Sunflower
LINKS RÁPIDOS
GUÍA DE INICIOHISTORIA DE SUNFLOWERREGLAMENTOA CERCA DEL KOSEIGRUPO DE FACEBOOK¿BUSCAS AFILIARTE?

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ÚLTIMOS TEMAS

STAFF
KANON INOUE
MP | Perfil
Katsuki Bakugō
MP | Perfil
Deku Midoriya
MP | Perfil
Shōto Todoroki
MP | Perfil
- En hiatus -
AFILIADOS

Hermanos
Crear foro
Élite
Crear foro
Crear foro
counting ★ stars
Loving Pets
Lacim Tenebris
Boku no Hero ROL
Crear foro
CRÉDITOS
Skin “Shine!” creado por Runa XIII e inspirado en la colección de tablillas de NympheaKeep it simple”. Un agradecimiento especial para Nymphea por su consentimiento. Un agradecimiento especial a la Asistencia de Foroactivo y los tutoriales de Savage Themes y The Captain Knows Best.

Todos los derechos son reservados. Las imágenes y el contenido alojados en este foro pertenecen a: DeviantArt, Zerochan, Pixiv y a Pinterest y se le acredita a sus respectivos autores.

No está permitido el uso de algún contenido propio de este foro sin permiso alguno. Se original, no copies.

Ésta ambientación está basada en el anime/manga de "Boku No Hero Academia" más se recalca la palabra "Basada" ya que nos reservamos el derecho a considerar qué cosas tomar del mismo como parte de nuestra ambientación, en pos del bienestar del balance del mundo, siempre para conservar un rol tranquilo y disfrutable sin injusticias innecesarias.


Bad girl, good girl [Taiga]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Bad girl, good girl [Taiga]

Mensaje por Tatsuya Dazai el Jue Mayo 26, 2016 9:07 am

Mañana fresca, iluminada y agradable. Un viento suave acariciaba los rostros de los alumnos y los hacía reír cuando los cabellos se les pegaban a la cara. Al menos a los que practicaban educación física. La mayoría estaba en sus aulas, estudiando.
Tatsuya, el director, tenía su tiempo ocupado en su oficina. No en papeleo, por supeusto, eso lo terminaba pronto o tenía encargado a alguien para ayudarle. No era difícil en realidad. Usualmente no daba clases, pero existían sus excepciones: cuando se aproximaba un concurso, para comprobar alguna cosa en particular o para observar a alumnos de su interés. Temprano había pasado a supervisar un poco a causa de esta última razón.
Leía un archivo en su computadora personal. Había usado algunos recursos para investigar rápidamente. Entonces su elegante y caro teléfono móvil sonó.

-Habla Dazai –dijo en su voz ahora cargada de habilidad social. Escuchó atento y la suave sonrisa se dibujó en su rostro- tráelo aquí si eres tan amable.
Colgó. Tomó un costoso bolígrafo y marcó con una palomita algo en su agenda. Había resultado bastante caro todo, por hacerse tan rápido y por guardar silencio, pero valdría la pena.
Su asistente entró con un maletín metálico del tamaño de un ordenador portátil y lo dejó sobre el escritorio.

-¿Está todo en orden, señorita Ishida? –regaló una mirada a la profesional. Era típico de él que su tono mostrara amabilidad y tranquilidad, pero sus ojos eran autoritarios. No había cabida para el error.
-Hice que la verificaran señor, está todo bien.
-Esplendido –cogió un trozo de papel y se lo entregó. Contenía un nombre- Necesito que llame aquí.
La profesional tomó el papel y leyó el nombre, mirando luego con sorpresa al joven director, quien había regresado a mirar la pantalla de su ordenador.
-¿No es una estudiante nueva, ha habido algún problema?
Tatsuya volvió los ojos a ella y le sonrió de manera más amplia.
-¿Podría por favor hacer lo que le he pedido?
Titubeó. La mujer se sintió apenada. No era su trabajo cuestionar, después de todo. Aun así Tatsuya se mostraba capaz de comprenderla. Siempre parecía así. Por más poderoso que fuera dentro de ese edificio, nunca levantaba la voz ni exigía con prepotencia. No lo necesitaba. Aun así su presencia estaba usualmente cargada de tal autoridad y que imponía obediencia fácilmente. Sobre todo entre su personal.
-Sí señor.
La secretaria salió por la puerta con movimientos rápidos, tanto como se lo permitía  el lugar y el momento. Tatsuya miró el maletín y sonrió un poco. Era un obsequito muy caro.

No llevaba demasiado tiempo ahí, pero estaba a gusto con su trabajo. Siempre que hiciera todo como era debido se encontraría tranquila. Sin embargo, momentos como el pasado la estresaban demasiado. El joven director siempre parecía capaz de aniquilarla con un pensamiento si le resultaba molesta. Afortunadamente casi nunca parecía haber llegado tan lejos pues se esforzaba mucho.
El nombre era fácil de identificar. No siempre habían chicas con el cabello azul, por más raros que eran los estudiantes de su institución. Revisó en la agenda de su tableta, aquella de la que nunca se despegaba, que clase estaría teniendo: entre clases, unos minutos libres. Perfecto. Se dirigió hacia allí de inmediato.

-Buen día –dijo con un tono serio al pararse en el umbral de la puerta del salón de clases. Se ajustó un poco las gafas finas con un gesto que irradiaba capacidad. Leyó la nota aunque ya había memorizado el nombre- la señorita Taiga Tetsuya –repasó el salón con la mirada para buscarla- tiene que presentarse en la dirección de inmediato.
Aguardó. Pensaba acompañarla hasta ahí.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bad girl, good girl [Taiga]

Mensaje por Taiga Tetsuya el Jue Mayo 26, 2016 12:29 pm

Escasas horas habían avanzado hasta aquella situación en la que se encontraba; frente a su escritorio con el bolígrafo en mano, tomando toda clase de apuntes que lograba anotar a tiempo. Sus zarcos ojos se encontraban completamente interesados en aquella clase, pues no tenía a nadie con quien entablar una conversación, asunto que en absoluto le afectaba, ya que a menudo le resultaba algo irritante. Aunque podría afirmar que incluso algunas veces lo entrañaba.

Averiguar el papel que tomaban los alumnos que formaban su nueva clase no le resultó tan complejo como esperaba, a pesar de que ya había transcurrido mucho tiempo desde la última vez que hizo uso de la habilidad que tanto había cultivado desde muy joven. Efectivamente, aquellos poseían cualidades realmente transparentes a su parecer, aunque por desventura ninguno de ellos llamó su atención, a pesar de que ella sí citó la suya nada más colocar un pie en el aula. Ninguno dudó en sostener su mirada sobre su inusual cabello teñido con un pedazo de cielo, color que finalmente situó una barrera entre lo que alguna vez fue, con lo que ahora desea alcanzar.

En ese mismo instante recordó algo que atendió de un par de jóvenes una tarde de paseo a través de las estanterías de la biblioteca y la infinita cantidad y variedad de libros que todos los días hallaba. Aquellos perforaban con su mirada a una joven con el destacable uniforme del prestigioso instituto Miyabigaoka: ''La gente adinerada es la que más secretos esconde, y además de eso, he oído que suele ser la más descuidada, pensando que su dinero va protegerlos de cualquier cosa'' explicaba entre sutiles sonrisas. Realmente no se equivocaban, aunque Taiga prefería considerarse una excepción. A veces lograba resultar ser algo descuidada, pero jamás vulnerable, y no gracias al dinero, sino a su voluntad, aquella que le permitía avanzar, crecer y envejecer al compás del mundo que continuamente recibe indiscriminadamente a todo individuo con los brazos abiertos y que a duras penas se protege. Es más, se podría evidenciar que ella no se trataba de una chica pudiente, sino sus padres. Si ellos decidiesen abandonarla, todas las riquezas las mantendrían ellos, no la joven.

En ese instante algo la desencaminó de su razón, alguien pronunció su nombre. Elevó la mirada hacia la causante de aquella dulce voz, la misma que le sugirió abandonar el aula para comenzar un ameno trayecto por los pasillos del centro. En todo ese tiempo, ninguna de ellas pronunció palabra, a pesar de que Taiga mantenía encerradas en algún lugar de su garganta varias preguntas que cuestionar. Antes de lo que imaginaba, ya se encontraba frente a la puerta de un despacho que fácilmente dedujo que pertenecería al director, y aunque su curiosidad aumentaba por momentos, no dudó en cruzar la sala hasta encontrarse frente al escritorio de un hombre absorto en la pantalla de un ordenador cuando la mujer se lo indicó. Aguardó paciente en su erguida posición  a cualquier dato que le indicase el motivo de su asistencia a aquella sala.


Última edición por Taiga Tetsuya el Miér Oct 05, 2016 12:45 pm, editado 3 veces
avatar
Miyabigaoka
Instituto


Demi


Edad : 19

Localización : Tan sólo búscame, me hallarás.


http://sunflower.foroactivo.mx/
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bad girl, good girl [Taiga]

Mensaje por Tatsuya Dazai el Vie Mayo 27, 2016 1:06 am

Dirigir una institución del tamaño y nivel de Miyabigaoka era más que pesado. Sin embargo la habilidad de Tatsuya había quedado demostrada en más de una ocasión. Ni un solo trabajo tarde, una coordinación perfecta de todas las actividades y revisiones correctas. Se daba tiempo, además, para inspeccionar el lugar, alumnos y profesores. Desde luego, también para supervisar los objetivos más personales que solo tenían registro en su propia mente.
Se llevó una taza de café a la boca y bebió un sorbo. El brebaje no había logrado convertirlo en adicto ni lo necesitaba especialmente para las mañanas. Sin embargo, disfrutaba de su sabor siempre que podía. Una de las razones que le habían valido su puesto a la señorita Ishida, entre aspirantes igualmente calificadas y capaces, había sido que podía preparar un café decente.

La señorita Ishida cumplía, sin saberlo, un encargo que podría resultar perjudicial para ella misma. Solo el tiempo lo diría.
Condujo a la joven hasta la puerta, donde se detuvo y tocó la puerta para avisar al director de que la chica había llegado.

-Tetsuya san está aquí.
Reaccionó percatándose que el apellido de la susodicha y el nombre del director eran similares. Vagamente se preguntó si se escribían con kanjis parecidos. Se dio la vuelta para dejarla entrar sin más. Ella sí que tenía cosas que hacer, pero, al volver a su escritorio, se permitió mirar de reojo a la estudiante. No hacía falta ser un genio para notar una relación entre el paquete que su superior había pedido tener consigo y la presencia de Taiga, sin embargo prefería permanecer sin saber nada.

Al mirarla, Tatsuya se puso de pie, regalándola con su mejor sonrisa. Era sincera, en verdad le alegraba poder ver a alguien como ella en su presencia. Le había interesado desde el principio. Sus ojos brillaron un poco al posarse en la chica y su rostro y gestos proyectaron.

-Tetsuya san, pasa por favor, toma asiento –con un gesto de la mano le señaló una de las cómodas sillas frente a su escritorio. Si ella se sentaba él haría lo propio en su sitio- espero que no encuentres demasiado raro que te llamara, lamento si te he importunado.
Volvió a sonreír, ahora cerrando los ojos como dándole una pausa para que notara que no estaba en problemas ni nada por el estilo. Sus siguientes palabras habían sido cuidadosamente preparadas: le obsequió con algo de sí mismo.
-Sé que debes preguntarte si es una broma. Todos dicen que me veo demasiado novato para ser el director… uno hace lo que puede. Me llamo Tatsuya Dazai.
Intentaba transmitir cordialidad y confianza. Apartó de la mesa algunos papeles ahora innecesarios, pero el pequeño maletín de metal permaneció, intrigante, solemne, ominoso. Tatsuya no lo miró siquiera, solo tenía ojos para ella ahora mismo.
-Me gustaría saber cómo te has sentido en tu primera experiencia. ¿Te has sentido bien, las clases son de tu agrado? Quiero que estés cómoda.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bad girl, good girl [Taiga]

Mensaje por Taiga Tetsuya el Dom Mayo 29, 2016 3:06 pm

El sol se alzaba refulgente a través de las ventanas situadas tras un hombre que, a pesar de su significativo cargo, no se compaginaba con la edad que su delicada tez lograba hacerle aparentar. Por un instante, pareció como si aquella reluciente luz del día fuese la única que resplandecía, pero no fue así. Aquél, nada más elevar la mirada, clavó sus ojos en los de la joven, de tal forma que, si aquellos, de algún modo, tuviesen la capacidad de materializarse, ya la habrían perforado por completo. Cuestión que logró despertar su curiosidad por primera vez desde que su horario, en aquel centro, inició.

La mujer que la acompañaba se dirigió nuevamente a proseguir los quehaceres que ocupaban su labor, mientras el director se erguía, dejando atrás la silla de escritorio en la que permaneció sentado hasta que el cuerpo de la joven se encontraba en su misma sala.

Taiga respondió ante la petición de aquél; atravesó la habitación y tomó asiento al compás de Tatsuya Dazai, el director. Por extraño que le pareciese, poco más había logrado averiguar de él desde que apareció por la puerta hace breves segundos. Sabía que era adinerado —aunque no era necesario ser un experto para averiguarlo—, de ese modo aquello le proporcionaba parte de su poder y con ello la avidez de más, aunque desconocía en qué proporción o la existencia de algún motivo en particular. Además, estaba segura de que le agradaba la obediencia a su orden, dato favorecido por su asistente.

No se preocupe —respondió por primera vez.

Ella sintió cómo Dazai procuraba amenizar la situación en la que se encontraba, con sutiles palabras, acompañadas por alguna que otra sonrisa.

Encantada de conocerle, Sr. Dazai —dijo, a pesar de que ella le conocía más de lo que él podría imaginarse.

Taiga no solía mantener largas conversaciones, se acostumbró a no ofrecer más información de la que debía entregar, porque sabía que si ella lograba averiguar fácilmente la intención de cualquiera, un tercero podría hacer lo mismo de ella.

Algo que no se esperó fue la extraña decidión del Sr. Dazai al retirar todo aquello que se encontraba sobre la mesa, a excepción de un maletín de metal, al que no había quitado el ojo de encima desde que lo halló sobre la mesa. Cuando elevó la mirada se encontró nuevamente frente a la expresión que le ofreció el director al comienzo de aquella reunión.

Sí, sí... Todo ha ido bien —explicó, con los ojos clavados en los del Sr. Dazai y su mente en el maletín que reflejaba los rayos del sol, causando un atrayente y cautivante brillo a la perspectiva de Taiga.


Última edición por Taiga Tetsuya el Miér Oct 05, 2016 12:46 pm, editado 3 veces
avatar
Miyabigaoka
Instituto


Demi


Edad : 19

Localización : Tan sólo búscame, me hallarás.


http://sunflower.foroactivo.mx/
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bad girl, good girl [Taiga]

Mensaje por Tatsuya Dazai el Lun Mayo 30, 2016 1:14 am

No escapó de su mirada la forma en que los ojos de la joven alumna se dirigían de inmediato al maletín y no se apartaban. Pocas cosas se escurrían de su atención y eso incluía a su invitada.
La estudió un segundo con detenimiento. No había ninguna razón en concreto ya que lo que de verdad quería saber estaba en su cabeza. Aun así miró con mucho cuidado la complexión de su cuerpo, tanto como se lo permitía el uniforme, la piel de su rostro y el color de sus ojos y su cabello. Era un maestro en controlar sus expresiones, por lo que no le fue difícil esconder la sonrisa de satisfacción. Le gustaba, eso era un añadido que no esperaba.

Se puso de pie y caminó hacia una mesita en una esquina, donde tenía la taza de café, un par de vasos y tazas y un diminuto refrigerador. No era una sorpresa, recibía gente continuamente y, además, pasaba gran parte de las mañanas en ese sitio. Incluso había algunas bebidas caras ahí para cuando se reunía con invitados que lo preferían.

-Permíteme ofrecerte algo de beber. ¿Café, soda, agua mineral? Temo que no tengo té pero puedo pedirlo si es lo que deseas.
Aguardó a lo que ella pidiera antes de servirse lo propio y caminar de regreso al escritorio, pero en esta ocasión no se sentó en su silla, sino que se dirigió al frente, en el espacio que existía entre la mesa de fina madera obscura y la silla que su invitada ocupaba. Justo bloqueando la visión del maletín metálico.
-Seguro que te preguntas porqué estás aquí, descuida, no estás en problemas, en lo absoluto, aunque no es nada común que invite alumnos tampoco.
Apoyó un poco su cuerpo contra el escritorio, casi como si se sentara en este. Sus manos hicieron lo mismo sujetando el borde. Parecía querer estar algo más cerca de ella de lo que lo permitía la silla. Ladeó la cabeza un poco, mirándola con una sonrisa que se iluminaria en cuanto sus ojos se encontraran.
-Tenía muchísima curiosidad de saber cómo eras realmente. No todos los días se conoce a una asesina.
Preparó un gesto tranquilizador con su mano, que usaría si ella reaccionaba asustada, enojada o nerviosa. Su mirada dejaba muy claro que no pensaba utilizar esa información.
-Lo es desde hace unos días, pero nadie más en este edificio conoce ese secreto. No saldrá de esta oficina.

Afuera la luz resplandecía un poco más.
Una suave brisa movía las ramas de los árboles de los jardines del campus. Los alumnos en deporte reían divertidos en alguna parte y el viento llevó parte de sus alegres risas hasta el interior de esa habitación. Sin abandonar su posición, Tatsuya miró por la ventana al escuchar el sonido. Sonrió de medio labio, complacido.

-Una de las cosas que más me importan en el mundo es este sitio y las personas en él. Todas son especiales en realidad, solo por estar aquí –volvió los ojos a la joven- desde que te vi entrar en la mañana sentí que tú lo eras aún más.
Permaneció en silencio un par de segundos antes de girarse y tomar el maletín entre sus manos. El símbolo en la cubierta dejaba claro de lo que se trataba.
-Sabes que tengo aquí –no era una pregunta. Aguardó, mirándola con detenimiento.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bad girl, good girl [Taiga]

Mensaje por Taiga Tetsuya el Mar Jul 05, 2016 10:34 am

No, gracias —respondió sin desviar su mirada de la mesa, antes de que aquél con el que compartía la sala se colocase frente a ella, y, de ese modo, sentirse obligada a elevar la mirada para reencontrarse nuevamente con la suya.

A pesar de la incomodidad que en ese momento recorrió a Taiga, ella mantenía su posición con seguridad. Cruzó ligeramente las piernas y brazos para evitar el descenso de su cuerpo y atendió todo aquello que el director le mencionaba, hasta que escuchó una palabra que le desencadenó de su cordura.

''No todos los días se conoce a una asesina''.

En ese instante, sus pupilas se dilataron y sus oídos enmudecieron, a pesar de que ella misma no se permitió mover un sólo músculo.

''¿Se refiere a mí? Yo... yo no he hecho nada malo, no le he hecho nada a nadie. No he sido yo...''

Ella sabía que él podría averiguar más. Sabía que podría ver más, mucho más de lo que ella misma pudo presenciar. Sabía que él podía hacer lo que quisiese. Pero también conocía que jamás permitiría que alguien desnudase su pasado, porque aquello era una de las pocas cosas que le pertenecían sólo a ella.

Cuando recuperó la conciencia de su situación, aquél ya sostenía en sus manos el maletín metálico que tanto había citado su atención.

Yo no lo sé —dijo inquieta, dirigiendo sus manos a los antebrazos de la silla en la que se situaba, para trasladarla ligeros centímetros atrás y tomar fuerza para levantarse y retroceder—. No lo sé —insistió, sin retirar la mirada sobre aquello que Dazai sostenía con tanta tranquilidad sobre sus manos.

De repente, una voz que conocía muy bien le repetía una y otra vez que extendiese sus brazos para abrir el maletín. Tan sólo imaginarse ella misma sosteniendo de nuevo un arma le revolvía el estómago.

En aquel momento se abrió un baúl dentro de ella, abandonado y consumido por el polvo, que le devolvió a la realidad a la que se enfrentaba. Sus manos estaban manchadas de sangre, algo de lo que jamás logrará deshacerse con sólo sumergirlas en agua, ya que nunca logrará disimular con otros aromas el imborrable perfume a pólvora que emanaba desde hace años.

Su corazón latía como nunca antes lo hizo, ya que, al fin y al cabo, todavía era demasiado débil.

De repente el helado suelo la arrastró del brazo izquierdo y sus párpados cayeron como si de plomo se tratasen. Y lo siguiente: oscuridad.
avatar
Miyabigaoka
Instituto


Demi


Edad : 19

Localización : Tan sólo búscame, me hallarás.


http://sunflower.foroactivo.mx/
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bad girl, good girl [Taiga]

Mensaje por Tatsuya Dazai el Jue Jul 07, 2016 10:43 am

Temor, incertidumbre. Pudo verlo claramente en su rostro. ¿Temía acaso que la denunciara? No, si ese fuera el caso no actuaría así. Quizás temía ella tomar el arma y descontrolarse… Quizás, pero esa respuesta no lo dejaba satisfecho. Había algo más, pero no podía sabes el qué, al menos todavía.
Esa duda en ella le era útil, sin embargo no demostró en ningún momento esto. Su rostro permanecía ecuánime, como antes. Sostenía la caja mientras la chica parecía torturarse a sí misma.


-Tetsuya san -pronunció su nombre algo bajo, como intentando comprobar si se encontraba ahí con él. No había duda en su tono, aun así.

Ella ya no estaba en ese sitio. En su mente podría ver escenas rápidas que quizás no reconocería. No pertenecían a sus propios recuerdos. Había muchas voces a su alrededor que pronunciaban palabras sin cesar: ¿Está aquí?, Es la adecuada, ¿será útil?, Tiene demasiado temor, asustada, su atractivo también es útil, necesito que vengas…
Se repetían sin parar, una y otra vez, cobrando fuerza, entremezclándose hasta hacerse dolorosas en la confusión. ”Tetsuya san”, se repetía más seguido y se sobreponía a las demás.
También pudo ver escenas confusas, de cosas pasadas y cosas que podrían ocurrir, o al menos así lo pensaba la mente de quien tenía delante: vio al joven director en una reunión elegante, rodeado de personas mayores que reían y asentían ante su ingenio. Se vio a si misma tomando el arma y empuñándola, delante de él, como si le protegiera. Después pudo ver una escena corta:

El joven director estaba en su escritorio mirando unos papeles. En uno de ellos habían dos palabras escritas: “gemas” y “poder”. En un instante le pareció ver que las palabras cambiaban por el rostro de ella, pero volvió a ser las palabras de inmediato. En los ojos del hombre se reflejaba ambición.

En un momento lo vio de pie frente a un grupo de ancianos. Sonreía y ellos, detrás de un escritorio, estrechaban su mano. Había sido nombrado director. De pronto, en un instante, se vio a ella misma siendo atraída y abrazada por Dazai. Lo había visto, había visto las escenas. No tenía la capacidad de usar poderes, pero era un maestro en dominar su propia mente. Él la abrazaba fuerte y susurraba a su oído: ”No tienes que temer, no te voy a abandonar.” No parecía haber mentira en él.
Las palabras de antes resonaron más fuerte, pero el nombre de ella se sobreponía. Mientras ella era arrastrada al fondo por su brazo izquierdo, sintió de pronto una mano firme que la tomaba por el derecho.


-¡Tetsuya san! -había mucha autoridad en su voz, aunque no enojo. Sus ojos la miraban y tiraban de ella hacia la realidad. Las voces se acallaron poco a poco y luego desaparecieron como las imágenes- Regresa aquí, ¿está bien?

Aun sujetaba su muñeca pero deslizó su mano cálida hasta solo tomar su mano como si le estuviera saludando, aunque su agarre era casi dulce como la sonrisa que se dibujó en su rostro, iluminándolo. Sostenía el maletín en la otra mano por ahora.

-Quedate conmigo, Tetsuya san, no estoy aquí para juzgarte o hacerte daño. Quiero saber quién se esconde detrás de esos ojos color zafiro -no soltó su mano, y se atrevió a acariciar esta con el pulgar. No estaba dispuesto a dejarla caer a la oscuridad de nuevo. La dejó reposar un momento antes de volver a preguntarle- ¿estás aquí conmigo?

Era el primer paso. No había preguntado ni dicho nada sin premeditación.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bad girl, good girl [Taiga]

Mensaje por Taiga Tetsuya el Miér Jul 20, 2016 6:33 am

No siempre parece sencillo el inocente camino que se atraviesa con tan sólo caminar sobre él, avanzando con paso firme alrededor del paisaje. Normalmente se vuelve una imagen demoledora, la misma que sucumbe a una realidad fuera de control, encontrándose fuera de su alcance el mínimo descanso, escapándose ahora su destino de sus manos. Algo que ya fue así desde el principio y que, aún así, todavía no es consciente de ello.

Hay quienes complementan su andar al ritmo del tiempo, mientras que otros siquiera conocen la existencia del reloj. Y, por eso mismo, cuando en aquellos de arena cae el grano con el significado más importante y menos buscado que llega inevitablemente en el último instante, jamás logra ser suficiente como para encontrar los lamentos u ovaciones que podría causar. Por el contrario, quienes se quedan allí, impacientes, siempre se inundan de desgracia, alegría o desdén. Expresiones que jamás logró hallar en ninguna de las víctimas de su juego, por que en aquél entonces todo se volvía el mismo.

A veces era como si todo aquello se escondiese en ella como una presa que huye de su rumbo para no convertirse en lo que el resto desea o espera. No era tan sencillo como para negarse, ni tan complejo como para rebasarlo. Lo único que necesitaba era creer que aquello no existía, porque ¿a quién le importaría? Nunca fue necesario ser ciego para no ver, sordo para no oír, muerto para no vivir... Pero ella no sentía nada, porque no se relacionaba a un juego en el que se podía ganar o perder, ya que aquí, aunque se tratase de una victoria, nunca llegará lo suficientemente alto como para detenerse, transformándolo en una derrota más.

Entonces, ¿qué piensas hacer ahora?

Ahora correrá con los pies descalzos aún habiéndose roto cada uno de sus huesos. Porque de eso trata este juego. ¿A quién le puede importar lo mucho que a uno le hayan hecho daño, feliz o miserable? Al fin y al cabo el silecio escuda y suele encubrir, y aquello siempre le fue suficiente para vivir con el dolor marcado a fuego sobre su piel, algo de lo que se sentía orgullosa aquella joven, ya que ahora nada podrá ser peor que lo que arrastró durante años, aún siendo todavía tan joven.

Finalmente abrió lentamente los ojos. Lo que encontró frente a ella no se trataba del techo de la habitación, sino los inconfundibles ojos del director que la miraban interrogantes.

Estoy aquí —dijo antes de levantarse, creando nuevamente el espacio que les separó en la habitación.

Después dirigió su mirada hacia un elegante reloj que colgaba de la pared frente a ella. Siquiera había transcurrido un minuto, es más, podrían haber sido escasos segundos. Su rostro no expresaba emoción alguna, como al principio de aquella reunión. Pero, realmente, se sentía preocupada. ''Esta noche necesitaré más somníferos. Quizás el doble. Tendré que empezar de nuevo otra vez con este método. No quiero que comiencen otra vez.''
avatar
Miyabigaoka
Instituto


Demi


Edad : 19

Localización : Tan sólo búscame, me hallarás.


http://sunflower.foroactivo.mx/
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bad girl, good girl [Taiga]

Mensaje por Tatsuya Dazai el Dom Jul 31, 2016 6:33 pm

No podría decir que había ocurrido exactamente con ella, sin embargo las imágenes vagas que parecían haber irrumpido en su mente le daban una idea muy general. ¿Podría ser que fuera capaz de algo así? Si, capaz quizás, pero no más a juzgar por la forma en que le afectó… por ahora. Tenía un potencial increíble. No se había equivocado, era perfecta.

La soltó ahora que parecía más controlada, y al mismo tiempo incomoda. Era normal.
Dejando la caja metálica en el escritorio fue hacia la mesa de al lado donde estaba el café. Tomó una botella de agua pequeña y se la entregó a la chica, aun si la rechazaba.


-Toma un trago, relájate un poco -esperaba que se sintiera mejor, mientras la miraba, visiblemente preocupado por su estado. Era genuino, es decir, era valiosa para él- ¿mejor?

Independientemente de su respuesta miraría a la chica con interés. Deseaba saber muchas cosas, pero no pretendía abrumarla. Por ahora mantenía el maletín detrás de él, esperando que se recuperara. Alargó el brazo y presionó el botón del comunicador para hablar con su secretaria, la mujer que había conducido a la joven a su despacho.

-Tetsuya san no se siente bien, informe a sus profesores que tendrá que ausentarse, irá a casa en breve.

-Entendido señor

Cortando la comunicación con la profesional, esperó que aquello no alterara a la chica. Volvió a mirarla esperando si había alguna reacción. Si se sentía incomoda por perder clases le asignaría tutorías para reponer. Eso no era problema en realidad.
Volvió a acercarse a ella, mostrándose mucho más comprensible que antes, ahora que veía que se encontraba sensible ante la imagen que tenía de ella. Se atrevió a cruzar una línea y colocar su mano en el hombro de la joven. Su tacto no era agresivo ni dominante, ni se sentía interesado. En verdad le proyectaba calidez, si bien algo de firmeza, como lo haría un padre con un hijo. Era capaz de transmitir eso en los estudiantes, por eso confiaban en él.


-Si hay algo que necesites, cualquier cosa, solo tienes que decirlo, ¿está bien? Lamento que esto te haya perturbado -apartó su mano despacio. Aguardó un momento antes de proseguir- ¿prefieres que me lleve eso?

No señaló el maletín, solo lo comentó esperando que ella lo entendiera.
Se sentó en la otra silla frente al escritorio, la que estaba al lado de la que le ofreciera a ella. Parecía pensar un momento, como si estuviera algo confundido. Se frotó la barbilla y la boca con un gesto de la mano. Volvió a mirarla.


-Tatsuya san… lo que ocurrió, eso en mi cabeza… ¿a caso…? -no terminó la frase, pensaba no hacía falta. Solo había visto unas breves imágenes, no todo lo que ella había podido ver- me pareces increíble.

Sonrió, con sinceridad.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bad girl, good girl [Taiga]

Mensaje por Taiga Tetsuya el Jue Sep 15, 2016 2:06 pm

Separó las yemas de sus dedos de las palmas de sus cerradas manos para sujetar automáticamente la botella que le había entregado y, desde aquel instante, no apartó los ojos del objeto que sostenía. Lo tenía más que claro. Nada más levantase la mirada se encontraría frente a alguien que la estuviese observando como quien presencia la caída de un torpe y pequeño animal porque una de sus patas está herida.

Permaneció erguida con la mirada perdida en la transparencia del agua. Hubo un silencio. Un largo silencio, por parte de ella. Esa misma clase de silencio tan espeso que se podría morder, si a alguien le interesase comer silencios y, a pesar de ello, todo le comenzó a resultar incluso demasiado ruidoso en aquella situación en la que se encontraba. No pensaba dar media vuelta y huir por la puerta olvidando lo ocurrido, pero no le convencía demasiado la idea de permanecer allí hasta estudiar por completo cada palabra que se mostraba en la etiqueta de la botella que todavía no se había molestado en probar, ni siquiera en abrir.

A pesar de no percatarse de aquello, no mostraba emoción alguna. Normalmente prefería que así fuese siempre, aunque solía encontrarse frente a excepciones que le traían algunos problemas. Mientras tanto, escuchaba los pasos del director que se paseaban por la sala para después hablar con lo que pareció ser una mujer a través de uno de esos aparatos que los jefes tienen siempre en sus mesas.

Arqueó una ceja al escuchar aquello. Quizás no le agradaba demasiado la idea de echar a perder aquel día, tener que tumbarse en su cama el resto de la tarde, aunque era obvio que nunca haría algo semejante, sino que se releería de nuevo todos sus libros y más tarde se dirigiría hasta la biblioteca en busca de nuevas historias. Era lo único que le hacía olvidar por un momento lo que es ahora y lo que fue alguna vez. Aquellos breves instantes que le ayudaban a encontrar ese solicitado hilo que devanaba la enrevesada madeja que se formaba en su cabeza.

En cuanto el mayor dirigió sus palabras nuevamente hacia ella, sólo pudo desviar lentamente su mirada hasta algún punto de una de las estanterías que se encontraban a su costado. La madeja que se extendía por su cabeza ahora la sentía en su garganta, bloqueando cualquier palabra que se decidiese en pronunciar.

Repentinamente, regresó a su realidad un instante.

—''¿Lo que sucedió en su cabeza?'' —pensó —''¿Increíble...?''

¿Lo has... podido ver?  —preguntó, casi susurrando, mirándole a los ojos de nuevo. Sabía lo que acababa de pasar. Había perdido el control y ahora ese era su castigo.

En realidad no le sorprendió. Todavía no lo controlaba como quería y las dos ocasiones en las que le había sucedido sólo le habían alcanzado a personas desconocidas, y, ya que normalmente se asustaban por aquello tan extraño que les sucedía inesperadamente, tan sólo se detenían un segundo para más tarde proseguir su camino. Así reconocía qué nivel adquiría la inestabilidad de sus emociones, por eso mismo siempre había procurado mantenerse en calma, pero, esta vez, no fue así.

¿Sabes una cosa?  —cuestionó como si nada hubiese ocurrido anteriormente en esa misma sala, pues había algo que todavía quería analizar—. Existen dos tipos de personas —concluyó serena, una vez se sintió más calmada.
avatar
Miyabigaoka
Instituto


Demi


Edad : 19

Localización : Tan sólo búscame, me hallarás.


http://sunflower.foroactivo.mx/
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bad girl, good girl [Taiga]

Mensaje por Tatsuya Dazai el Jue Sep 22, 2016 10:44 am

Probablemente se había propasado y exigido demasiado de ella. Quizás medió mal su resistencia pues no conocía completamente a aquella chica. Si, era posible… pero no podía decir que se arrepentía. Lo intrigaba y atraía aquél misterio de cabellos azules, pero también tenía una necesidad de encontrarla útil. No le servía una muñeca rota, eso no. Afortunadamente, parecía que no se había equivocado.

Enmudecida la chica, quizás por vergüenza o por estarse reponiendo, se mostró poco receptiva. Al menos eso pudo suponer. No apartó el maletín con el arma, ella no lo había pedido, pero debería esperar antes de ser abierto.
Estaba por volver a su silla mientras ella recobraba el control de sí misma, aparentemente sin responder, cuando su voz susurrante le interrumpió.
Volvió su rostro y ojos hacia ella. Lo había oído bien, no tenía necesidad de volver a decirlo. Tan solo asintió.

Tatsuya aún era joven, por lo que lucía bien sentado detrás de su escritorio e incluso, como ahora, apoyándose sobre este, frente a la chica. No la corrigió cuando comenzó a hablarle de tu, pues le gustaba que sintiera que había confianza entre ellos.
Ladeó ligeramente la cabeza, intrigado por su visión de las personas. Esto era realmente importante de conocer de ella.


-Dos clases de personas… -repitió para demostrar que estaba atento- ¿Qué clases de personas son esas… Taiga?

Efectivamente, ahora usó su primer nombre.
Interiormente intentaba descifrar lo que pasaba por su cabeza. No lo sabía entonces pero era probable que pasara gran parte del tiempo haciendo eso, de ahora en adelante.

Aguardando por sus palabras estiró la mano por sobre la mesa para tomar su confiable taza de café. Ya estaba algo frío pero así le parecía bien. Tomo un sorbo, sin dejar de mirarla directo a los ojos.
No se mostraba con su figura de autoridad imponente ahora, sino, por el contrario, abierto para escucharla y comprenderla. Al menos eso sí que era verdad.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bad girl, good girl [Taiga]

Mensaje por Taiga Tetsuya el Miér Oct 05, 2016 12:50 pm

Lo primero que averiguó fue que parecía no molestarle su modo de trato, habiéndose, además, dirigido el mayor del mismo modo hacia ella. Aquello significaba que realmente se encontraba dispuesto a destensar el ambiente que rodeaba la sala, por lo que Taiga también decidió colaborar en ello, puesto que ya le había causado suficientes problemas hasta ahora. Por otra parte, agradecía que Dazai no se mostrara desalentado con ella.

Ahora que había recobrado la compostura, se dirigió con calma hasta el escritorio, donde se situaba el director. Una vez se encontró frente a él, extendió el brazo por un costado para depositar la botella de agua sobre la mesa y después dirigir su mirada hasta él.

Los que entretienen —comenzó a decir, dejando una ligera pausa para después proseguir— y los que observan —explicó.

Aguardó a su reacción. No pretendía mostrarse desafiante, de hecho no lo hacía, ya que tan sólo buscaba averiguar de qué trataba aquello que se escondía tras la atenta mirada del mayor y cuánto había indagado sobre ella, debido a que tenía la impresión de que aquel hombre estaba siendo sincero y realmente sería el único que había avanzado hasta el punto de desenmascarar una pequeña parte de lo que siempre se había esmerado en ocultar.

Ya no quedaba tiempo para relajarse, sólo podría optar entre lo malo y lo peor, realizando perfectos giros en un camino que se muestra en línea recta, aunque tan sólo fuese en lo aparente y la mente inevitablemente se disperse. En cualquier caso, no caerá. No volverá a perder.

Dígame, Sr. Dazai, ¿qué es lo que busca? —cuestionó, observando ahora el maletín.

Todavía no había rechazado su oferta, pero siempre habían ciertas condiciones. Esperaba que el director comprendiese lo que la joven intentaba decir. Si él ya había presenciado una mala cara de ella, ahora debería mostrarle de lo que era capaz, aunque todavía tuviese que ganarse la aceptación de la chica y si realmente le compensaría aquello que le ofreciese, porque era obvio a los ojos de la menor que él necesitaba algo que ella podía entregarle.
avatar
Miyabigaoka
Instituto


Demi


Edad : 19

Localización : Tan sólo búscame, me hallarás.


http://sunflower.foroactivo.mx/
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bad girl, good girl [Taiga]

Mensaje por Tatsuya Dazai el Jue Oct 13, 2016 12:15 pm

No le fueron extrañas sus palabras. Sentía lo mismo respecto a las personas, aunque él hubiera elegido palabras diferentes para llamarlas. Probablemente algo que hubiera sonado mucho más duro, pero ella lo comprendía, de forma general. Alzó un poco la cabeza, mirando el techo por un segundo nada más antes de volver a buscar los ojos de la joven.

-Yo sé qué clase de persona eres para mí -después de todo seguía hablando con ella y no la había mandado de regreso a clases o a casa- ¿Qué clase parezco yo para ti?

Independientemente de su respuesta, si es que la había, decidió contarle lo que pensaba de ella. Era la mejor respuesta a su duda inicial. Era suficiente de juegos e intentos de disfrazar la verdad de su presencia ahí –aunque los dos, seguramente, ya sabían que no se debía únicamente a que fuera una estudiante.

-Entretenida sería un eufemismo. Te encuentro fascinante, Tetsuya san. Todo tu pasado es fascinante y misterioso, y tu presente es interesante… y quiero ser testigo de tu futuro.

Estando ahora más cerca alargó la mano para apartarle suavemente el cabello de la frente. No es que lo tuviera mal, sino que quería hacer un gesto cálido hacia ella. Quizás demasiado atrevido, pero sincero.
Alargó la mano a la caja y se la entregó al fin. Era para ella después de todo, salvo que la rechazara.


-Quiero conocerte, y quiero verte florecer… y ayudar a que eso ocurra. ¿Podrías permitírmelo, Taiga? Sea cual sea el camino que elijas… permíteme contemplarte recorrerlo… y protegerte mientras lo haces.

Esperaba lo comprendiera. Probablemente resultaba algo intimidante, sobre todo para una chica normal, pero ella era todo menos normal. Había sinceridad en sus palabras. Quería acercarse más a ella, pero no se atrevía hasta saber como reaccionaría.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bad girl, good girl [Taiga]

Mensaje por Taiga Tetsuya el Miér Dic 07, 2016 8:36 am

Aquellas brillantes palabras que los labios del mayor pretendían hacer llegar hasta los oídos de la joven se tornaban curiosas a su parecer, a pesar de que ella optó por mantener su silencio, algo que a estas alturas seguramente ya no le resulte extraño. Quizás así ofrecería la oportunidad al mayor para resolver su propia cuestión, además de hacerle completar ese espacio de silencio con algunas palabras más. De ese modo lograría hallar con qué clase de cartas pretendía jugar aquél.

Sus ojos le observaban con atención, buscando el mínimo error, el mínimo engaño, pero no fue así. Decía la verdad, o, por otra parte, se trataba de alguien que poseía una gran habilidad para tornar veraz cualquier embuste, incluso a los ojos de alguien como ella.

Algo que logró desconcertarla fue aquella acción por parte del contrario, resultándole inevitablemente extraño, desconocido, por lo que finalmente no tomó muy en cuenta, más que el siguiente gesto, siguiendo con la mirada a aquello que una vez se trató de su única opción y que ahora estaba a punto de escogerla por voluntad. Tomó aquello que le entregó, aún sin retirar su mirada de la del otro, confirmando aquella pequeña alianza, para después dirigirla hasta lo que ahora sus manos sostenían.

Sr. Dazai, estaré dispuesta a correr una vez más el riesgo que supone tomar esto que me entrega, pero imagino que usted ya es conocedor del mal que puede causar — comentó, puesto que no se trataba especialmente de una chica de pocas palabras, sino precisamente lo contrario, simplemente necesitaba hallar el momento adecuado para comunicarlas—, pero hay algo que necesito saber antes de sujetarla con mis propias manos de nuevo, ¿hacia quién apuntaré con ella? —cuestionó. Esta vez no quería cometer el mismo error. Necesitaba saberlo todo. Conocer a sus víctimas desde el lugar donde nacieron hasta el último de los hijos a los que mantenía. Su intención no sería negarse, sino convivir con el exacto conocimiento de lo que estaba realizando.
avatar
Miyabigaoka
Instituto


Demi


Edad : 19

Localización : Tan sólo búscame, me hallarás.


http://sunflower.foroactivo.mx/
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bad girl, good girl [Taiga]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.