Sunflower
LINKS RÁPIDOS
GUÍA DE INICIOHISTORIA DE SUNFLOWERREGLAMENTOGRUPO DE FACEBOOK¿BUSCAS AFILIARTE?

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ÚLTIMOS TEMAS

STAFF
KANON INOUE
MP | Perfil
Katsuki Bakugō
MP | Perfil
Deku Midoriya
MP | Perfil
Shōto Todoroki
MP | Perfil
AYLEN DWEIST
MP | Perfil
- En hiatus -

AFILIADOS

Hermanos
Élite
Bad Apple! Codes
Crear foro
Crear foro
Project Fear.less
Loving Pets
Devil Within +18
Lacim Tenebris
Boku no Hero ROL
CRÉDITOS
Skin “Shine!” creado por Runa XIII e inspirado en la colección de tablillas de NympheaKeep it simple”. Un agradecimiento especial para Nymphea por su consentimiento. Un agradecimiento especial a la Asistencia de Foroactivo y los tutoriales de Savage Themes y The Captain Knows Best.

Todos los derechos son reservados. Las imágenes y el contenido alojados en este foro pertenecen a: DeviantArt, Zerochan, Pixiv y a Pinterest y se le acredita a sus respectivos autores.

No está permitido el uso de algún contenido propio de este foro sin permiso alguno. Se original, no copies.

Ésta ambientación está basada en el anime/manga de "Boku No Hero Academia" más se recalca la palabra "Basada" ya que nos reservamos el derecho a considerar qué cosas tomar del mismo como parte de nuestra ambientación, en pos del bienestar del balance del mundo, siempre para conservar un rol tranquilo y disfrutable sin injusticias innecesarias.


[Privado] El rey de los juegos

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Privado] El rey de los juegos

Mensaje por Kazuna Ryuketzu el Jue Ene 07, 2016 10:56 am

Bien, la verdad es que no era una persona de ir a bares, en realidad no le gustaba mucho la bebida porque era amarga. Su más grande secreto es que disfrutaba las cosas dulces: helados, muffins, dulces. Todo lo que disfruta una chica. Eso, por supuesto, pocas veces lo mostraba, solo con personas de confianza y siempre tenía que amenazar a quien quería burlarse. Pero bien, hoy quería hacer una excepción y entró en ese bar. No quería alcohol pero si relajarse y pasarla bien.

-Ah, pero que agradable -dijo al sentarse sobre uno de esos pufs, con las piernas sobre una mesita y las manos detrás de la cabeza.

-Buen día, bienvenido, ¿Qué le servimos?

Sonrió de manera tonta, la mesera era bonita y las chicas bonitas lo ponían un poco nervioso. Revisó la billetera y vio que tenía suficiente para una bebida. Tenía ganas de una malteada con galleta y mucha espuma, pero al voltear se dio cuenta de que había tipos duros ahí. ”Diablos, si esos tipos se burlan tendré que patearlos… mmm, quizás sea divertido…” Miró a la mesera, que sonrió amablemente esperando se decida. ”pfff seguro terminará odiándome, además, no tengo para pagar todo lo que les rompería encima.”


-Una soda grande y bien fría

-Enseguida

La mesera se marchó y se quedó esperando. La música era agradable y la estaba pasando bien. Volteó a una mesa donde algunos jugaban a las barajas. Sonrió un poco y se pies de pie de un brinco acercándose a los jugadores. En un movimiento se colocó en medio de algunos con los brazos por los hombros de estos como si fueran viejos amigos, sonriendo con bastante confianza. De inmediato los tipos le miraron.


-Hola a todos, veo que les gusta jugar, ¿Qué tal si apostamos un poco?

Los sujetos lo dejaron y al instante tenía toda la mesa controlada. Sonreía mientras barajeaba. No había ganado gran cosa, es decir, no apostaron mucho, pero por todo tenía para pagarse su bebida y la cena de un par de noches. Pero claro, ahora mismo estaba confiadísimo.

-¡Vamos, ¿Quién más quiere apostar un poco?! Podemos jugar a lo que quieran

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El rey de los juegos

Mensaje por Aylen Dweist el Jue Ene 07, 2016 2:06 pm

Hacia mucho tiempo que no volvía a aquel bar, desde que llegué en mi primer día a esta isla. Todavía me acuerdo con algunos parches, de todo cuanto pasó... que asco de tren... me amarga tanto de pensarlo como la cerveza que me tomé aquella noche, con la diferencia de que la cerveza al menos estaba buena y refrescante. Es un día en el que me apetece reconfortarme y subirme el animo. No entiendo el por qué, pero este sitio me trae bastante paz. ¿Será por qué ver a tanta gente desgraciada con pinta peligrosa me subirá el animo? Ñeh... no lo creo, pero fue donde hice me guste o no, mi primera amistad. A lo mejor conozco otra o... ¿Quién sabe? tampoco es que me vaya a preocupar ahora demasiado por ello.

Entro en aquel lugar oscuro, aun habiendo la más mínima chispa de luz, seguía pareciendo un antro oscuro ¡Me encanta! Me acerco a la barra y le pido a la camarera una cerveza fresquita con su tapa. Me la sirve al instante y esta se marcha a servir un refresco a una mesa de mucho bullicio. Parece que hay una reunión de jugadores de cartas, destaca sobre todo por los ánimos del vencedor y la resignación de los perdedores. Cojo mi cerveza fresquita con una mano, la tapa con la otra y me acerco a la mesa de juego. Buff... que patético... sigo sin entender como pierden algunos a estos juegos de azar tan sencillos. A no ser que te toque un verdadero contrincante con una cara inexpresiva es fácil saber cuando apostar y cuando retirarse. Por no hablar que se ven algunas cartas marcadas. Me da a mi que esas cartas no son precisamente nuevas con lo desconchadas que están. Me da a mi que más que una reunión esto es un timo de novatos.

Me quedo observando durante un rato las cartas, hasta que un muchacho joven resalta sobre la mesa, buscando más apuestas. Tras el ojo que le llevo echando a las cartas desde hace un rato, me animo a sacar mi cartera. - ¿Os importa si me uno? La gran mayoría de los que están allí sentados, si no me echaron una mala mirada, me echaron una risa burlona, creyéndose que solo soy una chica que no sabe donde se mete. Uuuuuhh... que equivocados, la de partidas de cartas que he echado con mis amigos... a veces parece una costumbre jugar a las cartas cada tarde que nos reunimos. Bueno, no solo a las cartas, la verdad es que nos entreteníamos con cualquier tipo de juego de mesa. Todos teníamos nuestros trucos para salir ganando y en mi caso, no soy la que peor parada salía.

Tras un rato de miradas indecisas, abren un hueco en el círculo. Cojo una silla de la mesa de al lado y me siento junto al chico de las apuestas. Coloco mi tapa a un lado pequeño de la mesa, en un hueco libre que queda entre monedas y bebidas. No soy desconfiada, pero sabiendo diferenciar mi tapa, me guardo mi cerveza bajo mis pies. Prefiero no perder de vista lo único fresquito que me he pedido en este sitio y que me alegra de una manera diferente la vida. Saco unas pocas monedas y billetes de mi cartera, de la paga de este mes que llevo trabajando en la tienda. Siendo precavida, priorizo sacar también mi cajetilla de tabaco, por si aprieta la necesidad. Se puede decir que voy preparada a todos sitios y me gusta tener mi orden en ello. Dejo barajar al chaval y termino cogiendo mis cartas de encima de la mesa.


¡Te den!:

Take a Photo!:

avatar
Colegio Arte
Universidad


Pan


Edad : 24


http://sunflower.foroactivo.mx/t435-ficha-aylen-dweist-id#1933
http://sunflower.foroactivo.mx/t600-relaciones-actual-vida-islena-de-aylen-dweist
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El rey de los juegos

Mensaje por Kazuna Ryuketzu el Vie Ene 08, 2016 9:46 am

No se dio cuenta de la llegada de aquella chica pues estaba bien entretenido ganando en las apuestas. ”Dinero fácil, ¡ya era hora de tener algo de suerte!” Sonreía bastante, apretando los parpados y enseñando los dientes mientras jalaba su ganancia hacia él: fichas y monedas y algunos billetes también. Nada mal, se conseguiría algo delicioso de comer y beber esa noche, quizás incluso para un desayudo exquisito o más.

<<¿Os importa si me uno?>>

Volteó junto con los demás a mirar a la dueña de esa voz. Se quedó observándola un segundo: chica pelo pintado y facha de rebelde. Sonrió de nuevo mostrando la dentadura. Le caía bien su apariencia, se notaba ruda y con esa imagen de individualidad e independencia. ”Pero eso no te servirá de nada para ganar, no me viene nada mal algo extra de dinerillo”. Rio un poco junto con los demás pero claro que le hizo espacio junto a él.

Apoyando ambos codos en la mesa, con los brazos cruzados, se quedó mirando a la joven recién llegada un momento hasta que ella hiciera lo mismo. Sonrió con bastante confianza en sí mismo y los ojos brillantes. Era un mensaje que esperaba entendiera, pero por si las moscas se lo dijo directamente al instante.


-Creo que me caerás bien, pero aun así voy a patearte ¬-comenzó a barajear. Aún quedaban otros dos tipos jugando tras haberse retirado los que perdieron mucho más- no es nada personal, pero quiero cenar filete y creo que tienes mi dinero en tu cartera.

Los otros tipos se rieron con su mal chiste mientras repartía las barajas. Se concentró en su jugada y ver a los otros. ”Creo que ese tipo tiene algo… me pregunto qué tal está la mano de la peliazul.” No era tan bueno en predecir cosas mediante las miradas, más si se lo estaba pasando bien como ahora, pero un poco sabía y tenía confianza en su mano que era muy buena. Decidió apostar.

-¡Voy! -los otros dos jugadores no apostaron en esa mano así que dependía de lo que su nueva amiga decidiera- si quieres retirarte ahora está bien, pero me dejarás un poco de eso.

Señaló la tapa que había colocado sobre la mesa. Comía mucho y siempre tenía antojo de algo más. Incluso acercó sus dedos con movimientos lentos pero hábiles a fin de tomar un poco. ”Quizás me retire tras un par de manos, no quiero dejarlos sin el dinero del autobús”.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El rey de los juegos

Mensaje por Aylen Dweist el Sáb Ene 09, 2016 9:56 am

Al sentarme, sigo notando las miradas confiadas de los personajes desvalijados. Se creen que no saben donde me he metido o que me van a sacar hasta los cuarto... ais... pobres infelices sin blanca. Las sonrisas no cesaron durante todo el trayecto de ir a por la silla y sentarme. Pareciera que no han visto a una mujer en su vida. Llega a ser agobiante, ahora entiendo lo que sufren las estrellas, que mundo más agotador y a la vez tan abrumador. Si les dejo cerradas las bocas con buenas jugadas, puede que luego me dedique a firmar unas pocas servilletas, seguro que les hará un pequeño agujero negro en su ego. Que me gusta hacer de sufrir...

Es extraño que al unirme a la partida, entre tantas risas y miradas, no se haya apuntado nadie más a la mesa. Mejor, así me hacen un hueco para poder poner la cerveza encima de la mesa. El optimista de la mesa, que había arramplado con las carteras del resto, me dirige la primera frase calentita de amabilidad, de toda la mesa. Sonrío desconfiada y asintiendo con la cabeza, regalandole la razón como a los tontos. La verdad es que no parece mal chaval, solo alguien alegremente optimista y algo violento, lo típico cuando conozco a un nuevo amigo, que siempre nos llevamos de hostias y acabamos defendiéndonos hasta la muerte. Esas amistades que solo surgen una vez en la vida y que duran para toda esta.

Tras su siguiente comentario y las risas de los otros dos desplumados, no pude evitar combatirle con la misma rivalidad sana. - Pues empieza ahorrar porque mi dinero irá a parar a una cerveza tras dejarte sin un duro. Como se nota que aquel chaval no tiene abuela. Su ego esta por las nubes y todo por arrasar con las virutas de tres matados. Se creía que iba a poder conmigo de la misma manera que con ellos. ¡JUAS! No tiene fe, entre que sé jugar bastante bien, la suerte me acompaña en las cartas y que de tanto mirar, yo también me he aprendido cuales son las que están señaladas. Doy gracias a mi buena memoria.

Tal como repartía, sé de algunas cartas que tienen el resto de participantes de esta ronda. El alegre suertudo, apuesta sin dudarlo. No sé si va de farol o se cree que con esa carta que sé que tiene, va a llegar a timarme. Recojo mis cartas de la mesa, las cuales aun no había mirado, y parecía que la suerte me ha bendecido. Se nota que quiere que le dé una lección al optimista. No me río, ni me enfado, ni me asusto, ni preocupo ni nada, mantengo una cara indiferente de las manos del resto.

Recolocando las cartas de mi mano, escucho como el resto se raja y quedo yo sola contra el chaval. Le doy más emoción a la partida manteniendome en mi propia burbuja, aunque llevo un rato impaciente por bajarle los humos al del filete. Dentro de las rarezas de las cartas, he conseguido una escalera de color. Son de estas manos que solo suceden una vez en la vida y que solo una escalera real es capaz de superarme.

Escuchando como el confiado que espera que haga de una vez mi apuesta o retirada. visualizo como mientras pide por esa boca, desliza su mano hacia mi tapa para quitarme un bocado. ¿Primero me chulea queriendo quitarme mi dinero y ahora un mordisco? ¿Cuando nos hemos convertido en amigos? todo sacado de la imaginación del chico imagino. Le doy un toque seco con la palma abierta, sobre su mano. No voy a permitir que me quite tras tanto chuleo un bocado de mi comida. - ¡Voy! Estando aun atenta de que esa mano, no siga desplazándose hacia mi comida, saco una minucia de dinero para igualar su apuesta y continuar con la partida. Teniendo en cuenta que solo estamos los dos, no tardaríamos mucho en mostrar nuestras manos. Para darle dramatismo, esperaré a que muestre él primero su creída victoria, para luego de manera cabizbaja, ganarle toda la pasta y reducirle el ego. - Muestras tu primero que eres el que ha empezado apostando.


¡Te den!:

Take a Photo!:

avatar
Colegio Arte
Universidad


Pan


Edad : 24


http://sunflower.foroactivo.mx/t435-ficha-aylen-dweist-id#1933
http://sunflower.foroactivo.mx/t600-relaciones-actual-vida-islena-de-aylen-dweist
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El rey de los juegos

Mensaje por Kazuna Ryuketzu el Dom Ene 10, 2016 3:49 pm

”Ja, ja, ja, no te confíes mucho” . Sonrió bastante ante la confianza de la muchacha de apariencia pandillera. Le caía bien, no podía negarlo, pero la verdad es que seguía pensando  que no tenía la más minia oportunidad de ganar. Bien, ese no era su problema, si quería hacerle más rico estaba bien por él. Se relamió un poco mirando sus cartas.

No se había percatado de todas las marcas de las cartas, pero si de un par. Claro que las aprovecharía, no era ningún tonto y si esos tipos habían estado haciendo trampa no veía nada mal en pagarles con la misma moneda, solo un poco. Lo lamentó por la recién llegada pues con eso seguro la sacarían pronto. ”Así que es mejor que te gane yo, tu dinero irá a bolsillos más honestos, ju, ju, ju”. Sonrió algo más mientras se reclinaba en su silla, que chirrió ligeramente por el peso, pero era capaz de sostenerlo fácilmente.


-¡Ouch! Que egoísta -dijo apartando la mano cuando le negó un bocado con el golpecillo- yo que pensaba dejarte suficiente para el autobús.

Algunos tipos secundaban sus chistes. También a él lo despreciaban un poco por haberles ganado, pero ahora el objetivo era la chica a quien no creían capaz de ganar.
Se dio cuenta que en ese corto tiempo se lo estaba pasando bien, quizás fuera bueno dejarla ganar solo un poco… o no aplastarla demasiado, para poder invitarle un trago o algo por el estilo, ser amigos y de más. Parecía la clase de persona a la que no le importa lo que digan los demás, cosa que demostró al sentarse a jugar pese a todo, y que también podía patear algunos traseros, justo como a él le gustaba.

Se quedaron solos en esa jugada, para sorpresa de todos la chica aceptó la apuesta y siguió adelante. Una serie de murmullos de asombro y condescendencia siguieron a esa acción. ”¿Umm tendrá una buena jugada?” Pensó por un minuto solamente que quizás no fuera tan mala, pero de inmediato esa idea desapareció de su cabeza. ”Bah, seguro solo tiene una tercia o dos pares y se siente entusiasmada.”


-Bien, si eso quieres -mostró sus cartas, que era un póker de reyes.

Algunos guardaron silencio un momento, era una estupenda jugada. Otros incluso sonrieron y algunos menos murmuraron algo sobre trampas. Por su parte solo cerró los ojos y cruzó los brazos seguro de su triunfo. Había pocas manos que pudieran ganarle a algo como eso. ”Lo siento amiga, pero al menos no apostaste todo tu dinero”.


-Ahí tienes, cuatro reyes, ¿Qué tal? -se sintió tan confiado que alargó las manos para jalar la apuesta hacia él de una buena vez…

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El rey de los juegos

Mensaje por Aylen Dweist el Lun Ene 11, 2016 12:35 pm

Las confianzas de aquel chaval son dignas de estudio. No es la primera vez que me encuentro gente así , pero al principio suele ser para los desconfiados, un tanto molesto. Se nota a leguas que además de confianza, desprende demasiada seguridad, que puede confundirse con prepotencia. Será por eso que el chaval no me termina de cuajar a primera impresión. La cosa es que tiene un yo que sé, que qué se yo, de que en el fondo puede ser un buen chaval. Puede que tras varias partidas, si es buen perdedor o por lo menos un buen rival, acabe invitándole a una cerveza por ser una graciosa compañía.
 
Estando en una partida de machos, es normal que algunos le laman el culo al chaval. Teniendo en cuenta que es el rival más afortunado en la mesa y encima un hombre como ellos, les es mucho más fácil reírse de una muchacha de estilo peculiar y a la que seguramente consideren el sexo débil... Pensamientos de hombres, que pena que no den para más. En cualquier caso, me da igual, tanto que se rían de mi, como lo que puedan pensar. La humillación será mayor cuanto más se regodeen en su superioridad.
 
Por el leve golpe que le di al muchacho y sus comentarios de los cuales, todos se reían de mí, no iba a ser menos y quedarme callada. - Primero, no somos amigos de toda la vida, como para andar con esas confianzas. Segundo, ¿No dices que me vas a quitar todo el dinero? tendré que comer algo más que los chistes malos que sueltas, con los que el resto se ríen. No soy mala, pero a la hora de buscarme las cosquillas, no soy demasiado cordial. A diferencia de todos ellos, tengo que defenderme yo sola, a mi no me sigue un coro de personas que me rían las gracias y aun teniéndolo, no me gustaría que faltasen de la misma manera el respeto.
 
Vengo con interés de divertirme y darle una lección a estos machitos. Todos se asombraron cuando vieron que seguí adelante con la puesta. Hubiera preferido que siguieran riéndose, pero aun así, seguirán pensando que estoy loca por seguir la partida con alguien que les ha desplumado.
 
Deje tal como yo quería que el chaval se jactara en su gran jugada. La verdad es que no es mala jugada, de haber tenido yo menos seguramente me habría arriesgado a perder parte de mi dinero. Sin embargo, cuento con una jugada maestra. Agacho la cabeza y muestro desilusión para que siguiera en su confianza. Cuando alarga los brazos, casi llegando arrastras un poco de dinero digo. - Vaya... que gran jugada... que pena que tenga solo una escalera de color... arrojo mis cartas sobre la mesa de una en una y en orden. Cuando dejo a todos boquiabiertos al mostrar mis cartas es cuando termino sonriendo. - Es una pena que no tuvieras algo mejor. Le quito el dinero de entre sus brazos con una gran sonrisa picara. Es ahora cuando la que se ríe soy yo, y dejo callado al resto. Al recoger todo, le menciono al chaval. - Tranquilo, te dejaré algo para el autobus. 


¡Te den!:

Take a Photo!:

avatar
Colegio Arte
Universidad


Pan


Edad : 24


http://sunflower.foroactivo.mx/t435-ficha-aylen-dweist-id#1933
http://sunflower.foroactivo.mx/t600-relaciones-actual-vida-islena-de-aylen-dweist
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El rey de los juegos

Mensaje por Kazuna Ryuketzu el Mar Ene 12, 2016 10:25 pm

Miró largo rato a la chica del gorro mientras le decía por qué no tenía que tomar de su comida. Alzó una ceja al mismo tiempo que la comisura de su labio se alargaba mientras ella hablaba. ”Eh, venga que sabía no me darías, me estaba haciendo el chistoso…” la dejó hablar todo lo que quiso pero al final hizo un sonido como de una pequeña risa ahogada, esta vez no de burla alguna sino como de sorpresa en realidad.

-Das demasiadas explicaciones -dijo cerrando un ojo como si le doliera- Es fastidioso cuando no hacen falta.

Volvió a sonreír, enseñando la dentadura en un lado, gesto de confianza no en sí mismo sino de que no le hacía falta escuchar ninguna explicación, si ella no quería darle le estaba bien. ”Igual me la estoy pasando genial, hacía días no me sentía tan bien”. Ladeó la cabeza tronando las vértebras un poco mientras jugaban. En realidad se sentía bastante relajado y divertido. Tomó un sorbo de su bebida antes de continuar.

Pero la suerte no estuvo de su lado. Se quedó a medio gesto de jalar las fichas cuando vio la jugada. ”¡¿Qué diablos?! ¡Eso es imposible!” Solo pudo ver cómo le quitaban lo ganado. Ante el asombro de todos se quedó perplejo. Luego, ceñudo, tomó las cartas, mirándolas bien cerca y parpadeando con sus ojos enojados y bien abiertos, como si esperara que cambiaran y fueran un par de seis o alguna cosa por el estilo. Entonces algunos de los tipos comenzaron a reír, después de todo él les había ganado a ellos antes. Un par de oportunistas incluso felicitaron a la muchacha mientras él levantaba la vista de las barajas, molesto.


-Fue suerte de principiante -alegó regresando las cartas a la mesa- oye, otra vez, te reto a un doble o nada.

No estaba enojado realmente, pero ya no estaba fanfarroneando. Obvio, su orgullo había quedado herido y esa chica le había arrastrado. Pero le quedaba aun de lo ganado y quería una segunda vez de juegos. Revolvió la baraja esperando que aceptara. La mayoría del grupo fue dispersándose, habían perdido mucho o no querían quedarse a verlos jugar. En realidad un par o dos se fueron a otra mesa y solo algunos mirones medio se quedaban, medio atendían a su bebida, despejando la mesa. Pero él no se iría así nada más, aun le quedaba media bebida y muchas ganas de jugar. Vale, me divertí pero pongámonos serios. Le entregó la baraja.

-Tu repartes, juguemos black Jack, cada quien recibe una carta por turno, el primero en llegar a 21 sin pasarse pierde -seguro ella ya lo sabía, pero decirlo demostraba su seriedad… más o menos

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El rey de los juegos

Mensaje por Aylen Dweist el Dom Ene 17, 2016 1:49 pm

Hago un recorrido con los ojos, cuando menciona que le molestan mis explicaciones. Soy una persona lógica, busco las explicaciones y dar a entender a las personas de mis ideas. Aun así, viendo que le gusta ser directo, me las ahorraría a partir de ahora. No siempre hay que gastar saliva, si no se va a comprender a la otra persona. En muchas ocasiones, no es incomprensión, lo sé, no busco ser desagradable con todo, pero no sé hasta qué punto pueden ser algunas personas de astutas como para comprender a la otra con tan solo una mirada. En resumen, con respecto a lo que tengo aquí presente, me guardaré mis pensamientos.
 
El muchacho de mi lado, cruje su cuello. Puede que así libere la tensión de su espalda, pero no es un sonido agradable para mi oído. De hecho, muestro mi rostro con una mueca de disgusto. Teniendo en cuenta lo sensible que es el cuello en muchas ocasiones, el crujir de este nunca me ha sentado precisamente bien.
 
Sonriente, recogí todo el dinero apostado. Me muestro indiferente por las risas de los jugadores, los cuales ahora me felicitan, después de haberse reído de mi. No me apetece ser desagradable, pero me hubiera gustado decirles unas palabras reprochables por su hipocresía, pero creo que mi gesto de caso omiso ante sus palabras son bastante contundentes. El muchacho se mantiene incrédulo mirando mis cartas, achacando que es solo suerte. Río burlona, sin dar mi opinión. Ya se le ve bastante molesto, como para enfadarlo con uno de mis comentarios burlones. Ya tuvo bastante cuando, prácticamente, me reí en su cara antes de enseñarle mis cartas.
 
El chaval picado, recoge la baraja y pide otra partida. Viendo como la gente se dispersa, me parecía entretenido pasar la tarde jugando ganando y perdiendo dinero. Sabiendo que él, les ha quitado gran parte del dinero al resto, podríamos llegar a un punto de empate en el que ambos ganásemos más de lo que teníamos. Sonrío, mirándole, mientras cojo la baraja para cortarla y barajarla. - De acuerdo, pero no te piques jugando. Mañana será otro día y necesitaras dinero para comer. No fanfarroneo, ya que sonrío divertida y amable, pero quiero que vea como sonó él cuando yo me senté a la mesa. Digamos que le pago con su propia moneda.
 
Me muevo un poco, teniendo en cuenta que ya no hay más que algunos mirones y la mesa queda despejada. Así estaríamos ambos más cómodos para jugar. El juego propuesto del Black Jack es de mis favoritos y lo bueno es que son partidas rápidas y cortas. Dará más tiempo a que podamos jugar a más de una partida a varias cosas con las cartas.
 
Me pongo a barajar tranquilamente pero sin pausa. No me voy a lucir haciendo trucos de barajeo, principalmente porque soy torpe y seguro que se me caerían la mitad al suelo, pero hubiera venido bien para meterle tensión y demostrar que no soy una principiante como él se cree.  Pongo la baraja en medio de la mesa, dejándole a él que corte y demostrarle que no hago trampas, que soy trigo limpio y así me mantendría. Además, me daría tiempo a darle un bocado y un trago a mi tapa y mi cerveza. - Por cierto, - Me aventuro a decir. - Lo que saquemos de ganancias podríamos gastárnoslo luego en tomar una copa y charlar. Que no sea todo solo un juego. - Digo mostrándome amistosa.


¡Te den!:

Take a Photo!:

avatar
Colegio Arte
Universidad


Pan


Edad : 24


http://sunflower.foroactivo.mx/t435-ficha-aylen-dweist-id#1933
http://sunflower.foroactivo.mx/t600-relaciones-actual-vida-islena-de-aylen-dweist
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El rey de los juegos

Mensaje por Kazuna Ryuketzu el Dom Ene 17, 2016 9:05 pm

”Que joder con esta chica, se cree muy confiada en que va a ganar… vaya pesada”. Sin embargo sonreía de medio labio, no podía negar que le estaba cayendo bien la muchacha, le recordaba a muchas de las compañeras de pandilla de sus tiempos en la secundaria, que no se dejaban de nadie y sabían hacerse temer un poco incluso. Estaba bien si perdía con alguien como ella, después de todo no sería contra un estirado o un viejo ebrio o un cerebrito. ”¡Pero eso no significa que me dejaré ganar!”

-Pfff, Uno de los dos tendrá muchas palabras que comerse, eso si

Lo dijo sonriendo de forma que un colmillo se asomaba entre los labios. Tomó las barajas y las cortó con cuidado, regresándoselas para que pudiera repartir, cogiéndolas. Se concentraba en el juego tomando un par de sorbos a su bebida. Esta vez parecía tener mejor suerte pues cogió dos dieces en sus primeros turnos. Nada mal. Salvo que la chica rebosara de suerte no le iría mal. ”Ahora si me vengaré”. Por supuesto, se le había olvidado lo pesado que ÉL podía ser.

Pero antes de que pudiera ponerse a hablar, su contrincante hizo una propuesta que lo tomó por sorpresa. La miró un momento, ligeramente perplejo. ”¿Quieres hacer migas?” Al momento sonrió, si es que él había querido lo mismo también pero había estado ocupado sufriendo su derrota como para reaccionar. No estaría mal conocerla y quizás tener alguien de confianza con quien hablar sin andar cuidando modales y todo eso.


-Si quieres, por mí está bien, podríamos pedir algo ahora mismo -metió mano a su propio dinero de apuestas sobre la mesa, separando un poco a un lado, suficiente para una bebida o dos- por cierto, ¿Cómo te llamas, guapa? Yo me llamo Kazuna.

No le dio el apellido por falta de respeto o algo así, pero era más cómodo, si ella quería le diría su apellido también. Quería pedir un bocado, no había podido comer, pero antes tendría que ganar esa mano, no quería que se confiara que porque le agradaba se dejaría o peor, confiarse él mismo fácilmente. Hizo seña con la mano sobre la mesa.

-Venga, dame otra

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El rey de los juegos

Mensaje por Aylen Dweist el Miér Ene 20, 2016 6:10 am

No me esperaba encontrarme con una persona que fuese capaz de recapacitar de esta manera. Sí, puede que haya tenido que ver que su orgullo haya sido dañado, pero me complace saber que, a groso modo, ha notado que vacilar sobre lo bueno que es no sienta bien a todo el mundo... al menos prefiero pensar que se ha dado cuenta de ello. No sé espero no tener que comerme mis ideas en vez de mis palabras, eso me dolería más realmente. Bueno, mejor será que no se lo haga ver, aunque teniendo en cuenta su concentración en la partida... seguro que puedo decirle "¡Hey! ¡Mira! detrás tuya hay una tía en bolas" y ni se inmutaría... bueno no es el mejor ejemplo, si eso pasará hasta yo me habría quedado mirando a la tía, pero bueno... es un ejemplo después de todo.

Recojo las cartas ya cortadas y con mi dinero puesto encima de la mesa para la siguiente partida. Esta vez será todo mucho mejor. En este juego no hace falta ser muy listo para no pedir más de cierta cantidad de cartas. Por suerte o por desgracia, me habían tocado un seis y un siete. No me dan un número muy alto, pero pueden ocurrir dos cosas, o que me pase por que me toque un nueve, un diez o una figura, o que me quede a mucho o poco de conseguir veintiuno. Ufff... me encuentro en un debate interno, pero aunque no me guste hay mucha posibilidad de que gane por poco a que me pase.

Es entonces cuando me debato entre la duda y la seguridad, cuando el chaval acepta mi proposición de tomar algo. Lo que no esperaba es que se lo tomase al pie de la letra antes de tiempo. Al final será verdad lo que yo pensaba y ha recapacitado sobre arramplar con el dinero. ¿Quién sabe? no quiero indagar y llevarme un canto en los dientes. Prefiero seguir en esta crédula ignorancia. Volviendo a soltar la baraja de cartas, a parto otro poco de dinero para pedir algo más. Tengo la cerveza a tres cuartos, pero eso se puede reducir a cero en lo que traen la siguiente, al igual que la tapa que aun conservo sobre la mesa, que pide que me la coma ya o se volverá a quedar fría. Pidiendo lo mismo de nuevo, le doy un gran sorbo a la cerveza que la deja un poco menos de la mitad y un bocado a la tapa. Con el hocico a rebosar de cerveza y comida, me pregunta por mi nombre, añadiéndole un "guapa" a la pregunta. Creo que con esto se replanteará dos veces si volver a repetirme esa palabra, después de lo que acaba de ver. Obviamente, mastico y trago antes de responder. - - Me llamo Aylen. Para algunos podría sonar de muy simple, a muy seco y distante. El caso es que ni soy de culturas asiáticas como el resto que vive aquí, ni puedo decir aun que sea un placer conocerlo. El caso es, que si espera algo más, tendrá que conformarse con lo que hay.

El chaval, ahora conocido como Kazuna, me pide una carta más. Si me permite mi cerebro un inciso espacio-temporal, tengo la duda de ¿por qué la gran mayoría de los que conozco de esta isla tienen nombres tan... como decirlo... tan poco pegadizos? ¿Lo harán aposta los padres o es un tema que mejor debo dejar para cuando haya más confianza? Bah, ya lo preguntaré en algún momento, total si no se lo pregunto a él que parece un chico de los míos, se lo preguntaré a Yuki que también hay confianza. Después de todo esto que pasa por mi cabeza a modo de un visto y no visto, le reparto la carta que me pidió. No iba a ser menos en coger, ya que con un trece no voy a ningún sitio. Cojo mi carta y... que alivio... otro seis... no llegaré a veintiuna pero al menos ya puedo plantarme con la conciencia tranquila de que no voy a pasarme. Al menos plantarte con un diecinueve es muy seguro. - ¿Y bien? pregunto interesada por si quiere otra carta.


¡Te den!:

Take a Photo!:

avatar
Colegio Arte
Universidad


Pan


Edad : 24


http://sunflower.foroactivo.mx/t435-ficha-aylen-dweist-id#1933
http://sunflower.foroactivo.mx/t600-relaciones-actual-vida-islena-de-aylen-dweist
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El rey de los juegos

Mensaje por Kazuna Ryuketzu el Jue Ene 21, 2016 4:53 pm

La vio beber y tragar sin tapujos, llenándose la boca de comida y cerveza casi al mismo tiempo mientras él le contaba su nombre y, tras tragar, le sonrió bastante. No, no lo intimidaba esa clase de conducta. Él era precisamente igual así que de ninguna manera podrí molestarle. Al contrario, le hizo sentir más cómodo en su compañía. Le extendió el puño como esperando que lo chocara, un saludo bastante más en confianza que darse la mano.

-Hola Aylen.

No era que saludara de forma tonta, sino que era un hola más personal, casi de invitación a conocerse. ”Bueno si no gano mucho al menos tendré con quien pasar el rato”. Pero era hora de ponerse serio, a con las cartas, después de todo tampoco iba a dejarse ganar de nuevo, al menos no fácilmente. Las miró con renovado interés como si pudieran cambiar cuando les apartó los ojos de encima. Vio la carta que le ofrecieron y la tomó. Abrió los ojos como platos y permaneció así un segundo como aguardando. Luego sonrió lentamente con suficiencia.

-Me planto -dijo acomodándose en la silla, fingiendo una total tranquilidad. Esperó si ella tomara otra y cuando la vio satisfecha decidió terminar el juego- Ok, yo me abrí primero antes guapa. ¿Qué tienes para mí?

Si Aylen era de verdad muy observadora podría darse cuenta que en el rostro de Kazuna había algo de nerviosismo. Quizás no tenía tan buena mano pero estaba esperándola. ”Fue astuto apartar un poco para tomar algo, aun si pierno no tendré que marcharme”. Los mirones de antes se habían ido a otras mesas donde se habían reunido para jugar sin los dos.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El rey de los juegos

Mensaje por Aylen Dweist el Lun Ene 25, 2016 7:55 am

Como es de esperar, Kazuna no se espantó por mi comportamiento con la comida. Lástima, adios a mi sueño de que no vuelva a llamarme guapa, se lo tendré que decir más tarde. Empecé en este bar y por pocas veces que venga, me recuerda un poco al bar con el que me reunía con mis colegas. Era como una segunda casa y ahora, supongo que con amigos diferentes, esta es mi segunda casa o mi casa de vacaciones. Alzo el brazo, despegándolo de la mesa, y le choco el puño al muchacho, quien parece haberse sentido cómodo conmigo. Es de esperar, me gano fácil a la gente... aun no entiendo el por qué... aunque tampoco me quita el sueño por las noches no saberlo.

Dejo la baraja a un lado, ya que él se planta y yo también. Lo noto bastante nervioso, no sé si de impaciencia por enseñarme su mano, porque ha perdido; aunque lo dudo por su sonrisa de hace escasos segundos, o porque espera ansioso la comida. La cosa es, que era como todo un colorido mural de emociones, que da a conocer todo cuanto puede tener encima o no.

Le miro dudosa, casi segura de que cree haberme ganado o que de verdad me ha ganado. En cualquier caso, quedándome quieta, cuando me ha dicho que abra yo, no va a hacer que desvele sus cartas. Las tiro sobre la mesa, con la fuerza justa como para solo enseñarlas, no como para que salgan despedidas por ahí.- No gran cosa, dieciocho. ¿Y tú qué? Sé que mi mano, no es la mejor, pero todavía me mantengo en mi idea de que aun pueda ganar.

Veo como la camarera de lejos, se acerca a traernos las bebidas. Me adelanto a ella y termino bebiéndome y comiéndome lo que pedí con anterioridad. No esperaba que con la cantidad de gente que hay hoy, se dieran tanta prisa. Me pillo desprevenida y no me han dejado tomarme las cosas con calma. Llega entonces esta con las bebidas y demás, justo cuando yo termino de apoyar la cerveza con la espuma en la mesa y el plato vacío. No sé que es mejor, si comer con prisas para que te traigan más comida o comer una vez relajadamente... vale si lo mejor es lo segundo, pero no quería hacerle el feo de no pedirme algo para acompañarle, menos si había sido yo quien lo propuso.


¡Te den!:

Take a Photo!:

avatar
Colegio Arte
Universidad


Pan


Edad : 24


http://sunflower.foroactivo.mx/t435-ficha-aylen-dweist-id#1933
http://sunflower.foroactivo.mx/t600-relaciones-actual-vida-islena-de-aylen-dweist
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El rey de los juegos

Mensaje por Kazuna Ryuketzu el Mar Ene 26, 2016 10:47 am

Algo que siempre habría detestado era su incapacidad de mentir. O lo haría de saber que le pasaba porque lo cierto es que nunca se había dado cuenta que su rostro reflejaba de inmediato sus emociones de forma casi exagerada y por eso le costaba ocultar las cosas. En las cartas, si no tenía muy buen juego le iba mal como ahora.

-Pfff… -dejó caer las cartas y mostró que se había pasado: tenía un veintitrés. La intensión había sido ver si ella también peor no-. Ya me he aburrido de jugar, puedes ganar esta vez.

Miraba a un lado con mal fingido desinterés. Se colocó las manos detrás de la cabeza a modo de almohada. Si alguien le veía muy de cerca notaría una ligera gota de sudor resbalando por sus cienes. ”¡Demonios, ¿cómo puede ser tan buena?! Mejor que me retire o me dejará sin nada, debe ser una tahúr o algo así.” Se estiró un poco cuando vio acercarse a la mesera.

Claro que  no le incomodó en lo absoluto que ella comiera y bebiera rápido. Era algo totalmente natural para él y de hecho ella podría haber eructado y no le habría dado importancia. Quizás eso era parte de lo que le agradaba de ella, que era natural y no se esforzaba en aparentar modales cuando estaban pasándola bien en un bar.
Tomó lo que les trajo la mesera, pegando un trago. Ahora que no se trataba de jugar podrían charlar como ella dijo. Hacía tiempo que no encontraba a alguien que pudiera ser un semejante y estaba bien, podía pasarse un par de horas en ese sitio con ella.


-Entonces, ¿Qué es lo que haces? -dijo poniéndole atención aunque aún sentado de lado- ¿Trabajas o algo por el estilo? ¿Has ido al zoológico? No recuerdo haberte visto por ahí.

Sonaba un poco rudo al hablar pero no descortés, era simplemente su forma de ser.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El rey de los juegos

Mensaje por Aylen Dweist el Jue Ene 28, 2016 5:47 am

¡Volví a ganar! En serio, ¿este chico sabe jugar? ¿haría trampas con los otros tíos o es solo que los otros eran mucho más malos que él? Si las cartas están tan desgastadas que se pueden hasta adivinar cuales son... A lo mejor... ¿Solo me deja ganar? Lo dudo... no parece alguien que se deje influir por el entorno para ganar o perder una apuesta. Seguramente, le estoy dando demasiadas vueltas y se arriesgo como yo y tuvo mala suerte. Bah... Más dinero para mi. Al final me voy a ir con un buen pellizco a mi casa.

Por si fuera poco, con lo bien que me lo estoy pasando y se raja... quería seguir jugando a las cartas, aunque fuera sin apuestas, pero bueno, no voy a coger el cuchillo de la mesa de al lado, clavarlo en la mesa cerca de su mano y amenazarlo para que siga... O podr... no, no, definitivamente no debo hacer eso, por muy gracioso que haya sido en mi imaginación. Además, si lo intentase, seguramente más de uno se espantaría de mi y llamaría a la policía, por no decir que tengo mala puntería y en vez de clavarlo en la mesa, se la clavaría sin querer en la mano... o en la mía por borrica. Debería dejar de fliparme tanto con mis ideas disparatadas y más si no puedo usarlas luego, que me hago ilusiones de película para nada.

Aparto la baraja a un lado, colocando las cartas usadas encima y me encojo de hombros. - En fin, si así lo prefieres. Aunque pudiera, no iba a darle más coba ni pique, con el tema del dinero. Sonaría demasiado repetitivo si siquiera con ese tema. Podría achacarlo a que es un perdedor nato... pero quizá me lleve una de regalo por ser tan bocazas. Estoy aquí para descansar, así que si luego nos apetecía otra sin apostar, al menos las cartas estarán todavía en la mesa.

La camarera, coloco el pedido delante de cada uno. Mi cerveza fresquita, esta vez la disfrutaré un poco más que la otra. Le doy un trago a la par que veo que el chico le da uno también a su bebida. Es cuestión de relajarnos para que empecemos a charlar un rato. Visto que a él no le había molestado desde el momento cero mi forma de ser, preferí ser como la comodona reinona que soy. Agarro una de las sillas que quedan libres de nuestra mesa, de los mismos tipos que se largaron de ahí a seguir jugando a otro lado, y coloco el pie en una de las barras de las silla. Dejo la otra pierna relajada y me echo hacia atrás en el respaldo, sujetando con mi mano izquierda la cabeza y con la derecha la cerveza.

Kazuna es el primero en preguntar para comenzar con la charla. Así que sonrío y hablo abiertamente. - Pues sí, trabajo, pero también compagino con mis estudios en la universidad. La pregunta del zoo me dejo un poco confundida, ¿Se referirá a que trabaja allí o que va mucho por allí? En cualquier caso, aun no lo he pisado. - No, aun no fuí. No tengo mucho tiempo libre y cuando lo tengo me gusta holgazanear por casa o salir a relajarme a un bar o... algo. Depende de como se me presente el día. Hago una pausa para beber y continuo esta vez preguntando yo. - ¿Y tú? ¿trabajas? ¿estudias? ¿sueles salir mucho o eres de quedarse más en casa?


¡Te den!:

Take a Photo!:

avatar
Colegio Arte
Universidad


Pan


Edad : 24


http://sunflower.foroactivo.mx/t435-ficha-aylen-dweist-id#1933
http://sunflower.foroactivo.mx/t600-relaciones-actual-vida-islena-de-aylen-dweist
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El rey de los juegos

Mensaje por Kazuna Ryuketzu el Vie Ene 29, 2016 10:18 am

”Sé que querías jugar, guapa, pero me está yendo mal… No puedo dejarte toda la paga”. No se le había pasado por la cabeza jugar sin que fuera por dinero. De haberlo hecho habría pensado que era un cobarde de proponerlo y no quería que pensara eso. Claro que no quería decepcionarla pero había perdido dos veces por confiado y, cuando menos, necesitaba calmarse.

Se acomodó también al mismo tiempo que ella lo hacía. No subió el pie o algo parecido, sino que se dejó deslizar un poco en el asiento, cruzando también una pierna de forma un poco brusca, con el tobillo de una pierna sobre la rodilla. Así solía sentarse en el autobús cuando no quería que nadie más se sentara cerca. Tomó un buen trago a su bebida mientras ella explicaba.


-Yo también hago lo mismo, trabajo en el zoológico. Deberías ir por ahí, puedo dejarte entrar a ver a algunos.

No quería sonar como presuntuoso, después de todo no era gran cosa, pero al menos podía invitarle. Esperaba que no fuera una chica cobarde o algo así.
”Pensé que tendría una pandilla de motoristas o algo así, hubiera sido genial encontrar un grupo nuevo”. Nunca tuvo una moto, su familia era sumamente adinerada pero con su actitud le cortaron el dinero muy rápido y nunca le permitieron algo así ni pudo juntar para ello. Pero sí que sabía usar una, al menos había aprendido.


-¿En que trabajas tú? -de inmediato abrió los ojos recordando una buena pregunta- no te he visto en la escuela porque yo solo llego a la clase y me largo. ¿Te ha dado ese tipo de Wakabayashi? Es un idiota.

Puso cara de fastidio. Era uno de los profesores que más le molestaban. No era como los que estaban detrás de uno pero con buena intensión a pesar de lo molestos, sino que era de los que buscaban perjudicar. Seguramente la chica no había escuchado de él porque era un profesor de la escuela Namimori. Había dado por hecho que ella iba a la misma escuela sin sospechar. No había sido con mala intención, tan solo lo había pensado de repente.

-Eres buena con las cartas, ¿Cuál es tu secreto? Juegas mucho supongo…

Sonrió un poco al preguntar eso, quería saber más de ella pues le parecía interesante y quería ver si hacía cosas interesantes y divertidas en las que meterse. Últimamente solo se la pasaba de la escuela al trabajo y de regreso. Esta salida a divertirse era la primera en mucho tiempo y se le antojaba cambiar eso un poco.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El rey de los juegos

Mensaje por Aylen Dweist el Jue Feb 04, 2016 6:04 am

De tantas vueltas que doy a lo largo del día y del tiempo que llevo aquí, me extraña ahora que lo pienso, no haber entrado en uno de mis sitios favoritos. Paso por delante de las tiendas de mascotas y no paso por el zoo... es verdad que sale más económico ver el escaparate donde exhiben a los animales, pero resulta más cruel. Así acabo, que tengo ganas de robarlos todos y llevármelos a casa, acabaría convirtiéndome demasiado joven en una loca de los animales. Me gusta torturarme supongo. - ¡Woo! Me parece genial, así ya me das un buen motivo para ir. En mi tono, se nota lo alegre y entusiasmada que estoy. Me apetecía ir desde hacia un tiempo, pero me acaban de dar el mejor incentivo para pasarme de verdad a verlos. Cuando era pequeña me molestaba muchísimo que escogieran a otros niños para interaccionar con los animales... vale me moría de envidia mal sana, pero siempre me quedaba con la esperanza de que algún día pudiera ser yo... Mis ilusiones de pequeña se ha conseguido, CASI, hacer realidad demasiado crecidita, pero sigue siendo igualmente algo magnífico.

Con respecto a su siguientes preguntas de interés, me inclino primero a coger mi cerveza antes de contestar. - ¿Mm? Oh, trabajo aquí cerca, en la music store. No es gran cosa, pero al menos no me tengo que pelear con nadie por escuchar música. Normalmente, no tengo queja con la música que mi jefe me dice de poner, pero no estaría mal, que de vez en cuando, me dejase poner otro tipo de música. Casi tengo memorizado todas las canciones que pongo y hay algunas cuantas que ojala no me supiese.

El muchacho da por hecho, que vamos a la misma universidad y la misma clase. No sé si lo hizo a posta, porque no sabe que hay dos universidades, porque simplemente lo dio por echo, o porque estará en otra carrera diferente a la mía. De todos modos le escucho con mi simpatía, hasta que acaba y le corrijo. - Nop, no me da ese profesor, por no decir que no sé si tendré el placer o la desgracia de conocerlo. Yo estudio en la universidad de Miyabigaoka, la carrera de turismo. Para mis adentros deseo que no sea otro personaje de la universidad de Namimori. No soy una busca problemas y tampoco estoy a favor de esa pelea absurda... Como mucho estaría a favor de subir a la casa del vecino y meter su artístico piano por donde le quepa, pero lo más que puedo llegar a hacer con ambos es dejarlo pasar... y como mucho... obligar a mi vecino que aprenda a tocar el piano con un profesor, que para algo existen.

Saltando de una conversación a otra, el chico también me pregunta por mi "secreto" a la hora de jugar a las cartas. Perpleja y sin saber que responderle, me quedo mirándole sin saber bien que responderle.- No... tengo ningún secreto. Simplemente, cuando vivía en Gdansk, jugaba casi todas las noches con mi pandilla de amigos... Una acaba aprendiendo a distinguir un poco cuando te están mintiendo y cuando no. No pienso mencionarle el marcado de las cartas. Es demasiado evidente como para que él mismo no se haya dado cuenta, pero no voy a ser yo quien se lo diga si no lo vio. Si de verdad le interesa aprender, debe empezar a concentrarse más y obcecarse menos en ganar.


¡Te den!:

Take a Photo!:

avatar
Colegio Arte
Universidad


Pan


Edad : 24


http://sunflower.foroactivo.mx/t435-ficha-aylen-dweist-id#1933
http://sunflower.foroactivo.mx/t600-relaciones-actual-vida-islena-de-aylen-dweist
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El rey de los juegos

Mensaje por Kazuna Ryuketzu el Dom Feb 07, 2016 12:29 pm

Sonrió de medio labio, con su forma confiada de siempre, ante la idea de que fuera a pasarse por ahí a echar un vistazo por invitación. No era más que un empleado pero se llevaba bien con todos y le trataban bastante bien así que incluso podía conseguir que le dejaran ver de cerca a algunos animales. Incluso había podido acariciar tigres y lobos cuando estaban sedados para alguna intervención del veterinario. Eso siempre era genial, te gustaran los animales o no.

-Genial, puedes pasarte cuando quieras -dijo atenuando su sonrisa bastante, enseñando los dientes con los ojos cerrados como a veces hacía.

Dio un trago más a su bebida y abrió algo más los ojos cuando escuchó lo de que trabajaba en la tienda de música. ”Debí habérmelo imaginado, eso es algo que va mucho con ella”. Le agradaba ese sitio y la verdad es que iba a usar los audífonos de prueba para escuchar música gratis muy seguido. ”Bien, quizás no sea buena idea decir eso…”


-¿En serio? He pasado un par de veces y nunca te he visto. ¿Qué clase de música te va?

Esperaba que le gustara el rock como a él, aunque también le iban muchos géneros distintos. Incluso le iban alguna de pop y todo eso o electrónicas. Y a veces solo le gustaba ver a las chicas de las portadas de los discos. No era muy conocedor de la música o de la historia y vida de los cantantes, solo escuchaba lo que le agradaba. ”Me pregunto si tocará algún instrumento…” Antes había hecho un poco de guitarra pero más como un pasatiempo.
Fuera cual fuera su respuesta, lo que lo tomó un poco por sorpresa fue la revelación de que no iba a la misma escuela. Pero, curiosamente eso causó en él una reacción no tan esperada.


-¿En serio, eres millonaria? Sería genial verte en clases de modales y eso

Sonrió de nuevo pero bastante divertido. Su tono, sin embargo, no era de burla autentica o algo por el estilo, sino la broma que se haría con un amigo. No parecía molestarla porque, desde el inicio, ella le había agradado y le parecía su igual, probablemente la persona más a fin que había encontrado hasta ahora. Claro, eso no la salvaba de que fuera a llamarle “chica snob” o algo así cuando estuvieran en plan de broma, como seguro ella llegaría a ver. No le molestaba que hiciera lo propio con él si tenían confianza.

Apoyaba ya la barbilla entre los brazos que tenía cruzados sobre la mesa, con aire un poco decepcionado por el que no hubiera un secreto en su habilidad para las cartas. Quería conocerlo pero no se lo revelaría. ”Igual las palabras no sirven…” Tomó la baraja de nuevo y la colocó en el centro de la mesa que compartían, enderezándose y acercándosela.


-Probemos, ¿juegas sin dinero o te da miedo guapa? -sonrió como al principio, de medio labio, esperando molestarla lo suficiente para que jugara.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El rey de los juegos

Mensaje por Aylen Dweist el Mar Feb 09, 2016 7:01 am

Aun no sé, si tomarme esta invitación de ir al zoo como una coña o como algo en serio. De todos modos, ir tengo que ir, no puedo perderme ver animalicos, pero eso de poder entrar y estar en contacto con ellos... lo que ya pensé en su momento, es el sueño de cualquier niño, echo realidad a los veintitrés. Como se nota que cuando eres pequeño, hay muchos rompe corazones... malditos contactos, malditos empleados y malditos niños elegidos por pura potra... cuanto rencor en tan poco tiempo. Aun así, por no aguar la conversación, sonrío amistosa agradeciéndole la invitación. - Genial, me pasaré cuanto antes.

No sabía que este muchacho hubiese pasado por la tienda. La verdad es que yo tampoco le he visto por las tardes en las que estoy. Bueno antes mencionó que no iba mucho a clase, a lo mejor perdía allí el tiempo por las mañanas. - Pues no será porque sea invisible gastada la broma, sigo escuchando y respondiendo, mientra me acomodo de nuevo en la silla, echándome hacia delante y apoyando mis codos en mis muslos.- Escucho ¡casi! de todo, pero supongo que la que más me va es el rock clásico Como persona extraña que soy, no soporto las modas, por eso mis gustos van con varios años de retraso, pero no por ello significa que sea malo.

Agarro la cerveza una vez mencionado mi lugar de estudio. Para mi sorpresa, y tan sorpresa, fue su reacción. No me sorprendió que dijese que soy millonaría, de echo... solo sé que tengo pasta, no me molesto en descubrir cuanta, pero... ¿Cómo ha sabido lo de las clases de protocolo? ¿Tan seguro es que si tienes dinero se dan ese tipo de clases? Bueno en mi caso es casi comprensible, solo hay que mirarme y se entiende el por qué mis padres me llevaban, pero... ¿sería malo reconocer que me gustaban esas clases? mejor guardarme esas historias para otro momento, no quiero darme tanto a conocer en la primera quedada y más cuando ya por esto casi derramo media cerveza por toser ante la sorpresa. - Si vas a venir a verme a una de esas clases, te sugiero que lleves la cámara d vídeo, eso si será gracioso de ver.

Parece que el chico se molestó con mi comentario de las cartas. ¿De verdad esperaba que hubiera un secreto? ¿Tan raro es que con práctica, lógica y paciencia se aprenda a jugar?... Vale esta última pregunta casi que sobra, sobre todo porque ¿quién ha día de hoy tiene algo de lógica o simplemente paciencia? Hasta a mi me falta de esto último a veces. Viendo como coge la baraja para jugar de nuevo pero sin dinero, hace que se me pase una última pregunta por mi cabeza... ¿Será algún otro cerrado de mente que piense que las mujeres no valemos nada más que para coger el mocho y fregar platos? Solo de pensarlo hacia que me dieran ganas de ganarle a otra partida, sea o no con dinero. Con una leve sonrisa de medio labio y una mirada desafiante le contesto. - Por supuesto chaval, baraja.


¡Te den!:

Take a Photo!:

avatar
Colegio Arte
Universidad


Pan


Edad : 24


http://sunflower.foroactivo.mx/t435-ficha-aylen-dweist-id#1933
http://sunflower.foroactivo.mx/t600-relaciones-actual-vida-islena-de-aylen-dweist
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El rey de los juegos

Mensaje por Kazuna Ryuketzu el Miér Feb 10, 2016 12:30 am

Pasó algo curioso entonces y es que la chica pudo ver algo de Kazuna Ryuketzu que nadie más había notado. Vaya, ni siquiera él en realidad. Fue durante su conversación al respecto de la tienda y música en general que ocurrió. No fue genial, tan solo algo curioso y más gracioso que otra cosa pues también dejó claro que aquél joven no tenía mucho conocimiento de música.

-¿Invisible? -alzó una ceja más bien confundido, pero poco a poco reaccionó y soltó una risa un poco tonta- pfff Ok, ok… -se despejó tomando un trago más, ahora bastante animado por haber caído en algo así cuando se le iluminaron un poco los ojos- ¿te gusta el rock clásico, como los viejitos?

Colocó sus manos y, sin levantarse del asiento tocó la guitarra de aire un poco. De haber sido cualquier otra situación se habría apenado pero se sentía extrañamente en confianza. Además le patearía el trasero a cualquiera que se burlara, afortunadamente hizo aquello en voz baja.

- Deep down Louisiana close to New Orleans, there stood a log cabin made of earth and wood… lived a country boy named Johnny B Good, who never learned to read or write so well, and he could play the guitar just like a ringing a bell, go Johnny go*

La letra estaba incorrecta y cortada, los acordes “tocados” no existían y movía la cabeza más bien como si estuviera tocando algo de metal. Para variar aquello no era rock sino rock and roll, pero no conocía realmente la diferencia. Fue ligeramente discreto pues más bien quería intentar sacarle una sonrisa igual y que se olvidara de su torpeza de antes. El asunto fue que lo había cantado bastante bien. En realidad, para no saber inglés, pues fue un acto de repetición, había sido capaz de interpretar demasiado bien para un novato una ocasión como esa. Incluso no había sonado ningún acento nipón ni nada por el estilo. Probablemente era solo esa canción, pero se le daba de tal forma que podría concursar con ella. De haber sonado la pista, habría sido demasiado buena. De nuevo, ni siquiera él se dio cuenta.

Terminó tan rápido como comenzó, cosa de unos segundos, y volvió a reír, ligeramente sonrojado. ”Que bien que no es de las chicas que carga el móvil, si me gravaba haciendo el tonto tendría que robárselo o algo así”. Se frotó la nuca y volvió a beber un poco, tomando la baraja para olvidar el asunto.


-Si iré a verte si me dices donde y llevaré cámara -comento sobre lo de las clases de modales- pero no se subir cosas a la internet, así que solo nos reiremos nosotros.

Barajó con algo más de confianza. Repartió de nuevo para jugar póker Había tenido algo más de suerte antes con ese juego así que le convenía comenzar con eso. Repartió rápidamente las cartas cuando ella hubiera cortado y abrió su abanico de barajas para mirar su mano, confiado en que no perdería dinero. Movía los labios al ritmo de la letra de esa canción, pero se detenía antes de terminarla porque no se la sabía toda, o no la recordaba. Miró por encima de las figuras de la baraja a su acompañante.

-Tú dices súper chica.

*:
Es la letra de la canción Johnny B Goode. Kazuna no distingue mucho entre Rock y Rock and Roll. La escuchó hace años y se le da genial. Lamentablemente solo esa. El fragmento que cantó es una versión recortada de la primera parte (ojo su voz es distinta a la del original, claro). https://www.youtube.com/watch?v=ZFo8-JqzSCM

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El rey de los juegos

Mensaje por Aylen Dweist el Jue Feb 11, 2016 8:12 am

No doy mucho crédito a su reacción, por no decir, que me anulo a mi la mía. Tan solo ladeo e inclino un poco la cabeza hacia la izquierda y entrecierro un poco el ojo izquierdo. Me acaba de dejar sin ideas, sin reacción y sin... no sé... ¿cerebro? fue todo un tanto extraño y más por su lenta forma de echarse a reír. No sé, si es que le ha costado pillar mi broma o se ríe por no quedar como si fuese él el que se acaba de quedar con la cabeza hueca. Ha sido un duro golpe para mi y mi inteligencia, que mal me sienta.

Lo de el rock clásico como a los viejos sobra. La buena música es la que ya pasó y no la que se escucha ahora, o al menos esa es mi opinión. Lo malo es... que para trabajar en una tienda de música soy negada para reconocer las categorías. Para mi solo existe: rock, pop, heavy, latina, rap, etc... y sus subcategorias que ahí es donde abunda toda esa cantidad de rarezas que no se discernir. Con lo fácil que sería catalogarlas a todas con una global en vez de con subcategorías o mezclas extrañas...

Salgo de mi trance para asentir sobre mis gustos musicales, pero de inmediato se pone a... ¿Tocar? una guitarra imaginaria y canta una canción que me suena mucho de haberla oído en... de haberla oído. Nunca me esforcé por conocer ni el autor ni el nombre de la canción, pero siempre me ha gustado escuchar todo aquello que no me produzca vergüenza o dolores de cabeza. Viendo que su estilo no pega demasiado con aquella canción, me río delante suya pero sin animo de ofender. Es gracioso de presenciar y por suerte o desgracia para mi, me vale más un recuerdo en mi memoria que un recuerdo en imágenes, por eso y porque no me gusta salir en ellas y se me da fatal sostener un cacharro electrónico. Si llegase a ver mi mierdimóvil seguramente tendría otro motivo más para reírse como yo. De todos modos, no se le daba nada mal entretener. - Eres bueno Kazuna, de aquí a cantante y guitarrista solo un paso.

Para que siguiera el aire animado, no dudó en aceptar mi oferta de llevarse la cámara, lástima que no tenga que seguir dando esas clases. - Si me vuelven a apuntar, no te preocupes, yo te aviso. Volviendo a recuperar un poco el aire de tanta risa, agarro otra vez la cerveza y me encojo de hombros antes de beber. - Y tampoco te preocupes por subirlo a internet. No te lo habría permitido. Le doy un último trago a la cerveza antes de empezar con la partida.

Dejo la cerveza de nuevo encima de la mesa, muy cercana a las cartas que me ha repartido. Se nota que esta vez no me iba tan bien. Tengo dos parejas, que podría convertirse en un full fácilmente... pero para ello debería de cambiar una de mis cartas con la posible mala suerte de que me acabe comiendo los mocos. Tuve demasiada suerte en la primera partida, pero se nota que el juego conmigo, si no es en Black Jack, es igual que con los amores, rápidos, satisfactorios y de una sola vez. Sé que es una partida de prueba, pero si quiere aprender a jugar, mejor sería que estuviera a mis gestos ¿no? Me mantengo en una posición neutral, sin sonrisas ni movimientos en la cara, solo tranquila y relajada. No levanto la vista de mis cartas y además las ordeno, haciendo pasar un poco el tiempo y el sufrimiento del jugador, por algo algunas veces los jugadores ganan por sus trolas, no por su mano. Sin más miramientos, levanto la vista hacia la suya y muestro mis cartas, pensando que solo es una partida sin pasta y solo de prueba, por lo que no teníamos que andarnos con subidas ni pasadas. - No gran cosa esta vez. Doble pareja. Me cruzo de brazos y le sonrío. - ¿Ves? No tengo secretos, solo buenas o malas manos.


¡Te den!:

Take a Photo!:

avatar
Colegio Arte
Universidad


Pan


Edad : 24


http://sunflower.foroactivo.mx/t435-ficha-aylen-dweist-id#1933
http://sunflower.foroactivo.mx/t600-relaciones-actual-vida-islena-de-aylen-dweist
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El rey de los juegos

Mensaje por Kazuna Ryuketzu el Vie Feb 12, 2016 6:35 pm

Volvió a sentirse tonto cuando le dijo que le faltaba poco para cantante. Sabía que se burlaba pero no se lo tomó a mal. En realidad sentía que podían decirse cosas fuertes sin autentico ánimo de ofenderse. O quizás solo un poco, pero a él no le molestaba demasiado si es que venía de un igual. Al menos así la veía.
Hizo un gesto vago con la mano para restarle importancia. ”Listilla”, sin embargo sonrió de medio labio.


-Venga ¿Qué tú sabes tocar? -pregunto con auténtica curiosidad. Incluso levantó las anos y formó con los dedos un marco, tras el que la miró como si fuera un fotógrafo o algo por el estilo, aunque claro, no sabía nada de eso- En un concierto quedas bien pero no todo es pinta de chica mala.

Era claro que bromeaba por su rostro fingiendo sonreír con suficiencia, moviendo un tenedor que había por ahí como si diera una lección con él. Lo curioso es que había sido un alago. Le caían bien esas personas y la facha de tomboy se le hacía genial. Claro que si ella lo notó eso ya no lo supo.
No había perdido su pose cuando sonrió enseñando los dientes y la miró por eso de que la habían sacado de clase de modales, o eso había entendido.


-¿Qué, te expulsaron? -su sonrisa disminuyó ligeramente al decirlo. Reprobar materias era algo normal para él, pero había algunos que en verdad sufrían con eso. No sabía si esa chica era esa clase de persona- ¿o lo dejaste? -hizo un gesto con un poco de fastidio pues no se podía imaginar a si mismo tomando una clase así… de nuevo.

Claro, su madre, una actriz de nivel alto y su padre un empresario exitoso, habían querido meterlo a algo así pero terminó peleándose con los de la clase de danza. Al menos podía decir que había sido interesante, los bailarincillos eran fuertes y habían dado buena pelea. Pero como fuera eso ya no le importaba demasiado.
Cogió sus cartas y miró su mano. No estaba mal, un full, podía jugarlo. ”Pero con la experiencia seguro que me sale con un póker o algo por el estilo…” Alzó una ceja cuando escuchó su jugada. ”Si, seguro dos parejas de reyes o algo así…” Miró con cuidado y vio que en efecto eran dos pares. Ahora si sonrió.


-Full, ¿Qué tal? -parpadeó- ¿no será que me dejas ganar? -esa idea no le gustaba para nada. Claro, confiaba en sí mismo pero ella le había arrastrado dos veces seguidas así que era lo suficientemente no tonto como para sospechar- ¿otra?

Le acercó las barajas, era su turno de repartir. Podían jugar lo que ella prefiriera. Estaba pensando en hacerla apostar algo que no fuera dinero pero no se le ocurría que. ”Eso de verdad o reto es de chicas, quizás que invitemos otra ronda, me podría animar con algo como lo que toma.”

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El rey de los juegos

Mensaje por Aylen Dweist el Lun Feb 15, 2016 6:54 am

Me lo estoy pasando bien con aquel chaval. Es gracioso, no se ofende por mi humor fuera de lugar, ambos nos sentamos cómodamente sin importar el otro... esta bien, sí, nada extraordinario, solo una salida entre amigos, aunque no nos conozcamos. La variable de este asunto es, que conocernos o no conocernos, puede cambiar. Lo que si espero es que si hay cambio sea para mejor y no para peor. No me gusta llevarme mal con nadie, son el resto de personas quien deciden odiarme, facilitándome el tener que eliminarlos de mi vida ¡se autoeliminan solos! que gran ahorro de trabajo.

Volviendo a la situación a la que me enfrento, me pregunta por si sé tocar algún instrumento. Lamentablemente, siempre quise aprender a tocar algo más que no sean la moral de quienes me molestan, pero... digamos que... nunca me puse a ello. - No toco ningún instrumento. Solo se me da bien cantar bajo la ducha. Con respecto a lo del concierto, no puedo evitar ponerme falsamente por las nubes. -Quedo bien de chica mala y lo que me pongas. Yo deslumbro sobre cualquier tipo de escenario.

No me esperaba que se desilusionara porque no estuviera en clases de protocolo. A ver, me gustaban, sí, pero no es tampoco una perdida tan enorme como para que otro se lo tome a mal. Imagino que era todo solo por las grabaciones y las risas que nos hubiéramos pegado después... aunque, sabiendo que me graban, en vez de disfrutar de las clases hubiera querido liarla para poder reírme después, eso si habría supuesto mi expulsión. - Ni una cosa, ni la otra. Me mudé de Polonia a esta isla y no me he apuntado a otra cuando llegué... Además, era todo por obligación de mis padres. No iba a echarle toda la culpa a mis padres por estar apuntada a esas clases, pero no me la voy a echar a mi por ser tan vaga.

Volviendo a las cartas, él me ha ganado de sobra con su Full. No he tenido muy buena mano esta vez y tampoco me he esforzado por mejorarla. Se le ve decidido a encontrar mi secreto, así que, me esforzaré en demostrarle que es solo azar. - No, ya te lo dije. No tengo ningún truco. Acepto jugar otra partida, asintiendo con la cabeza. Cojo la baraja y empiezo a barajar. Lo único que sé con total seguridad es que el juego que mejor se me da es el Black Jack, pero no uso tampoco la suerte, solo las matemáticas básicas.- Si no te importa, cambiemos a Black Jack, se me da mucho mejor que el poker. Puede que así aprendas de verdad algo.


¡Te den!:

Take a Photo!:

avatar
Colegio Arte
Universidad


Pan


Edad : 24


http://sunflower.foroactivo.mx/t435-ficha-aylen-dweist-id#1933
http://sunflower.foroactivo.mx/t600-relaciones-actual-vida-islena-de-aylen-dweist
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El rey de los juegos

Mensaje por Kazuna Ryuketzu el Sáb Feb 20, 2016 12:35 am

La noche se había alargado un poco más de lo esperado, era cierto, pero también que no lo estaba pasando nada mal a pesar de las pérdidas de antes. Jugar a las cartas sin dinero resultaba bastante agradable después de todo, pero aun así no tenía tanta emoción. Por suerte la chica tenía una capacidad de conversación agradable y dejaba que todo fluyera tranquilamente. ”Ni siquiera tengo sueño, está genial”. Normalmente se dormía temprano después de un día de trabajo como el anterior, caía rendido, pero ahora no.

Sonreía aun por su pequeña victoria. ”Vale, que aun si me deja ganar está bien”. Regresando las cartas la dejó barajear mientras daba otro sorbo a su bebida que ya tenía muy avanzada. Se rio un poco con lo de cantar en la ducha.


-¿Usas el cepillo como micrófono? Pfff -no se burlaba de mal modo, solo le había hecho gracia- si entras a mi banda de guitarra de aire seremos estupendos, puedes llevar una regadera portátil.

Volvió a reír, ahora de su propio chiste simplón, pero toda la broma murió cuando ella contó, vagamente, que asistía a esas cosas por sus padres. Incluso la sonrisota se le borró y puso una cara de fastidio. A él le había pasado similar. De hecho muy similar. Sus padres eran estirados snobs y no veían nada bien la vida de su hijo mayor, de pandillas y problemas. ”Que fastidio, así son siempre los padres”.

-Venga, déjalo ya, los míos también son molestos… o eran porque ya no les importa… es lo mejor -dijo con sinceridad.

Asintió ante lo de jugar black Jack. Quería intentar de nuevo. No era bueno contando las cartas, normalmente, así que se basaba más en intentar ganar a la suerte y no pasarse mucho… Se acomodó para el juego sentándose un poco escurrido en el asiento, con sus largas piernas colocadas aquí y allá. Tomó su primera carta y la miró por lo bajo. Parecía haber perdido el interés en averiguar el “truco” de su compañera.


-¿Qué tal si el que gana paga la siguiente ronda, o te despiertas temprano mañana?

Sonrió un poco, de medio labio. Era casi un reto.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El rey de los juegos

Mensaje por Aylen Dweist el Miér Feb 24, 2016 5:56 am

La tarde pasa rápido y la conversación fluye amena. No veo la hora de marcharme, aun teniendo trabajo mañana por la mañana que hacer. Por un día no iba a pasar nada malo, digo yo... Lo bueno de toda esta tarde, es que puedo pasar una tarde como si no hubiera salido de casa. Hasta cierto punto, pensar en eso así, me emocionaba, pero no lo iba a ir luciendo por el bar. Si lo hiciera, me llamarían lunática y hoy no me apetece quedar como la loca de la isla... quizá otro día. Solo espero que no venga el actual loco y me dé una paliza por arrebatarle el título.

Al igual que Kazuna, tampoco pude evitar reírme por lo que yo misma dije. No todo el mundo reconoce abiertamente que canta bajo la ducha, fuera de ella, cuando se lava los dientes o, más sencillo, de las puertas del cuarto de baño para adentro... Aunque para fuera también... Soy un caso perdido, con la de cosas que podría haber dicho y escojo la más sosa. Bueno al menos le hizo gracia, que es lo que pretendía. - Solo a veces, depende de lo que tenga a mano: el cepillo de dientes, el jabón de mano que se escurre y da contra el espejo, la colonia, a veces el móvil cuando recibo una llamada y quedo en ridículo... Con lo de su banda de air guitar, me eché más a reír, sobre todo por lo de la regadera. - ¡Tío! ¿para que quiero yo una regadera? dame algo del cuarto de baño, que si no, no me motivo y nos vamos a la mierda el primer día de concierto.

Seguí riéndome durante un rato, hasta que veo como la cara de Kazuna se había apagado, como si le echas un cubo de arena a una pequeña fogata para apagarla. No entiendo muy bien su desanimo tan repentino. A diferencia de él, yo voy concluyendo mi risa más lentamente que la suya. Le escucho hablar sobre molestias y me quedo aun más desentendida del tema. ¿Tendrá que ver por las clases de protocolo? ¿Por mi padres más concretamente? Cerré los ojos con pasotismo y ladeo un poco la cabeza hacia un lado con dejadez. - Va... no dejes que la noche se arruine por lo plastas que pueden llegar a ser los padres o no. ¿Estamos aquí por ellos no? Dejalos que vivan su vidas, mientras nosotros mejoramos las nuestras. Dije finalmente con una sonrisa para animar de nuevo la conversación.

El chico se había vuelto a venir arriba con las cartas, tanto que quería volver a "apostar" pero de una manera más amena. Me lo pensé un poco, ya que tenía que levantarme temprano para el trabajo que tengo pendiente, pero... también como dije antes, por un día no importa. Así que, pensandomelo poco, asentí y sonreí segura de mi misma, ya que algo me dice que volveré a ganar. - Hecho. Le extiendo la mano para cerrar la apuesta y pongo mi primera carta en mi lado de la mesa. Se me ocurrió una forma de hacer el juego más interesante, pero el ya había visto su primera carta. Se lo propondré para la siguiente jugada y así nos divertiríamos un poco más. Me pongo la segunda carta y levanto para ver cuanto tenía en mi mano. Un diez y un siete, esta son las oportunidades de todo nada, o pides una más con arriesgo de pasarte o te quedas corto. Como odio estas opciones al límite, así que para relajarme y pensármelo bien, abro tema de conversación. - Oye, dices que no llevas mucho aquí ¿Verdad? ¿Conoces a mucha gente? ¿Algún ligue tal vez? Alzo las cejas, junto con una sonrisa picarona. No soy una marujona, pero me gusta tratar temas sociales de vez en cuando.


¡Te den!:

Take a Photo!:

avatar
Colegio Arte
Universidad


Pan


Edad : 24


http://sunflower.foroactivo.mx/t435-ficha-aylen-dweist-id#1933
http://sunflower.foroactivo.mx/t600-relaciones-actual-vida-islena-de-aylen-dweist
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El rey de los juegos

Mensaje por Kazuna Ryuketzu el Vie Feb 26, 2016 10:45 am

La miró con sus ojos ahora bien abiertos, redondos como platos. Parpadeó un par de veces, serio e inclinado hacia delante un poco, con la espalda curva. Gracias a su altura aun así se notaba grande. Se había quedado bastante curioso en la plática de broma, aunque no sabía que tan real podía resultar. ”Bueno al final igual y termina siendo entretenido.”

-Venga, que de verdad me estoy interesado en que hagamos algo, digo, si no te da miedo, puede ser divertido si le intentamos a una tocada.

Se frotó la nuca con la mano, enderezándose un poco y riendo ligeramente. Sonaba tonto y no sabía si le interesaba pero al menos sería algo que hacer, últimamente solo era escuela y trabajo y el tiempo libre lo pasaba tirado mirando la TV. Ese día era una de las pocas excepciones en realidad. ”Meh, igual y le da pena o algo”. No dijo más, se recargó en el respaldo de su silla un poco mientras esperaba la jugada.
Hizo un gesto vago con la mano restándole importancia a la charla medio incomoda de los padres. Aparentemente los dos tenían mala relación con sus progenitores. Tenía razón la chica, hablar de eso arruinaba el ambiente, siguió su consejo y no comentó más.


-Vale, y no pretendo perder ahora, guapa -se relamió mientras acomodaba sus cartas, bien atento ahora al juego. Había ganado solo uno de tres juegos y en uno sin apuesta. Bien le serviría ver si no lo estaba dejando ganar para aplastarlo ahora que apostarían una ronda- dame una abierta.

Dejó una de sus cartas boca abajo y otra arriba. La que se veía era un diez. La que tenía boca abajo podría ser o un uno o quizás hasta otro diez. La carta que le diera ella y ambos pudieran ver determinaría todo. Si era otro diez perdería definitivamente, cualquier cosa menos podría darle una oportunidad.
Pero desvió su atención de las cartas cuando se puso curiosa y platicadora. Esas preguntas le hicieron pensar un poco. Giró los ojos a un lado y se frotó la barbilla pensando.


-Umm, tengo unas semanas, conozco a pocos… eres la primera de los míos que me encuentro -se refería a que era la clase de personas con las que terminaba haciendo buenas amistades y que podían decirse incluso insultos con confianza- he andado por ahí -sonrió un poco de medio labio- ¿y tú que tal?

Quería saber lo mismo, igual lo que ella quisiera contarle.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] El rey de los juegos

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.