Sunflower
LINKS RÁPIDOS
GUÍA DE INICIOHISTORIA DE SUNFLOWERREGLAMENTOGRUPO DE FACEBOOK¿BUSCAS AFILIARTE?

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ÚLTIMOS TEMAS

STAFF
KANON INOUE
MP | Perfil
Katsuki Bakugō
MP | Perfil
Deku Midoriya
MP | Perfil
Shōto Todoroki
MP | Perfil
AYLEN DWEIST
MP | Perfil
- En hiatus -

AFILIADOS

Hermanos
Élite
Bad Apple! Codes
Crear foro
Crear foro
counting ★ stars
Project Fear.less
Loving Pets
Devil Within +18
Lacim Tenebris
Boku no Hero ROL
CRÉDITOS
Skin “Shine!” creado por Runa XIII e inspirado en la colección de tablillas de NympheaKeep it simple”. Un agradecimiento especial para Nymphea por su consentimiento. Un agradecimiento especial a la Asistencia de Foroactivo y los tutoriales de Savage Themes y The Captain Knows Best.

Todos los derechos son reservados. Las imágenes y el contenido alojados en este foro pertenecen a: DeviantArt, Zerochan, Pixiv y a Pinterest y se le acredita a sus respectivos autores.

No está permitido el uso de algún contenido propio de este foro sin permiso alguno. Se original, no copies.

Ésta ambientación está basada en el anime/manga de "Boku No Hero Academia" más se recalca la palabra "Basada" ya que nos reservamos el derecho a considerar qué cosas tomar del mismo como parte de nuestra ambientación, en pos del bienestar del balance del mundo, siempre para conservar un rol tranquilo y disfrutable sin injusticias innecesarias.


Una ofrenda al Templo -Priv. Kuroki-

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una ofrenda al Templo -Priv. Kuroki-

Mensaje por Invitado el Dom Feb 15, 2015 4:28 pm

Como recién había llegado a la ciudad y pasar directo de la oficina de registro de Sunflower había ido directo a su departamento para esperar que el camión de la mudanza llegara. Negar su ansiedad era una perdida de tiempo, quería empezar llenar su piso con sus cosas se miraba tan vació que le causaba tristeza. Dejo su morral en la que seria su habitación de ahora en adelante y salido del departamento después de todo el camión de la mudanza llegaria rayando en la noche, así que... ¿por que no dar una pequeña vuelta por el templo?

Era una forma de asegurarse un buen comienzo. Tal ves rezar un poco lo distraería lo suficiente.

Aunque no sabía a que deidad estaba dedicada ese templo, era algo que traía paz a su alama además de entusiasmarlo lo suficiente como pasa sacarle una sonrisa, ya quería conocer ese nuevo lugar del que tanto había escuchado, cuando paseo por las calles mirando que todos estaban tranquilos no era un lugar desagradable, respiraba tranquilidad era un lindo lugar para vivir. Si vio en la necesidad de pedir indicaciones de como llegar al templo, no estaba seguro que explorar por su cuenta fuera una buena idea, lo más probable y se arriesgaba a afirmar con toda la seguridad que tiene que terminaría de una sola forma -100% pedido- eso lo dio por hecho, así que comenzó a preguntar pero todos le daban indicaciones pero como no conocía los puntos de referencia le era un poco dificil llegar.

Pero después de mucho preguntar y mucho caminar riendo con algunas personas por los peculiares nombres de las cuadras. Fue divertido pero al llegar a la entrada del templo se sintió como en casa, la escalera que se adentraba en la vegetación era un toque diferente al templo que tenia en hogar, aquel templo estaba bajando entre las montañas escarpadas, este por otra parte estaba en una subida.

A su paso constante llego al templo mirando el camino recorrido hacia atrás por sobre su hombro. Una hermosa vista era lo que tenia de la escalera y de el frondoso miní bosque.

Intento entrar en el templo pero sus puertas estaban cerradas ¿seria que entro por donde no era? camino por los alrededores, no era normal que el se perdiera pero siendo su primera vez en ese lugar era lago que consideraba lógico - Ahhh... ¿Por donde se supone que esta la entrada?- cuestiono más para si más que para alguien. Siguió caminando intentando adentrarse un poco por lo alrededores, buscando quien le diera indicaciones.


.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Una ofrenda al Templo -Priv. Kuroki-

Mensaje por Kuroki el Mar Feb 17, 2015 11:50 pm

Llevaba un rato dentro del templo mientras oraba y pedía por los favores del Dios de Sunflower. Tenía esa costumbre muy arraigada pese a que la mayoría de los habitantes ya casi no visitaban el lugar; ahora era más como un sitio turístico al que iban los nuevos habitantes o cuando se hacían festividades y se ocupaba el lugar para ello. Claro era que de todo (o de la mayoría) se tenía que hacer cargo la pequeña pelirroja pero no le molestaba, al contrario era de los momentos más felices que solía tener porque lograba ver el amado lugar en donde fue criada tan vivo y alegre.

Terminaba de hacer sus rezos, había colocado algunos inciensos y velas para que sus oraciones fueran llevadas a oídos del Dios. Al terminar, apagó las velas y sacó el incienso al pórtico donde dejaría éstos y se dirigiría al estanque de los peces para alimentarlos. No le llevaba mucho tiempo de hecho sólo le costaría unos quince minutos en lo que buscaba la bolsa de alimento y la vaciaba en el estanque.

Mientras hacía todo eso logró escuchar una voz masculina en la entrada del templo lo cual llamó su atención, quizás un turista perdido; pero no estaba de más averiguar quién era ya que en algunas ocasiones habían intentado atacarla en sus aposentos, por suerte no había pasado a más (Mencionando que la chica guardaba un enorme poder y se había podido librar de ellos). Se asomó por una esquina del templo y observó al chico que era obviamente más alto que ella y de una larga y hermosa melena negra, casi del mismo largo que el de la pequeña.

-Ah… Siseó un poco y salió de su escondite. -¿D-disculpa? Se acercó al chico con ambas manos sobre su pecho, llevaba como atuendo  un kimono rojo. –Estás justo en la entrada del templo. ¿Puedo ayudarte en algo? Sonrió con algo de timidez, ella sólo quería ayudarle a aquel chico que parecía no tener idea de dónde se encontraba.

Volver arriba Ir abajo

Re: Una ofrenda al Templo -Priv. Kuroki-

Mensaje por Invitado el Vie Feb 27, 2015 9:46 pm

No entendía como era posible que se perdiera en un templo se jactaba de un gran sentido de orientación además de que no era el primero que visitaba, pero no podía negar que era hermoso y única su estructura muy bonita y ligeramente imponente aunque se miraban pequeñas señales del paso del tiempo, lo que más le llamaba la atencion al de ojos dorados era el hermoso mini-bosque que lo rodeaba. 
 
Escucho un murmullo como el sonido de las hojas rosando entre ellas, busco el lugar del movimiento y de entre tanto una niña o eso le pareció a simple vista, era el vivo retrato de la pureza y eso que el azabache no era pintor, pero podía apreciar la pura expresión de duda que tenia  o podría ser miedo. Su cabello rojo era casi tan largo como el suyo propio aunque... tal vez el suyo era más largo.

-¿L-la entrada?- ladeo el rostro como si la chica ante ella hablara otro idioma, sonrió torpemente -Lo siento, es que yo... estaba buscando la entrada... pero las puestas estaban cerradas- miro su linda postura, la hacia ver muy linda e indefensa. 

Y sonrió mostrando un poquito sus colmillos -Disculpa, Me llamo Rey... encantado- he izo la típica reverencia  ante la joven sacerdotisa a juzgar por sus ropas, si no se equivocaba ese era el vestuario tradicional de la Miko.

-Soy nuevo en Sunflower y quería venir a traer una ofrenda- mostró la bolsa que tenia colgando en su brazo - Una pregunta amiga ¿A que deidad esta dedicado este templo? -pregunto con las ganas de saciar su curiosidad latente por conocer a quien estaba por dejarle una ofrenda. Y la chica le parece linda en todo el sentido de la palabra.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Una ofrenda al Templo -Priv. Kuroki-

Mensaje por Kuroki el Lun Mar 16, 2015 7:10 pm

Salió de su escondite mostrando su hermoso kimono rojo adornado con flores de cerezo en una tonalidad más clara. Iba con las manos sobre el pecho hasta pararse frente al chico de cabello oscuro y sonreírle amablemente.

-Ah, eso es porque las puertas están cerradas. Pero están justo ahí. Señaló frente a ambos  las puertas de madera. –Ah, pero es que olvidé abrir temprano hoy. ¡Lo siento mucho! Se disculpó haciendo una reverencia y se dio la vuelta para correr a abrir las susodichas, sólo que en el camino tropezó con el largo de su kimono y trastabilló unos cuantos pasos, por suerte no se cayó pero estuvo a un pelo de que sí. –Fiu… Suspiró cuando llegó a los dinteles y jaló de éstos mostrando una vista oscura pero atrayente dentro del templo.

Dentro había un recibidor largo de madera, las paredes desprendían un peculiar aroma a incienso, el techo estaba decorado con finos papeles delgados de colores que contenían focos en tonos bajos y como un caminito velas rojas que guiaban hasta el fondo donde estaba una estatua del Dios al que estaba venerado el templo. Volvio a salir a toda prisa hasta ponerse frente al chico y sonreírle nuevamente con su típica amabilidad. –Ah, yo soy Kuroki.

Se encogió de hombros y se tomó un mechón de cabello notando que, efectivamente traía una ofrenda, sus ojos se iluminaron y no hizo otra cosa que dar un saltito de felicidad. -¿En serio? ¡Muchas gracias! Hizo una reverencia hacia inclinando su torso; volvió a levantarse y colocar sus manos nuevamente en su pecho. –Ah… Bueno, el Dios de Sunflower no tiene un nombre… Bueno, tiene muchos pero realmente lo conocen como “HanaGami” que significa el Dios de las flores en japonés.

Hizo una seña con ambas manos para invitarle a pasar y que admirase el interior del templo; la verdad estaba muy emocionada ya que hacía tiempo nadie venía a hacer algo tan caritativo como dar una ofrenda a HanaGami-sama. Eso era de admirarse.

Volver arriba Ir abajo

Re: Una ofrenda al Templo -Priv. Kuroki-

Mensaje por Invitado el Dom Mar 29, 2015 5:22 pm

Nego cuando ella se disculpo; realmente no era algo tan grabe, eso le pasaba a cualquiera así que no entendía porque tanto drama, aunque tal vez la culpa, pero el solo negó cuando la vio salir corriendo tan apresuradamente.

-¿hee?- se quedo parado con el un susto encajado en el pecho, por un momento pensó que se iba a caer, pero ella mantuvo el equilibrio la vio perderse dentro del tempo mientras el esperaba afuera.

No tubo que esperar mucho a que ella volviera a salir de nuevo, por lo menos ya estaba más relajada aso que no era problemas, solo le sonrió con alegria de ver que estaba bien y que podría conocer el templo -Mucho gusto Kuroki... es un bonito nombre- Kong era franco en sus palabras, a él su nombre le sonaba bonito. 

-No hay de que, siempre me gustado visitar los templos. Sabes, yo crecí en un templo más pequeño así que estoy feliz de estar aquí- sus ojos eran guiados a la puerta actualmente abierta del templo -HanaGami... el dios de las flores. Espero serle de agrado- comento mientra hacia un reverencia al entrar en le templo. 

Kong guardaba mucho respeto por la deidades. Admiro el templo o por lo menos la parte abiera la publico, el aroma a incienso era agradable le traía un sentimiento de antaño. Siguió a Kuroki a través del camino de velas. Le dio alcance a Kuroki ya que se distrajo con el decorado.

Una vez llegaron al altar, tomo su bolsa y miro Kuroki -¿me ayudas a ponerlas?- le pregunto en tono calmo, mostrando los incienso, las velas y otras cosas.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Una ofrenda al Templo -Priv. Kuroki-

Mensaje por Kuroki el Dom Jun 07, 2015 3:06 pm

Conforme iban entrando nuevamente al templo, la chica iba sonriendo de lo más contenta del mundo, realmente ya había muy pocas personas que se interesaran por dejar ofrendas u oraciones a los templos. Su rostro enrojeció cuando escuchó a cerca de su nombre, ella no creía lo mismo, porque su nombre en japonés significaba "árbol negro" y no era una descripción tan maravillosa como se creía. -G-gracias, aunque yo creo que no lo es. Suspiró y dejó por sentado aquello de su nombre, de hecho no sabía porqué habían escogido un nombre tan simple y seco para ella, no es que se molestase ni nada, pero no era mucho de su agrado, por eso era más feliz cuando la llamaban "Miko" o "Sacerdotiza".

Se acercó lo más que pudo a la estatua de HanaGami e hizo una reverencia, tomó uno de los inciensos y lo elevó a lo más alto que pudo estirando su mano hacia arriba, dejó que el camino de humo se dispersara mientras ella meneaba aquel palillo aromático y lo volvió a dejar en su lugar. Soltó un largo suspiro e hizo una última reverencia. -En Sunflower se tenía la creencia de que HanaGami amaba los bailes como presentación, pero con el paso del tiempo se ha pensado que bailar dentro de un templo no sería lo más ideal, por eso hacemos una reverencia sencilla moviendo los inciensos justo como lo hice. ¿Quieres intentar?

Y antes de pasarle uno de los palillos, tomó la bolsa de ofrendas que traía el moreno. -Claro que ter ayudaré. Será un honor hacerlo.  Pero primero esperaría a ver si aquel chico se animaba a hacer dicha presentación, aunque si no lo hiciera, ella estaría feliz de ver que el moreno estaba gustoso de estar dentro de un templo, el hecho de que trajera una ofrenda ya era algo. Seguro si Kuroki se lo contaba a los monjes, se pondrían muy felices.

Volver arriba Ir abajo

Re: Una ofrenda al Templo -Priv. Kuroki-

Mensaje por Invitado el Mar Sep 01, 2015 7:54 pm

La observo hacer un peculiar acto con los inciensos y como la estela de humo se perdía en el ambiente disipándose levemente, escuchando lo curioso de que a HanaGami le gustaran los bailes, era un verdadera pena que esa tradición se hubiera perdido, seria muy gracioso entrar bailando a un templo. -Me hubiera gustado verlo, quiero decir el baile- dijo animado. 

-¿Puedo?- pregunto mientras tomaba el incienso e imito lo mejor que pudo el movimiento de su mano, alzando lo más que pudo aquellas varitas sobre su cabeza sin temor a que le cayera ceniza encima, con un movimiento ondulado de la muñeca dejo las varitas a un lado de donde las dejo Kuroki.


-¿Que tal?- pregunto un poco emocionado por saber que tal su emulación. 

Luego volvió a mirar a la chica -Tu nombre es bonito. ¿Es cedro obscuro? -lo dificil de traducir del chino al japones sin equivocarse -Es una madera muy bonita y valorada por los grandes imperios. Era tan escasa en la antigüedad que era muy costosa. - dijo buscando alegrarle un poco.

Le miro con curiosidad, ella era muy linda -¿Te criaste aquí? Kuroki-san- pregunto, no perdía nada con saber si tenían algo más en común aparte de su largo cabello.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Una ofrenda al Templo -Priv. Kuroki-

Mensaje por Kuroki el Miér Sep 02, 2015 11:08 am

La forma en que movía los brazos el joven Rey le hacía ver que las personas podían tal vez sólo olvidado un poco el hecho de la veneración de los templos, pero no quería decir que no les importara; de eso estaba segura. Su corazón se sentía aliviado por el pensamiento mismo y había encontrado una motivación más para su existencia y la del lugar sagrado. HanaGami se sentiría orgulloso si se esforzara. –Sí, lo hiciste bien. Dijo con una sonrisilla en sus labios; no había sido un malabar de movimientos pero era lindo lo que había hecho. Tomó el incienso en su mano y lo colocó en su lugar predestinado, con eso estarían bien de momento.

-¿Eh? Se quedó estupefacta mirándolo a la cara. –No lo es. Dijo alzando sus hombros despreocupadamente. –Significa—Y antes de que pudiera decir algo más escuchó aquello. No sabía que el cedro oscuro era valorado de ésa manera, como nunca se había dado a la tarea de investigar sobre su nombre porque le parecía que no había mucho qué investigar, jamás sabría que en otros lugares era valorado por su escases. –N-no lo sabía. Su rostro enrojeció; se sentía muy bien por saberlo y quizás de ahora en adelante amaría su nombre por sobre todas las cosas.

Si pudiera describirse en una palabra, sería feliz. Volvió el rostro hacia el chico y asintió. –Ah, sí. De hecho nací en éste templo. Y desvió su mirar hacia un costado. –Pero nunca supe quiénes fueron mis padres; mi madre murió después de darme a luz y mi padre murió inexplicablemente al siguiente día. Y no es que se sintiera mal por eso, según decían el poder que ella guardaba en cuanto a zaiphon había sido tan grande (más que cualquier otro que se hubiera registrado desde el nacimiento de la isla) que había succionado el poder de sus padres, o de lo contrario habría muerto por exceso de energía. Ella no se sentía mal, jamás había pensado en sí como la asesina de sus padres; tenía paz interior y sabía a lo que había llegado a éste mundo. –Ah, pero no me siento mal por eso. Dijo con una animada sonrisa dibujada en su rostro. –Sé que están en paz en el más allá. Además los demás monjes y sacerdotisas me cuidaron bien. Por desgracia ya son muy viejos y ahora sólo yo me hago cargo del templo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Una ofrenda al Templo -Priv. Kuroki-

Mensaje por Invitado el Lun Mayo 02, 2016 1:06 pm

Rey era ser con una habilidad empatíca bastante grande por lo que ver la sonrisa de la pequeña sacerdotisa al escuchar sobre lo que Rey pensaba de su nombre le izo sentir bien, una tierna sonrisa se dibujo con cuidado y brillo propio en su tiernos labios. Estaba también orgulloso de haber hecho bien su presentación de incienso al dios de la isla HanaGami era agradable estar en ese ambiente, de sentirse en un templo era algo agradable; pero su mirada cambio cuando la chica menciono a sus padres, se sintió un poco culpable pero la verdad es que le sorprendía no ver rastro de tristesa en aquellos hermoso ojos.

-Eres muy fuerte Kuroki-san.- su voz sonaba bastante calma y tenia ese toque solemne de admiración por la pequeña sacerdotisa. Porque a los ojos de Rey era un joven muy bonita y tierna, le recordaba un poco a su amiga Mariha aunque ella era mucho más intrépida, osada y vanidosa; no, definitivamente no se parecían en nada. -Pero me alegra tu pensar, yo no creo ser tan fuerte.- le sonrió mostrando aquellos colmillos felinos.

-¿Te gustaria que te ayude en el templo los fines de semana?- pregunto esperando una reacción afirmativa de parte de ella, algo dentro de él le hacia sentir a gusto estando frente al atalar, sentía su vocación y sus viejas costumbre. -Me encantaría conocer más sobre el dios del templo, de alguna forma me siento en casa.- dijo tratando de olvidar el hecho de que la pequeña Kuroki no llego a conocer a sus padres, el por lo menos aun tenia a su madre y a su abuelo; de alguna forma sentía que si podía ayudar aunque fuera un poco a los monjes y a la pequeña pelirroja seria algo de crecimiento espiritual, algo bueno. Y hacer cosas buenas nunca estaba de más.

-¿Que me dices?- esperaba ansioso, buscando con la mano dominante su larga trenza para juguetera en el extremo, clara seña de nerviosismo o ansias en su felina persona.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Una ofrenda al Templo -Priv. Kuroki-

Mensaje por Kuroki el Vie Mayo 13, 2016 12:05 pm

-¿Fuerte? Se sonrojó escuchar esa palabra, ella no se consideraba fuerte; de hecho se consideraba inútil por no poder hacer grandes cosas por sí sola. Aunque era bonito escuchar por una vez ésa palabra; le agradecía a éste chico. -Todos somos fuertes. Se acompletó a decir, no le gustaba que el chico fuése tan pesismista consigo mismo y en parte tenía razón; todos a su manera son fuertes. Se puso de pie y dejó los inciensos en su lugar correspondiente; además hizo un movimiento con la cabeza para que el chico le acompañáse hacia afuera, todo lo que se debía hacer por dentro ya había quedado hecho y la ofrenda estaba sobre las charolas.

Una vez en la entrada sopló una rica brisa con el aire más puro que la colina podía ofrecer; Kuroki terminó con los cabellos revoloteados (Aún más de lo que ya estaban). -¿Eh? Su corazoncito se sintió emocionarse y latir a mil ¡Nunca nadie le había ofrecido ayuda! -¿En serio? Balbuceó un par de cosas, sorprendida por tal acto pero al final sólo logró asentir con la cabeza. -S-sí. Claro. E hizo una pausa en la que tomó un poco de aire. -Si no te molesta, está bien. Luego hizo otra pausa y sonrió tiernamente para sí misma. -Puedo enseñarte todo lo que quieras del templo.

La emoción del momento hasta le hizo temblar; había sentido un ligero escalofrío por la espalda y en el momento reflexionó. Rey le hacía alusión a una figura protectora ¿Como un hermano? Bueno, ella no se relacionaba con personas de su edad y menos se sentía en tanta confianza, especialmente con los hombres. Alzó la mirada y posó su atención en su larga trenza; era la primera vez que veía a un hombre con el cabello tan largo. -¿R,rey? Tímidamente se atrevió a llamarle por su nombre, tenía la mirada aún fija en la trenza y sus manos jugueteando con las mangas de su yukata. -¿Cu´antos años tienes? La pregunta había surgido por el cabello, para tenerlo de ése tamaño seguro nunca se había cortado el cabello.

Volver arriba Ir abajo

Re: Una ofrenda al Templo -Priv. Kuroki-

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.