Sunflower
The chimera and the dragon | {Saitou} 9A1qiH6
Invitado
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos Temas

Últimos temas
» — Reynolds Pamphlet. {Taller Gráfico}
por Cotta Hoy a las 12:13 am

» Un taller gráfico más
por Vincent Auditore Ayer a las 10:29 pm

» [Mini juego] ¿Qué escuchas en éste momento?
por Yerik A.L. Ayer a las 5:41 pm

» REGISTRO DE ESCLAVOS - ZOMALPETS
por Estrella Ayer a las 2:25 pm

» Ficha de Estrellita
por Baltazar Farnese Ayer a las 2:05 pm

» [Mi Querida Compañera] (0/1)
por Ban Mido Ayer a las 12:03 pm

» [Off-Topic] Goodbye~♥ | At least for now.
por Araxiel Ayer a las 9:21 am

» [Libre] De diversion a Problemas
por Nella Ayer a las 7:27 am

» Christopher Banford ID
por Baltazar Farnese Ayer a las 2:25 am

» Petición de Cambios Fichas
por Inari Dom Mayo 24, 2020 4:25 pm

STAFF
Web Master
KANON
MP | Perfil
Administradores
Akali
MP | Perfil
Inari
MP | Perfil
Moderadores
Baltazar
MP | Perfil
Náyare
MP | Perfil
Moderadores CB & Discord
Ieilael
MP | Perfil
Cotta
MP | Perfil
AFILIADOS

Hermanos
Crear foro
Élite
counting ★ stars
Loving Pets
Crear foro
The chimera and the dragon | {Saitou} A40
bton 40x40
FINAL FANTASY: Zero
The chimera and the dragon | {Saitou} 40x40
The chimera and the dragon | {Saitou} VsVsPET
The chimera and the dragon | {Saitou} OOFAPg8
CRÉDITOS
Skin “Shine!” creado por Runa XIII e inspirado en la colección de tablillas de NympheaKeep it simple”. Un agradecimiento especial para Nymphea por su consentimiento, a la Asistencia de Foroactivo y los tutoriales de Savage Themes y The Captain Knows Best.

Todos los derechos son reservados. Las imágenes y el contenido alojados en este foro pertenecen a: DeviantArt, Zerochan, Pixiv y a Pinterest y se le acredita a sus respectivos autores.

No está permitido el uso de algún contenido propio de este foro sin permiso alguno. Se original, no copies.



The chimera and the dragon | {Saitou}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The chimera and the dragon | {Saitou} Empty The chimera and the dragon | {Saitou}

Mensaje por Invitado el Dom Ene 05, 2020 2:16 pm

No tiene permiso de recibir ningún tipo de visita, especialmente de lobos. ¿Les queda claro? — aquella era una frase típica entre los guardias de Zomalpets, especialmente de aquella figura autoritaria que claramente lo conocía desde que había comenzado a trabajar para aquellos hacía tiempo atrás. Era consciente de las particularidades del masculino, a pesar de que no era muy conocedor de sus dotes como Sombra. El hecho de que la cerradura fuese tan solo a prueba de fuerza sobrehumana, dada su condición de vampiro, le ofrecía la posibilidad de escabullirse de manera rápida bajo cualquier otro tipo de modalidad.

¿Morgana? — no necesitaba realmente enunciar el nombre de aquella pequeña criatura oscura. El mero pensamiento del nombre hacía que una pequeña nubosidad ennegrecida se extendiera desde su propia sombra, dando así con lo que era la figura de aquel cuadrúpedo animal. Un felino de no más de cincuenta centímetros de largo finalmente mostró su cuerpo, con una tonalidad completamente negra propia de la sombra de la cual había hecho aparición. No necesitó sino intercambiar miradas con aquella pequeña criatura para que este pusiera sus patitas en marcha, avanzando con sigilo en dirección a la puerta que se encontraba cerrada desde el exterior. Los guardias en el otro lado del umbral se encontraban de espaldas por lo que no vieron la pequeña cortina de humo que atravesaba la zona inferior, ese pequeño espacio entre la puerta y el propio piso.

El felino nuevamente se mostró en una de las esquinas, haciendo pequeños ruidos para obligar a los guardias a percatarse de su presencia. La razón era relativamente sencilla: Ambrose necesitaba de aquella distracción para poder fundirse con las sombras dentro de aquella misma habitación, mostrando la capacidad de hundirse en el suelo hasta finalmente ‘desaparecer’ del plano terrenal. Casi de la misma forma que su ‘mascota’, el de cabellera azabache atravesó el pequeño espacio entre la puerta y el suelo como una mancha en movimiento, alejándose en la dirección opuesta para poder perderse de vista en la oscuridad de aquellos pasillos.

No fue sino hasta cuando se hubiera alejado lo suficiente que el felino finalmente lo imitó, sin abandonar su propia dirección, desapareciendo de la misma forma en que había aparecido dentro del aposento: en una pequeña nube ennegrecida.

{ . . . }

Buena chica. — ya se había tomado la distancia suficiente. A pesar del horario en el que se encontraba, ya pasadas las siete de la tarde, la figura del masculino se hizo nuevamente presente en el plano tridimensional para poder avanzar de manera lenta. Sus gafas fueron acomodadas como consecuencia de aquello, ya que estas tendían a torcerse en algunas ocasiones cuando aquella transferencia de planos era realizada. Sus ropas, en cambio, al igual que su estilo de cabello desprendían un aura estrictamente pulcra, dejando que el negro y el blanco predominaran justamente en el orden correspondiente.

No tenía un plan verdaderamente factible en esos momentos, tan solo estaba queriendo abandonar el castigo que recibía por parte de sus ex compañeros de trabajo: el encierro constante. Igualmente era consciente de que ellos sabrían lo que había pasado, después de todo no era nada nuevo que la quimera abandonase su habitación de manera realmente sospechosa cada dos por tres.

El gato, a pesar de que era más bien una creación inanimada por la manipulación de las sombras realizada por Ambrose, parecía claramente tener sus propios movimientos y su propio estilo de vida siendo claramente algo que le permitía moverse con total libertad e incluso alejarse a una distancia amplia de su ‘creador’. Tal era el caso que no tardó en moverse por uno de los pasillos, perdiéndose de vista en lo que era la clara dirección hacia el comedor. Quién sabe qué había olfateado, si es que en realidad podía hacerlo, porque no tardó en volver a mezclarse con la oscuridad del propio pasillo hasta perderse totalmente de vista.
Invitado
Anonymous

Volver arriba Ir abajo

The chimera and the dragon | {Saitou} Empty Re: The chimera and the dragon | {Saitou}

Mensaje por Saitou el Vie Ene 10, 2020 12:22 pm

¿Cuanto tiempo llevaba allí dentro? Aun no tenía buena percepción del tiempo junto con esas palabras. Sabía lo que era un segundo, tambien lo que era un minuto, una hora, un día, una semana, un mes, un año...Recordaba vagamente aquellas unidades que usaban los humanos para saber cuanto tiempo pasaba, era algo divertido e interesante...aun así por mucho que me interesara no era capaz de medirlo, solo entendía que cuando salía el sol al amanecer empezaba un día y cuando se ocultaba terminaba, pero entonces...¿La noche qué? Había algo en todo aquello que se me escaba en todo el asunto del tiempo y como lo miden los humanos, tendría que preguntarle a alguien...quizá a mi nuevo amigo Ashkan si me lo volvía a cruzar por los pasillos.

No sabía el tiempo que había pasado, pero si sabía que podía salir, como una pet que no intentaba meterse en problemas y que solo quería jugar no era como si me mantuvieran encerrada, sin embargo si "limitada". Habíra tardado tiempo en percatarme de que no podía usar la mayoría de mis poderes por aquel extraño brazalete que llevaba, una objeto raro e imposible de quitarme, algo que explicaba porque no era capaz de jugar con las sombras, crear portales ni cambiar a mi forma de dragón, aunque esto ultimo era algo que no había intentado aun, pues una de las cosas que recordaba de mi ultima estancia por aquí...era que una no debe romper las casas de los demás, y aquel sitio raro parecía como una casa gigante.

Definitivamente me aburría, no había nada más que hacer en lo que decían que era mi habitación, o al menos no tenía nada más que hacer hasta que consiguiera algo con lo que entretenerme. Salí de la habitación con normalidad, como quien se encuentra en su propia casa, sintoma de que ni yo misma era aun consciente de que estaba allí retenida, a mis ojos estaba en un sitio nuevo, extraño y lleno de cosas que curiosear donde aprender y divertirme. ¿Qué encontraría hoy más allá de aquella puerta? Quizá me cruzara con alguien a quien ya había visto o puede que...¡Un bichito!
Mis ojos parecieron iluminarse al ver una extraña figura de un animalito, tenía cuatro patitas y era oscuro como la noche. Sin pensar demasiado sobre que era aquella figura con forma de animalito la seguí con intenciones de acercarme para verla de cerca y averiguar de que se trataba.
Saitou
Saitou
Bi


Mensajes : 43

Dragón Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1777-saitou-id#10587
https://sunflower.foroactivo.mx/t1780-relaciones-saitou
https://sunflower.foroactivo.mx/t1779-cronologia-saitou

Volver arriba Ir abajo

The chimera and the dragon | {Saitou} Empty Re: The chimera and the dragon | {Saitou}

Mensaje por Invitado el Sáb Ene 11, 2020 7:17 am

La presencia de la chica poco afectó al felino en esos momentos, apenas y volviendo su ensombrecido rostro en dirección a la fémina antes de disponerse a andar con total elegancia. Meciendo su cola de lado a lado, tras avanzar algunos centímetros no tardó en direccionarse contra la pared donde simplemente se fundió con la propia sombra que había en esta, consecuente de lo que era tanto la posición de la misma en relación a la fuente de luz así como también en beneficio de la hora a la que se encontraban.

Sus pequeñas patitas apenas y provocaban algún tipo de ruido al andar, pero si se prestaba atención las almohadillas que aparentemente representaban su forma animal ocasionaban un pequeño desliz en el suelo que delataba su posición. Ahora estaba en la zona posterior a la chica, observando durante algunos segundos. Tras comenzar a andar no tardó en avanzar directamente hacia ella para poder pasar junto a su lado, frotándose de manera cuidadosa contra una de sus piernas. En efecto no era pelo lo que cubría al animal, pero al menos simulaba bastante bien la sensación de éste al no ser tan frío como lo debería ya que tampoco es que se tratase de nada metálico ni mucho menos.

La sombra como tal poseía vida, tal vez no real pero sí en cierto sentido artificial, con libertad de movimiento suficiente como para juguetear cual felino durante algunos momentos entre las delgadas piernas de aquella criatura. Antes de que ofreciera posibilidad alguna para ser tomada, la pequeña felina no tardó en dar pequeños brincos de a dos patas para invitar a ser perseguida, algo que tal vez funcionase o tal vez no, ¿quién realmente podía asegurarlo? Pero el hecho de tener compañía con la cual pasar el rato era algo que incluso aquella podía apreciar, o más bien, que podía llegar a notar.

{ . . . }

En tanto su creación se divertía, o al menos eso parecía, la quimera se había dedicado a avanzar lentamente por los pasillos más oscuros de la tienda. Fundiéndose en las sombras cada que algún guardia aparecía en una de las esquinas o lo sentía cerca, evitando así ser detectado como consecuencia de la incapacidad que tenía en esos momentos de abandonar el peculiar aposento en el que debía de encontrarse apresado.

No se trataba ni de un despacho ni de una biblioteca, pero al menos en aquel lugar abierto habían algunos libros que tal vez ocasionaran algún tipo de interés en él. Esta fue la razón, de entre quizás algunas otras, por la cual el italiano finalmente optó por ingresar en aquella habitación. La búsqueda de algún tipo de libro con cierto grado de interés no era realmente muy alta, especialmente porque consideraba que aquellos lugares no tenían la más mínima razón de infundir conocimientos en criaturas que vaya uno a saber qué podían llegar a hacer con ellos.

Sin embargo su persona se alertó al escuchar algunos ruidos, quizás guardias o quizás alguna mascota, tal vez incluso ambas, ¿algún encuentro fortuito o simples coincidencias? Una pequeña cortina de nube ennegrecida comenzó a emerger alrededor de sus pies, ascendiendo lentamente pero sin mostrar ningún tipo de hostilidad o utilidad, tan solo al margen de lo que sucediera a continuación.

¿Morgana? — no estaba realmente seguro de que fuera ella, al menos no sola. Podía sentir su presencia, claro que esto no era sino porque se trataba de su propia creación, sin embargo era consciente de que a aquella pequeña y, ciertamente, juguetona criatura le gustaba traer consigo algún compañero.
Invitado
Anonymous

Volver arriba Ir abajo

The chimera and the dragon | {Saitou} Empty Re: The chimera and the dragon | {Saitou}

Mensaje por Saitou el Lun Ene 13, 2020 12:17 pm


Era la primera vez que veía un animal tan bonito, había visto pajaros y creo que hace siglos tambien vi algún gato, no lo recordaba bien, pero estaba segura de que al menos no eran negros como este animalito aque acabab de encontrarme. No solo era una cosita bonita y elegante, además tenía algo más que me gustaba, algo que me recordaba a mi propia casa o puede que a mi misma. Puede que algo tuviera similar a mi pero tenía que admitir que era silenciosa, como una sombra un sigilo del que yo carecía pus al menos en esa forma no controlaba mi fuerza y terminaba causando algún que otro destrozo en multiples ocasiones pero ahora que estaba en esa extraña casa gigante no quería romper nada...al menos para no cabrear a todas esas extrañas personitas que había por ahi, no me gustaban, solian enfadarse o molestarse por motivos que escapaban a mi comprensión.

Primero me límite a seguir al gato con la mitada impresionada al sentir aquel extraño tacto sobre mis escamas, solo debía atraparlo y acariciarlo más, al menos hasta cansarme, pero al ver como se movía y caminaba decidí simplemente seguirlo. ¿De donde vendría ese gato? Quizá se había perdido, si debía haberse perdido y ser de alguien. Seguí al gato buscando respuestas a algunas de las preguntas que surgian en mi cabeza, sin intenciones de atraparla, de queere tomar al gato por la fuerza no necesitaría mucho tiempo, pero no hice eso, solo lo seguí intentando imitarlo, esa forma de andar sin hacer ruido era fascinante...lo que empezó como un intento de imitar su forma de caminar sin hacer ruido termino con una imitación de su forma de andar, era complicado andar como el gato con una piernas tan largas pero se podía, bueno, más o menos.

Cuando quise darme cuenta no tenía ni la menor idea de donde estaba, la que ahora parecía perdida era yo misma, había terminado persiguiendo al gato hasta una habitación que desconocía, nunca había estado allí. Tampoco había explorado mucho aquella casa gigante, hasta ahora solo conocia el comedor, mi habitación y...bueno y algunos pasillos pero aquel lugar era todo un misterio. Observe el lugar sin tardar en darme cuenta de que había alguien más allí, como me habían enseñado le salude con la mano antes de decir lo que queria saber-¿Tuyo?-pregunté señalando al bonito gato que me había llevado hasta aquel lugar.
Saitou
Saitou
Bi


Mensajes : 43

Dragón Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1777-saitou-id#10587
https://sunflower.foroactivo.mx/t1780-relaciones-saitou
https://sunflower.foroactivo.mx/t1779-cronologia-saitou

Volver arriba Ir abajo

The chimera and the dragon | {Saitou} Empty Re: The chimera and the dragon | {Saitou}

Mensaje por Invitado el Mar Ene 14, 2020 2:33 am

No es que estuviera realmente aburrido ni nada por el estilo, pero el hecho de haber llegado a una habitación como aquella solo ocasionó que la curiosidad envolviera cada rincón de su cuerpo. De manera lenta, apenas y mostrando algún tipo de ligero interés en lo que lo rodeaba, los grisáceos ojos de la quimera no tardaron en perderse en cada una de las estanterías. Con lentitud recorría los lomos de cada escrito dejando que con un suave roce de sus yemas, las de su dedo índice y mayor, se atrevieran a realizar una especie de efímera caricia por cada uno de los títulos que llegaban a causar algún tipo de interés.

Historia de dos ciudades. Sueño en el pabellón rojo. Triple representatividad. Scaramouche. Eran algunos de los títulos que podían apreciarse, de los cuales el último en particular había ocasionado aún mayor interés en él. Estaba en su lengua nativa, en italiano, por lo que le ofrecía incluso un ligero golpe de nostalgia al momento de haberse topado con dicha lengua. La diversidad literaria que se podía apreciar en aquellas estanterías no era sino de las más grandes que realmente había visto hasta el momento de su vida. — ¿De quién será ésta habitación?

La cuestión era un tanto inquietante, ciertamente válida debido a la inexistencia de cualquier tipo de cartel o información en la puerta respecto al propietario de la misma. Dudaba que se tratase de una mascota, y eso solo ocasionaría un poco más de peligrosidad en caso de ser encontrado allí dentro, pero tampoco es como si se tratase de alguien a quien pudieran en realidad tomar por sorpresa incluso en aquel tipo de situaciones.

{ . . . }

¿Suyo? Las palabras de aquella fémina ocasionaron una especie de confusión respecto al contexto de las mismas. Al percatarse de que estaba señalando al felino, tras haber alzado el rostro en dirección al origen de aquella vocecita que se atrevía a intervenir en el silencio del ambiente, fue que finalmente mostró un ligero asentimiento como respuesta. — En parte. — igualmente no debía de entrar en detalles al respecto, ¿o sí? Después de todo carecía de cualquier conocimiento respecto a la pequeña en cuestión, aunque tomaba como origen de aquella terminología nada más y nada menos que la estatura de la misma.

¿Qué haces aquí? — a decir verdad no le resultaba sino bastante peculiar que alguien tuviera la intención de seguir a su pequeña gata por los pasillos de la tienda.  Sin embargo allí estaba aquella excepción, una joven de apariencia aniñada que parecía tampoco tener muchas palabras que ofrecer para dar pie a una conversación. Esto último, independiente de como se lo tomara cualquier otra persona, era lo que provocaba que por su parte el masculino estuviese un tanto indiferente con su presencia: no le disgustaba el silencio, después de todo, y aquella chica aparentemente era capaz de mantenerlo de manera satisfactoria para su propia persona.

¿Quién eres? — añadió, volviendo en este caso una cierta preocupación respecto a su presencia. No le molestaba, en realidad, pero le ocasionaba un cierto grado de interés. ¿Por qué razón había llegado? ¿Qué quería?


Última edición por A. Amadeus Deligiannis el Miér Ene 15, 2020 9:10 am, editado 1 vez
Invitado
Anonymous

Volver arriba Ir abajo

The chimera and the dragon | {Saitou} Empty Re: The chimera and the dragon | {Saitou}

Mensaje por Saitou el Miér Ene 15, 2020 8:38 am


Lo intenté, pero no hubo manera, no tenía la más menor idea del significado de aquellas palabras "En parte". ¿Que significaba que algo fuera suyo en parte? la respuesta no era algo muy complejo, podría haber conseguido deducirlo pero para alguien que jamás había visto una sombra moverse de esa manera era imposible llegar a imaginarse el verdadero motivo por el que el gato era "en parte" suyo.
Y como suelen hacer la personas aqui tras responder mi pregunta hacian muchas más, realmente era complicado responder a algunas de las preguntas que me hacian, pero al igual que hice cuando conocí a mi amigo Ashkan solod ebía responder con sinceridad y con lo que sabía, so lo hacía así la mayoría de personas parecía no enfadarse o al menos hacerse mis amigos.

Mis ojos recorrieron la habitación, no había mucho que consiguiera llamar mi atención...a parte claro de las tres cosas que si tenían mi total y completa atención: el gato, el chico y...los libros. Este ultimo me recordaba a mi ultima estancia en la tierra, mi vieja amiga adoraba esos libros llenos de letras, hasta me había enseñado a leerlo y a escribir sus palabras, aunque al igual que con las palabras me costaba enormemente hacerlo. Tras contemplar la habitación le miré para responder la primera de sus preguntas--Aquí porque gusta el gato-respondí señalando al animalito, aunque por mi forma de decirlo casi parecería que queria comermelo o algo simila la realidad era que solo me causaba curiosidad y ternura. Su primera cuestión había sido relativamente fácil de responder, la segúnda por otro lado era una algo más complicada, nunca me quedó claro que hay quye responder cuandl alguien pregunta "¿Quíen eres?". No sabía si debía responder mi nombre, la razón de mi existencia o mi raza, de estas tres solo conocía las dos primeras y puesto que la segunda era algo que no todos entendían decidí responder con mi nombre.-Yo Saitou-respondí mientras me señalaba a mi misma, tras eso me tomé el lujo de acercarme un poco, como un animal curioso contemplando algo totalmente nuevo para él. Lleve mis dos manos a mi espalda juntandolas mientras caminaba alrededor suya.-¿Tu?-pregunte ahora señalandole a él, buscando así conocer su nombre.-¿El?-pregunté pocos segundos despues señalando al gato, esperando tambien que aquella bonita criatura tuviera tambien un nombre.
Saitou
Saitou
Bi


Mensajes : 43

Dragón Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1777-saitou-id#10587
https://sunflower.foroactivo.mx/t1780-relaciones-saitou
https://sunflower.foroactivo.mx/t1779-cronologia-saitou

Volver arriba Ir abajo

The chimera and the dragon | {Saitou} Empty Re: The chimera and the dragon | {Saitou}

Mensaje por Invitado el Miér Ene 15, 2020 9:30 am

El hecho de saber que el gato le gustase, y de la forma en que lo decía, era simplemente una peculiar estimación de no reconocer la manera más adecuada de expresarse. A decir verdad podría mostrarse preocupado para con aquella felina si no fuese que se tratase de un animado ser creado en base a sus dotes y cualidades, he ahí la razón de que fuera en parte suyo porque, en teoría, era parte de sí como tal. — Ella se llama Morgana. — respondió aquella pregunta a primeras, observando... más bien notando como el animal aludido se movía lentamente por los alrededores del masculino, meciendo su cola de manera peculiar para contra las pantorrillas de su dueño.

El caso era bastante raro, porque al parecer la manera un tanto infantil de platicar de la chica ocasionaba ligera confusión en su propia persona. No sabía, en ciertas situaciones, cómo realmente reaccionar para poder responder o, al menos, para poder comprender las intenciones de su contraparte. — No parece haber hecho un buen trabajo. — no es que no tuviera perdón por decir aquello, pero era una ligera observación que al menos se daba el lujo de acotar. No le molestaba, en realidad, tampoco es que pudiera sonar tan maleducado con alguien a quien acababa de conocer, pero tampoco es que tuviera mucho que comentar ni que platicar hasta no haber investigado un poco más de su persona.

Un nombre peculiar. — aunque no tan extraño como hubiera creído, después de todo. Era sencillo y fácil de recordar, algo que iba perfecto con la aparente dote lingüística de la chica. — Soy Ambrose. — respondió el italiano con la intención de presentarse. En ese momento sus grisáceos ojos se mantenían fijos en la chica, observando en todo momento cada uno de sus movimientos con la intención de conocer y sonsacar cualquier tipo de información que pudiera sobre su persona.

¿Cuántos años tienes? — preguntó, tal vez un poco atrevido al respecto. La diferencia de estaturas y demás acompañantes, como gestos y otros rasgos, ocasionaban algunas dudas al respecto de su persona. Si bien era correcto afirmar que muchas personas no aparentaban realmente la edad que tenían, especialmente las criaturas sobrenaturales que podían superar los miles de año sin ningún tipo de dificultad. Tampoco quería realmente sonar muy grosero en caso de que se tratase oficialmente de una niña un tanto más pequeña de lo que en verdad era.

No son horas para que una chica tan pequeña merodee por la tienda, el toque de queda podría descubrirte fuera y tendrías varios problemas. — y no es que le importase, pero tampoco podía pasar desapercibido por entre los guardias ya que estos, y algunos hasta más hábiles que él, eran grandes rastreadores que les dificultaría muy poco dar con alguien que no fuese capaz de, como en el caso de Ambrose, imbuirse en la oscuridad para poder moverse con total libertad.

Sin embargo tampoco es que estuviera echándola ni mucho menos. Esta fue la razón por la cual se inclinó suavemente, flexionando sus rodillas hasta quedar a la altura del felino que ahora se había quedado quieto a su lado. Su mano derecha, tras haber dejado el libro en la otra, se encargó de apoyarse sobre la textura de la cabeza del animal para poder ofrecer una ligera serie de caricias. — ¿Quieres intentarlo? — ofreció el chico, observando primero al animal que parecía mecer su cola de lado a lado con un tanto de satisfacción, girando el rostro de manera serena hacia la posición de la contraria.
Invitado
Anonymous

Volver arriba Ir abajo

The chimera and the dragon | {Saitou} Empty Re: The chimera and the dragon | {Saitou}

Mensaje por Saitou el Sáb Ene 18, 2020 11:50 am


Lo conseguí ahora sabía lo que era esa gato, era una "Morgana" o mejor dicho, un gato llamado Morgana. Sabía su nombre y ahora el gato parecia estar cerca de las piernas del chico así, no mentía ese gato era suyo. ¿Cómo sería tener un gato? No es como si quisiera tener uno pero si abrazar uno que era algo muy diferente...mirar esa cosita tan achuchable me hacia casi olvidarme de que...oh..¿Me había dicho algo? No me había enterado de lo ultimo que había dicho...bueno no le daría mucha importancía, eso sí, dejaría de mirar al gato y me centraría en la...¿Conversación? Al menos lo intentaría, mantener conversaciones no era mi punto fuerte.

Parpadeé al escuchar su nombre con cierto asombro "Ambrose" nunca había escuchado un nombre como esa...ahora que sabía su nombre debía hacer eso que se hace... despues de presentarse...ya lor ecordaria otro día.-¿Años?-vaya pregunta más complicada y eso que ahora quería prestar atención y enterarme de todo pero no había manera. Era imposible saber cuantos años tenía, jamás los había contado, ni si quiera tenía claro si en el mundo donde yo había estado viviendo pasaba el tiempo. Sin tener ni idea de la respuesta correcta decidí decir el número que decian que parecía tener algunos humanos.-22-respondí esperando que se lo creyera, aunque el cuerpo de humana que tenía parecía convincente mi comportamiento no era como el de una humana pero tampoco es como si pudiera darle el nombre de una raza que le hiciera entenderlo mejor.-¿Tu?- pregunte de vuelta esperando saber tambien su edad aunque no entendía demasiado sobre ello ni realmente me importaba.

Lo poco que entendía del resto de sus palabras me hicieron reirme, aquello sin duda era un chiste muy gracioso-Saitou no ser pequeña, ser hasta más alta que tu-respondí incluso con un poco de orgullo si cabía me había dicho lo mismo que Ahskan ¿Problemas? que obsesión tenian con aquello con lo divertida que era aquella casa gigante llena de cosas y de gente divertida aun no comprendía bien eso de problemas.
Definitivamente quería acariciar al gato, así que no dude en asentir y acercarme al gato mirandolo con atención antes de agacharme incluso extendiendo la mano un poco sin llegar a tocarlo-¿Puedo?-pregunte para confirmar que podía antes de tocar algo que no era mio.
Saitou
Saitou
Bi


Mensajes : 43

Dragón Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1777-saitou-id#10587
https://sunflower.foroactivo.mx/t1780-relaciones-saitou
https://sunflower.foroactivo.mx/t1779-cronologia-saitou

Volver arriba Ir abajo

The chimera and the dragon | {Saitou} Empty Re: The chimera and the dragon | {Saitou}

Mensaje por Invitado el Sáb Ene 18, 2020 7:32 pm

Dejé de contar hace algunos. — en realidad no estaba bastante seguro de cuántos años tenía, al menos no literalmente. Había vivido tantos y había estado otros tantos como vampiro que tampoco podía distinguir en realidad cuáles eran en verdad años que había vivido y años en los que no había podido morir. — Diecinueve... como híbrido. — su respuesta se basó en realidad en el hecho mismo que había confirmado con sus propias palabras. — ... tal vez unas décadas más como quimera. — ¿o quizá debió de decir centenas? No recordaba, en realidad. Había perdido bastante la noción del tiempo en verdad, desde que aquél día en particular que tomaremos como el día cero.

¿Realmente tenía veintidós años? Eso le resultaba un tanto particular: físicamente podría aparentarlos, al menos su cuerpo se había desarrollado de manera lo suficientemente satisfactoria como para poder corroborar aquello; sin embargo la forma en que se expresaba aquella chica, sus palabras e incluso el mero hecho de aquellos gestos que empleaba. Todo indicaba que, o estaba mintiendo respecto a su edad, o simplemente había algún tipo de gato encerrado en cualquiera de aquellas posibilidades.

Claro. — asintió sin realmente oponerse. El felino, tras su dueño haber aceptado, optó por dar algunos pequeños pasitos hacia delante para abandonar la posición inicial y buscar mayor cercanía para con la chica. La cuestión era que en esos momentos, y teniendo en cuenta la cercanía entre aquellas tres entidades, se podía apreciar realmente que la materia de la que estaba conformado el gato no era verdaderamente de carne y hueso. Lamentablemente la oscuridad conformada tampoco se dejaba vislumbrar completamente, algo que sería tan solo apreciado una vez entrase en contacto con su inanimado cuerpo – dicho así, más que nada, porque se trataba de una composición que ausentaba la luz del ambiente en el que lo envolvía –.

Tras haber notado la cercanía que ahora parecía reducirse entre ambos fue él quien, con calma, comenzó a incorporarse tras escuchar las palabras de aquella haciendo que, de manera casi inmediata, su mirada recorriera desde su cabeza hasta la punta de sus pies.

¿Más alta? ¿Acaso bromeaba? Casi de manera instintiva su extremidad se deslizó desde la estatura femenina, más bien de la que debía de ser su estatura en realidad, hasta la posición de su cuerpo. Le llevaba algo más que una cabeza, ¿quizás unos veinte centímetros? Pocos más, pocos menos. — Lo dudo. — observó con tranquilidad, dejando que sus grisáceos orbes no se apartaran de ella. Analizaba su cuerpo, cada rincón de este, prestando suma atención a los movimientos contrarios para poder comprobar cómo era que se expresaba a través del mismo.


Última edición por A. Amadeus Deligiannis el Vie Ene 24, 2020 11:18 am, editado 1 vez
Invitado
Anonymous

Volver arriba Ir abajo

The chimera and the dragon | {Saitou} Empty Re: The chimera and the dragon | {Saitou}

Mensaje por Saitou el Vie Ene 24, 2020 10:31 am


¡Igual que yo! Alguien que no contaba sus años, aunque para que engañar, yo no los contaba porque al inicio ni si quiera conocía los números, sabía contar...si lo hacía mentalmente pero no le daba un nombre a cada cantidad de cosas. Aunque decía haber dejado de contar si me dió un número...uno no, varios, 19 y varias decadas...como hibrido, como quimera...no, no tenía ni la menos idea de que es lo que quería decir con todo aquel revuelto de palabras raras que desconocía ¿Qué era un híbrido? ¿Qué era una quimera? No tenía la menor idea, pero según sus palabras parecía que él, el mismo había sido hibrido y ahora quimera...¿Serían los nombres de algún oficio? Sin duda ahora tenía más curiosidad, ahora quería saber más de aquel desconocido, en principio solo me había interesado por ser el dueño de la gata, pero ahoa quiza había algo más que me llamase la atención de aquel extraño tan variopinto.

Con entusiasmo acaricie al gato, sin borrar aquella sutil sonrisa de mi rostro ni un solo instante. Otra persona en mi lugar, una persona que fuera humana, alguien que hubiera visto gatos normales en multiples ocasiones me habría asustado al comprobar que aquella criatura no era "normal". Pero para mi aquello fuera de lo común se convirtió en lo normal, de hecho una criatura hecha de oscuridad era a mis ojos algo más familiar que una de carne y hueso. Absorta con los ojos fijos en el felino lo acaricie con cuidado, como si el animal fuera alguna especie de cristal fragil y muy delicado. Era algo nuevo y desconocido y como en muchas ocasiones me había sobrepasado con mi fuerza no quería que aquello me volviera a pasar, como aquella primera ve que me dieron agua en un vaso de madera y lo destroce con mis manos caso sin darme cuenta.

Soy más-respondí casi de inmediato desviando la mirada del gato para volver a mirarle a el.-Saitou real ser...como varias veces yo ahora-respondí con bastan calma teniendo en cuenta que estaba poniendo en duda mis palabra. No era ninguna mentirosa, pero si llegaba a llamarmelo...me era totalmente indiferente, ni si quiera cambiaría de forma de poder hacerlo, no quería romper aquella casa gigante, recordaba aquella vieja norma de no cambiar de forma dentro de casas, si no recuerdo mal eso suele enfadar a la gente y no, no quería que se enfadara nadie conmigo. Así que no podría mostrarle más que un dibujo y explicarle como era si es que no me creia...y de no creerme sin más, era alguien a quien acababa de conocer, lo único que buscaba era aprender algo y entretenerme...quizá podría ser amigo pero no era una idea que me entusiasmara, una ya no sabe ni de quien puede ser amiga y de quien no y el era de eso sque no parecian ser amigos. Me dejo acariciar el gato sí, pero no era como mi vieja amiga.
Saitou
Saitou
Bi


Mensajes : 43

Dragón Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1777-saitou-id#10587
https://sunflower.foroactivo.mx/t1780-relaciones-saitou
https://sunflower.foroactivo.mx/t1779-cronologia-saitou

Volver arriba Ir abajo

The chimera and the dragon | {Saitou} Empty Re: The chimera and the dragon | {Saitou}

Mensaje por Invitado el Sáb Ene 25, 2020 2:10 am

Dicen que los dragones son criaturas muy sabias... — y no es que realmente fuera capaz de decir lo mismo de la chica como tal, ¿o sí? Dada su condición y aquel comportamiento relativamente infantil tampoco es que pudiera creer que tuviera más de los veinte años que decía poseer... incluso su forma la dejaba ver como una niña relativamente más pequeña, ¿quizás algún tipo de afección en el desarrollo cerebral? ¿O simplemente la falta de relacionamiento para con los humanos por años? Ésta última opción, dentro de las dos o más posibilidades que circulaban la cabeza del azabache, era sin duda la más confiable al respecto y era la que en realidad también, entre otras cosas, respondía con mayor claridad a cada una de sus otras interrogantes. En esos momentos parecía un ciclo sin fin de preguntas, porque cada que intentaba solucionar una sin la necesidad de preguntarle a la joven, como consecuencia del desconocimiento, terminaba generando al menos una o dos cuestiones más.

Un ligero momento de silencio se hizo presente tras observar la delicadeza con la que trataba al gato, algo que no pudo evitar ocasionar una suave sonrisa en sus labios. Cuidaba del animal casi como si fuese real... bueno, de carne y hueso, porque en teoría sí era real: estaba allí, ¿o no? Eso lo vuelve real en cierto sentido, y el más estricto, de la palabra. No lo volvía un ser vivo, porque la oscuridad es un elemento, pero sí lo volvía sencillamente algo que existía como tal en el plano terrenal.

Parece que sí te gustan bastante los gatos. — indicó sin perder de vista a la chica. Estaba aún en aquella peculiar posición sin incorporarse aunque no se trataba de absolutamente nada en particular. Simplemente estando allí podía ubicarse más cerca de la fémina y, por ende, observar con mayor detalle cada una de sus expresiones: era algo que acostumbraba a hacer, especialmente tras ser convertido, para poder llegar a conocer o comprender a las personas con las que terminaba relacionándose. Después de todo, y por una u otra razón, aquellas eran fácilmente leíbles a través de una serie de acciones, como si el comportamiento corporal tuviese mayor influencia en sí que lo que las palabras lo hacían.

¿Te gustan los libros? — no es que tuviese en realidad intenciones de ofenderla, ni mucho menos, pero el hecho de que hubiese visto con cierta curiosidad y un poco de desapego para con lo que la rodeaba ocasionaría que tuviera dicha interrogante. — ¿Sabes leer? — nuevamente no intentaba ofenderla, tampoco quería en realidad hacerla sentir mal, pero una parte de sí debía de saciar las dudas de manera directa y no había otra forma que platicarlo con la propia fuente, con la que en verdad podría llegar a darle una respuesta verdadera o, en su defecto, una que no ocasionase más preguntas debido a las posibles especulaciones propias que llegaban a realizarse.

En realidad Ambrose podría ser mucha clase de cosas, desde un Joker, un bromista o un comodín, incluso un Trickster, un embaucador o simplemente alguien que se había desapegado a las reglas, pero cuando se trataba de niños, o en este caso personas con el comportamiento de uno, pues afloraba ese lado paterno que nadie sabía que poseía... ni siquiera él mismo, a decir verdad. Con suma paciencia y capacidad para ofrecer ayuda, algo que lo había caracterizado durante tanto tiempo, ahora se le sumaba ese lado oculto de su propia personalidad.
Invitado
Anonymous

Volver arriba Ir abajo

The chimera and the dragon | {Saitou} Empty Re: The chimera and the dragon | {Saitou}

Mensaje por Saitou el Vie Ene 31, 2020 9:53 pm



¿Dragón? ¿Había dicho dragón? Sí, justo eso era, esa era la palabra que usaban los humanos para definirme.¿Acaso el lo sabía? ¿Había algo en mi que le diera a entender que era eso a lo que llamaban dragón? Dragón o no estaba claro que no era como la mayoría de dragones de por ahi, el resto de dragones no tenian el mismo problema que yo con las palabras, probablemente en un mes o dos viviendo por aqui recordaría y volvería a tomar soltura, pero por ahora muchas palabras se me hacian desconocida y mi torpeza para comunicarme oralmente era un problema.

Asentí reafirmando lo que el mismo confirmaba, me gustaban los gatos, y no solo los gatos, los animales en general, y las personas...bueno algunas me causaban cierta incertidumbre, y cierto rechazo, pero por lo general me gustaban sí, eran interesantes y esa menra de interactuar unos con otros.-Animales, me gustan muchos animales-respondí acertando ahora de forma fortuita con mis palabras, aunque una frase muy sencilla creo que en esta ocasión si había acertado, o eso creo.

-Si-respondí ahora más secamente, se podría decir que los libros me resultaba un poco nostalgicos, la persona que me enseñó a leer, aquella vieja amiga insistía en lo importante que era leer. Para mi quizá no tenía tanta importancia pues ¿Para que escribir algo si puedo decirlo? Bueno, en mi caso siempre podre decirlo, pero las personas aqui mueren con el paso del tiempo, algo que pese a ser consciente de ello no podía terminar de comprender ya que a mi no me ocurría, en mi caso el no envejecer, el no temer a la muerte se había convertido en un habito. No consideraba que nada pudiera matarme, o al menos así había sido desde que tengo memoría.

-Aprender hace mucho tiempo. Pero ser más fácil leer que hablar.-¿Realmente era más fácil? creo que no, que leer y escribir podría considerarse más dificil, pero hablar era algo que en mi propio mundo, donde solía vivir no hacía ¿Para qué? ¿Qué sentido tenía hablar sola? Por otro lado, escribir, dibujar y leer era algo muy diferente, eran actividades que si que podía realizar sola sin necesidad de una segunda persona con la que interactuar.-¿Y tu?-pregunté de nuevo buscando alguna que otra respuesta más, suponía que si me preguntaba quizá era porque necesitaba que le leyera algo, saber leer si no recodaba mal era algo poco común. O al menos así era la ultima vez que estuve por aqui, aunque...pensandolo bien...la cosas parecían haber cambiado un poco desde entonces.
Saitou
Saitou
Bi


Mensajes : 43

Dragón Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1777-saitou-id#10587
https://sunflower.foroactivo.mx/t1780-relaciones-saitou
https://sunflower.foroactivo.mx/t1779-cronologia-saitou

Volver arriba Ir abajo

The chimera and the dragon | {Saitou} Empty Re: The chimera and the dragon | {Saitou}

Mensaje por Invitado el Dom Feb 02, 2020 7:10 am

Extendió su mano con tranquilidad, dejando la palma de la misma hacia arriba. A pesar de eso, sus dedos se encontraban pegados los unos a los otros buscando formar una especie de terreno para lo que acontecería luego. Las sombras comenzarían a emanarse de manera suave bajo su manga, envolviendo su mano y comenzando a apoderarse de la figura de su extremidad, formando una especie de domo que alcanzaría la altura de diez centímetros y ocuparía el ancho casi completo en una misma longitud. Tras desaparecer, a su paso dejó la figura de un pequeño canino, que mecía de lado a lado su cola, como si estuviese demostrando gran nivel de felicidad, haciendo la gesticulación de ladrar pero sin realmente ser capaz de hacerlo: después de todo se trataba de una mera copia pequeña, tan solo era el aspecto físico hecho a base de sombras – como Morgana, sí, pero sin tanta elaboración –.

¿Te gusta? — mencionó con tranquilidad sin perder de vista a la fémina. Si bien se encontraba algo más cerca del suelo debido a la posición que había adoptado anteriormente, esta no ocasionaba ningún efecto en lo que hizo con el animal. El mencionado se movía con calma, acercándose al borde de la mano masculina y mirando hacia abajo, casi como si se tratase de un perro la azotea de alguna residencia, investigando pero sin el valor suficiente para tirarse – o quizá con la inteligencia suficiente como para no hacerlo –. Pero se trataba de instinto animal, después de todo, porque por una u otra razón, era capaz de entender que caer de aquella distancia ocasionaría gran dolor, especialmente dada su composición y su tamaño en relación a la altura como tal, por lo que tampoco estaba dispuesto a sacrificarse sin que el hombre diera en realidad aquella orden.

Tómalo. — en realidad no se lo daría como tal, pero esperaría a que la chica colocase la mano de igual manera en que él la sostenía para ofrecer al animal cambiar de terreno. Aunque aquella en realidad no era la palabra adecuada, más bien le ‘ordenaría’ hacerlo para poder simplemente liberarse de aquella especie de carga.

Soy adicto a la lectura. — admitió con cierto pésame. A decir verdad no era algo que en realidad le gustase andar diciendo porque en muchas ocasiones era tachado de nerd o de, simplemente, una rata de biblioteca. Pero el hecho de leer le ocasionaba completa serenidad y ofrecía, dentro de todo, un mundo completamente diferente al propio. Podía imaginarse estar allí, donde leía, en caso de que se tratasen de libros de acción o misterio, o algo fuera de lo lógico y racional. En cambio, los libros filosóficos que tenía a leer últimamente le abrían la mente, le daban esos puntos de vista totalmente diferentes que podían llegar a salvarle la vida de una u otra manera, ¿quién, sino, dejaría que cosas tan triviales como la muerte se ocupasen de oscurecer una larga vida de setenta u ochenta años?

Bueno, era fácil decirlo – o pensarlo –, para alguien que poseía cierto grado de vida. Más bien, de no vida. Era un vampiro, no moriría al menos de manera natural, por lo que pensar en la muerte no era algo que estuviese en realidad bien visto entre los de su especie, ni siquiera para una Quimera con sangre – o lo que fuese en realidad –, de aquella raza nocturna, depredadora y cazadora de la noche.

¿Por qué no me acompañas? — musitó con tranquilidad al momento de incorporarse. Morgana no tardó en fundirse con el ambiente y aparecer entre las piernas de su dueño antes de comenzar a andar lentamente hacia la puerta: ella no sabía el destino pero entendía que no era aquél, que el tiempo recién estaba comenzando para aquellos dos.
Invitado
Anonymous

Volver arriba Ir abajo

The chimera and the dragon | {Saitou} Empty Re: The chimera and the dragon | {Saitou}

Mensaje por Saitou el Lun Feb 10, 2020 2:50 pm


Aquel extraño chico no solo tenía un gato, ahora hizo algo más con las manos, que envidía. ¡Yo tambien quería jugar con las sombras! Pero por motivos que aun no tenía del todo claros no podía, no podía cambiar de forma, no podía atravesar paredes, no podía hacer sombras...era aburrido pero tampoco me quejaba, al menos aun podía flotar, y eso ya era algo, no lo suficiente como para no aburrirme un poco a ratos peeeeero al menos daba para entretenerse, en la que pudiera le mostraría a mis dos nuevos amigos mi forma real, seguro que les encanta, bueno eso si...si Ambrose era mi amigo, porque era algo que aun no tenía claro, pero por el momento lo parecía.-¿Qué es? Oh...es gato grande...-respondí mostrando cierta emoción en mi inexpresivo rostro, pero no, no era gato grande lo que quería decir, era otra palabra diferente.-¡Perro! Eso, ser perro-añadí con cierto orgullo al recordar la palabra, si se parecía a un perro pero al igual que el gato no era tal y como era un gato real, unas diferencias sutiles que aun no llegaba a comprender.


"Adicto" Esa palabra tampoco la recordaba muy bien, no era capaz de interpretarla correctamente pero si tenía en cuenta lo que había dicho anteriormente al menos podía intuir que le gustaba, si no no estaría en un lugar como aquel, con libros. Recoraba algunas de la lecturas que me había llevado a mi propio mundo, leer se me daba incluso mejor que charlar, escribir igual era una tarea algo más complicada, estaba claro que tenía lagunas en lo que a vocabulario se refería, demasiado siglos sin hablar con nadie en aquel lenguaje lleno de palabras y estructuras.

Sin responder a la pregunta con palabras simplemente asentí y le segui como un polluelo detras de una gallina, totalmente confiada y sin ningún temor. Bueno, aunque este segundo sentimiento era algo que jamás había tenido, simplemente sin ningún tipo de desconfianza o una especial preocupación, como si de una niña inocente fuese.
Saitou
Saitou
Bi


Mensajes : 43

Dragón Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1777-saitou-id#10587
https://sunflower.foroactivo.mx/t1780-relaciones-saitou
https://sunflower.foroactivo.mx/t1779-cronologia-saitou

Volver arriba Ir abajo

The chimera and the dragon | {Saitou} Empty Re: The chimera and the dragon | {Saitou}

Mensaje por Invitado el Mar Feb 11, 2020 1:46 am

El trato con niños no se le daba para nada mal sino más bien todo lo contrario: se encontraba bastante cómodo platicando y cuidando de éstos a pesar de su posible carácter indiferente. Era de esas personas que fácilmente podría entretenerse jugando con alguien menor que él, incluso más infantil, y era debido a que como alfa de una manada de lobos en más de una ocasión tuvo que hacerse responsable de los más pequeños como consecuencia de la necesidad de práctica. Su voz de mando, la cadena jerárquica de los cánidos que viajaban en manadas, era tan necesaria que la práctica de la misma con los más pequeños se volvía parte de la rutina y esto ocasionaba, tal vez para bien o quizás para mal, que cada uno de los lobos alfas de aquella familia suya tuviera una relación un tanto particular con los más jóvenes, una que difícilmente podría simularse para con los de edad intermedia o más avanzada del grupo.

Oh... — el hecho de que a todo le dijese que era un gato causaba un cierto grado de ternura en el azabache, una que claramente se mantenía totalmente oculta bajo el enorme grado de indiferencia que era capaz de emitir su propio rostro. Ambrose tan solo esbozó una sutil, apenas y curvilínea sonrisa, cuando el nombre adecuado de la pequeña criatura escapó de los labios de la niña generando, así, que asintiera sin preocupación. — Eso es, un perro... — pero las sombras comenzaban a jugar entre sí, cambiando de forma aunque con mayor sutileza ofreciendo un esquema físico similar aunque con un hocico un tanto más alargado. El pelaje, o más bien la similitud de éste en relación a uno real, se hizo algo más denso para ofrecer resistencia al frío – más bien, para disimular que se debía a esto –, como consecuencia del constante origen en el que se encontraba aquél animal.

¿Y ahora? — efectivamente se trataba de un lobo, una criatura altamente similar a un perro pero con algunas características algo diferentes. Él era consciente de ello, en efecto, dado que se trataba de su propia raza – o más bien, una parte de su raza original –, pero tampoco es como si pudiera llegar a enfadarse si la chica demostraba falta de conocimiento para con ello, después de todo ella parecía poseer un vocablo bastante reducido o eso daba de primera impresión.

{ . . . }

Es muy tarde para que estemos aquí. — si bien aquella información tal vez no le produjera mucho interés a la chica, tampoco es que pudiera en realidad dejarla a su suerte para ser encontrada en una zona a la cual cuyo permiso solo se encontraba algo restringido.

¿Cuál era la razón de ello? La existencia de libros y documentos que efectivamente no podían ser leídos por parte de aquél grupo en particular de individuos, los que eran considerados como mercancía del lugar. Lo cierto es que se trataba de información que llegaba al nivel de clasificado, datos y detalles desde los trapos sucios de aquella empresa, desde sus inicios hasta incluso algunos pequeños sacrificios que debieron de hacer para ser lo que hoy en día eran capaces de lograr.

¿Hay algo que quieras hacer, Saitou? — una parte de él en realidad no tenía ni idea de qué hacer con la pequeña y si se lo preguntaban en efecto era capaz de decir aquello sin ningún problema. Sin embargo el adquirir tanto conocimiento y trato con los niños pequeños le daba la capacidad de comprender una cosa bastante sencilla: la mejor manera de entrar en ellos, en su vida, es a través del juego y de realizar aquellas acciones que en realidad sí tienen ganas de hacer, en el momento y lugar en que lo desean realizar.
Invitado
Anonymous

Volver arriba Ir abajo

The chimera and the dragon | {Saitou} Empty Re: The chimera and the dragon | {Saitou}

Mensaje por Saitou el Jue Feb 20, 2020 9:44 am


Hablar con mi nuevo amigo/conocido era agradable, incluso podría decirse que “fácil” hablar nunca me resultaba fácil, mi vocabulario limitado, mi mala memoría con las palabras y estructuras grama...bueno como fuera esa cosa, el caso es que hablar no era lo mio y aun necesitaba tiempo para volver a tomar cierta soltura, pero quizá...quizá aquello me sirviese como idea, seguro que leer me ayudaría a volver a recuperar un poco de soltura con el habla. ¿Pero que tipo de libro? Había tantos...quizá debería empezar por conseguir libros con palabras sencillas, uno que no usará palabras muy raras, extravagantes, de esas palabras muy largas que no tienen sentido y que uno se lia solo de decirla, no, de decirlas no, solo de pensarlas, solo con eso ya me pierdo, hasta me dan un poco de dolor de cabeza, con bien que se entiende uno a mordiscos, cabezazos, abrazos y....dibujitos, las palabras son demasiado...¿Raras?

Lo confirmo, había acertado era un perro, menos mal, si me hubiera equivocado habría muerto de...esa cosa que es verde y se la comio un burro, con tantos lios de palabras que significan otra cosa ya no me entero. ¿De que hablaba? Ah, si ya, el perro, eso era un perro no un gato, tenía que admitir que tenían muchas similitudes, tenían  cuatro patas y...¿Porqué en este sitio tantos tenían cuatro patas? Hasta con esa forma yo parecía tener cuatro, pies y manos...era casi lo mismo, aunque caminar erguida como una humana tenía sus ventajas supongo pero nada como mi tres pares de patitas en mi forma de verdad, si justo esa forma que ahora no podía tomar por a saber que motivos, aunque seguía sospechando de esa cosa rara que tenía en el brazo.

¡Oh! Otro animal, ese si que era dificil ¿Eso que esa? Sin duda parecía un perro, y debía ser un perro pero si me preguntaba era porque era otra cosa, ahora si que observe cond etenimiento, hasta entrecerré los ojos como si me concentrará más en ver la figura, que claramente me concentraba pero no por concentrarme iba a adivinarlo. Ver aquella figura me trajo recuerdos, muchos, muchos años atrás cuando visitaba a aquella mujer que vivia en las afueras, en el bosque, como si volviera a revivir aquel acontecimiento lejano la recordé, recordé su aroma, la ropa que le gustaba, incluso recordaba el color de sus labios...pero...¿Como eran sus ojos? Eso no lo recordaba, pero si que el tono de su voz y como me explicaba cosas, era la primera vez en muchos años que tenía un recuerdo tan nitido de aquella humana que había sido mi amiga. ¿Y porqué este recuerdo ahora? Porque justó ese día vi un perro en el bosque, un perro muy bonito, con aspecto de ser muy fuerte y ella me explico qué era ese perro y porqué parecía más fuerte que el perro del pastor con el que a veces nos cruzabamos.- Lobo-dijé casi de forma automatica aun más perdida en mis recuerdos que consciente de la realidad.El animal que mata ovejas si no las vigilas-añadí tambien justo antes de volver a mirarle a los ojos, si, ya no estaba en ningún recuerdo lejano, ahora estaba aquí otra vez, adivinar animales, si eso estaba haciendo. ¿Sería un lobo?

Parpadeé al escuchar esa palabra “tarde” eso del tiempo aun no lo tenía muy controlado así que si el decía que era tarde yo me lo creería sin más, no era como si supiera como contrastar dicha información. ¿Que hay que hacer cuando es tarde? ¿Dormir? Quizá queria dormir, eso sonaba muy aburrido, a mi no me gustaba dormir, bueno si, si me gustaba pero a la vez no. Como fuera dormir no entraba dentro de mis planes, a dormir no iba a ir eso estaba claro, me arrastraría por el suelo para evitarlo si era necesario.-Hacer...¿Yo?-dude un poco sobre lo que acababa de preguntar antes de decir seguido casí como si aquellas palabras las tuviera guardadas a fuego todo lo que me gustaba, o al menos gran parte de las cosas que me agradaba hacer- Comer dulce, dibujar, bosque, correr, ver más animales y ver mujeres-respondí con total inocencia, sin tener la más menor idea de que lo ultimo que dije podía mainterpretarse.
Saitou
Saitou
Bi


Mensajes : 43

Dragón Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1777-saitou-id#10587
https://sunflower.foroactivo.mx/t1780-relaciones-saitou
https://sunflower.foroactivo.mx/t1779-cronologia-saitou

Volver arriba Ir abajo

The chimera and the dragon | {Saitou} Empty Re: The chimera and the dragon | {Saitou}

Mensaje por Invitado el Jue Feb 20, 2020 11:10 am

Las palabras finales de la chica no hicieron sino que sus labios se apretaran con cuidado. Como consecuencia de eso, y tal vez sin poder evitarlo, una especie de risa apenas audible se hizo presente a través de sus cuerdas vocales generando así que el silencio de aquella habitación, más bien el lugar en el que se encontraban, se hiciera de notar. — ¿Ver mujeres? — claramente sus ojos emitieron un pequeño lagrimeo como consecuencia de lo que aquello implicaba. A priori podría sonar realmente mal, especialmente viniendo de una figura femenina cuya apariencia no era sino la de alguien bastante más joven que su propia persona. Sin embargo era consciente de que esto no se trataba sino de una manera un tanto infantil de expresarse al respecto, algo que claramente su inconsciente no era capaz de procesar. No podía evitarlo, después de todo, porque por una u otra razón seguía siendo un hombre y a duras penas podía dejar pasar aquella oportunidad de recurrir a la perversión que se encontraba en lo más profundo de su propia persona.

Imagino que te refieres a revistas de moda o así, ¿verdad? — independiente de que dijera aquello, una de sus extremidades no tardó en ascender hasta lo que sería uno de sus ojos con el objetivo de quitar de allí la pequeña gota que había sido emitida por su orificio lagrimal. Diablos, hacía tiempo que algún tipo de situación le ocasionaba ese tipo de reacción y era bastante agradable a decir verdad, ¿cómo era posible que alguien fuera tan inocente al decir las cosas? ¿O en realidad era simplemente torpeza a la hora de hablar? Fuere cual fuere aquella razón, la quimera no podía evitar aceptar el hecho de que aquellos momentos habían sido de lo más divertido que había estado viviendo desde su conversión en la mascota más odiada de toda la tienda, o al menos así era como se veía él frente a los trabajadores dela misma.

Así que te gustan las cosas dulces... tal vez podamos escabullirnos en la cocina para comer algo, ¿te parece? — comentó con tranquilidad. A decir verdad no era de los que hicieran ese tipo de maldades pero sentía cierto interés en pasar más tiempo con la chica, algo que realmente no sucedía muy a menudo siendo sinceros. Hizo un gesto con su rostro con la intención de indicar que quería ser seguido por la chica y antes que nada dejó que la pequeña sombra del lobo de su palma finalmente se lanzara hacia el vacío para desaparecer en una pequeña cortinita de humo negro. Si bien había desaparecido el animal como tal, en realidad lo único que había hecho era utilizar la esencia del mismo para investigar un poco el área que los envolvía, siendo los corredores siguientes los que le causaran mayor preocupación.

Morgana era, casi como de costumbre, la vigía perfecta para aquellas situaciones. El felino hecho de oscuridad y sombras se dispuso a avanzar algunos metros por delante del masculino con la intención de que advertir en caso de que el camino no estuviera despejado, algo que en cierto modo resultaría un tanto extraño teniendo en cuenta la hora que indicaba el reloj... o al menos la que él creía que podría ser. Hacía ya bastante que había dejado atrás la habitación del reloj, o al menos así lo podía sentir con el paso del propio tiempo, por lo que tampoco estaba muy consciente de la hora exacta en la que estaban viviendo en esos momentos. — Por aquí. — indicó a la muchacha buscando ser quien le guiase por la penumbra de los pasillos de la tienda. Quizás decir que era una cárcel en esos momentos era un tanto exagerado, porque al menos podían disfrutar – o mejor dicho, evitar el encierro –, de aquella pequeña libertad que se les podía llegar a dar de manera nocturna siempre y cuando se mantuvieran dentro de un margen preestablecido de normas.

Para su buena suerte no solo el camino estuvo despejado, sino que también lo estuvo el destino. Morgana ingresó a la habitación y tan solo emitió un delicado maullido para avisar de esto, algo que quizás solo la quimera – siendo su creador y el conocedor de los códigos de la criatura –, hubiera sido capaz de comprender. Dejando a un lado esto fue su mano la que tomó el pestillo de aquella habitación y finalmente terminó por abrir la puerta, ofreciendo la entrada a la chica antes de ser él quien ingresara a aquél umbral.

La cocina estaba completamente ordenada y hasta podía notarse el excelente nivel de higiene a pesar de los tratos que recibían allí las criaturas, demostrando que al menos en algunos aspectos sí podían ser considerados como individuos de buen actuar. — Por aquí debe haber galletas. — comentó el masculino mientras dejaba que sus sombras, la oscuridad desde sus mangas, apenas se esparciera para recorrer de manera milimétrica cada rincón de la habitación hasta toparse con lo que al parecer era su objetivo. Acercándose a una de las alacenas que se encontraban frente a la puerta, el individuo no tardó en abrir la puerta ubicada en la zona central para tomar de allí un pequeño paquete de galletas, quizás no tan pequeño pero sí en relación a los que podían encontrarse fuera de la tienda. — ¿Qué te parece? — en primer lugar se lo enseñó el paquete a la muchacha y luego estiró el brazo en su dirección para que pudiera tomarlo, ofreciéndolo aún sellado con la espera de que fuere ella quien tomara la iniciativa de abrirlo.
Invitado
Anonymous

Volver arriba Ir abajo

The chimera and the dragon | {Saitou} Empty Re: The chimera and the dragon | {Saitou}

Mensaje por Saitou el Sáb Feb 22, 2020 11:09 am

¿Que le parecería tan gracioso? A saber, puede que mi elección de palabras no fuera la más apropiada, pero aunque no fuera mi intención hacer un chiste o una broma el haber dicho algo gracioso esaba bien, ojalá algún dia comprendiese que era eso tan divertido que había dicho. ¿Acaso no se decía ver mujeres? Debería simplemente decir que si a lo que dijo y olvidarme del tema...¿Revistas de moda? ¿QUÉ ERA UNA REVISTA DE MODA? Jamás había escuchado esa palabra, que es una revista, que es una moda, aunque intentará no expresar esos nervios y cierta angustia por no comprender nada de aquella situación termine por mostrar una sonrisa torcida llenda de nerviosa-Si...eso ja...jaja -

Quizá debería haber explicado eso de otra manera, pero digamos que era mi forma de referirme a hacer amigas, aunque puede que usar la palabra "ver" no era la más apropiada, algo confuso pues si se dice cuando quieres ver a alguien o dices...voy a ver a un amigo. Pero decir me gusta "ver mujeres" parece que no funciona de la misma manera, quizá comprendiese algo más de todo aquel asunto cuando entendiera que era una revista de moda. Aquellas dos palabras quedaron grabadas en mi mente, en la que pudiera preguntaría a alguien que era una "revista de moda" y que relación tenía eso con "ver mujeres"...preguntas a alguien que tenía de gracioso que me gustará ver mujeres porque me gusta hacer amigas quiza....era algo que prefería no preguntar, o al menos por el momento.

-¿De puede entrar?-casi como si aquella pregunta saliera de mis labios en el momento en el que lo pensé cuestione que se pudiera acceder a ese lugar, tenía entendido que era uno de esos lugares a los que una no debe ir, a los que no debe entrar, uno de esos sitios a los que si vas...bueno no sé que pasa, no tengo ni idea si te gritan, te pegan o te echan de la casa gigante, pero al parecer era algo que había escuchado que no se debía hacer. ¿Y para que ir a la cocina si no tenía hambre? Bueno eso si que lo tenía claro...comer, yo no necesito comer, ni si quiera existe comida de donde yo vengo, peeeero para que mentir, la comida era algo delicioso, algo maravilloso, creo que podría comer sin parar duante siglos y no cansarme de ello, tantos sabores, tantas texturas, tantas combinaciones...era imposiboe no amar la comida, y si hablabamos de dulces...hasta una criatura que no necesita comer como yo salivaba al pensar en ese tipo de alimentos.

Así es como había terminado tras mi nuevo amigo y su intrepido gato hermoso, como un pollito tras su gallina le seguí, sin miedo ninguno, aunque no puedo negar que me preocupó un poco la idea de que me regañaran, pero para que mentir, que me regañara alguien a quien no tenía afecto, alguien como una de las personas que mandaban alli a mi me daba igual, no me importaba lo más minimo, incluso si me cansaba de jugar allí solo debía conseguir quitarme ese objeto raro y marcharme a casa. Por suerte no había nadie por el camino, todo despejado, aunque tampoco es como si de cruzarnos con alguien no hubieramos llegado igual a la cocina, mi nuevo amigo dijo que le gustaba leer y si no recuerdo mal, la gente que lee es lista ¿O no tienen porqué ser así?

Hacer muchos años que yo no como galletas-respondí al escuchar la palabra e hice un intento de contar los años ayudandome de los dedos, pero no, contar cientos de años no era posible y menos sin saber en que año vivia ahora. Olvidando rápido la inutil idea de contar tome el pequete de galletas y lo mire con curiosidad antes de abrirlo sin dificultad alguna, ignorando completamente la existencia de eso que llamaban abrefacil. Incapaz de esperar más cogí dos galletas y la engullí, tan solo un par de segundos y mis ojos parecian llenos de emoción, impaciente tome una tercera galleta, pero su destino no fueron mis fauces femeninas llenas de gula, esta galleta se la ofrecí llena de entusiasmo por que el tambien las probara-Rico- tras ofrecerle la galleta conte el resto, ahora si capaz de contar galletas sin dudar en repartirlar a partes iguales entre los tres. Si dije los tres, una para Ambrose, otra para Morgana y otr para mi y asi sucesivamente. Una vez terminado el reparto me comí todas las que me tocaban casi sin masticar, aquello dejaba más claro aún si se podía que no tenía los modales y la delicadeza de una dama ni tan si quiera de una humana comun.

Pero antes de terminar la ultima galleta que me quedaba la mira fijandome ahora con detenimiento en la forma que tenía y en como era la galleta, como si de repente apreciara aquello como algo más que simple comida.-¿Qué año ser?-pregunté con la mente en otro lugar antes de y ahroa si definitivamente terminar con la galleta, la ultima superviviente de mi tercio de galletitas calló como todas, siendo engullida.
Saitou
Saitou
Bi


Mensajes : 43

Dragón Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1777-saitou-id#10587
https://sunflower.foroactivo.mx/t1780-relaciones-saitou
https://sunflower.foroactivo.mx/t1779-cronologia-saitou

Volver arriba Ir abajo

The chimera and the dragon | {Saitou} Empty Re: The chimera and the dragon | {Saitou}

Mensaje por Invitado el Dom Feb 23, 2020 12:06 am

¿En verdad puedo? — no brindó reparo en tomar las galletas que la fémina parecía estar ofreciéndole. Una a una las galletas fueron guardadas, más bien sostenidas, en su extremidad izquierda viendo como con el paso de los segundos la acumulación se hacía cada vez más grande. Por su parte, el felino de oscuridad había formado una extensión de su cuerpo del tamaño suficiente como para poder almacenar el número total de galletas que la muchacha de joven apariencia parecía estarle ofreciendo.

Por su parte, las galletas fueron probadas de manera sutil, apenas llevando una a sus labios pero siendo incapaz de morder más de la mitad de la misma. A diferencia de la chica, quien había parecido engullirlas todas juntas sin aparente intención de siquiera saborearlas tal y como había hecho el masculino de ojos grisáceos. — Es cierto... — no es que realmente tuviera el valor de negar lo que la chica había dicho anteriormente, pero tampoco es que estuviera mintiendo debido a que el sabor de la galleta así como el relleno formaban una combinación muy peculiar. No era empalagosa a pesar de ser realmente dulces, y sin embargo incitaban a seguir comiendo como todo aquello que poseía tanto conservantes como además añadidos azucarados. — ... deliciosas. — y sus palabras al final fueron acompañadas por una expresión bastante similar a la de la chica, dejando que sus ojos emitieran un destello de ¿felicidad? No, más bien se trataba de una especie de sensación casi olvidada por su persona, como si la esperanza de que aquél momento jamás se terminase.

Sí, era esa la manera más adecuada de definirlo: era la esperanza de que esa galleta no se terminase y que la invasión de sabores que comenzaba a hacerse dueño de su boca tampoco tuviese un fin como tal. Lo peculiar de todo aquello era que la expresión de la chica se había grabado en su memoria casi como se tratase de una fotografía que hubiera sido tomada por una de las nuevas y digitales cámaras fotográficas. Resultaba peculiar, por verse realmente incapaz de enunciar, quizás de encontrar, otra palabra para identificar su propio sentir respecto a lo que había vivido. — ¿No quieres más, Saitou? — fue allí que, y con tal de revivir aquella expresión que tanto había llamado la atención de su persona, el de cabellera azabache ofrecería algunas de las galletas que parecían corresponderle del paquete tal y como lo había dividido la dragona. No es que le desagradaran ni mucho menos, todo lo contrario, pero se veía en la necesidad de complacer a la chica antes de que simplemente satisfacer sus propios deseos.

No es que tuviese ningún tipo de problema ni dificultad a nivel psicológico – al menos no del que en realidad sí nos estamos tratando de referir respecto al comportamiento femenino –, pero sentía una cierta debilidad para con los niños pequeños o quizás para con los comportamientos un tanto más infantiles que de costumbre. Era consciente de que, en términos de edad, aquella chica fuera bastante más mayor que él pero dada la serie de comportamientos que incrédulamente implicaban todo lo contrario. No es que estuviera en contra de lo que sucedía, ni mucho menos, porque era consciente de que existían muchas personas cuyo comportamiento no iba acorde en lo más mínimo con su aspecto físico y de ésta manera podía igualmente entender que aplicaba tanto para un sentido como para el otro.

No tardó en tomar las galletas que se le habían dado a Morgana para hacer que ella finalmente chara a andar lentamente en dirección hacia la puerta para actuar como vigía en lo que ellos permanecían dentro de la cocina. Por su parte, los labios de Ambrose mantenían esbozando aquella cuidadosa sonrisa, apacible y tan tranquila como de costumbre que parecía ser parte importante de su propia persona. — Ya que Morgana no comerá, tu puedes tener las mías y yo las de ella. — y de esa manera ella comería prácticamente dos partes de las tres en que hubiera sido dividido aquél paquete de galletas. Más bien, en lo que ella misma lo hubiera dividido y por ende tampoco estaba dispuesto a desperdiciarlo: demostraba que de una u otra manera la muchacha había pensado en todos y cada uno de los presentes, algo que no solo resultaba bastante tierno sino también que la dejaba más que bien parada por considerar al felino. Si bien el gato no tenía vida como tal, porque no se trataba de más que un conjunto de sombras y oscuridad combinadas para darle movimiento a algo que tampoco podía considerar un ser vivo, le resultaba bastante tierno que la chica lo considerase y esto era algo que parte de su persona también agradecía.

Ya comimos, así que... ¿qué quieres hacer ahora? —inquirió casi de manera automática, esperando su respuesta ya que no quería en realidad perder el tiempo en aquella noche. Si quería acaparar cada una de las pautas que la fémina le hubiera dicho anteriormente pues debían de apurarse: el tiempo en la tienda no es que se detuviese o comenzase, pero a decir verdad gran número de guardias comenzaban los turnos en plena madrugada debido a la existencia de mascotas como aquellos dos, que difícilmente estaban en sus habitaciones durante el toque de queda y, por ende, ellos debían de hacerse cargo de que se respetase la propia ley de la tienda, que ellos mismos manejaban a su propio placer para mejor beneficio personal.

Es el 2020, Saitou, ¿por qué? — no es que le importase mucho pero sí le causaba un deje de curiosidad el hecho de que hiciera aquél tipo de pregunta. ¿Habría recordado algo que hacer y por eso necesitaba saber si estaba en el año adecuado? Bueno, más que éste debería de preguntarle quizás la fecha y la hora para ser más exactos, pero lastimosamente era incapaz de ofrecerle una respuesta a ésta última, más que nada porque no ocupaba reloj. Era bastante difícil que él tuviera problemas, igualmente, con la hora por lo que si se le preguntaba incluso podría darla con un ligero fallo de no más de diez o quince minutos.
Invitado
Anonymous

Volver arriba Ir abajo

The chimera and the dragon | {Saitou} Empty Re: The chimera and the dragon | {Saitou}

Mensaje por Saitou el Lun Mar 02, 2020 4:17 am


¿Había algo mejor que comerse solita un tercio de paquete de “círculos dulces”? Pues claro que lo había, y era compartir un paquete de “círculos dulces”, habían pasado siglos desde la ultima vez que pude probar algo tan rico, seguro que a mi vieja amiga también le habría gustado probar aquellas galletas, creo que desde que vine aquí pienso más en ella, el mundo que estoy viendo es muy diferente al que me enseñó ella, en aquellos tiempos las galletas de las daba una persona a cambio de piedras brillantes o las tenías que hacer directamente haciendo una mezcla de cosas y luego con fuego, salian estos círculos, pero al parecer ahora los círculos venían en paquetes.

¡Si lo había! Y lo acababa de encontrar, si que había algo mejor que comer un tercio de círculos, y era que a mi compañero/amigo también le gustaban. ¿Eso era bueno no? Significaba que teníamos cosas en común. ¿Y había algo mejor? ¡Si, sí que lo había! De alguna forma casi todas las galletas que había repartido volvieron a mi.¡Magia! Eso lo dejaba claro, Morgana y Ambrose eran amigos, solo los amigos comparten sus cosas...creo, eso creo.-Si, de nada- ¿Era de nada? Si, creo que “de nada” es lo que se dice para agradecer algo a alguien...¿O era “bienvenido”? Ya ni me acuerdo, demasiadas palabras y demasiado tiempo para acordarme de todas. Quizá Ambrose no lo supiera, no seguro que no lo sabía pero las “Saitou” o al parecer los dragones como yo, si es que existía alguno que fuera como yo, no comemos ¿Porqué? No lo sé, pero a diferencia de las criaturas que viven aquí nosotros no necesitamos comer, sin embargo, nuestra tripita es como un agujero negro, todo lo que entra no sale y tampoco sirve para nada, es como...¡Magia! Lo que entra no sale...me pregunto que pasaría si me comiera a una persona viva ¿No podría escupirla o si? Algún día si me encontraba con alguien malo quizá podría probarlo....¿Porqué hacer daño a los malos no es malo no?

Feliz como una perdiz, (Qué ha saber que cosa es una “perdiz) me comí el resto de galletas que me habían dado, bueno no las comí exactamente, las engullí de la misma manera que las anteriores, como solo una dragona come galletas ¡Ñam! ¿Qué quería hacer ahora? Buena pregunta, pero difícil ¿Qué quiere hacer un dragón? ¡Oh! Ya lo sabía, ya sabía lo que quería. Cuanto termine de mascar las galletas, aunque creo que no mastique demasiado antes de tragar señale el brazalete que llevaba, si justo ese que no me dejaba usar mis poderes ni transformarme a voluntad, era molesto, no me dejaba divertirme, estaba claro lo que quería.-Quiero....quiero quitar esto. ¿Puedes tu?-pregunté casi como si dando por hecho que querría hacerlo y bueno, también que podía quitármelo.

Escuchar aquella fecha me confundió enormemente, el tema de los número era complicado, para mi pasar de ciertas cifras era como un laberinto confuso, pero si que estaba segura de que ese número no era el que yo recordaba.-¿Y como de lejos es “2020” de...de...uno, cinco, seis seis?-pregunte repitiendo el número que había dicho y diciendo número por número el año en el que había estado en la Tierra por ultima vez, del número cinco al veinte había pocos, así que quizá no habían pasado tantos años desde la ultima vez que estuve por aquí...igual hasta solo estaba en otro país donde tenían casas gigantes.
Saitou
Saitou
Bi


Mensajes : 43

Dragón Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1777-saitou-id#10587
https://sunflower.foroactivo.mx/t1780-relaciones-saitou
https://sunflower.foroactivo.mx/t1779-cronologia-saitou

Volver arriba Ir abajo

The chimera and the dragon | {Saitou} Empty Re: The chimera and the dragon | {Saitou}

Mensaje por Invitado el Sáb Mar 07, 2020 7:49 am

¿Gracias? — bueno, al menos sabía que aquellas eran las palabras que había intentado utilizar la muchacha y por eso, casi de manera inconsciente, terminó empleándola casi como una pregunta, casi que ofreciendo a que se corrigiera. — No debes hacerlo, ella no comerá después de todo: no puede hacerlo. — después de todo no era un cuerpo de carne y hueso, si bien era capaz de ingerir las cosas al final éstas se terminarían disolviendo en la misma nada, convirtiéndose en tan solo átomos que terminasen conformando la misma oscuridad que la conformaba.

¿Quitarle los grilletes? — No creo poder hacerlo. — mencionó llevando una de sus manos hasta la prenda inferior de su persona. Levantando el pantalón, al menos la parte inferior de su puño, podía enseñar lo que era el grillete que él mismo estaba llevando en aquella zona. Lo cierto era que aquello le impedía desvanecerse completamente y entrar al plano de las sombras para poder transportarse a distancias determinadas: básicamente no le imposibilitaba utilizar sus poderes pero sí le impedía alejarse una distancia determinada de lo que era aquella ubicación, aquella tienda. — Yo también los tengo, aunque solo me imposibilitan un poco. — no era necesario darle explicaciones que quizás no comprendiera, después de todo la contraria mostraba una actitud un tanto infantil. Igualmente no le importaba mucho aquello a Ambrose, después de todo, dado que al menos estaba siendo bastante agradable la situación con la que se estaba dando: le ayudaba a distraerse y, por si fuera poco, a conocer a aquella adorable criatura que al parecer vivía también como él en aquella tienda.

¿Hace cuánto estás aquí? ¿Tiempo? — tal vez la segunda pregunta fue un poco más concisa, pero al parecer las palabras no eran el fuerte de la muchacha y si aquellas llegaban a costarle, que eran más sencillas que otras posibilidades, pues su persona debería de mostrar al menos un poco de conciencia al respecto para poder darse a entender de una manera un poco más adecuada, la más

El masculino no tardó en comenzar a ingerir de las galletas que había tomado de su criatura, disfrutando al menos un par de ellas antes de finalmente ofrecerle el resto del paquete. Venga, que sí, le habían gustado las galletas pero tampoco estaba el hecho de que fuera realmente loco por aquellas. Si la contraria las disfrutaba, y el hecho de ofrecérselas ofrecía más de aquella alegría por su parte, entonces él no era quién para obstaculizar el buen estado de la muchacha. No resultaba difícil que se mostrase así con ella, después de todo era una niña, al menos psicológicamente hablando y por su parte era una persona que, por muy embaucador que pudiera llegar a ser, siempre mostraba cierta empatía para con los más jóvenes casi que siendo de sus edades favoritas. Eran seres fáciles de tratar, generalmente puros y honestos, a los que engañar causaría un estado de daño hacia sí mismo casi que irreparable.

¿Mil quinientos sesenta y seis? — sus ojos se mostraron un tanto sorprendidos, en ésta ocasión debido al año que la fémina había hecho mención. Abriendo aquellos de par en par, los grisáceos del masculino luego se volvieron durante un breve instante hacia un lado antes de regresar una vez más hacia la muchacha. — Han pasado unos... — entrecerró sus ojos observándola con algo de peculiaridad. — ¿En verdad tendría tantos años? Sus números le daban más de... ¿cuatrocientos años? — claramente aquella era la cifra adecuada, ¿no? — Cuatro, cinco, cuatro. — al final terminó ocupando el mismo sistema que la contraria. ¿Quizás no conocía los números? ¿O le resultase más sencillo de aquella manera? Bueno, de una u otra manera responder de esa manera también resultaba un poco más cómodo para él.
Invitado
Anonymous

Volver arriba Ir abajo

The chimera and the dragon | {Saitou} Empty Re: The chimera and the dragon | {Saitou}

Mensaje por Saitou el Sáb Abr 04, 2020 9:20 am


¡Oh! Me dijo “gracias” eso es lo que se dice cuando dices “de nada” ¿Lo había dicho bien? Lo había dicho bien, seguro, je...seguro que ahora mi nuevo amigo no solo sabía que era buena, tambien sabía que era lista...aunque creo que saber decir esas cosas no es de ser lista, es simplemente acordarse de ellas, algo que...cuando pasas tanto tiempo sola en una dimensión donde solo estoy yo sola, es decir, en mi casa, un sitio donde no hay nadie para hablar no sueles usar con frecuencia-.-¿No? ¿Morgana no comer?-una niña humana se habría preocupado al escuchar que un gato mascota no come, pero para alguien como yo, bueno yo tampoco necesitaba comer, no entendía que para los que allí vivian, comer, era algo necesario y no todos eran unos deboradores de galletas como yo con una especie de agujero negro infinito por estomago.

Al escuchar que no podía quitarme los grilletes lo primero que se pudo percibir en mi rostro fue un puchero y unos ojos brillantes, parecía que iba a romper a llorar en cualquier momento, entendía queno era su culpa, pero aquellos grilletes...eran malos, no me gustaban, no era bonito ni divertido. Bueno aquellas ganas se me olvidaron enseguida, tan rápido como me hablo de otra cosa, en la que pregunto sobre un tema que no tenía nada que ver con los grilletes volví a sonreir sutilmenete como si nada.-.-Se, se, Saitou se-empecé a contar con los dedos, un total de tres, no, eso no era volví a empezar a contar con los dedos de nuevo y tras casi un minuto contando volví a mirarle con una sonrisa.-¡Tres! Tres soles-Se dice así ¿Verdad? Desde que había llegado había visto salir el sol tres veces, lo que realmente serían tres días, para mi son tres soles, más o menos.

No podía ser...NO PODIA SER VERDAD me dio más galletas ¡Más galletas! De nuevo los ojos casi parecian brillarme, pero estas no me las comí, claro, sabía lo que iba a hacer con ellas, las iba a compartir con mi amigo Ashkan, seguro que a Ashkan tambien le gustaban las galletas...¿O no? Seguro que si, a todo el mundo tenían que gustarle las gallletas. Si, eso haría.

Asentí al escuchar su pregunta confirmando los números que había dicho, o al menos era lo que recordaba, puede que mi memoría fallase pero recuerdo que mi vieja amiga me dijera ese número cuando me dijo la fecha en la que estabamos cuando nos conocimos.-.-Oh...¿Eso ser mucho? No creo que eso ser mucho-no, no me parecía mucho, pues...¿Cuanto era eso comparado con los años que tenía yo misma? Nada, muy poco, algo insignificante.-.-¿Tu podes enseñar a...yo como cosas ahora?-pregunté haciendo un esfuerzo en formular la pregunta, pregunta que por cierto era otra catastrofe dificil de comprender.  
Saitou
Saitou
Bi


Mensajes : 43

Dragón Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1777-saitou-id#10587
https://sunflower.foroactivo.mx/t1780-relaciones-saitou
https://sunflower.foroactivo.mx/t1779-cronologia-saitou

Volver arriba Ir abajo

The chimera and the dragon | {Saitou} Empty Re: The chimera and the dragon | {Saitou}

Mensaje por Invitado el Vie Abr 17, 2020 7:49 pm

.
¿Soles? ¿Serían eso días? Bueno, si tenía en cuenta el hecho de que aquella referencia no podía ser realmente de otra manera, claro que entendía el porqué de no comprender gran parte de la situación en la que se parecía encontrar. Los ojos del masculino, grisáceos, se perdían un poco en la oscuridad de la noche pero tampoco es como si estuviese realmente muy concentrado como para poder activar aquél tenue brillo que lo volvía capaz de vislumbrarlo todo. Sí, resultaba extraño, pero a pesar de ser sombra, la vista no era algo que estuviese tan desarrollada en la oscuridad, al menos no de la misma manera en la que podía decirse que lo estaba su vista lupina. — Supongo que te refieres a días, ¿verdad? — le resultaba tan adorable y tan tierna que podría incluso abrazarla ahí mismo, ¡pero contrólate, Ambrose! Que no era el momento, ni el lugar, ni la persona. Vamos, que si bien era un lobo, tenía ese defecto con las personas de más joven edad, de una en realidad resultantemente pequeña, incluso cuando no lo eran tanto pero se comportaban como tales.

Siendo tan solo tres... pues no es que haga mucho realmente. —bueno, igual y tenía que preguntar al respecto, por lo que no dudó en volver a la chica con una mirada un tanto suave. — ¿El sol salió tres veces desde que estás aquí? — alzó la mano derecha con la intención de enseñar tan solo tres de sus dedos – pulgar, índice y medio – a la chica para que contara con él. Fue allí que tocó con la zurda cada uno de ellos, en el orden mencionado, a medida que decía cada número. — Uno... dos... y tres. ¿Verdad? — y sin poder evitarlo su mano de manera cuidadosa sobre lo que era la cabellera de la chica. Sin ser realmente consciente de que estaba haciendo aquello, ni incluso de cómo movía la misma para poder despeinarla casi que con un toque un tanto infantil. Le resultaba adorable, quizás y hasta digna de recibir un abrazo de su parte, pero no era lo que fuera a hacer en realidad por no evitarse algún tipo de incertidumbre o mal entendido con la pequeña.

Sí. — no iba a responder nada más. Dar vueltas respecto al tema de los años y tal solo causaría quizás algo más de confusión en la chica, o la comenzaría, por lo que en realidad no estaba tan dispuesto a tocar dicho tema.

¿Enseñar? — poco a poco la atención de su mano fue cesando. Con el objetivo de finalmente abandonarlas suaves y finas hebras de aquella joven para poder erguirse – vamos, que si bien la diferencia de estaturas era existente, y a pesar de que ésta no era tanta en realidad, sí tuvo que erguirse lo suficiente como para poder actuar de la manera en que lo había deseado –. Como era normal, las palabras de la otra parte sí le habían tomado con sorpresa pero no de la manera en la que realmente debería: a decir verdad tampoco era consciente del hecho de que la fémina como tal estuviera planeando el más mínimo reencuentro entre su persona y la otra. — Bueno, podemos... ver algo desde aquí dentro. — y es que el hecho de enseñarle como tal las cosas no era algo para lo que él fuera realmente capaz, dado que en cierto sentido estaba tan encerrado como ella en aquél lugar.

Pero tal vez un día... — y casi de manera inevitable sus ojos se volvieron hacia la puerta de aquella habitación casi como si estuviese pensando en algún tipo de locura descabellada; bueno, él siempre tenía en mente locuras descabelladas aunque no siempre salían bien, y he ahí el resultado de una como tal. — ... pueda enseñarte el otro lado. — dijo sin más casi como si se tratase de un sueño, de una idea intangible e incapaz de realizarse verdaderamente.

Aunque tal vez... ¿podamos aprender sobre números? — y allí iba otra vez una idea de Ambrose queriendo jugar al hermano mayor, aunque al parecer era meno, bastante menor que ella – en edad real, claramente, porque al nivel psicológico podía considerarse totalmente lo contrario –. Tras aquella sugerencia solo dispuso de estirar su mano hacia ella, con intenciones de quizás guiarla nuevamente a otro lugar. ¿aceptaría?
Invitado
Anonymous

Volver arriba Ir abajo

The chimera and the dragon | {Saitou} Empty Re: The chimera and the dragon | {Saitou}

Mensaje por Saitou el Lun Abr 27, 2020 10:23 am


¿Días? ¿Que era un día? No, no tenía ni la menos idea de lo que estaba hablando...¡Ah! ¡Claro! Un días era el tiempo que pasaba desde que sale un sol hasta que pasa otro día y sale otro sol. Aunque empiezo a sospechar que esos soles de alguna manera son el mismo, claro que es complicado porque cuando se caen por el suelo parece como si se apagaran, como una vela, la enciendes y cuando pasa el tiempo va bajando y bajando hasta que puff, se apaga. Vale, el tiempo que tarda la vela del sol en volver a encenderse es un día, creo, yo por si acaso le digo que si.-Si, eso, tres días.-Ese era el tiempo que llevaba en aquella tienda, claro que ese tiempo no era nada, al menos para mi tres días, aunque muy divertidos no habían sido nada.

-Si Saitou contar.-respondí casi al momento, claro que sabía contar, bueno sabía contar hasta...mucho, sabía contar hasta muchos, o al menos lo que pudiera recordar.--Gusta más contar cookies-añadí recordando el delicioso momento en el que dividí las galletas para compartirlas antes de termina engullendo todas casi de una. Pensar en galletas...como las echaba de menos, creo que podría comer galletas de manera infinita sin que mi estomago se llenara. ¿Cómo sería mi estomago? ¿Cómo un grande y maravilloso agujero negro super infinito? Ah...¿Y eso que significaba? Ni idea, pero yo deje que me acariciara la cabeza con cierta indiferencia, simplemente no entendía el significado de un gesto como ese, bueno, eso y muchas otras cosas que no entendería, no entendía ni porque las galletas estaban ricas menos iba a entender lo que era una muestra de afecto y lo que no...quizá si es algo que debería de recordar pero mi vieja amiga que vivía aquí hacia otras cosas...puede que parecidas a eso de la cabeza.

Qué pensaba, qué miraba eran cosas que yo no podía ni imaginarme la mente de una dragona, o de una Saitou como me gusta llamarme a mi misma no funciona como la de los que viven aquí, mientras mi nuevo amigo parecía pensar muchas cosas yo solo pensaba; Quiero más galletas. Claro que creo que no podía conseguir más por ahora, lo que si que había decidido es que las galletas serían mi comida preferida hasta que encontrará otra igual de rica o más.--¿Qué más saber tu de números?-pregunte casi sin dudar ni un segundo en tomar su mano, ya había decidido que era su amiga así que no es como si fuera a dudar de él. Claro que siendo un señor y no una señora algo siempre me decia “Ten cuidado” como una vocecilla que me recordaba como alguien que yo recordaba con cariño había muerto a mano de hombres que no entendían que era buena, hombres asustados de mi amiga, de mi mejor amiga de nunca jamás.--¿Dónde ir?-pregunté llena de curiosidad ¿Habría más galletas a donde quería ir? O....¿Habría muchisimas galletas? No, no creo ,as galletas son cosas de cocinas...¿Iriamos a otra cocina?


Saitou
Saitou
Bi


Mensajes : 43

Dragón Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1777-saitou-id#10587
https://sunflower.foroactivo.mx/t1780-relaciones-saitou
https://sunflower.foroactivo.mx/t1779-cronologia-saitou

Volver arriba Ir abajo

The chimera and the dragon | {Saitou} Empty Re: The chimera and the dragon | {Saitou}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.