjō
Akali Hōjō
Bi


Femenino
Mensajes : 480

Localización : ¿Que te importa?

Empleo /Ocio : Jefa de Zomalpets/Cantante

Humor : Te importa menos aun que donde esté

Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 DjMaeVN
https://sunflower.foroactivo.mx/t1184-akali-hojoid
https://sunflower.foroactivo.mx/t1334-relaciones-akali-hojo
https://sunflower.foroactivo.mx/t1276-cronologia-akali-hojo#7224

Volver arriba Ir abajo

Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 Empty Re: Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18

Mensaje por Jun'ichi Hōjō el Vie Feb 28, 2020 1:42 pm

Cierto era que en primera instancia no tenía prisa alguna por desnudar a la mujer, por ver todo su cuerpo sin prenda alguna que se interpusiese en su camino, por recorrer cada milímetro de ella con sus manos; pero debía reconocer que tampoco era alguien de piedra. Un beso, un simple beso, tuvo efecto suficiente en él para que una llama en su interior se prendiese, una llama que se estaba intensificando muy poco a poco y que le hacía recordar que, por mucho que lo quisiese negar, seguía siendo un hombre y ella era todo lo que quería en ese momento. No necesitaba nada más que a ella y su atención.

Y aunque su intención no era acelerar las cosas, que ella misma fuese la que se quitase la tela fue un claro indicio de que ambos lo deseaban. ¿En qué momento llegaron a esto? No podría decirlo con exactitud, sin embargo, tenía claro que no dejaría escapar la oportunidad y llegaría al final si es lo que la contraria deseaba. Sentir el roce sobre su torso hizo que su fuego se hiciese más notorio. Su propia piel comenzaba a arder sin ser siquiera muy consciente de ello; hacía tanto tiempo que uno de sus elemento no se descontrolaba que dudaba poder mantener el equilibrio entre ambos opuestos, eso sí, se aseguraría de no quemar nada por mucho que ascendiese ese calor.

Cuando ambos se separaron, y el dragón pudo ver como la prenda ajena se desprendía, no pudo evitar que un bajo gruñido resonase bajo su pecho por el modo en el que ella le había privado del deleite con aquellas hermosas vistas. No obstante, su mano derecha recorrió el costado femenino hasta su cintura, ejerciendo un mínimo de presión dando a entender que el coloso que habitaba en su interior no era una criatura del todo gentil. Terminó por dejar aquella mano sobre su zona lumbar, mientras que la opuesta, estaba más centrada en el rostro angelical -irónico, ¿verdad?-; acarició su mejilla antes de volver a besarla, consciente de que aquello no era suficiente para satisfacerlo. No había vuelta atrás, ahora quería más de ella.

De a poco fue creando un camino descendente desde sus labios, pasando por su mejilla, su mentón, su cuello... Dejó varios besos en aquella zona de piel, abriendo la boca posando con suavidad sus dientes para morderla. Lo necesitaba, necesitaba hacerlo y acallar ese suspiro placentero que amenazaba con salir tan rápido de él; mordió su cuello al final, con algo de fuerza sabiendo que una dragona soportaría aquello y mucho más. Tampoco es como si buscase excederse, o no por el momento, pero algo que desconocía se revolvía en su interior con fuerza, ganas y cierta desesperación. ¿Era solo la excitación del momento? No recordaba haberlo sentido antes, ni con esas personas con las que tuvo algún tipo de diversión de una sola noche. Nada de eso. Aquello era muy diferente a esas contadas veces.


OFF: ¿Vamos poniendo un +18 en el título? uwu
Jun'ichi Hōjō
Jun'ichi Hōjō
Bi


Mensajes : 64

Localización : Tal vez en el mercado negro

Humor : Mejor de lo que parece

Dragón Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1830-dragon-mestizo-ficha-de-jun#10861
https://sunflower.foroactivo.mx/t2166-relaciones-de-jun-ichi-hojo#13368
https://sunflower.foroactivo.mx/t1841-cronologia-de-jun-ichi-hojo

Volver arriba Ir abajo

Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 Empty Re: Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18

Mensaje por Akali Hōjō el Miér Mar 04, 2020 7:32 am


Llevaba siglos haciendo caso a mis deseos, los mios, los de Nina, los de las dos, devorando todo lo que se nos antojase sin ni si quiera pararnos a pensar o sentir lo más mínimo pues ¿Qué ibamos a sentir más allá del deseo carnal? ¿Y ahora era diferente? Si, si que lo era, no solo Nina no estaba presente, estabamos solo él y yo pero eso no era lo único que hacía este momento diferente a las veces que había estado desnuda junto a otra persona, estavez estaba con alguien a quien podría decir que quería, si es que aun me era posible tener ese sentimiento, y no el “querer” como objeto, el querer posesivo, si no como algo más...aunque para que mentirse, ahora que el dragón había vuelto a mi, si alguien intentaba arrebatarmelo no actuaría con mucha más templanza que una bestia enfurecida.  

¿Cuanto había tardado en quitarme aquella única prenda? Bueno, se podría decir que me lo había tomado con muchisima calma, en otra circunstancia...con Nina presente había quemado las prendas de ambos haciendo que se esfumaran al instante sin pudor ni cuidado. Pero con él no, no iba a descontrolarme de aquella manera, le deseaba como a nadie y por ello tambien quería asegurarme de que disfrutara y de no hacerle daño.

Una chispa, una llama y ahora que sentía como su mano recorría mi pel sentía como si mi cuerpo comenzara a arder, (por suerte solo una sensación, pues no sería la primera vez que mi cuerpo ardía en llamas de forma literal). Aquella caricia no era suficiente, un beso no era suficiente, a cada estimulo sentía que no solo no tenía suficiente para calmar aquel deseo, so no que necesitaba más, quería más, deseaba fundirme con el dragón. ¿El que querria? No solo mostraba desearme de la misma manera que yo él, además, me trataba con una ternura que juraría no haber sentido antes jamás, así había terminado totalmente hipnotizada por su mirada, sus ojos era una belleza, una maravilla, un caso extraordinario, pero no, no era el color de sus ojos lo que me hacía sentirme atrapada en ellos, era algo más profundo, algo que entraba en el mundo de lo abstracto, su mirada, no tenía memoría de haberme sentido atrapada por una mirada como la que me acababa de cautivar. Normalmente odiaba, detestaba, me irritaban las miradas y los deseos posesivos que cualquiera mostrase hacia mi, sin embargo ante esta...sentía tanto deseo por considerarlo mio como de que el mismo me considerará suya.

Tras aquel beso cerré los ojos dejándome llevar por los besos, no recordaba que el tacto de unos labios sobre mi piel fueran tan placentero, pero había algo que iba mas allá, aquel mordisco sobre mi piel, no sabría decir si aquello que esta vez escapo de mis labios era otro suspiro o llegaba a sonar como un gemido, fuera lo que fuera de las dos cosas solo genero que aquel desesperado deseo creciera aun más y no solo eso pues cuando quise darme cuenta estaba retirando por completo la tela que nos separaba solo para poder no solo sentir mi pecho contra el suyo, tambien el resto del cuerpo incluyendo eso nuetras cinturas, sin nada que se interpusiera.



Emme

Hablo-Narro-Pienso
Akali Hōjō
Akali Hōjō
Bi


Femenino
Mensajes : 480

Localización : ¿Que te importa?

Empleo /Ocio : Jefa de Zomalpets/Cantante

Humor : Te importa menos aun que donde esté

Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 DjMaeVN
https://sunflower.foroactivo.mx/t1184-akali-hojoid
https://sunflower.foroactivo.mx/t1334-relaciones-akali-hojo
https://sunflower.foroactivo.mx/t1276-cronologia-akali-hojo#7224

Volver arriba Ir abajo

Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 Empty Re: Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18

Mensaje por Jun'ichi Hōjō el Miér Mar 11, 2020 9:59 am

Que la ropa sobrase no era una sorpresa para ninguno de los dos; bueno, quien dice ropa dice el yukata que tampoco era la prenda que más abrigaba ni la más compleja de quitar. Sin embargo en esos momentos sí que parecía ser como una inmensa pared de metros y metros de puro hormigón que los estaba separando sin dejarles solo disfrutar del contacto ajeno. Él nunca había sido un fanático del contacto físico, menos aún si era con desconocidos o sin su consentimiento, en cambio con ella eso no importaba lo más mínimo. La quería sentir de mil maneras y eso haría.

Sin necesidad de que la contraria se moviese de su lugar, incorporándose un poco para terminar sentado con ella aún encima, procedió a deshacerse de aquella tela que tanto calor le estaba provocando. No se preocupó mucho en realidad por eso, sin embargo, a pesar de ya no tener nada cubriendo su piel, su temperatura seguía ascendiendo muy poco a poco. No, el calor que sentía no se debía al yukata. Se debía a la dragona frente a sus ojos, sin duda alguna. ¿Hacía cuánto tiempo que sus dos elementos no se descontrolaban de ese modo? Si algo aprendió en el pasado gracias a Akali fue a controlarse a sí mismo, y ahora, parecía no ser muy capaz de ello o no tanto como desearía. Al menos era consciente de que ella no se quemaría si llegaba a excederse.

Pronto su piel comenzó a arder, pero tratándose de un dragón no era motivo de alarma. Sus manos recorrieron la espalda ajena de manera descendente, desde lo alto de sus hombros hasta su baja zona lumbar, ejerciendo una suave presión con sus uñas dejándolas en sus caderas. Como un indefenso cachorro buscando atención de su madre, buscó a la contraria pero no con la misma inocencia de un cachorro. Podría simplemente haberla besado como tanto deseaba hacer, pero no veía motivo para dejarse vencer tan fácilmente por la simple lujuria. Con ella no era solo deseo, quería ser cariñoso y mostrarse como alguna vez lo fue. Por ello empezó besando su abdomen, subiendo de a poco por un camino de besos hasta la comisura de sus labios, sin dejar un ápice de ella sin atención. La besó nuevamente notando como su propio cuerpo reaccionaba por ello. Sus dedos se aferraron sobre sus caderas mientras que mantenía los labios junto a los ajenos, esta vez, atreviéndose a introducir su lengua en busca de la contraria.

Sabes que si no quieres hacerlo solo tienes que decirlo, ¿verdad? —dijo una vez que se separó. Aunque deseaba continuar no haría nada que ella no quisiera, porque podría ser muchas cosas, pero alguien le había dado una excelente educación y obligar a otros a hacer algo solo por el placer propio no era una de esas cosas que aprendió. Y en realidad, llegados a ese punto, dudaba que la dragona se apartase o se negase a continuar, aún así, así era él. Se preocupaba por ella y no iba a dudar en demostrarlo. No había nadie más, solo ellos; estaba dispuesto a todo por esa mujer. Aflojó la presión de sus manos recorriendo sus muslos por la zona exterior. Su mirada, aunque por un segundo titubeó con bajarse, se mantuvo en los ojos contrarios.
Jun'ichi Hōjō
Jun'ichi Hōjō
Bi


Mensajes : 64

Localización : Tal vez en el mercado negro

Humor : Mejor de lo que parece

Dragón Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1830-dragon-mestizo-ficha-de-jun#10861
https://sunflower.foroactivo.mx/t2166-relaciones-de-jun-ichi-hojo#13368
https://sunflower.foroactivo.mx/t1841-cronologia-de-jun-ichi-hojo

Volver arriba Ir abajo

Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 Empty Re: Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18

Mensaje por Akali Hōjō el Mar Mar 31, 2020 3:28 pm


¿Cuando fue la ultima vez? La ultima vez que permití que alguien me tocará sin romperle nada ni herirle tras semejante atrevimiento...si, Zetne. Aquel hermoso juguete con el que había tenido entretenimiento durante unos meses, y por su puesto, ahora a Jun. Nunca había sido una fanática del contacto físico, apretones de manos abrazos...siempre había preferido evitar todo ese tipo de actos, cualquiera de las dos, odiábamos el contacto físico. Sin embargo cuando se trataba del mismo pecado de la carne las normas cambiaban, en esos momentos no había nada que deseara más que el contacto físico. Y puede que este extraño sentimiento por el que solía evitar el contacto terminará siendo algo más exquisita a la hora de elegir con quien, pues no era ningún secreto que demonio del mismo rango que yo tendría sexo con cualquiera muñequita o muñequito con tal de pasar un buen rato. Jugar, torturar destrozar si, pero yacer con ellos...no, sin duda eso no era algo que me gustará hacer pese al placer que pudiera encontrar hace siglos en ello.

Por fin llego aquel anhelado momento en el que ya no había nada que se interpusiera entre nosotros, nada, no quería que hubiera nada. Y justo este era el momento donde si pudiera mi cuerpo ardería como su fuera puro magma, pero claramente no lo hice, ni tan si quiera mi temperatura subía más de lo que se consideraba humano, aunque fuera un demonio con tendencia a descontrolarme, no era por ser incapaz de mantenerme a ralla, era por el simple hecho de poder hacerlo, y aunque sabía que un poco de calor no haría daño a mi dragón, no me arriesgaría a que aquel momento fuera interrumpido por un vecino preocupado al ver las llamas o por los mismísimos bomberos.

Si en algún momento se me paso por la cabeza que aquel sentimiento que ardía como si buscase de alguna manera consumirme avivando aquella llama con tan solo el anhelo por obtener todo lo que estuviera a mi alcance del dragón, ahora, ese afán no dejaba de crecer como un caldero a punto de sobrepasar el limite de su capacidad debido al burbujeante hervir de su contenido. Su mirada inerme, vulnerable no solo avivaban mis antojos de posesión, puede que hubiera pasado siglos separada de él, pero aquí y ahora era mio, y compartirlo, al menos por el momento, sonaba como una herejía innombrable. ¿Y sus labios? ¿Qué decir de sus labios? Aquello que podrían simplemente haberme dado lo que buscaba como un pececillo hambriento, otro beso, y no me lo negó, nuestros labios volvieron a juntarse, pero solo cuando antes había hecho aquel recorrido depositando una seria de besos sobre mi cuerpo. Lo que por fuera eran besos llenos de ternura para mi cuerpo eran como más focos de aquel incendio de arrasaba con mi interior.

Incrédula al sentir no solo sus labios, también su lengua correspondí al beso con algo más que gusto y deseo. Lleve una de mis manos al cabello del dragón pasando mis dedos entre sus cabellos mientras que con acceso al interior de sus labios los degustaba en aquel cálido beso, de nuevo sin separarme hasta que la necesidad de oxigeno lo exigía.
Si había alguna forma de superar la ternura de su mirada era con aquella pregunta ¿Inseguridad? ¿Preocupación? No podía saber con certeza porqué Jun se hacía esa pregunta, lo que si tenía claro es que esa pregunta obtendría más respuesta que simples palabras.-Jun...-musite comenzando por su nombre mientras clavaba mi mirada en sus ojos, buscando transmitir un poco de la calma y templanza de la que yo misma carecía en ese momento.-En el pasado, jamás me habría planteado esto por mi cuenta...-hice una pequeña pausa para darle un pequeño mordisquito en la nariz con cierta ternura, algo de lo que solía carecer al igual que la calma.-En el presente...no hay nada que deseé más que fundirme contigo y...-con la pausa de mis palabras descendí mi mano por su torso lentamente llegando sin pudor ninguno hasta el miembro ajeno, siendo sinceros con mucha más sutileza de lo que cualquiera pudiera esperar de un demonio, comenzando con una caricia sutil antes de acercar mi propia cadera para que ambas intimidades apenas se rozasen solo en un desesperado, y puede que un tanto masoquista, intento de aumentar más si se podía el deseo de ambos. Y justo antes de proseguir mis palabras me acerqué a su propio oído para susurrarle el final de estas mismas-...Y...sin lo que no podré imaginarme un futuro-cuando la ultima letra salio de mi boca mi cadera descendió comenzando con un movimiento suave con el que comenzaba a sentir como se adentraba en mi propio interior, si varios minutos antes ya parecía que no había marcha atrás, ahora detener aquel acto era totalmente imposible.


Emme

Hablo-Narro-Pienso
Akali Hōjō
Akali Hōjō
Bi


Femenino
Mensajes : 480

Localización : ¿Que te importa?

Empleo /Ocio : Jefa de Zomalpets/Cantante

Humor : Te importa menos aun que donde esté

Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 DjMaeVN
https://sunflower.foroactivo.mx/t1184-akali-hojoid
https://sunflower.foroactivo.mx/t1334-relaciones-akali-hojo
https://sunflower.foroactivo.mx/t1276-cronologia-akali-hojo#7224

Volver arriba Ir abajo

Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 Empty Re: Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18

Mensaje por Jun'ichi Hōjō el Jue Abr 02, 2020 7:57 am

Su trabajado pecho, en ocasiones no muy acorde con su rostro que posiblemente podría llegar a verse demasiado jovial, ascendía de manera notoria cuando todo el aire posible llenaba sus pulmones, y se veía más pequeño cuando lo expulsaba en relajadas respiraciones; tan relajadas como era capaz, porque tenerla desnuda sobre él, tan deseosa o incluso más que él mismo, sintiéndola como nunca antes... No era relajación exactamente lo que lograba demostrar, por mucho que se esforzase en que así fuese. Posiblemente con cualquier otra persona no se mostrase como con ella. Cualquier gesto o cualquier sonido que quisiera salir de él simplemente lo dejaría escapar. Porque con ella no importaba nada, no importaba si se veía como un niño tímido -que no era el caso-, como un mero juguete que la dragona pudiese usar a placer o como un simple adolescente consumido por el deseo. Era Akali y nada de eso importaba.

Tras aquel húmedo beso en el que ambas lenguas se encontraron se separó lo suficiente para poder respirar con toda la calma posible, aunque su acelerado corazón y el modo irregular en el que recuperaba el aliento dejaban muy en claro que la calma no predominaba; en la cima de esos mezclados sentimientos y emociones estaba reinando la excitación, y aunque podía llegar a pasarse de la raya, quería controlarse; debía controlarse. La fémina no era cualquiera, y aunque podría aguantar cualquier brusquedad que el dragón hiciese con garras o colmillos, no era lo que quería. Frente a aquel suave mordisco recibido, sin apartar los ojos de ella, solo arrugó un poco la nariz con un acto de apariencia tierna incluso. Escuchó con atención sin saber muy bien qué responder a esas palabras, sobre todo, haciendo un gran esfuerzo por no bajar la mirada. Cuando encontró algo que decir, separó con ligereza sus labios pero en lugar de su voz, lo se se pudo escuchar fue un suave jadeo por el contacto de la mano femenina por su hombría. Eso no se lo esperaba, y aunque por un momento pareció un simple adolescente virgen, pronto recuperó la compostura para dedicarla una ladina sonrisa.

No eran dudas lo que había tenido, más bien fue la preocupación de que la dragona solo se estuviese dejando llevar por un impulso o capricho. No quería que fuese de ese modo; tampoco que se arrepintiese. Pero ya estaba con la cabeza más que despejada, sin más titubeos. Ahora solo tocaba pasar a la acción y, como bien dijo ella, fundirse en uno solo. Y aunque no fuese literal eso de fundirse, vaya que el de cabello bicolor estaba ardiendo. Hacía tantísimo tiempo que sus elementos no se descontrolaban que pensó por un momento que volvía a tener apenas diez años. Aún can ambas manos rondando por los femeninos muslos, con aquel roce tan agradable, agarró con bastante firmeza aquellos glúteos que tan perfectamente encajaban con sus manos, y todo al escuchar esa última frase resonar por su oído, en un bajo tono que le hizo gruñir complacido.

Quedarse quieto como un cordero ya no era más una opción, aunque tampoco sería él quien fuese a exigir un ritmo concreto en todo aquello; lo encontrarían solos, lo sabía porque al final siempre funcionaba de ese modo. Aprovechándose de la cercanía y la posición, sus labios volvieron a juntarse con la piel femenina, con la parte más alta de uno de sus pechos. Dejando cálidos besos por el mismo fue bajando sin mucha prisa, atendiéndola con suavidad hasta llegar a su pezón. Sobre aquella parte el protagonismo lo tomó la lengua, que juguetona, acariciaba aquella zona con la misma intensidad que su mano izquierda comenzó a ascender por su espalda. ¿Contenerse? Realmente lo intentaba. Sus uñas se volvieron un tanto más duras de lo normal, y con ellas, arañó la espalda de la dragona con cierta presión. No era ni de lejos la fuerza de un dragón, se estaba controlando bastante aún a sabiendas que aquello podría marcarla por un rato al menos. Y al tiempo que con su mano creaba ese camino, clavó los dientes en su pecho con ligereza. —Quiero ser tuyo —dijo al separarse lo necesario de ella, alzando la vista para poder verla—. Ahora y para siempre —añadió, por si no había quedado suficientemente claro que no volvería a alejarse de su lado.
Jun'ichi Hōjō
Jun'ichi Hōjō
Bi


Mensajes : 64

Localización : Tal vez en el mercado negro

Humor : Mejor de lo que parece

Dragón Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1830-dragon-mestizo-ficha-de-jun#10861
https://sunflower.foroactivo.mx/t2166-relaciones-de-jun-ichi-hojo#13368
https://sunflower.foroactivo.mx/t1841-cronologia-de-jun-ichi-hojo

Volver arriba Ir abajo

Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 Empty Re: Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18

Mensaje por Akali Hōjō el Sáb Abr 18, 2020 9:25 am


Si no tuviera cierta necesidad de oxigeno no me habría separado de sus labios más que, quizá, para observar al dragón. Lo recordaba perfectamente, incluso después de tantos años había actuado con él con total confianza, sin ningún tipo de miedo o de precaución al invitarle a mi propia casa, lo que no era como antes, o al menos no lo había sido. Era ese situación concreta, existia la posibilidad de que aquel lujurioso deseo no fuera más que el resultado de tantos años separados, que quizá más tarde no sintiera lo mismo. Era un hecho, con tan solo pensar un poco las dudas empezarían a surgir como un vaso de agua que termina por colmarse desrramando su contenido. Claro que, en ese momento yo no estaba pensando en nada más que lo que tenía delante.

Cada vez que nuestros labios se separaban, no solo respiraba recuperando el aliento, tambien clavaba mi mirada en sus propios ojos, en busca de grabar cada detalle de lo que sus hermosos orbes bicolor tuvieran que ofrecerme, y no era para menos, es mi dragón. Y no mio como una de las posesiones de las que disponía, en su caso era mio por mutuo acuerdo.
Hubiera mantenido aquella mirada,y para que mentir, no solo le hubiera mantenido por uno o dos minutos, si no para siempre, por unos segundos pasarme toda mi eternidad solo contemplando esos ojos me parecía la más lógica de las ideas.

¿Y ahora que? Simplemente todo, el dragón parecía incapaz de mantener sus elementos en calma, algo tan tierno que me hicieron sonreir incluso con cierta ternura impropia de mi misma, cierto que, mi caso no era muy diferente, aun siendo una dragona centeria y una demonio que...bueno de Nina no era necesario hablar por ahora, solo de la parte que se derretía por cada segundo que pasaba junto al dragon. El caso es que, por mi parte, tampoco era capaz de controlar aquel fuego que había comenzado a extenderse por todo mi cuerpo junto con el deseo por cometer aquel pecado.

Y de nuevo sentí e tacto de sus labios, esos mismos que habría besado hasta que se me desgastaran los propios o hasta que mi necesidad respiratorio me hubiera obligado, pero esta vez no era un beso, esta vez sus labios se deslizaban por mi piel recorriendo uno de mis propios pechos con besos. Al instante mi propio cuerpo se estremeció dejando tras de sí un suave suspiro fruto de aquel roce, eso no sería todo, si aquellos besos habían sido la sensación más excitante, sutil y agradable que mi memoria alcanzaba a recordar, lo que vendría a continuación no sería menos, sus labios dejaron protagonismo a su lengua, no fue necesario mucho tiempo, en la que sentí el húmedo roce de esta sobre aquel pequeño abultamiento rosado que podía considerarse la cumbre de mi pecho un sutil gemido lleno de placer escapó de mis labios, y este no sería el ultimo, si no más bien el primero de muchos.

De manera casi inconsciente lleve una de mis manos al hermoso y peculiar cabello bicolor del dragón, acariciando este mismo con una suavidad totalmente opuesta al frenético deseo que me había llevado hasta esta situación. Apenas unos segundos más y sus garras arrancaron de mi garganta otro gemido, este más fuerte que el anterior, más fuerte, y provocado por aquel intento de arañar mi piel, la cual pese a no haber llegado a quebrarse en forma de heridas, si que mostraba cierto enrojecimiento.

Apenas unos segundos tras aquel sonido fui capaz de volver a articular alguna palabra.-Cumpliré tu deseo-musité con una sonrisa sutil, confirmando mis propias y egoistas intenciones de asegurarme de que Jun se quedará conmigo y fuese tan mio como pudiera permitir. Si antes había jugado con aquel roce entre nuestros propiso sexos en busca de un deseo aun más intenso y desesperado ahora llegaría más allá, incapaz de esperar un segundo más, esta vez en algo más que un roce o una pequeña primera toma de contacto, ahora si, y con la fuerza e impaciencia que la desesperación por fundirme con el dragóm me había llevado decendi por completo mi propia cadera para que el miembro erecto del dragón por fin cumpliera lo que tantos mínutos llevabamos deseando, y se adentrará en mi húmedo interior. Un movimiento que aunque inciaba sutil cuando parecía ir a mitad de camino terminó con un brusco descenso y con el sonido acorde, otro sonoro gemido escapo de mi propia garganta. Lo intenté, intenté ser todo lo delicada que podía el dragón, pero sin darle ni un solo segundo, mi cadera inicio con lentos movimientos, lentos pero con fuerza. Incapaz de mantener la calma ni mi propia fuerza incluso mi cuerpo parecia empezar a temblar de la propia impaciencia por más, más y más placer, todo llegaría a su debido tiempo claro, pero incluso en aquel inicial ritmo aparentemente controlado empezaba a perder el control, y si no fuera por aquel sentimiento más allá del deseo que tenía por el dragón, sin lugar a dudas no habría intentado contener nada.


Emme

Hablo-Narro-Pienso
Akali Hōjō
Akali Hōjō
Bi


Femenino
Mensajes : 480

Localización : ¿Que te importa?

Empleo /Ocio : Jefa de Zomalpets/Cantante

Humor : Te importa menos aun que donde esté

Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 DjMaeVN
https://sunflower.foroactivo.mx/t1184-akali-hojoid
https://sunflower.foroactivo.mx/t1334-relaciones-akali-hojo
https://sunflower.foroactivo.mx/t1276-cronologia-akali-hojo#7224

Volver arriba Ir abajo

Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 Empty Re: Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18

Mensaje por Jun'ichi Hōjō el Mar Abr 21, 2020 8:36 am

Lo que ahora más le preocupaba era la lucha interna de sus elementos. Si bien una vez estuvo a ponto de morir congelado, en esos momentos estaba pensando que sucedería a la inversa y su piel ardería en cualquier momento. Necesitaba calmarse, lo sabía, pero era era más fácil decirlo que hacerlo. Intentó recordar el pasado, esos años en los que la dragona le enseñó cómo encontrar el equilibrio perfecto para que nada malo volviese a sucederle; de verdad que lo intentaba. Por mucho que su mente se concentrase en esas pensamientos, más pronto de lo esperado perdía esa concentración al sentir el cuerpo femenino sobre el suyo. Cerró los ojos por unos instantes y tomó una larga bocana de aire, expulsándolo poco a poco sobre la piel ajena como un aliento helado. No, no iba a congelarla, pero sí que notaría el cambio de temperatura.

Poco a poco fue encontrando ese punto intermedio entre las más abrasador calor y el helado frío. Aún estaba bastante caliente, desde luego, pero su temperatura corporal se estabilizó en ese punto y dejó de ascender. Menos mal, porque de haber seguido podría haber quemado cualquier cosa. Bien, de ese modo solo necesitaba no perder esa paz mental que había logrado alcanzar. Sin distraerse demasiado, y de hacerlo, recuperándola.

Una suave sonrisa se dibujó en su rostro, complacido por lo que llegaba a su canal auditivo; esos gemidos que no esperaba escuchar con tanta claridad. La llenó de besos por todas las zonas que sus propios labios alcanzaban a rozar, dejando en alguna ocasión pequeños mordiscos. Sus pupilas hicieron un amago de disminuir su tamaño al escucharla, pero solo fue el primer movimiento antes de expandirse en casi su totalidad. No solo le gustaba lo que había oído, también lo que estaba viendo que se acercaba. Ni corta ni perezosa ella misma fue la encargada de alzar sus caderas y penetrarse; generalmente era él quien se encargaba de tal acto, también de estar arriba, tumbado sobre la otra persona, pero con ella era simplemente como un niño ensimismado que la dejaría hacer lo que más quisiera. Un gruñido algo más alto que el anterior, aunque igual siendo de placer, resonó atascado en su garganta.

Para acallar aquello, separó los labios lo suficiente hasta poder apresar el pezón femenino sin brusquedad; podía estar excitado, pero no por ello la haría daño. Ascendió la diestra por la suave y tersa piel de la dragona, acariciándola a su paso dejando un helado toque con la yema de los dedos hasta alcanzar el pecho contrario, que desatendido, procedió a darle algo de atención y brindarle caricias en forma de masaje, apretando lo suficiente para que no quedase en una mera caricia pero sin propasarse. Al fin y al cabo quería darla placer, no dolor o incomodidad. Y mientras la mano derecha ejercía aquel trabajo encomendado, los dientes soltaron aquel hermoso y erógeno relieve para humedecerlo con la lengua de manera circular, jugando con él.

Su zurda, libre en ese momento, recorrió el costado femenino para terminar colocándose entre la cintura y las caderas, siguiendo aquel ritmo que ella había marcado. Apenas se separó de su pecho lo suficiente para jadear, alzando la mirada hacia la dragona en busca de sus labios, pero no se lanzaría a por ellos tan rápido. Mejor ser delicado y provocarla un poco. Por ello sus ojos se centraron en otra parte, a la cuál llegó dejando tras de sí un camino de fríos besos. Su cuello, esa parte que no había atendido... Un suspiro chocó contra su piel antes de besar esa parte de su cuerpo, posteriormente, lo mordió con leve fuerza. —Akali —murmuró, ascendiendo apenas un par de centímetros mal hasta alcanzar su oído. Su agitada respiración no ayudaba demasiado a formular una frase completa sin que sonase entrecortada, pero hizo su mayor esfuerzo—. No te contengas —susurró con una ladina sonrisa sabiendo que podía ser mucho más salvaje y él aguantaría—. Haz lo que te plazca: muerde, marca mi piel con tus uñas... Que el mundo entero sepa que soy tuyo — añadió. Su mano derecha dejó de centrarse en su pecho, reptando por su espalda hasta terminar en la parte posterior de la cabeza, enredando sus dedos por los largos cabellos y terminando por besarla con tanta pasión como deseo.
Jun'ichi Hōjō
Jun'ichi Hōjō
Bi


Mensajes : 64

Localización : Tal vez en el mercado negro

Humor : Mejor de lo que parece

Dragón Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1830-dragon-mestizo-ficha-de-jun#10861
https://sunflower.foroactivo.mx/t2166-relaciones-de-jun-ichi-hojo#13368
https://sunflower.foroactivo.mx/t1841-cronologia-de-jun-ichi-hojo

Volver arriba Ir abajo

Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 Empty Re: Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18

Mensaje por Akali Hōjō el Lun Abr 27, 2020 10:21 am


No sabría decir cuanto subio la temperatura del dragón, y era normal no haber podido estimar que temperatura tenía, como es evidente, estaba más preocupada por la mia propia. Claro que de una dragona con tantos siglos encima sumando los miles de años de Nina, no era tan raro que tuviera mejor control sobre aquella manía de arder, en esta caso no arder pero si que puede, quizá que mi temperatura no fuera la habitual, la que se consideraba normal la humana.

Muchas eran las formas en las que momentos como aquel, o mejor dicho, momentos parecidos en los que me dejaba llevar por el banal placer de la carne terminaba por llegar a satisfacer ese deseo. En muchas ocasiones como una llama ardiente e impaciente, otras solo provocando a otros para que hicieran lo que se me antojase en un juego de sugerencias y manipulación. En ocasiones como un foco que atrae las polillas, en otras como una cazadora de garras afiladas, pero casi siempre, el destino de aquellos que se acercaban a ella de la manera en la que se había el dragón era la muerte. Claro que ese no sería el destino del dragón, porque Akali había decidido que era suyo.

No sé donde esta exactamente el ímite, ni en ese momento tuve claro cuando dejé de pensar, llena de besos y ahora aquel helado y estimulante jugueteo en sus pechos en forma de caricias, sus labios, sus manos. Un deleite que servía tanto como para nuestro propio deleite como para aumentar el ferviente deseo que a ambos nos tenía presos. Pese a que el Jun parecía decidido a darme tanto placer como estuviera a su alcance si parecía controlarse, se delicado tratarme como la delicada flor que no era. ¿Acaso eso me desagradaba? Claro que no. Me hacía sentirme especialmente viva, casi como si olvidara durante aquellos minutos el tipo de aberración inmortal en la que me había convertido.

Lo que comenzó como un movimiento controlado, casi suave podía decirse fue en aumento, buscando una sensación de placer mayor conforme pasaba el tiempo, aunque no fue hasta aquella provocación que sentí que no era suficiente. Casi como un pececillo en busca de comida mis labios se entreabrieron esperando un beso que tardaría en llegar. Se podría decir que el motivo por el que tuve que esperar mereció la pena, aquella palabras confirmaban lo que quería, lo que pensaba. (Si es que en ese momento pensaba algo).
Cuando por fin pude recibir aquel beso tan anhelado presioné mis labios con los suyos en suaves movimientos tan impacientes como juguetones, que buscaban en gran parte ahogar los gemidos que no paraban de escapar de mi propia garganta desde hacia ya unos cuantos minutos. Sin separar nuestros labios me aferré con firmeza a él aumentando el propio ritmo del vaivén de mis caderas mientras que mis uñas presionaban contra su piel cada vez con un poco más de fuerza, fruto tanto de mi propia falta de control como de sus propias palabras permisivas.




Emme

Hablo-Narro-Pienso
Akali Hōjō
Akali Hōjō
Bi


Femenino
Mensajes : 480

Localización : ¿Que te importa?

Empleo /Ocio : Jefa de Zomalpets/Cantante

Humor : Te importa menos aun que donde esté

Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 DjMaeVN
https://sunflower.foroactivo.mx/t1184-akali-hojoid
https://sunflower.foroactivo.mx/t1334-relaciones-akali-hojo
https://sunflower.foroactivo.mx/t1276-cronologia-akali-hojo#7224

Volver arriba Ir abajo

Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 Empty Re: Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18

Mensaje por Jun'ichi Hōjō el Jue Abr 30, 2020 8:19 am

Seguirla aquel beso no supuso esfuerzo alguno sino todo lo contrario. Deseoso de ella, de degustar su sabor y cada parte de su cuerpo que pudiese alcanzar... Casi parecía sentirse como si fuese a devorarla en cualquier momento; que lo haría, pero no de manera literal. La excitación se mezclaba de manera descarada con la desesperación, esta última, en busca de más placer, mucho más. Jugar con la lengua ajena utilizando la propia en aquel húmedo y ferviente gesto no hizo más que acelerar la respiración del dragón; más ansioso. Aún así, a pesar de todo ese remolino que se desataba en su interior, era capaz de controlarse como el que más. Porque aquello no era una noche cualquiera, con una mujer cualquiera en un lugar cualquiera; era el día en el que se habían reencontrado después de tantos años en los que llegó a pensar que había muerto, con la mujer que lo había sido -y lo era- todo para el, en lo que ahora sería su nuevo hogar, juntos, sin nada ni nadie que los volviese a separar.

Aquello era como un sueño, como un pequeño trocito de cielo o de paraíso. Experimentar todo eso con la dragona resultaba tan gratificante y le llenaba tanto como nunca antes recordaba que hubiese sucedido. ¿Sexo por el simple placer? Sí, de eso tuvo mucho; ¿pero os podéis hacer a la idea de lo que significa acostarse con una persona que lo es todo para ti? Eso estaba a otro nivel, y él, lo sabía perfectamente. Con sus dedos, en un acto suave pero firme, recorrió la espalda ajena desde lo alto de sus hombros hasta la zona lumbar, sin uñas ni garras, pero sí con un notorio frescor. Era muy consciente de lo que podía provocar aquel cambio de temperatura, con suerte, un escalofrío que erizase la piel ajena. Podría simplemente ser sencillo, pero al tacto resultaba agradable, estaba seguro de ello; porque incluso él mismo que sentía ese frío por sus manos, al contrastar con el ardiente cuerpo, se notaba como algo único.

Ocultar los jadeos ya no era una opción, le resultaba imposible, aunque algunos se juntaban con leves gruñidos placenteros. Esto solo se hizo más notoria al sentir las manos ajenas por su espalda con algo de fuerza. No es como si tuviese miedo a salir herido. Conocía su propio cuerpo, resistencia y vitalidad. Un par de rasguños no el matarían; dolerían, sí, pero nada que no pasase con el tiempo. Y es que aquel seductor movimiento de caderas femeninas le estaba enloqueciendo, por ello, podría estar sangrando por mil partes que ni sería consciente del dolor en esos momentos. Al acabar posiblemente sería más consciente, pero no ahora. Llevó ambas manos unos centímetros más allá, desde las lumbares alta esos perfectos glúteos que merecían tanta atención como el resto de ella. Atención que, por cierto, precedió a ofrecer en forma de seguras caricias que masajearon su totalidad, clavando las garras por un momento y deslizándolas por la piel hasta llegar a los muslos; no, no fue muy salvaje, con suerte apenas dejaría una rojez que al terminar aquello ni sería visible.

Notó como todo su ser se estremeció por un un momento, necesitando de una larga bocanada de aire para recuperar el aire que abandonaba sus pulmones con los sonoros jadeos que escapaban de él. Sus fuerzas fallaron también con sutileza, apenas un instante en el que separó las manos de la dragona para dejarlas en el suelo, algo atrasadas de su propio cuerpo y echando la cabeza hacia atrás sintiendo demasiado placer. Todo él quedó tan expuesto como vulnerable en ese momento, incluso sus ojos se cerraron y sus sentidos parecieron apagarse a excepción del tacto; ese estaba haciendo su trabajo sin descanso.
Jun'ichi Hōjō
Jun'ichi Hōjō
Bi


Mensajes : 64

Localización : Tal vez en el mercado negro

Humor : Mejor de lo que parece

Dragón Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1830-dragon-mestizo-ficha-de-jun#10861
https://sunflower.foroactivo.mx/t2166-relaciones-de-jun-ichi-hojo#13368
https://sunflower.foroactivo.mx/t1841-cronologia-de-jun-ichi-hojo

Volver arriba Ir abajo

Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 Empty Re: Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18

Mensaje por Akali Hōjō el Mar Mayo 19, 2020 1:11 pm

Aun era dificil de creer que aquello estuviera pasando realmente, pues era algo que jamás habría imaginado, entre otras cosas porque no pensaba que volvería a encontrarme con él, y de hacerlo lo que menos esperaría es que Nina ni si quiera se hiciera presente en todo aquel acto, se fue cuando comprendió lo sentimientos que tenía por el dragón y tal y como en la playa se había mantenido latente en mi propio interior como una morbosa espectadora, no me iba a quejar, al contrario lo agradecería, al menos por esta vez sería solo mio, en otra ocasión si que debería de entender que como todo Nina y yo compartiamos, eramos una.

Habíendo perdido hacia muchos minutos la propia noción del tiempo e incluso parte de lo que podía llamarse sentido común proseguir con mis incesantes movimientos que fundían nuestro cuerpo, incansables, firmes y cada vez con algo más de fuerza y más rápido, haciendo que el ritmo fuera algo progresivo que aumentaba conforme mi propio cuerpo pedía más, satisfacer ese deseo parecía imposible. Y él tan culpable como yo misma, era como si no parará de provocarme, su cuerpo, sus jadeos y aquella presión en mis nalgas, solo me enloquecía más a cada minuto que pasaba,llegó un momento en el que casi parecía que no podría aguantarlo más, como si realmente estuviera por perder la cabeza totalmente extasiada por el placer.

Casi como si fuera contagioso tome una gran bocanada de aire cuando el mismo lo hizo, lo que conllevo también poco segundos después apoyar las manos sobre el suelo, sin embargo aquella especie de respiro no hizo más que darme aun más animo para continuar, casi como desesperada por aumentar el placer de sentir al contrario en mi propio interior. A algo a lo que había que añadirle que contemplarle de aquella manera casi como si se tratase de algo apetecible  e irresistible me lance a su cuello con uno pequeños mordisquitos amables, todo ello por supuesto sin dejar de mover mi propia cadera ni un solo segundo.

Decidida o mejor dicho sin ni tan si quiera plantearme el renunciar a un solo ápice del cuerpo ajeno mordi la piel expuesta de cuello una ultima vez ejerciendo la suficiente presión para dejar marca antes de ergir ligeramente mi espalda apoyando mis manos ahora sobre sus pectorales y no sobre el suelo, con este apoyo sumado a mis ansias incontenibles el ritmo que podía dar a mis propios movimientos llego a su culmen. Dulces gemidos escapaban de mi garganta entre jadeos, y algo más pues entre estas dos cosas también llegaba a musitas su nombre señal de que aunque perdida en el placer no olvidaba de quien era, quien estaba fundido con mi propio cuerpo, quien era el único hasta ahora capaz de hacerme llegar a tal placer, algo que por mucho que buscara jamás encontraría en otro cuerpo, ni tan si quiera en la más apetecible de las orgias.

Mi cuerpo llego a su limite, mi propio interior parecía estrecharse intensificando aun más la fricción entre ambos, pocos segundos después casi sin aliento presione con mis uñas sobre su piel con un ultimo movimiento algo brusco que dejó mi mente completamente en blanco, como una corriente que recorría todo mi cuerpo había llegado al clímax, no podía pensar en nada, solo sentir, y sentía calor, placer y como de un modo contradictorio todo mi cuerpo parecía derretirse ante la sensación de satisfacción que nunca parecía que llegaría.


Emme

Hablo-Narro-Pienso
Akali Hōjō
Akali Hōjō
Bi


Femenino
Mensajes : 480

Localización : ¿Que te importa?

Empleo /Ocio : Jefa de Zomalpets/Cantante

Humor : Te importa menos aun que donde esté

Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 DjMaeVN
https://sunflower.foroactivo.mx/t1184-akali-hojoid
https://sunflower.foroactivo.mx/t1334-relaciones-akali-hojo
https://sunflower.foroactivo.mx/t1276-cronologia-akali-hojo#7224

Volver arriba Ir abajo

Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 Empty Re: Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18

Mensaje por Jun'ichi Hōjō el Vie Mayo 22, 2020 9:31 am

Lo intentaba. De verdad que lo intentaba. ¿Pero quién sería capaz de controlarse con semejante mujer sobre él, moviéndose con aquel hipnótico ritmo en sus caderas y regalándole aquel placer auditivo? El dragón, simplemente, estaba enloqueciendo con el disfrute ajeno y propio. No obstante, aquello no era suficiente para dejarse llevar y dejar fuesen sus instintos más primarios los que saliesen a la luz. Nada de eso. Ante todo seguía siendo él; un joven -al menos de aspecto físico- educado y calmado que no se deja guiar por acciones salvajes. Que le costaba, aso sí. Resultaba difícil mantener a su dragón bajo control en esa situación, pero lo más grave que podría hacer, sería clavar las garras por la piel femenina o morderla, y en cualquiera de los dos casos, no sería con una fuerza desmedida.

Vulnerable como estaba, sosegado dentro de lo que podía y con el cuerpo casi entumecido sabiendo que pronto alcanzaría su clímax, sus ojos se abrieron de golpe mostrando unas rasgadas pupilas que apenas se notaron en la coloración de sus heterócromos iris. Ese mordisco recibido era algo que no se esperaba para nada en ese momento, gesto que hizo a su dragón alterarse por un momento. ¿Una amenaza? No, más bien la simple excitación de querer hacer lo mismo. No obstante, lo único que sucedió cuando la contraria separó los dientes de su piel, fue que de entre sus labios se escapó un jadeo entremezclado con un gruñido. Su respiración, aún acelerada, no le dejaba recomponerse y menos aún después de eso. Le había gustado, demasiado quizá.

Separó las manos del suelo, volviendo a rodear a la fémina con sus brazos, brindándola caricias tal vez no tan suaves por la espalda; no rudas, pero sí firmes que dejaban notar sus garras dracónicas sobre ella. No buscaba dañarla, herirla ni desgarrar su piel; solo desfogarse de toda esa excitación que podía salir de un modo mucho más violento, y sin embargo, controlaba para que resultase placentero en lugar de sanguinario. Conocía su propio cuerpo, el cuerpo de una criatura creada para resistir, en cambio, entre dragones eso no resultaba de ese modo; dos dragones arañándose era, al fin y al cabo, como dos humanos haciendo lo mismo. Por mucho que su piel pudiese soportar el corte de una espada, era tan vulnerable a las garras de otro dragón como cualquier raza frente a un arma afilada.

Recorrió el pecho ajeno con besos que ocultaban aquellos jadeos y con los cuales intentaba calmarse; difícil, muy difícil, pero lo intentaba. Que la otra llegase a su máximo placer le hizo sonreír con satisfacción, aunque no fue un gesto que le dedicó ya que prefirió fingir que nunca había sucedido, mordiendo con suavidad uno de sus pechos terminando por descender las manos desde lo alto de su espalda hasta la parte más baja, extasiado. Sin embargo, entre tanto placer ajeno, él aún no había llegado al suyo propio. Ascendió la mirada hacia ella, con sus rasgadas pupilas volviendo a tornarse redondas y de aspecto mundano.

Tal vez por inspiración divina, o por el poco raciocinio que aún le quedaba, pero algo invadió su mente y le hizo tensarse ligeramente. No se arrepentía de nada de lo que habían hecho, cierto, pero había algo que habían olvidado por completo, y al percatarse de eso, reaccionó. Sin soltar el cuerpo ajeno y con la fuerza propia de su raza, intercambió posiciones con ella para dejarla tumbada en el suelo, y él, por su parte, salió de su interior. ¿Y la protección? Lo último que quería era ser padre a esas alturas, y aunque posiblemente fue algo que pudo arruinar el momento, se negó a terminar en el interior de la dragona. Podría ser que no sucediese nada, pero, ¿y sí...? Negó para sus adentros acariciándose a sí mismo para, apenas unos momentos después, terminar de alcanzar ese placer que tanto había buscado.
Jun'ichi Hōjō
Jun'ichi Hōjō
Bi


Mensajes : 64

Localización : Tal vez en el mercado negro

Humor : Mejor de lo que parece

Dragón Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1830-dragon-mestizo-ficha-de-jun#10861
https://sunflower.foroactivo.mx/t2166-relaciones-de-jun-ichi-hojo#13368
https://sunflower.foroactivo.mx/t1841-cronologia-de-jun-ichi-hojo

Volver arriba Ir abajo

Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18 Empty Re: Las ascuas de una vieja llama [Privado Jun'ichi Hōjō] +18

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.