Sunflower
LINKS RÁPIDOS
GUÍA DE INICIOHISTORIA DE SUNFLOWERREGLAMENTOGRUPO DE FACEBOOK¿BUSCAS AFILIARTE?

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ÚLTIMOS TEMAS

STAFF
KANON INOUE
MP | Perfil
Katsuki Bakugō
MP | Perfil
Deku Midoriya
MP | Perfil
Shōto Todoroki
MP | Perfil
AYLEN DWEIST
MP | Perfil
- En hiatus -

AFILIADOS

Hermanos
Élite
Bad Apple! Codes
Crear foro
Crear foro
counting ★ stars
Project Fear.less
Loving Pets
Devil Within +18
Lacim Tenebris
Boku no Hero ROL
CRÉDITOS
Skin “Shine!” creado por Runa XIII e inspirado en la colección de tablillas de NympheaKeep it simple”. Un agradecimiento especial para Nymphea por su consentimiento. Un agradecimiento especial a la Asistencia de Foroactivo y los tutoriales de Savage Themes y The Captain Knows Best.

Todos los derechos son reservados. Las imágenes y el contenido alojados en este foro pertenecen a: DeviantArt, Zerochan, Pixiv y a Pinterest y se le acredita a sus respectivos autores.

No está permitido el uso de algún contenido propio de este foro sin permiso alguno. Se original, no copies.

Ésta ambientación está basada en el anime/manga de "Boku No Hero Academia" más se recalca la palabra "Basada" ya que nos reservamos el derecho a considerar qué cosas tomar del mismo como parte de nuestra ambientación, en pos del bienestar del balance del mundo, siempre para conservar un rol tranquilo y disfrutable sin injusticias innecesarias.


[Privado] Una charla nocturna

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Privado] Una charla nocturna

Mensaje por Yukihiro Arata el Miér Feb 10, 2016 11:24 pm

Si algo había aprendido en su estancia en la isla, es que el clima no reaccionaba para nada como lo esperado. Había seguido con cuidado la predicción del clima antes de decidir bien la fecha y el lugar y al llegar a casa comenzó a llover, como siempre. Desde luego aun no reparaba en que esto se debía a la influencia de lo que fuera que embrujaba su apartamento, cosa que aún no notaba.
De cualquier manera, la lluvia se detuvo tan pronto salir de casa, pero el cielo permaneció algo oscuro. No parecía haber posibilidad de lluvia ya, pero el día terminó bastante apagado. Tanto así que no era demasiado tarde y aún quedaba relativa claridad, pero las farolas de la calle comenzaron a encenderse.


-Que mal… -dijo para sí mismo tras un suspiro, observando una de aquellas farolas. Bajó la vista y con expresión de resignación- espero que no cancele…

No iba abrigado como siempre. La chamarra para el frío había quedado en casa porque el clima estaba relativamente agradable. Llevaba el uniforme de la escuela con una chaqueta distinta color azul por ser su favorito y tenis de vestir también. Además tenía consigo una mochila con un par de cosas útiles y en las manos una bandeja pequeña envuelta que espera fuera suficiente. Su experiencia le decía que era mejor tenerla a la mano como una bandera blanca de la paz o como una sonrisa agradable.

Desde que su curiosidad con el zaiphon había comenzado un par de semanas atrás, había investigado todo lo posible sin demasiado éxito. La verdad es que las pistas apuntaban a demasiados lugares. Afortunadamente en uno de ellos había tenido una buena respuesta.

No acudió directamente al templo como quería pues no le parecía correcto. No había cruzado el límite de la necesidad como para comportarse como un paparazzi… todavía, así que prefirió intentar el contacto de manera amable. Eso se le daba bien.
El templo no parecía tener dirección electrónica ni teléfono, o no pudo dar con estos, así que terminó haciéndolo a la vieja escuela: usando papel y bolígrafo. Escribió al templo, primero preguntando sobre el mismo y luego de forma más precisa, sobre la posibilidad de una entrevista sobre el templo, su función, su historia y su papel en lo del zaiphon. Para su sorpresa recibió algunas respuestas de una sacerdotisa llamada Kuroki. Después de esa corta correspondencia había logrado hacerse con una entrevista. No en el templo sino en el parque.

He ahí su molestia por el clima, y como no conocía realmente a la sacerdotisa, no sabía que esperar.
Llegó un poco antes de la hora señalada y en el sitio indicado: una de las mesas con techado de madera y bancas. Perfecto para cualquier inclemencia del tiempo. Se sentó y revisó un rato el móvil, que pensaba usar como herramienta de trabajo. Si salía todo bien tendría algo de información y quizás le dejaran visitar el lugar para tomar fotos y demás.

A esa hora quedaba poca gente en el parque. No había insectos gracias a la temporada y el silencio volvía todo relativamente agradable. Sin embargo la anterior amenaza de lluvia, ahora desaparecida, había dejado esa sensación de expectativa que normalmente lo dominaba en situaciones así, y la poca gente pasando, charlando y retirándose, no ayudaba en mucho. Casi era ansiedad.
No se le ocurrió mejor idea que sacar de la mochila uno de los libros que llevaba avanzado. Era de miedo, por supuesto, algo que disfrutaba enormemente. La oscuridad no le permitiría leer bien por lo que sacó también una pequeña linterna de mano, cosa que no se dejaba nunca en casa, y se dispuso a leer, apoyado sobre la mesa donde descansaba el pequeo paquete en su envoltorio de papel.


-Al menos el ambiente es perfecto para esto -se dijo tras dar un momentáneo vistazo. No quería que la persona llegara sin que se diera cuenta.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Una charla nocturna

Mensaje por Kuroki el Vie Feb 12, 2016 1:24 pm

¿Desde cuándo se había vuelto tan popular? Ella que solía ser sólo un nombre que se escuchaba más por su título ahora parecía ser llamada por la mitad de la isla. Si no eran dos tipos de pintas extravagantes que iban a pedirle información sobre el zaiphon era un tipo loco que se había obsesionado con ella y no la dejaba en paz; y ahora más reciente recibía cartas de un tal Yukihiro Arata, reportero o aspirante a reportero por lo que pudo entender.

Al principio las cartas no iban dirigidas a nadie en especial y sólo pedían información sobre el lugar, su función, historia y finalmente sobre el tema del zaiphon; Kuroki había recibido las cartas y se las había leido a los ancianos monjes que le acompañaban de vez en cuando. Todos ellos estaban felices y emocionados, pero más lo estuvieron cuando pidieron una entrevista más directa. -Kuroki, ésta es una buena oportunidad para que el templo renasca y vuelva a ser notado. Le decían algunas de las ancianas sacerdotizas. -Sí, Kuroki. ¿Porqué no te reúnes con ésa persona? Nosotros ya somos muy viejos y casi ya no podemos caminar tanto. Y claro, la pequeña condescendiente no pudo negarse a ello así que, con mucho respeto accedió a reunirse con él en el parque. ¿Porqué no en el templo? Bueno, creía que era mejor saber de quién se trataba, pero ésto era más que nada por su propia seguridad, no tenía nada en contra de que el entrevistador fuera pero seguía algo traumada con la visita de Donovan y, ya en algunas ocasiones cuando alguien merodeaba por ahí y él se encontraba cerca, los espantaba. El hombre, pese a ser un buen protector era obsesivo y celoso hasta la locura.

Se había preparado sólo con lo básico, ropas cómodas era lo único; no andaría paseándose con los kimonos porque ya sólo los usaba para ocasiones especiales como año nuevo y cuando se encontraba en el templo solía usar yukatas para mayor comodidad, pero una salida a la ciudad era más placentera cuando se mezclaba con el entorno. El clima había dejado de ser gélido y las nevadas habían parado, a pesar de que aún soplaba el viento, el sol estaba en su punto y por eso había vestídose con una playera roja de pomposo blanco y negro en la orilla del cuello, ésta era algo escotada de los hombros y sujetada por otra prenda negra de tirantes cocida en el interior de la roja; lo demás consistía en un short tipo mezclilla corto y unas lindas sandalias decoradas con flores; además se había recogido su abundante cabello en una coleta alta.

Su día había estado algo ocupado atendiendo algunas demandas usuales y, para cuando se dio cuenta las horas habían pasado volando y tenía el tiempo justo para bajar la colina y llegar al parque. Cuando ella había salido el sol seguía radiante pero conforme su caminata hasta el parque continuaba, la noche empezaba a hacerse notoria y ella había salido sin una chamarra. -Qué mala suerte. Pero no podía regresarse porque ya había quedado con Yukihiro. Por fín, después de un buen rato llegó, el parque parecía ligeramente desolado aunque seguía habiendo gente; pero ahora tenía una duda ¿A quién se supone debía buscar? Nunca le preguntó en donde se verían exactamente o cómo iría vestido cada quien, así que tendría que recurrir a lo más obvio: Preguntar.

Se acercó a un chico que estaba sentado en una banca y le preguntó. -Disculpa ¿Tú eres Yukihiro? Pero recibió respuesta negativa así que se disculpó y continuó caminando, el siguiente era otro chico que leía en una mesilla. -Disculpa ¿Eres Yukihiro?

Vestimenta:

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Una charla nocturna

Mensaje por Yukihiro Arata el Mar Feb 16, 2016 12:08 am

Refrescaba un poco. No demasiado pero si era perceptible. Aun no hacía tanto frío como para cerrarse la chaqueta pero el viento hacía sonar un poco las hojas. Era sencillamente increíble como eso se volvía parte del ambiente de ansiedad que comenzaba a reinar en el lugar. En cualquier otro momento esa sensación le habría causado fascinación, casi euforia. Ahora mismo, con una reunión programada muy importante no podía entregarse a eso. Pero sonrió mientras miraba al paisaje del parque con ramas y hojas moviéndose, el cielo oscurecido y la hora perfecta.

-Ok, sí. Es raro -suspiró- pero me agrada.

Buscó el móvil para sacar unas fotos cuando alguien le habló, junto a él. Dio un pequeño salto por la sorpresa. No se había dado cuenta en que momento había ocurrido pero estaba nervioso. Cuando menos un poco.
Volteó y se encontró con una chica pelirroja y joven que preguntó por su nombre. La duda solo lo dominó por algunos instantes y después reaccionó. ¿Quién más iba a ir a preguntar por él en ese sitio?


-Si -se puso de pie, aunque aún no hizo ninguna reverencia- ¿ere… es usted la sacerdotisa Kuroki sama?

Se sentía raro llamándola con semejante título dado lo joven y… bien, pequeña que parecía. Por algún momento había imaginado que llegaría con las ropas clásicas de kimono de colores blancos como una sacerdotisa clásica, pero eso ya no era tan cierto. Realmente parecía que esa chica, si es que era la sacerdotiza, era una persona normal independientemente de su oficio. Eso lo entusiasmó muchísimo.

Independientemente de su respuesta hizo la reverencia, ligera, algo incorrecta, lo cual indicaba claramente que no estaba muy familiarizado con algunos ritos normales de la vida de un oriental, a pesar de haber sido criado en una familia sintoísta no era practicante desde hace tiempo. Su sonrisa y su forma de actuar resultaban bastante corteses sin dejar de ser naturales. Intentaba crear un ambiente agradable, una vez confirmado que se trataba de ella.


-Gracias por aceptar vernos, significa mucho para mí, cualquier cosa que pueda decirme será estupendo.

Le invitó a sentarse con un gesto, haciendo lo mismo hasta que ella aceptara. Reveló la bandeja que tenía al lado, mostrando unos deliciosos meropanes que había comprado. Aun calientes. Eran dos para cada uno aunque estaba dispuesto a invitarle algo más. Era natural para el entrevistador hacer eso en situaciones así. Al menos para él, cuando era una entrevista que le reportaba más como algo personal. Olían delicioso.

-Por favor tome los que quiera, espero le gusten, no sé mucho de usted personalmente.

Aun no quería iniciar la ronda de preguntas. Bien, sí que quería, pero dejarse llevar terminaría mal si la intimidaba.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Una charla nocturna

Mensaje por Kuroki el Mar Feb 23, 2016 10:24 am

La pequeña dio unos pasos hacia atrás, casi no estaba muy acostumbrada a la cercanía de otra persona; y no porque fuese apática, sino porque no solía convivir con muchas personas; bien se podría decir que la sacerdotiza era algo parecida a los hermitaños. -Ah, sí; soy yo. Respondió sonriendo con un poco de nerviosismo; era algo extraño y nuevo para ella, además estaba emocionada. También hizo una reverencia como saludo; hoy en día era curioso encontrar personas tan amables. -¿Sama? Lo escuchaba todo el tiempo y no dejaba de reirse por aquel título; se hacía sentir como una anciana cuando le llamaban con aquel título; y era de esperarse, todos creían que la sacerdotiza Kuroki era ya una mujer de edad avanzada.

-El placer es mío; gracias por contactar con el templo. Dicho aquello tomó asiento; ella que era tan pequeña siempre terminaba con los pies colgando y se divertía meneándolos constantemente. Y, mostrando que ni su altura ni sus expresiones ayudaban a hacerla mostrar como una mujer de ya veinte años, se vio sorprendida con los ojos muy grandes como platos y un ligero brillo cuando notó los panecillos. -¡Ohhh, huele delicioso! Además el panecillo tan redondito y choncho se le hacía tan mono que estaba encantada sólo con verlos. -¿Eh? ¿En serio puedo? Al notar la afirmación del jóven tomó uno con ambas manitas; aún estaban tibios.

-Muchas gracias. Le sonrió tan gentilmente y le dio un bocado al panecillo; nuevamente su rostro parecía iluminarse en una amplia sonrisa vivaracha y sí, definitivamente parecía más una niña pequeña de unos catorce a quince años. Bien, al menos podía ver el vaso medio lleno: Era una traga años.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Una charla nocturna

Mensaje por Yukihiro Arata el Miér Feb 24, 2016 3:31 pm

El encuentro se había realizado. Tras intercambiar correspondencia al fin se veía con la sacerdotisa más conocida de la isla. Y la verdad es que lo dejó sorprendido por su naturalidad. La persona con que se escribía la había imaginado como una mujer mayor que él, pero esa chica parecía aun de secundaria o algo por el estilo. ¿A caso no sería la misma? No, no tenía sentido, si no quería reunirse le habría dicho que no y ya. Era la persona de la entrevista.

Se sentó frente a ella, tomando otro de los panes. Sonrió y asintió. No tenía algo de beber con él pero estaba acostumbrado al café y no sabía si ella bebía solo té y cosas saludables. Si, estaba pensando en un estereotipo, cosa que no iba resultando, pero quería hacer lo posible por ganarse su confianza primero. Dio una mordida al pan, comiéndolo un poco antes de sacar su cuadernillo de notas y su grabadora de audio que dejó a un lado como si cualquier cosa. Todas esas cosas eran pequeñas y no les prestaba atención, de manera que no incomodaran a quien entrevistaba. Ese era el truco, debía transcurrir todo como una charla normal.


-Es una lástima que se pusiera oscuro, prometo que no le quitaré demasiado tiempo -algo dentro de él le hacía dirigirse a ella con respeto, y es que no había olvidado su breve pero temprana educación para con personas que valoraban lo espiritual- antes de entrar de lleno me gustaría saber más de usted. Su nombre, su ciudad de origen… que la llevó a convertirse en sacerdotisa. Lo que pueda decirme está bien.

Sonrió tras decir eso. Su tono no era intimidante sino relajado, tranquilizador. Lo curioso es que le estaba saliendo natural. Quizás la personalidad pacífica y agradable de la chica le invitaba a eso.
Tenía muchísimas preguntas. Del templo, de la ciudad y del zaiphon. Pero todo debía ser a su tiempo. Dejarse abrumar por su insaciable curiosidad terminaría mal. Antes de solo esperar su respuesta agregó.


-Por cierto, lo que me comente lo agregaré a mi blog, no trabajo para algún diario… me gustaría escucharlo todo, si hay algo que quiera omitir solo dígamelo y lo dejaremos de lado.

Esperaba en que confiara en su profesionalismo, aun cuando era un amateur.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Una charla nocturna

Mensaje por Kuroki el Vie Feb 26, 2016 6:09 pm

La pequeña Kuroki observaba todas las cosas que aquel muchacho empezó a sacar de su mochila, una libreta, una grabadora (O eso pensó); pero sintió que se veía demasiado chismosa y cuando le dirijieron la palabra dio un pequeño sobresalto y sólo negó con nerviosismo. -N-no es nada. No me molesta venir aquí de noche. Disimuló su mentira piadosa, ella no acostumbraba salir después de las 7 porque oscurecía y era una total cobarde ¿Pero cómo decirle a éste chico que sólo había conseguido tiempo libre a éstas horas eso? Tenía que poner de su parte también y esforzarse.

Se tomó unos segundos para responder, al principio todas las preguntas la invadieron; eran demasiadas y no supo por cual empezar, inclusive llegó a trabarse un poco a la hora de hablar. -Ah, est, yos... Eh... Se puso tan nerviosa que sus mejillas comenzaron a arrebolarse de vergüenza y sólo bajó la mirada casi haciendose chiquita; por un momento pensó que se la tragara la tierra y así no pasaría más pena. -Me llamo Kuroki. Soltó un suspiro, un paso a la vez. -Y mi ciudad de origen es ésta. Nací aquí en Sunflower. Parecía que con respuestas tan obvias ella daría por terminada la entrevista. Ella no había salido nunca, no conocía qué más había fuera de la isla y tampoco es que viera televisión o supiera usar el internet.

-Eh... Bueno, soy sacerdotiza porque nací en el templo; mi madre era sacerdotiza y mi padre era asistente del templo. Se tomó un descanso para comer su panecillo; lástima que en ésas tiendas industrializadas nunca dieran las recetas de cómo lo hacían porque sólo de imaginarse el sabor casero que ella podría logar en su cocina se le hacía agua la boca; pero lo más seguro es que no encontraría una receta de los panecillos tan fácil. -¿Eh? Se tomó una pausa para entender lo que dijo al final. -¿Es usted un reportero independiente? Por lo que entendió era eso; y no le molestaba que fuese así o que trabajara para algún diario, en realidad el simple hecho de estar ahí con alguien interesado por el templo le bastaba. -P-perdón, es la primera vez que me entrevistan. No sé qué podría omitir en esto. Terminó sonrojandose de nuevo por la vergüenza, sí estaba muy nerviosa pero intentaba verse calmada y no armar una escena por sus nervios.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Una charla nocturna

Mensaje por Yukihiro Arata el Lun Feb 29, 2016 12:54 am

Por la hora o por la forma en que las nubes se apoderaban del cielo, o quizás por razones que eran incomprensibles para los no iniciados, la oscuridad de ese momento  era incomprensiblemente mediocre, y eso era lo peor. Era muy oscuro para que uno pudiera sentirse a gusto sin encender una luz, pero muy claro como para pensar que simplemente era hora de marcharse a casa y prepararse para dormir. Esos momentos grises eran siempre lo peor.
Pero, al parecer muchas personas no pensaban igual. Quizás era también por el viento algo fresco que soplaba, pero el parque se había vaciado tan sutilmente que no se dio cuenta.

Estaba tan absorto en su entrevista directa con la sacerdotisa Kuroki que no tenía mucho interés en el lugar que les rodeaba por ahora. Además, los deliciosos panes lograban alejar cualquier malestar… por ahora. Aún quedaba un par aunque él no tenía más hambre en realidad. Las cosas que escuchó de la chica lo interesaron bastante pese a que podrían parecer comunes.


-¿Nació aquí? Wow, es la primera persona nacida aquí que conozco… bien supongo -seguro había conocido a otros pero no habían hablado al respecto. Eso y lo del templo de interesaron de sobremanera- Entonces, ¿tomó el puesto porque estaba ahí, no le interesó nada más, no ha querido conocer otras cosas?

Parpadeó un poco con curiosidad. Esperaba no encontrara sus preguntas invasivas. Bien, era normal para un reportero él resultar mal interpretado. Incluso era algo de esperarse, solo quería que no tomara sus palabras como un intento de influenciar en ella. Meterse con las decisiones de su entrevistado resultaba un pésimo habito para un reportero y Yuki siempre intentaba evitarlo. Dio una mordida más a su voz y fue a la pregunta que estaba saltando en su cabeza en ese momento, independientemente de lo que la joven dijera sobre sus elecciones.

-¿Puede contarme algo sobre cómo era todo cuando usted era niña? La ciudad, la isla, lo que ha cambiado… -su testimonio en eso era invaluable. Esperaba al menos pudiera decirle algo de templo si es que no era muy conocedora del resto de la ciudad.

Ocurrió algo curioso. Cerca de ahí vivía un viejo gato vago que por esas horas salía de cacería. El aroma del pan lo atrajo, pensando que se habían dejado algo de comida, lo cual no era raro. Sintió el aroma y se acercó a través de dos arbustos, pero al ver a los humanos decidió alejarse.
Yuki y Kurkoki seguro verían moverse arbustos no lejos, entre la noche y la oscuridad. La cosa coincidió en un momento en que el viento sopló de forma profunda, como un lamento. A decir verdad el chico se estremeció un poco. Negó ligeramente con la cabeza. Tenía que concentrarse.


-Uh, bien… soy solo un aficionado -admitió, aun ligeramente nervioso- así que cualquier comentario que no quiera que se publique, aunque ya lo haya soltado solo tiene que decirme… igual no muchos leen lo que publico online.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Una charla nocturna

Mensaje por Kuroki el Miér Mar 02, 2016 5:51 pm

Su tierna carita parecía iluminarse con una preciosa sonrisa de oreja a oreja. -Sí, ¿Le sorprende? Hay muchos otros nativos de Sunflower... Aunque ella también conocía a muy pocas personas originarias de la isla. Sus pies continuaban jugueteando al aire, como era una persona muy bajita (Por no decir enana) era normal que todo le quedara exageradamente grande; ni qué decir de cuando iba a comprar ropa, siempre tenía que buscar en la zona infantil, y cuando iba en bus a algún lado no podpia tomar el pasamanos de la parte de arriba.

Guardó silencio un momento, sabía que no debía decir al respecto; claro que ya habían rumores sobre su condición física y su omnisciente poder; uno de ellos era que la chica había hecho un pacto con el diablo, al que supuestamente llamaban "El Dios de Sunflower" y le había dado juventud eterna y un enorme poder, porque todos pensaban que la sacerdotiza Kuroki era una mujer de más de 100 años y cuando le veían de una edad aparente de 15 siempre salían las especulaciones; se tomó su tiempo para responder, quería ser cuidadosa con sus palabras. -Es... Soy sacerdotiza porque es mi deber. ¿Cómo explicar la verdad? No era para nada fácil, especialmente para ella, decir que en el momento de su nacimiento, ambos padres murieron; todos tenían la creencia de que ella absorbió el alma y poder de ambos, dos poderosos maestros de zaiphon, ambos del nivel mayor, el nivel 5. No era para nada fácil decir que ella acumulaba tanto poder de zaiphon que, si no tenía cuidado podía morir, y el origen de tales poderes monstruosos seguía siendo misterioso. Se podría decir que Kuroki era una piedra de zaiphon con vida. -Esto.. Es un poco difícil de explicar. Jugaba con sus dedos poniéndose un poco nerviosa. -En realidad, como siempre viví en la colina nunca supe qué tanto podría haber en la ciudad, tuve una educación por parte de los otros monjes y simplemente me adapté a ser parte del templo, a ser una guía para las personas.

Había tomado una pausa para comer otro pedazo de panecillo; en lo que vio al pequeño minino salir de los arbustos, y ella no dudó en ponerse de pie y dejar la mitad del pan en el suelo por si el pobre animal volvía para comer algo. -Ahmm... Bueno, la isla siempre ha sido muy activa, me refiero a que siempre vienen y van personas; antes la gente era más creyente y espiritual, acudian seguido al templo, pero parece que los tiempos van cambiando para algunos; ya sólo se acuerdan de visitarlo en año nuevo o en el festival de primavera. Regresó a su lugar de asiento y continuó narrando. -También cuando yo tenía cinco años, recuerdo a la isla muy llena de vegetación, pero poco a poco han ido expandiendo la ciudad. No está mal, además nosotros; es decir, el templo tiene un peso considerable en las decisiones que conlleva con la isla en general. Hay zonas que están protegidas y por ningún motivo pueden ser allanadas o taladas; por eso a pesar de ser un punto pequeño en el mapa, conservamos mucha vegetación aún, y espero siga así por muchos años más.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Una charla nocturna

Mensaje por Yukihiro Arata el Jue Mar 03, 2016 2:43 pm

Lo primero que pasó por su cabeza es que la chica era oro puro para un reportero. Pese a lo tímido de su personalidad, cosa que también le era beneficioso pues no era una persona agresiva ni que se tomara todo a broma, tenía bien claras sus respuestas y no parecía temer decirlas en absoluto. Era justo lo que quería, sinceridad, es lo que podía usar para sus artículos.

Como siempre, la mayoría de la charla transcurría con él como oyente y a veces preguntando por más cosas, por lo que a veces solo asentía para mostrar que entendía bien y tomaba una breve nota, prestando toda su atención a la otra persona. Además, en esta ocasión regaló con una suave sonrisa a la chica, le parecía muy linda como si fuera una hermana menor o una pequeña que debía ser cuidada y quería que fuera una experiencia agradable para ella. Era solo en los momentos de duda que se atrevía a interrumpir.


-Creo que entiendo… es como dicen en otras religiones, “recibir un llamado”, ¿no? ¿Es eso lo que intenta decirme? -su tono era comprensivo, quería saber lo mejor posible lo que ella intentaba decirle. Su siguiente pregunta también buscaba entender una parte que normalmente uno no entiende de si mismo- y esta vida, ¿se siente satisfecha, cree que ha conseguido ser esa guía?

La siguió con la mirada mientras dejaba ahí la comida, no olvidando tomar nota de eso pues a veces las acciones eran mucho mejor referente para sus artículos que las palabras.
Lo del templo lo anotó poco, dejó que la grabadora se hiciera cargo, era algo fácil de comprender la situación, tanto en cuanto a lo ecológico como a los fieles. Él mismo no acudía a templos hacía tiempo, siendo que lo habían criado como parte de una familia que valoraba lo espiritual. A veces se sentía un poco mal por esto pero lo cierto es que no hacía nada al respecto. Aun así lo respetaba.


-¿Y el templo está haciendo algo para intentar atraer a la gente?

No era una pregunta trampera, solo quería saber. Escribir sobre el templo también era parte de todo eso. Independientemente de su respuesta estaba listo para formular la que en verdad quería hacer. Cerró el cuadernillo y solo dejó la grabación correr. Prestaría suma atención.

-¿Puede hablarme acerca del zaiphon…? ¿Qué es, como funciona, qué relación tiene con el templo y que piensa este de que se use normalmente?

Aguardó intresado…

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Una charla nocturna

Mensaje por Kuroki el Lun Mar 07, 2016 11:13 am

Cuando le hizo ésa pregunta, se quedó con los ojos bien abiertos y ladeó su rostro hacia un costado dejando que algunos mechones de su frente se dirigieran hacia abajo por el impulso de gravedad; tenía una tierna expresión de desorientación en la mirada y los ojos muy muy abiertos. -Ah... No lo sé, yo espero que sí. Parpadeó un par de veces; en verdad no sabía si ella lograría ser la guía que todos estaban esperando pero se conformaba de momento con ayudar y ser altruista con todo aquel que lo necesitara.

Terminó de comer su mitad y sin fijarse se quedó con algunas mijagas sobre los labios, como un tierno bigote de pan. -Le agradesco por la comida. Sonrió e hizo una pequeña reverencia agachando la cabeza; después de eso sólo se quedó quieta meneando los pies como una manía al estar en un lugar un poco alto. -Bueno... Hizo una pequeña pausa y soltó un suspiro. -Por el momento sólo yo me hago cargo del templo. Los otros monjes ya son muy grandes y no hay personas que se ofrescan a servir al templo. Triste pero cierto; todos tenían mejores cosas que hacer que dedicar su vida a cuidar de un viejo edificio. -Creo que se están perdiendo muchas cosas en éstos tiempos.

Entonces de nuevo ése tema del zaiphon le hizo dirigir toda su atención al chico, ya habían pasado dos veces que le buscaban para ése tema; era obvio que le preguntaran, después de todo el templo era uno de los lugares sagrados y llenos de historia sobre el zaiphon. -Claro ¿Qué quiere saber? Y las preguntas no se hicieron esperar como de costumbre; en serio, si nadie hacía una guía de ésas preguntas básicas estaría pensando seriamente en hacer un libro, una guía o algo que les ayudase con ése tema. Tomó aire, ésta explicación sería un poco larga.

-El zaiphon es, a grandes rasgos, el pensamiento materializado. Hace muchos años se descubrió que en ésta sila existía un poder ajeno que nos dotó a todos de "magia". Al decirlo, se rió un poco, incluso a ella decir que tenían magia era un poco risorio, nadie les creía cuando hablaban de eso. -Ésa magia sólo está aquí, hay una fuente de poder que se encarga de darnos éstas habilidades; y por cuestiones de seguridad no diré en dónde se encuentra. Ahí sí se puso seria; sólo ella y unas cuantas personas sabían la ubicación de las gemas, pero por evitar una segunda guerra interna estaba estrictamente prohibido revelar su ubicación. -La relación que tiene el templo con éste poder es que los monjes lo dominaron antes que todos los demás; me refiero a que supieron cómo usarlo sin causar destrozos. ¿Lo gra ver ésa grieta de allá? Señaló hacia enfrente, donde se encontraba una parte de suelo hundido; ahora estaba decorado con unas cuantas macetas y una banca a desnivel, para poder llegar a ésta se tenía que bajar 3 escalones. -Cuando las personas empezaron a usar sus poderes, hubo muchos destrozos porque no sabían cómo controlarlo, ésa grieta de ahí es producto de un descuidado que intentó usar zaiphon tipo roca.


No era fácil describirlo todo, y no había forma de poder mostrarle todo a lujo de detalle; de hacerlo sólo podría ser con psique, pero ella no dominaba aún ése elemento. -Pues, creo que se puede usar en la vida diaria como ayuda; por ejemplo, en la estación de bomberos hay muchas personas que usan zaiphon de agua, hielo o sombras ¿Entiende? El zaiphon ayuda en la vida diaria, nos protege, pero así como cuida también puede destruir en acciones crueles y ambiciosas.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Una charla nocturna

Mensaje por Yukihiro Arata el Miér Mar 09, 2016 9:53 am

No hizo ningún comentario en específico acerca de lo de su intento de ser una guía y sobre el templo. En realidad no era como si pudiera hacer algo y, como reportero, solo era un testigo, intervenir no era su estilo salvo que se tratara de algo especialmente importante para él. No se sentía mal al respecto, así era como debía ser. Ella podría decir lo que quisiera y él la escucharía con suma atención, pero no podría decantarse.

Buscó en su chaqueta un pañuelo color azul claro, limpio y con arma suave. Estaba recién lavado. Se atrevió a acercarlo a ella por sí miso. Sonrió un poco y le limpió las migas de pan. Le causaba ternura y esperaba que si un día tenía hijos fueran así de tiernos y simpáticos. Salvo que se lo impidiera le limpió suavemente donde le quedó el bigote de migas de pan.


-Lo siento -dijo por si acaso se incomodaba o algo parecido.

Dejó el pañuelo sobre la mesa que usaban.
Volvió a poner toda su atención porque ella explicaba ahora lo que quería escuchar. No tomó notas, lo haría después. Solo siguió cada una de sus palabras. Asentía continuamente con un rostro serio, curioso, casi parecía asustado con la boca ligeramente abierta. El cabello azulado se movía con esos gestos.
Volteó atrás para ver el sitio que le señalaba, donde la banca y todo eso. Definitivamente le tenía que tomar una foto pero ahora mismo estaba en modo grabación y, además, no quería levantarse del sitio o perder detalle de lo que le estaba contando la sacerdotisa. Era material de primera.


-¿Cómo sabe todo eso? En especial lo de esa grieta…. ¿lo vio usted, hace cuánto fue?

Ahora sí que tomó el cuaderno y el bolígrafo para anotar. Eran detalles muy específicos que no quería olvidar.
Si ella era observadora notaría como ahora Yukihiro se encontraba en un estado de aparente emoción y de ligera satisfacción. Era la clase de cosas que le gustaban.


-¿Usted puede manejarlo? ¿Cómo se puede aprender a hacerlo?

Su tono no denotaba ansias, como si quisiera aprenderlo para sí mismo en específico, sino porque quería aprender todo lo posible sobre eso para su artículo. Movía la pluma entre sus dedos en lo que esperaba la respuesta para escribirla, presionando el botón de la misma varias veces de forma rápida, como un tick o algo por el estilo, cuando no estaba girándola.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Una charla nocturna

Mensaje por Kuroki el Jue Mar 10, 2016 4:54 pm

De un momento sus mejillas se arrebolaron de vergüenza cuando el jóven le limpió con el pañuelo ¿Había sido tan descuidada en dejarse migas en el rostro? Bajó rauda la mirada tratando de ocultar su pena pero ése bello rosado en sus mejillas tardaría un buen rato en desaparecer. -N-no hay problema. Dijo en un tono bajo casi chillón, ¡Hasta había empezado a temblar!

Pasado un rato, asintió con la cabeza. -Era muy pequeña, pero logro recordarlo. Rememorando lo sucedido; ella tendría a caso cinco años; la gente que la veía en la calle solía decir que era una tierna conejita. Recordaba a un hombre extraño tratando de llevársela lejos y cuando los monjes aparecieron, ése hombre causó la grieta en un vano intento de escape. De pronto su expresión parecía entristecerse y el soplo calmo del viento le dio un aspecto más melancólico al menear su flequillo; fue la primera vez que tan sólo con su llanto, el zaiphon de sonido le rompió los tímpanos a ése hombre. -Como soy parte de la familia del templo, es normal que sepa usarlo, pero... ¿Sería bueno hablar sobre su condición? Bueno, en parte decía que era un reportero independiente y que todo aquello lo publicaría por su blog, en sí no saldría en periódicos ni nada parecido.

-Tengo una condición muy delicada; pese a que soy bastante fuerte, creo. No puedo usar demasiado zaiphon; podría morir si me excedo tan sólo un poco. Tan acostrumbrada estaba a vivir con ésa mentalidad, que no dudó en sonreír cuando dijo lo último; se notaba que no le pesaba la idea en absoluto y si eso le llegaba a pasar pronto; aunque no fuese por usar su poder y muriera de algún paro cardíaco (La pobre a su corta edad ya sufría de problemas del corazón) o causas que ella no pudiera controlar; se hiría feliz; sin un ápice de remordimientos. Quizás un poco triste porque no pudo hacer más por su templo ni por su ciudad.

Se quedó miradno al jóven que, tras haber escuchado eso parecía algo absorto. -Ah, el tema de la muerte no da miedo; pero si incomoda podemos hablar de otra cosa.

Aquel minino que había escapado con anterioridad regresó furtivamente a comerse el poco pan que había dejado la pelirroja y cuando alcanzó el campo de visión de ésta, sonrió aun más ensoñadora, se sentía feliz por que el pequeño regresara.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Una charla nocturna

Mensaje por Yukihiro Arata el Sáb Mar 12, 2016 1:44 am

Si le hubieran pedido que definiera aquella entrevista habría dicho rápidamente que era la más exitosa que había tenido hasta entonces. La sacerdotisa le decía las cosas claras y entendibles dentro de lo que su comprensión abarcaba. A demás, era un manojo de emociones. Todas y cada una de sus reacciones era perfecta para la crónica. De haber podido la hubiera fotografiado en cada una, pero temía que la intimidara.

-Me encantaría escuchar más de esos tiempos, es impresionante -dijo con un rostro ecuánime. No quería demostrar sus ansias por saber. Algo del pasado, de un tiempo donde el zaiphon había causado algo así, resultaba simplemente exquisito. Apretó un poco los puños.

De pronto comenzó a darle algo más sobre ella, el templo y ese extraño poder. Sus ojos se abrieron bastante por todas sus revelaciones. No movió ni un dedo mientras ella le explicaba todo. Su cara mostraba un ligero asombro, estremeciéndose a penas nada cuando hablaba de aquello. No respondió de inmediato sino que permaneció mirándola un momento. Tomó el bolígrafo pero solo chocó la punta contra el cuaderno como haciendo un pistón, un signo de pensar en él.


-¿Has pensado mucho en la muerte? -soltó de pronto, mirándola con un rostro de cera- ¿la ansías? Háblame de eso.

Era imposible que no se interesara. Cuando un entrevistado importante tomaba ese tema era seguro que lo perseguiría como un sabueso. Miró al gato acercarse y comer. No se inmutó con él. Su atención era ella y lo personal de la pregunta. Tenía otra en el cuaderno que no había sido contestada, pero podía esperar.

A su alrededor la noche se acercaba, se hacía profunda y presente. Había menos personas ya, solo de lejos pues en su lado estaba desierto. Las amarillentas luces de las farolas era todo lo que quedaba. Yuki no se percató mucho de esto.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Una charla nocturna

Mensaje por Kuroki el Sáb Mar 19, 2016 11:19 am

Ella no dudó en asentir sin cambiar la expresión de su rostro; siempre pensaba en la muerte pero no como algo malo; más bien la veía con respeto, ella no la ansiaba, pero tampoco esperaría a saber cuándo o cómo moriría. -Todo el tiempo. Se rio un pooc, es que a veces la gente le decía que era una tonta por pensar todo el tiempo en ésas cosas. -Sí. Respondió a la brevedad. -Soy humana, no viviré por siempre; y yo no sé si fue bueno que naciera, me debato mucho éso en la cabeza. ¿Beneficia mi existencia o fue una desgracia que yo naciera? Y si muero, creo que nadie se inmutaría por mi ausencia. Volvió a reirse, no le afectaba éso, en lo más mínimo.

Antes de que Yukihiro pudiera decir otra cosa; se apresuró a levantar la mano un poco, para entenderse que no había terminado de hablar. -Mi condición es muy delicada, a mis veinte años ya puedo sufrir de un ataque cardíaco, y tengo muchos otros problemas físicos. No vivo resignada, pero sé que no viviré mucho.

Una pequeña ráfaga de viento sopló en el momento en que ella acababa de decir éso, parecería coincidencia el suspenso con el que se había envuelto todo; se pasó una mano por el flequillo y acomodó sus cabellos; ella tan joven y ya pensaba en la muerte, parecería una desgracia, pero las enseñanzas de un grupo espiritista le habían inculcado que la vida sólo se vive una vez, y la muerte no es para nada mala; además, los actos que uno comete voluntaria a envoluntariamente tienen consecuencias y hay que saber afrontarlos y aceptarlos. Como ejemplo, la muerte de sus padres fue un acto involuntario; a veces le pesaba aquello, pero era un acto que no pudo controlar; sólo debía aceptar la consecuencia, la de ser la persona con un poder tan exagerado capáz de morir en cualquier momento.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Una charla nocturna

Mensaje por Yukihiro Arata el Sáb Mar 26, 2016 12:48 pm

Como siempre, hablar de algo como la muerte impregnaba todo de un aura incomoda. No era triste ni siniestra, tan solo rara. Estaba acostumbrado a verlo y sentirlo pero nunca se acostumbraba. No mostraba ninguna reacción pero lo percibía, era natural quizás. No fue distinto, pese a la naturalidad con la que la chica comentaba aquello.

Muchas cosas pasaban por la cabeza de Yukihiro. Podría haberle dicho que no pensara en eso pues no cambiaría nada y que su vida si tendría que haber cambiado las cosas de una manera u otra, pero su trabajo no era ese.  Se había presentado como reportero y eso significaba que no podía meterse, únicamente podía escuchar y luego contar. Cualquier intromisión podría alterar lo que intentaba contar, tal como era. Esa era la visión que tenía de su trabajo.

Creyó que había terminado y abrió la boca para decir algo pero ella le interrumpió con un gesto. Volvió a cerrarla y a aguardar, escuchando. Veinte años le parecían demasiados, creía que ella no pasaba de los trece o algo así, pero ahí nada era lo que parecía.


-Comprendo, es fascinante -dijo cuándo pareció que ella ya había terminado. Su expresión seguí igual- quisiera hacerle preguntas más… personales, ya no como reportero exactamente, aunque si me responde alteraré mi artículo… así que si tiene algo más que agregar… -hizo una breve pausa- sobre el templo, la ciudad, sobre sí misma. Lo que sea está bien.

Si ella tenía algo que decir lo grabaría y anotaría, sin embargo, después de todo eso cerraría la libreta para poder preguntarle, o quizás más bien pedirle algo de manera personal. No podía negarlo, el proceso aun lo atraía demasiado y quería experimentarlo y presenciarlo. Dado que ella había dicho que no podía usar zaiphon nada más porque sí intentaría ver si acaso él podía.

-¿Podría decirme cómo puedo intentar usarlo? Esa magia quiero decir…

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Una charla nocturna

Mensaje por Kuroki el Mar Mar 29, 2016 4:42 pm

-¿Personales? Se quedó algo perpleja por ello ¿A qué se refería con preguntas personales? ¿Algo como en el ámbito amoroso? Si a ésas iba, terminaría toda avergonzada y un poco "humillada" ya que nunca había tenido un novio, mucho menos su primer beso. Ella era tal cual como la describían. Pura, incorrompible, inalcanzable. -¿Qué calse de preguntas? Cuestionó, la verdad prefería atenerse a saber antes que a decir "sí, responderé todo". Sus manos jugaban constantemente y sus pies seguían columpiandose como un reflejo de ansiedad; uno muy pequeño.

No tardó para que los faros del parque se encendieran. Sunflower se caracterizaba por una infraestructura pulcra y funcional; pues todos los faros estaban estratégicamente colocados para que la iluminación fuese óptima; sin errores de dejar espacios vacíos. Además los focos eran de luz fría; los cuales iluminaban más que los de lux cálida. De ésa manera, se podía apreciar todo aún cuando ya estaba oscuro.

Suerte que le explicara qué clase de preguntas iba a hacerle; y no dudó en asentir con la cabeza; hablar de éso era bueno; sobre todo si se trataba del templo. -responderé a todas sus preguntas. El tema del zaiphon siempre era complicado; inclusive ella había tenido complicaciones en alguna ocasión; pero al final se descubría que era pura lógica al decir "Puedes materializar el pensamiento". Se quedó en silencio y su rostro hizo una mueca infantil; como de niña pensando en una treta que decir a su travesura. -El zaiphon siempre es complicado. Rodó los ojos y miró directo hacia el reportero. -En realidad es muy sencillo de utilizar; el zaiphon es el pensamiento materializado. Algo así como "Piensa en un deseo y si crees en él, se hará realidad."... Algo así. Sintió sus mejillas arrebolarse de pena; pues aquella forma de describirlo era un tanto infantil pero era una forma fácil de que otros le entendieran.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Una charla nocturna

Mensaje por Yukihiro Arata el Miér Abr 06, 2016 1:01 am

La verdad es que ya no podía negar que la sacerdotisa le parecía simplemente adorable. No la veía como a una chica a la que quisiera invitar a una cita romántica, sino como alguien que quería proteger y ayudar, como una hermana menor o una hija. Si, si tenía hijos no le molestaría que fueran así de tiernos pero inteligentes. Que diferente era de la idea que tenía de ella en la cabeza de una solemne dama de cera con ropas tradicionales. Estaba mejor así, la plática podía surgir de manera más natural. Por supuesto no demostró ninguno de estos pensamientos, al menos no mientras duraba la entrevista.

-¿Deseos, así de sencillo? alzó una ceja mientras se frotaba la barbilla.

Había visto a Ayleen hacer una sombra de sí mismo y a Cris invocar un ratón y usar algo como vapor para protegerse cuando estuvieron en peligro, pero nada más. ¿Eran solo como deseos? A la peliazul le había cansado, mientras que su vecino había actuado de forma rápida al usarlo.


-Bueno, desearía unos chocolates, pero por más que me esfuerce no creo que sea así… -miró la mesa y casi pensó en eso, pero no ocurrió tal cosa- ¿Cómo puedo saber que deseo pedir?

Miró a la chica en busca de respuestas. Si, no le era nada fácil el hacerlo o imaginarlo porque le resultaba completamente abstracto. Ella seguro conocía el zaiphon desde siempre mientras que él tenía cabeza CASI de adulto y no le era sencillo dejar ideas pre construidas así nada más.

-¿Siquiera puedo hacerlo? Creo que había personas que no podían.

No parecía disgustado ante la idea pero algo desilusionado. Quería escribir sobre la experiencia de primera mano. Apartó sus objetos de entrevista a un lado. El momento “oficial” había pasado justo cuando se prendieron las luces del parque. Solo aguardó a que le dijera lo que debía hacer o pensar.

El aire comenzó a silbar un poco más y las hojas del parque revolotearon. Aún no había tanto frío pero no había duda de que más tarde rompería a llover.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Una charla nocturna

Mensaje por Kuroki el Vie Abr 08, 2016 10:06 am

-Sí, así de sencillo. Repitió las mismas palabras del chico; la verdad es que si uno pensaba con verdadera lógica, no resultaba nada difícil usar los poderes de zaiphon, aunque muchos terminaban líandose sólo por intentar invocar a un animal. Y terminó riendo adorablemente, una risa delicada y divertida por el deseo que pedía su entrevistador. Y antes de hablar, señaló el aparato con el que le había estado grabando porque pensó que quizás sería algo que él quisiera documentar. -No, no funciona así. Le miró directamente, tan cálida, tan ensoñadora. -El zaiphon se maneja por elementos básicos de la naturaleza y sus derivantes o combinaciones. No por desear que aparescan dulces de la nada. Quizo hacer una demostración; así que iría con algo simle y muy sencillo para que le entendiese.

Extendió la palma de su mano hacia arriba. -El agua está en todos lados, y podemos tomarlo a voluntad hasta darle una forma. En su palma se aglomeró una gota que fue creciendo hasta más o menos del tamaño de su puño, como una esfera líquida suspendida en gravedad cero. Había recogido el oxígeno suficiente para poder formar esa pelotita y se la mostró acercandose un poco a él. -Y al manipularla, también podemos darle la consistencia y dureza que queramos. Bajó la vista y la esfera se congeló por completo, ahora era puro hielo sólido y pesado. -Pero también podemos combinar elementos, por ejemplo ¿Si vuelvo el hielo a su estado líquido y lo mezclo con fuego tendríamos?... Hizo una pausa, esperando a que él le contestara; obviamente el choque térmico de una fuente líquida con una de calor produciría vapor y en cuanto Yukihiro le respondió ella lanzó la esfera de agua suspendida hacia arriba y en un santiamén ésta comenzó a ebullicionar hasta que se espació una densa capa de vapor caliente sobre ellos; en el momento fue refrescante pues cayó como una brisa tibia sobre ellos.

Se divirtió haciendo eso, la verdad jugar con el zaiphon siempre era muy entretenido aunque casi no debería usarlo por su condición y su salud; aún así las pocas veces que lo hacía siempre terminaba con una sonrisa de oreja a oreja. Volvió a mirarle y negó con la cabeza. -Todos en la isla tenemos éste poder; sólo que muchos no saben cómo ocuparlo, y tú tienes un buen nivel aunque no te hayas dado cuenta. Serás fuerte. Siempre gustaba de animar a todo aquel que iba con dudas sobre si podría ocupar el poder, en realidad quisiera poder solucionarle la vida a todos, pero a veces ser sólo espectadora de la vida de los demás le gustaba más; le gustaba verlos evolucionar, volverse fuerte, tener confianza, sí.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Una charla nocturna

Mensaje por Yukihiro Arata el Mar Abr 19, 2016 11:38 pm

No, no era la primera vez que lo veía, pero si la primera que de verdad lo observaba detenidamente, escuchando la explicación de parte de alguien que parecía saber de lo que hablaba en verdad. Fue, probablemente, la revelación más importante que había tenido en todo el tiempo que llevaba en la isla. De haber podido lo habría registrado en cámara, pero estaba tan absorto que solo pensaba en mirar.

Su mirada era totalmente fija, con los ojos bien abiertos y la boca cerrada y labios apretados. Contemplaba con asombro todo lo que le mostraba la sacerdotisa, con una simpleza tal que hacía parecer aquello de lo más natural. Parpadeó un poco, moviendo la cabeza para que los pensamientos no lo volvieran loco. Ahora mismo gran parte de las cosas que había dado por sentadas acababa de cambiar.


-Y, ya veo… -seguía con la mirada en aquella forma primero líquida y luego solida- ¡¿Ah?! ¡Sí, claro, se vuelve al estado gaseoso!

Respondió dándose una palmada en la pierna y levantando un dedo, como si aquella respuesta casi de primaria lo enorgulleciera solo por poder aportar algo. Parecía más ahora una clase de maestra y alumno. La entrevista había terminado.
Alzó la vista mientras el rocío descendía y tuvo que apartar la mirada para que no le entrara en los ojos. Sonrió un poco, casi divertido con todo eso. Lentamente su sonrisa se fue desvaneciendo mientras se erizaba un poco. Un escalofrío le recorrió la espalda. Se acababa de encontrar de frente con lo que había buscado desde el principio.


-Muchos no saben usarlo… -repitió despacio esas palabras y luego negó un poco, volviendo a mostrar su sonrisa, ahora conciliadora. La que usaba como arma, la sonrisa del reportero, había desaparecido y ahora sonreía como Yukihiro Arata. Negó un poco- me encantaría aprender, es lo que más deseo y apuesto a que no soy el único.

Se enderezó en su lugar mientras recuperaba la compostura. Si, quizás había sido algo simple para ella pero para él significó algo en verdad trascendental. Lo escribiría, llegando a casa, lo haría primero a mano y luego en el ordenador. Lo revisaría incontables veces. Sería de sus artículos más importantes, pero había algo más que quería agregar.

-Kuroki sama… ¿usted podría enseñarme? No solo a mí, a los que queremos saber.

No sabía si había un curso o algo, o el templo daba ese servicio, pero más que volverse algún maestro de zaiphon o algo por el estilo, quería llegar a comprenderlo lo mejor posible. Era su oportunidad.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Una charla nocturna

Mensaje por Kuroki el Lun Abr 25, 2016 1:43 pm

Kuroki sonrió delicadamente, ella siempre había tenido un sueño que deseaba ver cumplido al menos antes de morir, y ése era que las personas de la isla (Y también fuera de ella) notaran el poder del zaiphon; quizás no fuera tan beneficioso pues ya había sucedido que en alguna ocasión la isla tuvo guerras y peleas por obtener el poder; pero las intenciones de Kuroki eran buenas, una utopía donde las personas fueran uno con los elementos, con la naturaleza, con sus poderes de zaiphon.

-Ojalá todos tuvieran las mismas ganas de aprender que tú.

Hizo una pausa, empezaba a tener un poco de frío y por eso se sobó el brazo; ella había olvidado traer consigo una chamarra o suéter y para colmo hasta había salido en short y sandalias; no era un frío que calara los huesos pero si se estremeció un momento. Bien podría usar zaiphon para elevar su temperatura corporal; pero como se había dicho anteriormente, no debía usar demasiado el poder. Lo de menos es que terminara desmayada de regreso a casa, en los peores de los casos es cuando llegaba a toser sangre; en contadas ocasiones había sucedido pero había sido una experiencia traumatizante.

Alzó la vista y la sorpresa invadió su rostro; se sentía muy halagada y qué más hubiése deseado poder decirle que sí; sin embargo. -Yo sólo podría enseñarte de historia, cómo funciona y cómo hacerlo; pero no podría llevarlo a la práctica. Su rostro se mostró triste y se encogió un poco de hombros ladeando el rostro. -Lo lamento mucho. Pero no dejó que eso terminara ahí; sabía de alguien que siempre estaba dispuesto a enseñarle a todo aquel que quisiera aprender. -Pero conosco a alguien que podría enseñarte. Es el maestro de zaiphon de Miyabigaoka. Quizás por el hecho de mencionar la escuela a la que pertenecía se sintiera un poco acomplejado así que se apresuró a explicar. -Kanon es diferente, enseñará a cualquiera que quiera aprender. Puedo decirle que te enseñe, si quieres.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Una charla nocturna

Mensaje por Yukihiro Arata el Mar Abr 26, 2016 8:07 pm

Sonrió ligeramente ante sus palabras de halago, pero sus ojos no acompañaron al gesto. No le parecía tan importante en realidad. Asumía que la curiosidad era parte natural de la vida de todas las personas.

No interrumpió sus palabras. Notó el gesto de frío de la joven y por un momento no se movió, dejándola hablar. Era bueno escuchando un talento de su profesión. Aun le prestaba atención cuando se puso finalmente de pie, despacio y se quitó la chaqueta azul, acercándosele mientras ella terminaba su discurso del porqué no podía enseñarle. Sin embargo no había terminado de contarle su propuesta.


-Lo entiendo, ya me dijo lo peligroso que podía ser para usted, Kuroki sama, pero no hablo de que me de clases en realidad o a un grupo -antes de continuar colocó la prenda sobre los hombros de la joven. Era cálida pero ligera en cuanto a su peso- tengo una mejor idea…

Sonrió ligeramente mientras se volvía a su lugar. Buscó su móvil del bolsillo y abrió una aplicación con blog, mostrándosela a la pelirroja. Ahí venían sus artículos además de fotos de la isla y uno que otro video. Era bastante escaso lo que tenía respecto al zaiphon aun pero se notaba su curiosidad.

-Bien, no sé si lo ha hecho antes o lo hace ahora pero, ¿Qué le parecería escribir al respecto? -seguro como sacerdotisa era algo común para ella, pero Yukihiro puntualizó señalando al pequeño aparato- en algo que todos puedan acceder, al menos dentro de la isla. ¿No le gustaría poder escribir una guía, consejos, historia? Eso solo lo que se me ocurre.

Sonrió aguardando por sus palabras. Era una propuesta arriesgada y no sabía que tanto era apegada a lo tradicional. Quizás el peor escenario para él sería que ya lo hubiera hecho, en ese caso tendría poco que ofrecerle o seguro ella estaría desencantada con la idea. Como fuera tenía que intentarlo.

-Le propongo hacer una sección y publicarla, yo le ayudaría y podría incluir fotografías y también del templo, historia, etcétera -sonreía con bastante entusiasmo ahora ante la idea del proyecto. Aguardó por su respuesta. Sentado como estaba movía un poco la pierna derecha, como si esta saltara ligeramente.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Una charla nocturna

Mensaje por Kuroki el Mar Mayo 03, 2016 5:13 pm

Kuroki agradeció el gesto de la chaqueta, pero no se le hacía correcto. sus principios no se lo permitían ya que Kuroki estaba muy demasiado chapada a la antigua; ella no aceptaría las prendas de otro hombre porque no tenían una relación íntima y pese a sus veinte años seguía sin saber precisamente sobre muchos tabúes como el sexo. Aún así la tomó en sus manos un momento y luego la dejó sobre la mesa, solo esperaba que Yukihiro no se lo tomara a mal.

Prestó suma atención al móvil del chico, ella ya tenía uno de cuando salió con su amiga Aimi, pero no era tan moderno como el del chico; de hecho su teléfono aún tenía botones y una antena para recibir la señal. No se avergonzaba de ello porque en realidad sólo lo usaba para enviar mensajes (Que aún no lograba hacerlo muy bien que digamos) y para marcar o recibir llamadas, especialmente de Aimi que se había vuelto su amiga inseparable y que, practicamente se había vuelto su confidente de secretos. Ella pasaba la mirada del móvil al rostro de Yukihiro y se quedó sorprendida, pero a la vez confundida. -Podría escribir, éso se me da bien. Mencionó emocionada, la verdad es que ella solía escribir peticiones o manuscritos que se restauraban en la isla, en parte era de donde salían pequeñas ganancias para el mantenimiento del templo.

-¿Podría? Se cuestionó, bueno sabía de la existencia de la wired y que era una red pública pero la verdad es que ella no tenía ni la remota idea de cómo encender un ordenador; a duras penas podía con el móvil y eso cuando no se le olvidaba ponerlo a recargar. -No lo sé. Hizo una mueca. -La tecnología no es para mí; siendo sincera, ni si quiera tengo un ordenador y mi móvil sólo sirve para hacer llamadas y mandar mensajes simples, no es tan avanzado como el tuyo. La idea en sí era bastante interesante, no lo negaba; pero tendría que aprender a usar el ordenador y a cómo acceder a la wired; y también estaba el detalle de comprarse uno.

De mientras la unica solición que se le venía a la mente era -¿Qué tal si lo grabo en audio? Tengo una grabadora como ésa en el templo, sólo faltaría que aprendiera a meter los audios en la wired.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Una charla nocturna

Mensaje por Yukihiro Arata el Miér Mayo 11, 2016 3:14 pm

La reacción inicial de la sacerdotisa lo fue animando más y más pues parecía interesada. Sonreía un poco y asentía ante sus palabras. Estaba entusiasmado y ya pensaba incluso en cómo podrían hacerlo: abriendo un nuevo blog, subiendo videos ocasionales y demás. Seguro sería un éxito y podría ser una transición increíble entre lo clásico y lo antiguo. Sin embargo la joven aun parecía tener sus dudas.

-No se preocupe, en realidad pensaba que podía yo encargarme de la parte tecnológica, al menos hasta que se acostumbre -le aseguró, brindándole una sonrisa de confianza-. Podría escribir como mejor le parezca, y luego yo puedo transcribirlo a un ordenador y lo publico en internet.

Le dejó unos momentos para que pensara. No le molestó que no tomara su chaqueta. En realidad ni siquiera miraba la prenda, entretenido como estaba en la idea de publicar algo como eso.
Kurki tenía buenas ideas. Las grabaciones de audio estaban bien y en realidad lo escrito a veces no era leído. La gente prefería ver videos y cosas así. Se frotó la barbilla un momento, girando los ojos hacia la izquierda mientras pensaba.


-Supongo que escrito podemos poner la información precisa, o la adicional. Y ponemos videos como lo principal. Usted puede dar indicaciones y yo grabaría. También podemos pedir voluntarios a veces, de ser necesario… -se pausó un momento y la miró a los ojos- y también podría salir usted en un video, diciendo las indicaciones.

Eso sonaba mucho mejor para él, aunque no sabía si ella tendría timidez de hacerlo. Eran muchas buenas ideas, solo tenía que saber que pensaba ella. Hasta ahora no le había dicho que no a nada así que se pausaba para dejarla pensar. Le hubiera gustado tener una pizarra para escribir ideas en ella.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Una charla nocturna

Mensaje por Kuroki el Sáb Mayo 14, 2016 11:33 am

Suerte para ella que el chico estaba más qwue dispuesto a ayudarle con la información porque si dejaba sólo a Kuroki sería capás de jamás hacerlo por miedo a no poder terminarlo o hacer algo mal. -]¡Eso estaría bien! Dijo emocionada, la verdad es que si él le enseñaba a escribir en ordenador y a usar ésas cosas del mal sin que le explotaran sería de muchísima ayuda.

Estaba emocionada; totalmente recobrada de vitalidad y con esperanza para salvaguardar las raíces y lo que hace especial a Sunflower y a sus habitantes. Lo mejor de todo ¡Que ella aportaría de alguna manera! -Intentaré dejar información entendible. Se quedó pensativa con un dejo de calidez en su sonrisa disimulada al ser cubierta sutilmente con sus manos, tantas ideas y tan poca capacidad de esparcir ése conocimiento... ¡Pero no se daría por vencida tan pronto! De ser posible se desvelaría para entenderle más a la tecnología; su archirrival de toda la vida. La tecnología no se llevaba con ella ni viceversa pero Kuroki estaba dispuesta a hacer las pases para dejar de ser enemigas.

-¿G-grabarme? Por un momento su rostro enrojeció; no es que le molestase, osea en parte estaba bien porque así podría explicar mejor y hasta hacer pequeñas demostraciones... Lo malo es que le daba el pánico escénico y temía hacer el ridículo. Recordemos que la pobre chica no es de las chicas extrovertidas que llaman la atención; ella se sentía intimidada cuando las miradas se posaran sobre ella, demasiada presión. -N,no lo sé. Eso sí debía pensárselo, una cosa era hablar y escribir pero ya hacer cosas frente a una lente y que después miles de ojos la mirásen era distinto; aún así se lo iba a pensar. -Primero quiero hacer algo escrito... No me siento tan preparada para hacer una grabación. Y de ser posible, sí requeriré de tu ayuda para pasar la información a los blogs...

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Una charla nocturna

Mensaje por Yukihiro Arata el Dom Mayo 15, 2016 1:26 am

El entusiasmo de Kuroki era refrescante. Normalmente la gente se mostraba un poco reacia y por un momento había considerado que ella pudiera hacer lo mismo, pero, afortunadamente, estaba emocionada. Sí, eso tenía que salir bien. Solo esperaba poder participar junto con ella tanto como pudiera. Ese blog, ya sea normal o de video, pintaba algo muy bueno y quería estar involucrado.

-¡Genial! -dijo sonriendo de oreja a oreja. La idea había caído perfecta. No se imaginaba como podría haber quedado mejor esa reunión- No se preocupe, eso quizás con el tiempo -restó importancia al problema de grabarla con un gesto vago de la mano- a demás puedo hacer yo las demostraciones o alguien más, digo, voluntarios, más adelante.

Se encogió de hombros y no dijo más. No quería abrumar con demasiadas cosas la idea o no les resultaría con pies ni cabeza.
Extendió una mano a la sacerdotisa, esperando la estrechara como para cerrar un trato. Después de todo era un proyecto que iba a requerir cierto esfuerzo conjunto.


-Lo haremos entre los dos, ¿está bien? -aguardó. Si le estrechaba la mano se la agitaría con algo más de entusiasmo y si no solo bajaría la suya. Esperaba pudieran llegar a ser amigos, eso facilitaría las cosas. Por ahora estaba bien una relación profesional, por llamarla de alguna manera- Lo primero será elegir un tema para hacer el primer intento. Algún artículo.

Se frotó la barbilla pensando. Aún era pronto para comenzar a publicar algo, pero si Kuroki iba a prepararse y escribir, entonces debían tener planeado un objetivo a corto plazo: un tema. Entre tanto, él podía preparar su sitio web y material audiovisual.

-Si fuera a dar una clase sobre eso, ¿Cómo comenzaría? -tronó los dedos como si le hubiera llegado la respuesta de inmediato aunque ya tenía algunos minutos dándole vuelta- primero podría escribir de manera general sobre la relación del templo y la ciudad con el zaiphon, su historia y eso.

Aguardó su respuesta. Si no le agradaba lo cambiaría sin problemas.
Él también quería saber de iría, pues si no habría video podría hacer unas fotos. O mejor aún, grabar unos minutos solo del templo.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Una charla nocturna

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.