Sunflower
LINKS RÁPIDOS
GUÍA DE INICIOHISTORIA DE SUNFLOWERREGLAMENTOGRUPO DE FACEBOOK¿BUSCAS AFILIARTE?

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ÚLTIMOS TEMAS

STAFF
KANON INOUE
MP | Perfil
Katsuki Bakugō
MP | Perfil
Deku Midoriya
MP | Perfil
Shōto Todoroki
MP | Perfil
AYLEN DWEIST
MP | Perfil
- En hiatus -

AFILIADOS

Hermanos
Élite
Bad Apple! Codes
Crear foro
Crear foro
counting ★ stars
Project Fear.less
Loving Pets
Devil Within +18
Lacim Tenebris
Boku no Hero ROL
CRÉDITOS
Skin “Shine!” creado por Runa XIII e inspirado en la colección de tablillas de NympheaKeep it simple”. Un agradecimiento especial para Nymphea por su consentimiento. Un agradecimiento especial a la Asistencia de Foroactivo y los tutoriales de Savage Themes y The Captain Knows Best.

Todos los derechos son reservados. Las imágenes y el contenido alojados en este foro pertenecen a: DeviantArt, Zerochan, Pixiv y a Pinterest y se le acredita a sus respectivos autores.

No está permitido el uso de algún contenido propio de este foro sin permiso alguno. Se original, no copies.

Ésta ambientación está basada en el anime/manga de "Boku No Hero Academia" más se recalca la palabra "Basada" ya que nos reservamos el derecho a considerar qué cosas tomar del mismo como parte de nuestra ambientación, en pos del bienestar del balance del mundo, siempre para conservar un rol tranquilo y disfrutable sin injusticias innecesarias.


Menudo comienzo [Priv. Noeru]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Menudo comienzo [Priv. Noeru]

Mensaje por Invitado el Vie Ene 01, 2016 4:10 pm

Hay quien dice que mudarse a una nueva ciudad es el inicio de una nueva vida, pero es una frase demasiado típica para describir lo que me estaba ocurriendo. Después de tantos años anhelando dejar a   ese viejo borracho e independizarme, por fin lo había conseguido. Era libre como un pájaro, como el sol cuando amanece, como el mar... Libre para usar metáforas típicas y absurdas de canciones de los 90, 80 o qué sé yo. La vida me sonreía, sí. Hasta que casi se me cuela el pie en el hueco entre el tren y el andén. Por suerte simplemente fue un pequeño tropiezo... seguido de las pequeñas risas indiscretas de la gente que lo había visto y un momento de vergüenza extrema. Huí de allí rápidamente para conservar la poca dignidad que me quedaba.

Aspiré con fuerza para respirar el aire fresco de la calle, cosa que necesitaba porque francamente el tren apestaba como a mil demonios y la técnica de aguantar la  respiración hasta llegar a la parada no era muy efectiva. Agarré la maleta, saqué el mapa y me dispuse a encontrar el que sería mi apartamento.

La ciudad era bonita, me agradaba bastante. Distaba mucho de mi antiguo barrio, cosa que agradecía aunque cualquier cosa era mejor que ese sitio. Pero por muy bonito que fuese ese árbol que daba sombra a un banco en el que había sentada una anciana, verlo 5 veces seguidas en menos de treinta minutos no era plan. Algo fallaba. ¿Estaba caminando en círculos? Imposible, estaba siguiendo el mapa a la perfección. O no. Me detuve y miré el mapa con atención durante unos segundos, le di la vuelta, lo volví a mirar y recordé que soy una negada total para leer mapas. Para mí son como jeroglíficos, como física cuántica en arameo.

-Bueno... Tendré que pedir direcciones.- Miré a mi alrededor en busca de alguien a quien pudiera confiarle la tarea de guiarme hacia los apartamentos y mi mirada se fijó directamente en esa anciana sentada en el banco. Esa anciana de aspecto amable y bonachón que me había sonreído las 10 veces que pasé por su lado cuando estaba dando vueltas como un pato mareado. Seguro que ella llevaba mucho tiempo viviendo allí y podría guiarme, así que le pregunté. Me dijo que girase nosecuantas veces a la derecha, y otras tantas a la izquierda y siguiera recto  cuando viese una piedra con aspecto de Moai. Estas indicaciones me parecieron un tanto extrañas, pero hice lo que me pidió.
Pasaron las horas y acabó haciéndose de noche. Aunque en invierno oscurece más rápido de lo normal y como a las seis de la tarde ya empieza a atardecer, pero eran las 10 o las 11 ya. Estaba agotada y maldiciendo mi mala suerte y a aquella anciana, aunque seguramente no fuera su culpa, sino que era yo quien no sabía seguir indicaciones. No, seguro que era una anciana malvada.

-Estoy sedienta...- Murmuré. La maleta cada vez se me hacía más pesada y no podía más. Necesitaba beber algo. Miré a mi alrededor y vi una especie de bar o algo así. Parecía un tanto raro, pero tenía que parar a descansar en algún sitio. Entré y me senté en la barra, dejando la maleta en la banqueta a mi lado.- ¡CAMARERO PONME UNA PESI!
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Menudo comienzo [Priv. Noeru]

Mensaje por Invitado el Vie Ene 01, 2016 4:40 pm

Acababamos de abrir el local cuando todo empezó. Antro 07-G, o el Antro como se le suele llamar para acortar, no abre hasta tarde, debido a la naturaleza del local. Sin embargo, a estas horas tempranas (antes de medianoche) aún no estaba todo demasiado descontrolado.

Aún así, el sitio podría resultar molesto para alguien que no estuviera acostumbrado a ese lado “oscuro” de la ciudad. La música, insultantemente alta. Las luces, capaces de dar un ataque a cualquiera, brillando y danzando por toda la sala. La gente, bailando, pidiendo bebidas, y de vez en cuando, solicitando alguna de las salas privadas destinadas a “pecados varios”.

Como la jornada acababa de comenzar, todavía estaba fresco cuando ella entró. Había conseguido beber un poco cuando no me veían, pero no era suficiente para lo que me esperaba. La chica entró decidida, apenas consciente de lo que la rodeaba. Estaba despeinada y parecía cansada, como si hubiera pasado todo el día caminando. Su ropa estaba descolocada, indicando que estaba pasando calor. Rápidamente preparé el vaso con los hielos. El trabajo de barman requería conocer perfectamente a tu cliente tan solo por su aspecto. Esperé a que pidiera lo que quería, con una sonrisa en el rostro y mi típica mirada provocadora que ya ni siquiera sabía cómo cambiar.

Pero toda mi habilidad para conocer a la gente, todo mi poder de deducción sherlockiano que la experiencia como barman y mi historia con las personas me había dado no podían prepararme para eso. La chica no quería alcohol. No quería una Coca-Cola, no quería unas bravas para comer con los amigos. Ella quería una “PESI”, gritada con un tono excesivamente alto incluso para el volumen al que estaba la música.

Parpadeé un par de veces, descolocado, antes de volver a reaccionar con naturalidad. Respondí con un “Claro, preciosa”, más bajo de lo normal, tanto que probablemente ella no lo habría oído con la música. Me giré para buscar una botella de Pepsi, suponiendo que eso era a lo que ella se refería, la cual ni siquiera estaba seguro de que tuviéramos.

Sorprendentemente ahí estaba, detrás de los botellines de CocaCola que normalmente solo se usaban para mezclar con alcohol. Rellené el vaso con el botellín, que apenas llegó a la mitad. “Obviamente, esto es un vaso para mezclar”, pensé. Coloqué una rodaja cortada de limón en el borde del vaso y con una floritura dejé una pequeña sombrilla decoratoria. Extendí el vaso hasta ella, sobre un posavasos decorado con los colores del Antro, sonriéndole cálidamente.

- No te he visto antes por aquí preciosa, ¿eres nueva en la ciudad, o solo nueva en este pequeño mundo nuestro? -el juego de palabras no era más que una formalidad, aunque la verdad es que no era necesario hablar con el cliente. Simplemente sentí la necesidad de saber un poco más de esa chica. Quién sabe, tal vez llegara a ser realmente interesante. Su maleta (la cual podía responder mi pregunta directamente, pero preferí ignorarla) era pesada y escondía muchos secretos que yo no podía dejar escapar.

En fin, soy un sociópata.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Menudo comienzo [Priv. Noeru]

Mensaje por Invitado el Vie Ene 01, 2016 5:31 pm

El chico al otro lado de la barra me sirvió el vaso con la pepsi, un vaso demasiado alto para la cantidad que iba a beber y que se quedó a la mitad. Me hizo gracia pensar que no tenían vasos normales aquí, decía mucho del tipo de antro en el que me había metido. Eso y la música, a parte de la gente rara que estaba empezando a llegar  y la que ya había cuando entré, entre ellos el propio barman que, por alguna razón, no se limitó a hacer su trabajo y pirarse, sino que me hizo una pregunta absurda. ¿Qué? ¿Nueva en el mundo? Enarqué una ceja y me bebí la pepsi mirándole fijamente antes de responder nada.Su cabello me gustaba, era muy rojo y largo, recogido en una coleta. Destacaba bastante con ese color aunque en este sitio había gente con el pelo de muchos colores aún más llamativos, así que se quedaba un poco atrás. Lo que más me llamó la atención fueron sus ojos. Eran penetrantes y un poco intimidantes.

-Nueva en el barrio, de ahí la maleta.- Dije con una sonrisa dando unos golpecitos con la mano a la maleta a mi lado, dándole a entender que era un idiota por no haberse fijado. Por un momento sentí miedo de que la maleta no estuviera ahí, pero me reconfortó sentir el plástico en mi mano. Por si acaso eché un vistacito y sí, ahí seguía. Era absurdo pensar que me habían robado la maleta y me habían puesto un trozo de plástico en su lugar para que cuando lo tocara pensara que estaba ahí cuando en realidad no estaba, pero hay que ser precavido y siempre ponerse en la peor situación, sobretodo en un lugar como este. No me fiaba demasiado de este sitio, la verdad. Había poca luz y la atmósfera era muy rara. Además había llegado un montón de gente en un momento, lo cual me preocupaba bastante.

- Acabo de llegar a la ciudad y he parado aquí para descansar un poco de mi tour turístico mientras intentaba encontrar mi apartamento. Vi que era todo tan bonito que no quise parar a descansar del viaje ni a dejar las maletas en casa. Fui directa al turismo. .- Dije con cierto sarcasmo más para mi misma que para él..- Una ciudad preciosa.- Maldito sentido de la orientación completamente inexistente en mi persona. Seguro que esto lo había heredado de mi padre. Fijo. Las cosas malas siempre me vienen por su culpa..- Tienes un antro muy bonito, por cierto. Muy Acogedor.

Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Menudo comienzo [Priv. Noeru]

Mensaje por Invitado el Vie Ene 01, 2016 5:52 pm

Mi sonrisa se torció un momento antes de volver a su tono habitual. ¿Perdona qué? ¿Se me estaba poniendo gallita? Me reí interiormente, tal vez solo fuera una chica inepta a la hora de expresarse. Me había encontrado varias de esas. Se expresan bastante bien de otra forma, si entiendes lo que quiero decir. Suspiré, el sarcasmo no era realmente atractivo en una chica… Pero las chicas difíciles, en cambio, si que lo eran. Y esta lo parecía. Ya por tonta o por borde, iba a ser un reto.

- Bueno, si quieres que te enseñe algo por la ciudad, mañana libro. Además, probablemente pueda guiarte a los apartamentos en cuanto termine mi turno, o en mi descanso. Aunque eso depende, ¿dónde estudias preciosa? -me arriesgué un poco suponiendo que era estudiante, puesto que parecía bastante joven. Y si no lo fuera, considerarla una estudiante sería un halago, probablemente. Solía hacerlo, no había fallo posible-. Muchas gracias, por cierto. Sí está bien, ¿verdad? Tal vez un poco ruidoso -ensanché mi sonrisa con movimientos mil veces ensayados-. Si prefieres siempre podemos ir a una de las salas privadas. -y termino de hablar con un guiño, manteniendo la mirada fija en ella.

Me di la vuelta para coger el vaso usado que había dejado otro cliente y llevarlo rápidamente a la cocina, para dejar que ella reaccionara como tuviera que hacerlo. La primera opción sería que ella aceptara, aunque teniendo el tipo de chica que era me parecía muy dudable, por no decir imposible. No, esa no era la intención. La segunda opción sería que se sonrojara y se volviera más tímida en adelante, y ese era el verdadero objetivo cuando proponía eso a las chicas que venían. Sin embargo, tampoco pensaba que eso fuera a ser lo que hiciera esta chica. No parecía una de las chicas fácilmente descifrables que entraban en este tipo de local. La tercera opción, y la que esperaba que sucediera, era que ella se indignara y me mirara con desprecio, juzgándome. Tal vez incluso llegara a tirarme la Pepsi -me permití reirme un momento por ello ahora que no me veía- por encima, aunque esperaba que no llegara a ese extremo. Quería verla enfadada, verla odiarme, para que cuando consiguiera conquistarla todo fuera mucho más satisfactorio.

Mientras volvía con un platito con frutos secos y otro con gominolas, que se solíamos poner cuando alguien se quedaba a tomar algo en la barra, iba planeando sus próximos quince movimientos con mi nuevo “juguete”.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Menudo comienzo [Priv. Noeru]

Mensaje por Invitado el Vie Ene 01, 2016 6:29 pm

La idea de que este sujeto me enseñase la ciudad era tentadora, la verdad. Sobretodo teniendo en cuenta que soy incapaz de guiarme con un mapa. Yo, como mínimo, necesito un guía turístico. Sin embargo el tono en el que terminó la frase no me gustó. Es el típico "¿Estudias o trabajas? " estúpido para ligar. Este tio quería llevarme al catre y no era más que un rídículo mesero . Quizá estaba pensando demasiado y en realidad no quería nada de eso, pero cuando dijo lo de ir a la sala privada con esa sonrisa y mirándome de esa forma, con esos ojos...

-¡Pero...!- Me sonrojé y me quedé unos segundos sin saber qué hacer ni qué decir. ¿Qué demonios me estaba proponiendo este individuo? ¿Solo quería ir a una sala privada para estar a solas con una desconocida recién llegada y hablar? Lo dudaba mucho. Cuando se dio la vuelta y nuestros ojos se encontraron aparté la mirada. No sabía qué hacer. Era la primera vez que me encontraba en una situación como esta,.-¡No soy de esas que puedes llegar y meterlas en una habitación a solas y.... y...

Simplemente pensarlo hizo que me sonrojara más. Quise tirarle lo primero que pillase, pero la pepsi era para beber, no para tirar, y si se rompía tendría que pagarlo. Cogí una servilleta, la hice bola y se la tiré a la cara.

-Eres un descarado, y... y ¡me voy de aquí!.- Me levanté del taburete e hice ademán de coger mi maleta pero en vez de tocar la maleta toqué algo más blandito. Pegué un grito y miré que era lo que había tocado, y es que en algún momento un hombre se había sentado en el sitio donde estaba mi maleta.- NO PUEDE SER. ¿Cuándo ha llegado este?.- Pregunté al pelirrojo de la barra.- MI MALETA. Señor, ¿¡donde ha dejado la maleta!?

El hombre que estaba ahí sentado parecía molesto con mi nerviosismo y me respondió de mala manera que se la había llevado un chaval antes de sentarse él, hace menos de un minuto. Miré alrededor en busca de mi maleta y pude verla por un momento en la puerta. ¡Se la estaban llevando! Traté de llegar a la salida entre la gente pero había tanta que era imposible abrirse paso. Cuando por fin llegué a la salida no había forma de saber por dónde se había ido.

-Y ahora... ¿qué hago...?- Pregunté para mí misma. En esa maleta lo llevaba todo, y ahora no estaba. Se había ido. Quizá para siempre. Aunque puede que la encuentre más tarde en una basura con toda mi ropa interior... o quizá quien se la llevó venda todo lo que había dentro en una especie de mercadillo. Pensar en todo esto hizo que me viniera abajo. Volví a donde estaba el pelirrojo, me senté y puse la cabeza en la barra.

-Ponme algo con Alcohol...
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Menudo comienzo [Priv. Noeru]

Mensaje por Invitado el Sáb Ene 02, 2016 7:51 am

La miré con pena, olvidándome por un momento de todos mis planes al respecto de su persona. La verdad es que esta parte de la ciudad podía ser un poco cruel con los recién llegados. Suspiré y le serví un 43 con Pepsi en un vaso alto. Era una bebida no muy fuerte y apenas sabía a alcohol, así que seguramente fuera lo mejor para una chica como ella, que aparentemente no acostumbraba a beber.

- Si quieres algo más fuerte luego me lo dices, preciosa. -sonreí, tal vez más sinceramente que las otras veces. De todas formas no era tan fácil distinguirlo, puesto que la sonrisa iba “con el uniforme”.

Serví su cerveza al hombre que se sentó al lado de ella, tal vez demasiado cerca de ella para mi gusto. Conocía a ese muchacho, y aunque ya estaba terminando la carrera universitaria (unos años más tarde de lo normal, creo que casi ronda los treinta) no era alguien con quien tener una charla animada. Aunque la verdad, yo tampoco lo era.

Me puse a secar un par de vasos, más bien por hacer algo mientras pensaba, dirigiéndole miradas de soslayo a la pelinegra. Intentar ligarse a una chica problemática estaba bien, era divertido, incluso podía pensar que se merecía que fuera algo fuerte con ella, puesto que su carácter también era de armas tomar. No obstante, ligarse a una chica deprimida, o que acababa de darse un palo como esta, no era ni siquiera divertido. Era bastante fácil, además.

De todas formas ella estaba buena, tampoco íbamos a engañarnos. Habría que ver cómo iban las cosas.

Ni siquiera me ofendí cuando me tiró la servilleta, era una reacción más adorable y “débil” de lo que había esperado, lo que le había hecho ganar puntos para mí. Realmente podría llegar a desarrollar al menos un pequeño interés en esta joven. Tal vez incluso la llamara de nuevo después del primer polvo, aunque eso ya es decir demasiado. Sonreí para mí mismo por mi propia evolución mental. La verdad es que estaba muy mal.

Volví a mirarla, más directamente esta vez, centrando mis ojos azules en sus pupilas, mientras ella operaba con el vaso como si fuera algo completamente nuevo. Las vírgenes con el alcohol son las más adorables, pensé.

- Me llamo Noeru, pero mis amigos me llaman Santa -sonreí abiertamente, dejando el vaso que estaba limpiando sobre la barra-. Sé que debes odiarme y esas cosas, pero mi oferta de mostrarte la ciudad y ayudarte sigue en pie, preciosa.

Me di la vuelta, para dejarla pensar y para dejarme pensar a mí mismo. ¿Hasta dónde llegaba el reto personal, y dónde empezaba la pura curiosidad por aquella chica, misteriosa, extraña y aparentemente TAN tonta e inocente?
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Menudo comienzo [Priv. Noeru]

Mensaje por Invitado el Sáb Ene 02, 2016 9:09 am

Agarré el vaso y comencé a beber. No me terminaba de convencer el sabor de esa bebida, pero me daba igual. Estaba demasiado preocupada en la maleta como para preocuparme por lo que me estaba bebiendo, cosa que en realidad era bastante peligrosa porque ¿Y si el pelirrojo intentaba envenenarme? Miré la bebida y luego a él durante un momento. No parecía que estuviese intentando drogarme, de hecho se estaba ofreciendo a ayudarme, pero a saber a qué coste.

-Yo...- Dudé. No sabía si realmente podía confiar en esta persona. Acababa de conocerle y ya había intentado ligar conmigo, y mientras me habían robado la maleta. Realmente la noche no podría ir a peor, o quizá sí. Volví a posar mi cabeza en la barra para pensar las cosas detenidamente. Pensé en todo lo que había pasado desde que había llegado a la ciudad, empezando con el tropiezo del tren. Si es que desde el principio tenía la sensación de que iba a ser un día horrible, aunque lo había estado negando.-  Todo esto es culpa de esa señora... ¡Y porque no pude encontrar el Moai!

Di un golpe a la barra y puse mis brazos sobre mi cabeza. Mantén la calma, Rin, pensé. Todo esto tenía una solución, y debía encontrarla antes de que pasaran más cosas malas. Necesitaba un lugar donde dormir. Dormir en la calle quedaba descartado totalmente. Si es un barrio en el que en cuanto te despistan te roban una maleta y la gente lo ve y le da igual (miré al señor a mi lado con cierto odio) podría pasarme algo peor que un simple robo, sobretodo ahora que no me quedaba nada encima, salvo un poco de dinero que tendría que gastar en breves para pagar lo que me estaba tomando.

-Voy... a necesitar un lugar donde quedarme, por lo menos esta noche...- Dije al pelirrojo sin atreverme a mirarle. No había ningún sitio donde pudiera quedarme gratis y podía decirle adiós a los ahorros que había traído y al precioso apartamento en el que se suponía que me iba a quedar. Levanté la cabeza al darme cuenta de que lo que acababa de decir parecía una invitación a quedarme en su casa y lo que surgiera, y no era eso a lo que me refería. Temí por un momento que él hubiera entendido eso.- Es decir... eh... para dormir. Solo dormir. No pienses nada raro
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Menudo comienzo [Priv. Noeru]

Mensaje por Invitado el Dom Ene 03, 2016 11:27 am

Ignoré deliberadamente las tonterías que estaba soltando. Eran demasiadas como para analizarlas y, sinceramente, las chicas locas son mucho más atractivas, por un motivo o por otro.

La verdad es que la lunática me daba pena. No podría seguir ella sola sin sus cosas, así que probablemente tuviera que recurrir a sus padres. No sabía de su situación, pero yo mismo no querría verme en ese dilema. Sin embargo, a ella aparentemente se le ocurrió otra situación. Necesitaba “un lugar donde quedarse”, según me dijo. Eso podía ser conveniente… Para ella, claro, ¿para quién si no? Sonreí por mis propios pensamientos. A quién quiero engañar.

- Bueno, conozco un buen sitio para “dormir, solo dormir” -señalé al reloj con un movimiento de cabeza-. Como soy estudiante solo tengo medio turno, por lo que saldré sobre la una y media de la madrugada de aquí. No me tocan las horas más divertidas, pero qué se le va a hacer -retiré el botellín vacío del hombre con desenvoltura y lo sustituí por uno nuevo-. Si puedes esperar, puedo acompañarte a mi apartamento.

No sabía cómo se lo iba a tomar, pero como se suele decir, a tiempos desesperados, medidas desesperadas. Ella tampoco tenía muchas más opciones, teniendo en cuenta la zona de la ciudad en la que se encontraba. No sabía dónde se suponía que ella vivía, pero si no era de aquí (como era obvio), yo era su última esperanza.

Y eso me hacía sentir demasiado bien.

El reloj marcaba ahora las doce, y era en este momento cuando la música subía mucho más alto y las salas de bailarines se abrían, tanto para hombres como para mujeres. A partir de este momento un mundo completamente diferente se desvelaba, un mundo de drogas y sexo, un mundo al que ella, claramente, no pertenecía, pero en el que yo me encontraba como en casa. El DJ se había colocado en su puesto para empezar a trabajar, y los clientes, todos medio borrachos o drogados, lo miraban entusiasmados, esperando que pusieran una canción con la que restregarse a gusto. Y nuestro DJ, obviamente, era experto en el tema.

Siempre me hacía gracia ver el desfile de hombres que se dirigía a la habitación de las bailarinas, en las que con poca ropa movían sus cuerpos al son de su música, encandilando a los caballeros para que les dieran el dinero que tanto habían trabajado para conseguir. No eran menos las mujeres que iban a ver a nuestros bailarines, bastante conocidos por esta zona y que se encargaban de lo mismo. No conseguían tanto dinero para el Antro como yo a lo largo del día (he de decir, modestia aparte, que soy bastante bueno en lo mío), pero si nos daban un buen pellizco.

No sabía cómo ella reaccionaría a todos estos cambios. Las cosas más “preocupantes” se encontraban en salas aisladas y por ello la chica no podría verlas, pero en el ambiente se respiraba un aire de peligro y pecado que no se podía ocultar detrás de puertas. Dirigí mi mirada hacia ella, que ya se estaba terminando la bebida. Sí que bebe despacio, pensé.

- ¿Puedo servirte algo más, preciosa?
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Menudo comienzo [Priv. Noeru]

Mensaje por Invitado el Miér Ene 06, 2016 12:50 pm

-No, gracias.- Con la Pepsi y lo que me acababa de tomar ya había tenido suficiente, además ni siquiera me lo había terminado del todo. Sabía que lo que me había dado no tenía mucho alcohol, lo cual agradecí  y me hizo pensar que sí podría fiarme de él, pues si hubiera querido me habría emborrachado para que fuera más fácil hacerme lo que quisiera.

Eran las doce, por lo que aún quedaba una hora y media para que este chico saliese de trabajar y me llevase a su casa. Simplemente pensarlo me daba escalofríos, pues dicho así sonaba aún peor, y yo realmente no quería que pasase nada entre nosotros, solo quería dormir en algún sitio que no fuera la calle y usar el teléfono para llamar a mi padre y pedirle dinero para poder permitirme un lugar donde quedarme. Solo pensar que iba a tener que depender de mi padre para algo me daba asco. Quería irme a vivir sola, demostrar que podía valerme por mí misma y van y en el primer día me roban la maleta y ya tengo que pedir ayuda.

Miré al pelirrojo que sería o bien mi salvación o mi perdición. No parecía tener cara de buena persona sino que parecía el típico casanova, lo que hacía que esta decisión fuera estúpida pero, ¿qué opción tenía?¿Pedir ayuda a cualquier otro desconocido? Porque aquí no conocía a nadie. Ni siquiera había empezado las clases para hacer amigos o algo.
A medida que el lugar se iba llenando de gente me iba gustando menos el lugar. Estaba realmente abarrotado , la música estaba demasiado alta y no me gustaban las canciones que estaban poniendo. Llevaba demasiado tiempo ahí dentro y aún quedaba una hora para irnos. Miré al chico que había ido a atender a unas chicas en la otra esquina de la barra y esperé a que volviese.

-¿me dejarías un teléfono para llamar a casa?- Pregunté al pelirrojo cuando llegó. Debía llamar cuanto antes. Esperaba que no pensase que se lo quería robar o algo.- Serán menos de diez minutos.

Iría al baño y llamaría. Ahí sería el mejor lugar para llamar, porque con la música aquí era imposible y fuera hacía mucho frío.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Menudo comienzo [Priv. Noeru]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.