Sunflower
LINKS RÁPIDOS
GUÍA DE INICIOHISTORIA DE SUNFLOWERREGLAMENTOGRUPO DE FACEBOOK¿BUSCAS AFILIARTE?

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ÚLTIMOS TEMAS

STAFF
KANON INOUE
MP | Perfil
Katsuki Bakugō
MP | Perfil
Deku Midoriya
MP | Perfil
Shōto Todoroki
MP | Perfil
AYLEN DWEIST
MP | Perfil
- En hiatus -

AFILIADOS

Hermanos
Élite
Bad Apple! Codes
Crear foro
Crear foro
counting ★ stars
Project Fear.less
Loving Pets
Devil Within +18
Lacim Tenebris
Boku no Hero ROL
CRÉDITOS
Skin “Shine!” creado por Runa XIII e inspirado en la colección de tablillas de NympheaKeep it simple”. Un agradecimiento especial para Nymphea por su consentimiento. Un agradecimiento especial a la Asistencia de Foroactivo y los tutoriales de Savage Themes y The Captain Knows Best.

Todos los derechos son reservados. Las imágenes y el contenido alojados en este foro pertenecen a: DeviantArt, Zerochan, Pixiv y a Pinterest y se le acredita a sus respectivos autores.

No está permitido el uso de algún contenido propio de este foro sin permiso alguno. Se original, no copies.

Ésta ambientación está basada en el anime/manga de "Boku No Hero Academia" más se recalca la palabra "Basada" ya que nos reservamos el derecho a considerar qué cosas tomar del mismo como parte de nuestra ambientación, en pos del bienestar del balance del mundo, siempre para conservar un rol tranquilo y disfrutable sin injusticias innecesarias.


[Privado] La mejor de las suertes (+18)

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: [Privado] La mejor de las suertes (+18)

Mensaje por Invitado el Mar Feb 02, 2016 4:44 pm

-No te preocupes por lo de invitarme,  no tienes por qué hacerlo. -Le sonrió amablemente, entendía que no quería ser desagradecido, pero realmente no le resultaba una molestia. No es que le sobrara el dinero, ya que su padrastro solo le pagaba el alquiler y los gastos básicos, pero no le importaba gastarse el modesto sueldo que tenía en el karaoke para hacer que sus invitados se sintieran cómodos. -Espero que la próxima vez haga mejor tiempo, o al menos no llueva, así podríamos ir a algún sitio al aire libre.

Hasta que se lo dijo no había pensado en ello, pero había dado por hecho que sí volverían a verse. Claramente ella no quería que se quedara todo en un asunto de una noche, él le gustaba y esperaba verle más veces. “Si volvemos a vernos.. ¿Será una cita?” No tenía muy claro qué condiciones tenían que darse para que se considerase una cita o no. Y en caso de que sí que lo fuera, Aimi no había tenido una desde la preparatoria, llevaba más de un año sin tener ningún tipo de relaciones con un chico, tanto físicas como sentimentales.

Tampoco sabía muy bien qué sentía el mayor hacia ella, si solo interés físico o algo más. Aunque ni siquiera sabía lo que sentía ella misma. Obviamente, físicamente le atraía, pero se sentía demasiado a gusto con él como para que fuera simplemente eso. Sin embargo no era su punto más fuerte identificar sus propios sentimientos, muchas veces se le acumulaban varias emociones y no podía saber muy bien qué sentía.

No quiso pensar más en ello, eso la pondría nerviosa, por lo que cuando se sentó en el sofá se concentró en la pantalla del ordenador una vez se hubo acomodado a su lado. -Hm… No sé, por lo general las que más me gustan son las películas de terror y de animación, ¿qué prefieres tú? - Aunque había dicho que eligiera ella, también quería saber qué películas le gustaban a él, así podría poner alguna que se adaptara al gusto de ambos.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] La mejor de las suertes (+18)

Mensaje por Kazuna Ryuketzu el Jue Feb 04, 2016 8:42 am

Acomodados en el sofá con calidez cuando afuera había algo de frío, no podía estar más contento. Probablemente recordaría esa tarde-noche durante un tiempo, de forma agradable. No habían podido hacer muchas cosas divertidas pero estaba bien. Incluso sonreía, cosa que solo hacía con amigos de cierta confianza o que le caían bien pronto. Volteó a mirarla cuando comentó lo que la próxima vez ojala no lloviera.

-Uh-hu -asintió.

Claro que pensaba que volverían a verse, no tenía por qué creer lo contrario salvo que ella se lo dijera. ”Quizás la próxima vez podamos ir a otro sitio divertido. Me pregunto si le gustarán los animales Podríamos ir al zoológico”. Él trabajaba ahí y podía mostrarle cosas interesantes.
Navegaba entre las cosas que podían ver en la TV. Los gustos de Aimi le parecieron interesantes.


-¿En serio? Bueno a las chicas no suelen gustarle cosas de miedo, a mí me gustan también.

Sonrió un poco aunque ligeramente nervioso. ”Que no sepa que me gustan las series con chicas hermosas y con cuerpos exuberantes… o las de acción”. Era algo casi predecible que a él le gustarían cosas así, pero mejor no lo supiera por ahora. ”Una serie es muy larga… esto está bien”. Escogió una película y la puso en grande pero sin ponerle correr aun.

-¿Está bien esta?

Si a ella le parecía la dejaría y si no buscaría otra,  para despues acomodarse abrazándola un poco. Era sorprendente lo rápido que las cosas habían ido pero no parecía algo raro sino casi natural. Eso era lo mejor. Por momentos buscaría un ocasional beso mientras la noche avanzaba lentamente. Pronto sería la hora de ir a dormir.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] La mejor de las suertes (+18)

Mensaje por Invitado el Jue Feb 04, 2016 10:34 am

Se acomodó nuevamente de la misma manera que cuando esperaban que la cena se hiciera, es decir, subiendo las piernas al sofá para colocarse mejor. Aquella vez no las pasó sobre el regazo del mayor, al menos no por el momento, tal vez lo haría cuando pusieran la película. Le pasó el ordenador para que la seleccionara, mirando la pantalla para ver cuál elegía.

-Ah, sí, esa me parece bien. Creo que he visto alguna otra del mismo director… -Conocía su nombre de otras películas, había visto muchas películas de miedo, pero no esa en particular. Sabía que ese tipo las hacía especialmente terroríficas, y por eso no las veía cuando estaba sola.

Aunque tuviera a sus gatos, el hecho de que su casa fuera tan espaciosa y oscura por las noches y que ella viviera sola no ayudaba mucho. En su ciudad natal tenía a sus amigas de la infancia, que tenían gustos similares y podía verlas con ellas, pero desde que había llegado a Sunflower no había hecho muchos amigos. Y mucho menos se había encontrado de esa manera con un chico, era bastante raro pero le encantaba.

Le dio al botón de reproducción de la película y colocó el portátil sobre la mesa, cerrando la tapa del mismo para que la luz de la pantalla no les molestara. Se levantó un instante para apagar también todas las luces del apartamento, pensaba que las películas de terror perdían mucho si se veían con la luz encendida. Su piso había quedado totalmente a oscuras pero al menos podría volver con la luz que emitía la pantalla del televisor.

O al menos eso pensaba ella, de no ser porque tropezó con uno de los juguetes de sus gatos. Por suerte fue a parar al sofá, había caído de pleno sobre este, quedando en parte apoyada en el regazo del chico. -Wah, ¡¡lo siento!! -Totalmente sonrojada se puso en pie rápidamente y con cuidado volvió a sentarse a su lado, aunque no tan cerca como antes. “Qué vergüenza, acabo de hacer el ridículo totalmente…”

No era la primera vez que su torpeza le hacía pasar vergüenza, y era algo que detestaba pero que era inevitable para ella. Ahora le daba vergüenza acercarse demasiado a él “¿Le habrá molestado que me haya tropezado? A nadie le gustan las chicas torpes como yo…” Aimi siempre había visto aquello como un defecto suyo, sabia que era parte de su personalidad, pero pensaba que todo el mundo lo veía de manera negativa, ya que siempre acababa causando problemas por ello.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] La mejor de las suertes (+18)

Mensaje por Kazuna Ryuketzu el Sáb Feb 06, 2016 12:22 am

”Diablos, sí que se pone oscuro…” El departamento quedó poco a poco hundido en tinieblas conforme Aimi iba apagando las luces. Para variar las ventanas del sitio no daban tan cerca a las farolas de la calle y con el cielo así de nublado la noche se apoderó del interior del lugar. No le causaba temor, pero era un sitio nuevo para él y en parte desconocido, así que lo puso ligeramente nervioso. Se frotó la nuca mientras la chica iba de aquí a allá apagando las luces. ”Al menos es un súper ambiente para una película…”

-¿No te da miedo quedarte tan a oscuras? Por suerte estamos los dos.

En su tono no había asomo de nervios. Quería transmitirle seguridad, definitivamente él era fuerte y no tenía nada que temer. A veces lo asustaban los fantasmas japoneses de las películas pero  solo en estas y ahora mismo no pensaba ponerse a temer a algo así teniendo a alguien que proteger.
Acomodó todo para que pasaran un buen rato. Se dio cuenta de que tenía un gato encima. Lo tomó y lo bajó al piso justo en el momento en que la chica le caía encima, golpeando un poco sobre sus piernas.


-¡Ugh! ¡¿Qué?! -volteó buscando que fue eso, para encontrarse con el rostro incomodo de la chica. No le había dolido nada en realidad, ella no pesaba mucho y él era bastante fuerte, así que no le tomó mucha importancia- ten cuidado.

Sonrió al hablar y se acomodó. Pero entonces notó la ausencia de la chica, es decir, no estaba como antes, tan cerca. Volteó y la vio a poca distancia de él. No lo entendió al principio, aun cuando la película ya estaba corriendo solo la miraba con cara de duda.

-¿Qué tienes? -Se acercó a penas nada, y luego extendió su mano hacia ella- ¿ya no quieres estar cerca?

”Rayos, quizás se fastidió de todo esto”. Se le pasó por la mente como si cualquier cosa, simplemente ella ya no quería llevar las cosas más lejos. Por él estaba bien si no quería que fuera algo más, pero lo que habían hecho hasta ahora, abrazarse y besarse un poco, no tenía que ser forzosamente cancelado. ”¿O si…? Lo mejor será que le diga, si me dice que no de nuevo pues ni modos”. No quería escuchar que no, pero tenía que decir algo.

-Hey -su tono era tranquilo, comprensivo, aun cuando estaba sobre interpretando- Si no quieres que más tarde pase nada más no pasará nada más, ¿sí? Pero estaría genial si la vemos juntos…

Se puso un poco rojo esperando su respuesta.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] La mejor de las suertes (+18)

Mensaje por Invitado el Dom Feb 07, 2016 5:41 pm

Aún estaba algo avergonzada por aquel tropiezo, aunque al joven parecía no haberle molestado en absoluto. Pero al igual que cuando habían chocado por primera vez se sentía mal por ser tan torpe. Sin embargo las palabras del chico en cierto modo la calmaron. “Menos mal.. Me alegra que no le haya dado importancia.” La voz del chico tenía un tono muy suave y reconciliador y eso ayudaba, además de que, a decir verdad, Aimi quería volver a acercarse a él.

-No, no es eso, tranquilo… Olvídalo, ha sido un momento un poco tonto, lo siento -Le sonrió tímidamente mientras se arrimaba un poco a su lado, ahora se arrepentía de haber pensado que le molestaría. Hasta el momento la había tratado genial y no tenía motivos para haber pensado aquello.

Se acomodó un poco y pasó las piernas sobre el regazo del joven una vez más mientras tomaba una manta que estaba en el respaldo del sofá y la pasaba sobre ambos. Le estaba entrando un poco de frío por culpa de los pantalones cortos, además de que ya casi era costumbre suya ver películas tumbada en el sofá con una manta por si se dormía o algo.

-Me gusta estar tan cerca de ti, ¿sabes? No quiero que nada sea forzado, así que tampoco me preocupa mucho si más tarde esto va más allá o no... -estaba algo roja mientras decía aquello, no quería que pareciese que tenía ganas de ello pero tampoco que pensara que se iba a negar si realmente ocurría algo.

No había estado atenta a la película en absoluto desde que había empezado, al principio porque había ido a apagar las luces y después por las ideas que estaban pasando por su mente. Finalmente se apoyó un poco en el hombro del mayor y miró a la televisión intentando enterarse de qué había pasado en la película.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] La mejor de las suertes (+18)

Mensaje por Kazuna Ryuketzu el Lun Feb 08, 2016 10:51 am

”Que suave y tibia se siente…” Se sonrojó ligeramente mientras se acomodaban, con las piernas de la chica encima. Colocó una mano en la espalda de ella, a la altura de la cintura, y con la otra acarició una de sus piernas todo lo largo, bajo la manta. Era una situación de lo más cómoda y no quería que terminara.
Miraba la película y si entendía todo, aunque su preocupación mayor estaba en acomodarse con su compañera. Ocasionalmente se acercaba buscando un beso corto, solo como si fuera algo rico que picar.

Cuando ella le habló, volteó poniéndole atención. Sus palabras al inicio le parecieron lindas y lo hicieron sonreír. Estuvo a punto de interrumpirla, apenas alcanzó a responder la primera frase.


-A mí también me gusta, se siente genial.

Pero no pudo decir más, escuchando lo que tenía que decir. Primero se mostró un poco confundido pues había entendido algo que no era fácil decir. Luego su rostro se sorprendió ligeramente. ”Bueno, eso es algo que había pensado”. No era ningún mojigato por supuesto pero como no se conocían tanto no sabía que cosas tenía ella en mente. Finalmente solo se quedó con un rostro ecuánime. Miró la pantalla. Tras unos minutos se acercó y tomó el mando del televisor y bajó el volumen hasta que las voces de la pantalla eran solo un susurro.

-Tampoco me preocupa -admitió dejando el mando y atrayéndola hacia él- al contrario.

Si ella se lo permitía volvería a jalarla sobre él para abrazarla fuertemente, sentándola encima, y poder besarla, ahora con renovada intensidad y profundidad, queriendo conocer más de sus labios. No pensaba nada en particular ahora excepto lo bien que se sentirá y que debió estar preparado.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] La mejor de las suertes (+18)

Mensaje por Invitado el Lun Feb 08, 2016 4:57 pm

No podía estar más cómoda de aquella manera, apoyada en él mientras sentía las caricias del joven en sus piernas. Entre la manta y sus cálidas manos había conseguido quitarse el frío que le había empezado a entrar anteriormente, es más, el contacto tan cercano con él hacía que su temperatura corporal subiese. Le gustaba que hiciera aquello, no sólo por el hecho de que le daba calor, sino porque aquella sensación de notar sus grandes manos acariciando su piel le parecía realmente agradable.

Cualquiera que les viese desde fuera pensaría rápidamente que serían novios ya que parecían que lo fuesen de verdad. Una pareja de jóvenes acurrucados viendo una película, y dándose besos y caricias, era difícil imaginar que se hubieran conocido horas atrás. Algunos de estos pensamientos se habían pasado por la mente de Aimi, pero no le resultaba molesto que pareciera aquello. “A lo mejor si esto avanza en un futuro lo seremos de verdad…” se sorprendió a sí misma pensando en aquello cuando notó que el chico tiraba de ella y se dirigía a ella.

Al notar para qué lo hacía le sonrió, cediendo rápidamente y colocándose en su regazo. Le miró a los ojos, sabía lo que iba a continuación y volvió a sonreír. Sus labios se juntados en nuevo, en un beso más pasional que todos los anteriores. Cerró los ojos para disfrutarlo mejor y pasó uno de sus brazos por sus hombros para pegarse más a su torso. Después de un largo rato se separó unos segundos para recobrar el aliento, pero retomando el beso sin dudarlo, haciéndolo aún más intenso. Volvió a mantener los ojos cerrados, saboreando los labios del mayor mientras acompañaba el beso acariciando el musculado cuerpo del joven con la mano libre.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] La mejor de las suertes (+18)

Mensaje por Kazuna Ryuketzu el Mar Feb 09, 2016 11:57 pm

Esta vez no tuvo pensamientos más profundos, no tenía en realidad mucha cabeza para eso ahora. A decir verdad era alguien que generalmente se dejaba guiar por las emociones y en ese momento era justo lo que hacía. ¿Cómo no, estando enredado ahora con ella en un beso, teniéndola encima y solo disfrutando de su compañía y cariño?

Pese a que la tenía sentada encima estaban prácticamente a la misma altura gracias a la estatura de Kazuna. Aimi podía sentir su cuerpo trabajado y duro, lleno de músculos, rodearla y atraerla. Al tocar sus anchos hombros con los brazos se encontraría con músculos duros y tensos casi de forma permanente. Al pegar su pecho al ajeno sentiría como aplastarse contra un muro. Tenía cierta tensión, perceptible en su cuello, debido a la intensidad de los besos y caricias compartidas.

Casi no emitía sonidos, salvo claro, los besos tronadores y uno que otro quejido suave de su profunda voz, como el ruido de satisfacción que uno hace al probar una deliciosa fruta fresca. Le dejaba total libertad de acariciar y tocar su cuerpo mientras él hacía lo mismo, explorando con sus manos sus piernas, para luego meterlas bajo su abrigo y conocer la piel de su espalda directamente, sin dejar de besarla.

En un momento fue bastante dominante, usando su enorme fuerza para apretarla contra él, delineando sus caderas con sus anchas manos. No le pidió permiso cuando le sacó el abrigo en un movimiento, arrojándolo a un lado para besar su cuello con algo de desesperación, guiándola. Se separó solo unos centímetros de su rostro, visiblemente agitado, para mirarla a los ojos y sonreír un poco. Salvo que hiciera algo comenzó a empujarla sobre el sofá.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] La mejor de las suertes (+18)

Mensaje por Invitado el Miér Feb 10, 2016 5:08 pm

Si se lo hubieran preguntado antes Aimi nunca habría imaginado que se encontraría en una situación así con alguien que casi acababa de conocer. Pero ahí se encontraba, y pese a que alguna vez habia pensado que podria considerarse una situación un poco impulsiva, no le importaba en absoluto.

Estaba disfrutando de aquel beso tanto como esperaba que lo hiciera él, deleitándose a su vez de las caricias que le proporcionaba Kazuna y devolviéndoselas del mismo modo. Tenia las manos algo frías, por lo que agradecía el calor del cuerpo de él, que en contraste se encontraba bastante calentito. Debido a que tenía los músculos contraídos y algo tensos, le era mucho más fácil delinearlos y seguir sus formas mientras apenas se separaba de sus labios para tomar aire cuando fuera necesario.

Le gustaban las cálidas y grandes manos del chico acariciando su cuerpo y siguiendo sus curvas, hacían que el contacto fuera mucho más cercano. Cuando se separó para quitarle el suéter Aimi aprovechó ágilmente el momento para quitarle a él la camiseta en ese breve momento en el que estuvieron separados. Estaba observando su cuerpo torneado cuando notó aquel beso en el cuello que la hizo estremecer por completo, e incluso soltar un pequeño jadeo. Aunque no había sido nada más que una pequeña acción aquella parte de su cuello era bastante sensible, lo que la hizo sonrojar un poco.

Aunque le gustaba que él tomara la iniciativa, ya que Aimi era de carácter bastante sumiso, cuando notó que tenía intención de hacerla tumbar en el sofá se paró unos instantes. -E-espera… -murmuró con voz leve.- Vamos mejor a la cama… -Aunque su sofá no era incómodo la cama era infinitamente mejor, además de ser más amplia. Se levantó de su regazo y le dio un beso que duró unos segundos antes de encaminarse a la habitación. Allí dio la luz del escritorio, tenía una luz tenue y cálida que era perfecta para iluminar la estancia sin que fuera molesta.

Mientras esperaba a que Kazuna fuera con ella se quitó aquellos shorts que llevaba, quedando así totalmente en ropa interior. Afortunadamente la llevaba conjuntada, no era la más sexy o provocativa que tuviese, pues no había imaginado que su día acabaría así, pero sí era un conjunto bastante mono, en tonos azulados y crema con un par de lazos y puntillas para rematar la decoración. Pensó en sentarse en la cama, pero finalmente se decidió por esperarle de pie, prefería dejarse guiar por él para colocarse cómodamente.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] La mejor de las suertes (+18)

Mensaje por Kazuna Ryuketzu el Vie Feb 12, 2016 5:19 pm

Los besos que regalaba a la chica… su chica, al menos por esta vez, eran tronadores e intensos. Casi como reflejo de su personalidad masculina y dominante es que sus labios y lengua parecían llevar un ritmo especialmente pasional. Pero su cuerpo y manos no se quedaban atrás. La refugiaban y acariciaban sin detenerse a penas nada. El único instante donde le quitó las manos de encima fue cuando las levantó para que ella le quitara la camiseta. Pudo entonces Aimi ver de nuevo el torso desnudo de su compañero, donde se marcaban todos los fuertes músculos, ahora tensos y agitados por el jugueteo que tenían.

Su cabeza no tenía cabida más que para ella ahora mismo. Tenía los ojos cerrados y solo abrió uno al notar la reacción de la joven por el beso en su cuello. A él le gustaba besar esa parte también, así que se llevarían bien.
Cuando le pidió separarse le costó a ella ponerse de pie. No la dejaba, no iba a soltarla con facilidad. Fue hasta que propuso ir a la cama que asintió, no sin antes corresponder el beso. La siguió.

”Pero que increíble… creo que si voy a morir mañana estará bien, no tendré deudas con la vida…” Fue de la mano con ella y en un momento se la apretó cariñosamente. ”Pero no, no quiero morirme ahora”.
Al llegar la contempló quitarse el short mientras cerraba despacio, la puerta, de haberla. Se quedó de pie contemplándola con cuidado, solo usando los jeans él, ante ese cuerpo tan voluptuoso y delicioso. La vio luego a los ojos, con su rostro serio y algo rojo. Se acercó y la atrajo de nuevo con cierta autoridad, colocando sus manos ahora en las caderas de la chica para seguir besándola. Aun no la llevó directo a la cama que tenían a poca distancia.

Sin interrumpir el beso le tomó una mano y se la hizo colocar en el broche y cierre del pantalón. La miró a los ojos entrecerrados entre beso y beso. Quería que ella lo retirara, quería que lo viera directamente. Podía sentir, aun sobre la mezclilla, cuan listo estaba para ella.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] La mejor de las suertes (+18)

Mensaje por Invitado el Lun Feb 15, 2016 4:57 pm

Finalmente ambos se encontraban en el dormitorio a solas, sin nada que les sirviera de distracción más que el uno al otro. Cuando él cerró la puerta fijó la mirada en su torso desnudo, apreciando sus músculos cincelados.

Estaba algo distraída aún mirando el cuerpo ajeno, pero rápidamente salió de sus pensamientos al notar que la atraía hacia sí. Lo había hecho con algo de brusquedad, pero no le molestaba, es más, le resultaba bastante excitante que se impusiera de aquella manera. De nuevo sus labios se juntaron en un apasionado beso. El juego de sus lenguas era intenso, y apenas se separaban más que para tomar aire y retomar aquellos besos.

Tenía las manos colocadas en sus pectorales cuando sintió el que el chico tomaba una de ellas y la guiaba hasta el cierre de su pantalón. Dirigió la mirada hacia abajo en ese breve instante en el que habían cortado el beso, sonrojándose notablemente. Después le volvió a mirar a los ojos, a pesar de que prefería someterse a las acciones del joven sabía que en ese momento le tocaba a ella tomar el control  y quería proporcionarle todo el placer que le fuera posible. Antes de desabrocharle el pantalón se decidió por pasar la mano por su entrepierna, acariciando y presionando con levedad el relieve que se marcaba a través del pantalón. Repitió aquella acción varias veces y a continuación le desabrochó el pantalón hábilmente, dejándolo caer al suelo. Mientras hacía aquello iba dándole pequeños besos por el cuello y clavículas para no dejar desatendida esa zona.

De vez en cuando le miraba de reojo a los ojos, mordiéndose el labio inferior en una expresión tímida, pero que a su vez resultaba algo provocadora. Después de bajarle el pantalón había centrado sus caricias en su abdomen, notando cómo se contraían sus músculos, pero no tardó en volver a bajar la mano hasta su entrepierna, ahora cubierta únicamente por su ropa interior. Podía sentir el contorno de su miembro a través de la tela, lo que le facilitaba acertar con sus caricias.

Mientras continuaba con aquellos movimiento de su mano comenzó a descender con los besos por su pecho, humedeciéndose los labios de vez en cuando para que lo sintiera mejor. Había llegado hasta su abdomen con aquel recorrido de besos cuando volvió a alzar la mirada hacia el rostro del joven. Buscaba alguna señal, algún gesto por su parte que le indicara si debía continuar bajando o si prefería que parase en ese momento.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] La mejor de las suertes (+18)

Mensaje por Kazuna Ryuketzu el Mar Feb 16, 2016 11:04 am

Las caricias y besos de la chica eran sencillamente perfectas. Así las sentía. Agradables y deliciosas. Correspondían bien a su cuerpo grande y firme. En un momento la atrajo más para apretujarla. Le encantaba como sus curvas eran el complemento perfecto para sus músculos. Era fácil abrasarse, como si fuera natural que ellos dos debieran hacer aquello. Le gustaba demasiado.

Entretenido, besándola y recibiendo besos y caricias, dejó que ella acariciara con su mano femenina aquella parte. Lo que pudo sentir, incluso sobre los jeans, era un miembro duro y listo para salir de aquella prisión. Cuando dejó caer el pantalón pudo ver su forma, que era bastante grande en realidad. Dura, ardiente. Sacó los pies de la prenda que estaba en el suelo y la dejó detrás.


-Mira, tú me pusiste así -susurró mientras le daba sonoros besos y caricias y la dejaba tocar.

Se dejó besar y explorar, siendo estimulado aún más y, para sorpresa, su miembro parecía crecer un poco más. De pronto, viéndola inclinada, frente a él, con su mirada a la vez dulce y sexy dirigida a él, comprendió. ”Joder… ¿de verdad?” No podía creerlo, nadie nunca había hecho eso por él y que esa hermosa y dulce chica estuviera dispuesta… Con su mano le acarició un poco los cabellos rosas y le sonrió. Su cara otrora seria se notaba algo nerviosa y sonrojada por el momento. Casi podía sentir su cuerpo atlético un poco tenso por la expectativa. Suavemente la empujó hacia abajo.

La veía desde toda su altura. La visión de sus grandes ojos, cabello y su cuerpo semioculto por ella misma. Tenía ganas de hacerla pedacitos esa noche.
Le tomó la cabeza con autoridad, dejando que mechones de cabello rosa salieran entre sus dedos. Sin embargo no la lastimaba en absoluto, más parecía una caricia poderosa. Bajó esa mano por la mejilla de Aimi, acariciándola. Era tan grande su palma que abarcaba casi la mitad de su rostro. Pasó su pulgar por sus labios suavemente e introdujo un poco el mismo antes de sacarlo y dejarle hacer libremente.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] La mejor de las suertes (+18)

Mensaje por Invitado el Mar Feb 16, 2016 4:33 pm

A pesar de que no era la primera vez que hacía aquello con un chico, tampoco tenía mucha experiencia y estaba algo nerviosa. Temía que si hacía algún movimiento como no debía no le gustara, o incluso le molestara. Mantuvo la mirada dirigida a su rostro hasta que recibió aquella caricia y vio su sonrisa, algo que logró tranquilizarla un poco. Se dejó guiar por él hacia abajo, terminando por arrodillarse en el suelo. De aquella manera su rostro quedaba convenientemente justo a la altura de la entrepierna del joven.

No había separado las manos de su cuerpo en ningún momento hasta que notó como deslizaba la mano por su rostro y acariciaba sus labios. Colocó una de sus manos sobre la del mayor, y humedeció levemente su pulgar cuando lo pasó entre sus labios, como si estuviera mostrándole un precedente de lo que ocurriría a continuación en otra parte de su cuerpo. Echó una última mirada a los ojos de Kazuna, de nuevo con aquella expresión inocente pero sensual.

Tras ello pasó a concentrarse en lo que iba a hacer, bajando la mirada a su ropa interior. Aquella visión de su miembro cubierto únicamente por la tela del algodón hacía que su pulso se acelerase, cada vez se sentía más excitada. Llevó ambas manos hasta la goma de sus boxers, bajándolos con cuidado del mismo modo que había hecho con los pantalones anteriormente. Observó su erección algo sonrojada, ya que su tamaño era aún mayor después de haberle estimulado con sus caricias.

Finalmente pasó a sujetar la base de su miembro con una mano, apoyando la otra en su pelvis para conseguir una postura cómoda. Sentía el calor que emitía y lo duro que estaba. Quería hacer aquella experiencia lo más sensual y placentera que fuera posible, pero no sabia muy bien cómo hacerlo. Sin embargo su expresión algo inocente en contraste con sus acciones creaban una atmósfera bastante cargada de erotismo que probablemente consiguiera el resultado que ella buscaba.

Volvió a mirarle a los ojos, como para indicarle que iba a comenzar. Después bajó la mirada nuevamente y pasó la lengua con suavidad por todo el largo de su pene, sintiendo como palpitaba este al tiempo que lo lamía. Repitió aquella acción una vez más y se humedeció los labios para pasarlos por el cuerpo de su miembro, dándole pequeños besos. Sus acciones eran lentas, pero estaban muy controladas, se estaba concentrando realmente en darle placer. Iba alternando los besos con pequeñas caricias con su lengua, mirándole de vez en cuando para comprobar que disfrutaba con aquellas acciones.

No mucho después concentró sus acciones en el glande del chico, humedeciéndolo bien con la lengua. Sabía que aquella zona era más sensible que el resto y quería aprovechar aquello para hacerle estremecer. Separó su rostro apenas unos centímetros de la entrepierna del mayor y le miró a los ojos, pero sin dejar de acariciar su falo en ningún momento, presionando levemente con los dedos en algunos de sus movimientos. Se relamió los labios y le dedicó una sonrisa encantadora. Era como si quisiera hacerle impacientar, quería conseguir que deseara aquello aún más.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] La mejor de las suertes (+18)

Mensaje por Kazuna Ryuketzu el Jue Feb 18, 2016 5:07 pm

Las caricias, los besos, las miradas que eran tanto tiernas como sexys lo volvían loco. Esa chica parecía saber que botones presionar en él para prenderlo. Tampoco era la primera vez que hacía aquello pero esta era la primera vez que se sentía tan deseoso. Sus manos intentaban tocarla todo cuanto pudiera, acariciando su piel como si su cuerpo le fascinara y sus ojos, que no quería perder de vista, le hipnotizaban.

No hacía demasiados sonidos, únicamente algunos quejidos con voz profunda. Miró a la chica en cuclillas y se sonrojó aún más por la imagen de su angelical rostro degustando su miembro. Su cara podría haberse interpretado molesta por su expresión, pero sus ojos mostraban el deseo que ahora mismo lo invadía.
Pasó saliva pesadamente y, al sentir que lamía y estimulaba su glande, hizo la cabeza hacia atrás, con sus músculos ahora tensos. Volvió a mirarla pero ahora con un ojo cerrado por resistir el gusto.


-Malvada -susurró de manera entrecortada al ver cómo le daba largas, pero le encantaba- vas a pagar por eso, ¿sabes?

Sonaba más divertido que otra cosa e incluso rio ligeramente mientras acariciaba su cabellera rosa. Se inclinó hacia ella, solo un poco pues su tamaño y el largo de sus brazos le ayudaban. Le desprendió el sostén de un movimiento y lo retiró, arrojándolo a un lado. No la dejó ponerse de pie, solo la miró un poco en lo que recobraba algo el aliento.

-Sigue con tus besos -sonaba tranquilo y casi cariñoso, pero su voz estaba impregnada de un tono de autoridad, que contrastaba con la caricia a su cabello- usa tus pechos, ¿quieres?

Independientemente de su respuesta acarició su mejilla con los nudillos. Quería grabarse esa imagen para siempre si era posible.

Lo cierto es que estaba encantado con ella. No solo era lo perfecto de esa situación tan sexual, ella realmente le estaba comenzando a fascinar. Parecía que sus cuerpos embonaran perfectamente y todas y cada una de sus miradas y acciones lo embelesaban, aun cuando no sabía que fuera posible.
Le tomó una mano y le hizo acariciar primero los músculos de su abdomen, duros, para luego tocar su miembro que parecía a punto de explotar de tan caliente e hinchado. Su mirada y su sonrisa ligera querían dejarle claro que eso era algo que ella había provocado.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] La mejor de las suertes (+18)

Mensaje por Invitado el Vie Feb 19, 2016 6:05 pm

Mantenía su atención centrada en complacer al chico, fijándose de vez en cuando en su rostro para comprobar que lo estuviera disfrutando. La expresión placentera que mostrana se lo confirmaba, lo que hacía que pusiera más ganas en sus caricias y besos.Le gustaba ver aquellas expresiones mientras sentía las caricias que él le daba.

Cuando hizo ese comentario de que pagaría por ello río por lo bajo, sonriendo después de manera juguetona. -¿De verdad? -Le contestó con picardía, queriendo seguirle el juego- Espero que mantengas tu palabra, ¿hm?- Quería provocarle, en parte sentía curiosidad sobre cómo se la devolvería. Por lo general no solía ser tan traviesa, pero había decidido picarle, quería que después le demostrase lo que podía hacer.

Se dejó quitar el sujetador dócilmente, el joven parecía muy hábil para deshacerse de él. Una vez sus pechos quedaron al descubierto se sonrojó un poco, volviendo a su expresión tímida y mirándole a los ojos. Todas las inseguridades que la invadían en aquel momento se desvanecieron al ver su rostro, con una sonrisa apenas perceptible pero que ahí estaba. Las caricias del chico también ayudaban, la hacían sentir que cuidaba de ella.

Siguió estimulando su miembro con la lengua y labios hasta que escuchó su petición de que usara sus pechos. Pensó durante un par de segundos cómo hacerlo, y llegó a la conclusión de que definitivamente esa no era la postura más cómoda para ninguno de los dos. Con cuidado, pero con algo de fuerza para poder hacer que se moviera, le empujó hasta la cama, haciéndole sentar en el borde de la misma. Se desplazó gateando hasta él y se apoyó en su regazo mirándole de nuevo. Le encantaba cruzar miradas con él, era como si tuvieran algún tipo de conexión profunda, como si se conocieran de toda la vida. Se estiró un poco y le robó un pequeño beso de sus labios antes de volver a descender rápidamente por su cuerpo con los besos.

Nunca antes había utilizado sus pechos de aquella manera, por lo que no estaba muy segura de si lo haría bien y estaba un poco nerviosa. Colocó sus senos en el regazo de Kazuna, y se inclinó de manera que estos rodearan su miembro. Podía notar lo duro que estaba, sentir su calor y sus pulsaciones, y eso le excitaba bastante. Poco a poco notaba como sus braguitas se iban humedeciendo por todo lo que estaba ocurriendo. Sujetó sus pechos con las manos y los utilizó para masturbarle, moviéndolos a una velocidad moderada para estimularle sin que fuera demasiado. De vez en cuando le miraba para cerciorarse de que le estuviera gustando. Cuando la punta de su miembro asomaba entre sus pechos,aprovechaba esos segundos para ralentizar el movimiento y acariciar su glande con la lengua. Así combinaba el uso de sus pechos y su boca, pudiendo estimularle por doble partida.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] La mejor de las suertes (+18)

Mensaje por Kazuna Ryuketzu el Mar Feb 23, 2016 1:00 am

Así como a ella le reconfortaba ver su rostro para comprobar que lo satisfacía, a él lo hipnotizaba con ternura tanto como deseo. Si bien hacer aquello era bastante íntimo sentía que ver los ojos de aquella chica casi directamente, mientras su cuerpo reaccionaba a su cercanía, le hacía sentir un extraño pero agradable mareo. Como si el solo contemplar sus ojos hiciera de todo algo mucho más correcto y agradable. En medio del deseo incluso alargó la mano para acariciarle la mejilla con su mano grande y áspera.

Sonrió ante su reto. Era una juguetona, y eso le gustaba. ”¿De verdad aguantaras? No quisiera que lloraras…” Normalmente lo pensaría como burla pero ahora era verdad: no quería que ella llorara y no sabía explicar por qué. Algo que muy pocos sabían es que el cariño lo debilitaba bastante. Si se lo daban lo desarmaban de forma rápida y fácil. Que decir que aquella tierna chica ahora mismo tenía en la palma de su mano a ese joven tan varonil.

Se acomodó sentándose en la cama con su ayuda, apoyando las manos un poco más atrás de su propia espalda como para darse mejor apoyo. Su piel ya algo sudada se erizó un poco ante la visión de ella gateando, sacándole una sonrisa ligera en su rostro serio. Entonces pasó algo curioso. Cuando ella se acercó para tomar un beso no solo fue correspondida sino retenida. Entrecerró sus ojos y pegó su frente a la de ella, sintiendo su calidez. Le rodeó los hombros con sus brazos, frotando un poco su nariz y mejillas con las de ella. Era un cariño que recordaría a como lo haría algún animalillo, pero en él era casi un gesto amoroso, acurrucándola un poco. Sonrió ligeramente, dejándole un par de sonoros beso en la cara antes de retomar su posición y dejarla hacer.


-Umm… -cerró un ojo ligeramente mientras sentía eso- es delicioso, siento que me atrapas del todo…

Si, su miembro era muy grande y alcanzó el máximo cuando lo aprisionaron sus pechos, pero aun así estos eran tan grandes que podían cubrirlo todo. El sabor que Aimi degustaba constantemente era salado por el líquido pre seminal que ahora tendría por todas partes seguramente. De pronto se agitó un poco. Tenían varios minutos así y era tan nuevo que no creía que soportaría demasiado tiempo antes venirse por primera vez. Quería terminar en demasiados lados pero ahora mismo ganó el chico bueno que también era parte de él.

-H, hey… ufff… ya pronto… -la miró a los ojos mientras alargó una de sus manos para apretar uno de sus pechos entre sus dedos.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] La mejor de las suertes (+18)

Mensaje por Invitado el Miér Feb 24, 2016 4:16 pm

No pudo evitar sonreír levemente cuando notó que la retenía, le gustaba que hiciera aquello, le causaba más confianza y cercanía mediante aquellos gestos y caricias. De la misma manera, ella acarició su cuerpo con suavidad, queriendo corresponderle a sus acciones. Acarició su pelo y nuca con cariño, devolviéndole todos los besos antes de colocarse.

A pesar de ser la primera vez que hacía aquello, gracias al tamaño del miembro del chico y al de sus propios pechos no le resultó en absoluto difícil o incómodo. Iba acelerando el ritmo de su movimiento poco a poco, acompañándolo con caricias con su lengua. De vez en cuando presionaba un poco sus pechos, haciendo que su miembro quedara más aprisionado.

No tardó en darse cuenta de que él no iba a aguantar mucho más. Sentía su miembro hinchado palpitar contra su piel, y había sentido cómo su líquido preseminal empezaba a salir. Aprovechó aquellos fluidos a modo de lubricante, humedeciendo tanto sus pechos como el miembro del mayor para hacer el movimiento más rápido.

Sonrió al escuchar sus palabras y al notar el leve apretón de una de sus manos. Se inclinó un poco y le tomó la otra mano, guiándola hasta su otro pecho, haciendo que tuviera un contacto total con su busto. Se acercó a su oído y le susurró en un tono dulce, pero sensual a la vez. -Puedes acabar donde quieras… - le indicó para que se viniese en la parte que prefiriese de su cuerpo, ya que pensaba que aquello podría excitarle..Tal vez fuera la agiitación del momento, pero estar de aquella manera con Kazuna hacía que quisiera provocarle, tentarle a que aquellas acciones avanzaran. Quería que finalmente él tomase el control y explorase su cuerpo, quería sentirle de todas las maneras posibles.

Sin embargo, por el momento era a ella a quien le tocaba hacerlo, y no le disgustaba en absoluto, más bien al contrario. Mientras con sus manos continuaba masturbándole, iba dejando pequeños y húmedos besos por su cuello y torso. De vez en cuando incluso le mordía con suavidad, queriendo jugar con él. No quería dejar de estimularle en ningún momento, sabía que cuando no pudiese aguantar más probablemente la hiciera colocarse para acabar donde prefiriese.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] La mejor de las suertes (+18)

Mensaje por Kazuna Ryuketzu el Vie Feb 26, 2016 9:58 am

Nunca había estado tan excitado en su vida, estaba seguro. Le costaba concentrarse bien en cada aspecto de esa situación ya que Aimi acaparaba su mente y le nublaba los sentidos. Era como si quisiera volverlo loco y estuviera teniendo éxito. Por momentos cerraba los ojos y apretaba los dientes para resistir no terminar de inmediato. Normalmente soportaba muy bien, de hecho, de no ser así ya habría terminado hacía un rato, pero la sensación de sus voluptuosos pechos presionándole, el calor de su cuerpo, su mirada y vos tentándolo, era difícil de resistir.

-Ah… rayos -dijo con un ojo cerrado, apretando los dientes con fuerza como si fuera un animal.

No se lo tuvo que pedir dos veces. Sus manos la recorrieron con pasión y algo de desesperación. La sintió acercarse a su oído y abrió los ojos lentamente. Era una malvada, quería desesperarlo, sin duda. Pero si se creía muy lista se iba a encontrar con que él no era ningún chiquillo al que podía torturar así y salir impune. Bien, si le gustaba que se pusiera malvada, pero pagaría por todo.

Sobreponiéndose, la tomó de los hombros y en un momento la colocó sobre la cama, rápido. Gracias a su enorme fuerza física podía hacerlo como si ella no pesara en absoluto para él. Le sacó la ropa interior en un movimiento, casi como si quisiera romperla, arrojando la prenda a un lado. Se colocó encima, con las rodillas apoyadas a los lados de ella y comenzó a amasar sus pechos con una de sus manos. Le sería fácil abarcar ambos con sus manos tan grandes y llenas de venas marcadas, pero el tamaño de estos se lo dificultaba.


-Te crees muy lista, ¿no? -decía retador, pero con una sonrisa en su rostro- quiero todo de ti y lo voy a tomar.

Se refería a que no escogería un sitio fácilmente, no era tan sencillo porque toda ella le volvía loco. Con su otra mano tomó su miembro que parecía a punto de explotar y lo apuntó a ella. Se vino encima, dirigiendo la mayoría a sus pechos y algo a la mitad de su rostro, manchándole la barbilla y algo la boca al tiempo que él soltaba un lento y profundo suspiro de satisfacción, alivio. Se tiró a un lado de ella, respirando agitado y sonriendo, recuperándose. Su ancho pecho subía y bajaba.

-Nunca había sido tan genial…

Volteó a mirarla algo manchada. Buscó unos pañuelos cercanos, girándose para limpiarla un poco, con cuidado, como si quisiera cuidarla un poco, a pesar de que su rostro era serio, casi enojado como siempre, además de un poco rojo. Ella podría ver ahora su cuerpo, lleno de músculos, completamente sudado y tenso como si acabara de hacer ejercicios. Luego la besó un poco y sonrió… y volvió a ponerse rudo.
La tomó de las caderas y la hizo girarse para dejarla boca abajo. La manejaba como una muñeca en esos momentos, contrastando con los cuidados que le dio antes. Sus manos le tomaron las caderas con firmeza y la hicieron levantar estas, con fuerza, casi como si fuera una orden, dejándole los hombros aun en el colchón. Comenzó a besar lentamente su trasero un poco, recorriendo todo esa área.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] La mejor de las suertes (+18)

Mensaje por Invitado el Miér Mar 02, 2016 9:23 am

Continuó durante un rato con aquellas acciones, hasta que se vio empujada por el joven para colocarla sobre la cama, como si no le costara nada levantarla. Apenas intentó acomodarse, pues nada más estuvo sobre la cama el chico le quitó la ropa interior. Había sido un movimiento brusco y repentino por su parte, y Aimi no esperaba encontrarse expuesta por completo tan rápidamente, lo que hizo que juntara las piernas tímidamente, algo sonrojada.

Sin embargo se olvidó de aquello con facilidad al verle colocado encima de su cuerpo, jugando con sus pechos de aquella manera. Las palabras que le dijo a continuación consiguieron sacarle una pequeña sonrisa. Le gustaba que respondiera a sus provocaciones de aquella manera, aunque en cierto modo le intrigaba a que se refería.

Lo pudo comprobar pocos segundos después, cuando el joven terminó viniéndose sobre su cuerpo, manchando sus pechos y parte de su rostro con aquel líquido espeso. Cerró los ojos al notarlo, pues no sabía hasta qué altura de su rostro llegaría, pero al sentir que se quitaba de encima de ella y se colocaba a su lado los abrió de nuevo, sonriendo para sí. Le miró de reojo y se pasó la lengua por los labios, recogiendo de esta manera los fluidos que los habían manchado. Le guiñó un ojo de forma traviesa y se giró hacia él mientras se dejaba limpiar los restos que quedaban en su cuerpo.

Pasó las manos por su torso, acariciándolo nuevamente y notando el ritmo de respiración del chico. Le correspondió a aquel beso con suavidad, sonriendo. Pensaba que Kazuna descansaría algo y se quedarían así durante unos minutos, pero inesperadamente notó como la alzaba por las caderas con brusquedad. Le gustaba que fuera así, quería que la dominase por completo.

Giró el rostro un poco, echándose el pelo hacia un lado para poder apreciar sus acciones y que este no le molestara. Cuando sintió que le hacía alzar las caderas más aún, se apoyó sobre los codos para acomodarse a la postura, quedando apoyada así sobre estos y sobre sus rodillas flexionadas. Al sentir sus besos un pequeño escalofrío le recorrió la espalda, haciendo que dejara escapar un leve suspiro, quería que aquello continuase y descubrir de lo que era capaz.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] La mejor de las suertes (+18)

Mensaje por Kazuna Ryuketzu el Sáb Mar 05, 2016 12:29 am

Muchas cosas buenas había traído la lluvia de ese día. Primero se habían conocido, y segundo había hecho del tiempo juntos mucho más agradable. Tanto el que pasaron cocinando como ahora en la intimidad. La habitación resultaba fresca, lo que era un alivio porque su cuerpo estaba que hervía de calor. Era todo culpa de ella, y le encantaba pensar así.

Se demoró besando su parte trasera, piernas y todo cuanto alcanzaba en esa posición mientras sus manos grandes la acariciaban sin cesar. Recorría su espalda, hombros, brazos e incluso jalaba un poco algo de su cabello. Se incorporó un poco para besar su espalda con tronadores y húmedos besos mientras sus manos apretaban un poco más sus pechos, jugando con los pezones un poco usando sus dedos. Sus caricias eran intensas y sus manos duras parecían ejercer control sobre ella.


-Ven aquí -dijo al mismo tiempo que tiraba de ella hacia atrás, tomándola de los hombros.

Ambos quedaron de rodillas en la cama. Se aseguró de que la espalda de la pelirosa se amoldara bien a su ancho y duro pecho. La retuvo contra él mientras besaba su cuello. Su brazo izquierdo la sostenía, abrazándola el tronco y los brazos de ella de forma que pudiera moverse poco, como si temieran que escapara. Por momentos movía esa mano para acariciar sus pechos. Con la derecha acariciaba sus piernas.


-Eres embriagadora -dijo con un tono tenso. Ella podría sentir claramente como volvía a estar totalmente duro en tan poco tiempo, presionando su miembro contra su trasero por la posición- abre…

Susurró lo último justo después de que su mano derecha se deslizó de sus piernas a buscar el lugar donde se unían. Quería explorarla con su mano, conocerla por el tacto, usar sus fuertes dedos para descubrirla. No le costaría encontrar el botoncito erótico para comenzar a estimularlo con habilidad.
Entre tanto se hallaba mejilla contra mejilla con ella, escuchando su agitada respiración mientras buscaba escuchar un suave gemido suyo.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] La mejor de las suertes (+18)

Mensaje por Invitado el Miér Mar 09, 2016 4:02 pm

Aunque no había esperado que acabaran así, el desarrollo de la noche estaba yendo de maravilla. Aquella experiencia sería algo totalmente novedoso para ella, lo que hacía que le resultara aún más excitante.Dócilmente se dejaba acariciar por el chico, sintiendo sus manos por todo su cuerpo y deleitándose con su tacto. Sus caricias eran algo bruscas, pero no era desagradable, podía notar sus fuertes manos en cada momento y aquello le gustaba.

De nuevo se dejó guiar por el joven y quedó sobre el colchón de rodillas como le indicaba con sus movimientos. Se apoyó contra él e inmediatamente notó su miembro erecto contra su espalda, lo que hizo que se sonrojara un poco. ”Ah, ya se ha recuperado….”. Rápidamente salió de aquellos pensamientos al notar los besos que le daba en el cuello y hacían que pequeños escalofríos recorrieran su espalda.

Le gustaba que le susurrara con su voz grave tan cerca, era reconfortante. Cuando le indicó que separase las piernas le obedeció enseguida y se acomodó haciendo lo que le decía. Parecía muy confiado con lo que iba a hacer, pero ella prefirió guiarle, tomando su mano y haciendo que la deslizara entre sus piernas hasta que notara lo húmeda que estaba ya. Únicamente hacía aquello para que pudiera lubricar sus movimientos con sus fluidos y que fuera más fácil para él y placentero para ella.

Poco después apartó la mano y se apoyó en la cama, agarrando las sábanas y dejándole hacer libremente. Los movimientos de Kazuna eran acertados y no había tardado en encontrar aquel punto tan sensible de su cuerpo. Cerró un poco las piernas ante el primer contacto con aquella zona, como acto reflejo al sentir un pequeño espasmo de placer. Sin embargo se relajó rápidamente y volvió a separar las piernas, más ampliamente que antes para dejarle espacio y libertad en sus caricias.

Cerró los ojos para disfrutar plenamente de sus acciones, dejando escapar un leve gemido de vez en cuando. Su respiración era más acelerada de lo normal lo que provocaba que también dejara escapar algunos jadeos. -Mnh...m-más...- murmuró entre aquellos gimoteos, impaciéntandose y queriendo sentir más de aquello.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] La mejor de las suertes (+18)

Mensaje por Kazuna Ryuketzu el Mar Mar 15, 2016 12:13 am

Quizás resultaba increíble, pero explorarla así resultaba muy fácil. Acomodar su cuerpo con el de aquella chica parecía casi natural, como si embonaran a la perfección. No lo notó en ese momento, estaba demasiado distraído ahora como para pensarlo, pero seguro aquello rondaría su cabeza más tarde. Era como si sus cuerpos estuvieran hechos el uno para el otro.

Debido a la cercanía seguramente podría escuchar su respiración acelerada contra ella pues estaban mejilla con mejilla. La abrazaba casi de forma posesiva mientras la recorría con una mano y con la otra seguía dándole placer. Su cuerpo le fascinaba y no paraba de acariciarlo. Besó su mejilla dos veces de forma sonora y lenta. Sonrió un poco.


-¿Más? ¿Qué tanto? -acompañó sus palabras de un repentino apretón contra él.

No esperaba una respuesta en realidad. Al momento sus labios se dirigieron al oído, abriéndose paso entre los cabellos rosa de su adorable compañera. Había detenido sus manos por completo, solo dejando moverse su dedo medio contra ese punto que la hacía estremecer tanto. Cuando le susurró directamente, su tono, aunque bajo, resultó bastante claro y firme, como si se tratara de una orden.


-Acomódate. Yo quiero todo.

La fue soltando, dejándola caer en la cama. Estaba Agitadísimo. El sudor le resbalaba por los músculos de su cuerpo. Su pecho subía y bajaba sin cesar. Su miembro estaba erecto y listo, quizás como no lo había estado la vez anterior, bien dispuesto a tomar todo de ella ahora.
Quería dejar claro lo que pretendía. La estiró un poco sobre la cama, boca arriba. Adoraba los besos y quería más. Sus grandes manos volvieron a tomar sus pechos mientras acercaba su cuerpo más y más, haciendo que sus caderas dejaran clara la necesidad de ambos de hacerse uno solo. ¿Estaba lista? La besó un poco, con cierta suavidad mientras se preparaba.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] La mejor de las suertes (+18)

Mensaje por Invitado el Sáb Abr 02, 2016 6:52 am

Disfrutaba de sus caricias y sus gestos sin preocuparse por nada más, había dejado la mente en blanco para poder deleitarse por completo con sus atenciones. El joven era habilidoso con sus manos y ella lo podía notar en cada uno de sus movimientos. Según había ido avanzando la noche, cada vez se sentía más atraída por él, y en ese momento deseaba sentirle lo más cerca de sí que pudiera.

Suaves jadeos y suspiros se escapaban de entre sus labios inevitablemente, mientras se agarraba a las sábanas como resultado del placer que estaba sintiendo. Al escuchar aquellas palabras, obedeció de inmediato, sin dudarlo ni un solo momento.

Se acomodó en la cama boca arriba como él le indicaba, algo sonrojada al verse tan expuesta e indefensa en aquella posición. Antes de que se colocara, volvió a recorrer el cuerpo ajeno con la mirada para apreciar su torso musculado. Finalmente, él se movió quedando sobre ella, acariciando sus pechos. Aimi rodeó su cuello con los brazos para acomodar la posición de sus brazos y separó las piernas tímidamente para que pudiera colocarse entre ellas.

Una vez más sus cuerpos encajaban a la perfección, como si estuvieran hechos el uno para el otro.  La erección del mayor rozaba su entrepierna, haciéndola estremecer de nuevo. Estaba totalmente húmeda, lubricada y con ganas de sentirle, y por las señales que le mandaba podía entender que él también estaba preparado. Antes de que la besara, le miro a los ojos, aun con el rostro algo ruborizado, y le dedicó una pequeña sonrisa, asintiendo levemente con la cabeza para indicarle que ella también estaba lista. No hizo falta que dijera nada, parecía que él había captado el mensaje, y si así era sabría qué debía hacer a continuación. Correspondió a aquel beso suave pero profundamente, esperando que se hiciera dueño de su cuerpo y finalmente se unieran de aquella manera.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] La mejor de las suertes (+18)

Mensaje por Kazuna Ryuketzu el Jue Abr 07, 2016 8:37 am

”Diablos… Q, que genial…” Se repetía las mismas cosas en su cabeza que estaba algo confundida. Era mejor, no necesitaba a esa entrometida ahora, solo escuchaba a su corazón y este le decía que eso era lo correcto. Le encantaba ella y lo mareaba como nadie había logrado. Eso había comenzado a ocurrir solo con sus miradas y ahora con sus besos y caricias lo estaba volviendo loco de gusto.

Sentir sus brazos alrededor hizo que su piel se pusiera de gallina. Aun así no dejó de besarla, enredándose con ella en un beso profundo y apasionado mientras se acomodaba en medio de sus piernas. No pudo esperar demasiado y no le importó ninguna consecuencia ahora. Se acomodó y comenzó a deslizarse dentro de ella, poco a poco mientras la retenía en sus brazos, rodeándola contra su cuerpo.


-Ah… -suspiró un poco, apenas audible, de puro gusto, directamente contra sus labios, cerrando los ojos un poco.

Su miembro estaba endurecido de nuevo e incluso pareció crecer un poco más conforme entraba, de puro placer. No podía recordar un momento en que estuviera tan ansioso. Ella lo excitaba como nadie.
Parecía que no terminaría de entrar, no solo por su tamaño, sino por lo lento. Quería disfrutarlo por completo. Tenía que detenerse por momentos para soportarlo y acostumbrarse, dejando que su adorada compañera se acoplara mejor a su cuerpo mientras buscaba suaves besos.

La observó un momento a los ojos como preguntando si todo estaba bien. No pudo esperar demasiado y comenzó a moverse, lentamente al principio, antes de aumentar el ritmo. Se tomó un instante para mirar su rostro angelical, en medio de esa excitación, antes de volver a buscar su boca. Quería comérsela. Su mano derecha la recorría sin cesar mientras la izquierda tomó la mano de ella entrelazando sus dedos. Adoraba sentirla todo lo posible.

El colchón soportaba el movimiento de su cuerpo contra ella, agitándose entre las sabanas, mientras su ancho pecho aplastaba un poco los de ella. Poco a poco aumentó el ritmo del vaivén de su cadera. Ponía todo su empeño en ese disfrute.


-Jum… -se relamió- me vuelves loco…

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] La mejor de las suertes (+18)

Mensaje por Invitado el Mar Mayo 03, 2016 9:39 am

Sus cuerpos estaban completamente pegados, en total contacto el uno con el otro. O al menos Aimi pensaba aquello hasta que sintió como el chico se deslizaba en su interior. Estaba algo nerviosa, pero al ver el cuidado y la lentitud con la que el joven introducía su miembro en su interior consiguió que se relajase casi por completo. La única preocupación que permanecía rondando su mente era si entraría por completo.

Anteriormente ya había comprobado que el tamaño de su miembro era bastante grande, y según la penetraba podía sentirlo crecer, cada vez más rígido e hinchado. Notaba como por su tamaño le estaba costando algo entrar por completo, pero gracias a la suavidad con la que lo hacía finalmente pudo hacerlo, provocando varios suspiros de placer en la joven por la presión que hacía contra las paredes de su interior.

Le miró directamente a los ojos, con los suyos algo entrecerrados. Su rostro estaba bastante sonrojado, pero una tímida sonrisa se dibujaba en sus labios. Aquella sensación era genial, placentera y muy agradable. Cuando empezó a moverse se estremeció levemente, ya que aunque no había sido con mucha intensidad, la había pillado por sorpresa. Pequeños jadeos se escapaban de sus labios, quería sentirle más y más.
Sujetó su mano firmemente y cuando sus labios volvieron a juntarse le correspondió con ganas, intensamente, enredando sus lenguas en un húmedo beso. Le encantaba aquello, estaba todo lo cerca de él que podía, aunque deseara aún más. El movimiento de las caderas del chico la estaba haciendo estremecer a cada segundo, haciendo que se impacientara. Trató de contestar a aquellas palabras, pero cuando abrió la boca para hacerlo lo único que salió de sus labios fue un leve gemido de placer.

De nuevo fijó la mirada en los ojos del joven, al tiempo que rodeaba su cintura con las piernas, haciendo que sus cuerpos se pegaran aún más si eso era posible. Sus embestidas aunque fueran suaves la llenaban de placer y necesitaba sentir más de aquella embriagadora sensación.

-Mh...M-más… - fue lo único que acertó a decir entre aquellos suaves gemidos que se le escapaban de entre los labios.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] La mejor de las suertes (+18)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.