Sunflower
Fuck, that hurts —Priv. 9A1qiH6
Invitado
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos Temas

STAFF
Web Master
KANON
MP | Perfil
Administradores
Akali
MP | Perfil
Inari
MP | Perfil
Moderadores
Baltazar
MP | Perfil
Náyare
MP | Perfil
Moderadores CB & Discord
Ieilael
MP | Perfil
Cotta
MP | Perfil
AFILIADOS

Hermanos
Crear foro
Élite
counting ★ stars
Loving Pets
Crear foro
Fuck, that hurts —Priv. A40
bton 40x40
FINAL FANTASY: Zero
Fuck, that hurts —Priv. 40x40
Fuck, that hurts —Priv. VsVsPET
Fuck, that hurts —Priv. OOFAPg8
CRÉDITOS
Skin “Shine!” creado por Runa XIII e inspirado en la colección de tablillas de NympheaKeep it simple”. Un agradecimiento especial para Nymphea por su consentimiento, a la Asistencia de Foroactivo y los tutoriales de Savage Themes y The Captain Knows Best.

Todos los derechos son reservados. Las imágenes y el contenido alojados en este foro pertenecen a: DeviantArt, Zerochan, Pixiv y a Pinterest y se le acredita a sus respectivos autores.

No está permitido el uso de algún contenido propio de este foro sin permiso alguno. Se original, no copies.



Fuck, that hurts —Priv.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Fuck, that hurts —Priv. Empty Fuck, that hurts —Priv.

Mensaje por Gin el Sáb Mar 02, 2019 1:04 am

Gin traía la duda desde hacía días. Por coincidencia había encontrado videos de personas haciendo cosas que parecían tanto arriesgadas como geniales. Así que aprovechó su hora libre para intentar la que más le llamaba la atención ¿por qué no? En el trabajo, al parecer, ya comenzaban a acostumbrarse a sus excentricidades, mientras no arruinara nada ni generara problemas mayores, nadie le decía nada, aunque terminara en las situaciones más raras o inesperadas. Porque era Gin y su suerte después de todo.

Así que apenas le dieron pase para tomarse su descanso, sacó la tabla de madera de aproximadamente un metro de largo y treinta centímetros de ancho, lo puso bajo su brazo y se dispuso a buscar algunas escaleras (las más largas de ser posible). No faltaban ciertos compañeros que le miraban con curiosidad reprimida, pero él se limitaba a posar su vista sólo en aquellos lugares donde pudiera deslizar su tabla.
Es que en el video que vio le pareció de lo más divertido.

Llevaba casi quince minutos vagando por las instalaciones en vano. Si bien no le molestaba ser visto, tampoco quería llevar a cabo su hazaña en un lugar demasiado público, porque si algo terminaba mal no dudaría en que podrían despedirlo. Y le daba flojera buscar trabajo en otro lado.

Así llegó a la biblioteca, casi rendido y sin esperanza. El lugar era bueno, casi no había gente y el cuidador a cargo coincidía estar durmiendo, como siempre, sin prestar ninguna atención a quién entraba o no.
Vagó entre las estanterías y dio con la maravilla estrafalaria más fantástica que jamás pudo haber imaginado: una escalera caracol. El ancho era adecuado y sus giros podrían darle esa adrenalina que tanto esperaba. Subió hasta el tope, miró allí los libros que algunos estantes empolvados, casi olvidados, le rodeaban.

—Por favor que no salgan arañas ni bichos raros, aménironizó un rezo con los ojos cerrados más por su propia naturaleza. —Ahora —carrapeó, volteándose hacia el inicio –o término– de las escaleras, posicionó la tabla debajo de su trasero, tomó aire profundamente y sonrió. Soltó un silbido tenue, manteniendo su sonrisa— A esto se le llama buena vista...

Miró hacia un lado y luego hacia otro, luego hacia abajo, pero fue más complicado descubrir algo debido a la forma de las escaleras. En realidad, no sabía si había alguien mirándolo o no, sólo esperaba no atropellar a nadie en el proceso.

Gin
Gin
Demi


Mensajes : 25

Empleo /Ocio : Vendedor Mercado.

Hibrido Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/t1363-gin-s-id#7689

Volver arriba Ir abajo

Fuck, that hurts —Priv. Empty Re: Fuck, that hurts —Priv.

Mensaje por Invitado el Jue Mar 07, 2019 7:46 am

Esta es la parte positiva de portarse bien, como era semi humana los guardias no le prestaban tanta atención como a otras criaturas que se encontraban en este extraño lugar, esta fue una de las cosas que aprendió con el tiempo. Si se quedaba tranquila, no se metía en peleas y se dejaba llevar podía hacer lo que quisiera y era realmente fácil la verdad, después de todo, no había nada que Fujino deseara más que ser normal así fuese en este ambiente de anormalidad.

Así que, aprovechando esta situación de aparente libertad, decidió vagar por las instalaciones tranquilamente. Cada tanto recibía alguna mirada de algún guardia pero, al no ver en su apariencia alguna actitud hostil, la dejaban irse. Después de todo, estaba siguiendo las reglas y al parecer el motivo de esas miradas era también por eso.

Cuando regresó de sus pensamientos se encontraba frente a unas puertas abiertas, se acercó a curiosear un poco y vió que era una biblioteca bastante grande y tranquila. La verdad había encontrado el lugar perfecto para descansar un rato así que decidió entrar. Al recorrer las estanterías repletas de libros podía reconocer aquel viejo olor a libros usados y recordó cuántas veces visitó la biblioteca de su escuela para estudiar en solitario. Algo de ese lugar la hizo transportarse un momento a aquellos tiempos y, cuando volvió en sí, se encontraba debajo de una escalera caracol imponente.

La verdad no se hubiese percatado de que había alguien arriba si no fuese por la cantidad de ruido que hizo, al parecer estaba haciendo alguna clase de maniobra con una tabla, pero a simple vista se veía que no iba a funcionar, de ninguna manera podría funcionar. Y sin embargo, Fujino no pudo apartar la mirada de aquella extraña persona, algo en él era tan diferente a lo que estaba acostumbrada a ver que simplemente se quedó mirándole, como estaba a punto de hacer algo tan ridículo a sus ojos de la manera más inocente.

Lo que no pudo prever por su despiste es que el final del recorrido de la persona era justo donde ella se encontraba, se dió cuenta muy tarde y no tuvo tiempo para reaccionar por lo cual terminó siendo atropellada y arrastrada por este personaje. Tampoco tuvo manera de darse cuenta ya que no sintió dolor alguno, lo único que emitió fue una exclamación de sorpresa y lo último que vio fue unos cabellos totalmente blancos antes de cerrar los ojos y dejarse llevar.

Aún sin abrir los ojos no sabía donde había caído pero sí sabía que la persona tenía que estar cerca, no podía distinguir si la estaba aplastando dado que no sentía nada pero apostó por quedarse quieta para pasar desapercibida en esos instantes. Mientras se encontraba así alcanzó a susurrar tímidamente. —Esto.. ¿Se encuentra bien?—

No podía entender con qué motivo esta persona había decidido hacer algo tan arriesgado y estúpido, tenía que saber que iba a salir mal. La verdad tenía muchísima curiosidad por conocer sus motivos pero por los momentos no dijo nada más. La parte negativa de portarse bien era que si esta persona quería aprovecharse de ella mucho no podía hacer porque seguramente terminarían culpándola. Solamente le quedaba esperar.
Invitado
Anonymous

Volver arriba Ir abajo

Fuck, that hurts —Priv. Empty Re: Fuck, that hurts —Priv.

Mensaje por Gin el Mar Mar 12, 2019 9:14 pm

Independiente del resultado que su extravagante, por no decir estúpido, experimento, Gin sólo tenía un objetivo: no atropellar a nadie. Pero, como siempre, su suerte no iba de la mano con él.
Volviendo sólo unos segundos atrás, él se preparaba para deslizar su trasero por las escaleras montado en una rústica tabla que podría hacerse pedazos bajo cualquier circunstancia, no era por hacerse el fortachón, pero incluso poniendo un poco de fuerza, la tabla cedería ante la presión de sus manos desnudas. Así que, por donde se mirase, el plan no tenía forma de terminar bien. Lo que le hacía preguntarse de nuevo ¿En serio tenía mala suerte? ¿O él solo se buscaba sus desgracias?

Al comprobar con su limitada visión que no había nadie terminando la escalera, se dio el último empujoncito que necesitaba para iniciar la más descabellada travesía que ha intentado jamás. Por cada escalón él y la tabla rebotaban de manera dolorosa, de por sí, ya era difícil de afirmar la misma sin romperse los dedos ni dejar desprotegido su trasero, así que desde el momento uno ya estaba sufriendo las consecuencias de sus actos. Los rebotes se pronunciaron a medida que avanzaba, igual que la velocidad, metiendo un ruido que ya no era digno para ninguna biblioteca medianamente decente. Y apenas la vista fue despejándose, entre los escalones, exclamó—¡Tú, cuidado! —hizo un ademán con una mano, dando por hecho que ya un poco de escándalo más no haría daño. Siendo sinceros, en ese lugar casi no había nadie.
Y, volviendo al tema, allí estaba, volando por los últimos escalones de las escaleras, no sin antes haberse dado un golpe en su zurda. La tabla salió disparada en una dirección desconocida y él hacia adelante, dando por hecho que atropellaría a la chica, cerró los ojos e hizo un ademán para no caer tan fuerte sobre ella. Algo crujió en el instante que tocó el suelo con la misma zurda traicionera.

Gin juró haber visto a Jesús juzgándolo por un segundo.
Abrió los ojos lentamente, mirando a la chica bajo él, con sus ojos cerrados, indefensa… y se sintió como un depravado. Pero poco se pudo concentrar en ello pues, al ver su mano izquierda se había convertido en una segunda mano derecha, decretó que estaba jodido.
Rápidamente se incorporó, tomando su mano afectada y aferrándola a su pecho. Dolía un montón, o se suponía que debía doler, pero quién sabe si por el asombro, la adrenalina, o el simple hecho de que su mano estaba dislocada y torcida, Gin no sentía nada. Lo que le preocupaba aún más.

—Sí, algo así —murmuró ante la cuestión de la chica, luego se volteó hacia ella, comprobando que no estuviera herida de forma similar a la de él— ¿Y tú? —cuestionó sinceramente preocupado, hasta sintiéndose extrañamente culpable— Lo lamento, pero… ¿puedo pedirte un favor? ¿Podrías jalar fuertemente mi mano y hacer que vuelva a su lugar? —cuestionó por fin exponiendo su extremidad.
Dolería como los mil infiernos, pero si sus huesos estaban en orden, lo más seguro es que su auto curación se haría cargo del resto en unos días. Y así, podría concentrarse en revisar que la chica estuviera verdaderamente bien.
Gin
Gin
Demi


Mensajes : 25

Empleo /Ocio : Vendedor Mercado.

Hibrido Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/t1363-gin-s-id#7689

Volver arriba Ir abajo

Fuck, that hurts —Priv. Empty Re: Fuck, that hurts —Priv.

Mensaje por Invitado el Sáb Mar 16, 2019 10:55 pm

En aquél momento, Fujino no se dio cuenta del grito de aquella persona, supongo que se encontraba algo distraída pero era demasiado tarde para ello, el daño estaba hecho por así decirlo. Se dio cuenta que pasó poco tiempo sintiendo un poco el peso de la otra persona encima de ella así que lentamente abrió los ojos, no podía saber si era una persona que trabajaba allí o si era otro esclavo de este lugar.

Al detallar a la otra persona, Fujino se dio cuenta que se estaba cubriendo la mano y veía una cantidad importante de sangre saliendo de algo que hace unos minutos atrás había sido una mano izquierda. Claro, estaba acostumbrada ver objetos y personas retorcerse por lo cual no se inmuto al ver la mano de esa manera, lo que le sorprendió más quizás fue la acción de esta extraña persona ya que, cuando empezó a usar sus poderes con los demás, siempre exclamaban y hasta lloraban del dolor tan intenso que les provocaba. Lógicamente, Fujino no podía entender nada de esto y no era porque le faltase empatía sino que simplemente no lo había vivido y no sabía que tan grave era.

Otra cosa que la tomó por sorpresa era ver que aún así esta persona le aclaraba que todo estaba bien, no podía dejar de mirarlo sorprendida y tal vez algo ilusionada ya que esto significaba que era normal, que podía pertenecer a la sociedad, que al menos había alguien parecido a ella, tanto es así que por poco se olvida de responderle y de que aún se encontraba sentada. Así que se incorporó y le respondió tímidamente — Sí, estoy bien. Gracias por preocuparse por mí... — Luego añadió en respuesta a la segunda pregunta. — No tengo problema en ayudarlo pero… ¿No le dolerá? —

De todos modos independientemente de la pregunta, ya él se mostraba de acuerdo a soportar, una prueba de ello era que le había extendido su extremidad y pudo darse cuenta que si bien estaba torcida al menos tenía arreglo así que murmuró un — Con su permiso…— y sujetó delicadamente aquello que antes era una mano izquierda. Al hacerlo se dio cuenta que tenía algunos rasguños en los brazos producto de la caída pero no se concentró mucho en la gravedad de los mismos ya que no dolían.

Así que tomando su mano empezó a jalar con fuerza en un intento de devolver la mano a su forma original, la verdad no creía que fuese necesario usar su poder en este caso y tenía razón, después de varios intentos pudo al menos regresar la mano a una posición más normal que la de antes. Al lograrlo lo miro con una pequeña sonrisa de triunfo y luego añadió — Ya está listo, si quiere lo acompaño a la enfermería ya que aún sigue perdiendo sangre, ¿Aún le duele mucho? —

No tenía manera de estar segura de que era una persona que tampoco sentía dolor pero al menos tenía la esperanza de que si él lo era, no iba a ser una persona tan anormal y al menos tenía algo entretenido que hacer durante el resto del día.
Invitado
Anonymous

Volver arriba Ir abajo

Fuck, that hurts —Priv. Empty Re: Fuck, that hurts —Priv.

Mensaje por Gin el Lun Abr 01, 2019 11:17 pm

Gin tomó una bocanada gigante de aire. Si bien era cierto que en el momento no sentía mucho dolor, todo eso se debía al mero hecho de que el susto de haber atropellado a alguien y la adrenalina de casi morir tirándose por las escaleras, una vez sus nublados sentires volvieran a la normalidad se arrepentiría hasta del hecho de haber nacido.
El rostro levemente sorprendido de la chica le causaba curiosidad ¿Tan fea estaba su mano? Gin bajó la vista… y nunca antes había visto una mezcla similar de huesos y carne ¡Oh! Y también sangraba un tato. Maravilloso. Gin ya estaba pensando en pedir licencia médica por al menos una semana.

Ante la cuestión de la chica, simuló una sonrisa con torpeza. O más que sonrisa, sólo apretó sus labios y los curvó con simpleza hacia arriba —Bueno, estoy seguro que le dolerá hasta a mis antepasados —medio rió de su propia desgracia—, pero necesito que estén en orden o mi mano se volverá una cuchara.
Y eso ya no era tanta broma. Con el tetris de huesos que tenía por mano, al momento en que se solidificaran sus huesos, sería un espanto por completo y tendría que, sí o sí, reconstruirse la extremidad con más de alguna cirugía. Ah, pero no quería gastar dinero en eso.

—Esperaesperaesperaespera —rogó, milagrosamente sin trabarse sobre las mismas palabras. Cuando la chica había tocado su mano, llámenlo mala suerte, comenzó a sentir las punzadas violentas en su mano. Allí estaba, el dolor había llegado—, oh.
Dolía. Gin juraba que podría desmayarse del dolor en el instante en que sentía cómo su mano, tras varios intentos, volvía a su lugar. Dolía como la mierda. Dolía tanto que Gin se desconectó del mundo exterior por unos segundos porque, en su cabeza, sólo era capaz de escuchar sus gritos internos intercalados de insultos. Y sí, estaba sudando la gota gorda desde su cuello hasta su espina dorsal.

—¿Ah? Lo siento, ¿dijiste algo? —murmuró apenas sintió que San Pedro le devolvía el alma al cuerpo— Gracias por armarme de nuevo.

Ni siquiera él sabía cómo podía bromear en esas circunstancias… ¿se valía llorar? ¿O se vería muy patético? Como fuera, volvió a tomar una gran bocanada de aire para armarse de valentía y, lentamente se puso de pie.
Apegó su mano dañada hacia su pecho para evitar más movimiento y estiró su diestra hacia la joven, ofreciendo su ayuda para que se pusiera de pie. Afortunadamente, a él ya no le dolía nada más ni sangraba de otras partes; pero no podía estar seguro de que ella estuviese genuinamente bien, algo habían visto sus ojos que le pareció preocupante y, si la chica tenía alguna herida por su culpa, entonces habría faltado a la promesa que se había hecho a sí mismo y, por ende, se haría cargo de cuidar cada rasguño.

—¿Puedes pararte? Si te mareas o te sientes débil, dímelo. Puede ser alguna herida que no esté a la vista.
Gin
Gin
Demi


Mensajes : 25

Empleo /Ocio : Vendedor Mercado.

Hibrido Amo
https://sunflower.foroactivo.mx/t1363-gin-s-id#7689

Volver arriba Ir abajo

Fuck, that hurts —Priv. Empty Re: Fuck, that hurts —Priv.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.