Sunflower
LINKS RÁPIDOS
GUÍA DE INICIOHISTORIA DE SUNFLOWERREGLAMENTOGRUPO DE FACEBOOK¿BUSCAS AFILIARTE?

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ÚLTIMOS TEMAS

STAFF
KANON INOUE
MP | Perfil
Katsuki Bakugō
MP | Perfil
Deku Midoriya
MP | Perfil
Shōto Todoroki
MP | Perfil
AYLEN DWEIST
MP | Perfil
- En hiatus -

AFILIADOS

Hermanos
Élite
Bad Apple! Codes
Crear foro
Crear foro
Project Fear.less
Loving Pets
Devil Within +18
Lacim Tenebris
CRÉDITOS
Skin “Shine!” creado por Runa XIII e inspirado en la colección de tablillas de NympheaKeep it simple”. Un agradecimiento especial para Nymphea por su consentimiento. Un agradecimiento especial a la Asistencia de Foroactivo y los tutoriales de Savage Themes y The Captain Knows Best.

Todos los derechos son reservados. Las imágenes y el contenido alojados en este foro pertenecen a: DeviantArt, Zerochan, Pixiv y a Pinterest y se le acredita a sus respectivos autores.

No está permitido el uso de algún contenido propio de este foro sin permiso alguno. Se original, no copies.

Ésta ambientación está basada en el anime/manga de "Boku No Hero Academia" más se recalca la palabra "Basada" ya que nos reservamos el derecho a considerar qué cosas tomar del mismo como parte de nuestra ambientación, en pos del bienestar del balance del mundo, siempre para conservar un rol tranquilo y disfrutable sin injusticias innecesarias.


[Privado] ¿Nos conocemos?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Privado] ¿Nos conocemos?

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 28, 2015 10:43 pm

¿Nos conocemos?
Parque, cuadra Apricot || Privado con Cristopher Baskerville

Había sido una semana bastante larga para Demian, tanto en que aquel fin de semana prefirió quedarse en casa en vez de salir como lo hacía habitualmente con Albert, pero no dejó a su hijo aburrido, le pidió a la ama de llaves que le llevara al parque luego del almuerzo para así poder dormir hasta más tarde pese a no ser algo que acostumbrase. Detestaba cuando faltaban médicos en el área de clínica puesto que le sumaban más horas de trabajo a él y a su sección, mas no era algo que ocurriese siempre y por ello lo soportaba. Demian, durante toda la mañana durmió sin moverse de su lugar y solo despertó cuando Cassandra le tocó la puerta antes de que Albert entrara animado a la habitación.

— ¡Papá! — dijo Albert mientras se subía a la cama y y se sentaba justo a la espalda de Demian quien apenas si se había movido al despertarse — Aoi me invitó a su casa ¿Puedo ir?, dijo que me enseñaría unos videojuegos y me gustaría jugar con él, anda, ¿me dejas? — sonrió el infante moviendo al mayor para que le prestase atención. Demian se sentó y bostezó, miró a Cass y ella le sonrió al no haber podido impedir que Albert entrara con aquel escándalo. — Aoi... ¿Tu compañero? — preguntó Demian algo desorientado mientras Albert asentía — Uhm... recuerdo a su madre, es la presidenta del curso ¿no? — Cassandra se acercó e intervino — Así es, siempre nos menciona que Albert puede ir a quedarse con Aoi, pero al salir siempre los fines de semana se nos ha complicado el asunto — dijo algo pensativa y luego añadió — Podria ir a dejarlo hoy e ir por él en la noche, de esa forma usted podría descansar durante el día — la fémina se preocupaba bastante por Demian, como si fuese su propia madre pese a que era Demian el mayor allí. El canadiense lo pensó algunos momentos mientras su hijo se levantaba e iba a su habitación a buscar su mochilla como si Demian ya le hubiese otorgado el permiso.

— No sería una mala idea, ya está en edad de que salga con sus amigos y Sanae parece una madre responsable, es agradable — comentó tras aalizar la situación — Yo mismo le iré a dejar, me pondré en contacto con ella e iré. Cassandra, si gustas puedes tomarte la tarde libre, yo me encargaré hoy y mañana de la casa — mencionó en un tono neutro y luego se sentó al borde de la cama quitándose las sábanas que le cubrían. Cassandra asintió y sonrió, tras eso se retiró de la habitación. Poco después de media hora Demian llevaba de la mano a Albert de camino a la casa de Aoi y Sanae, la cual quedaba en la zona residencial Karakura próxima al parque al que tanto le gustaba ir al pequeño. Tuvo que restringir a Al ya que quería, nuevamente, jugar en el parque, pero Demian le dijo que estaban con el tiempo justo y que podría jugar con Aoi una vez llegaran allá. Tardaron alrededor de quince minutos en llegar y ubicar la residencia, lo cual habría sido peor si se fiaba de las indicaciones dadas por Aoi y reconoció silenciosamente que hizo bien tener como contacto a Sanae. Todo para poder enterarse bien sobre las reuniones escolares al ser la encargada de todo.

Una vez dejó a su hijo en la casa de Aoi, le entregó algunas indicaciones a Sanae y tras eso se retiró sin ser una visita muy extensa. En cualquier emergencia estaría disponible pese a que deseaba descansar. Aprovechó la cercanía con el parque para ir a caminar un poco, el día era idílico, la temperatura se sentía cálida pero no en exceso, la brisa suave acariciaba su rostro y mecía ligeramente sus hebras, las cuales ya estaban casi secas al haber salido lavadas antes de salir. Aún se percibía el aroma del shampoo en ellas e incluso el jabón en su piel, pensó en fumar, pero aquello lo dejaba solo en los tiempos de espera en el hospital, siendo un buen pasatiempo cuando lidiaba con sus compañeros. Aquel día en el parque dejaría el tabaco de lado. Alzó la diestra y se desabotonó la camisa hasta llegar al cuarto botón que quedaba a la altura  del esternón, el rojo de la prenda contrastaba exquisitamente con lo pálida de su piel, se subió las mangas doblándoas cuatro veces a cada lado en una pequeña muestra de su obsesividad. Tras arreglarse bajó las manos y metió una al bolsillo del pantalón, algo ajustado y negro,  el cual mantenía firme la camisa dentro de este al no desear el lucir tan desarreglado pese a haberse vestido rápido.

Caminó por el largo parque hasta encontrar una banca de tonalidad clara situada bajo la sombra de un gran árbol, no había mucha gente cerca y parecía ser un buen sitio para descansar en la naturaleza. Al menos en  parte de ella. Los frondosos árboles albergaban a diversos animales y él, pudo notar como no muy lejos unas aves negras revoloteaban cerca de una de las altas copas. "Cuervos..." pensó al ver tales aves magníficas, con las cuales poseía aquella curiosa alianza, una que solo dentro de Sunflower era posible. Las observó escasos segundos hasta que decidió, finalmente, sentarse en la banca justo en el centro. Apoyó ambos brazos en el borde del respaldo y echó la cabeza hacia atrás en un leve reposo, separó lo apropiado las piernas y se quedó allí algunos momentos, permitiéndose el volver a sentir la brisa sobre su piel descubierta. Se le veía relajado y debido al cansancio bajó los brazos con lentitud y los apoyó sobre sus piernas, miró la hora en el reloj de pulsera y suspiró hondamente.

— Apenas son las cuatro... — masculló sin mucho ánimo, no sabía si debía aprovechar y regresar a casa a dormir o si era mejor adelantar las compras pendientes, dentro de las cuales estaba marcada la loción que siempre usaba y que en esa ocasión no llevaba. — Que fastidio — dijo con amargura y cerró con fuerza su mirada, su ceño se frunció  y bajó apenas la cabeza buscando decidir la mejor opción. El sueño, como si ya no estuviese mal, decidió atacarle y comenzó a quedarse dormido en aquella posición. Se sentía muy bien estar allí. Demasiado bien como para resistir.

Leyenda:
Habla Albert, su hijo. - Habla Cassandra, la ama de llaves.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] ¿Nos conocemos?

Mensaje por Invitado el Mar Dic 01, 2015 4:42 pm

Estaba teniendo un sueño bastante agradable, soñé que estaba en una isla desierta llena de cocos, palmeras y un guapísimo mozo que me llevaba bebidas y me daba masajes ¡Era el sueño perfecto! Y Justo cuando iba a besarme... ¡Mi estúpida alarma sonó! Casi la reviento contra la pared por arruinar mi sueño ¡No es justo! Y yo que creía que estaba en el paraíso... Me tallé los ojos y un largo bostezo salió de mi boca, no recuerdo cuándo fue la última ve< que descanse tan plácidamente. Bueno, la verdad sí recuerdo y es cuando mi madre aún no estaba loca, o al menos no TAN loca. — Es verdad... — Miré a mi al rededor en aquella habitación tan desordenada y vacía. Justo ayer me instalé aquí en un departamento de la zona económica en Sunflower... El sólo recordar lo que había pasado al final con mi padre me hacía enfuerecer pero no puedo evitar pensar en ello y eso me hace sentir triste.

Sacudí mi cabeza enérgicamente, no debía entristecerme pues estoy empezando una nueva vida. Creo que hoy tenía que hacer algo importante... ¿Será que tenía que ir al instituto a inscribirme? Creo que es eso.
Me alisté lo más pronto posible, hoy parecía ser un buen clima para dar una caminata aprovechando que no conosco nada del lugar y como seguro estaré fuera todo el día usaré ropa cómoda: Pantalón pesquero café, playera blanca con cuello V y tenis deportivos; además colgué en mi hombro un morral con algo de frutas, dinero, las llaves y un suéter en caso de que refresque. Ya con todo listo salí apresuradamente de mi departamento y como un niño juguetón me deslicé por el barandal de las escaleras ¡Hacerlo es muy divertido! Claro, lo des cuando no te caes de bruces al suelo. Una vez saliendo del edificio miré a ambos lados ¿elegir izquierda o derecha? Bueno, como sea cualquiera de los dos me tiene que llevar a algún lugar interesante ¿No?

Opté por la izquierda, comencé a caminar tranquilamente mientras observaba la arquitectura de los edificios. — Hay muchos departamentos. — Me dije a mi mísmo. Además es una zona demasiado grande, seguro han de vivir muchas personas y ¡OH, por Dios! ¿Es eso un parque? ¡Lo es, y es precioso! No pude contener mi emoción y como loco corrí hasta llegar a los juegos... Ok, ok, aún me encantan los columpios y las resbaladillas pero soy una persona bastante madura también. Pasé un buen rato en un columpio meciéndome un buen rato, me quedé pensando en la inmortalidad del cangrejo y por un momento el pensamiento de mis padres rosó mi cabeza... Pese a lo que hicieron, los extraño ¿Mi madre estará bien? ¿Seguirá perdida en su delirio? Nuevamente algo me distrajo y fue un diminuto piar cerca de un frondoso árbol, me acerqué con mucho cuidado pues asumí que el polluelo se habría caido de su nido y no quiero aplastarlo, sería muy cruel. — Ahí estás. — Le sonreí y lo acogí en la palma de mi mano; lo mejor será regresarlo a su nido. Comencé a escalar el árbol teniendo mucho cuidado de no dejar caer al pajarito y de agarrarme muy bien de las ramas, estaba bastante alto pero no es ningún problema para mi. Continué hasta que al fin pude dejarlo en su nido, mi intención era observarlo junto con sus hermanitos pero a mamá cuervo no le pareció mi idea y se me abalanzó con las patas a la cara. — ¡Woaaaah! —

De pronto todo quedó de cabeza, suerte que me aferré con las piernas a la rama, pero el cuervo no cedió y continuó picoteando mis piernas hasta que me hizo caer con todo el peso al suelo al lado de un hombre sentado en una banca, espero no haberlo asustado.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] ¿Nos conocemos?

Mensaje por Invitado el Jue Mar 31, 2016 1:15 am

La tranquilidad de la zona no duró por mucho tiempo, Demian pudo percibir cierta perturbación que, en un principio, buscó ignorar al ser un momento de absoluto relajo para él. No obstante, el ruido en el follaje del árbol tras la banca y de uno de los cuervos causaron que el moreno frunciera el ceño y levantase su faz un poco para poder apreciar el caos provocado por un adolescente. Demian miró atento la escena sobre las ramas, las cuales no tenían una distancia tan considerable del suelo, pero eso no impediría que ante una caída resultase un peligro para aquel joven. Aún así Demian se limitó a observar, no interferiría en la estupidez de un niño al acercarse al nido de un cuervo y sus corvatos para molestar -según la visión del canadiense- por lo que restaba ver el desenlace de la pelea que la madre cuervo parecía ganar. Tal y como esperaba Demian, el chiquillo terminó por caer al suelo ante la pérdida de la batalla y el ave permaneció junto a sus crías.

La mirada del mayor se posó por entero en el cuerpo contrario dispuesto en el suelo, Demian ladeó la cabeza apenas y luego negó en clara seña de desapruebo. Suspiró y se alejó de su asiento mostrándose totalmente sereno ante tal situación, se levantó de su asiento y extendió la diestra hacia el joven, pero no fue ayuda lo que le ofrecería en un principio ya que consiguió reconocer al muchacho. Ante tal situación, Demian sintió la necesidad de adoptar cierta severidad para con el chico y por ello es que tocó la frente ajena con el índice siendo algo brusco en el proceso — Deberías aprender que los corvatos son muy sobre-protegidos, es lo normal de una madre para con sus crías — dijo pese a que no se daba en todas las razas para su mala 'fortuna' — Mereces el haber caído, mocoso — tocó nuevamente la frente contraria, pero no se quedaría mucho tiempo de esa manera y se agachó frente al otro examinándole con la mirada.

— ¿Te hiciste daño? — preguntó con la misma severidad anterior — Esa caída podría haber sido peor, no pareces tener alguna contusión — susurró luego meditando al respecto, pensó también que lo más probable es que se preocupase por nada, pero un médico no podía dejar a alguien supuestamente herido por su suerte independientemente de lo que llevase al herido a tales circunstancias. Relajó mínimamente su expresión y volvió a levantarse para enderezar su cuerpo — Levántate — le miró desde la altura ganada y dirigió la diestra hacia el castaño, no con la intención inicial, esta vez si le ofreció una mano para ayudarle a levantar.

Aguardó solo unos momentos, no esperaría todo el día a que el muchacho le hiciera caso. Observó de reojo las ramas donde la agitada ave permanecía ya más calmada junto a sus pequeños cuervos, quienes buscaban en ella el confort perdido por el suceso anterior. Demian enarcó una ceja y retornó la mirada y su total atención al joven frente a él, recordando el sitio preciso donde ambos a se habían visto, no en un entorno especialmente normal para el médico y menos para un chiquillo que Demian aseguraba no sobre-pasaba la mayoría de edad. La mirada ajena y sus facciones, el color de la piel e incluso ese cabello tan desordenado, todo eso había quedado impreso en la memoria de Demian tras el breve periodo que compartieron en cierto pub hace no mucho tiempo.

Caviló durante más tiempo de lo pensado y al volver a la realidad procuró ignorar que le recordaba, no le apetecía relacionarse con un joven que tenía comportamientos contra la naturaleza, peor era si se consideraba que el sitio donde se vieron por vez primera no era del todo sano, menos para alguien tan joven como aquel. Demian trató de rememorar su nombre o la edad exacta, pero aquellos datos nunca se le informaron, solo existían conjeturas proporcionadas por su mera experiencia atendiendo jóvenes. Nada más.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] ¿Nos conocemos?

Mensaje por Invitado el Jue Abr 07, 2016 1:49 pm

Ay, ay, ay. Madre mía, al menos no me terminé rompiendo algo. bueno, la altura no es taaan grande como para que me rompiera un hueso pero no soy exagerado tampoco; además mamá cuervo confundió mis intenciones ¡Yo le regresé a su pequeño cuervecito bebé a su nido! Malagradecida. Pensé en echarle la bronca de vuelta pero ¿Qué clase de persona sería por eso? Además no soy infantil como para ir a subirme de nuevo a sabiendas que mamá cuervo me puede sacar un ojo. Ahhh, vaya suerte la mía. Me incorporé en el mismo suelo y me sobé la cabeza porque creo que después me saldrá un cuerno del tremendo golpe que me di; al menos no me abría la cabeza, o eso quiero pensar.

Y cuando escucho que ése señor que estaba antes de que yo llegara a "molestar"  los cuervos se dirige a mi, levanto la mirada y me encuentro con la cosa más hermosa del planeta ¡Ese hombre es el hombre de mis sueños! Lástima que sea tan brusco conmigo, debería de sucumbir a mis encantos. Me golpea la frente y yo sólo cierro los ojos con fuerza para después colocarme la mano sobre ésa zona ¡Es tan cruel y tan bello! ¡Lo odio y lo amo! -¡No fue mi culpa, yo no iba a robármelos o algo así! Obvio, decido defender mi punto; nadie dirá que yo no me expliqué nunca de lo que hago o no hago. -El bebé cuervo estaba en el suelo y yo sólo lo regresé a su nido... Ok, puede que eso último sonara con cierto tono infantil y caprichoso; pero es porque me están juzgando indebidamente. Pero no puedo enojarme con él, definitivamente no puedo; éste doctor... ¿Era doctor? Creo que sí, bueno no importa mucho ahora pero ésta personita me enamoró tan sólo verlo en el pub hace dos semanas. Lo tiene todo: Es guapo, tiene un trasero perfecto, es inteligente y obvio es mayor que yo; pero ésa vez en el pub hablamos de cosas sin importancia, total estábamos socializando sólamente.

-Estoy bien. Hubiera mentido y dicho que no para que me diera una buena revisada; ojojo, que mente la mía. -Soy resistente; además no me lastimé nada. Dicho aquello levanté la mano e hice una "V" con los dedos; mi estúpida y sensual sonrisa también estaba ahí dibujada en mi cara. Lo escuché decirme que me pusiera de pie y claro que lo hice mientras en el proceso me limpiaba el polvo del pesquero café. Ay, lo malo de quedar con las piernas arriba es que mamá cuervo me picoteó tanto que la parte de la pantorrilla la tengo toda rasguñada y me arde sólo un poco. No es taaaan grave como para unas puntadas pero sí se enrojecieron bastante; mínimo una bandita adhesiva deberé ponerme luego. Bueno, basta de mí; es hora de centrar toda mi atención en el doctorcito que no para de mirarme, seguro es por mi encanto natural; yo lo sé.

-Esto...  Aunque su mirada no es de amor precisamente. -No iba con intenciones de romper la rama ni tampoco de molestar a los bebés cuervos; en serio.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: [Privado] ¿Nos conocemos?

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.