Sunflower
Vendas, analgésicos y algo más [Priv. Nero] 9A1qiH6
LINKS RÁPIDOS
GRUPO DE DISCORDRECICLAJE DE TEMAS LIBRES Y ABANDONADOSDebilidades/Habilidades/Poderes y sus Limites.CIERRE DE TEMASPETICIÓN DE HOGARESREGISTRO DE GIFS PERSONALIZADOS

Invitado
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos Temas

STAFF
Web Master
KANON
MP | Perfil
Administradores
Akali
MP | Perfil
Nanashi
MP | Perfil
Moderadores
Baltazar
MP | Perfil
Náyare
MP | Perfil
Moderadores CB & Discord
Ieilael
MP | Perfil
Cotta
MP | Perfil
AFILIADOS

Hermanos
Crear foro
boton 150x60
Élite
counting ★ stars
Loving Pets
Crear foro
Vendas, analgésicos y algo más [Priv. Nero] Image
bton 40x40
FINAL FANTASY: Zero
CRÉDITOS
Skin “Shine!” creado por Runa XIII e inspirado en la colección de tablillas de NympheaKeep it simple”. Un agradecimiento especial para Nymphea por su consentimiento, a la Asistencia de Foroactivo y los tutoriales de Savage Themes y The Captain Knows Best.

Todos los derechos son reservados. Las imágenes y el contenido alojados en este foro pertenecen a: DeviantArt, Zerochan, Pixiv y a Pinterest y se le acredita a sus respectivos autores.

No está permitido el uso de algún contenido propio de este foro sin permiso alguno. Se original, no copies.



Vendas, analgésicos y algo más [Priv. Nero]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Vendas, analgésicos y algo más [Priv. Nero] Empty Vendas, analgésicos y algo más [Priv. Nero]

Mensaje por Tsubane Hayashi el Sáb Mar 30, 2019 4:25 pm

Todo ocurrió tan aprisa que no había podido reflexionarlo del todo, de hecho, la cabeza me dolía cada que intentaba recapitular lo que pasó. Mis ojos estaban llenos de lágrimas de frustración  mientras escapaba del motel al que el estúpido de mi "amo" me había ido a llevar en lugar de una casa, como era lo más ordinario; nuestra pelea dentro de la habitación y sus constantes burlas solo dejaban en claro que no podríamos convivir sin destrozar lo que nos rodeara y que había sido una pésima idea suya comprarme.

No llevaba demasiado volando lejos de ahí cuando todo se complicó, las balas me llovían y, aunque intentaba, esquivarlas era difícil por el frío al que estaba expuesta y la vistosa posición que tenía contra el cielo cada vez más gris. Una de las balas llegó a rozarme la pierna derecha y tomó solo un segundo que sintiera  la quemadura contra mi piel. Necesitaba huir más aprisa, perderme entre los edificios y alejarme de los cazadores -Tsk... mierda- la pierna me dolía e iba a ser un problema cerrar esa herida; escuché el ruido de otro disparo y... alguien cayó sobre mí. El aroma que invadió el aire era perfectamente conocido para mí: la sangre de Nero ¿De nuevo? ¿Había ido a ayudarme? Fue todo un drama que aún estando herido por el disparo y la caída hacia el edificio tuviera ánimos para bromear -¡¿En serio?! Eres un completo idiota- le grité molesta, a punto de golpearlo de nuevo por su broma con el ticket de lo tienda de mascota y sonrojada porque me tenía abrazada. Pero mi atención se desvio rápido: estaba herido en un costado -Oh no... Oye, imbécil ¡no te duermas! Abre los ojos, maldición... tenemos que ir a un hospital- empecé a preocuparme y un extraño sentimiento se clavó en mi pecho. El demonio había interceptado con su cuerpo una bala que iba dirigida al mio -Nero...- lo llamé por su nombre y me incorporé para tocarle el rostro con suavidad, necesitaba tenerlo despierto -Hey escucha, tienes que resistir y...- mi vista se elevó hacía una mujer mayor  que nos observaba en la habitación; sudé frío, después de todo habíamos irrumpido en su apartamento sin más -Lo siento... nosotros no queríamos moles...- ella e hizo señal de callar con un dedo y me indicó por donde salir.


Unas horas después estaba en una habitación del hospital, observando al demonio en cama aún sin abrir los ojos ¿Por qué estaba ahí? no tenía idea... o tal vez la tenía pero no quería aceptarlo: no podía abandonar al estúpido demonio así como así luego de que él me hubiera salvado la vida... aunque me la arruinó para empezar, lo cual dejaba la situación en un punto extraño. Sostenía el ticket de venta en mi mano... argghhhh maldición, por qué tenía que ser mi vida tan mala. No quería ser pet de nadie y ahí estaba, en ese maldito papel el nombre de mi dueño, el mio y el monto que pagó al mercado para tenerme. Además acababa de comprobar que a los cazadores aún les interesaba capturarme, de acuerdo a lo que dijo Nero, si lo hacían esta vez era probable que en la tienda me comprara la mafia con la que se metió mi padre -Tsk... vaya suerte tengo...- oculté mi cara entre mis manos, agotada. Estábamos solos de nuevo, una enfermera me había dicho antes de irse que si necesitaba cualquier cosa la llamara pero Nero ni siquiera despertaba aún. Eso me aterraba aunque no quisiera admitirlo, de no ser por este imbécil probablemente el roce de bala en mi pierna pudo ser otra cosa, más grave. Una cosa era segura: no iba a poder apartarme de Nero, en primera porque con él al menos tenía algo de protección... en segunda porque no podría dejarlo después de lo que hizo por mí.

Mis ojos se posaron sobre los suyos, aún cerrados y le examiné el rostro; parecía estar tranquilo. Tenía algunas vendas en el abdomen y un vendolete en el cuello, donde seguramente permanecían el moretón y los cortes de mi mordida; viéndolo lastimado el idiota llegaba a darme algo de lástima. Me encontraba sentada en un sofá a un metro de su cama, debatiendo con mi pensamientos -Si serás estúpido... pudiste haber dejado que me mataran ¿sabes? yo intenté matarte antes...- bajé la vista a las vendas en mi muslo, que se notaban a través de la ropa y de nuevo al ticket -de verdad que eres tonto... pero gracias- susurré. No sabía si él podía oírme o no, pero debía decírselo.

Afuera ya estaba totalmente oscuro y la tormenta de nieve continuaba, pero al menos el hospital era cálido. Iba a ser una larga noche.


Tsubane Hayashi
Tsubane Hayashi
Hetero


Mensajes : 83

Edad : 24

Humor : Adivina

Vampiros Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1259-tsundere-albina-tsu-id

Volver arriba Ir abajo

Vendas, analgésicos y algo más [Priv. Nero] Empty Re: Vendas, analgésicos y algo más [Priv. Nero]

Mensaje por Nero el Dom Mar 31, 2019 2:09 am

Y aquí estábamos de regreso, al borde de la muerte, con una vampira entre mis brazos y un charco de sangre tan grande como para alimentarla por días… tenía este tiempo para pensar lo tonta y demencial vida que había tenido, a cuantos seres debí darle caza, a cuantos deje escapar y a uno solo había comprado, si de nada, gracias por darme el título del peor amo, mañana saldría en los periódicos como el idiota que se sacrificó por su mascota o el amo que dejo que su mascota lo matase aun teniendo a un equipo de cazadores cerca, ella pasaría de ser una mascota cazada a un blanco de eliminación, solo eran ideas vagas, su voz resonaba en mi cabeza antes de perder el conocimiento.  

Esa voz era de la vampira y si que se quejaba, ni yo que estaba medio muerto me quejaba así y si estaba medio muerto dado que conocía ese sentimiento de debilidad y cansancio, la garganta seca  sin mencionar el frio que me recorría, solo podía comprobarlo por mí mismo, remojando mi garganta con un poco de saliva antes de hablar  – enserio, te quejas de tu suerte, a quien crees que le dispararon – mencione con los ojos cerrados, relamiendo un poco mis labios secos antes de seguir hablando – además, soy un tonto que se burló de la muerte por treceava vez, tengo más vidas que un gato – sonreí aun postrado en la cama, moviendo los dedos de las manos y los pies, no se cuánto tiempo llevaba acostado, pero no tenía falla nerviosa, así que no debía ser por mucho, aparte que el líquido de las intravenosa estaba helado y sentía el dolor a mi costado – y donde estamos – no creo que me hayan llevado al puesto de los cazadores y el lugar más cercanos era la carnicería o mejor dicho un hospital  abrí los ojos de golpe siendo segado parcialmente por la luz, la anestesia provocaba un enorme cansancio en mi cuerpo y las correas en la cama se significaba que esperaran que diese un salto.

No era mi primera vez herido de gravedad, ya me había peleado con un dragón y con otros seres más locos, uno cada vez más letal que el anterior y sabia tratar la mayoría de mis heridas  –tsubane – solté al aire llamando su atención – apaga la luz, podrías hacer eso por mi – en la oscuridad me recuperaría mejor, más rápido, aunque la herida de bala era diferente, eso aun me quemaba, podían sacarla y aun sentía el ardor sin importar que tan anestesiado me encontrase, eso siempre seria insoportable – y por favor no hagas preguntas sobre lo que paso en la calle, aun necesito descansar – ni yo tenía respuestas para eso, solo pensaba en relajarme, necesitaba distraer mi mente del dolor a mi costado y sé que tenía preguntas, era más que obvio, cualquier ser las tendrías después de ese dramático incidente… pero lo único que importaba es que había sobrevivido otra vez.
Nero
Nero
Mensajes : 47

Demonio Amos
https://sunflower.foroactivo.mx/

Volver arriba Ir abajo

Vendas, analgésicos y algo más [Priv. Nero] Empty Re: Vendas, analgésicos y algo más [Priv. Nero]

Mensaje por Tsubane Hayashi el Mar Abr 02, 2019 2:17 am

El día ya no podía ser más extraño y yo no podía estar más cansada; una de las enfermeras que me había atendido a mí y al imbécil de Nero me había dejado una chaqueta para abrigarme al ver los harapos que traía de ropa y gracias a eso estaba más cómoda dentro de lo que podía pedir en esa habitación.  Estaba comenzando a vencer me sueño otra vez cuando la voz ronca de Nero casi me provoca un infarto del susto ¿Estaba despierto? -¿Ah? Por supuesto que me quejo, tarado ¿tienes idea de la situación en la que estoy por tu culpa? yo solo... tsk..- me callé al darme cuenta de que empezaría a pelear de nuevo, tenía que controlar mi mal genio un poco. Ignoré la broma del demonio respecto a sus vidas, no me sorprendía que hubiera estado tantas veces en peligro de muerte si con su personalidad cualquiera querría matarlo. Me fijé en lo que hacía con la intravenosa y lo regañé -Nos seas idiota, déjalo como estaba o seguirás medio muerto por un par de días más- lo miré con el entrecejo arrugado, molesta pero a la vez aliviada de que estaba lo suficientemente bien para hacer ese tipo de bromas y además cometer imprudencias, típico -¿No te das cuenta? Estamos en un hospital...- me ruboricé un poco y desvié la vista a la ventana de la habitación -Te traje luego de que te dispararan... el doctor dijo que además de las quemaduras por la bala santa tenías dos costillas rotas y un brazo dislocado por la caída... el piensa que nos interpusimos en un enfrentamiento armado de la policía- me encogí de hombros y me enredé mas en la chaqueta que me habían obsequiado, mirándolo de reojo.

Me levanté de mi asiento para apagar la luz, tal cual Nero lo había pedido y me quedé un rato más mirándolo en silencio ¿Culpa? no, jamás había sentido eso simplemente... me daba mal sabor de boca... Seguro era por tener la deuda de vida con él ¿Podría irme así como así luego de lo que hizo? Pateé el suelo sin mucha fuerza y me acomodé de nuevo en la silla junto a la cama, esta vez procurando no quedar de frente al demonio porque no tenía ánimos de hablar con él, excepto para un par de cosas ahora que lo recordaba -Oye...- lo llamé tocando su brazo con la punta de mi índice -Tsk... No me mires así- anticipé que me mirara con molestia por "interrumpir" su recién comenzado descanso -Te prometo que luego de esto te dejo reponerte: toma- coloqué sobre su pecho dos pequeños papeles; uno era el ticket de mi compra, cosa que me dejaba un sabor amargo en la boca, el otro era un número largo escrito -Creo que necesitarás eso para un archivo... no se como... pero bueno, quédatelo- me referí al ticket -Y ese es el número de cuenta bancaria de la anciana del departamento en el que caímos... ella me ayudó a salir del edificio sin que nos vieran... y dijo que quiere que le pagues su ventana- añadí, restándole importancia aunque muy en mis adentros quería burlarme del acontecimiento. Miré al demonio por algunos segundos más y luego, fallando por completo en el intento de controlar un repentino rubor que surgió en mis mejillas, continué -eso es lo primero y... bueno en lo segundo yo... y...yo... tsk. Aprovecharé que estás despierto para darte las gracias como corresponde... hasta un idiota como tú se las merece... gracias por ayudarme- completé -Me habría muerto de no ser por... bueno... olvídalo- negué con la cabeza al recordar que el pidió no hablar de ese asunto -S...supongo que debo pagarte el favor y... bueno... tal vez no sea tan mala idea quedarme contigo para ayudarte en lo que necesites...- murmuré en voz baja, aclarándome de inmediato -Pero eso no significa que no te patearé el trasero si se te ocurre cualquier tontería o me tratas como pet... solo te estoy devolviendo el favor... no pienses mal- claro, devolviendo el favor y asegurándome de no acabar muerta apenas me separara de él y tuviera que vivir en la calle de nuevo. En mi mente todo eso era un plan de beneficios para ambos, el demonio estaría pensando que se había ganado su pet y yo tendría seguridad mientras me quedara con él. Ganar ganar para ambos.

Tsubane Hayashi
Tsubane Hayashi
Hetero


Mensajes : 83

Edad : 24

Humor : Adivina

Vampiros Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1259-tsundere-albina-tsu-id

Volver arriba Ir abajo

Vendas, analgésicos y algo más [Priv. Nero] Empty Re: Vendas, analgésicos y algo más [Priv. Nero]

Mensaje por Nero el Jue Abr 04, 2019 11:34 pm

estaba cansado, quizás no debí despertarme, quizás solo debí quedarme en el motel, quizás no debí molestarla de esas maneras, quizás no la debí comprar, quizás no debí darle cazaría, quizás no debí obsesionarme  dese un principio  pero solo me basto una mirada malosa e ingenua al sentir su tacto para darme cuenta que las cosas se solucionaron técnicamente solas, por ahora, yo solo estaba en una cama y ella con unas heridas menores, si yo fuese el pet ileso  y ella la ama herida de  seguro las cosas serian muy parecidas o  más interesantes, es una pena que yo tuviese que pagar todos los desastres, incluyendo una ventana de una desconocida que debería agradecer por hacerla entrar en razón, de seguro tsubane se paliaría con los cazadores al verse acorralada o peor, se quedaría en shock al estar rodeada… lo último lo dudaba.

Era difícil mirarla sin que uno de mis parpados se estuviese cerrando por aburrimiento y ella estuviese yendo a mis puntos ciegos, la almohada tapaba parte de mi visión, obvio le dije que no hablara sobre lo ocurrido sobre el motel o el acontecimiento de las calles, pero no era para que desapareciera de mi vista con tanto silencio, cada vez me esforzaba en mirarla hasta notar esas mejillas coloradas, HABLAME QUE ME MUERO, pensé al deteniéndome en el acto porque  estaba por poner los ojos en blanco y que ella cumplió mi pensamiento a  los pocos segundos – no tienes que  agradecerlo, si yo fuese tu pet también hubieses echo algo estúpido – me mofe calmando mis pensamientos y acomodándome en la cama, dado que no había mucho que pudiese hacer – acércate tomatico – le pedí mirándola detalladamente, la poca luz y el silencio de la habitación hacían que esto fuese un poco incomodo, pero la quería cerca, necesitaba algo de ella, sus palabras de hacer un trato eran muy fácil de leer, tenia miedo, ya sabía lo que sucedería si yo me alejaba mucho, pero tampoco le diría que su orden de casería desaparecería cuando actualizaran los registros dado que no podemos cazar a las mascotas que ya han sido vendidas – más cerca – susurre, deslizando un dedo cerca de su mano, entrelazándolo con el suyo  – más cerca preciosa – seguía susurrando, lentamente con una sola idea en la mente y era hacerla rabiar, necesitaba energía, fuerza poder y solo la obtendría si la enojaba lo suficiente, aparte de querer verla, querer ver sus expresiones, sentir algo que no se esperara –solo un poco mas –, una vez que ella estaba lo suficientemente cerca,  sonreí  buscando sus labios, apretando el agarre de mi dedo y robándole un pequeño beso, que trate de extender lo más posible – creo que me gane ese beso – dije relamiendo mi labio superior con malicia y codicia
Nero
Nero
Mensajes : 47

Demonio Amos
https://sunflower.foroactivo.mx/

Volver arriba Ir abajo

Vendas, analgésicos y algo más [Priv. Nero] Empty Re: Vendas, analgésicos y algo más [Priv. Nero]

Mensaje por Tsubane Hayashi el Sáb Abr 06, 2019 10:37 pm

No iba a negarlo, me sentía igual de derrotada que Nero en ese momento, necesitaba un descanso urgente y gracias al demonio y sus colegas no había podido tenerlo desde hacía semanas; mucho menos hoy. Ser capturada, vendida, espantada en el motel, golpeada... anhelaba una siesta.

Luego de dar mis motivos al demonio y de prácticamente aceptar quedarme con él solo por vigilar mi seguridad estaba comenzando a dormirme... pero de nuevo mi descanso lo interrumpió él -No soy un tomatico...- gruñí, comprendiendo que seguramente hacía burla por mi rubor previo pero qué iba a decir, no es que como que me diera mucho orgullo aceptar ser la pet de un imbécil como ese. Pude haberme negado al acercamiento pero, por el tono tan bajo de su voz, de pronto cruzó por mi mente la preocupación de que no estuviera estable como los doctores habían dicho antes... un segundo ¿Por qué carajo me preocupaba ese idiota? mi rubor aumentó y me levanté de mi asiento solo para acercarme a la cama de nuevo, Nero seguía susurrando y me alteraba pensar que estuviera mal... ¿Debería leer su mente para saber si algo le dolía? no... no quería arriesgarme a un nuevo dolor de cabeza, mejor esperar, si algo se complicaba llamaría a las enfermeras y... -¿Q...qué? ¿P...pre... preciosa?- mis ojos cayeron sobre nuestros dedos entrelazados y mi sonrojo alcanzó un nuevo nivel -¿O..oye te sientes bien?- de verdad algo raro sucedía, tal vez él estaba a punto de morir y quería que alguien escuchara sus últimas palabras ¿Tan grave había sido el disparo? me acerqué tanto como el los pidió, preparada para escuchar una especie de testamento o despedida hasta que sentí sus labios posarse sobre los míos y todo se volvió negro por un segundo.

Me había besado... en los labios.... ¡EL ESTÚPIDO DEMONIO SE HABÍA VUELTO A BURLAR DE MÍ, MALDICIÓN! mi rabia se extendió tan rápido como el rojo sobre mis mejillas, mi nariz y mi cara en general -Tú...- gruñí con voz sepulcral, podría jurar que había un aura oscura a mi alrededor -¡Vas a pagármelas todas, bastardo!- me limpié los labios con total vergüenza y en medio de rabietas y más gritos busqué desquitarme. Tomé un lateral del colchón de su cama y lo eché abajo, con todo y las almohadas y mantas -Desgraciado ¡si sigues tentando a la suerte no te salvarás de una muerte lenta y dolo....- me callé cuando un aroma dulce inundó la habitación de hospital: sangre -Mierda...- me asomé a donde había caído Nero y casi me da un infarto al notar que las vendas de su costado se manchaban de sangre una vez más -Oh no... maldición- miré a mi alrededor y localicé un mueble de donde vi a una enfermera antes sacar gasas y vendas limpias -¡Más vendas! Necesito vendas y... oh no debo llamar a un doctor- corrí por las vendas con algo de histeria por haber herido más a un paciente, dentro del hospital (aunque el paciente en cuestión se lo mereciera) y volví igual de rápido donde Nero... aunque no todo salió bien.

Uno de mis pies se enredó en las mantas que antes habían caído con el demonio y esto provocó que yo hiciera justamente lo mismo: caer... pero no con el demonio... sino sobre el demonio -Ahh.. joder me dolió...- murmuré antes de ver sobre quien aterricé y espantándome más -Ay, por satán... ¡Nero!- me moví de estar sobre él y miré la herida que aun sangraba -Ay no, ay no, ay nooo.....- me agaché y lo sujeté por los hombros para levantarlo y volverlo a poner en la cama ¿¡Cómo carajo se me ocurrió tirarlo?! seguro ahora no me dejaba quedarme con él -¡P..presiónate aquí ¿quieres?!- le puse sobre las vendas ensangrentadas el montón de gasas -¡Tengo que llamar a un doctor!-
Tsubane Hayashi
Tsubane Hayashi
Hetero


Mensajes : 83

Edad : 24

Humor : Adivina

Vampiros Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1259-tsundere-albina-tsu-id

Volver arriba Ir abajo

Vendas, analgésicos y algo más [Priv. Nero] Empty Re: Vendas, analgésicos y algo más [Priv. Nero]

Mensaje por Nero el Mar Abr 16, 2019 12:09 am

Estaba mas tranquilo comportándome de una forma infantil y necia, rosando sus labios en un corto beso que trate de extender por su descuido, si, ella era completamente descuidada al dejarme acercarme tanto sin pensar en que todo era parte de mi plan o eso pensé hasta verla en su enorme rabieta, que termino lanzando todo por los aires, incluyendo a mí.

El golpe no fue para nada doloroso, solo abrase esa sensación como muchas otras, igual ya había sentido dolores peores a este, este solo consistía en ahogar un grito de niña lastimada con una apretada de mandíbula, nada mas, solo era soportar, evitar que todo se viniese encima mío y detener a la chica que cada vez entraba en un estado diferente de pánico .. – o…oye – susurre con otra sensación mas aguada e impregnando el aire de un aroma ligero como el hierro o el de unos químicos de limpieza revueltos con el mugre – calma – susurraba sin poder alzar mucho la voz, mi garganta estaba un poco seca y mis movimientos limitados por el cable enredados en mis brazos, debí sacarme la intravenosa cuando tuve tiempo, debí  quitarme todos esos trastes y relajarme como había planeado pero nooooo, debía molestar a la vampira ante todo para que cayese sobre mi al ver que aun respiraba.

Ella era un nudo de nervios, no importaba como la mirase ella no sabia que hacer en esa situación, yo me consumía por el dolor y difícilmente podría pronunciar cuatro palabras – Pfffffffffff – trate de escupir a medio lado mientras se apoyaba sobre mi, me ahogaría con mi propia saliva que salía de un líquido rojizo… –  satán ayudame – rodé los ojos al sentir el sabor de la sangre, tenia una parte interna del labio partido por el golpe de la chica y ni me percate por el dolor principal que estaba aguantando, si seguía así no sentiría nada más que la lección de bala   en mi abdomen y todo por ella, que había echo para merecer semejante castigo, conocía personas que habían echo peores cosas y seguían de lo mas normal, nunca les habían disparado de gravedad, aparte que ellos como yo creíamos en el karma.


Suspire cerrando los ojos, sus palabras eran las de una niña pequeña nerviosa tratando de alimentar a una mascota – tonta – susurre cuando me volvió a soltar como un saco de papas sobre la cama, apretando el costado con las vendas – no llames a nadie, aprende o improvisa, igual no me voy a morir – gruñí molesto, la garganta me comenzaba a doler y pequeñas marcas rojizas se tornaban en mi labio dejando ver un poco de sangre, pero yo aún seguía tranquilo, retirando la intravenosa de un tirón y colocando una parte de las gasas como algodón para así apretarlo con el esparadrapo – si tienes un herido, no lo pongas a auto-presionarse una herida si no sabes si no tiene fuerza y segundo cálmate, el que se puede morir soy yo, no tu – rodé los ojos agarrando la sabana y atándola alrededor de mi abdomen, en una venda improvisada y escupiendo un catarro con sangre antes de sentarme en la cama – ahora te calmas y llamas al doctor – sentía como si me estuvieran raspando las heridas con un tenedor o la punta de una lanza, pero el dolor era soportable a cualquier interrogatorio por el que había pasado.

Quería ponerme de pie y buscar al medico por mi cuenta pero sé que no daría para tanto, si estaba sentado y apenas podría soportar el dolor, dudaba que caminar me fuese a dar mas resistencia o aguante a esta sensación, quizás en una pelea con algo de adrenalina recorriendo mi sangre pero justo ahora solo tenia furia recorriendo mi alma – y sonríe cuando lo encuentres… aparte de solo decirle que me resbale de la cama, nada de tus rabietas ni de besos, ya que este es un hospital – dije de forma sarcástica y malhumorada para darme a entender, igual el que me haya dicho que tener una mascato era facil, me habia engañado
Nero
Nero
Mensajes : 47

Demonio Amos
https://sunflower.foroactivo.mx/

Volver arriba Ir abajo

Vendas, analgésicos y algo más [Priv. Nero] Empty Re: Vendas, analgésicos y algo más [Priv. Nero]

Mensaje por Tsubane Hayashi el Miér Mayo 15, 2019 2:03 am

Perfecto, ahora podría decir con argumentos que yo era la peor enfermera sobre la faz de la tierra. Cómo si no me hubiera sido suficiente tirar al paciente de su cama, acabé por caer sobre él y herirlo más... eso Tsu, bien hecho. Jódelo todo como siempre.

Mis ojos vagaban a momentos entre el rostro del demonio y su expresión cada vez más demacrada, la herida aun sangrante de su abdomen y la puerta, ojalá en lugar de invocar murciélagos pudiera invocar doctores. Ahogué un grito al ver a mi nuevo amo arrancarse la intravenosa sin más -¿Q...qué haces, idiota? Te estás quitando la solución preparada del cuerpo ¡Eso no ayuda para nada!- gruñí intentando ordenar mis pensamientos por prioridades. Mi lista mental quedó así, más o menos:
1. Asegurarme de que Nero no se levantara de esa maldita cama.
2. Controlarme para no golpearlo por sus continuas reprimendas a mi comportamiento. Obvio estaba espantada y algo ansiosa. Si, entendía su enfado pero todo ese  caos era SU culpa porque fue ÉL quien decidió besarme sin más y el imbécil tenía que pagarlo... pero sería después, cuando no estuviera a punto de morir.
3. Debía buscar un médico o una enfermera que me ayudara.
4... Tenía asegurarme de huir si Nero moría porque seguro que me arrestaban por asesinar a mi amo.

-Solo no te muevas de ahí- gruñí contagiándome de su mal humor y llena de estrés mientras intentaba poner en orden las cosas del suelo y luego salía corriendo al pasillo. Genial, justo cuando lo necesitaba no había ni una maldita enfermera ni un estúpido doctor. Corrí por el pasillo hasta las oficinas de ese piso y al fin di con un doctor, que caminaba hacia un ascensor dispuesto a irse. Lo reconocía: era el doctor que había atendido a Nero y a mí misma, me había suturado la herida de la pierna -¡Doctor!- lo llamé mientras me aproximaba; se viró a mi con una sonrisa y casi sentí culpa cuando le mentí tal cual el estúpido demonio me había pedido -... se cayó de la camilla mientras dormía, creo que se lastimó más porque no deja de sangrarle el costado....- mis pensamientos se alejaron un segundo al recordar el aroma que inundaba la habitación. Tan dulce... me sonrojé al percatarme de que se me hacía agua la boca y lo disimulé siguiendo con mi reporte, caminando de regreso a la habitación mientras hablaba.

El médico y yo entramos a la habitación y él le sonrió a Nero en cuanto lo vio sentado en la cama -No se preocupe, seguro no es más que un desgarre leve por su caída... aunque creo que si se merece una reprimenda- dijo el hombre a Nero mientras yo me paraba detrás suyo para no estorbar su proceder; él siguió hablando mientras revisaba el costado de Nero, y volvía a vendarlo como era debido -Su novia me ha dicho que se quitó la intravenosa y me temo que eso está mal, sin la solución las heridas benditas acabarán por extenderse, debe dejar que haga el efecto necesario antes de retirárselo- dí un salto en mi sitio al escuchar que me llamaba la "novia" de esa cosa horrible, pervertida y cínica -¡Y...yo no soy su n..no..novia!- tartamudee intentando ocultar mi sonrojo y moviéndome de un lado a otro por la habitación -Soy su...- ¿Qué debía decir? ¿Enemiga? ¿Rival? ¿Presa? ¿Conocida siquiera? -Su pet...- dije al fin. El doctor se volvió a mí mientras preparaba una jeringa con antihistamínico -Bueno, señorita... si es su pet probablemente termine con el título que yo antes dije, no se rinda- me guiñó un ojo  sonriendo y yo apreté los puños para no agredirlo porque seguramente en lugar de inyectar a Nero la jeringa iría a acabar en uno de sus ojos.

-Eso es todo... creo que tendrá que pasar la noche aquí y lo daremos de alta mañana por la tarde siempre y cuando no vuelva a quitarse la intravenosa- el doctor nos dio un par de instrucciones más antes de salir de la habitación y yo mire al demonio con una mezcla de rabia y preocupación en el rostro. Me había preocupado demasiado por un idiota que no lo merecía y que se lo había buscado al cazarme en primer lugar y luego comprarme. No le dije nada y retomé mi posición en el sillón cerca de la ventana, haciéndome ovillo con una manta y esperando al menos poder dormir un poco dado que debían faltar solo una o dos horas para que saliera el sol.

-Toc toc~- una enfermera de cabello rubio se asomó por la puerta -Traigo algo de café y galletas, los dejare por aquí en la mesita de noche para el enfermo. Consumir algo de azúcar le ayudará a recuperar energía- dijo a Nero mientras hacía lo mencionado y se aproximaba a él. No lo pasé por alto y esa mujer no intentó ocultar para nada su coqueteo: se acercó a dejar la bebida y las galletas meneando las caderas de una forma ridícula y era la única enfermera que había visto con los botones del uniforme sin abrochar, mostrando un gran escote. Contuve las arcadas y miré hacia afuera ignorando su presencia y su voz tan melosa -Si necesita cualquier cosa...- vi por el rabillo del ojo que la muy perra se inclinaba un poco sobre Nero y entrecerraba los ojos -Solo tiene que llamarme- puso un papel bajo el plato de galletas y se alejó con el mismo caminar estúpido de pato -Eugh...- murmuré por lo bajo una expresión de disgusto ante lo que acababa de presenciar.  Sería una noche larga si esa "piernas largas, cara bonita" decidía pasar a ver a su "enfermito" y darle tratamiento. Solo esperaba que me dieran oportunidad de salir de la habitación.

Tsubane Hayashi
Tsubane Hayashi
Hetero


Mensajes : 83

Edad : 24

Humor : Adivina

Vampiros Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1259-tsundere-albina-tsu-id

Volver arriba Ir abajo

Vendas, analgésicos y algo más [Priv. Nero] Empty Re: Vendas, analgésicos y algo más [Priv. Nero]

Mensaje por Nero el Lun Jun 03, 2019 7:37 am

Estaba de regreso en la cama, descansando y escuchando al doctor como si mi vida no corriese peligro… claro que corría peligro, si mi supuesta no novia trato de matarme una vez mas y por mas que lo pensaba más me reía, estaba feliz de tanta locura, tanta estupidez en tan poco tiempo, era divertido pero había un problema enorme, me estaban drenando la sangre muy rápido y en poco tiempo, pero cuando me refería a mi drenada de sangre me refería a mi dinero, esas monedas y billetes que valían mi vida, valían el momento pero cuanto gastaría en 2 días, ni que fuese rico y si tenia una bodega con dinero pero ese no era el punto – grrr – gruñí como un perro cuando el doctor se fue, no quise opinar, el solo quería mi sangre, mi dinero, mi vida, dejarme seco con sus estudios sobrevalorados

Esta era la madrugada mas incomoda de todas, ni siquiera quería hablar con mi presunta pet homicida, porque no podía terminar el trabajo, un mordisco quizás o una puñalada para hacerme sentir mejos pero no, me daban anestesia y antibiótico cosa que no era divertido, si queria sentirme vivo debía eliminar la anestesia por lo menos, pero debía aguanta y luego quizás, solo un poco de fuego para avivar el lugar antes de irme o eso pensaba hasta que entro una enfermera, sexi sin escrúpulos pavoneándose por el lugar, revisando los líquidos y sobre todo a mi con la ridícula idea de unas galletas y café – gracias hermosa, que atenta – sonreí devolviéndole el coqueteo, solo le faltaba un termómetro entre los pechos que le estallaran de lo ardiente que se meneaban al inclinarse.

Mire  a mi querida vampiresa de forma maliciosa y juguetona, quizás me lanzaría por la ventana una vez mas o peor, le chuparía la silicona a la enfermera, dado que seria algo digno de ver sonreí con mis malos pensamientos sin preocupación para luego pensar en ella llevando un traje de enfermera, medio abotonado con una expresión de furia – sabes – murmure cuando la enfermera había salido de la habitación – ella no es mi tipo, es muy… como decirlo sin que suene ofensivo– mirando con calma sus piernas medio arropadas con la cobija en el sillón – plástica, las prefiero mas peligrosas y naturales, ya sabes como esas que casi matan a los pacientes dentro del hospital y entran en pánico – pronuncie tomando una galleta y mordiéndola con calma, sin apartar la mirada hasta tragar – la vampiresa quiere galleta, están dulces – sonreí de forma maliciosa colocando la midad de otra galleta en mis labios – quieres que te la de o la tomaras del plato, preciosa novia  – musite volviendo a colocar la galleta entre mis labios, sujetándola de forma juguetona esperando que no se atreviera a responder
Nero
Nero
Mensajes : 47

Demonio Amos
https://sunflower.foroactivo.mx/

Volver arriba Ir abajo

Vendas, analgésicos y algo más [Priv. Nero] Empty Re: Vendas, analgésicos y algo más [Priv. Nero]

Mensaje por Tsubane Hayashi el Jue Jul 25, 2019 12:21 am

Claro, debí haber abandonado a este bastardo en cuanto vi que le dispararon pero noooooo el idiota tenía que ponérmelo difícil salvando mi vida como si fuera un alma buena. Pff... claro, nadie creía eso. Quiza Nero no era tan imbécil como aparentaba y me había salvado consciente de que luego no podría irme sin más; tal vez toda esa situación se trataba de un chantaje premeditado y ahora estaba ahí, aburrida, queriendo escapar y aferrándome a la manta en un intento por conservar el calor en mi cuerpo y, por otro lado, conteniendo las ganas de vomitar por sus escenitas coquetas con la enfermera, doña operada.

Mis expresiones eran obvias, tanto que no me sorprendió que el demonio, como siempre, arruinara mi calma momentánea con impertinentes comentarios -Cállate ¿Quieres?- gruñí mientras le daba la espalda, esperado que en parte se ocultara mi sonrojo parcial por su definición de mujeres atractivas. Quería ignorarlo, pero era difícil hacerlo estando tan cerca. No, me imaginaba sus gestos, de hecho lo miraba de reojo y tenía que admitir que el maldito se salvaba de mis golpes solo por el hecho de que si me volteaba el podría apreciar el rojo de mi cara. Y no... ese gusto no se lo daría.... o al menos eso pensé hasta que escuché la palabra "novia". Con algo de torpeza, lancé la manta lejos de mí y me aproximé hasta la camilla del demonio para sujetarlo por el cuello de la bata y levantarlo un poco -Escúchame bien...- lo miré fijo a los ojos, procurando mantener mi sonrojo al margen -Nada me haría más feliz en este momento que cortarte la cabeza, poner una copa debajo, llenarla de tu sangre y beberla en total tranquilidad mientras incinero el resto de tu cuerpo- dije amenazadoramente, soltándolo de golpe -Así que no tientes a tu suerte... el que haya decidido quedarme junto a un idiota como tú fue en beneficio propio y como mero agradecimiento por salvarme la vida... pero si sigues intentando fastidiarme, no tendré reparo en asesinarte yo misma- sonreí de lado -siempre puedo decir que fue negligencia médica y que moriste por las heridas de antes-

No diría más al respecto, no tenía sentido gastar energía en alguien tan imbécil como el albino. Simplemente me aleje y volví a mi sofá. Seguramente fuera ya había amanecido y yo seguía molida por las batallas de cacería con el demonio y lo acontecido en el mercado. No supe exactamente cuanto demoré en quedarme dormida, desperté horas más tarde cuando un nuevo equipo médico entró a suministrar un par de medicamentos más al demonio y de paso chequear mis heridas, que por suerte estaban sanando rápido. Antes de lo esperado, el demonio y yo estábamos siendo autorizados para irnos a casa. "Cuídelo bien, señorita, dicen que el amor es una gran medicina" me había dicho el odioso médico antes de que saliéramos -En ese caso no dude en prestarnos a la resbalosa de su enfermera, seguro que está más que feliz de darle tratamiento por la mañana, tarde y noche a este inútil- gruñí, sujetando un pequeño bolso con las medicinas recetadas y caminando frente al demonio, que según los doctores ya estaba lo suficientemente repuesto para andar por su cuenta -Sólo vámonos ¿quieres?- espeté al ver que la enfermera de la noche anterior le enviaba besos desde detrás de un mostrador -O la muy boba se lo tomará en serio y querrá venir también-


Tsubane Hayashi
Tsubane Hayashi
Hetero


Mensajes : 83

Edad : 24

Humor : Adivina

Vampiros Pet
https://sunflower.foroactivo.mx/t1259-tsundere-albina-tsu-id

Volver arriba Ir abajo

Vendas, analgésicos y algo más [Priv. Nero] Empty Re: Vendas, analgésicos y algo más [Priv. Nero]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.