Sunflower
LINKS RÁPIDOS
GUÍA DE INICIOHISTORIA DE SUNFLOWERREGLAMENTOGRUPO DE FACEBOOK¿BUSCAS AFILIARTE?

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ÚLTIMOS TEMAS

STAFF
KANON INOUE
MP | Perfil
Katsuki Bakugō
MP | Perfil
Deku Midoriya
MP | Perfil
Shōto Todoroki
MP | Perfil
AYLEN DWEIST
MP | Perfil
- En hiatus -

AFILIADOS

Hermanos
Élite
Bad Apple! Codes
Crear foro
Crear foro
Project Fear.less
Loving Pets
Devil Within +18
Lacim Tenebris
Boku no Hero ROL
CRÉDITOS
Skin “Shine!” creado por Runa XIII e inspirado en la colección de tablillas de NympheaKeep it simple”. Un agradecimiento especial para Nymphea por su consentimiento. Un agradecimiento especial a la Asistencia de Foroactivo y los tutoriales de Savage Themes y The Captain Knows Best.

Todos los derechos son reservados. Las imágenes y el contenido alojados en este foro pertenecen a: DeviantArt, Zerochan, Pixiv y a Pinterest y se le acredita a sus respectivos autores.

No está permitido el uso de algún contenido propio de este foro sin permiso alguno. Se original, no copies.

Ésta ambientación está basada en el anime/manga de "Boku No Hero Academia" más se recalca la palabra "Basada" ya que nos reservamos el derecho a considerar qué cosas tomar del mismo como parte de nuestra ambientación, en pos del bienestar del balance del mundo, siempre para conservar un rol tranquilo y disfrutable sin injusticias innecesarias.


{Dominyck} Estúpidos Problemas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

{Dominyck} Estúpidos Problemas

Mensaje por Invitado el Sáb Jun 27, 2015 12:36 pm


Piero salió de clases con su tranquilidad acostumbrada, colgó su liviano bolso en su hombro y se dispuso a salir del recinto sin esperar a nadie; después de todo, el período escolar ya había terminado. Pensó en ir a algún lugar a comer algo camino a casa cuando unas risotadas le llamaron la atención, no muy lejos y casi a la puerta del instituto había un grupo de tres tipos con el uniforme de Miyabigaoka jodiendo a un chico de su clase. Por lo que pudo observar, los de la escuela enemiga parecían bastante mayores, lo más probable es que fueran de tercer grado o tal vez universitarios. Piero se volteó y notó que aún no salían muchos de la escuela y que en esos momentos nadie acudiría a ayudar a su compañero, suspiró, por más que rehuyera de su pasado, no podía ocultar y aplastar siempre su instinto conflictivo. Avanzó a paso decidido mientras se quitaba la chaqueta para tener mayor comodidad, se detuvo frente al grupo arremangándose la camisa. Lógicamente, no sería una pelea fácil, ellos eran tres y Piero no era de los que subestimaban a sus contrincantes.

—¿Qué tal si cambiamos lugares?— Dijo a su compañero de clases, quien le reconoció de inmediato con una extensa sonrisa que pronto se desvaneció en un gesto de angustia. Piero pudo saber de inmediato que se trataba de miedo por que saliera herido, el chico de cabellos claros suavizó su mirada y empujó a su compañero tras él. Se haría cargo el tiempo que pudiese de esos tres tipos, pues no quería utilizar sus habilidades, sólo se conformaría con sus capacidades físicas. El joven de Namimori corrió a la par que los mayores de la escuela contraria se acercaban con total desagrado a Piero.
Piero lanzó su bolso junto a su chaqueta al piso a un costado de él , fue tomado por el cuello de su camisa y alzado por uno de los tipos. Piero empuñó su mano disimuladamente y antes de que el tipo pudiese decirle algo, le propinó un puñetazo que abarcó toda la nariz del tipo; los otros dos le miraron expectantes por la fuerza que poseía, pues la nariz del recién agredido ya estaba sangrando a borbotones. Seguramente ya estaba rota. Piero deshizo su puño y suspiró tras su mascarilla.

«Ahora sí que lo estropeé.» Gimió para sus adentros recordándose a sí mismo que no debería meterse en problemas, pero bueno, que esos sujetos le habían jodido la tarde con su sola presencia.
Otro de los mayores iba a golpearlo tomándolo de sorpresa, pero Piero alcanzó a cubrirse con sus antebrazos aunque fue a caer al piso de bruces. Alzó la mirada fruncida e iba a levantarse para terminar con todo eso de una buena vez, pero entonces una figura alta se presentó frente a él, cosa que sorprendió al joven italiano.
—¿Quién diablos eres?—Farfulló con fiereza, si llegaba a ser otro de Miyabigaoka, entonces podía darse por muerto.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: {Dominyck} Estúpidos Problemas

Mensaje por Dominyck Black el Mar Jun 30, 2015 12:59 am

Hoy por fín estaría impartiendo su primer día de clases. Apenas era su segundo día al llegar a la isla y ya se sentía realmente encantado, el clima era sumamente agradable pese a que estuvo lloviendo un rato en la noche, era cálido y bastante limpio; ni qué decir de la gente. Todos habían sido muy amables con el joven profesor. Y los otros maestros en la academia Namimori también habían sido muy amables en explicarle sus obligaciones y darle un recorrido en ambas escuelas.

Se había levantado muy temprano, casi a las 6 a.m. para darse un baño y alistarse tan elegante con su traje sastre oscuro, preparó su desayuno al puro estilo inglés: Unos huevos fritos, pan tostado y café. Y salió rumbo a la academia para dejar sus cosas listas en el salón de música. El reloj daba las 7:40, tiempo perfecto para llegar ya que las clases empezaban 8:25. Al llegar, se notaba a leguas que era un nuevo profesor ya que despertaba las miradas curiosas de los alumnos al no reconocerlo. El caballero de cabellos platinados sólo iba mostrando una cálida y amable sonrisa a la vez que saludaba a todos con un “Buenos días”.

Su día en sí había transcurrido de lo más tranquilo. Aún no le daban su horario correcto por lo que estuvo casi todo el día metido en el salón de música preparando y acomodando su ahora zona de trabajo. Dieron las 2 p.m. y decidió que era tiempo para retirarse, cogió su maletín, se quitó sus guantes negros y se dispuso a retirarse. Y cuando estaba a punto de salir del edificio notó que había un grupito aglomerado muy cerca de la entrada con un aura bastante negativa. ¿Estarían peleando? Pues lo correcto habría sido que Dominyck llamara al director pero si pasaba más tiempo seguro terminaría en una riña muy fea. Y dicho y hecho, comenzaron a golpearse. Esto ocasionó que Dominyck se acercara a toda prisa al notar que uno de ellos ya sangraba y a otro chico lo tiraban de un golpe.

-¡Alto! Alzó la voz interponiéndose entre los tres sujetos y el chico que estaba en el suelo. Giró su rostro y miró al chico que maldecía. –Está prohibido pelear. Soy profesor y…—Al escuchar que era profesor, los tipos de uniformes distintos salieron corriendo, todo mundo sabía que meterse con los profesores no era lo mejor pues ellos sí tenían la autoridad para reportarlos en sus respectivas escuelas, fueran de Miyabigaoka o de Namimori. Dominyck se quedó con cara de estupefacción al ver cómo huían, pero no hizo nada por perseguirlos, tan sólo suspiró y regresó la mirada hacia el chico albino. -¿Se encuentra bien? Se puso en cunclillas y ofreció su mano para ayudarle a ponerse de pie. -¿Cuál es su nombre, joven?
avatar
Namimori
Profe Instituto


Demi


Masculino
Localización : En la sala de música.


http://sunflower.foroactivo.mx/t190-ficha-gentleman
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: {Dominyck} Estúpidos Problemas

Mensaje por Invitado el Mar Jun 30, 2015 8:45 pm

Piero estaba estupefacto, de todas las personas que podrían haber detenido la pelea justo había sido un profesor quien tenía que verlo en su peor faceta. Un profesor, que ahora que lo notaba, nunca antes había visto. Pasó saliva con dificultad y vio cómo los tres tipos de Miyabigaoka huían ante la presencia del mayor, Piero frunció el ceño molesto ante el comportamiento de esos tipos que hacía nada se hacían los más rudos. Suspiró de mala gana cuando notó que el profesor no hacía nada por seguirlos y él ahora tendría que afrontar los problemas en los que se había metido de manera innecesaria.
Miró al más alto con cuidado y se estremeció en su sitio.

—Sí— Fue lo único que salió de su boca, él no solía faltarle el respeto a los mayores y ahora se encontraba sumamente nervioso por lo que había hecho.—Eh, Piero. ¿Y usted?—Respondió omitiendo su odiado apellido, después de todo, el profesor tarde o temprano se enteraría de el sin necesidad de que se lo dijera. Miró la mano del peli-plata y la tomó con firmeza para levantarse del piso, sacudiendo su pantalón para quitar el polvo de su uniforme, fue recién en ese momento donde notó una punzada en el tobillo que le hizo torcer el gesto del dolor «¿Me torcí?» Se preguntó a sí mismo en ese momento mirando hacia abajo, pero prefirió ignorarlo para poder disculparse como era debido por su actitud borde de hacía unos momentos, antes de eso, miró a su alrededor ahuyentando con la mirada a los pocos testigos que aun estaban ahí, una vez estuvieron solos en su totalidad de nuevo, hizo una leve venia para luego decir con la mirada gacha—Lamento lo de hace un rato, pensé que se trataba de alguno más de ellos.Dijo refiriéndose a la vez que le dijo "¿Quién diablos eres?" desde luego era la peor manera de saludar.

Miró en el piso buscando sus pertenencias las cuales no estaban muy lejos, su chaqueta estaba tan empolvada como su bolso; caminó hacia ellos tratando de ocultar  el dolor que le hacía cojear ligeramente por inercia, los tomó y comenzó a sacudirlos con sus manos para volver a acercarse al profesor dispuesto a recibir la reprimenda que cualquier profesor le daría en su situación, pero antes...—¿Es usted nuevo en nuestra escuela?—La pregunta se resbaló de sus labios, pues le causaba bastante curiosidad tener a un tutor tan joven en la escuela, seguramente las chicas se volverían locas con la apariencia del mayor.—Puede que sea muy popular...—Murmuró más para sí mismo, sin darse cuenta si el peli-plata escucharía aquel comentario o no.
A Piero le daba cierto miedo pensar en la popularidad que podría alcanzar aquel joven profesor sólo en unos días.

Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: {Dominyck} Estúpidos Problemas

Mensaje por Dominyck Black el Miér Jul 01, 2015 3:33 pm

Dominyck se sentía tan inútil en ése momento por no hacer nada al respecto cuando los chicos salieron huyendo. ¿Habría sido bueno perseguirlos? Aunque claro, ése no era su estilo de hacer las cosas. El siempre prefería dialogar y resolver cualquier problema por las buenas. Suspiró casi resignado bajando los hombros, el recuerdo de su madre repitiendo "Eres un inútil, un bueno para nada" retumbaba en su cabeza.

-Soy el profesor Dominyck. Dominyck Black, un placer. Le ayudó a ponerse de pie notando que se había torcido el tobillo, no pudo evitar mostrarse afligido casi como si quisiera lloraqr, y en verdad, no era un "casi"; más bien que sí iba a llorar. -¿Se ha lastimado? Se arodilló para poder ver mejor el tobillo del chico; a Dominyck no le importaba mucho el arrodillarse para ver en qué podría ayudar al jovencito frente a él.

Quizás podría cargarlo hasta la enfermería aunque el caballero no era específicamente muy fuerte, pero podría intentar. -Oh, no es nada, joven Píero. Es comprensible ya que le molestaron sin más. En cuanto notó que el chico comenzaba a buscar sus pertenencias no dudó en ayudarle con la mochila. -Yo debería disculparme ya que no pude hacer nada. ¿Eran alumnos de la otra escuela?... ¿Cómo se llama?... Se quedó pensativo al momento en que recobraba la compostura y se cruzaba de brazos colocando una mano sobre su mentón. -Miya... Miya algo. No recuerdo bien. Soltó un suspiro y tomó su maletín soltando la correa de ésta para poder atraversarla sobre un hombro y su pecho para no cargarla con las manos.

De nuevo, ésa amplia y casi deshinibida sonrisa a la par que asentía. -Así es. Hoy fue mi primer día aunque sigo esperando mi horario para impartir clases. Su cabeza se ladeó y sus hombros se elevaron despreocupadamente, era casi increible cómo es que existía alguien tan relajado y... fresco, por no decir otra palabra a la hora de expresarse, era demasiado caballeroso y gentil con cada palabra que ocupaba al hablar, su comportamiento físico también era delicado y sutil. Miró al chico y arqueó una ceja un momento. -¿Eh? ¿Popular? Dijo señalándose a sí mismo. -No comprendo... ¿Por qué me volvería popular?

Pobre e ingenuo Dominyck.
avatar
Namimori
Profe Instituto


Demi


Masculino
Localización : En la sala de música.


http://sunflower.foroactivo.mx/t190-ficha-gentleman
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: {Dominyck} Estúpidos Problemas

Mensaje por Invitado el Miér Jul 01, 2015 7:11 pm

Piero asintió ante el nombre del mayor, guardándolo en su memoria, aunque le llamó un poco la atención que se tratase de un nombre extranjero como el suyo. Pero más se sorprendió al ver la mirada adolorida del señor Black que le preguntaba por su condición, cosa que extrañó a Piero.

—Estoy bien, se pasará pronto… creo.—Alzó sus manos extendidas tratando de calmar al mayor, ciertamente ya se había lesionado con anterioridad, afortunadamente nada de gravedad que lo indujera al hospital y ésta lesión no era la excepción. —Por favor levántese, estoy bien de verdad.—Insistió Piero al ver que su profesor se arrodillaba ante él, pues cualquiera podía malentender esa situación.

Cuando escuchó al mayor restándole importancia a su comportamiento, le volvió a mirar sorprendido. Nunca antes había conocido a un profesor tan ¿amable? ¿calmado? ¿despreocupado? En realidad no sabía cómo definirlo, pero era bastante curioso e interesante para el joven Piero que conocía sólo dos tipos de adultos: Los brutos, severos y crueles; y las personas sumisas, frágiles y abusadas. Pero el señor Dominyck Black no parecía ser ninguno de los dos, para nada. En ese momento el profesor le ayudó a cargar con su mochila, pero el joven se negó a dejarlo tomar su pesado bolso, sin embargo le agradeció con otra reverencia—No es necesario, no se preocupe.— En esos momentos agradecía tener la mitad de su rostro oculto bajo una mascarilla ya que su expresión se mantenía sorprendida. Carraspeó y luego murmuró con desdén.—Miyabigaoka.—Sólo decir aquel nombre le causaba disconformidad, sobretodo ahora que había pasado por algo relacionado con ellos recientemente.

—Oh, entonces sea bienvenido.— Afirmó al notar la felicidad del mayor al dar su respuesta—¿Y es profesor de qué?—Inquirió con curiosidad, pues el peli-plata parecía de las personas que podía ser buena en cualquier cosa. No pudo evitar soltar una risilla que intentó cubrir con el dorso de su mano al ver la reacción tan inocente del mayor ante su comentario, intentó omitir su risa y luego suspiró para negar ligeramente con su cabeza—¿Es enserio?—Preguntó sin creérselo del todo, al ver que la expresión del mayor no se alteraba, volvió a caer en la incredulidad, soltó un suspiro—Es… bueno es que usted es nuevo y joven. Y las chicas… —Se rascó la nuca con nerviosismo.—Bueno, olvídelo.—Meneó su mano de un lado al otro restándole importancia.

Piero observó a su alrededor nuevamente notando que ya nadie se detenía a observarlos, entonces alzó los hombros—Eh, sé que no debería decirlo pero… ¿podría omitir todo esto del Director?—Se sintió bastante aprovechador con aquella petición, pero verdaderamente quería ahorrarse los problemas. Había logrado estudiar allí dos años sin tener que acomplejar a su madre con nada de la escuela y no quería que ésta fuese la primera vez. —Por supuesto no espero que lo haga sin más, lo pagaré.—Aseguró con voz firme—Haré lo que quiera así que por favor.—
Su actitud podía cambiar terminantemente, pues en su personalidad responsable aún quedaban vestigios de su pasado turbio y conflictivo que se negaba a abandonar del todo.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: {Dominyck} Estúpidos Problemas

Mensaje por Dominyck Black el Jue Jul 09, 2015 1:33 pm

-¿Está usted seguro? ¿No quiere que lo lleve a la enfermería? Podría tener un esguince o algo. Pero no quiso indagar mucho, no lo iba a obligar si no quería, pero si aceptaba su ayuda haría todo lo que se encontrara a su alcance para hacer más ameno el trato hacia el joven Píero.

En la cara de Dominyck parecía que poco a poco se dibujaba una estúpida sonrisa de satisfacción, pero no malinterpretemos, no sentía placer por ver al joven lastimado, o por hacer que a cada rato se dispensara diciendole que no era necesaria la ayuda, él sonreía porque se sentí útil y le agradaba hacer aquello. Ésa era la razón.

-Oh, impartiré la materia de música, específicamente en piano. Pero seguía confundido por lo que había mencionado el joven Píero. ¿Él en qué sería popular? No es que destacara en muchas cosas; sí, era bueno tocando el piano y había sido un buen estudiante, pero no era ni remotamente bueno para el deporte, de hecho se presume de tener una pésima y asquerosa condición física. -En.. serio... Volvió a repetir aún con gran curiosidad, no sabía y seguía teniendo cara de estúpido por no saber a qué se refería. Y aún con la explicación un tanto burda, no supo a qué se refería.

Suspiró y se encogió de hombros, no daría tantas vueltas en el asunto si no era importante. En eso, su expresión se vio un tanto turbada al arquear una ceja y expresar impresión en sus ojos. -Uh... La verdad es que no había visto nada malo por parte del chico albino; para los ojos de Dominyck, los únicos culpables habían sido los chicos de Miyabigaoka. -Oh, no hay problema, usted no ha tenido la culpa. Se pasó una mano por entre las hebras de su cabello y musitó en voz baja casi hablando más para sí mismo. -Quizás debería ir y reportarlo en la otra escuela... Lo que Dominyck no sabía era que incluso los profesores y el mismo director eran gente déspota con los de "baja" categoría, o sea los integrantes de Namimori. Y la expresión del mayor no se hizo esperar, negó rotundamente aquello. -No se preocupe, no tiene que pagar nada. Como dije, no ha hecho nada malo.

Pero algo pareció entrar en los pensamientos del profesor. -Bueno, podría pedirle un favor. Se quedó pensativo. -Aún no conosco bien la ciudad y me haría bien un guía, claro si es que está disponible. Y así como vuelan los chismes, un par de chicas pasaron cerca de los dos caballeros susurrando cosas y mirandoles con con cierto interés. Dominyck no hizo más que suspirar. -Ah... Éstas jovencitas de ahora. Hizo un ligero mohín con los labios. -Tan pequeñas y ya andan coqueteando con usted.

Dominyck, en verdad eres un idiota.
avatar
Namimori
Profe Instituto


Demi


Masculino
Localización : En la sala de música.


http://sunflower.foroactivo.mx/t190-ficha-gentleman
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: {Dominyck} Estúpidos Problemas

Mensaje por Invitado el Mar Jul 14, 2015 8:47 pm

La amabilidad del profesor le hizo soltar un suspiro para luego concluir su mueca en una sonrisa tenue que se escondió desapercibida tras su mascarilla, se llevó una mano hacia la cintura y luego de ladear su cabeza con sutileza y observar su tobillo, murmuró.
—Está bien, vayamos a la enfermería. — Arguyó con humildad, la verdad es que le había simpatizado bastante que alguien se preocupase por él, además, no le vendría mal hablar un poco más con aquel inocente profesor que podía llegar a serlo incluso más que un niño. La verdad es que no pensaba que lo de su tobillo fuese algo tan serio, pero al menos así podría calmar al señor Black de alguna manera. Bueno, tampoco estaba de más asegurarse él mismo de que estaba bien.

En cuanto pensó en iniciar la marcha dentro del establecimiento escuchó las palabras del mayor, las cuales lo detuvieron antes de comenzar a caminar siquiera y llevar su mirada al cielo.—Le viene bien. Aunque yo soy pésimo con la música— Admitió tocando su barbilla, dirigió su mirada al peli-plata. Tras la respuesta del mayor soltó una risa, verdaderamente no podía creer que hubiese un adulto tan inocente, el solo ver su expresión le dejó en claro que el profesor estaba hablando en serio. Piero esta vez no lo pudo evitar, rió no con sorna ni con la intención de burlarse, solamente le causaba gracia, pero no iba a hablarle sobre cosas innecesarias pues lo más seguro es que con el tiempo se diese cuenta.

—¿No la tuve?— Respondió con incredulidad, estaba acostumbrado a meterse en problemas y que por su apariencia y conducta le atribuyeran siempre toda la culpa, arrugó el entrecejo un poco confundido y, alcanzando a escuchar las suaves palabras del señor Dominyck, negó frenéticamente con su cabeza—Mejor deseche esa opción cuanto antes… no le oirán ni por pena.— Murmuró de mala gana.— Así es como son las cosas, señor Black— Dijo para ahorrarle el gasto de energía que ameritaría ir a reportar un incidente minúsculo. —Además usted lo ha dicho, no ha pasado nada ¿verdad? Puede estar tranquilo— Habló con suavidad, el mayor parecía una buena persona, definitivamente a Piero no le gustaría que hagan de él una burla en esa escuela que parecía de otro mundo. —Gracias—Murmuró nuevamente ante la amabilidad del mayor por no querer reportarlo.

Cuando escuchó la voz sugerente  del profesor, le observó detenidamente, no podría haberse esperado otra cosa del mayor—Así que es nuevo en la ciudad también, —Musitó con agrado—cuando usted quiera—Aceptó  sin mayor problema.— sólo basta con decirme y estaré ahí.—Prometió revolviéndose los cabellos de la nuca. En ese momento pasaron unas chicas susurrándose cosas que Piero pudo adivinar de inmediato: El profesor ya había llamado la atención de las estudiantes y ni siquiera había pasado una semana.
«Wow, eso fue rápido» Pensó para sí mismo justo antes de que el mayor dijera eso. Piero le miró atónito y luego golpeó su frente con su palma.
—Esas chicas estaban hablando de usted— le señaló acusadoramente con el dedo índice —Piénselo. Llevo años aquí, ya me conocen al menos de vista; es usted quien levantó su interés.— Explicó alzándose de hombros.—A eso me refería con que sería popular. Mejor tenga cuidado o en unas semanas podrían comérselo vivo.

Dicho esto, comenzó su ridícula marcha coja hacia el interior del instituto. Sobre so hombro llevaba su bolso y el la mano libre llevaba colgando su chaqueta sin ningún cuidado. Cada vez que afirmaba el pie le daba una aguda punzada y como no era masoquista se veía obligado a caminar raro; aunque la idea no le gustaba para nada ya que no quería lucir  débil o frágil.—Si no me equivoco, la enfermería está… ¿en la segunda planta? —Dijo por lo bajo—bueno, nunca antes he ido.—Admitió soltando un suspiro. El único consuelo que le quedaba a Piero, era que el chico de su clase al menos ahora estaba bien, en casa y que ya casi no quedaban alumnos que le viesen de esa forma.

Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: {Dominyck} Estúpidos Problemas

Mensaje por Dominyck Black el Miér Jul 15, 2015 12:55 pm

-La música es buena para el alma, aunque no todos tengamos las mismas habilidades para ello. Yo, por ejemplo: Soy bueno para tocar el piano, pero soy pésimo en cualquier deporte. Mencionó con algo de vergüenza reflejada en sus palabras acompañadas de un tenue sonrojo en sus mejillas. Su andar era parsimonioso y lento, no quería apresurar al chico si de por sí ya tenía problemas para avanzar con ése tobillo que ya empezaba a inflamarse. -¿Eh? Su rostro se giró atónito en dirección del joven Píero. ¿Que era innecesario? Pero se trataba de una institución, seguro escucharían su petición. -Bueno, no creo que así sean las cosas. Las escuelas como instituciones deben de estar al pendiente de lo que hagan sus alumnos.

Recto y respetuoso, así había formado su criterio. No pensaba ir ése mismo día, pero no desistiría en su idea de hablar con el director de Miyabigaoka, seguro entendería si se lo comentaban de buena manera, y para eso estaba Dominyck.

Se sentía animado, en verdad estaba feliz de saber que el joven Píero accediera a su petición. -¿En verdad? Muchas gracias. Musitó sonriendo de oreja a oreja; si fuera un animal, bien se compararía con un perro meneando la cola de la felicidad. -Sólo he visto algunos lugares por fuera. Y bueno, no conosco a nadie como para pedir que me acompañáse a un karaoke o algún lugar recreativo. Suspiró rascándose su mejilla. Ésa parecía ser la única desventaja del mayor siendo que al comenzar una vida nueva lejos del hostigamiento de su desinteresada madre y del bullying que sufrió cuando adolescente. Su vida había sido algo solitaria.

Sus ojos se abrieron como platos y su expresión aunque permanecía tácita por un momento parecía mostrar impresión. -¿De mí? Se señaló con su dedo índice. ¿Por qué llamaría la atención? No tenía nada de especial y él mismo por su baja autoestima se consideraba "feo"; o al menos que no era atractivo como para llamar la atención de las jovencitas, a menos que tuviera algo en el rostro o sus ropas presentaran alguna desfachatez. En automático se revisó si no tenía nada malo en sus vestimentas y al no notar nada, intuyó que se trataba de algo en su cara. -¿Acaso tengo algo en el rostro? Un ingenuo total, pese a que Píero le había reafirmado directamente que sería popular. Ahora sintió un pequeño vacío en el estómago. ¿Que se lo iban a comer? ¿Quiénes? -¡¿Eh?!

Su expresión se suavizó un poco, la verdad es que no sabía donde se encontraba la enfermería y ya había notado que el chico caminaba raro. -N-no lo sé. Musitó, sería un castigo hacerle ir con ése pie malo mientras dan vueltas por la escuela en busca de la enfermería, así que hizo lo primero que se le ocurrió. -Joven Píero, le pediré que suba a mi espalda. Se puso frente al chico y se agachó lo sufiente para que éste pudiera subirse. -Será más fácil si lo llevo así. No se preocupe.
avatar
Namimori
Profe Instituto


Demi


Masculino
Localización : En la sala de música.


http://sunflower.foroactivo.mx/t190-ficha-gentleman
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: {Dominyck} Estúpidos Problemas

Mensaje por Invitado el Jue Jul 16, 2015 8:17 pm


—¿Enserio? Pues no parece así— Alzó una ceja con incredulidad, las palabras del mayor eran certeras en cuanto a que cada uno poseía sus propias habilidades, pero Piero nunca hubiese imaginado que el peliplata sería malo en deportes. Bueno, viéndolo de cierta manera también era tranquilizante saber que no era perfecto. Soltó un suspiro, no estaba de mal humor, incluso pareciese que no era capaz de enojarse con el profesor, pero de verdad que no quería que lo hiciera —De verdad, no lo haga.— Dijo esta vez con un tono más calmado —No ha pasado nada grave, lo más seguro es que se defiendan diciendo que le partí la nariz a uno de sus alumnos. Usted es muy correcto, pero también hay personas que no lo son.— Hizo una pausa mirando hacia el piso —No digo que todos los de Miyabigaoka sean malos o esas cosas, tampoco digo que todos en nuestra escuela sean como usted. Pero estas cosas pasan de vez en cuando, ya se va a dar cuenta con el tiempo.—

El profesor Black le había agradado, por lo que había observado, era alguien bastante fiel a sus ideales. Además de que lo había ayudado, Piero no quería que le fuesen a bajar la moral de alguna forma. No conocía a los altos cargos de la escuela contraria, pero tampoco creía necesario que fuese hasta allí por un incidente "tan poca cosa" como lo consideraba Piero.

La alegría del mayor le llamó la atención, parecía casi un niño con ojos brillantes y sonrisa animada, Piero asintió— N-No es nada— tartamudeó entorpecido por el nerviosismo. Felicidad pueril del mayor era bastante inusual en un adulto. Tal vez Piero debería dejar de considerarlo como los demás, el joven peli-plata frente a él era la excepción de los adultos que conoció en su vida. Una agradable e inocente excepción. —Eso suena bien, un lugar recreativo...— Pensó en algo que pudiese agradar al mayor.—Hay muchos lugares, podría ser la pista de patinaje o el mismísimo karaoke— El señor Black parecía algo tímido diciéndole eso, así que Piero no pudo evitar esconder una sonrisa tras su mascarilla—Bueno, podemos ir donde quiera. Tenemos todo el tiempo en adelante para visitar distintos lugares, yo lo acompañaré cuando quiera— Se ofreció para acompañarlo en cuanto quisiese conocer otros lugares, dentro de la escuela podían tener una relación profesor-alumno, pero eso no significa que fuera no pudiesen ser amigos. Al menos para Piero no sonaba ridículo o fuera de tono.

—Sí, de usted.—Reafirmó con naturalidad, su risa aún no había cesado cuando nuevas carcajadas surgieron desde su estómago. La inocencia del mayor le causaba cada vez más simpatía, se agarró el estómago riendo y uno de sus ojos comenzó a lagrimear. Mientras se secaba dicho ojo intentó enderezarse a la par que comprimía su risa—Lo siento es que me parece divertido… Y no, no tiene nada en la cara.— Se rascó la nuca un poco incómodo—Lo que tiene es que es guapo, atractivo. Es el tipo que le gusta a las chicas— Arguyó con un poco de vergüenza que supo pasar desapercibida. —Y no se asuste, no es literal. Me refiero a que puede que estén mucho tiempo tratando de hacerse las lindas con usted… o ¿algo así?— Piero no era el más indicado de hablar sobre chicas, la verdad era que la única mujer que conocía más o menos era a su madre, pero ella no era comparable con las chicas jóvenes. Para nada.

Ante el gesto del mayor ahora era Piero el anonadado—¿¡Qué?! ¡Ah, no! No es necesario, de verdad.— Gimió a la vez que sacudía sus manos con frenesí frente a sí mismo, sentía su cara arder. Si se paseaba así por toda la instalación sería bastante vergonzoso para él—Le agradezco pero...— Tomó su mascarilla y la estiró hacia arriba para cubrir mayor parte de su cara— Es malo con los deportes ¿cierto? Se cansará si me lleva a cuestas por todas partes—Recordó tratando de usar las palabras del mayor como salvavidas. —¿Que no me preocupe? Por supuesto que lo hago, no quiero que se esfuerce tanto, sólo duele un poco— Por supuesto, estaba mintiendo. La verdad era que si le apretaban un poco el tobillo se echara a gritar como loco, pero de verdad le apenaba utilizar así a un profesor la primera  vez que se conocen.


Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: {Dominyck} Estúpidos Problemas

Mensaje por Dominyck Black el Miér Ago 05, 2015 8:14 pm

El rostro del profesor había enrojecido lo suficiente como para que le saliera humo de la cara, y es que eso de que era “atractivo” no lo consideraba él mismo y que se lo dijera alguien más era casi increíble, o más bien improbable. Pero dejaría el tema al aire; el profesor Black era demasiado tímido y se avergonzaba con facilidad como para querer seguir escuchando que era un hombre atractivo; además, sólo había tenido una pareja en sus 28 años aunque no había sido su relación del todo perfecta, quizás también por eso vivía con la idea de que era un hombre feo para sólo tener una pareja en tantos años. Un hombre bastante inexperto a decir verdad.

No esperaba un no por respuesta en cuanto a su petición, y pese a que el otro se había negado, no esperó y lo tomó de los brazos para subirlo a su espalda. Con él encima lo acomodó para que sus piernas rodearan los costados del señor Black y así emprender su caminata hacia la búsqueda de la enfermería. –Disculpe que no respete su decisión, joven Píero. Pero no permitiré que camine con ése tobillo inflamado. Estoy seguro que no podría dar un paso más.

Y mientras caminaba, pequeñas gotas de sudor se alojaban en su sien; aún no se cansaba pero el peso era otra cosa, así que lo mejor era no perder el tiempo y avanzar lo más que pudiera dentro de la escuela para llevarlo a la enfermería. Claro que se detuvo con el chico albino a cuestas tanto como para tomar aire como también para pedir indicaciones a alguna maestra del lugar. Y ya localizado el lugar quedaba algo claro. –La enfermería está en el segundo piso de éste edificio. Según lo que me dijo la profesora, hay una enfermería en cada edificio de Namimori. Dijo con un tono ligeramente agotado al momento de empezar a subir las escaleras.

Pero la pésima condición del señor Black no quiso ayudar en lo mínimo posible y a media escalera sus rodillas temblaron. Ése era un momento incómodo para él. –Lo siento, joven Píero… Pero ya no aguanto más… Su cara estaba empapada en sudor al igual que sus ropas. Lo ayudó a bajarse con sumo cuidado de no hacer ningún movimiento brusco para su tobillo y cuando el joven Píero estuvo recargado en la pared, se quitó el saco, aflojó el nudo de su corbata y desabotonó un poco su camisa para dejar de sentirse sofocado. –Ah… En verdad lo siento… Pero estamos cerca ¿Cree poder subir?
avatar
Namimori
Profe Instituto


Demi


Masculino
Localización : En la sala de música.


http://sunflower.foroactivo.mx/t190-ficha-gentleman
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: {Dominyck} Estúpidos Problemas

Mensaje por Invitado el Dom Ago 09, 2015 11:45 pm

Piero con dificultad puedo eliminar las ganas de alzar ambas cejas al ver el sonrojo tan notorio en el mayor, nunca esperó que fuese alguien tan poco consciente de su aspecto físico. Es que lo normal era que supiese que al menos era lo suficientemente atractivo para llamar la atención mientras caminaba por la calle ¿en verdad nunca se dio cuenta? Alzó los hombros en un símbolo de rendición ante la inocencia del mayor que cada vez le agradaba más.

Antes de darse cuenta, fue alzado sobre la espalda del peli-plata, cayendo en una gran sorpresa que le dejó mudo por los primeros segundos en su espalda.
—¡E-Espere!— Dijo una vez arriba de su espalda, pero guardó silencio ante la disculpa de su profesor, frunciendo los labios. Tal vez lo mejor era rendirse ante la buena voluntad del otro, aunque sea sólo por esa ocasión, porque aunque se tratara de algo a lo que se había negado, el señor Black había persistido y hasta se había disculpado. Todo por su terquedad. —Gracias.— Murmuró dejando de balancearse para así facilitarle el paso al mayor.

A medida que avanzaban, Piero quería esconder su rostro cada vez más bajo la tierra, es que normalmente no le gustaba ser el centro de atención y siempre estaba evitando ser muy vistoso dentro del Instituto, pero ahora, no podía dejar de llamar la atención que fuera sobre la espalda del profesor, lo único bueno, era que casi ya no habían personas que los observasen.
—¿En cada edificio? Vaya, pensaba que solo habría una en toda la escuela— murmuró sin dejar de afirmarse de los hombros del mayor por temor a caerse —aunque ahora que lo pienso, estaría copada si fuera así— No se le pasó por alto la voz del mayor, lo más seguro es que a ese punto estaría agotado. Eso Piero lo sabía.

Y como esperaba, a mitad de la escala el profesor se dio por rendido, con su ayuda, bajó con el cuidado pertinente para no hacer doler su tobillo y se apoyó en la pared mientras observaba al adulto. —Estuvo bien, profesor. Resistió más de lo que imaginé, parece que no tiene tan mala condición— dijo a la par que le extendía su pañuelo para que se secara el sudor. —además, soy pesado, subir las escaleras debió haber sido duro ¿no?— Y entonces el mayor se aflojó la corbata y se abrió la camisa. Piero soltó un suspiro y se deshizo de la mascarilla, revelando su rostro por primera vez al mayor, ya no necesitaba ocultarse. Al menos no de él. —Por supuesto, estoy bien.— Tranquilizó al señor Black con una tenue sonrisa para luego afirmarse de la pared y comenzar a subir con cuidado y a paso lento por las escaleras. —¿Y usted? ¿Está bien?— cuestionó por el cansancio del mayor. Y no fue hasta el momento en que se volteó a mirarlo donde se fijó que lucía realmente genial con una fachada más desordenada e informal. Frunció los labios sorprendido de sus propios pensamientos y desvió la mirada, si llegaba a decírselo, ¿qué pasaría con la timidez del mayor?

—Ahora mismo... ¿tiene algo más que hacer?— Cuestionó rascando su mejilla, no era como si quisiese retenerlo, incluso, dentro de la enfermería lo más seguro es que no tuviesen de qué hablar, pero quería seguir conociéndolo.—Porque, si está muy ocupado puede dejarme aquí—Alzó los hombros restándole importancia.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: {Dominyck} Estúpidos Problemas

Mensaje por Dominyck Black el Mar Sep 01, 2015 7:51 am

Las pequeñas gotas de sudor se aglomeraban sobre su frente, algunas caían sutilmente por su cuello y de no ser por la amabilidad del menor al ofrecerle el pañuelo estaría más mojado que una sopa. –Ah, muchas gracias. Musitó al secarse las gotas de sudor de la frente y el cuello y acto seguido usar dicha tela para abanicarse el calor. –Permítame quedarme con el pañuelo y se lo entregaré mañana a primera hora; limpio, por supuesto. Aclaró, pues se le hacía de muy mala educación entregar la tela así sin más. Su rostro negó con sutileza mientras seguía abanicándose. –No creo que sea pesado, es sólo que yo soy muy débil y flojo.

La forma en que se había desabotonado la camisa dejando a la vista lo pálida de su piel le servía lo suficiente para recuperar el aliento; sin embargo no caía en cuenta de que le observaban.  El señor Black pensaba en una manera de subir a Píero los escalones que hacían falta y llevarlo a la enfermería con sumo cuidado, por lo que andaba distraído en sus pensamientos y no fue hasta que regresó la vista al jovencito que notó su ausencia de mascarilla. Lucía bastante bien, un joven atractivo, o al menos así lo veía el mayor. Si Píero escondía su rostro sólo por esconderlo, según el juicio del señor Black, era una lástima por esconder tan bello rostro.

Su rostro enrojeció y no puedo más que desviar la mirada por unos escasos segundos sólo para después regresar la mirada al chico, se quedó en silencio y negó con su característica amabilidad. –No, la verdad no tengo planes. Y su rostro quedó en sorpresa. -¡Por supuesto que no! No pienso dejarlo aquí. Se puso de pie acercándose lo suficiente al chico. -¿Cree poder subir lentamente? Apóyese en mi hombro si es necesario. Y como Dios le dio a entender, comenzó a subir paso a paso los escalones con sumo cuidado como si él fuese la persona herida. –No se preocupe, no pienso dejarlo aquí.

Fue un largo camino, metafóricamente hablando, pero por suerte pudieron subir lo que quedaba de las escaleras con facilidad. Sólo faltaba seguir en línea recta por el pasillo hasta toparse con la enfermería y esperaba hacerlo pronto pues no sabía si la hinchazón del pie de Píero parecía empeorar un poco o sólo era su imaginación.
avatar
Namimori
Profe Instituto


Demi


Masculino
Localización : En la sala de música.


http://sunflower.foroactivo.mx/t190-ficha-gentleman
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: {Dominyck} Estúpidos Problemas

Mensaje por Invitado el Vie Sep 11, 2015 3:49 pm

Alzó los hombros restándole importancia, realmente él no utilizaba mucho aquel pañuelo por lo que no tenía prisa en que se lo devolviesen, pero si se negaba, la amabilidad del profesor volvería a salir. —Está bien, puede devolvérmelo en cuanto pueda, no hay prisa.— Alzó su palma con una sonrisa tenue, su gesto se mezcló con sus palabras que brotaron de manera suave para no parecer borde. Soltó una risilla ante el comentario del mayor. —Entonces tal vez debería ejercitarse más o se pondrá flácido.— Bromeó cruzándose de brazos y con una sonrisa ladina.

Guardó su mascarilla en el bolsillo de su pantalón por mientras, el calor le agobiaba un poco y eso que no había hecho nada; de sólo imaginarse lo que el peliplata había hecho se quedaba casi sin energía ¿Subir con un peso sobre la espalda con ese calor? Eso le cansaría hasta a él, el joven imaginó que tal vez esa era la principal razón del enrojecimiento repentino en el rostro del mayor. Piero asintió y se apoyó en el mayor sin poner resistencia, si era así entonces no tendría por qué avergonzarse de caminar con ayuda, a la vez no podía evitar sentirse cada vez más simpatizado por el adulto que reaccionaba frecuentemente con preocupación hacia él.
—Está bien, gracias por su ayuda.— Dijo casi calmando al otro. —Era sólo una sugerencia… pero me alegra— admitió observando sus propios pasos que le llevaban con cuidado a la enfermería —Hubiese sido aburrido quedarme solo.

Gracias a la ayuda del contrario, pudieron llegar arriba sin mayor problema; Piero casi no sentía su pie por lo que imaginó que estaba mejorando, sólo un poco más y podría tomar un antinflamatorio para así volver a casa sin complicaciones. Se detuvo frente a la puerta que exhibía un cartel que indicaba el lugar como la enfermería; abrió con su mano libre sin soltarse de la otra extremidad del profesor.
—Lamento la intromisión.— Anunció antes de mirar al interior, donde una enfermera se volteó  en su silla.
—Ah, —Dijo la mujer mirando a los dos varones recién llegados, sin poder reconocer a ninguno de los dos. —adelante, díganme el problema.— Piero observó de reojo al señor Black como intentando dar una señal de lo que estaba apunto de decir.
—Sí, lo que pasa es que me torcí en las escaleras y el profesor me ayudó a llegar acá ¿cierto?— Obviamente era una mentira, no podía decir de la nada que se había puesto a pelear frente a la escuela, asique sólo dijo una mentirilla piadosa., después de todo, tampoco era una mentira tan alejada de la realidad ya que su pie sí estaba así por una torpe torcedura.  —Pero no duele mucho.— Volvió a sonreír con ligereza, en ese momento notó que estaba mostrando su rostro a la enfermera, lo que le incomodó un poco, bueno, mucho. Deshizo su sonrisa con rapidez y desvió la mirada con desdén por sí mismo y su costumbre de no querer ser visto por nadie desde que vivía en Italia. Ocultar su rostro siempre le había convenido en todo.


Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: {Dominyck} Estúpidos Problemas

Mensaje por Dominyck Black el Miér Sep 23, 2015 1:21 am

Su rostro enrojeció, tenía toda la razón en que debía ponerse a hacer ejercicio; pero es que le pesaba tanto. Uno bien podría pensar que como el profesor Black era tan caballero, tan recto y responsable no tendría defectos, pero lo cierto es que era un perezoso de primera; si él pudiera quedarse flojeando todo un día entero, lo haría y no habría quién le ganase al respecto. –Jejeje. Debo tenerlo en cuenta, no quiero verme flacidito. Y sin querer aquel diminutivo había salido de sus labios tan naturalmente que ni él se había dado cuenta de ya estar tomándose la libertar de hablar de una forma tan “informal” con el joven Píero.

-Bien, entonces vamos. Le dijo mientras rodeaba la cintura del contrario para tener un mejor centro y que ambos no cayeran por las escaleras cuesta abajo; poco a poco empezaron a subir. –Para mí habría sido una falta de respeto dejarlo aquí. Mencionó con una amplia sonrisa en sus labios, faltaba poco para llegar y le agradecía al destino porque así fuera porque ya sentía que estaba dando su último respiro.

Cuando al fin la sala de la enfermería se presentaba frente a ellos un alivio se cruzó en sus pensamientos, ambos entraron y pidieron permiso como era debidamente. –Con permiso. Pronto la enfermera se acercó y por un momento no se supo si no sabía a quién iba a atender; al joven rubio encorvado o al adulto con cara de desgracia por el cansancio. Dominyck ayudó al chico a sentarlo y ya con las manos libres se acomodó un poco el cabello pero aún dejó los botones de su camisa algo abiertos para que se refrescara. -¿No duele? Preguntó la enfermera y en el acto presionó el tobillo del chico.

Por un momento, Dominyck sintió el dolor que había expresado el rostro de Píero y eso que a él no le dolía nada. –Pues, no pudo caminar por sí solo. Ah, no se preocupe yo me haré cargo de él. Puso una mano sobre su pecho. –Soy el nuevo profesor de piano, Dominyck Black. Así que puede confiar en mí. La enfermera asintió y se dispuso a buscar en un botiquín de primeros auxilios un bote de crema desinflamatoria y unas vendas; le pidió un poco de ayuda para sujetar al chico ya que “quizás le dolería” porque iba a darle una sobada a su tobillo y después le pondría el vendaje.

El mayor se encogió de hombros y se acercó al costado del chico. –Por favor, resista joven Píero. Dicho eso, lo sujetó de los hombros apenas colocando las palmas sobre éstos. Estaba dispuesto a colgarse de él si hacía falta.

avatar
Namimori
Profe Instituto


Demi


Masculino
Localización : En la sala de música.


http://sunflower.foroactivo.mx/t190-ficha-gentleman
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: {Dominyck} Estúpidos Problemas

Mensaje por Invitado el Dom Oct 11, 2015 10:28 pm

La risa del tutor hizo que la tensión de Piero disminuyera, aunque no lo demostrara, de todas formas le preocupaba llegar a contrariar al mayor con sus problemas; el estudiante no era demasiado amable a primeras tampoco, asique estaba ligeramente tenso de decir o hacer algo que molestara al profesor, pero por fortuna sucedió todo lo contrario. Eso sin contar la sorpresa que se llevó al saber que el mayor también usase diminutivos.

—Mh. Puede ser, pero tampoco era una obligación, como sea… gracias de todos modos.— Habló por lo bajo con una sutil sonrisa, ciertamente Piero era un joven que no sabía cómo expresarse adecuadamente con los demás, pero poco a poco lo intentaba, si era así entonces de seguro algún día aprendería a ablandar lo suficiente sus palabras; poco a poco. Soltó un par de carcajadas ante el comentario ajeno, es que le parecía tan extraña la gigantesca amabilidad del mayor que no cabía en sus cabales. Piero siempre estuvo acostumbrado a ser abandonado, a que jugaran con su confianza, tanto que ya ni le importaba recordarlo… pero de alguna forma se sentía aliviado de que no todas las personas fuesen iguales a sus padres.

El profesor Black le ayudó a tomar asiento con cuidado de no hacer doler su tobillo, de repente, su mirada estaba fija en su pie y por primera vez desde que se hirió pudo ver la inflamación tan grotesca que tenía que, además, se conjugaba a unas curiosas tonalidades violáceas y azuladas. Piero suprimió una mueca de dolor, limitándose sólo a arrugar su entrecejo como toda muestra de la infernal punzada que viajó desde su tobillo hasta la punta de los de su pie, y hasta gran parte de la pantorrilla; sin duda era una mala señal. —Un… poco...— Volvió a repetir hundiéndose en su orgullo de adolescente, pero entonces la indicación de la enfermera le alertó ¿sujetarlo? ¿tanto iba a doler? El joven rubio alternó su mirada entre la enfermera y el profesor mientras se preparaban cada uno a lo suyo, el chico alzó sus manos y comenzó a agitarlas de un lado a otro. —No es necesario, no creo que duela tan...to.— Al final dudó cuando sintió las manos ajenas posarse sobre sus hombros, había algo que le daba mala espina y estaba seguro de que no se equivocaba; dejó pasar saliva inadvertidamente y se tensó a cuerpo entero cuando la enfermera sacó una crema extraña que probablemente utilizaría para el masaje.
Con el primer tacto de la mujer su pierna se recogió inconscientemente y con rapidez, desvió la mirada con el ceño fruncido y con ambas manos apretaba la superficie de la camilla para evitar hacer cualquier sonido o morisqueta extraña; si era un hombre no debía quejarse ¿no? Además, había dicho que casi no dolía ¿no? Pero no podía negar que el tobillo le dolía a mares y el único consuelo que le quedaba era saber que con ello se mejoraría más pronto. Las manos del profesor Black le sujetaban más firme de lo que se esperó, mordió una parte de su labio inferior por dentro y cerró los ojos.
—Ya falta poco.— Sintió la voz de la mujer mientras él luchaba por no mover su pierna de forma imprudente y pasar a golpearla, no era como si se hubiese herido por primera vez en su vida, pero las punzadas venían una tras otra por su pierna y, sinceramente, el dolor ya le estaba molestando, casi irritando.

Cuando la friega terminó y comenzó el vendaje, se sintió aliviado, tanto que no pudo evitar exhalar del cansancio; la enfermera vendaba con firmeza mas sin causarle daño alguno; las manos del profesor seguían sobre sus hombros, asique decidió tocar una de ellas con la punta de sus dedos para avisarle.
—Estoy bien, no saldré corriendo.— Dijo medio en broma, pues aunque quisiese correr por alguna extraña razón, de igual forma no podría. Sonrió con sutileza e hizo una pequeña venia a la enfermera con la cabeza mientras ella finalizaba el vendaje. —Gracias por su ayuda.— Su voz había salido tan serena como siempre y su sonrisa era más que nada de cortesía, la mujer le miró de reojo y luego correspondió la sonrisa.

—No es nada… Y en vez de agradecer, deberías ir aprendiendo a cómo subir las escaleras de forma correcta.— Le recriminó la enfermera, Piero al principio no entendió y ladeó la cabeza, se le había olvidado su propia mentira. Al recordar hizo una mueca de incomodidad y asintió, lo mejor era salir pronto de ahí.
—Ah, sí... Lo tendré en cuenta también.— rascó su mejilla aguardando a no sonar tan incómodo como se sentía realmente.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: {Dominyck} Estúpidos Problemas

Mensaje por Dominyck Black el Lun Oct 12, 2015 10:25 pm

Tal parecía que al que le iban a aplicar el masaje iba a ser al profesor Black y no al joven alumno pues se había puesto tan tenso que ni se percataba de que todo aquello había terminado hace unos segundos; de no ser porque sintió la mano de Píero tocar la suya no se habría dado cuenta. -¡Ah, lo siento mucho! Terminó dispensándose y soltando el agarre dejando ambas extremidades en sus costados.

La enfermera era algo seria, cosa que ponía nervioso al profesor Black, pero no le molestaba en absoluto pues él dudaba tener que ir seguid ahí; ya no era como en la escuela media cuando sus compañeros le hacían sufrir el famoso bullying y tenía que ir a cada rato a la enfermería por sus constantes raspones o torceduras, ya había madurado y era un profesor que no se doblegaría nunca más.  Sus ojos mantenían la vista fija en el vendaje, lástima que nunca aprendiera a ponerlos como una enfermera, pues le habría sido de mucha ayuda anteriormente. Su sonrisa se torció un poco y una gota de sudor resbaló por si sien; decir que se había peleado y por eso estaba torcido no sería bueno por lo que siguió la corriente del juego y asintió a la par que el joven se disculpaba.

Pronto ella volvió a lo suyo dándole sólo unas cuantas indicaciones de reposo y le entregó una hoja al peliblanco mayor. –Deberá llenar éste formulario para darle una incapacidad al chico, debe reposar su pie por tres días. –Ah, claro. Miró aquel formulario donde únicamente tenía que poner su nombre y su firma el cual rellenó a la brevedad y se lo entregó al jovencito. –Ve a casa, resposa y cuando pasen los tres días muéstrales ése formulario a tus profesores para que no te pongan inasistencia. Volvió a decir la enfermera. –Joven Píero. Interrumpió los pensamientos del joven. –Lo llevaré a su casa, mi auto está en el estacionamiento; así no se lastimará más. ¿De acuerdo?
avatar
Namimori
Profe Instituto


Demi


Masculino
Localización : En la sala de música.


http://sunflower.foroactivo.mx/t190-ficha-gentleman
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: {Dominyck} Estúpidos Problemas

Mensaje por Invitado el Mar Oct 13, 2015 9:08 pm

Piero surprimió una pequeña carcajada ante la reacción nerviosa del mayor, se limitó a cubrir su bocas con una de sus manos e inmediatamente negó suavemente para calmar de alguna forma la ansiedad ajena.
—¿Tres días?— Murmuró para sí mismo una vez obtuvo la noticia de la enfermera. Tres días era demasiado incluso para él, de sólo pensar en que tendría que pedir las notas prestadas de sus compañeros le parecía una molestia, pero sabía que lo iba a terminar haciendo de todos modos…
Ah, y su madre, a la que tendría que explicarle todo con el cuidado debido para que no le diera un ataque de nervios; tal vez lo mejor era mentirle a ella también para no preocuparla por nada, al fin y al cabo, de verdad que no era nada grave… Bien, ahora se sentía culpable por tan sólo pensar en mentirle a esa mujer que años atrás se había partido la espalda buscándolo en Italia; tal vez debería decirle la verdad, ¿ no? Piero soltó un suspiro y mandó todo al demonio, dejándoselo todo a su suerte y esperando que en el momento fuese iluminado por los dioses para inventarse la mejor excusa  posible para su lesión.

El chico recibió el formulario de mano de la enfermera y lo ojeó por encima por mera curiosidad, asintió a las indicaciones de la misma e inmediatamente se levantó de la camilla con el cuidado necesario para ponerse de nuevo en marcha hacia su hogar. Tomó sus pertenencias y afirmó el pie sobre la superficie, notó de inmediato cómo el vendaje le ayudaba a pisar de mejor forma evitando las agobiantes punzadas anteriores, el dolor perduraba, pero no era algo tan severo como hacía unos minutos atrás.
Alzó la mirada en cuanto oyó la voz del señor Black y le observó impasible, con una faceta neutra que se desligaba por un leve interés hacia el otro; alzó ambas cejas y miró su bolso, pensando que el favor ofrecido le ayudaría bastante. Le agradó la persistente amabilidad del peliplata, por lo que colgó su bolso y retomó una sonrisa tenue. —Entonces, me aprovecharé de su amabilidad.— Aceptó con más facilidad de la que hubiera tardado antes, miró a la enfermera y luego de hacer una pequeña venia se despidió de ésta con la misma distancia que trazaba con la mayoría de las personas.
La mujer rápidamente volvió a lo suyo y Piero aprovechó el momento para salir de ahí, pues por la ventana notó que comenzaba a atardecer, sorprendiéndose a sí mismo de la rapidez del tiempo. En el pasillo iba caminando con más lentitud de la normal, pero afortunadamente podía caminar solo, extrajo su teléfono móvil y comenzó a teclear a uno de sus compañeros de trabajo en el restaurant donde servía a medio tiempo, le avisó de su lesión y su futura ausencia de tres días. Guardó el aparato y rio con ligereza al señor Black. —Lo bueno es que no trabajaré en tres días.— Y entonces formuló un signo de "V" con sus dedos. —Ah, sí… trabajo a medio tiempo en un restaurant, la comida es buena asique puede ir cuando sea. Es un lugar agradable.— Recordó con una sonrisa, la cual se extendió al pensar en que estaba haciéndole propaganda a su trabajo de una manera absurda. —Lo lamento, creo que no sirvo para hacer propaganda después de todo. —
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: {Dominyck} Estúpidos Problemas

Mensaje por Dominyck Black el Miér Oct 14, 2015 10:19 pm

Quería ayudarle en su caminata al jovencito, pero le veía ya tan recompuesto que quizás debería dejarle que avanzara por sí sólo; después de todo tendría tres días de incapacidad y ni modo que el profesor estuviera pegado a él como lamprea para ayudarle a caminar; en primera no podría hacerlo porque no estaría bien quedarse a su lado tanto tiempo y en segunda el profesor debía de hacer cosas propias y no podía desperdiciar su tiempo.

Correspondió a la sonrisa y alegría del menor, aunque le sorprendió que siendo un chico tan joven ya trabajara. A su consideración y por su propia experiencia los jóvenes no deberían trabajar pero no en todos los casos se puede. El profesor Dominyck, por ejemplo gracias a la beca que tuvo desde muy joven jamás tuvo que trabajar pero su vida familiar no había sido de las mejores; de hecho poco recordaba de un momento feliz con su madre y de su padre ni se dijera pues no recordaba casi nada de él. Soltó un suspiro, debía dejar de martirizarse con ésa vida; después de todo se había aventurado a venir a Sunflower para crear una nueva.

-Bueno, será una suerte que pueda descansar. Mencionó soltando una risita. –Oh, en ése caso iré algún día, su promoción sí funciona. Y al llegar a las escaleras, bajó primero un escalón. –Apóyese en mi para poder bajar. Al menos era más sencillo bajar que subir, aún tenía un poco de fatiga y eso que no había hecho casi nada de esfuerzo; el profesor es un perezoso de primera. –Yo… Tiene mucho que no pruebo comida preparada. Sonrió casi melancólico. –Es decir, cuando vivía en Inglaterra vivía de comidas instantáneas. Mi madre por lo general nunca estaba en casa. Pronto se dio cuenta de la cara que había puesto cuando al fin llegaron a la planta baja, negó rápidamente y sonrió con su habitual calidez. –Ah, pero está bien. Seguro me volveré un cliente frecuente de ése restaurant. ¿En dónde se encuentra? A todo eso se había olvidado de preguntar tanto la dirección del restaurant como de la vivienda del joven.

-Espere aquí. Añadió al dejarlo en la entrada del edificio, debía recorrer un tramo para ir al estacionamiento y poder llevar su auto a la misma entrada. –Sólo iré por mi auto. Y dicho aquello hizo una cordial reverencia y dio media vuelta rumbo al destino.
avatar
Namimori
Profe Instituto


Demi


Masculino
Localización : En la sala de música.


http://sunflower.foroactivo.mx/t190-ficha-gentleman
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: {Dominyck} Estúpidos Problemas

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 17, 2015 11:16 pm

Asintió tranquilamente, imaginando qué tantas cosas podría hacer durante tres días, tal vez estar todo el día en pijama, tomar baños largos o quedarse dormido en el sofá mientras veía la televisión; sabía que eran nimiedades, pero eran pequeñas cosas que de verdad quería hacer en alguna ocasión, aunque se sintiera un poco culpable de no hacer nada mientras su madre trabajaba.

—Vaya, estoy sorprendido de mis habilidades de persuasión...— Bromeó con una sonrisa a la par que alzaba una ceja para denotar su sarcasmo. Le observó por unos segundos con una expresión indescifrable para luego asentir una vez y apoyarse con ambas manos en los hombros del mayor, bajando las escaleras tras él y sorprendiéndose de la facilidad con la que podía hacerlo.
Al enterarse de que el profesor era extranjero pudo entender cosas que al principio ni siquiera habría sospechado, cosas como su apellido, el hecho de que le pidiera acompañarlo a distintos lugares y también que no conociera bien la ciudad. ¿En qué rayos estaba pensando hasta ahora que no se dio cuenta de algo tan obvio? En ese momento se llegó a sentir como un grandísimo idiota, pero también estaba ahí el asombro que le causó el tardío descubrimiento.
—¿Entonces viene de Inglaterra? Eso es genial...— Luego terminó de analizar sus palabras soltó una pequeña risilla. —Se supone que vivir de las comidas instantáneas hace mal, o eso dicen las chicas de mi clase.— Luego alzó sus hombros, restándole importancia. —Pero bueno, cuando vivía en Italia también dependía de ellas y sigo vivo, asique no creo que sean tan terribles como dicen.— Observó el rostro del mayor, notando que no lucía feliz de recordar a su madre, Piero frunció sus labios e imaginó que tal vez el profesor pasó por una situación similar a la de él con su padre y aquello no era un tema del cual siempre se quisiese hablar, lo sabía por carne propia.
Tan pronto llegaron a la planta baja, abrió la boca para decir cualquier cosa y desviar el tema, pero el señor Black fue más rápido, extrayéndole una nueva expresión de relajo, se recargó en su pierna buena y colocó su mano en la cadera del mismo lado. —Es bueno saberlo, sólo espero que no vaya seduciendo a mis compañeras de trabajo… o se volverá un problema.— Soltó nuevamente con sarcasmo. —Es broma. Si se da el caso entonces me ocuparé yo mismo de atenderlo.—
"Con tal de que coma un poco mejor..." Se atrevió a pensar soltando  desapercibidamente un suspiro, manteniendo sus labiales en una sutil sonrisa.

—Queda  en la cuadra Kiwi, ah, pero no creo que la conozca… Bueno, le daré la dirección más exacta después.— El adulto le solicitó que esperara ahí, por curiosidad estiró la mano inconscientemente, sin tocarlo —¿Adónde va?— Una vez obtuvo la respuesta, descendió su mano y le miró sólo asintiendo con una expresión neutra. Piero había acabado de actuar como un niño de primaria que no quería separarse de sus padres ¿Qué era eso? Se quedó de pie pensando en lo infantil que se debió haber visto, preocupándose ligeramente por algo tan vago como la importancia de su madurez que, sinceramente, a nadie más que a él le importaba.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: {Dominyck} Estúpidos Problemas

Mensaje por Dominyck Black el Dom Oct 18, 2015 4:27 pm

-Supongo que sus compañeras tienen razón, aunque yo no podía hacer mucho al respecto con eso. Recordó con tristeza pues su madre se ausentaba desde que él tenía 13 años. ¿Eso se habría catalogado como negligencia? Pareciera que sí pero el señor Black se negaba a admitir algo así; él pensaba que por el hecho de ser su madre debía de perdonárselo. Nuevamente negó con la cabeza, debía dejar de afligirse por su vida pasada. –Así que es italiano. Susurró más para sí mismo, era común ver entonces a tanta gente extranjera en la isla, al parecer. De lo poco que había logrado conocer a unos cuantos; de 5, 1 era originario de la isla.

Su rostro enrojeció nuevamente sin decir palabra alguna, eso de seducir, lo veía muy poco probable pues el profesor era más temeroso que un ratón de biblioteca; además de ingenuo y era más seguro que a él lo sedujeran y no supiera ni qué hacer. –Si usted me atiende, estaría muy feliz. Sonrió dejando todo el dolor y la tristeza de lado, era mucho mejor así.

Pronto avanzó a pasos rápidos hasta el estacionamiento, su auto; un clásico de color negro muy sencillo era el último que quedaba en el amplio espacio; con celeridad quitó la alarma y abordó éste encendiéndolo y acercándolo a la entrada donde Píero lo esperaba. Una vez estacionado, se bajó del mismo y raudo se dirigió a la puerta del copiloto para abrirla. –Adelante. Sonrió con su característica amabilidad en espera a que el chico subiera y una vez dentro, cerró y se dirigió a su lugar designado para conducir. –Supongo que vive en la zona residencial “Karakura”. ¿Verdad? Por lo que se había dado cuenta, todo estudiante o trabajador de Namimori debía permanecer en ése lado, era como si no quisieran que se mesclaran con los de Miyabigaoka…. Triste, pero no podía hacer más al respecto. –Entonces ¿Proviene de Italia? No había preguntado antes al respecto, pero ahora que se encontraban en el auto y en dirección a la zona residencial, por suerte estaban en la misma cuadra así que no tardarían en llegar.
avatar
Namimori
Profe Instituto


Demi


Masculino
Localización : En la sala de música.


http://sunflower.foroactivo.mx/t190-ficha-gentleman
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: {Dominyck} Estúpidos Problemas

Mensaje por Invitado el Lun Nov 02, 2015 3:46 pm

—Puede ser, pero por suerte no he conocido a alguien que haya muerto por comer así.— Y era verdad, sus antiguas juntas en Italia también comían como él y si alguno de ellos moría, no era por la comida, más bien era por sus propios asuntos. Piero nunca sintió un lazo con ellos, asique tampoco era como si le importase mucho realmente. Después de todo, siempre estaba solo.

Pensó que el rostro del mayor era algo así como un semáforo, pues cada cierto tiempo ganaba un color rojizo. Claro, eso era lo que buscaba Piero al molestarlo un poco, pero nunca esperó que de verdad funcionara; por aquello sonrió alzando una ceja. Eso sí, las palabras del adulto le tomaron por sorpresa, desvió la mirada con un ligero nerviosismo. Siempre había estado solo ¿no? ¿Entonces por qué estaba tan feliz de que alguien lo prefiriera a él antes que a nadie? —Ah… sí.—

Despegó sus labios soltando una expresión de ligero asombro cuando vio el automóvil, el color iba bastante bien con el profesor, de alguna manera. La caballerosidad del mayor salió a flote nuevamente, sacándole un sentimiento de simpatía y agrado; entró al vehículo, tomando el asiento de copiloto t se puso el cinturón de seguridad. Era muy cómodo estar ahí. —Sí. No es muy lejos.— Agregó.
Miró al mayor por unos segundos en silencio y luego volvió a dirigir su mirada hacia el camino frente suyo. —Sí, hace dos años llegué a la isla. Fue un poco repentino, pero creo que estoy mejor aquí.— Cierto, ahora que lo pensaba, él se comportaba muy distinto en aquella época, era hasta un poco vergonzoso recordarlo, asique se cubrió la boca con una mano sin poder creer del todo lo idiota que había llegado a ser en esos años. —Ah, que idiota.— Murmuró contra la palma de su mano, casi escondiéndose entre sus hombros y con el ceño fruncido.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: {Dominyck} Estúpidos Problemas

Mensaje por Dominyck Black el Miér Nov 04, 2015 3:34 pm

El reloj marcaba las 4:00 p.m., no era muy tarde pese a que  ya se presentaba un color amarillento en el cielo, señas de que el ocaso se estaba expandiendo, además el horario de invierno hacía que a máximo las 6:30 oscureciera. Odiaba ése horario porque la noche llegaba más pronto y no le gustaba eso. Suspiró, no ignoraba a Píero, simplemente ésa idea zurcó sus pensamientos conforme arrancaba el auto y pisaba el acelerador dando vuelta en la esquina de Namimori. -Bueno, creo que más bien uno engordaría con tanta comida instantánea o con la comida rápida. Y por ése temor era que casi no comía alimentos tipo McDonalds o Pizza Hut (?) porque de pequeño una profesora le había dicho que si comía mucho de eso crecería deforme.

Escuchaba al jovencito mientras se detenía en una parada de alto y el semáforo cambiaba a rojo, eran unos escasos segundos en los que se podía dar el permiso de despegar la mirada al frente del volante y mirar a la cara a Píero, simple cortesía, cuando alguien te habala debes de mirarle. -Ya veo. Espero que en verdad sea así y disfrute, tiene una vida por delante y debe aprovecharla y disfrutarla. Se regocijó ante sus palabras, la verdad es que él era como si hubiése vivido en una laguna mental todo éste tiempo y con su llegada a la isla comenzara una nueva. En parte le alegraba pero entristecía porque si daba un bistazo a su pasado, desperdició 28 años de su vida sin aprender a disfrutar de los pequeños momentos de felicidad.

El semáforo cambió a luz verde y el profesor volvió a pisar el acelerador y dirigir su atención al camino, casi no notó la acción del joven cuando se golpeó la cara con la palma y pronunciaba esas palabras; además no quería sonar entrometido así que sólo siguió conduciendo. -Dos años... Murmuró. -Yo apenas llevo dos semanas aquí y debo admitir que me fascina la isla; nunca creí que saldría de Inglaterra y aventurarme yo sólo a cambiar de aires. Se asombró por sus palabras pero terminó callando al soltar una risita. -Lo lamento, debe ser algo molesto que esté hablando sin parar. Pero me siento muy cómodo con su compañía; lo cual es raro porque nunca me sentí cómodo con nadie. No tenía muchos amigos y ni si quiera he tenido una pareja en toda mi vida. Y de pronto su rostro enrojeció cual tomate por enésima vez; había revelado un dato privado de su vida al decir que nunca había tenido una pareja, pensó que quizás Píero se reiría de él por ser tan inexperto; pero eso no era lo peor, decir que aún seguía siendo virgen a sus 28 años sería realmente para burlarse del señor Black.
avatar
Namimori
Profe Instituto


Demi


Masculino
Localización : En la sala de música.


http://sunflower.foroactivo.mx/t190-ficha-gentleman
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: {Dominyck} Estúpidos Problemas

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.