Sunflower
LINKS RÁPIDOS
GUÍA DE INICIOHISTORIA DE SUNFLOWERREGLAMENTOGRUPO DE FACEBOOK¿BUSCAS AFILIARTE?

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ÚLTIMOS TEMAS

STAFF
KANON INOUE
MP | Perfil
Katsuki Bakugō
MP | Perfil
Deku Midoriya
MP | Perfil
Shōto Todoroki
MP | Perfil
AYLEN DWEIST
MP | Perfil
- En hiatus -

AFILIADOS

Hermanos
Élite
Bad Apple! Codes
Crear foro
Crear foro
Project Fear.less
Loving Pets
Devil Within +18
Lacim Tenebris
CRÉDITOS
Skin “Shine!” creado por Runa XIII e inspirado en la colección de tablillas de NympheaKeep it simple”. Un agradecimiento especial para Nymphea por su consentimiento. Un agradecimiento especial a la Asistencia de Foroactivo y los tutoriales de Savage Themes y The Captain Knows Best.

Todos los derechos son reservados. Las imágenes y el contenido alojados en este foro pertenecen a: DeviantArt, Zerochan, Pixiv y a Pinterest y se le acredita a sus respectivos autores.

No está permitido el uso de algún contenido propio de este foro sin permiso alguno. Se original, no copies.

Ésta ambientación está basada en el anime/manga de "Boku No Hero Academia" más se recalca la palabra "Basada" ya que nos reservamos el derecho a considerar qué cosas tomar del mismo como parte de nuestra ambientación, en pos del bienestar del balance del mundo, siempre para conservar un rol tranquilo y disfrutable sin injusticias innecesarias.


[Privado] Lecturas y comida ¡GRATIS!

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Privado] Lecturas y comida ¡GRATIS!

Mensaje por Aylen Dweist el Sáb Dic 19, 2015 11:07 am

Tras esos cinco cigarrillos de paseo, llegamos a mi apartamento. No es gran cosa, pero consta de: un dormitorio principal y otro de invitados, un gran salón para reuniones, conectada con una cocina abierta con barra, un baño, un aseo, una pequeña despensa, un armarito a la entrada para los abrigos y zapatos, y mi cuarto de estudios o también llamado mi pequeño santuario de cómics y videojuegos. No es especialmente grande, pero me gustan los pisos pequeños y acogedores, sobre todo con pocos habitaciones para limpiar. Si por mi fuera, hubiera cogido uno más pequeño. Uno estudio sencillito, de esos en los que estiras el brazo desde la cama y llegas a la nevera, y si sacas el culo de la cama, estas directamente en el baño, pero para las reuniones de colegas sería asfixiante. No soportaría meter a cinco personas en un estudio enano, el agobio de estar enlatados me daría sofocos y mareos. No soporto bien las multitudes.

A diferencia de lo que cualquiera podría pensar al entrar a mi casa, está bien recogida y organizada, lo más simétrica posible. Que sea una vaga no quita que me guste tener una casa en condiciones. De hecho, mi cuarto en Alemania tenía prohibido el paso a la criada. Que venga a limpiarlo, por mucha confianza que le tuviera, y me desorganizara mi armónica simetría y orden, es cometer un atentado contra mi cuarto y llevarme de la malas con quien menos se lo merece. Pero todo esto no quita que mi casa no sea un reflejo de mi personalidad. Hay un mural en mi cuarto de estudios, varios cuadros oscuros de una amiga mía en el salón colgados, posters por el dormitorio y la sala de estudios, diferentes colores en cada habitación que resaltan sobre las blancas paredes, una gran cachimba en el centro del salón... Es una viva imagen de mi personalidad alegre, activa y explosiva. Lo que no puede faltar nunca, repito ¡NUNCA! en ningún piso, es ese irresistible suelo de parqué. Divina madera, que bien quedas bajo mis pies.

Suelto la compra en la entrada y busco entre mis bolsillos la llave para entrar.  En la misma puerta, dudo de si después querré salir a ningún sitio con el frío que hace. Soy como un oso, en invierno hiberno y en verano salgo a aprovechar el buen tiempo. Lástima o buena suerte, que no sea de las que coge color fácilmente. A mí, personalmente, me da igual, pero para algunos es un dilema... Ais, pobres personas que se derrumban por coger color o no en la piel... con lo fácil que es coger un pincel o un rotulador y pintarte del color que te venga en gana... En fin, hay días tontos y tontos todos los días, como suele decir mi madrastra. Creo que es de las pocas frases que me gusta escuchar de ella. Uff, volviendo al carril de mi realidad, saco la llave de la casa e invito a Yuki a pasar. - Entra, estas como en tu casa.

Recojo la bolsa y cierro la puerta detrás de Yuki. - Pásame la chaqueta y los zapatos. Es para dejarlos en el armarito de la entrada. Así no se ensucia de más la casa. Cuelgo mis pertenencias y esta vez, termino de llevar la bolsa de la compra a la cocina. Voy colocando las cosas en las estanterías y la nevera. Lo hago con bastante rapidez, ya que tengo mi orden y es mucho más fácil de mantener un ritmo. - Termino con esto y te busco el... lo que sea para unir el cómic. Mientras tanto espanzúrrate en el sofá y pon algo de música. Tienes los discos en el armarito de encima del reproductor de música. Es un reproductor de música con unos buenos altavoces y de estilo algo clásico. No me gustan esos altavoces en los que enganchas directamente el móvil o el mp3 y ¡Ala!... a reproducir música... con lo bonito que es tener un buen equipo de música que te reproduzca cualquier formato. Eso si es una maravilla.

Con forme más me acostumbro al calor de mi casa, menos ganas tengo de salir. Me da una pereza horrible. Bueno aun así le comentaré a Yuki los sitios que se me ocurren, al menos que no se diga que no he tenido el interes por saber su opinión. - Oye, he pensado en unos cuantos sitios, tanto de esta zona como de otras. Podemos ir al Host a tomar algo, a la heladería, al café otacu o alguna cafeteria de barrio que nos llame la atención cuando pasemos por delante. También si te apetece, podemos quedarnos aquí y cenar pizza sin salir de casa. ¿Qué te apetece más? Termino la frase justo al mismo tiempo en que doy un leve portazo a la puerta de la nevera. Me muevo hasta mi sala de estudios buscando pegamento, fixo o una grapadora, en lo que él piensa una respuesta.


¡Te den!:

Take a Photo!:

avatar
Colegio Arte
Universidad


Pan


Edad : 24


http://sunflower.foroactivo.mx/t435-ficha-aylen-dweist-id#1933
http://sunflower.foroactivo.mx/t600-relaciones-actual-vida-islena-de-aylen-dweist
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Lecturas y comida ¡GRATIS!

Mensaje por Yukihiro Arata el Dom Dic 20, 2015 1:26 am

El encuentro había evolucionado rápidamente y pronto Yukihiro se encontraba ante la primera persona conocida en ese sitio que formaba parte de uno de los colegios. En especial, lo emocionante, por decirlo de alguna manera, es que esa chica era del instituto opuesto. Se sorprendió bastante, arqueando las cejas mientras le miraba, andando. Sin embargo ella parecía no darle ninguna importancia a la supuesta rivalidad que debía existir entre ellos. Incluso le soltó una broma y aclaración que él recibió con ánimos.

-Je, je, je, je, vale es un trato -continuó el juego sobre que después pelearían, riendo con sinceridad hasta que ella explicó que no le interesaba esa disputa- uh-hu, a mí tampoco me molesta. A decir verdad me la estoy pasando bien ahora mismo.

Confesó sin ningún tapujo, no entendía por qué pero la chica le agradaba, sentía que hablaba con una amiga ya, pese a que no tenían más que un rato de conocerse. Tanto fue así que se tragó las preguntas sobre los institutos… por ahora. No quería ser descortés y que ella pensara que solo iba caminando y ayudándola con la compra solo por información. Así que solo la siguió mientras hablaban de cualquier cosa hasta llegar a su hogar.

-Que genial -comentó al ver el edificio- se ve elegante y limpia… ¿eres rica o algo por el estilo?

No esperaba ninguna respuesta en realidad, solo dijo lo primero que cruzó por su mente, otra de sus malas costumbres como el de hablar mucho y rápido cuando se emocionaba.
Cogió la bolsa que ella dejara mientras abría la puerta, diciendo un breve “con permiso” a la nada, únicamente por costumbre al penetrar en el apartamento. Lo primero que hizo fue mirar alrededor, notando el pulcro y envidiable orden y limpieza del lugar. Le parecía estupendo y todo gritaba no solo su personalidad sino una demanda de respeto al recinto. Lo había hecho muy de ella y eso era agradable de ver.


-Oh, claro -comentó quitándose la chaqueta y pasándosela, haciendo lo mismo con los zapatos, quedando en unos calcetines blancos en los pies y la camisa de manga larga de abajo- me gusta tu hogar, además es cálido…

Volteó a donde habían dejado la compra con la intensión de ayudarla pero ella ya lo tenía bajo control. Decidió no ayudarla pues alteraría la harmonía que la dueña había logrado en el lugar. Solo caminó un par de pasos hacia donde los discos como ella le dijo, mirándolos uno a uno con interés. Le gustaba la música, aunque no era muy conocedor en realidad. Encontró, ya fuera por casualidad, algo que le gustó mucho, una de sus favoritas e incluso sonrió al verla pues él solo la tenía en descargada en su celular. No sabía bien de que genero era pero le gustaba así que la puso mientras la chica le comentaba sobre darle lo que necesitaba para “arreglar” el comic.

-Vale, te espero… -dijo mirando de reojo antes de encender el reproductor.

Musica que coloca:

Bajó un poco el volumen para seguir con la charla mientras miraba por la ventana. Afuera parecía haber comenzado a caer una lluvia suave y el frío seguro habría aumentado. Afortunadamente se sentía cálido ahí. Desde luego, se había detenido a pensar que estaba en casa de una desconocida, que podía atacarlo o envenenarlo o cosas así, pero lo sentía demasiado lejano. Francamente aquella extraña chica le había llegado a agradar tanto que tenía la sensación de que estaba con una vieja amiga con la que tenía confianza.
Abandonó sus pensamientos de eso volteando hacia ella cuando comentó sobre los lugares y la posibilidad de comer ahí. Eso último le llamó la atención más que todo. Miró su reloj, aún era de tarde aunque el almuerzo ya había pasado.


-Mmm… ¿me invitas a que me quede a cenar? -no pretendía sonar astuto ni nada, solo confirmaba lo que había dicho la chica mientras sonreía un poco y se sentaba en el sofá que le ofreciera antes, tomando ambas mitades del comic aunque mirándola a ella buscar el pegamento. Algo curioso es que sin usar calzado se sentía en verdad como en su casa y  se sentó en su posición favorita que era de flor de loto, aunque sin darse cuenta, claro. No meditaba ni nada, solo lo hacía por comodidad- a mí me parece perfecto, si no te molesta, to invito pero tu escoges la que más te guste, ¿vale? Además, hace mucho frío. -Se estremeció un poco. Pasó las hojas mirando el punto de empate… si, creía que podía arreglarlo lo suficiente para que lo leyeran con comodidad una vez sin que se cayera a pedazos… aunque eso dependía de lo que ella le diera para arreglarlo. Se arremangó, mostrando sus brazos de piel pálida pero de apariencia capaz- Cuéntame de ti un poco… ¿hace cuánto que estás aquí en la isla? ¿Por qué no querías que te tocara?

Al comentar esto último le dio un vistazo de reojo, aunque su apariencia no había cambiado. Si, aún bajo su simpleza superficial era sumamente observador y había notado el gesto cuando le pasara la bolsa y que, de hecho, ella había sido cuidadosa –aunque discreta- con que no la tocara. Por supuesto, lo atribuía a alguna desconfianza natural o algo por el estilo. Bajo sus cabellos azules oscuros, sus ojos brillaron un poco con cierta inteligencia, pero no fría sino cálida y curiosa. En verdad quería conocer un poco más a su posible nueva amiga.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Lecturas y comida ¡GRATIS!

Mensaje por Aylen Dweist el Dom Dic 20, 2015 2:24 pm

No pude evitar reírme con el comentario de Yuki. Que pensase que soy rica me hizo gracia de verdad y también me dio juego. - Realmente no soy rica, soy la esclava sexual del dueño de la habitación ciento once (111). No me paga, pero me da comida y un techo. Es más de lo que puedo pedir. No me resisto a gastar una broma de tanto en cuando, más si me la ponen a tiro.  Por eso, haciendo uso de mis habilidades de interpretación, lo dije en un tono serio y nada dudoso. Me aguanto la risa para hacérselo creer durante al menos unos segundos, pero mi risa me delata a los dos segundos de terminar la frase. - Jeje, es broma, pero aun así, no soy rica. Realmente... - En mi mente se activa el botón de la lógica. Mi padre es el rico, pero yo no. Yo solo soy su hija. Aunque es él quien me ha pagado el piso. Pero yo estoy trabajando para mantenerme alimenticia y socialmente... Bueno el caso es que ¡Yo! no lo soy. -No me gusta agenciarme el mérito de otros, en este caso que mi padre haya ganado su fortuna, no significa que todo lo suyo sea mío.

Mi apartamento es bastante cálido, pero no porque resulte acogedora, que también, si no porque no soporto bien el frío. Me gusta los ambientes cálidos y para ello necesito un buen sistema de calefacción, mantas y demás cosas que sirvan para mantener la casa a una temperatura de camisetas grandes y pantalones cortos, o ropa interior a secas.  Teniendo en cuenta que mi padre me ayuda en algunos gastos de este apartamento, me advirtió de no dejar la casa siempre con la estufa, por suerte estoy orientada de manera que entra el sol por el gran ventanal del salón y que el resto de habitantes, pongan también la calefacción en sus casas, ayuda a que mi casa se quede caliente cuando no estoy. Es evidente que al llegar puse también la calefacción para sentirme aun más cómoda.

Gracias a que Yuki le pareció bien mi idea de quedarnos en casa, me dispuse a ponerme algo más cómoda. Me puse unos vaqueros cortos rotos, una camiseta enorme de un dragón que tapa mis pantalones, a modo de vestido enorme y descalza con unos calcetines largos a rayas negras y azules. Es mi ropa preferida para estar cómoda y más para andar por casa. Me gusta incluso más que llevar el pijama por casa, así puedo estar vestida sin la incomodidad de recibir a la gente en pijama y me tachen de estar impresentable.

Termino de encontrar todas las cosas necesarias que me pidió antes de llegar a casa. Le lelve tanto pegamento de contacto, como celo o una grapadora. Le dejaré escoger la opción que él vea más viable para repararlo sin que quede más destrozado de lo que ya está. Lo pongo a su disposición encima de la mesa y me tumbo acomodada en el otro sofá, para no molestarle. Me alegra saber que se ha puesto cómodo, así yo también puedo estarlo, aunque iba a estarlo de todos modos. Soy una chica que no soporta estar es posturas incomodas. A altas confianzas, soy la típica que se tumba entre sus amigos, poniendo sus piernas por encima con tal de estar cómoda. Para algo mi propio dicho es
"Primero mi comodidad y luego la de los demás". Por eso no soporto que alguien esté tumbado, si eso me impide tumbarme yo.

Agarro el cenicero de encima de la mesa y saco otro cigarro. - Pues si te parece bien cenar aquí perfecto. Pedimos una pizza que es lo típico en reuniones de estudiantes y colegas. río y termino de encenderme el cigarro. Sabiendo que estamos encerrados y no corre mucha brisa como afuera, me preocupe por el chaval. - Espero que no te moleste demasiado el humo. Sé que antes no me pediste uno, no sé si por vergüenza o porque no fumas, pero en cualquier caso el olor no es de agrado para muchos. Un ejemplo de aquello soy yo. Aunque sea fumadora, no me gusta que me echen el humo encima. Me gusta simplemente fumar y poder respirar aire no contaminado sin que me duelan los ojos.

Allí relajada, seguimos con más conversación. En especial por una pregunta que hace. - Llevo  poco menos de un mes. No es mucho, pero me conozco esto lo más que puedo y más si voy andando a casi todos lados. Aunque entre la universidad y mi trabajo no tengo mucho tiempo para recorrerme la isla tanto como me gustaría. Me incorporo, quedándome a medias entre tumbada y sentada. Apoyada en el posa brazos, inclinada sobre este, y con una pierna recogida por la que paso mi otra pierna por encima. - Y no me esperaba que te dieras cuenta que evité tocarte, pero todo tiene una explicación. Hace poco estuve en el templo de la isla con un chaval muy majo. Me enteré de que por lo visto en esta isla corren diferentes... magias. Sé que voy a sonar incrédula por hablar de magia, pero aun así lo hice, ya que tarde o temprano él también se enteraría. - Por lo visto domino las enfermedades y levemente la oscuridad. Se me comentó que al más mínimo contacto podría hacer enfermar a alguien, siempre y cuando no compartamos el mismo poder. Doy una calada al cigarro y río tras ello. - Aun arriesgandome a que no me creas, imagino que a medida de que pases tiempo aquí te irás dando cuenta de que lo que te digo no es mentira.


Última edición por Aylen Dweist el Lun Dic 21, 2015 11:59 am, editado 1 vez


¡Te den!:

Take a Photo!:

avatar
Colegio Arte
Universidad


Pan


Edad : 24


http://sunflower.foroactivo.mx/t435-ficha-aylen-dweist-id#1933
http://sunflower.foroactivo.mx/t600-relaciones-actual-vida-islena-de-aylen-dweist
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Lecturas y comida ¡GRATIS!

Mensaje por Yukihiro Arata el Lun Dic 21, 2015 1:53 am

Extrañamente, Yuki se sentía cómodo en el sofá donde se había colocado para escuchar música, charlar e intentar reparar un cómic en casa de una nueva amiga. Bueno, quizás era adelantado pensar en ese título pero casi podía darlo por hecho. Le parecía bien de cualquier manera. La chica era bastante ingeniosa y cuando dijo eso de esclava sexual dejó lo que hacía –revisar las páginas rotas- para mirarla, creyendo que se encontraba ante un caso de tráfico de personas o algo así, pero solo pudo suspirar cuando le aclaró que era broma.

-Ya, mira que casi me lo he creído -sonrió intentando no reírse por la tomadura de pelo, no comentando sobre lo que ella insistía en que no era rica- Vale, no te pediré prestado.

Cuando la chica vuelve con las cosas no puede evitar mirarla de reojo con la nueva ropa que porta, tan cómoda que parecía que eran viejos conocidos de toda la vida o algo parecido. Tampoco pudo evitar echarle una mirada a las piernas de la chica, después de todo era un hombre y eso era algo que le gustaba mucho en el sexo opuesto. Tomó las cocas que ella le ofrecía.

-Gracias -dijo al tomar las cosas para reparar el papel, poniéndose manos a la obra- entonces me parece perfecto, puedes pedirla. Que la mitad sea de queso que es mi favorita y la otra de lo que quieras, ¿vale? También soda o algo por el estilo.

Parecía poner atención en lo que hacía, cuidando de unir todo con precaución. Usó todo menos la engrapadora pues le parecía demasiado invasiva y no dejaría leer bien. Le tomaría un rato y tendría que dejar que secara, pero esperaba que pudiera leerse un par de veces antes de que, inevitablemente tuvieran que desecharla, pues jamás volvería a ser lo que era antes. Era un pensamiento triste.

-No fumo, pero no me molesta -dijo restando importancia al cigarrillo. Casi había terminado cuando ella comenzó a hablar de sí misma. Le puso toda la atención posible, dejando incluso a secar las páginas- Ya… llevas más que yo al menos. Me gusta mucho conocer también, sobre todo eso de los colegios, aunque parece ser algo delicado de lo que hablar.

Sopló un poco al pegamento y dejó las cosas secarse mientras la miraba acomodarse y reacomodarse en el sofá. Contuvo una risa pues le parecía francamente como una niña e incluso linda haciendo eso, aun teniendo esa cara de que te iba a patear el trasero –y sabiendo que era bastante independiente-. Pero no lo dijo e intentó no mostrarlo para no ofenderla.

-Ya, lo siento… ¿Dónde tienes el baño? Tengo los dedos manchados de pegamento -se puso de pie esperando que ella le dijera. Luego las cosas se pusieron más serias cuando comentó sobre su “poder” de enfermar a las personas. Yuki afiló un poco la vista hacia la joven- te creo... últimamente creo casi de todo… -silencio por un momento, antes de continuar- entonces, ¿no podrás tocar nunca más a ninguna persona si no es igual a ti en eso?... ¿A tus padres, novio, amigos…?

Le parecía bastante cruel ese destino, casi como si fuera cosa de un personaje trágico de cómic. Ironía y no graciosa…

-Si te toco, ¿me moriré?

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Lecturas y comida ¡GRATIS!

Mensaje por Aylen Dweist el Lun Dic 21, 2015 1:01 pm

Teniendo en cuenta la broma y lo del dinero, me cuesta entender su último comentario de pedirme prestado. Me aclaro cuando lo pensé bien, de que si es pedirme prestado de manera sexual, sería improbable, aparte de porque no lo soy, porque si soy la esclava de alguien, no deja a la ligera sus pertenencias. Como decían unos amigos míos, las cosas de montar no se dejan a otros. Entendido que es por el dinero, no me molesta dejarle dinero a alguien si lo necesita, incluso invitar a algo si hiciera falta, pero también depende de que es lo que tiene que pagar. - Hombre, tengo un trabajo. Si necesitas algo de dinero no me molesta prestarte, pero no soy un banco. No puedo pagarte las deudas, ni un alquiler.
 
Con el tema de la comida, asiento al chaval con su pedido. No me gustan muchos tipos de pizza, me gustan contadas y me sobran dedos de una mano. Pero se me antoja una pizza simple de queso y bacón. Se me hace agua la boca solo de pensarlo. - La pediré más tarde, que aun es medianamente temprano para pedirla. Lo de las bebidas, tengo de sobra en casa y más ahora que compré. Tengo cervezas, coca cola, bebidas energéticas, zumos y lo que nunca falla. ¡Agua! Tengo todo tipo de bebidas por las visitas y por mis desayunos, pero normalmente para beber con una comida me sirvo agua. No soy de las que beben coca colas y otras bebidas gaseosas con las comidas. Soy una persona activa y nerviosa, darme más sustancias para estarlo no son buenas para mi salud. Pero no puedo evitar beber alguna de vez en cuando, sobre todo las bebidas energéticas. Es una relación amor-odio entre nosotros.
 
Tampoco muestro mucho interés por el tema de las universidades y sus riñas de niños pequeños. Me gusta hablar de ello lo justo y necesario, más si estoy en la universidad para pedir apuntes, preguntar dudas o repasar con algún compañero. El resto del tiempo, me gusta distraerme con cualquier cosa divertida, antes que con un aburrido tema de... "¿qué tal te ha ido el examen de hoy?" o "¿Cual fue tu respuesta en la pregunta 7?" No sé para qué perder el tiempo con ello, si vas a descubrirlo tarde o temprano. Pero bueno, gustos colores, entiendo que hay gente a la que le preocupa y se lo toma en serio. - Yo no he preguntado mucho sobre temas universitarios. Prefiero dejarlo al destino para que me enseñe. Creo que esto es más debido también a mi despreocupación por todo.
 
Mientras me acomodo, miro un momento a Yuki y lo veo conteniéndose. - ¿Qué pasa? ¿Me he sentado encima del mando? Me remuevo buscando a ver si había sido lo suficientemente despistada como para sentarme en algo que no recogí. Al no encontrar nada, le vuelvo a mirar dudosa. - Espero que no hayas manchado nada con el pegamento. Cuesta mucho limpiarlo. No me molesta que se ría culpablemente si es eso, pero no me gustaría tener que limpiar de pegamento el sofá. También vi como me miró las piernas, pero no le voy a decir nada al respecto, mirar no es nada malo, siempre que no vaya acompañado de una molesta frase de albañil. Es más, si tuviera algo que me gustase, aparte de los ojos azules que tiene, también es probable que ya le hubiese mirado descaradamente. El disimulo no es mi fuerte. Le señalo la puerta del aseo con el cigarrillo ya en la mano, pensando que se le han quedado los dedos pegados y es por eso que se reía.
 
No me entristezco ni lo más mínimo con su pregunta sobre mi poder. Supongo que para cualquiera supondría una pena y, en ese caso, para mí en parte también. Soy demasiado optimista, así que no pude evitar sonreírle. - Bueno, son cosas de la isla. Es algo a lo que debo acostumbrarme simplemente.  Además de momento, no tengo muchos colegas aquí, mis padres me mandaron aquí para perderme de vista y novio no tengo. Así que cuando ello suceda ya me alteraré si hiciera falta. No me aterra en absoluto el posible destino de acabar sola sin contacto con la gente, pero mientras no sea contacto directo, imagino que sigo pudiendo tocar a las personas. No me quedó muy clara la teoría sobre el Zaiphon. - En principio, no creo... todo dependería de la enfermedad que te transmitiera. Pero mejor tener cuidado con ello. No quiero arriesgarme.


¡Te den!:

Take a Photo!:

avatar
Colegio Arte
Universidad


Pan


Edad : 24


http://sunflower.foroactivo.mx/t435-ficha-aylen-dweist-id#1933
http://sunflower.foroactivo.mx/t600-relaciones-actual-vida-islena-de-aylen-dweist
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Lecturas y comida ¡GRATIS!

Mensaje por Yukihiro Arata el Mar Dic 22, 2015 12:54 am

El tema del dinero parecía haber confundido un poco las cosas para ambos. Yukihiro no era bueno con las bromas como no lo era con las indirectas. Había intentado decir algo ingenioso pero había hecho creer a su nueva amiga que estaba necesitado de dinero. Bastante incómodo y no sabía cómo responderlo. Sonrió un poco nervioso y estuvo a punto de tallarse la nuca como gesto de disculpa, pero recordó que tenía pegamento en los dedos, así que solo ofreció una sonrisa.

-Ah… n, no quería decir eso, lo siento, no hace falta -dijo con sinceridad.

Cuando la chica intentó ver si se había sentado en algo, sin comprender de lo que se reía ligeramente Yuki, este solo se rio un poco más fuerte, casi sonrojado por la situación. Negó un par de veces, controlándose y sincerándose del asunto por no ofenderla, es decir, es natural que te molestes si alguien se ríe mirándote y luego no te explica de qué se trata. Quizás era un poco complicado decirlo, pero la forma de ser abierta y directa de Yuki le permitía decir lo que pensaba de inmediato.


-No tienes nada ni he manchado, solo me pareció lindo como se movías por el sofá buscando comodidad, como si fueras una niña, se me ha hecho tierno, es todo -volvió a ofrecerle la sonrisa ligera.

Arreglado lo de la pizza, el peli azul se fue al baño, donde se lavó el exceso de pegamento de los dedos, quedando más libre. De todo eso. Se le ocurrió que la situación en que se encontraba estaba teniendo tintes de tensión sexual… ¿así se le llamaba? Bien, a su parecer un poco, como si fuera solo un jugueteo. Pero era… bien, podía ser cosa de su imaginación, no pensaba decir algo así o podría ser echado del lugar con pizza y comic y todo, y bien merecido por, probablemente, torcer la situación. Negó con la cabeza mientras se secaba las manos, saliendo y mirándola mientras escuchaba sus palabras sobre lo de las universidades.


-Ya… veo -susurró algo decepcionado, casi triste, porque no conseguiría nada de información de todo eso. Era normal que ella no supiera, o, si lo hacía, no tenía por qué decírselo- lástima…

Miró hacia donde la cocina recordando las bebidas que comentó ella que tenía. No había razón para que el día fuera una decepción solo porque no había logrado alimentar su hambre de información, se lo estaba pasando bien ahora mismo con Aylen y pretendía disfrutarlo. Caminó a la cocina mientras hablaban.

-¿Puedo? -dijo mirándola de reojo, aunque ya estaba entrando en la cocina, curioseando por ahí en busca de un par de vasos o tasas- ¿no bebes café? A mí me gusta mucho… prepararé algo, ¿Qué te gustaría tomar? Tu decide porque sabes que cosas tienes… ¡aja!

Dio con los recipientes, comenzando a lavarlos. Al tiempo, miró por sobre su hombro o se detenía del todo con su explicación sobre el veneno en su piel. Terrible en su opinión por lo que podía entender… pero, ¿acaso no podía llegar a controlarlo? Al menos, sea lo que sea, no se pasaba de una persona a otra por tocar objetos, o Yuki ya estaría en el piso convulsionando de ser así. Intentó no hablar demasiado de eso por no tensarla o disgustarla, pero en su intento de hacer menos el problema y su costumbre de hablar mucho,  se le ocurrió un comentario raro que soltó al instante.

-Oh bien, pues supongo que si tienes novio tendrían que usar guantes… y estar juntos con ropa… usando… protección o algo así -se fritó la barbilla mirando hacia arriba, pensando, entre sonriendo y sonrojado por lo raro de esa imagen mental- ¡Ah! Bien siempre hay esos tipos que les van los trajes negros de látex de cuerpo entero… supongo que esos si servirían…

Comenzó a reírse por todo eso, ahora si, por primera vez, de forma natural, fuerte, alegre y divertido. No intentó disculparse pero si controlarse un poco. Dejó los vasos a un lado, ya limpios, mientras terminaba con su corta risa, para preparar lo que ella eligiera de beber.

-Siempre tendrías que probar primero, que tanto puede aguantar una persona el contacto sin que sea algo serio.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Lecturas y comida ¡GRATIS!

Mensaje por Aylen Dweist el Mar Dic 22, 2015 6:50 am

Me encojo de hombros ante la negativa de Yuki. No voy a obligarlo a coger dinero si no lo necesita, pero esta claro que se acaba de sentir incómodo. No entiendo el por qué, pero ¿para qué le voy a dar más importancia? Le he dicho cuando podría haber necesitado saber y, en el caso de ser una broma, tampoco me importaba dejarle claro que podría pedir igualmente. No quiero que me tomen por un alma de la caridad. Me gusta ayudar a la gente que lo necesita y cuando puedo ofrecerlo. No es que vaya por las calles regalando ayuda y donando órganos, es simplemente un ofrecimiento desinteresado de cuando en cuando. Lo normal diría yo entre colegas, familiares y alguna vez alguien que pase por tu lado por la calle y quieres o puedes ser amable.

Yuki me relaja sabiendo que no me he sentado nada cuando me tumbé. Me he revuelto en el sitio para nada, menuda estúpida yo. Por lo que vuelvo a recolocarme escuchando, por una vez desde que le conozco, como comenta algo ciertamente incómodo. ¿Lindo? ¿Tierno? ¿Como una niña? Me quede bloqueada en el mismo sofá en el que me encuentro, sin saber reaccionar por una vez. Lo único que pudo notarse en mi, es como abro completamente los ojos durante un segundo contando de reloj. Evito comentar al respecto y me pongo con mi cigarrillo tranquilamente, esquivando responderle.

Me da exactamente igual que mire lo que quiera, es un país libre. De ahí a hablar con lo que parecen ciertas indirectas eso... ya... es otra cosa. Mientras se encuentra en el baño, pienso en que posible cantidad de cosas he dicho con algún doble sentido, que le haya podido dar alusión de alguna segunda intención. No encuentro nada... soy tan directamente sencilla que no encuentro mis fallos. Me resulta estresante el no saber como actuar en a continuación. En lo que continua en el aseo, dudo en si pedirle que se marche, total lo acabo de conocer y no quiero que piense mal de lo que no es, dejarlo que se quede como si no pasara nada, o ser como una verdadera mujer y tantear sus intenciones. Sigo queriendo la pizza, así que no me apetece echarle aun y no soy retorcida, por lo que no le preguntaré, aun. Lo dejaré correr hasta que vuelva a haber otro momento incómodo y se acabo.

El chaval sale y se dirige a la cocina. No me dí cuenta hasta que le escuché preguntar. Me incorporo en el sofá, para ver a lo que se refiere y le sonrío asintiendo. - Sí, sí, claro. Ponte lo que te apetezca. Me dio un escalofrío cuando pregunta por el café. Soy intolerante a esa sustancia cancerígena que te apesta el aliento por las mañanas y tiene otras mil funciones negativas que prefiero suplantar con algo dulce y refrescante como puede ser un buen té frío o una de mis bebidas energéticas bien cargadas, con lo que a mi me gusta llamar, mierda química. - Nop, no tengo café. Me repugna si te soy sincera. Tengo gran variedad de tés en aquel armarito, en el primer peldaño. Si no en la nevera tienes lo que mencione antes y alguna otra cosa más. Casi volviendo a tumbarme. Vuelvo a levantarme habiendo olvidado que yo también quiero algo de beber. - ¡Oh! casi se me olvida, ya que estas tráeme el nestea de melocotón que hay en la nevera. Me quedo pensativa, mirando a Yuki. - ¿Por qué coño te dejo a ti que rebusques en la cocina?... Anda sientate, que eres el invitado, ya te traigo yo lo que me pidas. Me levanto y me dirijo a la cocina a sacarme un vaso y una taza o vaso para él. Me voy auto sirviendo en lo que espero que escoja una bebida.

En cuanto la imaginación del chico, no doy crédito. No pude aguantar ni una sola carcajada. Menos mal que no me pillo bebiendo, si no lo habría puesto a él fino de té frío. Al menos se habría ido de casa con un agradable olor a melocotón. Sé que antes pensé, en hablar con él si volvíamos a tener algún pequeño roce con connotación sexual, pero esto era demasiado gracioso como para tomárselo en serio. - Hombre visto así... pero dudo que eso en verano sea agradable. Me asaría de calor y no me quiero imaginar a la otra persona. Río un poco más fuerte, sin posibilidad de parar de reir, hasta que voy calmando mi risa con respiraciones. Lo que me falta ahora es morirme por asfixia por tantas risas. - Aun así, si la cosa esta así de mal... lo más probable es que tenga que tener bastante cuidado con quien estoy. Tendré que enamorarme de alguien de mi mismo poder... Digo esto último muy seria y convencida, casi resignada a no poder tener a quien de verdad pudiera querer. Realmente, me enamoro más de la personalidad y los primeros momentos, así que para que el chaval no se sintiera mal por ello, más si a mi no me importa, dije nuevamente entre risas y despreocupada. - A no ser que solo quiera una noche loca, en cuyo caso me da igual que pringao contagie una enfermedad y cual. Aun así, es como él dice. Puede que haya algunos que tengan más tolerancia o aguante a mí, y no me refiero por mi forma de ser. Será todo esperar a que pase lo que tenga que pasar.


Última edición por Aylen Dweist el Jue Dic 24, 2015 7:12 am, editado 1 vez


¡Te den!:

Take a Photo!:

avatar
Colegio Arte
Universidad


Pan


Edad : 24


http://sunflower.foroactivo.mx/t435-ficha-aylen-dweist-id#1933
http://sunflower.foroactivo.mx/t600-relaciones-actual-vida-islena-de-aylen-dweist
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Lecturas y comida ¡GRATIS!

Mensaje por Yukihiro Arata el Miér Dic 23, 2015 1:38 am

Sin saberlo, Yuki había terminado preparando todo para que bebieran algo mientras esperaban la hora de la comida en que pedirían la pizza. A él no le incomodaba en lo absoluto servir, mientras ella no temiera tomar algo de un inexperto, pero como dijo que no le gustaba el café, solo era cosa de destapar alguna bebida. Por cierto que aquello del café lo sorprendió un poco. No era raro que a alguien no le gustara, pero era necesario, en su opinión. Ha decir verdad él evitaba las bebidas energéticas por la misma razón.

-Nestea, vale -comentó sacando la botella para servir, justo cuando ella comentó eso de ser su invitado- descuida, no me molesta en lo absoluto.

Si acaso ella insistía en servir no le insistiría y dejaría que lo hiciera, pero si no sería él quien lo preparara.

-Creo que yo tomaré ese té que mencionabas… cualquier sabor…

Cuando ella rio y le siguió el juego de que podía tener de pareja a un pervertido amante del látex él volvió a carcajearse. Incluso se le pasó por la cabeza una persona con esos trajes y una máscara de gases y eso. Pensándolo bien sonaba igual de complicado para esos fetichistas una relación o algo por el estilo. Bien, al menos habían sacado algo divertido de toda esa situación. Sin embargo, lo último de que no le importaría contagiar algo a alguien mientras no hubiera sentimientos de por medio lo hizo estremecer un poco.

-Eso suena un poco cruel -no lo dijo como reproche, sino que de nuevo soltó lo primero que pensaba- ojalá que no sea necesario eso…

Independientemente de quien sirviera, fue a buscar sitio de regreso en el sofá tan pronto como tuviera su té en las manos. Claro, ese sitio era acogedor y cálido, pero aun así el frío del exterior no permitía ser olvidado y el tener una taza caliente en las manos hacía sentir simplemente genial y eso le encantaba. Frotó un poco sus manos con la taza, respiró su aroma y bebió un poco, sintiéndose mejor. A decir verdad ahora mismo se le antojaba chocolate o cocoa, pero eso era mucho decir para solo un trago. Dejó la taza en la mesa mirando una vez más a Aylen.

-Sabes, me quedé pensando en eso que me dijiste de que te encontraste con alguien en un templo y te enteraste de algo sobre energías… me gustaría escuchar más -el relato le parecía sencillamente fascinante y su calma actual era solo por no mostrarse ansioso. Quizás la chica había estado frente a algo que él quería averiguar desde que llegara- No lo tomes como una entrevista… bueno un día, si me dejas, me fascinaría hacerte una, pero ahora solo me gustaría que me platicaras… ¿dónde fue o que pasó? Y sobre todo, ¿qué sentiste? ¿Acaso puedes dominar un poco eso, lo has intentado?

Hablaba mucho más relajado que antes, cuando ella casi se mareaba, pero, obviamente, era demasiado curioso al respecto. Esperaba que ella le dijera aunque sea un poco. Se acomodó en su asiento de nuevo, mirándola a la espera de lo que sea que le quisiera arrojar, mientras aguardaban. De reojo miró el comic, ya casi por secarse del todo.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Lecturas y comida ¡GRATIS!

Mensaje por Aylen Dweist el Jue Dic 24, 2015 7:11 am

Al llegar a la cocina e intentar servir las bebidas, Yuki se me había adelantado. Había fregado un par de vasos que dejé después del almuerzo sucios y no me dejo margen para darle unos limpios. Le miro culpable por dejar los vasos sucios y al verle tan dispuesto a seguir sirviendo las bebidas, me quedé simplemente en la cocina, atenta a quitarle los vasos y ser la anfitriona que debo ser. Sé puede notar que me siento a disgusto por utilizar a mi propio invitado a que me invite a pizza y tenerlo de chacha... Casi me replanteo en pagarle por las horas prestadas en esta mi casa. Tampoco se me ocurría quitarle las cosas de las manos. Si se había propuesto ayudar, no debía impedírselo. Yo me suelo molestar cuando quiero ayudar y la gente no me deja, se te queda muy mal sabor de boca, además de quedar como una persona sospechosa, no sé por qué.

Por suerte, contaba con la casualidad de que el quería un té, así que esta vez le quito de forma discreta la taza y busco la gran variedad que tengo en el armarito, gran variedad de los tés que me gustan. No voy a ser idiota y voy a comprar tés que no me gustan. Voy sacando algunos tarros, bolsitas y otros tés ya preparados para mojar y servir. - Aquí están todos los que tengo. En cada etiqueta pone lo que llevan. Voy a otro armario y saco una olla para hervir el agua. Ya que nos ponemos, lo hacemos como es debido. Abro el grifo y vierto el agua que sale en la olla. Miro a Yuki algo indeciso entre tantos nombres y le añado. - Si me permites un consejo. Mi favorito es ese. Digo señalando aquel más apartado que se ve que está algo más vacío que el resto. - Es té paquistaní. Lleva té negro, vainilla, clavo y no recuerdo bien qué más. Yo me lo sirvo con leche y esta delicioso. Es entonces cuando se me quitaron las ganas de nestea y me entraron ganas de un buen té calentito.

Guiada por mi gula, cojo mi vaso de nestea y la botella. La llevo al fregadero y vuelvo a verter el líquido en la botella sin salpicar. Tengo algo de práctica rellenando botellas, escanciando tés y vertiendo líquidos. Sí tuviera un buen juego de manos, valdría para coctelera, pero no me gusta pagar por lo que rompo...me refiero en mi trabajo, no en mi casa o viceversa. Agarro otra olla y hecho leche a hervir al lado del agua que puse antes. Miro a Yuki con la cabeza agachada.- Me has dado ganas de un té... Saco las bolsas individuales y un cacito para echar el té en la bolsa. Lo preparo tranquilamente mientras hablamos y dejo que el chaval se preparé el suyo propio.

Noto como el chico, se incomodó por mi último comentario. Creía que seguíamos con la broma y me quedo dudando por unos instantes tras su comentario.- Vaya, ¿No te lo habrás tomado en serio? creía que seguíamos con la broma. No soy tan fresca como para tirarme lo que se mueve por necesidad de satisfacerme. Sonrío de nuevo y comento cual burra dando una coz. - Además, quien quiere personas teniendo una mano que nunca te abandona Me carcajeo con esto último sin poder evitarlo. Nadie en su sano juicio le dice esto a alguien en el primer día que se conocen, sea verdad o mentira. Aunque todos damos por hecho que es probable que alguna vez lo haga, por lo que es una idea consciente de su existencia pero ignorada en la realidad del día a día.

Una vez preparados los tés, regresamos cada uno al sofá en el que nos encontrábamos antes. Vuelvo a mi posición inicial, pero manteniendo mi espalda apoyada en el respaldo para poder beber del té cuando se me antojase. Esta ardiendo y no quiero achicharrarme la boca así que lo pongo encima de la mesa en lo que se enfría un poco. Es entonces cuando Yuki vuelve con su curiosidad a la carga y me aborda nuevamente con preguntas.

No había pasado mucho tiempo desde aquello, pero recuerdo algunos momentos de manera borrosa. Seguramente por la cantidad de oxígeno que perdió subiendo aquellas escaleras y las neuronas que murieron por la falta de este. Suspiré hondo recapacitando sobre aquel día. - Bueno... Para empezar lo de la entrevista se verá. Y todo fue en el templo de la cuadra pear, subiendo unas enoooooooooooormes escaleras. Sentí que me faltó mucho oxigeno y que me iba a morir por asfixia, ya sea por el cansancio de las escaleras como la gran cantidad de olor a incienso que se olía en aquel lugar. Dudo un instante y continuo- También sentí mucha curiosidad, sorpresa, incredulidad, decepción... muchas cosas, parecía un día de regla más que otra cosa. Y no he practicado mucho con la magia, no he tenido precisamente mucho tiempo.


¡Te den!:

Take a Photo!:

avatar
Colegio Arte
Universidad


Pan


Edad : 24


http://sunflower.foroactivo.mx/t435-ficha-aylen-dweist-id#1933
http://sunflower.foroactivo.mx/t600-relaciones-actual-vida-islena-de-aylen-dweist
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Lecturas y comida ¡GRATIS!

Mensaje por Yukihiro Arata el Jue Dic 24, 2015 7:34 pm

Una nota mental que se llevó Yukihiro era el gusto y aparente experticia de su amiga del té. Ni siquiera tenía idea de que podían hacerse tés tan complejos como el que le recomendó. Alzó un poco las cejas al escucharla. Él era una criatura nacida y criada en la cultura de la información. No internet o tecnología –aunque la usaba y se le daba bien- sino en libros, estudios y ambientes donde importaba lo social –en lo que no era tan bueno pero se esforzaba- y, para variar, se había decantado por un oficio relacionado con la cultura y el arte, por no mencionar que un reportero debía pasar largas horas despierto. En pocas palabras, el café no era una opción sino una necesidad, en demasiados aspectos. Por eso su sorpresa.

-Ya… si me lo recomiendas probaré ese -comentó satisfecho y la dejó prepararlo como ella supiera que fuera mejor.

Tras acomodarse y calentarse un poco con esa infusión es que la plática había vuelto a necesidades sexuales frustradas… o algo así. Le asombraba la ligereza con que ella hablaba de esas cosas ya que no es común en recién conocidos y menos aún en chicas. Pero era diferente, eso le agradaba y al mismo tiempo le dejaba sin saber en dónde estaba parado realmente. Sonrió y soltó una risa ligera al saberse engañado –sin querer- y por ese comentario final de la mano amiga.

-Lo siento, normalmente soy bueno identificando cosas así, pero quizás eres mejor que yo -dijo sin ningún reparo. Tomó la taza y dio un sorbo. Definitivamente era diferente. L o relajó bastante e incluso parpadeó sorprendido- are… que curioso… sabe bien y relaja… -miró el interior de la taza y bostezó una única vez. No estaba acostumbrado a eso y sus nervios recibieron un golpe de relajación- lo siento… mi tanque de cafeína acaba de vaciarse je je je pero no me quedaré dormido.

Al menos no pensaba hacerlo hasta saber más de lo que la chica comenzaba a hablar: lo que le ocurrió y que ahora le había dado esa extraña capacidad. El semblante de Yuki mostraba algo de cansancio pero lo normal después de un día largo, sin embargo, al comenzar ella a hablar sus ojos reflejaron su enorme interés. Ascintió un par de veces mientras sostenía la taza en sus manos. Tomó nota mental: el templo, la cuadra Pear…  Luego le resumió sus sentimientos sin explicar demasiado, quizás no podía contarlo con detalle o no quería. Yuki solo asintió mostrando que comprendía. Dio otro trago y miró su taza.

-Le llamaste magia -comentó levantando la vista de la taza para verla- ¿en serio es eso? Me encantaría ver un poco… pero supongo que eso significaría que me hicieras enfermar y eso…

Ladeó la cabeza ligeramente, mirando a un punto cualquiera del suelo, dejando que el cabello resbalara por su rostro y sus ojos azul intenso brillaron un poco más. Parpadeó despacio y luego volvió a mirarla, sonriéndole de nuevo.

-Eres interesante -otro sorbo más- y descuida, nada de lo que me dijiste lo contaré o lo escribiré en absoluto, quisiera que llegáramos a ser amigos.

Fue sincero de nuevo, tomando ahora el comic reparado para verlo. Tenía más dudas pero no quería molestarla demasiado ahora, el día era para leer y comer algo rico juntos. Pasó las hojas viendo que estaba seco. Podían leerlo un par de veces sin que se rompiera, pero sería inevitable que eso sucediera. Una vez algo roto jamás volvía a ser lo mismo.

-Ya está listo, leámoslo juntos, ¿te parece? -le emocionó la idea de tener con quien comentarla, ojala no se enfadara si se detenía en alguna página para hacerlo pues le fascinaba.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Lecturas y comida ¡GRATIS!

Mensaje por Aylen Dweist el Vie Dic 25, 2015 1:16 pm

La situación se ha convertido en una amena y graciosa velada. Los temas no son nada comunes ya que hablamos de té y mi vida sexual privada.  Estando de bromas, no me extraña que el ambiente sea tan desenvuelto. Supongo que el apoyo de encontrarme en mi propia casa me da la ligereza de hablar de cualquier cosa. De todos modos, si me pareciera mal la conversación, solo tendría que echarle y no abrirle de nuevo la puerta. Como si fuera otro mendigo religioso, que desea fervientemente que me una a sus sectas. Donde esté la idea de la evolución pokemon, no habrá otra religión más a la que seguir. Bueno sí, la del destino, pero no está legalizada como religión si no más... una ideología de vida o algo por el estilo. - No te preocupes hombre, me considero alguien espontanea. Supongo que no muchos saben verme venir.
 
El muchacho le dio un sorbo al té. Espero su reacción, por ver si le gusta o no. Por su rostro y sus palabras, parece que sí que acerté. Le doy un sorbo a mi té y escucho como el chaval bosteza. Me río con su comentario y le digo. - Tranquilo, a mi me suele dar el mismo efecto al principio. Luego verás cómo te sientes más despierto. Si tomases muchos como yo, a la larga, dormirás tres horas al día. Desde entonces tomo con mucho más cuidado. Me vino a la memoria aquel sufrido verano. Me vino bien, pues fue una temporada en la que mis amistades florecían cada día y siempre andaba ocupada. Fue una temporada en la que no tenía tiempo para dormir. Lo malo fue cuando llegaron de nuevo las clases y sentía cierta necesidad de descanso.
 
El tema de la magia le resulta llamativo a mi invitado. Normal, a mí también me lo resultó en su momento. Aunque mi desconfianza me retardó tanto en la investigación como en el hecho de aprender algo. No me quejo, pero me da más oportunidad a volver.  Suspiré profundo por un instante, replanteándome en si mostrarle algo de mi otro poder, ya que no solo tengo uno. Además de enfermar a la gente, también puedo manipular mi sombra y ocultarla en otras. No está nada mal, pero me aconsejaron no abusar mucho de este poder. Por lo visto, los mareos que me llevaron a ir al hospital, fue todo en relación a que de una manera u otra mientras dormía, usaba involuntariamente este poder. De momento no he vuelto a tener muchos días así de desgastados, pero al ser involuntario mientras duermo, me cuesta un poco más controlarlo.
 
- Por lo que me dijeron, esta "magia" se llama Zaiphon... me costó bastante aprenderme el nombrecito. Y aun que no puedo mostrarte mi poder de virus, puedo enseñarte otro que dómino con mayor dificultad. Me pongo a lo monje budista en el sofá y me concentro en mi sombra. Esta, empieza a moverse con un poco de libertad tras de mí. Saludo con mi sombra a Yuki y al breve instante, me mareo en el sitio y dejo de manipularla.
 
Menos mal que no mantengo el té en mis manos en ese momento, si no, me lo habría tirado entero por encima. Me deja muy cansada y a penas quiero moverme del sitio. - Lo siento, no puedo enseñarte más... me cuesta bastante usarlo. Tendré que aprender a usarlo mejor, pero de momento es todo cuanto puedo enseñarte.
 
No me molesta la idea de que este chico hable de mi, sea para bien o para mal. Tampoco he hablado grandes cosas con él, como para que lo que haya dicho sea algo de misterio y privacidad. Levanto la mano y hago un gesto despreocupado de que puede hacer con la información cuanto quiera. Las amistades no se miden en lo que se hable de una persona, si no en no tocarle las narices a la otra persona. Con mi propio consentimiento, puede hacer lo que le plazca sin molestarme en absoluto.
 
El chaval, al fin coge cómic y da a entender de que ya está preparado para ser leído. Me levanto como puedo del sofá y me siento a su lado lenta y con cuidado. No quiero desmallarme por el uso de mi poder y es mejor ser ahora mismo precavida. - Sostenlo tú mejor y lo vamos leyendo tranquilamente. Y espero que no te importe que pueda leer algo lento. Sé varios idiomas pero no soy automática traduciendo. Advierto por si leo demasiado lento el cómic y él, a lo mejor, se muere de ganas de devorarlo.


¡Te den!:

Take a Photo!:

avatar
Colegio Arte
Universidad


Pan


Edad : 24


http://sunflower.foroactivo.mx/t435-ficha-aylen-dweist-id#1933
http://sunflower.foroactivo.mx/t600-relaciones-actual-vida-islena-de-aylen-dweist
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Lecturas y comida ¡GRATIS!

Mensaje por Yukihiro Arata el Sáb Dic 26, 2015 2:35 pm

La verdad es que Yuki se alegró al escuchar eso de que luego le daría el mismo efecto que el café, aun cuando relajaba un poco los nervios. Si era así la verdad es que se cambiaría de bebida. No era ningún adicto o tonto, sabía que el café era dañino para el cuerpo, pero era muy necesario para estar despierto y convivir y esas cosas… bien, ojala funcionara. Dio un sorbo más esperando pronto le diera el efecto pero estaba tan relajado que no le perturbaba nada por ahora.

Sus ojos volvieron a poner atención cuando el tema de la magia regresó. Incluso parecía más atento que en todo lo demás pues esto no era broma para él. Asentía un par de veces para demostrar que entendía lo que ella le decía y luego dijo eso de que tenía otro dominio abrió más los ojos como si hubiera visto un fantasma.


-¿De verdad, puedes? -se acercó un poco, acomodándose para poner atención- claro que me encantaría ver…

Ni había terminado de decirlo cuando la muchacha ya estaba como meditando. Yuki la observaba con mucha atención esperando ver algo… ¿Qué sería? Quizás flotaría o se haría invisible, o quizás se transformaría en algo… no sabía pero todo le hacía sentir nervioso y emocionado al mismo tiempo. No ocurrió ninguna de esas cosas sino algo un poco más lúgubre que le recordaría, mucho después, a esa película de Drácula. Dio un pequeño salto al ver a la sombra saludarle.

-¡Waa! -cuando reaccionó intentó buscar el móvil para tomar una foto, pero se había ido aquella imagen sombría de la chica. Fue un instante pero lo asombró mucho, era la primera vez que veía actuar esa “magia” directamente- eso fue asom…

Pero no terminó la frase pues la vio entonces tan mareada como si estuviera enferma o con resaca o peor, con fiebre. La siguió cuando se puso de pie pero le parecía tan cansada que ponerse a leer ahora mismo resultaría incluso contraproducente. Se puso de pie entonces, suavemente apartando el comic y dejándolo cerrado sobre la mesa.

-Oye, no hay prisa, ¿sí? Tenemos tiempo y te ves cansada. ¿Por qué no te recuestas unos minutos y te recuperas? -le sonrió con calidez, como si lo hiciera para una hermana o algo así, y es que ella le había mostrado algo que nadie le había dejado ver hasta ahora y no quería que se enfermara por eso o se pusiera mala- vamos, quédate aquí y descansa, si quieres dormir está bien, yo atenderé todo y pediré la pizza y luego leemos.

Independientemente de su respuesta dejó el té en la mesita también y le dio lugar para que se recostara, insistiendo. Incluso fue a buscar una canción más relajante en la colección de la chica.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Lecturas y comida ¡GRATIS!

Mensaje por Aylen Dweist el Mar Dic 29, 2015 9:53 am

No estoy nada conforme. Al mostrarle mi segundo poder, me quede algo indispuesta, pero tampoco es para tanto. Solo saludé con mi sombra, una minucia comparado con la de cosas que podría hacer si entrenase. Extrañamente, es el que más me cuesta de controlar, con diferencia, de lo dos poderes. Exijo con todo mi derecho a pasar de mi estado actual y de sentarnos a leer el cómic, por lo que da igual cuanto Yuki insista. Levanto una ceja y entre cierro los ojos, acompañado del levantamiento del dedo acusador, que apunta al techo. - No me he jugado mi espalda y muchas otras cosas, para tomarme ahora la vida con calma por un mareo. Me da un vahído en todo el cuerpo, que me desequilibra por unos segundos estando de pie. No caigo encima de nada, pero mi preocupación porque me dé otro y me abra la cabeza, me obliga a sentarme lentamente en el sofá.

Con el dedo acusador inestable y balanceándose, pierdo un poco la poca razón que conseguí antes. Ya sentada, toco con el mismo dedo levantado la punta de mi nariz. Me encuentro en una situación ridícula, pero quería leer ahora ese cómic y no me lo va a impedir nadie, ni yo misma. - Bueno... como decía... ¡Nada! va a impedirme que lo lea ahora. La vida es muy corta como para andarse con cuidado. Así que, ¡Pasame-ese-cómic! No estoy enfadada, aunque adoptase un carácter similar. Cuando me pongo tan cabezota, suelo sacar a veces mi lado más serio. Soy una caja de sentimientos, menos mal que no estoy con la regla.

Independientemente de lo que me diga el chaval o lo que él haga, despego el culo del sofá para agarrar el cómic y me vuelvo a sentar bruscamente. Yo y los cuidados, se notan que no van muy de la mano. Odio los médicos, todos los tipos, algunos incluso más que otros, pero por muy mal que me encuentre, si no me arrastran de los pelos, no suelo ir a verlos... Excepto la última vez en esta isla, que fui hasta la sala de espera y me largué con Vesta. Me hizo un gran favor el evitarme entrar a ver al médico. Todavía debo de compensarselo... lo que no sé es ¿con qué?

Yuki se mueve directo al equipo de música. Con esto de que trabajo de dependienta en la tienda de discos, me puedo hacer ciertas rebajas sobre algunos. Menos mal que me hice esas rebajas porque si no, ahora me faltaría comida, el cómic y la reserva de los "por si a caso". Me compré una gran diversidad, desde canciones suaves y relajadas, hasta las más  ruidosas, de los años 50 hasta la actualidad, americanas, asiáticas, europeas... Tengo un largo repertorio de gustos. Hay muy pocos tipos de música que no me gusten, a los que así a ojo solo cuento tres: Reggaeton, flamenco y algunas de rap. No quiere decir con esto, que me gusten todas las canciones de los otros que sí me gustan. En el ordenador guardo canciones que no me gustan pero modificadas, es decir, ridiculizando la canción o la sociedad.

Pasando del tema música, con el cual podría tirarme un largo tiempo explicando, abro el cómic por la primera página. Me parecía poco resistente la chapuza casera que le ha hecho Yuki, pero yo nunca he hecho estas cosas, así que no me queda otra que confiar. Lo agarro con mucho cuidado, si lo leo como de costumbre, seguro que ya me lo habría vuelto a cargar. Le echo un vistazo por encima a las ilustraciones que vienen a principio de página, marcando los capítulos que voy a leer. Algunas veces ponen imágenes bastantes divertidas o fascinantes. - Venga Yuki, siéntate y leamoslo, a no ser que quieras que me lo lea yo primero y te lo deje después, para ir haciéndote spoilers. Se me ve una sonrisa con malicia, pero para nada con esa intención. Me gusta más burlarme de mis presas sin tener que hacer nada. Todo psicología.


¡Te den!:

Take a Photo!:

avatar
Colegio Arte
Universidad


Pan


Edad : 24


http://sunflower.foroactivo.mx/t435-ficha-aylen-dweist-id#1933
http://sunflower.foroactivo.mx/t600-relaciones-actual-vida-islena-de-aylen-dweist
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Lecturas y comida ¡GRATIS!

Mensaje por Yukihiro Arata el Mar Dic 29, 2015 4:05 pm

Ya se había puesto de pie cuando, de pronto, escucha la voz detrás de él, reprendiéndole o más bien refutando el que no se sintiera del todo bien. Se quedó un momento justo en la pose en que estaba antes: dándole la espalda, de camino a donde tenía su reproductor de música, con las manos hacia este. Parpadeó una vez, con lentitud, mirando pero sin ver mientras escuchaba la declaración de capacidad de la muchacha. Volteó y la observó con la misma perplejidad.

-Bien eso de la espalda es cierto… -se rascó la mejilla con un dedo recordando como la pasaron en la tienda hacía un par de horas o menos.

De pronto ella se mareó y pareció caer. Instintivamente Yuki dio un paso delante y alargó las manos como para intentar sostenerla –lo cual habría sido peligroso tomando en cuenta lo de las enfermedades que le había advertido si no controlaba bien ese poder- pero ella misma se sentó para recuperar el aliento. La expresión de Yuki cambió un poco a una sonrisa algo preocupada, pero sin dejar de ser un gesto de admiración. Era una chica fuerte, nadie podría negar eso.


-¿Segura? Bien, pero si te quedas desmayada me robaré el reproductor -señaló detrás sonriendo un poco- solo déjame elegir algo.

La colección era bastante grande, él tenía muchas canciones en el móvil pero ella era una autentica fan de la música por tenerlas en físico y tan amplia. Muchos de esos ni los conocía siquiera. Eligió algo tranquilo y agradable pero que no les dejara dormidos. Dejó correr con el volumen bajo para que pudieran escuchar sin que les perturbara leer.
Con el momento de casi desmayo de la muchacha, se le había pasado el sueño así que volvió a un poco más de té. Quizás estuviera funcionando. Vio que la muchacha ya estaba dándole a la lectura pero era lo bastante considerada como para esperarlo, invitándolo a ir con ella.


-Vale, pero no lo hagas -puso cara de fastidio- hay un lugar especial en el infierno para quienes hacen spoiler.

Eso era lo más rudo que había dicho hasta ahora, pero en su oficio y pasatiempos la emoción jugaba un papel especial y el arruinar así una lectura, película o lo que sea, era simplemente inconcebible. Su rostro volvió a la normalidad y se sentó junto a ella. No quería tomar el comic también pues no fuera que lo deshicieran antes de tiempo así que solo intentó acercar la mirada leyendo.

-Espera, no soy tan rápido -pidió en un momento de cambiar la página. No era especialmente lento pero la posición resultaba difícil. Se la estaba pasando bien en realidad, su rostro lo reflejaba.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Lecturas y comida ¡GRATIS!

Mensaje por Aylen Dweist el Vie Ene 01, 2016 11:38 am

Tras tantos accidentes, desmayos, risas y conversaciones extrañas entre recientes conocidos, por fin nos pusimos a leer el cómic roto de la tienda. Ya que lo había agarrado yo primero, me toca a mi pasar las páginas y mantenerlo entre las manos. Me adecue todo cuanto pude a su ritmo de lectura, como a la mía. Básicamente, ambos nos esperábamos mutuamente. Cuando yo termino de leer alguna página, le aviso de ello para saber si puedo pasarla o no. A veces se me traban palabras sueltas del idioma, lo que me cuesta varias lecturas continuas del mismo globo, pero aun así no resulto ser muy lenta leyendo.
 
Pasan los minutos y se acerca la hora de la cena. El té no me duro apenas cinco minutos más. una vez enfriado un poco, se bebe como si fuera agua y aun así, estoy acostumbrada a beber tés calientes lo que, con más facilidad, pasa calentándome la garganta y el cuerpo. Lo malo de los tés es que no quitan el hambre, así que terminando casi de leer una de las páginas del final del cómic, le comento a Yuki. - Oye, empiezo a tener algo de hambre. ¿Llamo ya a la pizzería? ¿O todavía no tienes hambre? Recuerdo que me dijo que quería la mitad de la pizza solo de queso, sin nada más. Resulta algo triste una pizza sin nada, pero para gustos colores. No voy a ser tan mala de pedir una pizza entera a mi gusto y obligarle a que coma con sustancias. A lo mejor era vegetariano y por eso no quería echarle más nada por encima... ¿o será por qué no tiene mucho dinero? ... No tengo ni idea, mejor no entrometerse si no lo ha mencionado antes.
 
Le cedo el cómic al chaval, terminando primero de leer la página por la que voy, antes de guardarla. Me levanto con las manos libres y recogiendo mi vaso de té. - ¿Has terminado el tuyo? Señalo su taza antes de retirársela. Una vez respondida la pregunta, lo dejo todo en la pila, para fregarlo más tarde. Miro en la nevera los muchos imanes o panfletos de comida pegados en esta, buscando el número de una pizzería que recuerdo estar bastante bien y tienen reparto a domicilio. Lo necesario para no salir de casa para nada. Cojo mi móvil y marco el número del lugar. Antes de que me contesten al teléfono, pregunto para asegurarme de que no prefiere otro tipo de pizza. - ¿Seguro que una pizza solo de queso no? ¿No te apetece ninguna otra cosa? Para algo eres tu quien paga. Le menciono para que no se corte conmigo y la comida. Yo no pensaba ser toda una señorita comiendo, así que le doy opciones de cambiar su opinión.
 
Una vez hecho el pedido, según los gustos de ambos y confirmando que es lo que quiere. Voy sacando platos, cubiertos y vasos, los cuales coloco en la misma isla de la cocina. Lo dejo todo preparado para comer cuando llegue la pizza.
 
Aunque me guste disfrutar de los silencios, hable relativamente poco ya que me gusta más escuchar, le lanzo una pregunta a Yuki para que no se pueda sentir molesto sin hacer nada excepto estar sentado en el sofá escuchando música y estar conteniéndose por leer el cómic. - A todo esto... ¿Qué es lo que te trajo a venir a estudiar aquí? Imagino que algo, llámalo x, te indujo a venir aquí.


¡Te den!:

Take a Photo!:

avatar
Colegio Arte
Universidad


Pan


Edad : 24


http://sunflower.foroactivo.mx/t435-ficha-aylen-dweist-id#1933
http://sunflower.foroactivo.mx/t600-relaciones-actual-vida-islena-de-aylen-dweist
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Lecturas y comida ¡GRATIS!

Mensaje por Yukihiro Arata el Sáb Ene 02, 2016 5:09 am

Lo cierto es que resultó bastante interesante leer aquello en compañía, es decir, normalmente leía solo y se sumergía en la historia, pero también se detenía en momentos a pensar en cada parte interesante o a comentarla. Ahora mismo no ocurrió eso pues pudo sacar provecho de la compañía. Siguiendo el ritmo de Ayleen, señalaba partes y le comentaba que esa referencia le recordaba a un número pasado e incluso parecía emocionarse en ciertas partes. Definitivamente quería a alguien que compartiera sus gustos en eso como su amigo.

-Sí, yo también -dijo notando el apetito y sujetándose el estómago- el té es engañoso con el apetito. Claro, pídela, no conozco aun pizzerías así que donde creas que sea más deliciosa.

Tomó el comic que le ofrecía, colocando un trocito de papel de lo que había sobrado de la reparación para marcar la página en donde se quedaron –que igual no tenía muchas, pero para no ojearlo de más- y lo cerró dejándolo sobre la mesa. Se puso de pie y se estiró, justo en ese momento abrió los ojos como plato y se estremeció un poco. Cerró un ojo con expresión de dolor y comenzó a cojear un poco para luego sujetarse la pierna, frotándosela. Se había sentado encima de esta y se le había dormido, pero pasaba rápido.

-¿Qué? -parpadeó mirándola para luego sonreír- la otra mitad es de lo que tú quieras, adoro la pizza de queso, es mi favorita. -Se puso de pie ya mejor de la pierna y se encaminó a la cocina- estás mucho mejor de ese mareo.

Sonrió al decirlo, no entendía por qué, pero sentía mucha naturalidad al charlar con ella, como si pudieran ser amigos pronto. Aun así no lo eran tanto por lo que quería ser más educado y le fue a echar una mano con fregar lo del té, después de todo ella lo había invitado en primer lugar y solo eran un par de tazas y seguro ensuciarían algo más ya que tuvieran la pizza y eso.

Lavó las tazas y las dejó donde vio que ella guardaba todo eso, mientras la chica pidiera la pizza. Sin embargo el chico de las preguntas se topó con una para él que tenía una respuesta inesperada. Miró con asombro a Ayleen cuando dijo eso y se quedó pensativo por un minuto antes de asentir.

-Fue raro, llegué porque… bien… -se interrumpió porque se estaba liando- escuché que existía una ciudad poco conocida en una isla, y me sentí atraído… quería averiguar más pero casi no encontraba nada… era como si me llamara… solo así lo puedo explicar -la miró, parpadeando lentamente- ¿a ti te pasó lo mismo?

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Lecturas y comida ¡GRATIS!

Mensaje por Aylen Dweist el Lun Ene 04, 2016 8:52 am

Va bien la tarde-noche en la que me encuentro, junto con Yuki. Cómics, música y pizza, igualito que mis días en casa con los colegas, solo que sin el móvil y el ordenador. Nos viciabamos a todo cuanto encontrásemos: tendencias, pasatiempos, música, tecnología, videojuegos, rumores, cotilleos... Lo que es una tarde normal en casa en un día de mucha lluvia o frío. Todo sería mucho mejor, si hubiera más gente, como es lo normal, pero no quiero montar ahora una reunión de la nada, con gente que aun no tengo demasiada confianza.

En lo que esperaba que Yuki cambiase un poco de opinión, para nada porque al final siguió adelante con la idea de su pizza de queso. Me contestó al teléfono una muchacha muy alegre y efusiva. Seguro que era su primer día de trabajo, raro es que aun no este amargada. Pedí la pizza al gusto de ambos y la misma chiquilla del teléfono, con toda la emoción del mundo, tomó mi pedido, me dijo el precio y colgó. Es un sitio adaptado para la economía estudiantil, lo que nos venía de fabula. Una gran pizza por un precio económico y encima están riquísimas. Menos mal que explorar la ciudad no viene tan mal cuando eres nueva. Apunté el número en una hoja de papel pequeña y se lo dí a Yuki. - Por si algún día te apetece pedir algo sin salir de casa. Aunque te recomiendo más que empieces a darte una vuelta por la ciudad. Te vendrá bien si vas a estar algunos años aquí.

Mientras coloco los platos y los vasos en la isla de la cocina para comer, escucho como Yuki se preocupa aun por mis mareos. - Sí, estoy mejor de los mareos. son como efectos secundarios. No hay nada que temer. Lo bueno de estos problemas de salud, es que los mareos ya era algo que sufría antes de venir, pero me preocupaba el hecho de que se hubieran intensificado. Al menos, la costumbre me enseñó a manejar los mareos a mi beneficio. Vale, no, no tienen ningún beneficio, pero oye, si quieres girar y vas mareada es más fácil. Luego te caes al suelo y te rompes un diente, pero es más fácil. También viene bien para ligar y caer sobre alguien desconocido, pero esa técnica mejor dejarla por ahora en esta isla.

Respondiendo a mi pregunta. Me quedé intrigada con eso que dice Yuki de que la isla le llama su curiosidad. Es solo una isla... aunque admito que pasan cosas muy raras aquí. Ejemplo más próximo, el Zaiphon. Lo que en cualquier lado se le llama magia, aquí se han apropiado de ello y puesto un nombre. Es una bonita manera de atraer a la gente curiosa no lo niego. - La verdad... yo vine aquí por un pacto hecho con mi madrastra. No nos aguantamos demasiado y prometimos ciertos cambios. Entre esos cambios, una de las premisas era que me fuese de casa... Elegimos esto como acuerdo entre ambas. Lo comento con Yuki un tanto a disgusto. Me molesta la idea de haber aceptado un pacto tan poco beneficioso para mi. Podría haberme mentido como una imbécil y yo no podré hacer nada desde aquí. Solo de pensarlo me frustra la desesperación de no poder ayudar a mi querido padre.

Me desvío del tema, mirando las tazas fregadas y volviendo a echar otra de mis miradas a Yuki. - Te dije que eras mi invitado, no me dejes por mala anfitriona lavando las tazas, si no quieres que te ate al taburete y te pase la comida por el pasa pures. dije riéndome y cambiando radicalmente de tema. No me gusta sentirme mal por cosas que no puedo saber.


¡Te den!:

Take a Photo!:

avatar
Colegio Arte
Universidad


Pan


Edad : 24


http://sunflower.foroactivo.mx/t435-ficha-aylen-dweist-id#1933
http://sunflower.foroactivo.mx/t600-relaciones-actual-vida-islena-de-aylen-dweist
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Lecturas y comida ¡GRATIS!

Mensaje por Yukihiro Arata el Mar Ene 05, 2016 12:56 am

La sonrisa que le salió a Yuki cuando le ofrecieron el papel con el número de la pizzería fue sutil pero le hizo sentirse contento. Miró a Ayleen mientras ella se lo ofrecía, tomándolo sin duda después. Si, había salido no solo a vagar y comprar comics sino para conocer ese tipo de lugares especiales como el de una pizza barata y buena. Asintió mientras miraba el número, agradecido.

-Gracias, me viene muy bien en realidad, y eso haré -sacó el móvil y guardó el teléfono en su agenta electrónica para luego poner el papel en su bolsillo. No quería perderlo en físico aun así. Luego se le iluminó el rostro con una idea que debía haber tenido hace rato- Oye, ¿tienes móvil Aylen?  Deberíamos intercambiarlos para charlar o ponernos de acuerdo para algo.

Sonrió ligeramente mostrando el aparato. No era de los que estaban mensajeando todo el día, pero avisarse de cuando saliera un número nuevo de comic o quedar para un bocado de pizza o algo por el estilo no era mala idea.
Se sentó en uno de los taburetes en una posición curiosa: con los pies apoyados en el travesaño, dejando las rodillas al aire, y con las manos en la parte delantera del asiento, ligeramente inclinado hacia adelante, de forma que su postura le daba la apariencia de un cuervo de brillantes ojos azules. No intentaba ser gracioso o algo, igual que había hecho al irse al sofá, asumía una posición cómoda de inmediato sin mucha preocupación.

Observó a la chica mientras le comentaba el porqué estaba en esa isla. Le pareció increíble, como una historia de un libro romántico o algo parecido, de la madrastra malvada, aunque Aylen no parecía una princesita en desgracia de una novela como esas, pero lo cierto es que la historia le hacía pensar en eso. Asintió de nuevo, como era su costumbre, para indicar que estaba atento, pero miró un momento los platos que ella ponía sobre la mesa, pensativo.


-Sabes… -alzó la vista- a veces mi familia me exaspera, pero casi siempre estaba yo fuera. Me iba a estudiar y eso, me quedaba con amigos… cuando les veo o llamo siempre son cosas positivas… pienso que estar alejado a veces ayuda un poco, no se…

Se rascó la mejilla con un dedo. Bien, él no había tenido madrastra nunca y suponía no era lo mismo. Iba a decir algo más cuando reparó en la actitud incomoda de la chica. ¿La había molestado ese tema? Quizás había algo más, pero por ahora no tenía suficiente confianza como para indagar. La confirmación llegó cuando la chica cambió de tema y sacó un chiste. No le tomó más de un segundo sonreír. Si ella no quería hablar de eso no la iba a presionar.

-No tienes que hacerlo -levantó las manos como disculpándose- pero me gusta ser útil, y aun me siento mal por tirarte cosas encima de la cabeza… ¿Qué es un pasa puré?

Su instinto le decía que seguro no querría saber, pero algo que Yuki no podía evitar era ser curioso. Sonó la puerta y se puso de pie rápidamente buscando la billetera, después de todo él invitaba. Sacó el dinero y fue a la puerta, pero se detuvo antes recordando la amenaza. Volteó hacia su acompañante.

-¿Puedo…?

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Lecturas y comida ¡GRATIS!

Mensaje por Aylen Dweist el Jue Ene 07, 2016 8:53 am

Al pasarle el número de la pizzeria, Yuki me pide mi número de teléfono. No caí en ello hasta que él lo ha dicho. Tiendo demasiado a tener ya los números guardados y llamar sin más, o tener a las amistades en redes sociales y hablarles por ahí... la cosa es que ha tenido una buena idea. Con mi cara de circunstancia voy sacando lentamente mi móvil. - No se me había ocurrido... Apunta. Me aseguro de que tiene su móvil o lo que sea en la mano y le recito de cabeza mi número de teléfono. Es entonces cuando termino de sacar el mio. No es un trasto novedoso con todos los lujos del mundo, pero tiene toda la tecnología de un móvil de los de ahora. Además, el uso que le doy es casi nulo: llamadas, mensajes, mensajería instantánea y muy pocos juegos. Para que quiero tener un ordenador en el móvil, si ya tengo un precioso ordenador de sobre mesa que me da todo cuanto quiero y necesito. A veces pienso que mi ordenador es mejor que la compañía humana... más que nada porque con él puedes tener más de una persona en una sola pantalla. Dejando mi maravilla informática a un lado, espero tranquilamente con mi ladrillo a que me dé su número.

Por si fuera poco la incomodidad de hablar de mi familia, Yuki intenta animarme hablándome de lo bonita que es la distancia. No se lo niego en absoluto, lo bueno de la distancia en la que me encuentro, es que me sumerge en completa ignorancia. No sé nada acerca de mi padre y mi madrastra, si no es por una llamada. Siempre se les oye felices, lo que me da buena sensación, pero... una vocecita en mi cabeza, me augura que no es oro todo lo que reluce, que detrás de tanta simpatía, algo se esconde. Eso es lo que me mantiene intranquila. No me parece relevante, hablar de mi familia con un recién conocido, así que preferí apartar el tema para otro momento.

Sonreí por la educación del chico, muy pocos aun la mantienen o simplemente, saben lo que es. Eso no quita que me parezca mal que en mi casa, yo sirva y el recoja, a no ser, que me encuentre saturada y necesite de su ayuda para hacer algo. No siendo así la situación, me siento en el taburete, apoyando el culo pero manteniendo aun los pies en el suelo. - Si quieres ser útil, la próxima vez me invitas a tu casa y haces todo cuanto quieras, además ya arreglaste el cómic. Has sido más que útil. Lo de la estantería... bueno, ya me has invitado a la pizza. No me debes nada más. Dudosa, mirando al techo reflexiva, busco una manera de definir lo que es un pasa purés, pero solo se me ocurrían sinónimos. - Y bueno... un pasa purés... es...Mmm... ¿una picadora? ¿una máquina que convierte cualquier comida en papilla? No sirvo para profesora, así que no sé explicarlo mejor.. Me encojo un poco de hombros, mientras bajo la cabeza y dejo de mirar el techo para mirarle a él. No sabía bien si le serviría mi explicación para algo, pero es mi primer intento.

La puerta del apartamento suena. ¿Es la valiosa comida que nos alimentará esta noche? ¿O será algún vecino plasta? espero que sea la comida, si no como pronto me pondré un poquito de mal humor... también llamado "borde". El chaval ya se ha levantado para abrir la puerta y pagar. Para el único momento en que no me molestaré porque lo haga, me pide permiso. Me carcajeo en el taburete, intentando no caerme y le hago un gesto con la mano para que vaya abrir la puerta. - Sí, sí, para esto sí puedes. Disminuyo la intensidad de mi risa, para ponerme en pie y acompañarlo a la puerta. Lo hago sobre todo para coger la pizza, mientras él paga. Así la puedo servir antes y comeremos antes. Me parece una mejor idea que quedarse con un brazo cojo, intentando pagarle al repartidor. Dejo que abra la puerta y miro de reojo a ver quien es y que quiere, por si a caso se trata de algún vecino, pero no, es el repartidor, no hay duda.


¡Te den!:

Take a Photo!:

avatar
Colegio Arte
Universidad


Pan


Edad : 24


http://sunflower.foroactivo.mx/t435-ficha-aylen-dweist-id#1933
http://sunflower.foroactivo.mx/t600-relaciones-actual-vida-islena-de-aylen-dweist
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Lecturas y comida ¡GRATIS!

Mensaje por Yukihiro Arata el Jue Ene 07, 2016 6:17 pm

En cuanto la chica comenzó a dictarle el número lo anotó en su móvil para grabarlo en contactos. Era bastante hábil con ese aparato, en realidad se le daban bien esas cosas y, aunque era un teléfono simple, aprovechaba muy bien todas su características. Pese a todo, Ayleen pudo notar un gesto que siempre le pasaba desapercibido a Yuki: cuando se concentraba mucho en algo rápido, sobre todo algo del móvil, sacaba la lengua un poco, de lado. Él ni siquiera se percataba de que tenía semejante tick.


-Listo -iba a guardarse el móvil en el bolsillo cuando recordó- cierto, necesito una foto para el contacto, ¿sonríes? -si ella se dejaba le tomaría una como mejor le pareciera, si no, se lo guardaría sin más.

Sonrió cerrando los ojos algo apenado cuando le “regañó”. Vale, no era un verdadero regaño, pero ella se sentía incomoda de que hiciera cosas por la casa. En realidad a él le gustaba mucho hacer todo eso, era bastante activo en lo que se refería a cosas como esas, pero Ayleen quería ser una buena anfitriona y todo eso, así que sin duda la dejaría serlo. Se frotó la nuca un momento, ligeramente apenado pero no incómodo.[/color]

-Vale, pero te advierto que me pongo pesado fácilmente, así que si eso pasa puedes vengarte con gusto.

Lo de la picadora lo interesó. Si fuera posible casi se vería en su cabeza uno de esos aparatos raros para cocinar… y bien, picar. Ni siquiera tenía idea de que esa clase de cosas tuvieran un nombre –tenían que tenerlo, pero jamás había pensado en eso-. Él tenía un cuchillo y un mazo pequeño que le servían igual, pero tampoco cocinaba mucho.

Como fuera, se dirigió a la puerta cando vio a la chica atacarse de risa. Parpadeó un poco, confundido. Se miró en busca de alguna cosa inusual como tener el pantalón roto o algo por el estilo, pero nada. Fuera lo que fuera ella estaba más contenta. Mejor.
Al abrir la puerta el mensajero les apareció entonces con algo inesperado: la caja era bastante grande y había también una botella de sake grande que había llegado de cortesía. Se apresuró a pagar y tomar la botella mientras cerraban.


-. . . ¿te apetece beber? -dijo encogiéndose de hombros. No era un bebedor, tampoco le hacía ascos, pero nunca había probado sake, curiosamente.

La pizza estaba caliente y deliciosa, de ambos sabores que habían pedido, mitad y mitad.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Lecturas y comida ¡GRATIS!

Mensaje por Aylen Dweist el Sáb Ene 09, 2016 7:39 am

Me encuentro en una situación comprometida. No puedo creerme que saque la lengua para escribir en el móvil, a la vez de aguantarme la risa. Parece como un peque de cinco años aprendiendo a colorear sin salirse de las rayas. Resulta muy gracioso aquella breve escena, pero mi cara expresaba más bien sorpresa, por muchas ganas de reírme que tuviera. En cuanto levanto el móvil para sacarme la foto, reaccione de inmediato poniendo las manos delante de la cámara. - No soporto las fotos. Me da igual que me graben en vídeo o sacarme una foto haciendo el tonto, pero así a palo seco sacarme una sonriendo me resulta forzado. Generalmente, no suelo tener fotos mías en ninguna red social, salvo las que suben mis amigos y me etiquetan en ellas. - Si quieres yo luego te paso una imagen para que la pongas como foto, pero no será mía. Para todo lo que son fotos, suelo usar fotos muy sencillas o divertiras ya sean de animales (sobre todo zorros) o incluso ojos. No tiene explicación, pero es como una obsesión mal sana por los ojos. Tengo hasta el permiso de algunos amigos de quedarme con los suyos tras su muerte. Sí, lo tengo por escrito, pero no tengo demasiados permisos y si los tengo es porque querían que me callase con la finalidad de que me muera yo antes que ellos y no les rapiñe sus cuerpos.

Tras advertirle, no entiendo demasiado bien a que se refiere con lo de que se pone pesado y podría vengarme. ¿Se referiría a que lo hace inconscientemente y por eso para mi será pesado y que puedo vengarme? De ser así, seguro que llegaré a un punto en que me dé igual, mientras no destroce mi armonía organizativa, pero no pienso vengarme por ello. Simplemente me incomodará y le volveré a pedir que se esté quieto, nada del otro barrio. Aun confusa, me limite a encogerme de hombros.

En cuanto el repartidor extendió los brazos para darnos ¡NUESTRA! pizza, aparecí de detrás de Yuki, arrebatándosela de las manos y llevándomela para la cocina. El repartidor se quedo perplejo durante un instante al ver como le he quitado con ansia la pizza de las manos. No se esperaba una muerta de hambre, a la que le han tirado una estantería encima y deja a su nuevo colega pagarla... Así visto, seguro que pensaría algo más insulso y se sorprendería porque no fuese yo la que está más relajada y hubiese sido Yuki el que le quitase la pizza. Yo que sé, desvaríos, debería de atacar ya la comida y dejar de pensar durante un rato.

El chaval se acerca hasta la cocina con una botella, la cual no me había percatado que era para nosotros cuando le quité la pizza al repartidor. Por lo visto es para nosotros, no entendía el por qué de tanta generosidad, ni si quiera he probado alguna vez el sake... Buena noche para probarlo supongo. - Mmm, nunca lo he probado antes... comamos primero la pizza y luego lo probamos si te apetece, si no ya me serviré yo sola luego. Digo sonriente y sirviendo la mitad de cada pizza en cada plato. No no reparé en esperas para empezar a comer. Cogí el primer trozo en lo que Yuki se sienta y amablemente comento. - ¡Que aproveche! Saboreo ese primer bocado tan delicioso y escurridizo, con sabor a jamón y queso. Se puede ver mi felicidad y satisfacción recorriendo mi cuerpo por solo una pizza. - Si quieres un trozo coge. Digo aun embadurnada en deliciosa felicidad.


¡Te den!:

Take a Photo!:

avatar
Colegio Arte
Universidad


Pan


Edad : 24


http://sunflower.foroactivo.mx/t435-ficha-aylen-dweist-id#1933
http://sunflower.foroactivo.mx/t600-relaciones-actual-vida-islena-de-aylen-dweist
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Lecturas y comida ¡GRATIS!

Mensaje por Yukihiro Arata el Dom Ene 10, 2016 10:50 pm

Sonrió un poco ante su rostro de sorpresa, sin entender. No le molestaría que se riera, no se ofendía fácilmente en realidad. Tampoco hizo falta que se explicara más, algunas personas no soportaban las fotografías, no podía hacer nada al respecto, lo respetaba, así que no tomó ninguna de ella. Se guardó el móvil en el bolsillo mientras ella sugería mejor mandarle una. Estaba bien, igual si no podría poner una calaverita o algo parecido, pues al cavo era solo un adorno.

-Claro, algo que te parezca bien -sintió curiosidad por qué clase de imagen usaría ella para definirse, o más correctamente, para que otros pensaran en ella.

Algo curioso pasó cuando fue a tomar la pizza y luego pensaría, divertido, que fue como en cámara lenta. El chico del reparto la extendió saludando y Yuki fue a por ella. Abrió la boca para decir un gracias cuando, de repente, una especie de ninja les atacó. Fue rápido y se apoderó de la pizza en un santiamén. Giró la mirada con sorpresa pero se había ido. Cuando volvió la vista se dio cuenta de que Ayleen la tenía ya. Sus reflejos para pizza eran terriblemente rápidos. Incluso el del reparto parecía perplejo. Ambos se miraron y sonriendo un poco. Pagó junto con propina.


-Perdona, tenías hambre y te entretenía con lo del comic -dijo mientras asentía a su sugerencia de ver si le apetecía luego, dejando la botella en alguna parte de la cocina y sentándose en frente. Aspiró el aroma un momento, como solía hacer- ah… es mi favorita la de queso, puedes probar si quieres también.

Cogió un trozo de esa deliciosa pizza, mordiéndola y estirando un poco el queso, que se rompió pronto, colgando de la rebanada. Al menos al comer si era muy cuidadoso y limpio. Estaba un tanto caliente pero eso no le importó, era deliciosa. Cerró los ojos un momento al comer. El primer bocado siempre valía la pena. Abrió los ojos y vio que ella se encontraba en el mismo estado de felicidad. Sonrió de nuevo.

-A cierto -dijo tras tragar el bocado- ¿te va la  fotografía o algo así?

No podía explicarlo, sencillamente tenía la corazonada de que la chica tenía un lado bastante artístico, o quizás una forma particular de ver las cosas que a él le interesaba. Probablemente no le gustaba y prefería la música, pero la verdad es que estaba comenzando a interesarle eso y buscaba con quien charlar. Era curioso pero era bastante social. No, no del tipo de grandes fiestas, pero adoraba tener con quien hablar, era parte de las cualidades que lo hacían declinarse por el estudio que llevaba.

-Me llama la atención, no se tanto, pero me preguntaba que sitios buenos hay para eso en la isla, aunque sean solo fotos con el móvil.

Tras un momento decidió tomarle la palabra y probar lo que le ofrecía, siempre que no le molestara. Tomó una porción pequeña de la mitad de ella para probar, dándole una mordida. Se tomó la barbilla pensativo, pero luego asintió.

-No está nada mal, la próxima pediré también un poco de esta…

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Lecturas y comida ¡GRATIS!

Mensaje por Aylen Dweist el Mar Ene 12, 2016 12:51 pm


Me alegra saber que al menos no se molestó con el tema de la foto, o se pone insistente como otros, que acaban pillándote una foto de extranjis de la que desearías que se deshiciera... Cómo yo, nunca mejor dicho. En mi defensa, diré que esas fotos malas que tengo de mis amigos, son mandadas personalmente por ellos, bajo su uso de razón. Lo bueno, es que no soy tan mala de ir mostrándolas a diestro y siniestro. Sonrío ante su comprensión y pienso en cual le acabaré pasando. Dudo entre si una de ojos raros o una de zorros monos... Ya tengo en muchos sitios puesto fotos de animales graciosas, puede que le pase una de ojos esta vez... Aunque esas fotos las guardo más personalmente para mi uso y disfrute... Seguro que acabaré mandándole una de un zorro, casi seguro. También podría mandarle una de una mariposa azul, que para algo es mi apodo entre mis conocidos, pero creo que esa es para los más personales.
 
Cuando lo de la pizza, me hizo gracia ver las caras de asombro de aquellos dos. He sido casi como un ninja recogiendo la pizza. La cosa es que al menos Yuki, pensaba que sabía que estaba detrás... Bueno, ¿daños colaterales? La cosa es que me hice con la pizza, con la confianza de que Yuki cumpliera con su palabra de pagarla.
 
Tanto Yuki como yo, nos encontramos inmersos en la satisfactoria sensación que da el primer mordisco de la pizza. Aun así me quede con el lugar donde ha colocado el sake. Me apetecía probarlo, ¡En serio! y si él tampoco lo ha probado antes, es un buen momento para afianzar la amistad. Todos los amigos hacen mejores lazos entre tragos y ratos divertidos. Quién sabe, a lo mejor hacíamos ambos cosas ridículas de las que acordarnos dentro de muchos años. Nos será divertido de recordar, teniendo en cuenta la tarde que llevamos.
 
Dándole otro bocado de nuevo a la pizza, Yuki me pregunta sobre fotografía.  Mastico el bocado rápido para poder responderle. - La verdad, me gusta el arte realista, la música, el cine, el teatro... ¿pero la fotografía? No es una de mis pasiones. Escuchando el motivo de por qué quiere Yuki saber sobre si sé de fotografía o no, sonrío agradable y me esfuerzo por ofrecerle algún tipo de ayuda. - Bueno si esa es tu motivación, puedo ayudarte con algunos sitios. Que no sepa de fotografía, no significa que no sepa de buenos sitios para ver o grabar. Una buena actriz debe a veces saber mimetizarse en el ambiente que le rodea... o al menos eso supongo... La verdad es que puedo dar gracias si consiguiera un buen contrato algún día de ello. Me carcajeo sobre mis ilusiones, ya desvanecidas. Tras la muerte de mi madre, decidí recordarla haciendo lo que ella, abandonando mis intenciones de salir en pantalla. Es ahora solo un sueño, pero que no estaría mal cumplir. Salí demasiado artística en mi familia, incluso me apoyaban en la idea de convertirme en una estrella, ya sea de teatro, cine o incluso de rock, ya que tampoco tengo mala voz, pero eso es ahora solo para ciertos privilegiados.
 
Yuki coge un trozo pequeño de mi parte. No me hubiera importado que hubiese cogido uno más grande, pero así me deja mayor parte para mí. Alegrándome de que le gustase, cogí un trozo también pequeño de su parte. - Con tu permiso. Alego antes de llevarme el trozo a la boca. No está mal, pero se nota que le falta sustancia a su parte. Aun así, sonrío por el hecho de ser un trozo de pizza. - Esta muy bueno lo tuyo también. Pero prefiero que tenga algo más de... ¿Vida? No sé si me explico. Río un poco por mi comentario, sin saber si entendería a lo que me refiero, pero por si acaso... bien pensado, mejor me explico. - Me refiero a carne, no a una persona. Todavía no soy caníbal. - Creo que a cada frase que suelto sueno aun más rara. - Quiero decir... No he probado la carne humana, pero si sirvieran un plato con ello de manera legal, no me importaría probarlo... para algo en algunos lados se comen a los difuntos. Es como un culto religioso para llevar una parte de esa persona dentro. En fin... mejor paro que quedo como un bicho raro. ¿Más? si bueno como no, mi personalidad para algunos llega a ser demasiado extraña. No es muy difícil descubrirlo.


¡Te den!:

Take a Photo!:

avatar
Colegio Arte
Universidad


Pan


Edad : 24


http://sunflower.foroactivo.mx/t435-ficha-aylen-dweist-id#1933
http://sunflower.foroactivo.mx/t600-relaciones-actual-vida-islena-de-aylen-dweist
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Lecturas y comida ¡GRATIS!

Mensaje por Yukihiro Arata el Miér Ene 13, 2016 8:58 am

Escuchar los gustos artísticos de Ayleen le sorprendió. Pocas veces conocía a alguien que le interesaran tantos géneros. Era normal que alguien diga que quiere ser artista, pero se limite a una sola rama y usualmente buscando fama. Ella parecía encantada con casi todo tipo de arte en el que se involucrara un escenario. Sobre todo le sorprendió el teatro. A veces pensaba que incluso ese género ya estaba muriendo.

Comió un poco de su pizza mientras escuchaba su explicación sobre que conocía buenos lugares para fotografiar. Eso estaba muy bien y le hizo asentir una sola vez. No quería solo un lugar bonito, sabía que se podía producir uno fácilmente con luces, ángulos y todo eso que no comprendía bien aún. Pero es que lo que él quería era un poco diferente. Terminó de macar su bocado rápidamente, tragándolo para poder explicarle y que ella le diera algunas ideas si podía
.

-Bueno, lo que quiero son cosas importantes de la ciudad, de la isla -pensó un momento que eso sonaba un poco ambiguo- mmm… ¿Cómo explicarlo…? Cosas que reflejen a Sunflower y todo… además de las escuelas.

Probablemente eso requiriera de mucha percepción personal, pero ella llevaba más tiempo ahí e igual le interesaba ver todo desde otro punto de vista.
La chica probó algo de su pizza y la miró expectante, pero no parecía tan complacida. Bien, no a todos les gustaba la simpleza de ese sabor, pero él era adicto, siempre la pedía. Y entonces la plática se tornó un poco más extraña. Probablemente más de lo normal.

La miró con renovado interés, muy recto en su taburete mientras masticaba su bocado, los ojos bien abiertos y mirándola explicarse. Parpadeó un poco. ¿Carne humana? Nunca había pensado en eso más allá de unas películas de terror o algo así. Sentía curiosidad por muchas cosas pero eso no le pareció tanto. Es decir tenía una razón más que un tabú. Tomó un poco de lo que sea que bebieran ahora antes de comentarle


-A mí me daría miedo, dicen que si comes a tu misma especie te daña el cerebro, lo vi en una película, te ponías tembloroso y comenzabas a ponerte loco… creo que igual por eso salió eso de las vacas locas.

Se cubrió la boca conteniendo la risa. Toda la seriedad de su argumento se había desvanecido al usar la frase <>. Si, había sido una cosa seria pero le causaba un poco de risa.

-Lo siento.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Lecturas y comida ¡GRATIS!

Mensaje por Aylen Dweist el Dom Ene 17, 2016 1:16 pm


Prestando atención a las preferencias fotográficas de Yuki, pienso un poco en algunas zonas. Así a ojo se me ocurren las más simples; el templo que tarde o temprano debe visitar si quiere saber, al igual que yo, un poco más sobre sus poderes, Las playas, ya que estamos en una isla es lo más representativo en mi opinión, los lugares de ocio, ya que esta isla se asienta de alguna manera en una cultura asiática por lo poco que he podido ver, y seguramente algunas callejuelas, que capte la esencia de la población, sus comportamientos... son los mejores sitios que mejores se me ocurren en este momento. - Se me ocurren ahora mismo muy pocos, pero no me importa ayudarte y guiarte por donde sé. Si lo que quieres es captar la isla lo más que te puedo sugerir es el templo, las playas, su ocio y cultura y por último ir callejeando. Así dicho puede sonar poco, pero son las mejores zonas que se me ocurren si lo que quieres es fotografiar la isla.
 
Con respecto a mi extraño tema de conversación sobre la carne en una pizza que torno a comer carne humana, Yuki no pudo contenerse a mantener el dialogo acerca de ello. Evidentemente, sé más o menos los efectos que produce comer la carne de una propia raza, pero aun así, siempre pienso que es un tema más concreto sobre culturas y supervivencia... en algunos casos, me aventuraré a decir que incluso son gustos de cada persona. - Si, tienes razón, por lo visto da... ehhm... como se dice... ¿párkinson? ¿o era taquicardia? No estoy del todo segura, pero si, entiendo de la peligrosidad, pero por suerte, tengo entendido que nunca es nada malo, si no es en abundancia. De todos modos, no estoy diciendo que mañana me vaya a poner a comer carne humana. Solo querría como mucho probarla... si eso...
 
Veo como Yuki se aguanta la risa, imagino que por lo de las "vacas locas". Reí brevemente y seca, pero sin maldad. Que se disculpase después me da a entender que a lo mejor cree que puede ser un tema complicado. - No pasa nada. Puede que tengas razón quien sabe... no leí  mucho acerca del tema.
 
Devorando la pizza y teniendo una agradable cena, ya queda poco para probar el sake. Adelantándome a los hechos, me levanto un momento de la silla y saco un par de vasos pequeños. No son de chupitos, pero no son tan grandes como los que uso normalmente para beber, es más bien una medida intermedia tirando más para pequeños. Coloco uno delante suya y acerco la botella, para que se vaya  haciendo a la idea de que esta noche, ambos vamos a beber. Voy sirviendo muy poco, en lo que termina su pizza. No quería empezar fuerte, así que básicamente echo menos de un dedo. - Veremos a ver... dicen que esto pega unos pelotazos muy fuertes. Espero que tengamos suficiente aguante... espero.


¡Te den!:

Take a Photo!:

avatar
Colegio Arte
Universidad


Pan


Edad : 24


http://sunflower.foroactivo.mx/t435-ficha-aylen-dweist-id#1933
http://sunflower.foroactivo.mx/t600-relaciones-actual-vida-islena-de-aylen-dweist
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] Lecturas y comida ¡GRATIS!

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.