Sunflower
LINKS RÁPIDOS
GUÍA DE INICIOHISTORIA DE SUNFLOWERREGLAMENTOGRUPO DE FACEBOOK¿BUSCAS AFILIARTE?

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ÚLTIMOS TEMAS

STAFF
KANON INOUE
MP | Perfil
Katsuki Bakugō
MP | Perfil
Deku Midoriya
MP | Perfil
Shōto Todoroki
MP | Perfil
AYLEN DWEIST
MP | Perfil
- En hiatus -

AFILIADOS

Hermanos
Élite
Bad Apple! Codes
Crear foro
Crear foro
counting ★ stars
Project Fear.less
Loving Pets
Devil Within +18
Lacim Tenebris
Boku no Hero ROL
CRÉDITOS
Skin “Shine!” creado por Runa XIII e inspirado en la colección de tablillas de NympheaKeep it simple”. Un agradecimiento especial para Nymphea por su consentimiento. Un agradecimiento especial a la Asistencia de Foroactivo y los tutoriales de Savage Themes y The Captain Knows Best.

Todos los derechos son reservados. Las imágenes y el contenido alojados en este foro pertenecen a: DeviantArt, Zerochan, Pixiv y a Pinterest y se le acredita a sus respectivos autores.

No está permitido el uso de algún contenido propio de este foro sin permiso alguno. Se original, no copies.

Ésta ambientación está basada en el anime/manga de "Boku No Hero Academia" más se recalca la palabra "Basada" ya que nos reservamos el derecho a considerar qué cosas tomar del mismo como parte de nuestra ambientación, en pos del bienestar del balance del mundo, siempre para conservar un rol tranquilo y disfrutable sin injusticias innecesarias.


[Trick or Treat?] ‘La sala de operaciones clandestinas’

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Trick or Treat?] ‘La sala de operaciones clandestinas’

Mensaje por FANTASMAS el Lun Oct 19, 2015 10:38 pm

TE ENCUENTRAS EN...:

Mikolaj Drago & Donovan Craig

El olor putrefacto de la sangre y miembros destazados es muy penetrante ¿En dónde estás? Simple, tal parece que los dueños originales de la mansión embrujada ocultaban sus asesinatos en una cámara secreta muy parecida al sótano.

Pero hay algo que no cuadra con el lugar. Lo que parece que cuelga de las paredes son cuerpos humanos, desollados, desmembrados, todos en pésimas condiciones, pero frescos. Alguien ha estado matando y dejando los cuerpos ahí.

Al fondo una mesa con diferentes cuchillos y otros instrumentos de tortura están salpicados de ése enigmático color carmesí. Tal parece que no hay una salida ¿O la hay? Una puertita en el techo, como a 3 metros de altura parece ser el único paso.
© HARDROCK

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trick or Treat?] ‘La sala de operaciones clandestinas’

Mensaje por Donovan Craig el Mar Oct 20, 2015 5:51 pm

Abrió los ojos lentamente nada más notar aquel penetrante olor que hasta la sien se metía, ese olor que a su locura también comenzó a despertar sin que el joven peliverde se diera cuenta. Su mirada recorrió el lugar completamente vacía y sin ningún tipo de sensación adyacente en él, aquel lugar parecía un sótano que se acomodó para hacer de carnicería mas los cuerpos que colgaban no eran de ganado ni mucho menos, es algo de lo que se percató en seguida la se acostumbraron sus doradas orbes a la luz del lugar. Pero nada de aquello hizo que el joven tuviera miedo ni mostrara ninguna otra actitud que no fuera una calma indiferente… Lo único que provocó aquello es una gran curiosidad y el despertar de su amante, su esposa y amada.

Paseo por la sala con suma serenidad sin hacer caso al contrario, explorando con las yemas de sus dedos cada centímetro de los utensilios allí colocados, aquellas herramientas que tanto le gustaban al nórdico. Pero su mirada, más vacía que antes, más abismal y penetrante de lo que antes pudiera estar, se posó en los cuerpos que colgaban mientras una macabra sonrisa comenzaba a dibujar sus labios al tiempo que el sadismo que por locura asomaba acariciaba la piel desnuda de una de los putrefactos cadáveres…

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trick or Treat?] ‘La sala de operaciones clandestinas’

Mensaje por FANTASMAS el Mar Oct 27, 2015 12:58 pm

CAMBIO DE PLANES

Dado que Mikolaj no reacciona, se hará un pequeño cambio en éste tema.

TODO CONTINÚA EN CALMA, EL SONIDO DE LAS CADENAS QUE CUELGAN PARECE EMPEORAR UN POCO, AQUELLA PUERTITA EN EL TECHO SE ABRE DE GOLPE Y DEJA CAER A UN CHICO QUE, AL PARECER SIGUE VIVO.
LOS ESPECTROS HAN SIDO BUENOS, SIENTEN QUE HAY ALGO PEOR QUE JUGAR CON ELLOS Y SE ENCUENTRA EN AQUEL SÓTANO.
EN CAMBIO UNAS CADENAS QUE PARECEN MOVERSE CON VOLUNTAD RODEAN EL CUERPO INCONSCIENTE DEL OTRO CHICO QUE LLEVA RATO SIN DESPERTAR Y DE UN SEGUNDO A OTRO LO JALAN HASTA VOLVER A CERRAR LA PUERTA, DEJANDO ABANDONADOS A LOS UNICOS CONSCIENTES.

Sólo Mikolaj será movido al tema siguiente:
http://sunflower.foroactivo.mx/t402-trick-or-treat-cuanto-tiempo-te-quedaras-aqui
Favor de contestar ahora ahí. Respecto a Donovan, su nuevo compañero de juego será Hiroki Hyouga.
© HARDROCK

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trick or Treat?] ‘La sala de operaciones clandestinas’

Mensaje por Invitado el Jue Oct 29, 2015 7:54 am

No fue lo suficientemente rápido como para esquivar aquel ataque espectral y sin más, se vio arrastrado con fuerza hacia abajo. ¡¿Cómo era posible que él también hubiese atravesado el suelo?! Había realmente pocas cosas que llegaban a sorprenderle, pero aquello incluso le asustó. De inmediato comenzó a forcejear para quitarse a aquel espíritu de encima, pero por mucho que sus manos golpearan la masa etérea, la atravesaba sin más. Su cuerpo se estremeció, agitándose con tal de evitar los arañazos y aquella risa que se clavaba en lo más profundo de su mente. Y caía, caía hacia un abismo incierto, metros y metros de oscuridad que le fue engullendo por mucho que luchara. ¿Era el fin? Quizá debiera haber hecho caso a las advertencias, quizá ahora estuviera en casa para la cena. Pero no, el espectro no le soltaba, hería su piel bajo la ropa. - Nhg... ¡Suéltame! - Gritó y su voz resonó en el espacio como un eco. No había imágenes, sólo pequeños retazos de maderas podridas. ¿A dónde demonios lo estaba enviando? Seguramente era su proprio descenso a los infiernos. De repente, su espalda chocó contra una superficie rígida, cuyo impacto seguramente le dejaría un considerable moratón dada a la altura de la que había caído. Y después, el duro suelo de piedra.

- Nhg... Joder. - Se quejó entre dientes. El ente pareció desvanecerse en el aire, dejando su pequeño cuerpo encogido y dolorido por los golpes, ligeramente tembloroso. La cabeza le daba vueltas, tenía la piel fría y de nuevo, la vista nublada. Se abrazó a sí mismo, tratando de calmar el dolor y se reincorporó con dificultad. Ojalá hubiera sido más rápido, tan sólo unas milésimas; seguramente podría haberse evitado muchos golpes. Sin embargo, ahora, ¿dónde estaba? Un olor putrefacto le invadió los pulmones y le revolvió el estómago, tapándose la cara con las manos a la par que la ocultaba en su larga bufanda. La bilis subió por su garganta, provocándole varias arcadas hasta el punto de casi vomitar; por suerte, consiguió aguantarse. Tosió repetidas veces, incapaz de quitarse aquel putrefacto hedor de su registro olfativo. Se levantó con cuidado, observando inquieto la sala sumida en la oscuridad, los cadáveres en descomposición y la sangre que se le pegaba a la suela de los zapatos. Aquel era un escenario de completo horror, el cual le provocó ligeros temblores, pero acostumbrado como estaba a los horrores de la parte más oscura de internet, mantuvo medianamente la calma. Hasta que se percató de la presencia de otra persona. Sus orbes oscuros se clavaron en el mayor, fijos y perdidos, clavándose en el suelo como una estaca. No, no, no. Debía ser un error, una sugestión creada por su propio miedo interno, pues el profesor Shinji también se encontraba en la casa sin explicación alguna. Y aún así, debía saberlo. - ¿Tú... eres el responsable de todo esto? - Preguntó con toda la firmeza que podía, ocultando más en rostro tras su bufanda a rayas. La humedad, los fluidos corporales, todo ello estaba hecho en base al agua. Sólo tenía que esperar a la señal de alerta para defenderse.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trick or Treat?] ‘La sala de operaciones clandestinas’

Mensaje por Donovan Craig el Jue Oct 29, 2015 6:34 pm

Su mente poco a poco se perdía, lo que amaba de verdad y conservaba en su mente ahora se hacía poderoso en su interior. Aquel oscuro lugar tan putrefacto o más que en el que su cuerpo físico se encontraba de verdad, ahora una pequeña llama que turbaba y volvía más sombría su alma. Aquella faceta que nadie quería ver ni sentir. La pequeña y sádica sonrisa ahora dejaba ver cada diente cual afilados colmillos de lobo hambriento, su manos convertidas en garras ennegrecidas por la seca sangre de anteriores víctimas continuaban la caricia de aquel cuerpo sin vida como si su mascota amada fuera.

Él estaba vacío, tanto como helado. Su aura podía notarse en estos momentos a kilómetros. Esa aura llena de todo tipo de sensaciones negativas y congeladoras. Un desgarrador abrazo doloroso que con tanta pasión Donovan recibía cada vez que la locura llamaba a su puerta, cada vez que ella salía de su letargo. Hablaba para él, en susurros. Convenciéndole. Era su realidad, ésta era la única manera que tenía para sentir algo. Mínimo el sentimiento, pero real. Aunque no llenara mucho, pero siempre mejor que el eterno vacío. Vacío permanente en su corazón.

El peliverde estaba tan distraído en su propio e insano mundo que no se percató del cambio de acompañante. De hecho desde que la demencia se apoderó de él, se le había olvidado que alguien más estaba en la sala con él. Mas aquello no duró mucho… Una voz en el silencio le atrajo la atención.

Su rostro giró con suma lentitud mientras una risa fue llenando poco a poco la macabra sala, una risa siniestra que salía de los labios del joven. Aquella con la que le tacharon de loco y psicópata, esa en la que mostraba el verdadero demonio que era.

Sus penetrantes ojos vacuos se posaron en su nuevo acompañante y unas palabras carentes de sentido respondieron a la voz del contrario con la misma aura que todo su ser emanaba. Unas palabras que expresaban todo y nada, que deseaba y que temía. – Tic… Tic… Tac… Sus vísceras vamos a devorar… –Una melodía para sus oídos, una advertencia para el resto.

Poco a poco se perdía, sus pasos se acercaban al joven con lentitud y seguridad. Su risa marcaba una tétrica melodía al compás de su desquiciada mente inundada por el pecado de la sangre.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trick or Treat?] ‘La sala de operaciones clandestinas’

Mensaje por Invitado el Lun Nov 02, 2015 8:08 am

Las cosas sólo estaban yendo a peor; primero un secuestro y el ataque de un fantasma, ahora, la compañía de un demente. ¿Por qué diablos tuvo que hacerse el valiente y salir de casa en Halloween? ¿Por saciar su morbosidad y la de las personas que lo leían en internet? Definitivamente, había sido una mala idea; pero no podía volver atrás en el tiempo para remediarlo. Sólo debía cuidarse de no acabar muerto y aquel, no era precisamente el mejor primer paso. Frunció ligeramente el ceño, al igual que los labios y dio un paso atrás. Debía ser sincero consigo mismo, comenzaba a asustarse pues una cosa eran los espectros, separados de los humanos por una fina línea dimensional y otra muy distinta estar enfrente de un psicópata que podría acabar con él en un simple pestañeo. El corazón pareció acompañar velozmente a las carcajadas de aquel hombre, obligándole a dar un paso atrás con cautela, sin apartar los ojos de él. Mantenía una expresión pétrea, alerta y que pretendía ofrecer la farsa de que no le tenía miedo. Sin embargo, tanto su respuesta como aquella risa demente que ni los mejores actores podrían reproducir, le helaron la sangre. Aunque él ya estaba frío de por sí. ¿Se refería a sus propias entrañas o quizá a la de los cadáveres expuestos como cerdos en el matadero? Cualquiera de las dos opciones le parecían igual de malas y con tan sólo recordarlo, un sutil arcada amenazó con trepar por su garganta; que para su suerte, consiguió volver a tragarse.

Metió las manos en el bolsillo de su negra sudadera, apretando el amuleto que tenía en la mano y que hasta ahora lo había protegido. Esperaba que siguiera funcionando, porque ahora estaba completamente seguro de que las historias que se contaban sobre la casa embrujada eran completamente ciertas. Y juraba salir vivo de allí, costase lo que costase. De nuevo, las suelas de sus zapatos se arrastraron hacia atrás mientras sus orbes se mantenían fijos en la alta figura que seguía avanzando hacia él. Sin dudarlo un instante más, le escupió, pero no como lo haría cualquiera. Su saliva viajó por el aire, la cual convirtió en un peligroso trozo de hielo propulsado a gran velocidad, pasando cerca del rostro ajeno a modo de advertencia antes de estamparse contra la pared del fondo y hacerse pedazos. - No te me acerques. - Sentenció con dureza. Ambos pozos negros se clavaron en la alta figura, emanando un aura diminutamente amenazante en comparación con la ajena, pero, aún así no se dejaría avasallar. Hiroki era el perfecto objetivo para los matones de escuela, pequeño, delgado y silencioso; sin embargo, todo aquel que intentaba hacerle la vida imposible, desistía a los pocos intentos. ¿Por qué? Él era pacífico y razonable. Por el mismo motivo porque el que algunos lo apodaban "El demonio de hielo".
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trick or Treat?] ‘La sala de operaciones clandestinas’

Mensaje por Donovan Craig el Miér Nov 04, 2015 3:02 am

El peliverde avanzaba con sus lentos pasos que parecían perforar cada área del suelo que pisaba. Su risa no cesaba ni por un segundo mientras iba a por su presa, su víctima de esta noche. Y es que nada lo pararía, en ese estado no sentía absolutamente nada… ni dolor, ni empatía, ni compasión, ni fatiga… Su locura nublaba toda queja de su cuerpo y todo pensamiento propio quedaba fracturado en miles de piezas que formaban una imagen contraria y deforme… Algo que sólo pasaba en la mente de un psicópata como él.

De golpe, tanto su risa como sus pasos, cesaron. Aunque su cuerpo sintió el frío de la mejilla cuando aquello pasó tan cerca, su locura solo interpretó aquello como un nuevo nivel de éxtasis, de droga. El joven pondría resistencia, y eso le entusiasmaba mucho más de lo que el pobre contrario podía llegar a imaginarse… Fue un grave error demostrar valía frente a la bestia que era Donovan en estado de letargo.

Su mirada vacía que en el suelo se clavó cuando le lanzó aquello, se fue levantando poco a poco, mostrando en su rostro aquella sonrisa desquiciada que dejaba ver sus dientes cual colmillos serrados hambrientos por beber sangre. Su pétrea mirada se clavó en la del joven, segundos después varias cosas a su alrededor comenzaron a vibrar contagiadas por su propia demencia. Él abrió la palma de la mano y rápidamente un cuchillo de carnicero que allí estaba lleno de sangre seca y podrida se le acercó a gran velocidad hasta que el mango tocó la palma de la mano.

Su zaiphon de psique solía ir a la mano de ella, bailaba en la palma de su mano cuando su amante se levantaba de la cama. Aunque por su nivel el radio no era muy amplio, estaba claro que la psique danzaba al ritmo de su perturbada risa e insana mente infectada por la psicopatía que lo abrazaba cada día entre brazos de espinas. Puede que él fuera una víctima más de su demencia, puede que él lo sufriera… o puede que también la amara. Incógnita sin descubrir por miedo a la verdad.

La risa nuevamente inundo la sala con más emoción desequilibrante que antes, provocando el vibrar de todo lo que le rodeaba como si temblaran de miedo al sentir su fría aura. Él no empleaba de manera de directa su psique en la mayoría de los casos, solía usarla para atraer objetos con los que poder desgarrar a los otros… Aunque si la empleaba en la mente de alguien ajeno, había que temer… Su locura era punzante y desgarrante, el dolor que causaba no deseaba ser probado por nadie más que su usuario, su alma en pena que ahora solo era un cuerpo físico por el que trasmitirse la enfermedad.

Sus pasos de nuevo se dirigían hacía el muchacho sin aminorar su lenta marcha, ni aunque le lanzara objetos, ni aunque le dañara… No sentía nada ni lo sentiría hasta después de que ella se acostara. Un arma de doble filo que siempre le pasaba grandes facturas pero que no cesaba hasta acabar su cometido o hasta aburrirse del ‘’día’’.
Posiblemente lo mejor para el que tenía enfrente era no haber hablado, haber tomado voto de silencio hasta que esto pasara. Jamás le hubiera prestado atención… puede.

Cuando estaba a unos pasos ya del muchacho, a una distancia peligrosa, una de las herramientas que estaba cerca de su área salió disparada hacia el muchacho al compás de su risa. Mas no acertó en el blanco, de hecho no había blanco realmente… Sólo se contagió de Donovan y fue influenciado por su zaiphon ahora tan descontrolado como él mismo… Y no haría nada por contralar ni a uno ni a otra. Aquella sensación, aquella mujer que tanto daño le causaba en abrazo le llenaba por dentro, le daba alas y le permitía sentir algo. Ocupar con algo de sentimiento, aunque fuera enfermizo, su podrido corazón.

Varios objetos fueron lanzados siguiendo la risa de psicópata, sin prestar atención si alguno le dio o no. Solo avanzaba peligrosamente al muchacho sin ni siquiera haber echo caso alguno a la seriedad u fortaleza del otro. Nada lo pararía, ni un ente peor que él. Después de todo, no era consciente de nada y solo iba a por un objetivo: desgarrar.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trick or Treat?] ‘La sala de operaciones clandestinas’

Mensaje por Invitado el Mar Nov 10, 2015 8:49 am

Por un momento, aquella carcajada de pesadilla había cesado, quizá porque el adulto de verdad se hubo amedrentado o quizá porque había vuelto a entrar en razón. ¿Cuán iluso podía llegar a ser un niño de apenas dieciséis años? Aunque sólo era eso, un niño. Sin embargo, la expresión contraria pareció tornarse más fiera, deformándose hasta el punto de parecer una bestia sin corazón y quizá estuviera en lo cierto de que así fuera. Sintió una presión en el pecho, sus latidos bombeando sangre a la velocidad del rayo y una sensación de angustia que le nublaba los sentidos con un miedo que fue creciendo hasta reflejarse en su mirada. Aquel tipo iba en serio. Su mente gritó por salir de allí, por alejarse de aquella habitación vomitiva e incluso, deseaba volver a aquella en la que despertó. Un espíritu era mucho más manejable que un psicópata. Las pupilas de aquel hombre se hundieron en su alma cual estacas y por mucho que lo empujara la desesperación, sus piernas no respondían. ¿Iba a morir esa noche? ¿Sin más? ¡No, no, no, no, no, no!

Apretó de nuevo el amuleto, con toda la fuerza de le permitieron sus dedos y finalmente las suelas de sus zapatos fueron arrastrándose hacia atrás a medida que el mayor se acercaba. Aquella risa perforaba sus tímpanos, se clavaba con profundidad en su inestable mente de adolescente, luchando ardua por mantenerse sana y alejarse del pánico que comenzaba poco a poco a aflorar en su piel. No, debía ser fuerte. Estaba en el terreno perfecto para poner en práctica todo lo aprendido en biología. El primer objeto pasó cerca de su rostro, sin llegar a apreciar qué era en realidad, pero el sonido que hizo al cortar el viento fue para él más que suficiente. Comenzó a correr por la sala, esquivando todas y cada una de las herramientas de tortura, algunas por agilidad, otras a causa de la suerte. Y aquella risa, era lo que más conseguía asustarle. Se escondió detrás de uno de los cadáveres, en el cual, pareció clavarse un objeto en forma de gancho. Raudo, tomó la herramienta y la miró tras su escondrijo. En cuestión de segundos, su mente armó una posible defensa, que conllevaría ciertos riesgos que no tenía más remedio que asimilar. - Lo siento, pero debo hacerlo. - Susurró contra el cuerpo sin vida que había usado de escudo. Utilizando toda la fuerza de la que disponía, clavó el gancho en la carne con profundidad y tiró de él hacia abajo, abriéndola en canal. Inmediatamente la sangre tiñó el suelo como el vino tinto bañaba accidentalmente la alfombra. Sacó el gancho con dificultad y corrió hasta el siguiente cadáver, repitiendo la operación y así, los siguientes. Al menos tenía la oscuridad de su parte, fundiéndose en ella gracias a su ropa oscura, su cabello azabache y su escasa presencia. En el fondo sólo era una sombra más.

Sus pisadas provocaban un eco confuso entre las paredes de ladrillo, las huellas de sus zapatos marcaban sin sentido las baldosas del sótano al ir de un lado a otro y poco a poco, el suelo de la habitación se disolvió en la sangre de aquellos cuerpos sin vida, formando una gigantesca mancha abstracta. Hiroki salió de entre las sombras, con la respiración agitada y varias perlas de sudor brillando en su frente, haciendo que el flequillo se le pegara a ésta. Estaba cansado, pues no era bueno con respecto al ejercicio físico; pero seguía teniendo opciones. - De todas las personas en Sunflower, tuviste que tocarme tú. - Susurró contra la bufanda, ahora un poco manchada de sangre al igual que el resto de sus prendas y parte de sus mejillas. Fue más como un pensamiento en voz alta. Nuevamente, apretó el amuleto en su bolsillo, esperando a que los dioses le brindaran un atisbo de fuerza, un rayo de luz esperanzador, a la par que el semblante pétreo regresaba a su rostro. - La sangre humana está compuesta en un noventa por ciento de agua debido al plasma. - Imitó un poco su charla sinsentido. - Lo que significa que ahora estás en mi terreno. - Y a la vez que intentaba recuperar el aliento, en un tono de voz que imitaba ser burdamente amenazante, dio un fuerte pisotón en el suelo, haciendo que toda la sangre se congelara en cuestión de segundos. - Bienvenido a mi pista de patinaje. - Siempre prefirió guardarse los ases bajo la manga, pero cuando su vida estaba en juego era mejor echar toda la carne en asador.

Spoiler:
Siento la espera, Donovan. He estado enfermo estos últimos días.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trick or Treat?] ‘La sala de operaciones clandestinas’

Mensaje por Donovan Craig el Miér Nov 18, 2015 1:22 pm

No escuchaba al joven, sólo le seguía con la mirada cual bestia que acorrala a su presa en su propia madriguera, aquella en la que se veía segura ante el inminente peligro de fuera, peligro que con facilidad podía atravesar aquel obstáculo. Era igual a cuando un niño se cubría bajo las sábanas de la cama en su pobre esperanza de que aquella invisible protección le salvaría de las afiladas garras que buscaban desgarrarle entre llantos y sollozos. Y aquella bestia lo sabía bien, sabía que él era un niño que apenas había comenzado su travesía en el cruel mundo que le esperaba ansioso por devorar.
 
 Donovan estaba fuera de sus cabales, su aleatoria locura lo manejaba a sus antojos entre cuerdas de alfileres oxidados. Pero ella era paciente en cierto modo, sabía esperar a que la carne estuviera en su punto antes de hincarle los colmillos de la desesperación.
 
Sus abismales ojos miraban los parches de sangre que en charcos deformes se crearon en el suelo a cuenta del joven.  Ella y él, contemplaban como los hilos del rojo liquido que aún no cuajó se abrían paso a su gusto. Y sin dejar de reír al compás de una insonora música se acercó al chico sin atender a las palabras de éste, pues mientras iba hacia él, todo a su alrededor se alejaba o elevaba... Su amante sabía jugar sus cartas, y la telequinesis podía manejarse en área, la suficiente a su nivel como para que el plan del chico fuera como el cubrimiento de las sábanas de la cama.
 
¿Un juego? ¿Una prueba? El reloj estaba a punto de dar las en punto, de dejar que el cuco saliera a volar sin saber que estaba enganchado con clavos en las patas. Enjaulado de por vida viendo cada cierto tiempo el mundo de fuera que jamás tocaría.
 
Tic Tic Tac... Un paso por cada choque, y un bisturí en sus manos que con fuerza bruta sostenía presa del dominio de su musa. Musa rechazada por el resto de la sociedad pero aceptada por su insana mente ya destrozada por las secuelas que el pasado hizo que acabara matando su inocencia.
 
Tic Tic Tac... Un spring que en un cerrar de ojos le puso a centímetros del otro. Rostro con rostro, mirada con mirada. Pero aquello fue solo un segundo. Su palma abierta se acercaba al cuello de éste, mano que segundos antes sostenía el bisturí y que ella decidió soltar sin razón alguna... Pues ella sabía lo que el contrario temía, ella podía meterse en su mente del mismo modo que lo hacía con Donovan, pero con la diferencia de que... no eran compatibles y él era su amante por igual.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trick or Treat?] ‘La sala de operaciones clandestinas’

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.