Sunflower
[Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan] 9A1qiH6
LINKS RÁPIDOS
GRUPO DE DISCORDRECICLAJE DE TEMAS LIBRES Y ABANDONADOSDebilidades/Habilidades/Poderes y sus Limites.CIERRE DE TEMASPETICIÓN DE HOGARESREGISTRO DE GIFS PERSONALIZADOS

Invitado
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos Temas

Últimos temas
» [Mini juego] ¿Qué escuchas en éste momento?
por Ieilael Hoy a las 12:03 pm

» And now... What? [Priv. Ji Ahn Kyŏng] [+18]
por Araxiel Hoy a las 11:49 am

» Can’t wait to fall again [Priv. Jun'ichi Hōjō]
por Ieilael Hoy a las 11:47 am

» [Afiliación] Neon Paradise — Élite
por Invitado Hoy a las 3:04 am

» [Privado] Harmful Agent [Priv L. Wanheda]
por Alik Xаос Hoy a las 12:37 am

» [Privado] Don't eat the sheep [Taekyung]
por Corey Hoy a las 12:15 am

» This is my life [Álbum]
por Karan Ayer a las 12:31 pm

» Pure chance [ Priv Maximus ]
por Maximus Ayer a las 10:05 am

» I don't bite, cutie [Priv. Fei]
por Naja Ayer a las 10:02 am

» Fatal Karma |+18|Priv.Karan|
por Loki Laufeyson Ayer a las 4:59 am

STAFF
Web Master
KANON
MP | Perfil
Administradores
Akali
MP | Perfil
Nanashi
MP | Perfil
Moderadores
Baltazar
MP | Perfil
Náyare
MP | Perfil
Moderadores CB & Discord
Ieilael
MP | Perfil
Cotta
MP | Perfil
AFILIADOS

Hermanos
Crear foro
boton 150x60
Élite
counting ★ stars
Loving Pets
Crear foro
[Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan] Image
bton 40x40
FINAL FANTASY: Zero
CRÉDITOS
Skin “Shine!” creado por Runa XIII e inspirado en la colección de tablillas de NympheaKeep it simple”. Un agradecimiento especial para Nymphea por su consentimiento, a la Asistencia de Foroactivo y los tutoriales de Savage Themes y The Captain Knows Best.

Todos los derechos son reservados. Las imágenes y el contenido alojados en este foro pertenecen a: DeviantArt, Zerochan, Pixiv y a Pinterest y se le acredita a sus respectivos autores.

No está permitido el uso de algún contenido propio de este foro sin permiso alguno. Se original, no copies.



[Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan] Empty [Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan]

Mensaje por Jumin Han el Lun Dic 23, 2019 6:39 pm

Atención: El siguiente tema tendrá un contenido +18 respecto a las prácticas del BDSM (Bondage, Dominance, Sadism & Masochism); se incluirán explicaciones detalladas y/o imágenes para enriquecer el tema; si deseas ver y/o leer al respecto, es bajo tu propia responsabilidad. Gracias.

Los gustos del señor Han se sabían muy particulares y muy... estrictamente dichos en la palabra, eran muy específicos. Pocos sabrán a cerca de ésto pero el señor Han es un ávido practicante del BDSM; y no sólo éso sino que gusta mucho de ir a clubes de dicha temática ya sea para pasar tiempo rodeado de arneses y cuero que cuelga de las paredes o bien su lado vouyerista suele surgir en muchas ocasiones y prefiere ir a ver una sesión de shibari o de suspensión de arneses... Una práctica bastante... interesante de ver, sinceramente.

Hoy día decidió liberar su agenda de cualquier ocupación. Se había organizado perfectamente desde temprano para designar deberes y poder tener libre toda la tarde-noche a partir de las 7 p.m., su asistente se había encargado de adelantar algunas conferencias, se encargó de varios documentos y, por su puesto estuvo también al pendiente de la alimentación del esclavo del señor Han, Etzatlan. Sinceramente, y no es que fuera un mal dueño, es sólo que... Jumin no es la clase de persona que tiene la empatía de ir a jugar con su esclavo ni mucho menos. Sí, a Jumin le sirve Etzatlan como lo que es, un monstruo asesino y con éso está bien. Además el animal sigue siendo muy hostil y es poco probable que se comporte en sociedad; así pues, Jumin prefiere dejarlo encerrado en la mansión provisto de lo necesario para mantenerlo, al menos, dócil. Por ésa razón había tomado la decisión de ir sólo; la verdad es, que si Etzatlan fuera más "humano", quizás lo llevaría como acompañante, pero dada la razón que no es así, se encuentra ahora mismo ingresando sólo al club "Rojo carmesí"

Este lugar es un grupo para aquellos residentes en Sunflower que realmente entienden las practicas de intercambio erótico del poder en el marco de lo Sensato, Seguro y Concensuado. Está diseñado para ser un lugar seguro para hablar de este interés y sin ataques donde la interacción entre miembros es muy activa; no es un club de citas, no es un club swinger... El club no se diferencía mucho de un bar o un antro, pues está adecuado para comer, beber y sentarse; la única diferencia es que todo está tapizado de cuero y claramente hay una gran temática de BDSM por donde se le mire.
Jumin había estado interesado en ir desde que le llegó la invitación para una sesión de suspensión en shibari y justamente a éso se encontraba ahora mismo.

La escena, si bien se siente perversa, lo cierto es que es más para el placer visual.
Una habitación tenuemente oscura, los espectadores al rededor y una jovencita al centro siendo atada con nudos complejos por otro hombre que, seguro de sus movimientos va ciñiendo el cuerpo de la señorita poco a poco hasta imposibilitarle el movimiento. Es una práctica tardada pero es todo un deleite de observar; o al menos, Jumin lo considera así.
Por lo general los espectadores fuman y beben, algunos dialogan en voz baja; Jumin, por el contrario se mantiene sereno bebiendo una copa de vino alejado de cualquiera que quiera entablar una conversación con él pero a una buena distancia para poder ver todo en primera fila...

+18 Abrelo bajo tu propia responsabilidad:
[Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan] 24COCKTAILPARTYNG-7885-1-683x1024


Última edición por Jumin Han el Vie Dic 27, 2019 10:53 am, editado 1 vez
Jumin Han
Jumin Han
Pan


Mensajes : 46

Localización : C&R Company

Empleo /Ocio : CEO

Humor : Funcional & Elegante

Demonio Amos
https://sunflower.foroactivo.mx/t1616-id-mr-han-will-see-you-now#9416
https://sunflower.foroactivo.mx/t1619-relaciones-what-are-we#9445
https://sunflower.foroactivo.mx/t1620-cronologia-hurry-up-i-m-bussy#9446

Volver arriba Ir abajo

[Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan] Empty Re: [Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan]

Mensaje por Karan el Mar Dic 24, 2019 9:14 am

¿Karan ser de los que entablaban conversación con otros dentro del mercado negro, de manera pacífica, inclusive, amistosa? Eso era algo raro, pero ese chico sombra había llamado la atención del caído y no de la manera que la gente llamaba su atención siempre; no buscaba divertirse con él a base de sexo o maltrato, solo era... ¿Como un amigo? No sabría decirlo con exactitud, pero era una palabra muy acertada para aquella sensación que tenía cuando intercambiaba palabras con el chico sombra de joven edad. Y fue durante una de esas conversaciones que supo que el muchacho tenía unos gustos algo peculiares. El de blanca cabellera, ni corto ni perezoso, dijo haber practicado BDSM, abriéndose ambos y entablando una conversación algo más profunda de lo que se pudiese imaginar viniendo de ambos.

"Hay un bar no muy lejos de aquí relacionado con ese mundo", la voz del joven resonó por su mente, parando frente al bar que mencionó su pequeño amigo. Se sentía curioso por lo que podría ver. A diferencia del chico sombra, el caído no había experimentado el verdadero BDSM, más bien la simple humillación y el dolor en estado puro sin el más mínimo placer. ¿Sabéis qué resulta aún más divertido? Que experimentar aquello le agradaba si quién le proporcionaba todo eso era Lucifer. Oh sí, ese demonio lo era prácticamente todo para Karan, y aunque tuviesen una extraña relación, ambos sabían divertirse juntos de maneras muy peculiares. Por eso mismo el ángel caído aceptaba cualquier cosa del demonio de gran renombre, incluso si los deseos del mismo eran la muerte; no importaba, él lo aceptaba por todo lo vivido en su pasado.

Una vez que se decidió a entrar, obvio que lo primero que hizo fue pedirse una copa de alcohol, un whisky a palo seco sin un solo cubito de hielo. Dos tragos fue lo que necesitó para vaciar el vaso, pidiendo que se lo volviesen a llenar con una amable sonrisa que dedicó al camarero. Con la bebida en la mano, recorrió el local sin perder detalle alguno, llegando a una habitación algo más privada y con baja iluminación. Allí se quedó apoyado en la pared, observando fijamente a la joven mujer a la que ataban con unas cuerdas que, si su memoria no fallaba, debían ser de cáñamo. Ese material resultaba desagradable al tacto común ya que era algo áspero, sin embargo, sabía que se utilizaba en algunas sesiones y había quienes preferían ese material antes que finas cintas; supuso que era el tacto sobre la piel lo que a los practicantes debía gustar, aunque no estaba seguro. Dio un trago a su bebida, pero antes de separar los labios del vidrio, sus celestes ojos se clavaron sobre alguien. Sin moverse un solo milímetro centro su atención en aquel hombre que parecía disfrutar del espectáculo, pero era obvio por qué había captado su atención: era un demonio. Se relamió los labios bajando el vaso, pintando en los mismos una ladina sonrisa pensando en lo divertida que sería aquella noche.
Karan
Karan
Bi


Mensajes : 76

Localización : Nunca estoy quieto, lo siento

Humor : El mejor si no me incordian

Angel Caido Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1704-ficha-de-karan
https://sunflower.foroactivo.mx/t2173-relaciones-de-karan#13392
https://sunflower.foroactivo.mx/t1825-cronologia-de-karan#10830

Volver arriba Ir abajo

[Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan] Empty Re: [Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan]

Mensaje por Jumin Han el Vie Dic 27, 2019 2:25 pm

Poco a poco la señorita comenzó a quedar suspendida en el aire, claramente todos en la habitación podían escuchar la respiración acelerada de la chica y máxime cuando se le fue puesto un antifaz para evitar el contacto con cualquiera de los que estaban presentes; no por cualquier razón racional, simplemente para agudizar los sentidos de la chica y ofrecer un espectáculo aún mejor.

Decir que Jumin no siente un estremecimiento con el sonido de la respiración de ella sería mentir, pero el demonio logra mantener una calma casi impoluta de no ser por el ligero apretón que dio a la copa, casi imperceptible pero ahí estaba. Mantiene la mirada fija y observa únicamente la figura femenina que gira sobre su eje, admirando los plieges de la cuerda y las marcas que comienza a dejar en la dulce piel rosada.

De pronto algo se cruza entre él y su atención a la fémina y es la mirada de otro hombre que le mira fijamente. Jumin no suele desviar la mirada en lo absoluto, sea cual sea la situación y ahora mismo, con la misma seguridad con que miraba a la señorita permanece estoico mirando al contrario.
Delgado, de un rostro fino y facciones muy suaves a su vista (tampoco es que pudiera ver bien, si el cuarto estaba semi oscuro), cabello blanco y una mirada afilada.
Ése juego de miradas se mantuvo por lo menos dos minutos, tiempo en que comenzaron a bajar a la chica y a desatarle los amarres. Pronto la habitación se llenó de algunos bullicios de los demás integrantes mencionando el gran espectáculo y, por alguna extraña razón, el "amo" que había atado a la señorita llamó la atención mencionando algunas palabras.

— Muchos de los que están aquí no son principiantes en el arte del shibari... Lo sé muy bien, lo veo en sus rostros... ¿Alguien quiere hacer una demostración? —

Silencio, quizás un poco incómodo para la mayoría pero Jumin se ve interesado y avanza unos pasos dejando su copa sobre una mesilla cercana, muy lentamente se pone al centro de todos y comienza a quitarse el saco y chaleco sastre y mientras se deshace el nudo de la corbata, el "amo" vuelve a hablar. — Muy bien, tenemos a un master aquí... ¿alguien quiere suspenderse en el aire por éste dominus? — Pero, de pronto Jumin habla y deja caer la corbata a un lado suyo. — No, ésta vez quiero ser yo el que sea atado. — Y sin si quiera disimular, clava su mirada de vuelta en aquel que tanto le ha estado observando.
Jumin Han
Jumin Han
Pan


Mensajes : 46

Localización : C&R Company

Empleo /Ocio : CEO

Humor : Funcional & Elegante

Demonio Amos
https://sunflower.foroactivo.mx/t1616-id-mr-han-will-see-you-now#9416
https://sunflower.foroactivo.mx/t1619-relaciones-what-are-we#9445
https://sunflower.foroactivo.mx/t1620-cronologia-hurry-up-i-m-bussy#9446

Volver arriba Ir abajo

[Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan] Empty Re: [Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan]

Mensaje por Karan el Sáb Dic 28, 2019 8:18 am

Puede ser que pecase de descarado, pero fue una grata sorpresa que lo ojos de aquel demonio se cruzasen con los suyos. No supo con exactitud cuánto tiempo estuvieron así, ni le dio la más mínima importancia; solo se limitó a mantener sus celestes ojos sobre los contrarios. Había algo, un lejano recuerdo que le hacía duda. ¿Le conocía o solo eran imaginaciones suyas? Ah... Vivir por tantos años le hacía no recordar con detalle absolutamente toda su vida. Solo desvió la mirada al escuchar el bullicio, fijándose en cómo la mujer estaba de nuevo en el escenario y la comenzaban a desatar aquellos complejos nudos. Seguro que su amigo hubiese reaccionado del mismo modo y estaría disfrutando como los allí presentes. Él en cambio, bueno, lo disfrutaba pero de otro modo más perverso y menos artístico.

Aún desde la lejanía, observando en silencio, arqueó una ceja al ver como aquel hombre trajeado tenía el valor de ponerse en pie y subir al escenario. Bueno... Escenario... Dejemoslo en que estaba en el centro de todas las miradas. Su rostro se mantuvo bastante neutro hasta el momento, algo impaciente por saber qué rondaba la mente del demonio. ¿Desearía tanto atar a alguien? Era curioso, pero entonces, todo en su mente pareció dar un giro de ciento ochenta grados.  Sus ojos se abrieron algo más, sus cejas arqueadas y la expresión general delataban la sorpresa cuando el susodicho habló, rechazando la oferta para que alguien se atreviese a ser quien lo atase a él. ¿A qué quería jugar? Se cuestionó, y muy consciente de la mirada recibida, se termino el vaso de un trago y aceptó en silencio.

A diferencia de otros, él no vestía elegante en lo absoluto; llevaba su blanca túnica con doradas decoraciones que toda su vida estuvo con él, un recuerdo de su época celestial tal vez. No dudó en dejar el vaso a un lado, y a la par que caminaba, deshacerse de su tan puritana prenda para dejar paso a un ajustado traje negro de hombros descubiertos y largos guantes que cubrían por encima de los codos. Aquella tela se ajustaba perfectamente a cada uno de sus músculos, pero el verdadero motivo por el cuál rara vez se desprendía de ella era por la comodidad, y por encima de todo, sentir como abrazaba su piel cuando jugaba con sus presas de manera muy violenta, sin siquiera romperse. Era un tejido elástico y cálido.

Sonrió al quedar junto al demonio, un gesto con cierta malicia y perversión cabe destacar. Recorrió la sala en general con un rápido vistazo, posando sus manos sobre las cuerdas de cáñamo. —¿Está seguro de que quiere hacer esto? —cuestionó con un mínimo de educación—. Quedar a mi plena merced es algo que solo un loco haría —dijo igual de tranquilo, tomando la cuerda y acariciando los hombros ajenos sin borrar su tentador semblante, aquel que siempre invitaba al pecado; aquel que tan bien le enseñó a utilizar Lucifer—. ¿Nos conocemos de algo? —susurró en su oído. Tenían prácticamente la misma altura, así que podría hablar sin que el resto escuchase. Tomó una de sus manos para deslizar la cuerda sobre su camisa, decidiendo apartar un poco la tela que cubría sus muñecas. Procedió a atar una de ellas, la derecha, con un nudo simple. En realidad no sabía con exactitud qué hacía, pero había estado lo suficientemente atento al espectáculo como para recordar el modo en el que habían anudado a la mujer de antes, así que se limitó a imitar. Pasó a colocarse a espaldas del hombre y obligarlo a que pusiese ambas manos a la espalda—. No tiene cara de ser una presa, así que, cuáles son sus intenciones en todo esto —su tono se mantuvo bajo mientras deslizaba las cuerdas con lentitud por el brazo ajeno—. ¿Tal vez quiere que le desnude delante de todos para sentir el cáñamo sobre su piel? —dijo tras una sonrisa que se iba ampliando más y más—. Le advertí que quedarse a mi merced era de locos, pero si lo que busca es la locura, no dudaré en ofrecérsela —descaradamente, y con el movimiento de las cuerdas mientras seguía atando, acarició su espalda paseándose por ella con naturalidad. ¿Cuánto tardaría en descubrir que se trataba de un ángel caído? O mejor aún, ¿cuánto tardaría en saber que su mente era tan macabra o más que la de cualquier demonio?


Spoiler:
El trajecito que ocultaba (?).
El nudo que Karan intenta hacer.
Si lo prefieres puede ser que solo haya logrado atar un brazo, para que tengas más libertad. De todos modos, recordemos que Karan no sabe ni lo que hace, solo imita a duras penas los nudos que había visto e improvisa. Podría Jumin soltarse en cualquier momento (?).
Karan
Karan
Bi


Mensajes : 76

Localización : Nunca estoy quieto, lo siento

Humor : El mejor si no me incordian

Angel Caido Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1704-ficha-de-karan
https://sunflower.foroactivo.mx/t2173-relaciones-de-karan#13392
https://sunflower.foroactivo.mx/t1825-cronologia-de-karan#10830

Volver arriba Ir abajo

[Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan] Empty Re: [Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan]

Mensaje por Jumin Han el Miér Ene 08, 2020 11:26 pm

Era interesante para Jumin la manera en que muchas personas se presentaban a los susodichos eventos de Rojo Carmesí, algunos -muy pocos en realidad, vestían traje sastre como él, había otros que desvergonzados usaban trajes de latex y arneses decorativos con normalidad, luego estaban las personas (una entre diez, sinceramente) que no cuadraban para nada hasta que se descurian sus ropas y revelaban sus intenciones. Y ése era el caso de aquel jóven albino que sin pudor se despojó de aquella túnica y develaba un traje ceñido. De ésa manera Jumin puede observar que no se trataba de un simple chico que le encaraba a miradas desde lejos sólo porque sí.

Lo mira de arriba abajo, incluso su expresión cambia levemente con sólo arquear la ceja y soltar un pequeño suspiro. Había quedado únicamente con su camisa puesta en la parte superior de su torso, la inferior seguía intacta. — Muy seguro. — Replica mientras le sigue con la mirada. Jumin suele ser muy observador en todos los aspectos y máxime si se trata de una persona, así puede observar que el sujeto albino tiene ciertos movimientos felinos al rodearle hasta quedar tras de él. Siente el toque en sus hombros pero no le inmuta, simplemente respira parsimonioso. No se diferenciaban tanto en altura así que no es necesario que Jumin agache la mirada para observarle por el rabillo del ojo mientras coloca ambas manos tras su espalda esperando a que el sujeto tome acción. — Lo recordaría. — Vuelve a responder únicamente lo necesario.

Conforme pasan los segundos, Jumin permanece estático como una piedra, dejándose mangonear por las ataduras o lo que sea que está intentando su "dóminus"; mientras tanto, la sala sigue llena pero algunos han decidido salir. siempre es más llamativo cuando una mujer es la sumisa, pero ¿qué pasa cuando sometes a un hombre?

El demonio sonré de medio lado, no voltea, sigue mirando al frente perdido en algún punto de la oscuridad de la habitación. — Es verdad, hay una intención... pero quiero satisfacer una duda antes que nada. — Su cuerpo se yergue y tensa hacia atrás conforme las ataduras se ciñen a su cuerpo, cada vez más justas, más firmes. Siente la caricia tras su espalda y sólo por un momento el escalofrío le recorre de abajo hacia arriba haciéndole mover ligeramente la cabeza, como si destensara los músculos de su cuello y hombros. Suelta un largo suspiro, el chico tiene buena técnica, pero no la suficiente y, con un simple movimiento y estirar de sus brazos lo máximo que puede haca abajo la cuerda se desliza sólo un poco, pero lo suficiente para que los brazos de Jumin queden un tanto flojos. Ahí, sonríe y suelta un ligero sonido a modo de risa de sus labios.

Las cuerdas se aflojan más y poco a poco se deslizan hacia el suelo, liberando a Jumin de la mayoría de las ataduras. Es ahí que por fín le dedica una mirada, se gira para encararle de frente y se agacha para tomar la cuerda y ponersela en la mano. Su mirada no cambia, sin embargo hay algo ahí... — Hazlo con más fuerza o volverán a aflojarse... ¿O quieres que te enseñe cómo se hace? — Le da la espalda nuevamente, ésta vez facilitándole el trabajo se empuña las mangas hasta el antebrazo; inclusive vuelve a colocar las manos hacia atrás.
Se escuchan algunos murmullos, la sala ha quedado con la mitad de los que ya estaban desde antes; se quedan por morbo más que nada porque, como ha mencionado el albino, Jumin no es una presa, ¿porqué finje pobremente ser una? La mayoriá -si no es que todos los presentes, le conocen. Saben que él no se deja subyugar, siempre es él quien somete, ¿entonces porqué hoy, porqué ahora, porqué él?
Jumin Han
Jumin Han
Pan


Mensajes : 46

Localización : C&R Company

Empleo /Ocio : CEO

Humor : Funcional & Elegante

Demonio Amos
https://sunflower.foroactivo.mx/t1616-id-mr-han-will-see-you-now#9416
https://sunflower.foroactivo.mx/t1619-relaciones-what-are-we#9445
https://sunflower.foroactivo.mx/t1620-cronologia-hurry-up-i-m-bussy#9446

Volver arriba Ir abajo

[Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan] Empty Re: [Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan]

Mensaje por Karan el Dom Ene 12, 2020 11:50 am

Aquel sujeto era de lo más peculiar y cuanto menos divertido. El caído aún no terminaba de comprender a qué jugaba exactamente -o a qué querría jugar-, pero por el momento decidió seguirle tranquilamente y sin mostrar sus verdaderas intenciones. ¿Qué tocaría aquella noche2? ¿Sexo salvaje sin tapujos o una muerte lenta, tortuosa y dolorosa? Se mordió el labio inferior solo de imaginar el amplio abanico de posibilidades que tenía en la palma de su mano. Aún así había algo que seguía molestándole de cierto modo, y es que el rostro ajeno se le hacía bastante más familiar de lo que quería pensar. Era frustrante, como lejanos recuerdos que se veían borrosos en su mente y se amontonaban unos sobre otros. ¿Podría ser...? No. Había conocido muchos demonios a lo largo de su vida, sería mucha casualidad que él resultase ser uno de los tantos. —En ese caso es un placer verle por primera vez —comentó con una ladina sonrisa—. Y espero que no sea la última; es demasiado atractivo para que se oculte en una oficina —añade con cierta burla.

Sus celestes ojos se deslizaron por unos segundos al público, comenzando a ver cómo se iban entre quejas que le entraban por un oído y salían por el contrario. Resopla de manera leve a la par que revolea sus orbes al ver cómo se deshace de su”tan perfecta” atadura. Podría ser simplemente rudo y atar sin intenciones de querer dar espectáculo, sin importarle hacer daño; pero debía fingir por el momento que sabía lo que hacía. —¿Cuál es esa duda? Si lo dice tal vez pueda saciarla. Soy muy amable cuando quiero —añadió su última frase con cierto veneno en sus palabras. No iba a ocultarse frente a un demonio, era como regresar a casa; y no al cielo, sino al mismísimo infierno. Ese sí que era su hogar—. Sigo pensando que nos hemos visto en otra ocasión —murmuró tomando de nuevo la cuerda y comenzando a improvisar nuevamente—, aunque con el pasar de los años comienzo a descartar recuerdos —admitió haciendo un primer nudo con bastante fuerza, sin importarle que resultase doloroso. Así comenzó a liberar poco a poco a su verdadero ser; a ese ángel que cayó y parecía ser más demonio que los propios demonios.

Hagamos un trato —propuso deslizando la cuerda por sus brazos nuevamente—. Si se deshace de este otro nudo le dejo ejercer su papel como es debido y, mientras que me divierta, prometo ser un buen... Como se dice... —se queda pensativo, aunque más bien fingía pensar el la palabra adecuada—. Ah, ya: sumiso. ¿No es lo que busca? Le dejaré que de un buen espectáculo usando mi cuerpo a placer —terminó con la cuerda, observando los brazos y siendo muy consciente de que estaba atada igual de floja que antes, pero esta vez sí que lo hizo a propósito—. Pero recuerde, solo me portaré bien mientra que me divierta. Cuando comience a aburrirme, las paredes de esta oscura sala se pintarán con sangre y no será mía, se lo aseguro —mostró su mejor sonrisa de depredador, quedando frente a él y mirándolo directamente a los ojos—. Vamos, fiera; libérate de las ataduras y de la humillación de ser atado como un sumiso —le tentó, hablando muy cerca de sus labios, manteniendo su filosa mirada en la ajena—. ¿O no deseas experimentar una sesión conmigo? —roza sus labios con los propios antes de alejarse y recuperar la distancia apropiada, dejando ya de lado la educación de sus palabras y tratándole con mayor "confianza".


Nudo que hace Karan.
Karan
Karan
Bi


Mensajes : 76

Localización : Nunca estoy quieto, lo siento

Humor : El mejor si no me incordian

Angel Caido Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1704-ficha-de-karan
https://sunflower.foroactivo.mx/t2173-relaciones-de-karan#13392
https://sunflower.foroactivo.mx/t1825-cronologia-de-karan#10830

Volver arriba Ir abajo

[Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan] Empty Re: [Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan]

Mensaje por Jumin Han el Mar Feb 11, 2020 1:35 pm

Claramente se puede dar cuenta de lo inusual que es la personalidad del albino, lo que no puede descifrar es si aquello le causa satisfacción o molestia y por ésa misma razón es que sigue tentando a su suerte dejando que lo ate y lo trate como quiera. Ésta vez nota que la manera en que le está atando es... diferente, más agresiva. Negar que no le hace estremecer sería mentir.

Jumin nuevamente se mantiene con la mirada fija hacia en frente, de repente sintiendo escalofríos por la cercanía del chico que constantemente se acerca a su oído a susurrarle. — ¿Debería decir que el placer es mío? — Ésta vez su tono es diferente al que ha estado usando a lo largo de la sesión; es más, se ha dignado a sonreír ladino y a dedicarle unos segundos para mirarle, claro que aquello no le dura mucho pues en cuanto siente el primer tirón fuerte su ceño se frunce y llega a soltar un ligero gruñido.

Como la cosa se ha vuelto más "privada", Jumin mira al mediador del salón y con una simple seña le da a entender que quiere a todos fuera. No es de esperar que aquel sujeto asienta y pida que todos se retiren y entre algunos gruñidos de molestia y quejas, salen y la puerta se cierra; el salón se vuelve un nuevo santuario privado para ellos dos y entonces Jumin al fin sin la presión de ser observado mueve un poco bruco el cuello por los escalofríos que ha estado aguantando. — Justo pensaba que se le puede conocer a una persona cuando logras ver lo que le pervierte, ésa era la duda que tenía. — Pero para el morocho, en verdad que no logra descifrar qué mueve a éste su "dominante" momentáneo. — A mí me parece que es la primera vez que nos vemos, pero quizás ya nos hemos visto... ¿Cuál es tu nombre? —

La propuesta le mueve y despierta su propia perversión. ¿Qué mejor que descubrir a un malcriado? A su parecer, a Jumin le gusta más cuando aquellos a quienes somete son difíciles, aquellos que dicen "no" y se resisten, pero al final terminan siendo presas para el demonio... Respira profundo, ésta vez nota que sus amarres son más complicadas, mueve ligeramente las muñecas y se percata de que los amarres están igual de flojos; sin embargo, no desiste en aprovechar aquella oportunidad y fingir que no se ha dado cuenta de aquella intención. No dice nada pese a las provocaciones, tan sólo se remueve las manos como si calara la resistencia de las cuerdas y entonces por fín pregunta. — ¿Se vale usar la fuerza? — Pero no espera a por una respuesta pues con tan sólo girar constantemente las muñecas logra zafar la primer mano y nuevamente el nudo se deshace.

Ésta vez él recoge la cuerda y comienza a amainar un nudo y con toda la dominancia que lo caracteriza se acerca hasta al albino y con un rápido movimiento sujeta sus manos con la cuerda y las ata hábilmente, luego de hacerlo literalmente lo fuerza a incarse aplicando fuerza sobre el hombro del contrario y una vez lo tiene -literalmente a sus pies se coloca tras del chico y jala sus manos para que queden tras su nuca. Por un momento se mantiene inmóvil pero no tarda en comenzar a realizar una serie de ataduras al rededor del pecho del joven y al mismo tiempo a tensar los amarres de sus muñecas. — Ahora que tenemos privacidad, me atreveré a decirte lo que creo que he averiguado de ti. No me parece que seas de las personas que disfruten de ésto por placer, o al menos no sexualmente. — Se encuentra incado tras el muchacho y es ahora cuando aflora su personalidad dominante, se toma las libertades de, cada vez que Jumin habla, le obliga a mirarle sujetando su mentón. — Estoy seguro de que te gusta el sadismo pero no logro averiguar si eres de los que disfrutan recibiendo o haciéndolo... — Termina de afianzar el nudo con un ligero tirón que, en automático se ciñe al cuerpo del albino; muy a comparación del que le había hecho el chico, el suyo tiene la tensión correcta para no deshacerse. — Así que sé un... ¿cómo dijiste? Ah sí... Un buen sumiso, y dime de qué tipo eres. —


El nudo que le hizo a Karan
Jumin Han
Jumin Han
Pan


Mensajes : 46

Localización : C&R Company

Empleo /Ocio : CEO

Humor : Funcional & Elegante

Demonio Amos
https://sunflower.foroactivo.mx/t1616-id-mr-han-will-see-you-now#9416
https://sunflower.foroactivo.mx/t1619-relaciones-what-are-we#9445
https://sunflower.foroactivo.mx/t1620-cronologia-hurry-up-i-m-bussy#9446

Volver arriba Ir abajo

[Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan] Empty Re: [Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan]

Mensaje por Karan el Jue Feb 20, 2020 3:10 pm

Los celestes ojos se perdieron en la gente que aún quedaba, sonriendo con amplitud al ver cómo los pocos espectadores aún presentes se iban con solo gesto del trajeado hombre. Sería mentir si dijese que no imponía y desprendía un aura dominante, pero de ahí a que el caído lo viese como una amenaza o alguien a quien obedecer había un largo camino por recorrer. Ni una ínfima gota de miedo era lo que sentía, sino todo lo contrario, le parecía de lo más interesante y divertido ver como el demonio se desenvolvía en aquel local que parecía prácticamente su segundo hogar -deduciendo que tuviese una casa privada, claro, pero que allí pasaría algunas horas también-.

No es necesario que diga algo que no siente —comentó, mentiroso de él por haberse contradicho solo. ¿Un placer conocerlo? No lo era en realidad, pero era costumbre aparentar ser lo que no era para gustar al resto y que se tomasen confianzas con él, para después, divertirse al máximo con la traición de un “amigo”. Solo de pensar en ello su sonrisa se ensancho sin prestar mucha atención al modo en el que el contrario se desharía de las cuerdas. Era más que obvio que lo conseguiría, pues el esfuerzo que puso, fue el mínimo para cambiar las tornas y así cambiar el modo de juego. Quería ver al contrario en su terreno de dominante, quería probarlo en ese sentido y averiguar hasta qué punto todo aquello le entretendría. ¿De lo contrario? Atravesaría su pecho sin pena alguna.

¿Mi nombre? —soltó una ligera risa, cuestionándose si decir la verdad o simplemente mentirle por el mero capricho de hacerlo: al final decidió sincerarse, y si esa extraña sensación era correcta, tal vez hasta hiciese al contrario estremecer. No sería el primer demonio de bajo rango en agachar la cabeza frente a su presencia, ni sería el último si es que fuese el caso—. Mi nombre es Karan. ¿Y el tuyo, joven demonio? —preguntó con total tranquilidad y dejando a un lado tanta educación. No iba con él eso de tratar al resto de usted, y mucho menos si no consideraba que se mereciesen ese respeto que mostraba. No es como si de la nada fuese a hablar mal o insultar, tampoco llegaba a esos extremos... O no de manera tan brusca y exagerada.

Observó con detenimiento cómo se deshizo de las cuerdas. Estaba claro que no iba a suponer un reto, porque ni tenía experiencia en el shibari ni sería gentil de haberlo atado con su fuerza bruta; dejar marcas sobre la piel sería lo mínimo que hubiese sucedido. Una sonora carcajada sonó eco por la ahora vacía sala, quedando de rodillas sin poner la más mínima resistencia. —Interesante —mencionó por ese cambio de actitud, pero a diferencia de él mismo, ese trajeado hombre sí que sabía lo que hacía. Se limitó por el momento a dejarse atar y escuchar, relamiéndose los labios—. ¿Qué placer se puede sacar de ser atado? Ya sean torturas físicas o un buen encuentro sexual, en realidad las ataduras me son indiferentes y acepto ambos casos. ¿Por qué? ¿Planeas torturarme? Tal vez eso me excite más que ver a gente hacer nudos que visualmente sean agradables —soltó sin tapujos, observándole a duras penas por el rabillo del ojo. Un pequeño gruñido se escapó de sus labios por la fuerza ejercida en los nudos, algo simbólico ya que ni le dolía ni le molestaba en lo más mínimo—. Y no te imaginas hasta que punto me encanta recibir y hacer —añadió, y aunque hacía referencia a las torturas y relaciones por igual, dejaba que la mente del contrario decidiese cómo tomarse aquello.

Movió ligeramente los dedos para entrelazarlos con comodidad a la altura de su nuca, esperando a que se dignase al menos a plantarle cara. —Y dime, señor dominante, ¿qué es lo que te hace disfrutar a ti exactamente? —arqueó una ceja—. Te dejaré seguir con el juego, pero estos nudos de nada sirven en mi contra —advirtió—. Ya lo dije antes: Seré un buen sumiso si me demuestras que tienes algo mínimamente interesante, de lo contrario, disfrutaré del sadismo y teñiré mi cuerpo con tu sangre —sonríe con pura maldad aflorando de aquel gesto—. ¿Hay algo que deba hacer, amo? ¿O prefiere que utilice otra palabra para referirme a usted? —volvió a las formalidades, pero pura interpretación y se notaba en su tono burlón—. Seguro que ese chico hubiese disfrutado de esto más que yo —pensó recordando por un momento al iraní que le mencionó aquel lugar.
Karan
Karan
Bi


Mensajes : 76

Localización : Nunca estoy quieto, lo siento

Humor : El mejor si no me incordian

Angel Caido Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1704-ficha-de-karan
https://sunflower.foroactivo.mx/t2173-relaciones-de-karan#13392
https://sunflower.foroactivo.mx/t1825-cronologia-de-karan#10830

Volver arriba Ir abajo

[Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan] Empty Re: [Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan]

Mensaje por Jumin Han el Dom Abr 12, 2020 10:13 pm

Defnitivamente el nombre del jóven que permanece en la habitación con él no le suena de ningún lado. No es que el empresario se jacte de ser un almanaque andante pero cosas como nombres y éso sí que puede llegar a recordarlos así los haya visto una sóla vez. Pero lo dicho, a éste jóven arrogante no lo conoce de nada, no siente afinidad por él ni tampoco curiosidad por saber sinceramente por él. Ahora mismo sólo está en su papel de amo tomando la seriedad de ello y volviéndose parte del espectáculo que ahora se ha vuelto privado para ambos. Tras terminar los amarres se coloca frente a él, no se inca ni se agacha, permanece recto y sólo se cruza de manos casi admirando la belleza de las cuerdas ceñidas sobre el cuerpo del contrario, y conforme le da toda la vuelta y regresa al mismo punto va hablando pausadamente, serio e inexpresivo a ratos. Su constante ceño fruncido está ahí no por enojo o molestia, sino por concentración. — Jumin. — Responde rápidamente, mientras se da la vuelta dándole la espalda y tomando un fuete de palas de cuero y jala una silla que coloca frente al albino.

Toma asiento mientras juguetea con el objeto entre sus dedos, acariciándolo, pasando sus yemas índice y pulgar de su diestra sintiendo el relieve del objeto y tras un rato, estira el brazo en dirección de Karan para tomar su mentón con el objeto y hacerle levantar el rostro. Tanta palabrería, tanta información innecesaria para el demonio pero que aún está dispuesto a responder sólo para saciar la curiosidad del muchacho. — El BDSM puede disfrutarse a diferentes niveles, empezando por cosas muy básicas, por hombres y mujeres, da igual la inclinación sexual. Nadie hace nada que no quiera hacer. Muchas veces es algo más psicológico que físico. Es algo mucho más complejo que unos azotes. — Comenta primeramente como un tecnicismo para darse a entender. Ser atado, por lo menos dentro de aquel "pecaminoso" lugar supone un mundo de liberaciones para todos aquellos que ingresan, que quieren "saciar" ésos placeres vergonzosos para la sociedad.

Comienza hacer un recorrido con la punta de cuero sobre el rostro del contrario, bajando lentamente por su cuello y deteniéndose en su pecho... Luego más abajo hasta el ombligo y, ahí sin anticipar un movimiento azota un golpe directo a la entrepierna del jóven. Sólo da un golpe y espera sereno, casi acechante. — Éstos juegos tratan más sobre paciencia, Karan. — Remarca su nombre y nuevamente azota el fuete pero en la pierna contraria. — Los nudos sí son un atractivo visual, claramente. Pero concuerdo contigo... Torturar, al menos a un nivel sexual, para mí es lo que lo hace interesante. —

El moreno se pone de pie nuevamente, buscando en una de las mesas todos los artefactos que podía tener a su disposición; ojalá estuvieran en casa, pues en lo personal prefiere ocupar sus propios artefactos que ya conoce de primera mano a tener que andar buscando e improvisar. Así, conforme rebusca algo que se adapte a sus necesidades, habla pausado, tranquilo, casi concentrado. — Yo soy más de mirar, si te soy sincero. Claro que me gusta ver lo que provoco. — Teniendo lo que estaba buscando, se acerca y ésta vez sí que se inca para quedar a una altura más prudente del contrario, los objetos metálicos que sostiene en ambas manos van unidas a unas pequeñas cadenas. Las abrazaderas de pezón juguetean entre sus dedos y en su rostro se logra ver, por primera vez una sonrisa felina. — No sé qué es lo que esperas realmente. Pero lo único que puedo hacer es cerrar ésa boquita tan ruidosa tuya. — Dicho aquello, estiró cada extremo de aquellas pinzas, primeramente colocándolas en cada pezón del contrario por encima de la ropa... Hubiera preferido que no tuviera aquel traje, pero de momento se basta con aquello. Si todo resulta favorable y al igual que el contrario se entretiene, puede que lleve a un nivel más erótico aquello.

En cuanto las pinzas se encuentran fijas y apretando la carnocidad del albino, toma el centro de la cadena jalándola hacia él un momento, provocando que las mismas estiren hacia enfrente la piel del contrario. Jumin sonríe ladino y sin tanto cuidado hace abrir la boca del contrario para meterle la cadena. — Buen chico. — Tras decirlo le acaricia la mejilla y sostiene con una dulzura el mentón del contrario, pero ésta no dura más que unos segundos antes de apartarle el rostro con brusquedad. Por fín, un poco de silencio. Vuelve a tomar asiento sosteniendo el fuete en mano, éste es su turno para hablar.
— Verás, Karan... Los egocéntricos como tú me provocan una sóla cosa: Repugnancia. Hablan y hablan creyendo que saben todo, que tienen el mundo a sus pies. — Ésta vez, rompiendo su código de cero poderes para con las prácticas del BDSM, despliega una sombra que no tarda en cubrir el fuete hasta volverlo un látigo. — Las cuerdas son un aditamento de lujo únicamente, ¿pero prefieres que sean mis sombras las que te aten? —


+18:
Jumin Han
Jumin Han
Pan


Mensajes : 46

Localización : C&R Company

Empleo /Ocio : CEO

Humor : Funcional & Elegante

Demonio Amos
https://sunflower.foroactivo.mx/t1616-id-mr-han-will-see-you-now#9416
https://sunflower.foroactivo.mx/t1619-relaciones-what-are-we#9445
https://sunflower.foroactivo.mx/t1620-cronologia-hurry-up-i-m-bussy#9446

Volver arriba Ir abajo

[Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan] Empty Re: [Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan]

Mensaje por Karan el Lun Abr 13, 2020 10:56 am

Quien quiera que fuese ese demonio ya podría luego regodearse con cualquiera de los que habitaba el infierno: bueno, no con cualquiera porque había alguien a quién sería mejor ocultarle todo aquello. Un hombre de gran belleza y poder; el tipo de persona que todos conocen de oídas pero pocos tenían el placer de haber estado a su lado. Sí, en efecto, Lucifer. El albino sabía muy bien su posición con aquel que alguna vez fue el ángel de más renombre hasta que su orgullo le hizo caer, conocía perfectamente la mente de ese al que tan fanáticamente se aferraba, ese que le trataba como bien quería y Karan seguía siéndole fiel y leal. Lucifer se ganó al albino mucho antes de que siquiera cayese, y aunque para ojos de muchos no fuese más que un juguete o una mascota, él sabía que había algo mucho más profundo. El orgullo del pecador iba más allá, y aunque él mismo fue quien le dijo al de celeste mirada que fuese a la isla a divertirse, sabía que no le haría gracia alguna que alguien le tratase de malas maneras. Era su juguete, y por ello no lo compartiría tan fácilmente.

¿Jumin? Ni idea. No le sonaba ese nombre, al menos no en primera instancia. Pero por el momento le seguiría el juego, quería saber hasta dónde sería capaz de llegar mientras se comportaba de manera sumisa. ¿O es que alguien en su sano juicio pensaba que el ángel caído se dejaba torturar o humillar sin motivos? Podría llegar a gustarle ese tipo de situaciones, sin embargo, solo las aceptaba si a cambio sacaba un beneficio. ¿Con el demonio? Bueno, le dejaría divertirse un rato hasta que cambiase de idea, y tal vez, luego le hiciese lamer el suelo por dónde pisa para, posteriormente, matarle con alguna tortura que se le ocurriese. Oh, sí; solo de pensar en ello una siniestra sonrisa se dibujó en su rostro, mueca que le dedicó al contrario cuando alzó el rostro con aquella, ¿fusta? Lo que fuese, no le importaba demasiado. Se mantuvo firme sin darle la más mínima importancia al recorrido con aquel objeto, eso sí, soltando un gruñido por aquel atrevido golpe su hombría. —Eres demonio muerto —pensó, aunque sin borrar su sonrisa del rostro.

Vio cómo se ponía en pie e iba a buscar a saber qué se le ocurría ahora. Tomó una rápida nota mental de aquello. Si sus juegos se trataban de tener paciencia, sería paciente en ese caso; pero sus macabras ideas quedaban muy lejos de lo que seguro ese demonio buscaba con aquello. ¿Se excitaría al verle de rodillas y bien atado? La verdad es que sintió cierta curiosidad por saber cómo de oscuro podría llegar a ser ese mundo. Conocía el BDSM, y sin embargo, su manera de practicarlo era de todo menos sana o consensuada. Si su pobre víctima lloraba o rogaba por parar, el albino solo continuaría. Su retorcida mente no estaba atada a las normas no escritas de todos aquellos juegos, y si bien conocía la erótica, era más del simple placer. ¿Que un nudo era algo atractivo a la vista? Solo eran tonterías corriendo por su oído y sin filtrarse en el cerebro. —Pondré mis mejores caras de asco para complacerte si tanto te gusta mirar —ladeó un poco la sonrisa, afilando su celeste mirada al ver las pinzas. Sí... Que aprovechase a mirar mientras aún tenía ojos en la cara.

Una de sus cejas se arqueó, y aunque por la cercanía sanguinarios pensamientos llegaron a su mente, se mantuvo quiero dejándose hacer sin articular palabra alguna o gesticular lo más mínimo, es más, hasta abrió la boca aceptando la cadena sin apartar ni medio milímetro los ojos de aquel trajeado hombre. Tan perverso... Estaba deseando que aquel estúpido teatro terminase para matarlo y regocijarse en el sufrimiento ajeno. Una atascada risa salió de entre sus labios por los gestos ajenos, creyéndose tan superior cuando solo lo estaba dejando divertirse como un niño pequeño. Pobre y tierna criatura. ¿Podía responderle? Sí, y cerrarle la boca sin necesidad de partírsela, pero era extrañamente entretenido ver cómo creía controlar la situación cuando ni siquiera sabía frente a quién estaba. Aquel que creía vestir la piel de un lobo, para el albino, no era más que un cordero indefenso que se disfrazaba de algo que le quedaba muy grande.

Si bien al inicio pudo llegar a plantearse hacerle disfrutar de una buena noche, ese pensamiento ya era inexistente. Ahora solo quería una cosa; hacerle entender cuál era su lugar, y lejos de lo que pudiese creer, no era por encima del de blancas hebras. Ese demonio de bajo rango era menos que un simple gusano para el caído. No era el primero que veía con esa arrogancia de la cual, irónicamente, le estaba tachando a él mismo. ¿No era gracioso? Porque el ángel se estaba muriendo de la risa internamente aunque lo único que reflejase su rostro fuese una orgullosa y confiada sonrisa. Sería tan sencillo y aburrido romper esa fina cadena, las cuerdas, deshacerse de esas sombras y, sobre todo, matar al demonio... Tan asquerosamente fácil que alargaría aquello un rato más con la única intención de sacar información.

Apretó los dientes tanto como pudo quebrando la cadena. No era un juguete pensado para ejercer fuerza bruta, por ello fue sencillo romperla. Escupió ese par de centímetros que quedó en su boca y sacudió la cabeza para quitarse algunos mechones del campo de visión. —¿Te diviertes? Porque te ves como un infante el día de Navidad —comentó primero, haciendo una pausa sin inmutarse por las sombras. Eso era lo de menos. La oscuridad no le dañaba, y por mucho que un látigo pudiese hacerlo, ¿que era un simple golpe cuando disfrutaba de las torturas físicas?—. ¿Egocéntrico? Nada de eso. Me dirijo a la gente como lo que son; inferiores criaturas que deberían sentirse halagadas de que les dejase lamer mis pies —soltó manteniendo su sonrisa y con un tono amable, como era habitual en él a pesar de la situación—. Demonios de bajo rango como tú que se creen superiores me provocan gracia, ¿o no lo entiendes aún? —había estado pensando todo el tiempo. Algo en ese hombre era extrañamente familiar. Le conocía, de eso no había duda, pero aún no lograba averiguar de qué. ¿Quién era? Esa repulsiva sensación era por culpa de sus años de vida. Muchos años; recuerdos sin importancia que descartaba. Ese sujeto debía estar por alguna de esas memorias.

Una peligrosa idea pasó por su cabeza. Entre demonios el caído era más que conocido, y si aquel que estaba frente a sus ojos había tenido la desgracia de cruzarse en su camino con semejante arrogancia que desprendía, no sería raro que le hubiese amenazado para que dejase de molestar y se fuese a jugar con gente de su nivel. —Está feo eso de olvidarse de viejos conocidos, la cuestión es, ¿nos conocimos en el pasado? A mis conocidos los trato mejor de lo que voy a hacerte a ti, así que piensa bien en tu respuesta —y como añadido, señaló con la mirada tras el demonio. Una espada creada con luz pura y que fácilmente podía alcanzar el metro y medio de tamaño, hizo acto de presencia como una clara amenaza—. Como ya he dicho, a mis conocidos; bueno, a mis amigos —rectificó—, les permito más cosas de las que debería. Y tú has tenido el valor de humillarme, ¿pensabas irte de rositas? —sin necesidad de mover ni un dedo, la espada se enderezó y apuntó directamente al pecho del demonio—. Y bien, Jumin... Haz memoria y dime si quieres que te deje seguir con estos perversos juegos que te traes o, por el contrario, paso a divertirme yo y te atravieso el corazón —habló con una radiante y angelical sonrisa que no iban muy acorde con sus palabras.
Karan
Karan
Bi


Mensajes : 76

Localización : Nunca estoy quieto, lo siento

Humor : El mejor si no me incordian

Angel Caido Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1704-ficha-de-karan
https://sunflower.foroactivo.mx/t2173-relaciones-de-karan#13392
https://sunflower.foroactivo.mx/t1825-cronologia-de-karan#10830

Volver arriba Ir abajo

[Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan] Empty Re: [Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan]

Mensaje por Jumin Han el Vie Mayo 08, 2020 12:43 am

Todo lo que había estado haciendo hasta ése momento no era más que parte de una actuación que cumple en el papel del juego que han interpretado ambos, así que no tiene intenciones en demostrar algomás... Es más, si en algún momento Jumin se siente aburrido o que aquello ya no le divierte, así de sencillo parará todo y se retirará, ¿porqué? No es que "tema" o algo por el estilo, sino que su tecnicismo personal le obliga a desistir en algo con lo que no se llegue a sentir a gusto. ¿Porqué debería quedarse en un lugar que le parezca incómodo o hablar con alguien a quien no le interesa tratar? Simple y sencillamente como deshechar un pedazo de papel es lo que puede hacer el demonio pelinegro... Y ahora mismo, con aquella arrogancia con la que el albino le habla, la sonrisa tan cínica que no deja de mostrarle denotando que no está mínimamente interesado en las prácticas, que sólo se ha acercado a saciar una duda que tiene para con el demonio... Sí, empieza a irritarlo un poco, pero decide continuar sólo para ver si aquello no es una sensación pasajera.

Y no, las cosas al parecer no podían mejorar.

Se ha cruzado de piernas únicamente jugueteando con la fusta-látigo entre sus dedos. ¿Su expresión tras ver cómo el otro se deshace de las cadenas y ataduras? Cero expresivo. Tan sólo pareció que elevó apenas unos milímetros su ceja sin despegar su vista hacia al chico que volvía a sus largas habladurías llenas de verborrea que sólo provocaban un dolor de cabeza para el demonio. Suspira, es más se toma su tiempo para exhalar y a la vez sobarse el puente de la nariz y no es hasta que mira en dirección a su espalda que por primera vez su ceño se frunce lo suficiente para dennotar una molestia que acrecenta con cada segundo que pasa. Los ojos de Jumin se encienden de enojo, su expresión seria claramente se descompone hasta mostrar los dientes y aunque la espada de su padre Lucifer se encuentra frente a él apuntándole, no tiene miedo... Tan sólo un coraje que no trata de disimular.

¿Pero qué pasa? ¿Cómo es que ha recordado algo como éso? De momento es más un impulso instintivo, una "corazonada" o algo así, pero lo sabe y aunque no sea capaz de recordar empíricamente el porqué de ello... Simplemente sabe a quién le pertenece. — ¿Qué haces con la espada de mi padre Lucifer? — Suelta directo. No trata de desviar el tema o de buscar alternativas para evitar un ataque, enteramente no busca suavizar la situación. Está molesto, sí... Molesto de que un ser cualquiera que no sea el poderoso Lucifer controle dicha arma. Las sombras que había generado sobre la fusta desaparecen, Jumin o más bien el ahora Asmodeo de su interior bufa de impotencia pues su propio estado demoníaco le impedirá hacer algo en contra de aquel sujeto sólo por la presencia del arma. Él mismo siente cómo "algo" expele por su cuerpo, su propia esencia luciferina... Es la primera vez que pasa, y puede que sea sólo por el hecho de tener el objeto nombrado en cuestión frente a él, sino ¿de qué otro modo habría recordado ser hijo de Lucifer? ¿Cómo habría sido entonces que recordara que su nombre demoníaco no era sino el mismísimo Asmodeus? — Ahora entiendo... Sí, nos conocemos de otra vida... No me preguntes cómo lo sé, pero estoy seguro que es gracias a la espada de mi señor Lucifer. —  

Él, que hasta el momento ha vivido una vida "normal", como la de un ser viviente que se interesa únicamente por sus intereses personales y capitales al ser un empresario "común y corriente" está más que sorprendido de los recuerdos que poco a poco empiezan a llegar a su memoria... No todos, tiene lagunas mentales pero al menos los que consciernen a su creador los tiene más que vívidos... Y sí, entre ésos logra percibir muy vagamente al albino. ¿Cómo es que lo llamaba su padre? Kae... No, no puede recordarlo bien, al menos el nombre porque ahora sí que recuerda al menos físicamente al bastardo caído. Totalmente cambiado de actitud, como si "algo" hubiése poseído al demonio", deja de mostrar su furia y simplemente a sonreír ladino con una ceja arqueada. Todo su cuerpo que se había tensado se relaja y se cruza de brazos. — Cuánto tiempo sin vernos, Karan. Entiendo porqué me olvidaste, después de todo Asmodeus no convivió mucho contigo hace mil años, ¿no es así? —
Jumin Han
Jumin Han
Pan


Mensajes : 46

Localización : C&R Company

Empleo /Ocio : CEO

Humor : Funcional & Elegante

Demonio Amos
https://sunflower.foroactivo.mx/t1616-id-mr-han-will-see-you-now#9416
https://sunflower.foroactivo.mx/t1619-relaciones-what-are-we#9445
https://sunflower.foroactivo.mx/t1620-cronologia-hurry-up-i-m-bussy#9446

Volver arriba Ir abajo

[Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan] Empty Re: [Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan]

Mensaje por Karan el Vie Mayo 08, 2020 11:01 am

Y lo bueno comenzaba justo ahora. El caído era un cínico, orgulloso, arrogante, egocéntrico y todas las cosas malas que pudieses imaginar; lo sabía y lo demostraba abiertamente sin esconderse. Ahora ya no había necesidad de ello, ¿verdad? Ocasionalmente solía disfrazarse de buena persona y controlaba ese lado tan enfermizo de sí mismo, sin embargo, ya no veía ningún motivo para no mostrarse tal y como era. Por ello, una más que amplia sonrisa se dibujó en su rostro al ver la expresión ajena cambiar frente a la espada de luz. ¿Tenía miedo? ¿Era eso lo que sentía? No lo detectaba a decir verdad. Era algo más allá del miedo. Acaso era... ¿Rabia? Por el modo en el que reaccionó sería lo más posible. Pero, espera... ¿La espada de su padre? Aquello le hizo, si bien mantener la sonrisa, alzar una ceja con cierta sorpresa al escuchar semejantes palabras.

Oh, esto se ha puesto de lo más interesante —carcajeó a pleno pulmón. ¿Asmodeus? ¿Eres tú? —siguió riendo, porque para él, aquella situación era, como mínimo, cómica—. ¿Pero que te ha pasado pequeña rata? ¿Y ese cuerpo tan blando? —siguió riendo, porque así era él. Claro que, a diferencia de momentos anteriores, esas ideas de querer matarlo parecieron esfumarse en un parpadeo. De igual modo, dejando de carcajear su puso en pie aún con los brazos restringidos con las cuerdas, porque estaba tan confiado de poder ganar al demonio que ni se dignó en romperlas—. Espera, lo solucionaré ahora —dijo, ¿pero a qué se refería? Sencillo: a esa espada. Estando creada de luz pura, su sola presencia ya podía resultar molesta para los demonios, como parecía ser el caso de su viejo amigo. Con un simple pensamiento, desvaneció el arma recuperando la oscuridad de la sala.

Admito que ha sido difícil reconocerte —mostró una ladina sonrisa, orgullosa—. Pero ahora está más que claro; tu aura ha cambiado por completo. ¿Te he hecho recordar quién eres? No me digas que has estado durmiendo por tanto tiempo y justo ahora despiertas —hace una pausa antes de fingir inocencia, que recordando como tiene los brazos atados, cuesta un poco creer y decir que no es lujuria lo que muestra—. Me sentiría muy halagado si dijeses que has salido para divertirte conmigo, amigo mío —ni corto ni perezoso, se acercó a él acortando toda distancia posible hasta el punto de invadir su espacio personal y rozar sus labios con los propios. Ambos eran casi de la misma altura, siendo el pelinegro ligeramente más alto aunque sin apreciarse demasiado la diferencia. Dos centímetros serían -y son-, nada más y nada menos—. ¿Qué importan unos cientos o miles de años ahora que estás aquí de nuevo? —susurró, falto de vergüenza alguna, antes de morder al labio inferior del demonio y dejar en su rostro un semblante satisfactorio.

Una brillante idea pasó por su mente. Ahora que su instinto asesino se había apagado, ¿por qué no jugar como era debido? —¿Qué tal si aprovechas que me tienes atado y recordamos viejos tiempos? Tenerme así era un privilegio de Lucifer, pero con mis amigos soy muy permisivo —sin separarse lo más mínimo de él, habló en un bajo tono, coqueto y provocador. Conocía al contrario a la perfección, ¿y acaso no era un demonio de la lujuria? Esa parte es la que quería ver aflorar en la criatura infernal—. Diviérteme mientras recordamos viejos tiempos, ¿te parece buen plan? —preguntó, deslizando la lengua desde una de sus comisuras hasta la opuesta solo para incitarle a ello. ¿Sorprendido? No debería estarlo. Pudo nacer como ángel, pero no por ello era un santo puritano. Ser lascivo era sinónimo del nombre de Karan.
Karan
Karan
Bi


Mensajes : 76

Localización : Nunca estoy quieto, lo siento

Humor : El mejor si no me incordian

Angel Caido Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1704-ficha-de-karan
https://sunflower.foroactivo.mx/t2173-relaciones-de-karan#13392
https://sunflower.foroactivo.mx/t1825-cronologia-de-karan#10830

Volver arriba Ir abajo

[Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan] Empty Re: [Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan]

Mensaje por Jumin Han el Dom Jun 21, 2020 1:39 am

Él, que sigue cruzado de brazos y piernas suelta una risa sutil, casi como si intentara contenerse pero haciéndole segunda al bastardo que ríe a carcajadas. — Éste cuerpo es lo que conseguí con un jodido hechizo de segunda y todo por no leer bien las intrucciones. — Intenta bromear pero su voz taciturna y firme puede que no se llegue a entender así; vamos a ver una cosa, puede que su "alma" ha despertado, que sus memorias comienzan a llenarle la cabeza como si de un disco duro se tratase, pero no confundamos, que él sigue siendo Jumin Han, sigue siendo el mismo hombre serio, inexpresivo y desintersado de otros más que de su propia persona como debe de ser. Y gracias a Satanás que ocultó la espada en cuestión pues ya empezaba a tener una pequeña molestia que se reflejó en un tic en su ojo derecho. — Te agradezco. — Puntual, no dice nada más al respecto pero sí que se talla los párpados con sus dedos índice y pulgar con un pequeño masaje hasta que su vista se vuelve a acostumbrar a la oscuridad de la sala.

Jumin se pone de pie aprovechando que el albino también lo ha hecho y como un acto de buenos amigos de siempre, se acerca a retirarle las pinzas de los pezones (recordemos que aquel bastardo sólo había roto la cadena que los unía). — Mantendré tu ilusión para complacerte y fingiré que no es la primera vez que despierto. Así que sí. — Tras retirarle las pinzas y tenerle tan cerca casi rozandole sus carnosos labios, es él quien ahora se rie ladino sujetándole el mentón con un poco de fuerza haciendo que aquel ángel de la muerte eleve un poco más el rostro. — ¿Acaso te burlas de mi nueva apariencia, zángano? — Y ante las acciones del contrario es que se ríe relamiéndose los los labios, teniendo el cuidado de repasar la punta de su lengua sobre aquella zona mordida por su compañía. — No me quejo, creo que éste cuerpo joven puede tener mucho potencial ahora que podré utilizarlo a plenitud. —

Le escucha siguiéndolo con la mirada, es ahora que se toma un poco de distancia para dejar aquellas pinzas destrozadas sobre la anterior mesa que ha usado para coger cada uno de los artilujios y los deja ahí junto con la fusta; es ahora cuando vuelve a dirigirse al ángel y se posiciona tras su espalda y de un leve tirón en una de las cuerdas afloja las mismas para liberarlo. ¿Divertirlo, decía? Bueno, le dará el placer de hacerlo por los viejos tiempos. — Muy bien, te daré el honor de marcar éste cuerpo vírgen. ¿No es acaso el mejor regalo? — Ni lento ni perezoso se deshizo de su camisa dejando su torso expuesto; aquella nívea y tersa piel parece casi destellar por su palidez. Su cuerpo en sí no es que sea musculoso sino esbelto y tonificado, ni más ni menos pero como ha dicho hace un momento y como se ha expresado en todo momento, siempre ha fungido el papel de amo, de dominante, de ser el que deja las marcas...

Jumin se retira el cinturón de su pantalón y tras una serie de cruces del cuero sobre sus muñecas es que logra hacerse un amarre a sí mismo terminando por jalar y asegurar la firmeza de éste con los dientes tirando lo más que puede hasta que siente que el cuero está fijo. Lo que sigue es extender las manos atadas hacia al ángel de la muerte en ofrecimiento y sonreír cómplice, casi macabro. — Adelante, aprovéchate ahora, que será la única vez que podrás verme en sumisión. — No es amenaza ni advertencia, tan sólo un comentario de "única vez".
Jumin Han
Jumin Han
Pan


Mensajes : 46

Localización : C&R Company

Empleo /Ocio : CEO

Humor : Funcional & Elegante

Demonio Amos
https://sunflower.foroactivo.mx/t1616-id-mr-han-will-see-you-now#9416
https://sunflower.foroactivo.mx/t1619-relaciones-what-are-we#9445
https://sunflower.foroactivo.mx/t1620-cronologia-hurry-up-i-m-bussy#9446

Volver arriba Ir abajo

[Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan] Empty Re: [Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan]

Mensaje por Karan el Vie Jun 26, 2020 10:24 am

Patético. Eso fue lo que pensó al escuchar esa miserable explicación acerca del nuevo cuerpo. —Te creía más inteligente. ¿Qué sucede; ya no sabes ni leer? Qué decepción —comentó con acidez en sus palabras, cierto, pero la amplia sonrisa de su rostro no se borraba. Que con sus amigos fuese permisivo no significaba que los hablase con respeto. Nada de eso. Él seguía siendo el mismo bastardo retorcido que no respetaba a nadie ni aunque su vida dependiese de ello. Y visto lo visto, no era el caso de que su vida corriese peligro; solo había que ver el modo en el que había actuado frente a la espada de luz. Y eso es lo que tanto le gustaba de los demonios, el modo en el que podía dominarlos con algo tan sencillo—. Oh, no hay nada que agradecer. Por un viejo amigo, qué menos.

Al dejar de sentir esas pinzas... ¿Qué se supone que debía hacer? ¿Gemir? ¿Jadear? A saber, pero él se quedó impasible porque eso, para él, ni era dolor ni placer. Solo había sido una estupidez con la que perder el tiempo. Puestos a hacer sentir dolor, que fuese de verdad; que corriese la sangre, que su piel se manchase de carmín y que las heridas abiertas palpitasen. Ahí sí que hubiese gemido sin contenerse, y es que solo de pensarlo, una sonrisa macabra se dibujó en sus labios. Dulce pecado. —¿Tienes complejo de oso o algo? —se burló con gracia—. ¿Te vas a dormir unas décadas o cientos de años y luego despiertas para volver a cerrar los ojos? Qué tierno. Para la próxima me pido ser el que te arrope y te de un beso en la frente para que sueñes con angelitos como yo —y pudo seguir alargando la broma, pero mejor dejarla ahí y no continuar. Ya se había divertido mucho con un solo comentario.

¿Burlarme? —se relamió los labios, observándole con ese toque de locura pero sin apartar el rostro—. Me sigue excitando esa apariencia, así que no te ofendas, pequeño —añadió esa última palabra con todo el podrido amor que podría ofrecer. Y sí, podría haber dicho cualquier otro apelativo "cariñoso", como, no sé, criatura inferior o mediocre e insignificante demonio; pero estaba de buen humor, por si no se notaba—. ¿Y qué piensas hacer con ese cuerpo jovial? Tampoco es como si fueses un viejo —cuestionable, porque a saber la edad que tenía, pero físicamente hablando... Tampoco lo recordaba tan mal, ¿no? Quizá solo era cuestión de gustos y de que el caído en concreto no hacía ascos a absolutamente nada.

Se queda allí parado al ver cómo, a pesar de todo, se toma su tiempo para dejar colocadas las cosas en su sitio. Ni se esforzó en seguirlo con la mirada cuando se posicionó a su espalda, y es que confiaba en que no fuese a hacer alguna tontería. Claro, lo que no esperaba en realidad era que sus brazos quedasen liberados. Se los masajeó sin mucho esfuerzo o interés, ahora sí, observándole con una mueca que, de manera muy leve, dejaba ver su confusión. Acababa de ofrecerse a que le hiciese cualquier cosa, y él... ¿Lo había rechazado?—. El mejor regalo —se muerde el labio inferior sin apartar la celeste mirada de ese trabajado cuerpo que por fin se mostraba. Vaya, que el jovencito ocultaba un buen torso. No, no es como si cada músculo estuviese marcado, pero un mínimo de trabajo había ahí.

Ladeó con ligereza la cabeza, sin perder detalle alguno de lo que hacía. —¿Recuerdas lo peligroso que es jugar conmigo y darme poder? —cuestionó. Poder que, por otro lado, si no se lo concedían por las buenas lo obtenía por las malas. Porque así era él, el que dominaba la situación incluso en el peor de los casos, cuando pareciese estar en desventaja y que el contrario mandaba. No... Con los demonios siempre existía el mismo as bajo la manga—. ¿La única? No lo creo, pero aprovecharé —caminó a su alrededor pensando mil y una torturas—. Esos juguetitos tuyos son como un chiste de mal gusto —dijo en primer lugar—. ¿Qué buscas en realidad? ¿Dolor? —al cuestionar eso, deslizó el índice sobre su piel con suavidad, eso sí, usando su poder de luz para ver la reacción que tendría el cuerpo frente a su elemento natural—. ¿Placer? —esta vez fueron los labios los que acariciaron al contrario, concretamente, dejando un pequeño beso sobre uno de sus pezones—. Dime dónde están los límites de ese cuerpo y me divertiré sin matarte en el intento —sonríe ampliamente con una fingida inocencia que dejaba entrever lo enfermizo de sus pensamientos.
Karan
Karan
Bi


Mensajes : 76

Localización : Nunca estoy quieto, lo siento

Humor : El mejor si no me incordian

Angel Caido Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1704-ficha-de-karan
https://sunflower.foroactivo.mx/t2173-relaciones-de-karan#13392
https://sunflower.foroactivo.mx/t1825-cronologia-de-karan#10830

Volver arriba Ir abajo

[Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan] Empty Re: [Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan]

Mensaje por Jumin Han el Jue Jul 09, 2020 1:39 am

Piensa dejarle a Karan el beneficio de la duda y la razón, porque bien que podría seguirle el juego de ver quién tiene la lengua más afilada y... Quizás en otro tiempo y en otro cuerpo habría podido responder a más cosas sin problema pero ahora mismo... Lo dicho, él es Jumin, un hombre serio que hasta raya en lo sozo por su apatía y seriedad; tampoco le hace gracia tener que buscar una palabra o frase que contrarreste a los argumentos del ángel de la muerte que, a diferencia de Jumin bien que podría seguir hablando y sobajandole por horas; no, para Jumin la palabrería se ha acabado, que piense y diga lo que quiera sobre él y su nuevo cuerpo fallido en ése conjuro que no salió para nada bien a lo que esperaba al usarlo.

A lo que sí reacciona es a la advertencia del albino, pero no hace nada más que arquear una ceja y rodar suavemente los ojos como si la idea no hubiése quedado clara. Él le está dando la oportunidad, que va, el honor de ser el primero en marcar aquel cuerpo nuevo; que bien que puede retractarse y pedir o solicitar (porque a éstas alturas, Karan merece su respeto por varios factores: edad, experiencia... posición en relación a Satanás.), que sea él quien tome el papel de amo, o bien ni si quiera hacer nada y olvidarse del asunto. Pero al contrario, se ha ofrecido en dulce sacrificio para el ángel. Sus labios siguen sellados y cuando está a punto de decirle que si no le parece que se olvide y darse la vuelta, es cuando siente el toque y un ardor que le hace fruncir el ceño y gruñir suavemente. Sí, el poder de la luz nunca ha sido algo con lo que pueda si quiera lidiar de broma.

— Temo contradecirte, querido amigo... Ésos juguetitos me resultan interesantes. — Y es claro que por donde va pasando el dedo del albino se va formando un camino de su piel enrojecida, nada grave sólo una reacción a la luz. — No lo sé. Hasta la fecha no he tenido que averiguar cuál es el límite de éste cuerpo... ¿porqué no lo averiguas? — Sí, duele, quema y es molesta la sensación pero Jumin está ahora intrigado por saber qué tanto puede soportar, que ahora que ha "despertado" ya tiene una idea de que podría buscar ahora otro tipo de diversión que simples juntas de trabajo empresariales y salidas recurrentes a éstas demostraciones de BDSM... Todo pinta interesante ahora.

Por un momento se nota su incomodidad al momento en que eleva suavemente el rostro y traga saliva, inclusive ha cerrado los ojos por unos segundos y al abrirlos vuelve a encarar a Karan con una mirada afilada para éste. — Sin dolor no hay placer. — Y si al ángel se le pasa la mano con las torturas, siempre puede apelar a su lado más vulgar para librarse de ello, ¿no?
Jumin Han
Jumin Han
Pan


Mensajes : 46

Localización : C&R Company

Empleo /Ocio : CEO

Humor : Funcional & Elegante

Demonio Amos
https://sunflower.foroactivo.mx/t1616-id-mr-han-will-see-you-now#9416
https://sunflower.foroactivo.mx/t1619-relaciones-what-are-we#9445
https://sunflower.foroactivo.mx/t1620-cronologia-hurry-up-i-m-bussy#9446

Volver arriba Ir abajo

[Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan] Empty Re: [Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan]

Mensaje por Karan el Sáb Jul 11, 2020 10:10 am

¿Interesantes? —tomó de la mesa lo que parecía ser una simple fusta, jugando con ella entre sus manos antes de mirar al contrario con una sonrisa—. ¿Qué tiene esto de interesante? Qué dolor tan simple —hace una pausa, analizando la rojez de su piel y ampliando su habitual sonrisa siniestra—. Me gusta más cómo reaccionas frente a la luz. ¿A ti no? —cuestionó con calma, rodeando la fusta con su elemento natural y haciendo que Jumin alzase el rostro al colocarla en su mentón, obligándole de algún modo—. ¿Ves? Mucho más interesante el ardor que los demonios sienten frente a los angelitos como yo —se relame los labios con descaro, gustoso de lo que ve, incluso llegando a morderse el inferior y tomando una larga bocanada de aire, notando como la excitación va en aumento al causar dolor en otros.

Una sonora carcajada escapó de él, divertido y complacido. —Será todo un honor, mi buen amigo Asmodeus. ¿O debería decir Jumin? —no es como si le importase lo más mínimo. Un nombre era eso, solo un nombre. Lo que le importaba era la personalidad, y como había pasado de arrogancia a lo que fuese ahora. ¿Sumisión? No lo tenía claro, pero desde luego que ahora sabía cómo divertirse con el caído—. Te tomo la palabra —susurró en su oído. Dejó la fusta de nuevo sobre la mesa, y con un solo toque sobre el cinturón que mantenía atadas sus muñecas, lo rodeó de luz. ¿Y pensáis que eso fue todo? O no, permitidme que comience el juego.

Allá por dónde pasase su dedo índice se iba creando una especie de haz de luz, pero no algo intangible; este se veía más bien como una cuerda iluminada. Primero creó una que iba desde su hombro izquierdo hasta su pecho, repitiendo el proceso en el lado opuesto. Tras ello, sin ningún tipo de prisa, creó una tercera desde un costado hasta el otro, uniendo todos aquellos haces de luz -que llamaremos cuerdas-. Caminando con paso lento, terminó con su obra maestra por la espalda, imitando aquello que había creado al frente pero a la espalda. Y una vez que terminó, quedó frente a él con una grandiosa sonrisa. —Si quieres te puedo hacer un collar a juego con el arnés —se burló un poco, complacido por lo que veía.

Dime, ¿qué sucedió exactamente para quedarte sin cuerpo? —porque sí, quería lo que quería, pero también sentía curiosidad por su vieja amistad. Por el momento no utilizaría más luz; bastante tendría que aguantar solo con el arnés como para jugar más. Debía saber y conocer los límites, porque sí, era un sádico y un masoquista, pero no era un asesino; no iba matando a sus amigos, eso desde luego. Y menos cuando saben divertirle como era el caso del demonio—. ¿Prefieres que te llene de atenciones o quieres que termine gimiendo tu nombre? —soltó sin  pena alguna, sonriente como el que más—. O podemos simplemente seguir con estos juegos que te gustan, aunque no son lo mío, claro. Puedo dejarme si lo prefieres, no tengo preferencia —no cuando se trata de un amigo, obvio. Que eso de ser pasivo no lo hace con cualquiera.

Algo así pero hecho de luz (?)
Karan
Karan
Bi


Mensajes : 76

Localización : Nunca estoy quieto, lo siento

Humor : El mejor si no me incordian

Angel Caido Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1704-ficha-de-karan
https://sunflower.foroactivo.mx/t2173-relaciones-de-karan#13392
https://sunflower.foroactivo.mx/t1825-cronologia-de-karan#10830

Volver arriba Ir abajo

[Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan] Empty Re: [Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan]

Mensaje por Jumin Han el Vie Jul 24, 2020 2:06 am

¿Específicamente, qué es lo que siente el demonio con respecto al elemento de la luz? Todo depende de la cantidad a la que esté expuesta. Tener algo como una espada de su buen amigo Karan frente le provoca un malestar en la cabeza, no dolor como tal pero sí como si presionaran sobre su frente y sien con algún objeto, ¿y respecto a la fusta sobre su mentón? Al ser un objeto más pequeño, sólo siente una sensación muy desagradable, algo entre quemarse con algo demasiado frío y conforme más tiempo pase con dicho objeto tocándole, la sensación se vuelve diferente, ahora es como si algo le jalara la piel. Lo mismo pasa con aquellas cuerdas que empiezan a rodearle el pecho, al principio todo normal, una sensación de repelús, y de hecho siente un escalofrío que expresa moviéndose y temblando de forma abrupta en más de una ocasión, pero conforme pasa el tiempo siente algo así como una repugnancia y una esecie de malestar al tacto... ¿Difícil de explicar? Sí, un poco... Digamos que lo que siente ahora con las cuerdas es un constante hormigueo que va avanzando hasta volverse una sensación bastante molesta.

Se concentró en dicha sensación, porque a pesar de todo le resulta intrigante -como había dicho- el saber los límites de ése cuerpo, pero no ha dejado de prestar atención y sonríe ladino. — Un collar suena interesante... Pero prefiero que sea después a juego con el bozal. — Y se toma su tiempo para mirar el trabajo de su amigo, como aquella clase de arnés de luz sólo va por los hombros y el pecho todavía puede mover los brazos son libertad y por pura curiosidad alza ambas manos con intenciones de tocar aquellas cuerdas brillantes; sólo que al hacerlo siente un escozor en la llema de los dedos, qué curiosa resulta ser la sensibilidad de cada parte del cuerpo.

— Eres todo un artista. — Dice en tono de mofa, y antes de seguir con aquello sólo baja un poco la cabeza manteniendo una de sus palmas abiertas y en dirección hacia a él, sólo observándola. — Digamos que la sed de poder me cegó y por querer apresurar las cosas, el conjuro salió mal. — Y ahí está, justo como había imaginado, tendrían que pasar unos cuantos minutos para que comenzara a sentir aquella sensación desagradable, de ése hormigueo que empezaba a escocerle y le daban unas tremendas ganas de rascarse con fuerza. De hecho, aquella mano que mantiene en alto se dirige hacia a una de las uniones del pecho y sin mediarlo mucho hunde con fuerza sus dedos en dicha zona para contrarrestar aquella molesta sensación con un poco de dolor provocado al apretar con fuerza la piel de su pecho.

— ¿Tú, gimiendo mi nombre? Por favor... Estoy seguro que preferirías que yo lo hiciera, más bien. — Se acerca a al albino con claras intenciones de besarlo pero cuando levanta la mano y con una velocidad casi desesperante lo sujeta del cuello y aplica la fuerza necesaria para empujarlo hacia atrás y hacia abajo, obligándolo a sentarse. Pero no acaba ahí, Jumin se arrodilla quedando entre el espacio de las piernas del albino; todavía está apoyado sobre sus rodillas, así que su rostro está bien a nivel del pecho contrario y, como una atención a su amigo, levanta el rostro, porque muy seguramente al contrario le gustaría verlo con ésa superioridad. — Ya tuve suficiente de juegos, haz lo que te plazca. Marca. Lastima. Muerde. Haz lo que quieras. —
Jumin Han
Jumin Han
Pan


Mensajes : 46

Localización : C&R Company

Empleo /Ocio : CEO

Humor : Funcional & Elegante

Demonio Amos
https://sunflower.foroactivo.mx/t1616-id-mr-han-will-see-you-now#9416
https://sunflower.foroactivo.mx/t1619-relaciones-what-are-we#9445
https://sunflower.foroactivo.mx/t1620-cronologia-hurry-up-i-m-bussy#9446

Volver arriba Ir abajo

[Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan] Empty Re: [Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan]

Mensaje por Karan el Miér Jul 29, 2020 8:25 am

Alzó una de sus cejas con ligereza, observando con detenimiento la reacción del contrario y su piel. No parecía arder con la facilidad con la que sucede con otros individuos. Interesante. Pero está seguro de que debe soler, al fin y al cabo, ¿qué demonio no es débil a la luz? Bueno... Si no podía marcarlo de ese modo ya pensaría cómo hacerlo de otro. Tomó el cuello ajeno con la diestra, en un movimiento firme y sin perder su siempre vacía sonrisa. —Lo tendrás todo, viejo amigo —y sin más, hizo aparecer en su cuello un collar de sumisión creado con luz. Ascendió con lentitud por su mentón, posando los dedos con sutileza sobre sus labios pero negando en el último momento—. Iba a ponerte una mordaza, pero la charla finalizaría y eso sería aburrido —comentó, tomando esa argolla de luz y tirando de ella con suavidad, apenas un pequeño movimiento de advertencia para que fuese consciente de lo que ahora llevaba puesto.

¿Qué hacer? ¿Qué no hacer? —¿Eso crees? —cuestionó, mirando lo que había hecho con fingida inocencia—. Qué arte tan feo, ¿no? Me gusta más cuando el cuerpo sangra, se desgarra y es llevado al límite; incluso si se rompe... Eso es tan hermoso como divertido —habló, tornándose su semblante con un toque bastante siniestro, claro, que el contrario debía estar ya acostumbrado a palabras semejantes y expresiones de esa índole—. La verdad es que tengo ganas de atravesarte el pecho —admitió de manera muy directa—, sin embargo... Escucharte gemir mi nombre también suena de lo más tentador.

Aunque cualquier otro hubiese reaccionado de forma diferente, como si aquello fuese una amenaza o algo, el caído se quedó allí parado aceptando que le tomase del cuello con esa brusquedad que, sinceramente, no le podía importar menos; al revés, hasta llegó a encontrar algo excitante de ese acto. ¿Le asfixiaría? ¿Le haría daño? Vaya... Terminó sentado sin ninguna de las dos opciones que había pensado, casi pareciendo decepcionado y todo. Pero poco duró eso al ver al contrario arrodillarse frente a él. Con el índice de la diestra agarró de nuevo esa argolla, acercando el rostro contrario al propio y relamiéndose los labios con maldad. —Prometo no matarte —aseguró, acortando esa distancia para besarle ya que, sinceramente, una parte de él se había quedado con la ganas.

¿Y ahora? Tenía demasiado poder, quería hacer demasiadas cosas, pensaba en despedazarlo y escucharle gritar de puro dolor... Pero recordó esa otra opción; escucharle gemir. Oh... Eso también sonaba bien, ¿no creéis? —Hagámoslo aquí, en ese asiento —dijo recorriendo su torso con un suave toque, y de la nada, dos cortas espadas aparecieron tras el ángel, obviamente creadas con luz—. ¿Qué tal tu capacidad de sanación? No planeo romper a un viejo amigo —lo miró con actuada preocupación—. Solo sera una estocada, en los hombros quizás —hizo una pequeña pausa—. ¿Buscas ese tipo de dolor o prefieres que lo hagamos sin ningún tipo de preparación? Ambos resultan de lo más dolorosos —sonrió con toda la maldad posible, gozando solo con la imagen mental que estaba recreando.
Karan
Karan
Bi


Mensajes : 76

Localización : Nunca estoy quieto, lo siento

Humor : El mejor si no me incordian

Angel Caido Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1704-ficha-de-karan
https://sunflower.foroactivo.mx/t2173-relaciones-de-karan#13392
https://sunflower.foroactivo.mx/t1825-cronologia-de-karan#10830

Volver arriba Ir abajo

[Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan] Empty Re: [Privado] [+18] Rojo carmesí [Karan]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.