Sunflower
LINKS RÁPIDOS
GUÍA DE INICIOHISTORIA DE SUNFLOWERREGLAMENTOGRUPO DE FACEBOOK¿BUSCAS AFILIARTE?

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ÚLTIMOS TEMAS

STAFF
KANON INOUE
MP | Perfil
Katsuki Bakugō
MP | Perfil
Deku Midoriya
MP | Perfil
Shōto Todoroki
MP | Perfil
AYLEN DWEIST
MP | Perfil
- En hiatus -

AFILIADOS

Hermanos
Élite
Bad Apple! Codes
Crear foro
Crear foro
Project Fear.less
Loving Pets
Devil Within +18
Lacim Tenebris
CRÉDITOS
Skin “Shine!” creado por Runa XIII e inspirado en la colección de tablillas de NympheaKeep it simple”. Un agradecimiento especial para Nymphea por su consentimiento. Un agradecimiento especial a la Asistencia de Foroactivo y los tutoriales de Savage Themes y The Captain Knows Best.

Todos los derechos son reservados. Las imágenes y el contenido alojados en este foro pertenecen a: DeviantArt, Zerochan, Pixiv y a Pinterest y se le acredita a sus respectivos autores.

No está permitido el uso de algún contenido propio de este foro sin permiso alguno. Se original, no copies.

Ésta ambientación está basada en el anime/manga de "Boku No Hero Academia" más se recalca la palabra "Basada" ya que nos reservamos el derecho a considerar qué cosas tomar del mismo como parte de nuestra ambientación, en pos del bienestar del balance del mundo, siempre para conservar un rol tranquilo y disfrutable sin injusticias innecesarias.


[Libre] ¿A qué sabrán las flores?

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Libre] ¿A qué sabrán las flores?

Mensaje por Hayley Queen el Mar Ago 18, 2015 5:32 pm

Se acercaba una tormenta pero la mente de Hayley no relacionaba aquello como un problema aunque lo normal sería buscar un lugar en donde cobijarse para evitar mojarse.
Salió al campo. No supo bien por qué había decidido ir a aquel lugar, quizás solo le apetecía. Últimamente frecuentaba el campo con demasía aunque normalmente le gustaba más estar entre callejones para asustar a las personas que paseaban apaciblemente por las calles. No era algo impresionante ni tampoco digno de un ataque al corazón, pero muchos apresuraban su paso para alejarse de una aparente loca en poténcia. Cuando eso ocurría solía reírse a todo pulmón y bailaba en las calles celebrando su victoria. La segunda alternativa era estirarse en el suelo simplemente y mirar el cielo. Muchos se le acercaban cuestionandole si se encontraba mal, pero al escuchar la fuerte risa de la joven se alejaban corriendo. Muchos le afirmaban que parecía una loca, la joven no sabía que era una loca.

Los campos eran lugares solitarios en su mayoría. A poco habían animales domésticos pertenecientes a la ramadería como por ejemplo vacas o cabras. Hayley se había encontrado muchas veces con el caso de estirarse en el humedo césped y cerrar los ojos unos segundos para luego quedarse dormida. Muchas veces la despertaba una vaca que le estaba lamiendo la planta del pie o el tintineo de la campana de una cabra que llevaba en el cuello. Muchas personas se asustaban cuando les lamía una vaca, a ella no. Ella se reía mucho.

La última vez que salió se lo pasó muy bien. Asustó a algunas personas, ella bailó por las calles sin una razón aparente causando que las miradas de las personas de su alrededor la observasen curiosas. Lo que no recordaba es si quería ir a hacer cosas al callejón o a los campos de girasoles. De pronto, la joven se dio cuenta que durante todo este rato se había mantenido en pie mirando al infinito sin hacer nada. Se dejó caer al suelo de espaldas. Cualquiera que viera dicha caída pensaría que la jovencita se había hecho un daño atroz, pero pocos sabían que su umbral del dolor era alto y que no sentía, en su gran mayoría, el dolor externo. Quizás realmente lo sentía, pero al tener la mente en otra parte no lo notaba, simplemente pasaba y ella no lo notaba. Eso le causaba gracia por lo que al caerse al suelo de forma tran precipitada se empezó a reír muchisimo.
Decidió girarse bocabajo y se dio cuenta que a su alrededor había un montón de flores de girasol que se mecían con el aire. Tocó las que estaban más cerca de ella con el dedo índice mientras una gran sonrisa bañaba su cara. Qué bonitas eran, ¿Eran igual de sabrosas como de bonitas? A las abejas le gustaban mucho, eso sería una señal, ¿A que sabían las flores?. Optó por hacerle un bocado a una de ellas. No notó sabor alguno... bueno sí: a hierba. Se rió mientras se tragaba algunos pétalos que había mordido.

De pronto, una luz en el cielo muy fuerte llamó la atención de la joven curiosa. Alzó la vista, pero no vio nada. Miró extrañada el cielo unos segundos más hasta que un fuerte estruendo dio acto de presencia. ¡¡La tormenta había llegado!! ¿Pero donde estaba la lluvia? ¡¡Oh!! ¡¡Aquí estaba!! Grandes gotas empezaron a caer del cielo creando fuertes carcajadas en Hayley. Empezó a dar vueltas en torno de si misma riendo feliz. Cualquiera que la viera pensaría que o bien estaba loca o bien disfrutaba de las cosas más pequeñas... aunque de que te caiga una tormenta encima no era algo de lo que alegrarse así que lo más seguro es que la joven, estaba loca.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Libre] ¿A qué sabrán las flores?

Mensaje por Invitado el Mar Oct 13, 2015 8:41 pm

Ese día, tenía inspiración primaveral, independientemente de la estación del año en la que se encontraba actualmente. Así que luego de coger un lienzo en blanco e introducir en una bolsa varios botes de pintura acrílica, incluyendo sus pinceles, —su favorito de punta fina no podía faltar—, y batallando para meter el caballete al auto, que luego de un rato pudo acomodar, al final, pudo poner en marcha el motor y, tras una hora de camino, al fin llegó a los campos de girasoles, que tenía en mente para pintar. Se apresuró a bajar sus materiales y acomodarse para comenzar la obra.

Ignorando el hecho de que una tormenta estaba por desatarse; la tranquilidad del lugar lo inundó de paz y continuamente inhalaba y exhalaba para llenar sus pulmones del aire tan puro y fresco, casi dulce. El color grisáceo del cielo crispado de gruesas nubes, le darían un estilo medio gótico a la pintura, porque, incluiría en su obra todo lo que estuviese al alcance de sus ojos. Fue entonces, cuando en el panorama pudo ver la silueta de una chica, sí, era una rubia acostada sobre las flores y que reía como loca, el que se riera de tal forma hizo que Shinji se diera cuenta de su presencia, porque con ese cabello amarillo bien podía pasar desapercibida entre la multitud de flores del mismo tono.

Logró hacer gran parte del boceto antes de que cayera el diluvio, pues, se anticipó a guardar las cosas en cuanto sintió la primera gota de lluvia sobre si. Dio un último vistazo para grabar en su mente el paisaje, ya que lo necesitaría para terminar, aunque, de hecho, no era algo necesario, él, jamás olvidaba paisajes así, en especial si había algo o alguien que le dieran realce; en este caso, la chica de cabello oro.

Los ruidosos estruendos que producían las nubes al chocar se hicieron cada vez más frecuentes, el viento mecía de un lado a otro las flores del campo de forma que casi las arrancaba del suelo, era un aire frío y no de un frío agradable, sino uno que calaba hasta los huesos. Shinji, estuvo a punto de entrar al auto e irse, pero, no lo hizo, no iba a dejar a la chica rubia en medio de la tormenta, que de un momento a otro, dejó caer la abrumadora lluvia torrencial.

¡Hey! Oye, niña, no te quedes allí parada, vámonos. La tormenta está muy fuerte, si sigues aquí podría ser peligroso, —gritó a lo lejos, más luego fue acercándose a ella a grandes zancadas y la tomó del brazo para que dejará de girar y le prestase atención—, ¿me has escuchado? Mira, sé, que soy un extraño, pero, no te preocupes, tengo buenas intenciones, te sacaré de aquí. Mi nombre es, Shinji Hirako. Pareces muy divertida, pero créeme cuando te digo que esto se pondrá feo, niña.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: [Libre] ¿A qué sabrán las flores?

Mensaje por Hayley Queen el Jue Oct 15, 2015 11:59 pm

La chica opta por ponerse de pie y girar sobre su propio eje con las manos muy extendidas, le gusta la sensación que tiene de las gotas tocando sus palmas y su cara; claro que terminará completamente empapada pero eso no le molesta, Hayley olvida que se puede enfermar si se queda toda mojada. Su risa es estruendosa con cada relámpago que atraviesa el cielo oscurecido, increíble que el clima cambiara tan rápido de un día soleado y brilloso a uno oscuro y tenebroso.

Está muy entretenida con su pequeña y peculiar danza que no se da cuenta de la presencia de alguien más en el campo y de no ser porque sintió aquel tirón en su brazo no se habría percatado de él; mas sin embargo en vez de sorprenderse por detenerse de forma abrupta continúa riendo. –Oh, sí Hayley escucha.—Menciona con tanta emoción y sin rechistar da brincos conforme avanza jalada del brazo por el ahora mencionado Shinji. Ella no presta atención a si tiene buenas intenciones o no, pero como le lleva de tal manera no se niega a seguirle. –Es una pena ¿Ves qué bonito cielo? Hay un espectáculo de luces.—Y señala hacia arriba con su dedo índice; pero su porte fino se va abajo cuando una ráfaga de aire muy fuerte los golpea y todo su cabello termina muy enmarañado sin mencionar que toda su ropa se ha desaliñado de su lugar.

Hayley comienza a reir mucho y se toca sus coletas, la sensación del aire frío que calaba los huesos le hace titiritar pero como no tiene ropa más cubierta o una chamarra que le ayude a cubrirse sólo opta por reír. La risa es la cura a todos los problemas ¿No? Pues si no lo era al menos le hace olvidar que tiene frío. --¡Hay que resguardarse del frío!—Grita a todo pulmón. Parece que ella olvidó que Shinji está con ella, pero no es así; simplemente Hayley disfruta de su felicidad aunque sabe que el rubio quizás no la comprenda y piense que está loca.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Libre] ¿A qué sabrán las flores?

Mensaje por Invitado el Vie Oct 16, 2015 9:49 pm

No pretendía llevársela en contra de su voluntad, pero tampoco le pareció que la muchacha estuviera dentro de sus cabales y por ende comenzó a llevársela a rastras, por decirlo de alguna manera, puesto que ella no se resistía. La lluvia caía a cantaros y los rayos iluminaban el cielo constantemente, acompañados de un sonoro estruendo, ellos estaban hechos un desastre, con los cabellos rubios enmarañados y las ropas todas empapadas de agua pluvial, debían quitarse esa ropa y tomar un baño caliente si no querían pescar un resfriado.

Sí, Haley, tenemos que resguardarnos del frío y también de esas luces, porque por más brillantes que sean, si una de ellas llega a caernos encima, sería mortal. Aquí podremos tener poderes sobrenaturales pero no dejamos de ser simples humanos indefensos antes las inclemencias del clima.

Hablaba con voz calmada, casi con un tono maternal; la chica le provocaba la sensación de cuidarla y eso era, porque, bueno, le parecía un poco retraída y, a las personas especiales había que tratarles con suma paciencia y amabilidad. Cuando llegaron a donde Shinji estacionó el auto, el profesor le abrió la puerta y la ayudo a que ella se adentrara, para luego dar la vuelta y tomar sitio en el asiento del conductor.

Pondré la calefacción, pronto entrarás en calor, pequeña, ¿Sabes la dirección de tu casa? —Preguntó al tiempo que prendía el calentador—, y no grites, habla con un tono de voz moderado, eh, puedo oírte muy bien.

Se estiró un poco por encima de ella para alcanzar el cinturón de seguridad y colocárselo, después volteó y jalo desde el asiento trasero una manta que luego le ofreció a Haley y finalmente, luego de ponerse el cintillo, puso en marcha el auto, para salir de los campos de girasol, fue a velocidad lenta, ya que los limpia parabrisas no daban abasto para hacer a un lado toda el agua que caía encima del vidrio.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: [Libre] ¿A qué sabrán las flores?

Mensaje por Hayley Queen el Mar Oct 20, 2015 11:06 pm

–Ohhhh. ¿Alguna vez has tenido un rayo encima?– Se pregunta cuando entraba al automóvil y le colocaban el cinturón de seguridad. –Hayley sí.  Es como un masaje shiatsu en el cerebro.–  Dice, recordando las sesiones de electroshocks cuando la metieron en el manicomio cuando pensaban que estaba loca, los doctores solían decirle que eran juegos con rayos que le harían bien y Hayley lo creí, cada vez que tenía sus sesiones reía cual desquiciada porque le causaba un cosquilleo en su cabeza.

Tiene una sonrisa algo retorcida de par en par alumbrando su rostro, el clima dentro del auto mejora y ella deja de titiritar, pero pronto da saltos en su asiento. –¡Wooojuuu! ¡El clima es mucho mejor aquí dentro!– Habla con voz alta casi a gritos, de momento olvida que no necesita gritar pues afuera los rayos hacen ruido pero dentro no. ¿Es magia?

Y se detiene y toma la mano del salvador rubio que ahora se fija tiene el cabello amarillo como el de ella. –¡Oh, pero Hayley no quiere regresar a casa. No hay nada ahí!– Refiriéndose a que estaba aburrida y por eso se había salido desde muy temprano además está hecho un desastre y le da flojera limpiar. –¡Mejor vayamos a comer!– Propone, pues su estómago ruge como los mil demonios y no le importa estar toda empapada, ella tiene hambre; Hayley siempre tiene hambre. –¿Y quién eres?– Al fín pregunta mientras acaricia la mano ajena con tanta familiaridad, no tiene ninguna intención extraña, simplemente que sus manos son suaves y las quiere tocar. –Yo soy Hayley, y a Hayley le gustan tus manos ¿Ella puede tocar más?–

Y cuando se pensaba que ella hará algo, se quita el cinturón de seguridad y abre la puerta; queda más que obvio que la chica es idiota y cae aún con el auto en movimiento ¿Pero le duele al caer y rodad? Al parecer no, pues se ha levantado y corre a toda velocidad de vuelta al campo de girasoles. –¡Ja, ja, ja, ja, ja!– La tormenta está horrible y no se puede ver nada, el cielo está más que oscurecido pero Hayley ve algo, una pequeña cabaña abandonada y decide meterse ahí, aún cuando se encuentra en un lugar desconocido con tremenda tormenta sobre ella no deja de sentir emoción; está titiritando de frío pero parece no importarle y ahora que se encuentra totalmente sola; guarda silencio y se queda quieta, inmóvil en medio de aquella casita de madera; es como si se le apagase la pila o quedara en modo suspendido.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Libre] ¿A qué sabrán las flores?

Mensaje por Yukihiro Arata el Lun Dic 28, 2015 3:24 am

Sonido de ambiente:
Mantener -> esta <- página en otra pestaña mientras se lee

Al principio había sido un día normal, si bien fue arriesgado salir así como así de casa con el cielo nublado a como estaba, pero con los asuntos de la universidad –aunque no recordaba haber estudiado mucho que digamos…- y su blog, además de que ahora había conocido a nuevos amigos, tenía poco tiempo para sus exploraciones y conocer el lugar. Ya había dedicado bastante a ver lo principal: la ciudad, era hora de echar un vistazo más allá de esta. Puso algo de buena música en sus audífonos y tomó, como una protección, su chaqueta impermeable, aunque no sabía si sería muy útil. No le gustaba usarla porque parecía un detective raro o una especie de miliar. Bien, al menos eso fue lo único que probó ser útil ese día…

Recorrió un largo camino solo deleitándose con el paisaje, asegurándose de no internarse demasiado para volver a tiempo para el almuerzo. El cielo iba cargándose más y más, anunciando lluvia. Tomó algunas fotos con el móvil cuando comenzaron las gotas. Al principio vio con curiosidad las primeras caer pero luego parpadeó con rostro de espanto.


-Oh, no… miró al cielo, que casi gritaba un “te lo dije chico” y comenzaba a soltar toda su furia.

Se guardó el móvil y los audífonos, cubriéndose lo mejor que pudo con la chaqueta. Aun así su cabeza se empapaba pues era un auténtico diluvio. Probablemente nunca había visto caer tanta lluvia y con la oscuridad del cielo se hacía mucho peor en verdad. El ruido era ensordecedor y, cuando se dio cuenta, estaba perdido. Intentó avanzar un poco pero los pies se hundían en la tierra ahora barrosa. Los girasoles que dominaban el campo donde se había internado miraban al suelo con indiferencia, dejándolo a su suerte.


-Ah, ah… -jadeaba un poco y comenzaba a asustarse. Si, era una situación de lo más insólita pero le dio más miedo que muchas de las cosas vividas hasta ahora en la isla.

Por suerte vería entonces que, no lejos, había una estructura. ¿Una cabaña? Bien, fuera lo que fuera –menos un árbol- le venía bien. No importaba si tenían perro o algo, incluso si estaba cerrada se metería y luego pediría disculpas, era una situación de emergencia. No vio nada más a su alrededor, solo corrió y se dio contra el muro. Logró ver la puerta y empujó girando la perilla y entró en la casita.


-¡Ah! -respiró agitado mientras detrás de él sonaba un rayo. El ruido se hacía más fuerte… ¡¿era posible que esa tormenta se pusiera peor?! Cerró rápidamente y se sacudió como un perro. Tenía el cabello pegado a la cara por lo empapado. La chaquete le había protegido el torso bien, pero tenía de las rodillas para abajo empapadas y los zapatos llenos de lodo- Oh, diablos…

Chasqueó la lengua, estremeciéndose por el frío y buscó un interruptor. Con todo apagado y el cielo así de oscuro no veía casi nada. Encendió el interruptor pero no sirvió. El móvil se había salvado por la chaqueta e iluminó un poco todo, sacudiéndose los zapatos. Fue entonces cuando notó que no se encontraba solo. Llevó el haz de luz al frente y pudo ver a una persona: una chica empapada como él –eso no lo notó de inmediato- ahí parada. ¿La dueña de la casa? Lo más seguro.

-Umm.. ¡Hola! -Saludó algo más entusiasmado de lo normal, intentando componer una sonrisa pero obviamente nervioso- Lo siento, me atrapó la tormenta y este fue el único lugar que vi y entré…  -se aproximó unos pasos, sintiendo un escalofrío cuando el agua fría del cabello le recorrió la espalda. Aun así logró poner su mejor sonrisa y alargar la mano hacia ella, esperando que no le metiera una patada, gritara o le arrojara algún aerosol de autodefensa- me llamo Yukihiro Arata. ¿Puedo quedarme en lo que pasa la tormenta? Te ayudaré a buscar velas o algo…

Volver arriba Ir abajo

Re: [Libre] ¿A qué sabrán las flores?

Mensaje por Hayley Queen el Lun Dic 28, 2015 10:44 am

Parece ser que ha estado así un largo rato con la mirada perdida en un punto de la cabaña ¿Pero piensa algo acaso? Claro que no, sólo está ahi inmóvil con los brazos extendidos y un ligero temblor en el cuerpo. Cree escuchar algo, quizás la puerta de madera abrirse y quizás escucha unos pasos, pero no hace nada, se siente bastante ¿Cómo decirlo? Cómoda de esa manera además y aunque no le importa mucho salir y recibir un rayo en la cabeza siente que por alguna razón debe de quedarse ahí. Alza la vista y ¡Sorpresa! Hay alguien hablandole de no sé que cosa y extendiéndole la mano ¿Le está ofreciendo comida o algo? Bueno, Hayley tiene hambre así que toma la mano del chico y la escudriña de un lado, de otro, entre los dedos, pero no presta atención a lo que dice, ella sólo escucha un 'tic, tac, tic, tac' en su cabecita y de pronto se apaga el sonido.

— ¿Velas? — Musita al fin regresando a la realidad, o lo que se supone es la realidad, porque para Hayley, la realidad está en su cabeza, o eso piensa. De pronto suelta tremenda risa a carcajadas mientras da brincos llenos de emoción, ya tiene un charco de agua bajo sus pies y sus coletas están goteando sin parar. — Las velas deben estar por algún lado si no es que ya se fueron corriendo. Quizás se espantaron con los relámpagos y no quieren prestarnos su luz. — Habla extraño pero ella cree que todo lo que dice se entiende aunque a veces habla como retrasada. — Una vez, Hayley tuvo velas pero ellas no fueron buenas con Hayley. Al final la luz se salió de sus cabellos. — Y finaliza con una enorme sonrisa. — ¡Y prendieron más luces en las cortinas! ¡La casa estaba iluminada y Hayley rió mucho porque hacía calor y... Creo que ella escuchó gritos ¿O eran risas? ¡Hayley no recuerda! —

Aquello suena a historia de demencia total, aunque sus palabras tienen muchas cosas que pasó con su vida cuando logró escapar del manicomio, la verdad es que ella había probocado un incendio y sí, se divirtió mucho ése día.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Libre] ¿A qué sabrán las flores?

Mensaje por Yukihiro Arata el Lun Dic 28, 2015 1:15 pm

El empapado chico acababa de tener un encuentro inesperado y extraño, es decir, esperaba que ahí lo recibieran con sorpresa o miedo pero fue lo contrario. Incluso, si era sincero, fue a él a quien le dio algo de miedo la situación al poco, pero eso lo pensaría mucho después en realidad. Ahora mismo seguía algo conmocionado por lo de la tormenta para pensar con claridad la situación –un poco peligrosa- en la que se encontraba en compañía de la extraña habitante de la cabaña.

Abrió algo más los ojos cuando la chica tomó su mano pero no para saludarle sino para examinársela, incluso separando los dedos. La dejó hacer, extrañado, pensando que quizás comprobaba algo como que no estuviera sucia antes de dársela o algo así…


-Ah, esto… -intentó decir algo, un poco sonrojado por la manera en que le examinaba, pero eso pronto se terminó- ¿Qué?

Retrocedió un paso cuando soltó la carcajada y comenzó a dar brincos. Sus palabras le dejaron claro que esa muchacha no estaba nada bien. De no ser porque había sentido su mano pensaría que era en realidad un fantasma que intentaba asustarlo o algo así. Se miró su propia mano un momento mientras ella desvariaba sobre las velas y luego decía algo que… si, era bastante obvio que estaba hablando de un incendio o algo parecido. Se estremeció un poco y su mente imaginativa comenzó a imaginar un par de escenarios donde se quemaba su casa y su familia moría o que un chico mojado corría a su cabaña y ella quemaba todo con él adentro… negó con la cabeza, no quería pensar en eso. Miró por la ventana la espantosa tormenta y medió escapar, pero salir estaba fuera de discusión. Volvió a mirarla cuando terminó su charla y le sonreía de forma extraña.

-¿Eres Hayley chan? - Recordaba que ella dijo ese nombre… intentó sonreírle un poco de vuelta, tan cálido como le fuera posible- Yo soy Yuki… ¿vives sola, me dejas quedarme hasta que pase la tormenta? -seguía pensando que ella era la dueña del lugar. Buscó en su bolsillo y sacó un caramelo de leche de los que a él le gustaban y se lo ofreció- Está muy oscuro y hace frío, podemos buscar con que iluminar y calentarnos.

Independientemente de si tomara el caramelo o no  -y salvo que lo corriera o algo por el estilo- se quitó la chaqueta mojada, la agitó en una esquina y buscó alguna percha o algo para colgarla. Usando la luz de su celular buscó por el lugar un par de velas o lo que sea para iluminar.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Libre] ¿A qué sabrán las flores?

Mensaje por Hayley Queen el Mar Dic 29, 2015 8:06 am

De pronto deja de hablar y se queda cual mirada de perro esperando a que el otro hable, si tuviera cola la movería de un lado a otro como un tierno cachorro. Ella asiente y se jala las coletas un poco, además las sacude y muchas gotas revolotean alrededor de ambos. — Hayley es Hayley, sí. — Y cuando dice aquello da una vueltecita en su lugar de 180°, ahora se encuentra dándole la espalda y como si jugando se tratase; se agacha y mira por su entrepierna. — Ahora Hayley te ve de cabeza. — Añade y pasa las manos por entre éstas y le agarra el pantalón jañandolo un poco.

Tratar con Hayley es, por no decirlo de mala manera, un poco difícil. Ella siempre vive en su mundo y es obvio que no hace ni el mínimo esfuerzo por entenderse con los demás; ella habla como tonta y se expresa aún peor diciendo cosas sin sentido. La pobrecita debería estar en una clínica especial, claro, si es que no se le ocurre "prenderle luces". — Yuki, Yuki, Yuki, Yuki, Yuki, Yuki... — Repite muchas veces como un loro, ya se ha cansado de agarrarle el pantalón así que lo suelta y da una marometa perfectamente estética, no de en valde le encanta hacer acrobacias con sus trajes de arlequín.

Ahora tiene los ojos clavados en aquel dulcecillo que el chico menea en su mano, ella se acerca a gatas y extiende la mano como intentando alcanzarlo. — Oh sí, Hayley te dejará estar si le das uno de esos. — Señala el dulce y se relame los labios, ahora habla como alguien cuerda. — A Hayley le gustan los dulces como esos y le gustan los niños que tienen dulces como tú. —

Volver arriba Ir abajo

Re: [Libre] ¿A qué sabrán las flores?

Mensaje por Yukihiro Arata el Mar Dic 29, 2015 4:06 pm

La cabaña abandonada por el campo de girasoles caídos, la tormenta terrible afuera, la tierra lodosa y medio inundada alrededor. Y ahí estaba, en medio de todo y la oscuridad, acompañado de una muchacha tan linda como loca, o al menos ambas cosas así le parecían a Yuki y mucho.
Cuando sacudió el cabello y le salpicó un poco la cara no pudo evitar sonreírse, cerrando un ojo para protegerlo de lo mismo. Bien, eso le había parecido gracioso y al menos confirmó su nombre. También se dio cuenta que estaba igual de empapada que él o peor. ¿Habría con qué secarse, como le hacía para sobrevivir sola ahí? En eso pensaba cuando…


-¿Ah? -abrió los ojos como platos al sentir el tirón del pantalón, que sonó por la humedad, no gran cosa pero lo tomó por sorpresa. A decir verdad se estremeció un poco, mirándola inclinada de esa forma que prácticamente le presentaba las caderas- hey, oye… ¿Qué haces?

Se sintió algo mal por mirarla de esa forma, es decir, la chica no estaba completamente consiente de lo que hacía así que era como aprovecharse… ¿no? Pero aun así no pudo evitarlo. Negó con la cabeza cuando ella le soltó al fin y giró poniéndose a gatas. Parecía más una mascota a decir verdad. Al menos no parecía violenta, eso estaba bien.

-Oh, claro -desenvolvió el dulce con cuidado cuando la vio “pedirlo” de forma gatuna. No lo tocó directamente pero se lo acercó para que lo tomara- es todo tuyo.

Sonrió de vuelta mientras se agachaba un poco para que lo tomara. Después se puso a registrar un poco en busca de velas. Volteó de reojo ante las palabras de la chica sobre sus gustos. Ahora si sonrió con ganas y se atrevió a responder en el mismo tono de tercera persona.

-¿A si? Bien, a  Yuki le gustan mucho los dulces también y las chicas lindas como tú, Hayley chan -volvió su atención a buscar- tengo unos más pero te los daré luego que termines ese, ¿vale?

Logró encontrar un par de velas y unos cerillos. No era gran cosa pero serviría. Ojala ese lugar tuviese chimenea y así. Las encendió con cuidado, iluminando un poco más el sitio, al menos ya era distinguible a su alrededor. Colocó las velas y se dirigió a Heyly.

-No las apagues ni las tires, ¿sí? -fue hacia ella y colocó una mano sobre su cabello como si fuera a darle palmaditas- estás empapada también, ¿te atrapó la lluvia también?

Miró alrededor un poco, le tomó un par de minutos pero logró encontrar una toalla decente. Volvió hacia la muchacha y, si no se oponía, le colocaría la toalla en la cabeza para comenzar a secarle el cabello. Igual se enfermaría él por traer los pantalones y pies empapados así como el cabello pero ella podría cambiarse.

-Se buena -le pidió para secarle el cabello. No podía explicarlo pero sentía que debía cuidarla un poco- dime, ¿a qué te dedicas Hayley chan, tienes amigos o familia, cuantos años tienes? –se interesó por esto, pero estaba dispuesto a escuchar lo que ella quisiera decirle.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Libre] ¿A qué sabrán las flores?

Mensaje por Hayley Queen el Sáb Ene 02, 2016 11:35 pm

Apenas siente que tiene el dulce a su alcance lo toma y se lo mete todo en la boca, es de caramelo y le gusta bastante tanto que suelta un largo ‘Mmmmmm’ cuando lo saborea pasándolo de un lado a otro de sus mejillas, en éstas se forma una bolita que muestra de qué lado tiene el dulce. Se ha quedado un buen rato  saboreando aquello que se ha olvidado de la presencia del  chico y sólo reacciona cuando un relámpago cae e ilumina el interior de la cabaña. Le dan ganas de salir y empaparse nuevamente, pero la verdad quiere conocer al chico que rebusca algo, como si quisiera robarlo ¿Robarlo? ¡Pero eso hace Hayley! Y sólo por ése pensamiento ya le cae mucho mejor. – ¿A Yuki le gustan los dulces? Pues a Hayley le gustan más. – Y añade su contestación mostrándole la lengua como desplante de niña pequeña, a ella nadie la va a ganar. Se sienta extendiendo las piernas frente a ella y se suelta las coletas, el cabello húmedo le pesa en el cabello y es mejor dejarlo suelto.

¡Las luces! Esas hermosas luces que sólo se consiguen cuando prendes cosas eran tan bonitas que se queda embelesada mirándolas y sólo asiente a la petición del chico, la verdad prefiere estar a oscuras pero no todos tienen los mismos gustos – Hayley jugaba, vio las flores amarillas y se las comió, pero saben a hierba. – Hace una pausa y se pasa los dedos por los labios. – Hayley pensó que eran bonitas y si eran bonitas tendrían un sabor igual de bonito, pero no. Sólo saben a hierba. No son bonitas, pero los dulces si lo son. – Se deja hacer por el joven que le pone la toalla en la cabeza pero no niega que por un momento se siente algo ¿Cómo decirlo? Extraña; mas sin embargo no lo toma a mal y deja que le seque el cabello, recuerda a su madre cuando le sacaba el cabello y sin pensar suelta una risita. – Hayley es buena, muy buena. – Y como un acto inconsciente que tenía con su madre, toma con cuidado la tela del chico, la de su chaqueta y se aferra a ella.  – Hayley. – Hace una pausa, y deja bajar su cabeza un poco más acercando la cercanía hacia el chico. – No, Hayley no tiene familia. La familia de Hayley dice que es mala; que está loca y por eso la dejaron con los hombres de blanco. ¿Sabes que es “loca”? – Pregunta, pues en realidad nunca ha entendido bien el significado de la palabra y no le importa tampoco, porque para ella, decir que está loca es que es mala y por eso no quiere que le digan eso. – No sé ¿Cuántos años crees que tiene Hayley? – Se queda pensativa, es la primera vez en mucho tiempo que tiene una plática “decente” con alguien pero no durará por mucho.

Ella mira a su alrededor pero la toalla le impide un poco la visión así que se la quita de la cabeza. – Hace frío. – Y sin esperarse a algo, se pone de pie y comienza a desabrocharse los botones de la blusa, la lógica en cuestión es que si se quita la ropa que está mojada se sentirá mejor porque ya no tendrá frío. – Yuki también puede quitarse su ropa; así no tendrá frío. –

Volver arriba Ir abajo

Re: [Libre] ¿A qué sabrán las flores?

Mensaje por Yukihiro Arata el Dom Ene 03, 2016 4:34 am

No puede evitar sonreír e incluso soltar una ligera risa ante la reacción de la chica con el caramelo. Era gracioso pues era más exagerado que un pequeño. Definitivamente adoraba esos dulces y se alegró de traer un par más en el bolsillo de la chaqueta. Asintió ante su comentario volviendo a reír porque le sacara la lengua. De verdad no creyó que pudiera sacar algo gracioso de esa experiencia extraña y  desagradable con la lluvia.

-Vale, admito que a ti te gustan más -levantó un dedo poniendo rostro de dignidad- pero solo un poco.

Es mientras que él busca y prende las velas que la escucha contar aquello de las flores. ¿De verdad se había comido un girasol? Bien, probablemente. Comenzaba a creer que Hayley era capaz de muchas cosas, y el que comparara el sabor con el del pasto significaba que también lo había comido… Afortunadamente le daba la espalda por lo que pudo ocultar su expresión de seriedad. Se sentía preocupado por esa chica. Esperaba no terminara siendo la loca del pueblo o algo así, después de todo era capaz de charlar un poco y, siendo justos, le estaba agradando el hacerlo.

-Ya, eso veo, me agrada que seas buena -contesta sonriente mientras le secaba el cabello y sentía le tiraba de la ropa por segunda vez.

Dado que ella se había quedado en el suelo cuando le secaba el cabello había tenido que ponerse en cuclillas para hacerlo. Le dejó la toalla encima tras haberla secado, escuchando su explicación sobre su familia y confirmando que estaba… se llevó el puño a la barbilla. Tenía que ser cuidadoso con sus palabras.


-Sí, se lo que significa esa palabra -Entonces, ¿estaba sola, y esa cabaña? No, ponerse a divagar en eso ahora lo volvería loco a él. Se frotó la barbilla pensando- ¿Cuántos años tienes? Tienes más de quince y menos de veinte. ¿Me estoy acercando? Mmmm… ¿Dieciocho como yo?

Fue entretenido adivinar. La lluvia afuera dejaba claro que tenían que buscar con que entretenerse o sería una velada de lo más tediosa, si es que no se echaban a dormir. Al menos la chica, pues él no pensaba dormir esa noche, no después de haber escuchado lo del incendio. Bien, no le parecía que fuera violenta, todo lo contrario, su cercanía resultaba agradable, pero no quería accidentes. Se estiró un poco y se puso de pie, algo adolorido por la posición. Se le ocurrió mirar por algo de comer para ambos cuando la escuchó.

-Sí, mucho frío, creo que nos enfermaremos -Abrió bastante los ojos al ver lo que Hayley estaba haciendo, a punto de desnudarse o algo así- Oye, ¿Qué haces?... -Bien, estaba empapada, lo entendía, él estaba casi igual- aguarda… deja que me voltee si te vas a cambiar…

Lo hizo, volteó dándole la espalda, pero la verdad es que la curiosidad era muchísima y un par de veces miró de reojo. Su apariencia era muy hermosa y le llamaba la atención, pese a que sabía que no estaba bien mirar. Por su parte tenía la camisa seca, solo los pantalones y pies empapados. Decidió quitarse el calzado y calcetines nada más, dejándose los pantalones después de todo.

-Estoy más seco que Hayley chan… bien, un poco al menos -buscó un sofá por ahí y se sentó en este- aunque creo que igual habrá frío con o sin ropa… ¿quieres venir aquí a sentarte?

Volver arriba Ir abajo

Re: [Libre] ¿A qué sabrán las flores?

Mensaje por Hayley Queen el Miér Ene 06, 2016 11:13 am

Asiente cuando oye la edad pero luega niega y se pellizca las mejillas. — No, Hayley tiene diecisiete años. Hayley es niña, una menor de edad. Pero Hayley no se siente como niña. Hayley ya es una niña grande, sí. — Afirma de forma curiosa mientras se termina de desabotonar la blusa y la deja caer al piso, su sostén por suerte no está mojado aunque igual no le molesta quitárselo, pero luego va por su falda porque la tela se le pega en las piernas y es un poco molesto, se baja el cierre y del mismo modo deja caer la prenda quedando sólo en ropa interior. No comprende porqué se voltea, pero seguro busca algo ¡PEro si busca algo para robarlo ella lo encontrará primero para quedárselo! — ~Pobrecita huerfanita, sin su padre ni su madre, la hecharemos a la calle, a vivir su desventura, ahí viene el camión de la basura.~ — Comienza a cantar algo que se le ha ocurrido mientras patea las prendas y las arrincona en una esquina de la cabaña, ella está de lo más tranquila paseándose semi desnuda por la cabaña y es entonces cuando mira algo que decide apropiarse.

Hay un lindo vestido más parecido a un camisón blanco, pero está desgastado y la tela parece transparentarse un poco; sólo en ése momento cuando tiene la prenda en sus manos su cabecita empieza a trabajar y se pregunta si la cabaña es de alguien, porque se ve algo ordenada y para nada desgastada. ¿Pero qué importa? Ella toma lo que quiere y quiere ése vestido extraño que después terminará siendo un trapo que use para limpiar algún líquido o cualquier cosa. Se lo pone encima y da unas cuantas vueltas mirando cómo se eleva la tela del final como si simulara una flor.

Está bastante entretenida y cuando cae otro rayo da un respingo y deja de girar. Adora los rayos y más la lluvia ¿La lluvia podía tomarse? Supone que sí porque si ya comió un girasol ¿Por qué no hacerlo con la lluvia? Quizás algún dia lo hará. Lo vio alejarse y sentarse en un sillón; al principio ella iba a seguir dando vueltas hasta cansarse, marearse, caerse o lo primero que le pasara pero cuando le invitó a sentarse comienza a dar brinquitos hasta llegas a su lado, salta un poco más alto y se sube al sofá pero estar parada es incómodo así que se pone en cunclillas y deja caer su peso hacia atrás, ahora está sentada pero con los pies recogidos y las rodillas pegadas a su pecho. Lo mira fijamente sin decir nada y tras un largo silencio abre la boca.

— ¿Yuki se sabe el cuento de Alicia en el país de las maravillas? ¿Se lo cuentas a Hayley? — Espera a que responda pero cuando parece que el chico va a decir algo, ella interrumpe. — Hayley ama ésa historia, porque tiene gatos púrpuras y comida que te hace crecer y crecer o agua que te hace chiquita, muy chiquita. —

Volver arriba Ir abajo

Re: [Libre] ¿A qué sabrán las flores?

Mensaje por Yukihiro Arata el Miér Ene 06, 2016 11:34 pm

Casi atinaba a su edad, tenían prácticamente la misma. Asintió, sonriendo y soltó un “uh-hu” para mostrarse de acuerdo en que era una niña grande. No le llevaba la contraria, primero porque estaba un poco deschavetada, y en segunda porque no había dicho ninguna cosa realmente falsa hasta ahora.
Mientras ella se desvestía buscó un par de caramelos más en el bolsillo de su chaqueta a la vez que acercaba una de las velas a la mesita junto a los muebles de esa casa ordenada. Supuso que alguien la ayudaba o no podría tenerla tan bien, aun con el poco polvo acumulado.


-Que fea canción -susurra, estremeciéndose un poco por eso de la huérfana. Claro que le daba risa por dentro, pero luego se imaginaba una huérfana en esa situación. Ojala fuera una canción efectiva con la que poder guiñar un ojo tras cantarla y dejar dormido a alguien.

Volvió a verla ponerse el camisón. Ahora si lucía más hogareña y cómoda, además de seca, como una chica lista para dormir. Le hizo gracia verla girar e incluso se atrevió a sacarle una foto mientras lo hacía. Dio un respingo también cuando escuchó el rayo y se guardó el móvil.


-Ja, ja, ja, tranquila -le pidió cuando se subió al sofá junto con él de esa forma poco normal y que lo hizo rebotar un poco. No le molestaba realmente, incluso le había divertido- Si sientes frío buscamos una manta o algo.

Miró su reloj. En realidad no tenía mucho que había caído la noche y les esperaba un largo rato. Alzó la vista cuando le preguntó por un cuento. Al principio no lo creyó. ¿Quería que él, Yukihiro Arata, le contara una historia? Hablar y contar cosas era lo más entretenido para alguien como él. Abrió la boca para decir algo pero fue interrumpido. Escuchó la descripción de esos elementos y se dio cuenta que ella ya la había escuchado –o visto en alguna parte-. Se frotó la barbilla un momento. Seguro vio la película de Disney porque el gato purpura solo salía ahí, en otras historias tenía otros colores, de hecho él lo reconocía gris. Pero no iba a ponerse a decir eso.

-Mmm… si, si la sé y si te la cuento, pero ¿la escucharás hasta el final? -sacó un segundo dulce y se lo dio, eso la entretendría de momento para poder hablar- la leí hace muchos años, así que si comento un error me dirás, ¿sí?

Se giró un poco, quedando sentado hacia Hayley, con una pierna recostada en el asiento y el brazo sobre el respaldo. Se aclaró la garganta y comenzó a contarle la historia. Se sentía un poco nervioso ya que normalmente él escribía las cosas, no las contaba en su propia voz, pero que más daba. En realidad era bastante elocuente e intentó ser lo más parecido a esa película que a Hayley le gustaba.

-Bien, había una vez… -la estuvo contando por algunos minutos pero luego se interrumpió- espera, quiero un poco de agua. -fue por el vaso, llenándolo en la llave si había- umm el gato purpura, ¿es tu color favorito, que otro animal te gustaría que fuera purpura? Por cierto, ¿tienes una manta?

La temperatura había comenzado a descender más.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Libre] ¿A qué sabrán las flores?

Mensaje por Hayley Queen el Sáb Ene 09, 2016 11:13 am

Ella asiente muchas veces con la cabeza; Hayley ama el cuento y ama más cuando no tiene que leerlo porque leer le da sueño o se distrae, siempre es mejor cuando alguien se lo cuenta o lo ve por televisión, sobre todo la versión de Disney porque son caricaturas y la hacen reír. Además el chico parece atinar en saber cómo mantenerla callada porque le da otro dulce el cual se lleva a la boca y lo saborea de la misma forma que hizo con el primero.

— ¡Mejor aún, si yuki se equivoca puede inventar una nueva historia de Alicia en el país de las maravillas! — Propone como una idea que, seguro llevará a cabo si es que se equivocaba. Hayley ama la historia y se la sabe de memoria, todas o la mayoría de sus versiones, desde aquella de Disney hasta la del libro de Lewis Carroll; además le encanta el poema del Yaberwooky, podría recitárselo a Yuki en éste momento, pero está muy entretenida con su dulce.

Está feliz, demasiado porque está muy atenta a escuchar, además no ha abierto la boca porque sigue jugando con el dulcecillo pasándolo de un lado a otro y eso la entretiene. Pasa un buen rato y su nuevo amigo hace una pausa a lo que ella termina por inflar los molletes y suspirar haciendo un puchero. — Pero Yuki va en la mejor parte. — Dice con tono jocoso, porque quiere seguir escuchando. Ahora se entretiene jugando con un largo mechón de pelo que empieza a enredar entre sus dedos. — El púrpura es bonito ¿Sabes qué otra cosa rima con púrpura? ¡La púlpa! Y eso suena a pulpo, A Hayley le gustan los pulpos, Hayley quiere uno de mascota porque tienen ocho brazos — Refiriéndose a los tentáculos. — Y pueden deshacerse de sus brazos para escapar. ¿Porqué Hayley no puede deshacerse de un brazo? — Dicho aquello se queda viendo su mano derecha y ladea su cabeza quedándose pensativa por un largo rato.

Hace caso omiso a la petición de la manta porque está muy concentrada en cómo deshacerse de un brazo como los pulpos ¿Porque ella es tan común y nada genial como los pulpos? Pero reacciona y se pone de pie, primero rebusca en un lado, se agacha y busca en otro, incluso se para en una mesa y revisa la alacena, pero nada. — Hayley no sabe, jamás ha estado aquí. Por cierto ¿qué es manta? — Ella jamás había dicho que ésa fuera SU casa, así que responde siendo sincera, pero también se queda algo confundida porque no sabe ni lo que está buscando.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Libre] ¿A qué sabrán las flores?

Mensaje por Yukihiro Arata el Dom Ene 10, 2016 11:22 pm

-Lo siento, prometo retomaré, solo dame un momento -se disculpó mientras bebía un vaso. El agua estaba bastante fresca, mejor así. Incluso suspiró, pese a estar empapado tenía la garganta seca y no había bebido nada, tomando en cuenta que estaba contando una historia.

La verdad se había tomado un par de libertades que seguro una fan como Hayley había notado enseguida. Por ejemplo cambió el color de la liebre de marzo a purpura como a ella le gustaba, o agregó la historia de otras bajaras de vez en cuando. Era mortalmente entretenido pero tenía que ser peligroso pues su mente imaginaba cosas, además de que adoraba contar cosas, de una forma u otra y entretener a la gente y no quería alejarse demasiado del cuento que estaba contándole a Hayley. Cuando se había detenido estaba por lo de la oruga.

Se estremeció un poco con el frío, volteando cuando la muchacha comentó sobre los pulpos. Ahí si se sorprendió bastante, de forma muy agradable, alzando las cejas.


-¿En serio, te gustan los pulpos? ¡A mí también! -dijo emocionado.

Como a Hayley le gustaba ese cuento, a Yuki le encantaban los de miedo, sobre todo de Lovecraft y sus monstruos, así que eran unos de sus animales preferidos los pulpos, conociéndolos. Pero el gusto le duró poco cuando la rubia sugirió que tenía deseos de amputarse. Perdió la sonrisa y se estremeció de nuevo, pero ahora de forma muy sutil. Si, estaba loquilla, le asustaba un poco, pero sus cortos momentos de lucidez –o así le parecía que eran- no estaban tan mal.


-Si te deshaces de un brazo te parecerás menos a un pulpo, nosotros tenemos pocos, y no podrás corretear ni jugar bien.

No quería ni pretendía estar corrigiendo sus manías, pero le había parecido mejor decir algo –que después de todo no era tan errado- que solo callar, no fuera que decidiera hacerlo sin más, no sabía cómo podría reaccionar si la encontraba amputada o algo por el estilo. Volvió a sentir frío y decidió buscar esa manta. Igual y ella se sentía con frío también. Mientras se asomaba buscando en un ropero escuchó algo que debió sospechar desde el principio.

-¿Q, qué…? -volteó despacio, con los ojos bien abiertos y la boca torcida en una sonrisa de nervios- ¿n, no es tu casa entonces?

Debió imaginarlo, es decir, no parecía que lo fuera. Bien, quizás saltaba a conclusiones y ella solo no la recordaba. No, lo más probable es que se hubiera metido ahí por la lluvia igual que él. Fuera como fuera ahora tendrían que explicar al dueño cuando llegara. Habían usado sus velas, su sofá, incluso Hayley había tomado su ropa. Ya no tenía caso volverse atrás, le pagaría al deño si acaso, ahora estaban atrapados ahí y era mejor solo intentar pasar la noche. Abrió el armario y encontró una manta gruesa.

-Esto es una, mantiene caliente y es cómoda -dijo sacudiendo la manta un poco. No tenía polvo, estaba bien guardada. La llevó al sofá donde antes estuvieran- ven aquí, te cubriré y terminaremos la historia, ¿quieres?

Pensaba luego buscar si había algo de café o lo que sea para probar, quizás incluso hacer un bocado. Parpadeó pensativo al sentirse como la madre de la chica. Aguantó una risa al imaginarlo, pero tenía que admitir que estaba agarrando el gusto a atenderla un poco.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Libre] ¿A qué sabrán las flores?

Mensaje por Hayley Queen el Vie Ene 15, 2016 1:48 pm

Lo que le dice sobre no cortarse un brazo y la sugerencia que le da, bien al principio lo toma un poco mal porque ella quiere ser como los pulpos, o como los ajolotes, porque ésos a pesar de que pierden partes, las regeneran ¡Eso sería genial! Si pudiese hacerlo, se imagina que puede asustar a la gente en la calle lanzándoles dedos que después le crecerán. Pero infla las mejillas casi haciendo un puchero. — ¡Pero a Hayley le gusta corretear y jugar! Entonces ya no quiero ser como un pulpo. — Dice en pleno capricho cruzándose de brazos.

Se queda ida, pensando en alguna bobería que ya no tiene que ver con pulpos, pero en parte sigue pensando en ellos porque le gustan mucho hasta que sus pensamientos se ven interrumpidos por la voz de Yuki. Se gira a mirarlo con atención y sonrie casi aplaudiendo divertida. — No, no es de Hayley. Hayley tiene su casa en la ciudad. Aunque no es la mejor casa, no se mantiene limpia ni nunca tiene comida para Hayley. — Afirma aún más, ella a pesar de que le sienta bien la soledad, el campo y la hierba; no se siente a gusto viviendo alejada de todos, porque no les puede robar sus pertenencias y las cosas ricas, como la comida sólo las encuentra en la ciudad.

Se acerca dando una pequeña marometa y toma aquella manta que extiende hacia arriba, se la pone en la cabeza y levanta los brazos. — Mira, Yuki. Hayley es un fantasma. ¡Boooooh!~ — Como tiene la manta encima y ésta le cubre la cara, no puede ver nada, pero decide levantarla para cubrir a Yuki también. — ¡Hayley se comió a Yuki y ahora es un fantasma también! — Le hace gracia y empieza a reirse, además se siente a gusto porque el frío ya no es tan insistente con la tela cubriéndoles por completo. Hayley se ha terminado su dulce, y tiene más hambre, así que se toma la libertad de meter mano en la chaqueta de Yuki y revisarla por si le ha ocultado otro dulce. — Hayley se ha portado bien, Yuki le prometió a Hayley que si se portaba bien le daría dulces. —

Continúa escudriñando muy meticulosamente las ropas ajenas que, se le olvida que hacer eso no está bien. Eso decía su madre.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Libre] ¿A qué sabrán las flores?

Mensaje por Yukihiro Arata el Sáb Ene 16, 2016 12:38 am

La casa no era de la chica, eso era lo que resonaba en su cabeza aun cuando todavía hablaba de pulpos y demás. No estaba ya asustado, solo pensaba que habría de recompensar al dueño por las cosas que tomaran. Salió de su ensimismamiento cuando hizo aquel berrinche sobre ser o no un pulpo. No pudo evitar sonreír un poco, en serio se veía adorable así, aun cuando quizás era una peligrosa loca o algo por el estilo.

-Vale, puedes no serlo si eso es lo que quieres -Dijo como si fuera él quien decidiera eso o algo por el estilo.

Conseguida ya la manta pensaba buscar si había un poco de pan o algo con lo que hacerse un bocado. Para ambos. La estiró y justo entonces ella la toma para cubrirse y jugar. ¿Ahora era un fantasma? Parecía que tenía como diez años o algo por el estilo. Casi se le escapa una carcajada al pensar eso y verla fingir ser fantasma. Tuvo que apretar los labios.


-… jjj… Hey -dijo medio controlándose por no reírse- Venga dámela que la necesitamos para la no…

Sintió como lo cubría con la manta, cerrando los ojos primero y luego viéndola mientras estaban tapados y menos fríos. Parecía un poco serio pero luego que la escuchó imaginó una escena con Hayley de Kirbi, absorbiendo a otras personas y ahora si soltó a reír un poco. Se cubrió la boca con las manos mientras se calmaba, todo el tiempo debajo de la sabana, más aún porque ella hace lo mismo y le contagia. Debía ser tarde y estar cansado para que todo eso le viniera en gracia aun si era simple, pero la estaba pasando bien, dentro de lo que cabía.

-Oye, ¿Qué? Calma -se dejaba de reír por momentos pero volvía cuando ella le buscaba los bolsillos por otro dulce- está bien, te lo daré, pero calma.

Si lo dejaba sacaría el último dulce. Después de eso tendría que ingeniárselas para clamarla. Quizás el bajón de azúcar la hiciera dormir.
Entonces hizo algo inusual para él. Se acercó, inclinándose un poco y le dejó un cariñoso beso en la frente. Le caía bien, no podía negarlo, y le gustaba que le hicieran reír así. Hasta ahora nadie lo había logrado en la isla. Al menos no así. Después de eso le sonrió, revolviéndole un poco el cabello.


-Bien, dejaré de ser fantasma, porque tengo apetito.  Ya le repondremos algo al dueño... ¿y tú tienes hambre?

Estaba saliéndose de debajo de la manta si ella se lo permitía, casi esperando escuchar alguna comida disparatada o algo por el estilo. Miró su reloj y vio que era tarde. Pronto tendrían que relajarse o lo agotaría demasiado y sería él quien caería dormido.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Libre] ¿A qué sabrán las flores?

Mensaje por Hayley Queen el Miér Ene 20, 2016 10:20 am

Parece no importarle mucho el estar revisando las ropas ajenas y, de no ser porque Yuki se puso de pie antes, ella estaría sobre él aún intentando encontrar más dulces. Se toca la frente justo donde recibe el tacto, pero no tiene ninguna clase de emoción ante eso, sólo se queda pensando. Infla las mejillas, ella quiere dulces porque empieza a tener hambre y como no sabe lo que hay en ésa cabaña no puede decir que va a comer algo ahora mismo. Es muy vaga y ni si quiera se molesta en levantarse, muy por el contrario se envuelve en la sábana y sólo deja ver sus ojos por un pequeño hueco que ha hecho.

— Si, Hayley tiene hambre, por eso buscaba en las bolsas de Yuki. — Dice con tono jocoso porque se empieza a poner de malas, se hace un ovillo y se deja caer en la superficie del sofá, pero empieza a rodar hasta que, sin darse cuenta que le acaba el espacio y cae de zopetón al suelo haciendo un sonido huevo. No se queja, pero se queda ahí tirada sin moverse hasta que pasa un rato y se arrastra con todo y sábana simulando ser un gusano.

Qué niña tan multifascética, primero quiere ser un pulpo, luego un fantasma y ahora un gusano; específicamente una oruga. Pero se cansa rápidamente de estar arrastrándose y se quita la sábana, sólo que por estar envvuelta en ésta se le atora con el vestido que trae puesto. — ¡Ahhh! ¡Suelta el vestido de Hayley! — Se pelea con la sábana que hace su lucha por no safarse y entre el ajetreo y constante movimiento logra quitarse la sábana, pero con todo y vestido. Ella que está muy tranquila se toma su tiempo para intentar desenredar el nudo que se hizo peor por andar manoteando y girando, pero al no lograrlo, avienta lejos la prenda y sábana.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Libre] ¿A qué sabrán las flores?

Mensaje por Yukihiro Arata el Jue Ene 21, 2016 8:48 am

Curiosamente comenzaba a acostumbrarse a las cosas raras de la muchacha, tanto así que no se ponía extremadamente nervioso ante cualquier ruido o movimiento raro que ella ocasionara. Antes temía que le prendiera fuego a la cabaña o que tomara un cuchillo para matarlo o algo así. Bien, no se le habían quitado del todo de la cabeza esas ideas, pero ahora pensaba que era un poco tonto.

Miró sobre su hombro cuando ella dijo que tenía hambre… de dulces, pero hambre. Miró en la alacena, cajones y demás y encontró algunas cosas enlatadas. No parecía haber pan ni nada por el estilo ni era bueno para preparar cosas muy complicadas. Se frotó la nuca un momento pensativo Escuchó el golpe en el suelo.


-Hayley chan, ten cuidado -dijo volteando a mirarla hecha un gusano en el suelo, arrastrándose. Aguantó una risa un momento. No reyó que se hubiera hecho daño a esa distancia, no quería distraerse demasiado de ella así que quería terminar de averiguar si había algo más.

Al final logró encontrar en un cajón una caja de galletas empaquetadas relativamente nuevas, solo se habían comido un paquete así que quedaban muchas. Sin una microondas o algo por el estilo no podía hacer tanto. Al menos eso la distraería un poco, ya luego abriría algo más. Se volteó tomando la caja para preguntarle que le parecía.


-Hey, ¿te gustan las…?

Volteó justo cuando la chica se estaba casi desnudando, quitándose sabana y prenda de una sola vez, volviendo a quedar en ropa interior. Ahora le cuesta un poco apartar los ojos, es decir, tiene un cuerpo bastante desarrollado y se lo muestra casi libremente. Se sonroja un poco pero luego recuerda que es prácticamente una niña… o algo así.

-¿Qué haces? Ponte el vestido, morirás de frío -fue hacia ella, tomando el manojo  de tela que eran la sabana y el vestido, poniéndole la caja de galletas en las manos a ella como descuidadamente- déjame, lo arreglo -suspiró- eres muy juguetona.

Aun así sonrió un poco, logrando desenredar el vestido pronto para arrojárselo suavemente sobre la cabeza.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Libre] ¿A qué sabrán las flores?

Mensaje por Hayley Queen el Mar Ene 26, 2016 2:02 pm

— Pero el fantasma se lo quitó a Hayley. — Dice inflando las mejillas a punto de armar un puchero de una niña de cinco años, pero cae en cuenta de que la caja que tiene en las manos es de galletas, y eso es comestible; así que sin mucha demora las abre y coje unas cuantas en las manos, primero las observa, son redondas y planas y, por un momento le da por jugar con ellas creyendo que son platillos voladores. Ahhh, cuidado con los ovnis, los aliens vienen a chuparnos los cerebros con popotes para comerlos en sandwiches. Aaahhh~ Dice con voz aniñada y casi en susurro, como si hablara una personita; y mientras ella simula que sus galletas son naves espaciales.

Después de jugar, se mete una galleta a la boca y la come con mucho gusto, son dulces y tienen un poco de azúcar; ése tipo de comida es la que más le gusta a Hayley.

Ella, muy entretenida está sentada en el suelo con aquellas escasas ropas hasta que el buen Yuki le pone la tela del vestido en la cabeza, rápidamente la toma en sus manos y se la vuelve a colocar, porque está decidida a que ésa prenda será suya porque en el momento está encaprichada con ella. Mira a Yuki y le sonríe a la vez que extiende la mano con una galleta. — Yuki, Yuki. Di 'Aaaaahhhh'. — Espera a que el chico se acerque para darle la galleta, aquello le parece muy divertido.

De nuevo, un relámpago ilumina el interior de la cabaña, pero ésta vez Hayley no se estremece, sino que empieza a reir a todo pulmón, de pronto se pone de pie y toma a Yuki por los hombros. — ¡Juguemos a las escondidas! — Da pequeños brincos en el mismo lugar, sin soltarse de los hombros de su cuidador. — Hayley se sabe un buen juego de escondidas con sonidos. —

Volver arriba Ir abajo

Re: [Libre] ¿A qué sabrán las flores?

Mensaje por Yukihiro Arata el Miér Ene 27, 2016 3:28 pm

¿En qué momento se convirtió en el encargado de cuidar de esa chica? No estaba seguro, tan solo lo había asumido poco a poco como algo natural y autoimpuesto, al menos por ahora. La verdad es que no lo estaba pasando tan mal. Al menos con las cosas de hasta ahora y mientras no pareciera peligrosa –a veces lo parecía…- no le molestaba. No era una persona totalmente dependiente, tan solo algo loca y, francamente, un poco divertida.

Mientras desenredaba el vestido la miró jugar con las galletas. Tuvo que contenerse para no reír ante la escena de una chica a oscura en ropa interior jugando sola con galletas. Al menos no podía quejarse de que fuera algo aburrido. Sonrió al ver que le agradaban las galletas pero de inmediato volvió su atención a seguir desenredando la tela. Eso hasta que ella le llamó y algo ocurrió…


-¿Si? -volteó y se encontró con la escena donde ella le ofrecía un bocado y, alegremente, le decía que dijera “Ah”.

Parpadeó un momento y su cara adoptó una expresión de absoluta perplejidad y rápidamente se puso rojo como un tomate. Nadie lo sabía pero esa escena le parecía extremadamente adorable y estimulante. No lo dudo y por un segundo se dejó llevar, acercándose y abriendo tal y como le ordenaba, obediente. Incluso cerró los ojos.


-Aaaaahhhh -recibe la galleta y la come gustoso, aun algo sonrojado. Sonríe gustoso y algo apenado, esperando que no descubriera esa debilidad- gracias.

Pero el momento se rompe con un relámpago y con la risa estridente de la rubia. Todo el encanto que le había sometido desaparece cuando ella se ríe así. Eso le aterra. ¿Cómo es posible que la misma persona pueda encantarlo tanto en un segundo y al otro asustarlo? Casi estuvo a punto de pegar un salto hacia atrás y escapar.

-¿Q, qué, jugar? Pero la cabaña no es lo bastante grande para esconderse -recordó una historia de terror relacionada con una situación similar y se estremeció un poco- podemos jugar a otra cosa…

Sonrió forzadamente pero si le preguntaba no sabría que contestarle.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Libre] ¿A qué sabrán las flores?

Mensaje por Hayley Queen el Sáb Feb 06, 2016 11:27 am

— El tamaño no importa. — Refiriéndose al espacio que tienen para jugar; porque ella ya está decidida a que quiere jugar, es una buena forma de pasar el tiempo y entretenerse o de lo contrario puede empezar a volverse un tanto loquita (más de lo que ya está) y empezar a cortar y/o romper cualquier cosa que se pase en su camino y empezar a clasificarlo por colores. Claro que éso también sería bueno pero sólo la pondrá ansiosa de colocar el rojo con las cosas rojas, el blanco con las cosas blancas y así progresivamente hasta que termine destruyendo todo lo que toque. — Es divertido, Hayley te enseña. — Vuelve a dar brincos en su sitio ignorando totalmente que aquel chico parece estar asustado, no quiere jugar a otra cosa; ella quiere jugar a las escondidas.

Así que, mientras Yuki sigue en su limbo mental de jugar o no; Hayley toma la iniciativa y sin más se arranca un pedazo de tela del vestido que piensa usar como venda para los ojos. — Ji, ji, ji. — Rie entre dientes y se coloca la venda bastante bien, en realidad no puede ver nada y se ha hecho un buen nudo para que la tela no se caiga. — Primero le toca a Hayley ser quien busque y Yuki se esconde. — Y no se espera a recibir respuesta, suelta una risita. — Hayley dará vueltas y contará hasta a Diez; y en ése tiempo Yuki debe esconderse ¿Sí? — Muy animada empieza a girar sobre su centro, a veces tambaléandose y otras veces recobrando la compostura, uno, dos, tres... Ahora tiene un ligero mareo y vuelve a tambalearse, cuatro, cinco, seis, siete... Por poco y choca con una silla que torpemente vuelve a acomodar, ocho, nueve y... — ¡Diez, listo o no allá voy! —

Al principio se queda en silencio pero no tarda en avanzar unos cuantos pasos y cuando no sabe hacia dónde se debe dirigir, da un aplauso muy ligero. — Aplaude — Espera, muy paciente; sólo debe dejarse llevar por los sonidos y podrá encontrarlo.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Libre] ¿A qué sabrán las flores?

Mensaje por Yukihiro Arata el Dom Feb 07, 2016 2:03 pm

Algo había que concederle a la chica y es que cuando se decidía a algo no parecía que fuera fácil que lo dejara… a menos que se distrajera. Hasta ahora había pasado seguido pero ahora mismo estaba empecinada en jugar a las escondidas y no parecía dispuesta a retroceder. A Yuki le ponía un poco de nervios. Andar a oscuras escondiéndose y siendo perseguido por una chica loca sonaba peligroso, pero a decir verdad lo que lo asustaba un poco más es que ella fuera a hacerse daño –y a él, de paso, claro- jugando.

-Aguarda, d, déjame pensar… ah… ella ya estaba poniéndose de venda un pedazo de ese vestido que tanto había sido maltratado- bueno, un rato.

Retrocedió unos pasos cuando comenzó a girar. Estuvo a punto de acercarse a sostenerla las veces que se chocaba o parecía perder el equilibrio, pero al final solo retrocedió un par de pasos mientras contaba. Miró detrás buscando un sitio donde ocultarse. No era tan grande en realidad pero en la oscuridad y con ella mareada sería relativamente fácil ocultarse.
Más al fondo, donde no habían explorado, había un baño bien provisionado, dos habitaciones ordenadas –una de ellas parecía en uso y la otra solo una fachada- y una puerta pequeña que servía de armario de limpieza. Decidió seguirle el juego a su protegida y fue a la habitación en uso. Cerró sin seguro y miró alrededor.


-Vamos, no puedo creer que esté haciendo esto -susurró divertido. Afuera la chica terminó de contar. Miró un closet alto, bajo la cama y detrás de una pequeña cortina, pero entonces ella pidió aplauso- ¡Ah, es como el juego de Marco Polo!

Siendo así la cosa era diferente. Aplaudió con fuerza para que ella escuchara. Si era el caso, en ese juego podía cambiar de sitio un par de veces si la eludía lo suficiente, siempre que aplaudiera cuando se lo pidiera. Decidió ponerse detrás de la puerta para escapar cuando pasara. No se dio cuenta en que momento comenzó a divertirse.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Libre] ¿A qué sabrán las flores?

Mensaje por Hayley Queen el Lun Feb 08, 2016 5:58 pm

Espera ansiosa por el aplauso de Yuki que, parece haber corrido a esconderse y cuando escucha aquel sonido, se gira un tercio de su centro, cree haber escuchado el sonido por ése lado y con toda confianza avanza tirando una silla que tiene a un costado. — Ups. — Continúa con su caminar colocando ambas manos frente a ella para estar más segura a la hora de caminar y entre que camina o se tropieza debe de admitir que está bastante divertida; ya hasta se le olvidó que hace un poco de frío con ésas ropas tan ligeras que tiene puestas.

— Yuuukiiii~ Te voy a encontraaaaar~ — Dice en tono cantarín mientras avanza un buen tramo de el espacio en el que se encuentra, entonces se detiene y queda todo en silencio. — ¡Aplaude! — vuelve a pedir, ésta vez escucha el sonido más cerca y casi en una sonrisilla pícara se acerca más y más.

Llega a tocar lo que parece ser el marco de una puerta y accede a ésa nueva zona hasta que su pierna golpea lo que parece ser una cama. Muy lentamente se sube en ésta a gatas, esperando que Yuki esté cerca. — ¡Ji, ji, ji! — Sigue riendo como inocente, ella tiene mucho tiempo que no juega así, le recuerda a cuando pasaba tiempo de calidad con sus hermanos, bueno en realidad sólo con su hermano mayor. De pronto se queda sentada en medio de la cama. Yuki le recuerda a su hermano.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Libre] ¿A qué sabrán las flores?

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.