Sunflower
LINKS RÁPIDOS
GUÍA DE INICIOHISTORIA DE SUNFLOWERREGLAMENTOGRUPO DE FACEBOOK¿BUSCAS AFILIARTE?

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ÚLTIMOS TEMAS

STAFF
KANON INOUE
MP | Perfil
Katsuki Bakugō
MP | Perfil
Deku Midoriya
MP | Perfil
Shōto Todoroki
MP | Perfil
AYLEN DWEIST
MP | Perfil
- En hiatus -

AFILIADOS

Hermanos
Élite
Bad Apple! Codes
Crear foro
Crear foro
Project Fear.less
Loving Pets
Devil Within +18
Lacim Tenebris
CRÉDITOS
Skin “Shine!” creado por Runa XIII e inspirado en la colección de tablillas de NympheaKeep it simple”. Un agradecimiento especial para Nymphea por su consentimiento. Un agradecimiento especial a la Asistencia de Foroactivo y los tutoriales de Savage Themes y The Captain Knows Best.

Todos los derechos son reservados. Las imágenes y el contenido alojados en este foro pertenecen a: DeviantArt, Zerochan, Pixiv y a Pinterest y se le acredita a sus respectivos autores.

No está permitido el uso de algún contenido propio de este foro sin permiso alguno. Se original, no copies.

Ésta ambientación está basada en el anime/manga de "Boku No Hero Academia" más se recalca la palabra "Basada" ya que nos reservamos el derecho a considerar qué cosas tomar del mismo como parte de nuestra ambientación, en pos del bienestar del balance del mundo, siempre para conservar un rol tranquilo y disfrutable sin injusticias innecesarias.


Una siesta primaveral (Priv. Rei)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una siesta primaveral (Priv. Rei)

Mensaje por Invitado el Dom Mayo 10, 2015 9:53 am

Había sido un día bastante ajetreado para Aimi. Por la mañana había tenido clase, y al salir de esta había estado trabajando en el karaoke. No había tenido mucho tiempo para comer, por lo que solo había podido tomar un aperitivo antes de comenzar su horario laboral. Le encantaba trabajar allí, pero los días como aquél la dejaban exhausta. Ya de por sí, Aimi no era una persona a la que le gustara madrugar. Siempre se le quedaban las sábanas pegadas, y tenía que ponerse el despertador varias veces para asegurarse de que no se quedaba remoloneando más tiempo. En las clases trataba de no dormirse, y poco a poco se acababa despejando, pero su cuerpo seguía notando el cansancio.

Tras salir del trabajo, pensó en comprar algo de comida y volver directamente a su casa, ya que no le apetecía cocinar en absoluto. Sin embargo, según se acercaba el verano, había más horas de luz, así que cuando salió del karaoke el cielo aún estaba despejado y un sol brillante se veía a lo lejos. Tras pensarlo unos instantes, llegó a la conclusión de que sería un desperdicio ir tan pronto a su casa. Le gustaba cuando hacía buen tiempo y podía estar en la calle sin preocuparse por si hacía demasiado frío o calor. Para aprovechar aquella temperatura tan agradable, decidió que iría al parque a sentarse a leer un rato o escuchar música.

Sin pensarlo dos veces, se montó en su bicicleta y pedaleó hasta llegar al lugar deseado. Una vez allí aparcó la bicicleta en el lugar reservado para estas, le puso la cadena que hacía las veces de candado y se dispuso a dar una vuelta  por el lugar. Después de haber dado un pequeño paseo, encontró un buen lugar en el que pararse, un banco en un pequeño camino, a la sombra de un árbol. Se sentó allí, sacó el libro que estaba leyendo de su mochila y poniendo música tranquila en su reproductor, comenzó a leer. Pasó un corto rato hasta que le empezó a entrar algo de sueño. Ignorando ese hecho, se tumbó en el banco usando su mochila como almohada y continuó leyendo. Pero aquello no fue por mucho tiempo, ya que poco a poco el sueño pudo con ella, y entre la buena temperatura y la música que estaba escuchando terminó por quedarse dormida. Sin embargo, no había pensado en que ocupar todo un banco para ella sola y estar durmiendo en un lugar público podría ser una molestia para aquellos que pasaran por allí.


Última edición por Aimi Saito el Lun Jun 15, 2015 1:24 pm, editado 1 vez
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Una siesta primaveral (Priv. Rei)

Mensaje por Invitado el Sáb Jun 13, 2015 6:05 pm

Días complicados, había muchos días complicados en la vida de un universitario, especialmente cuando vivía solo y tenía que trabajar para pagar todas las cuentas de su nueva vida. Internet, principalmente; completamente fundamental para la vida de un joven adulto estudiante que vive solo. Electricidad, para poder hacer uso de sus equipos. Comida, era lo más importante de todo, lo único de lo que no podía prescindir. Era demasiado complicado mantener más cosas, también estaba el agua y todo eso. Pero me enfoque en demostrar cuales eran de vital importancia para Rei, y como trabajaba todos los días entonces perdía tiempo para hacer muchas cosas, siempre estaba haciendo cosas que eran complicadas y apenas tenía tiempo para pasar tiempo solo y para hacer su tarea.

Trabajaba en una tienda deportiva y siempre que salía del trabajo iba a trotar una hora al parque, después se iba a su departamento a hacer sus tareas y darse un baño. No era muy fácil, pero tampoco era complicado, siempre estaba haciendo las cosas que debía hacer. Las hacía tantas veces al día que ya se había convertido en una rutina que seguía todo el tiempo sin preocuparse por nada. Era una jornada larga, a veces no podía dormir un par de días pero siempre se recomponía y recuperaba las fuerzas para el día siguiente, le daba un poco de miedo pero al menos lo intentaba.

Ese día había salido del empleo y había decidido que le quedaba mucho tiempo libre, así que no había nada mejor que ir a trotar y luego al supermercado para hacer las compras de la semana. Ese era el plan de aquel día, para nada algo como ver a una chica durmiendo mientras trotaba por el parque para mantener su perfecta figura. Se quedo observando a la chica inconforme porque había detenido su ritmo. Se quedo en silencio de nuevo, antes de agacharse con cautela y tomar una botella que cuidaba en su bolso. Se mojó los dedos y dejo caer chispas de agua sobre el rostro de la chica.

¿Disculpe? ¿Esta despierta?— Se sobresaltó un poco ante la falta de respuesta y se agacho para menearle el brazo con cuidado.—Es inapropiado que una señorita se duerma en un sitio como este.— Comentó repitiendo el proceso.

Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Una siesta primaveral (Priv. Rei)

Mensaje por Invitado el Lun Jun 15, 2015 1:25 pm

La cálida temperatura y el cansancio acumulado habían hecho que cayera en un sueño bastante profundo. Aunque aún había sol, parecía ser que la luz no había sido ningún obstáculo para que Aimi se quedara dormida de tal manera. El libro que estaba leyendo había caído al suelo cuando había relajado la postura, quedando uno de sus brazos colgando junto a este y el otro apoyado en su vientre. Claramente no era la postura más cómoda, pero al menos se adecuaba al banco en el que estaba tumbada y le permitía descansar tranquila.

No sabía cuánto tiempo había pasado cuando notó algo húmedo en su frente que la despertó. Imaginó que sería algo de agua que había en las hojas de los árboles que daban sombra a aquella zona, ya que había llovido la noche anterior y tal vez aún quedaran restos de lluvia. Dando aquello por sentado, no reaccionó, aquella pequeña molestia no era nada que interrumpiese su sueño.

Sin embargo, pocos segundos después cuando notó que alguien movía su brazo. No se esperaba aquello, ya que había intentado relajarse de nuevo para seguir durmiendo. Pero aquello le pilló por sorpresa y sin previo aviso se incorporó rápidamente, algo sorprendida. No había pensado en las repercusiones que tendría un movimiento tan brusco hasta que su frente chocó con un golpe seco con la del joven que había tratado de despertarla. Para no volver a quedar tumbada en el banco por el rebote del golpe, se apoyó en este con cuidado, frotándose el lugar del impacto con la otra mano.

-Au…-murmuró para sí. Parecía ignorar que había alguien más con ella, o más bien aún se había despejado lo suficiente de su siesta. Se frotó los ojos antes de girarse y encontrarse en primer plano al muchacho al que había golpeado sin querer. -¡Ah! ¡Lo siento! –Colocándose adecuadamente en el banco en pocos segundos, se quedó mirando al chico con una expresión de total preocupación en su rostro- ¿Estás bien? ¿Te he hecho mucho daño? Espero que no te quede marca…
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Una siesta primaveral (Priv. Rei)

Mensaje por Invitado el Jue Jul 16, 2015 10:19 pm

Dejó escapar un aullido de dolor, claramente no había esperado que la chica se levantará sobresaltada y que su frente golpeará la propia de esa forma tan violenta. Se sobó la frente con la mano derecha y luego hizo un gesto de que no pasaba nada, aunque lo cierto es que le dolía demasiado. No iba a decir que la chica tenía una cabezota, porque eso sería grosero pero si era demasiado grande y le dolía la cabeza, pero al menos no había muerto y lo cierto es que Rei había leído que se podía morir parte del cerebro por los golpes en la cabeza. No había descubierto si era cierto o si era solo un mito urbano. Sin embargo, sabía que la chica no lo había hecho apropósito.

N-no, discúlpame a mi.— Mostró una sonrisa encantadora, algo que no había ensayado. Rei poco a poco se estaba volviendo más sociable ante los demás.—Debí haber previsto que ibas a sobresaltarte ante mi necedad.— Sus mejillas se arrebolaron suavemente.

Se sentó sobre la banca en la que había estado recostada la chica. Solamente porque se sentía algo incómodo al mantenerse completamente recto frente a la chica. Mostró una sonrisa amable a la chica, aunque se encontraba demasiado nervioso en ese momento. La verdad, se estaba arrepintiendo de molestarle. No estaba acostumbrado a hablar con personas como esa chica, era un poco atractiva y no es que él estuviera 100% interesado en salir con mujeres, porque le parecían un completo misterio. Incluso siendo un chico de ciencias, le superaban demasiado como para hacerles caso. Dejó escapar un suspiro y volvió a intentarlo.

Tenía curiosidad sobre porque estabas recostada aquí y no parece un sitio apropiado para una señorita.— No quería ser impropio así que lo dijo con nerviosismo propio de su persona y bajo la cabeza mientras jugaba con sus dedos.—Así que, si gusta puedo acompañarle a su departamento.— Era atento, solo eso.

No es que gustara de ser insistente, solamente quería sentirse bien con sus valores morales y hacer algo que era justo.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Una siesta primaveral (Priv. Rei)

Mensaje por Invitado el Jue Jul 23, 2015 12:55 pm

Estaba algo avergonzada por haberle golpeado de aquella manera, ya que aunque había sido una reacción natural como un acto reflejo, sabía que probablemente le hubiera hecho bastante daño. Podía deducirlo por el dolor que sentía ella en la frente. No es que fuera muy fuerte, pero estaba concentrado en un punto y le resultaba ciertamente molesto.

Sin embargo, la amabilidad del joven hizo que esa sensación de timidez desapareciera poco a poco. Desde que había empezado la Universidad en Miyabigaoka no había encontrado a nadie de su edad que la tratara así. El joven se veía algo nervioso y parecía estar esforzándose por ser amable, pero sinceramente agradecía que fuera tan atento y se preocupara por si estaba bien.

-Tengo que hacer algo antes de ir a casa, así que no tienes por qué preocuparte, no querría ser una molestia más de lo que ya lo he sido. Aunque sí que va siendo hora de volver, está oscureciendo ya…– Contestó con una amable sonrisa a su proposición. Aún no había cenado y tenía pensado por un conbini o algo a comprar comida de camino a casa, pero no quería tener que arrastrarle con ella. – De todos modos, gracias por ofrecerte.

En realidad en el fondo sí que le gustaría que fuese con ella, no llegaba a acostumbrarse a eso de cenar sola y pasar la mayor parte de su tiempo libre sin compañía. Sin embargo, después de haberle golpeado de aquella manera, le daba algo de vergüenza pedirle que fuera con ella. Sentía que sería un tanto maleducado aprovecharse de las buenas intenciones del muchacho. Sonriéndole de nuevo, se dispuso a guardar sus cosas, metiéndolas en la mochila que llevaba consigo. Una vez hubo guardado todo, se puso en pie y se estiró, terminando de despejarse con aquello.

-Una vez más, siento haberme despertado tan de golpe y haberte golpeado en la cab…- Antes de que pudiera acabar de decir lo que quería su frase se vio interrumpida por un sonoro rugido que provenía de su estómago. Parecía ser que el hambre se estaba apoderando de ella y le avisaba de aquella manera.  Se sonrojó levemente por aquel sonido inesperado, y trató de ignorarlo, esperando que él no se hubiera dado cuenta y continuando con lo que estaba diciendo para tratar de disimularlo. – Eh, lo dicho, lo siento de nuevo.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Una siesta primaveral (Priv. Rei)

Mensaje por Invitado el Miér Ago 05, 2015 8:58 am

Dejó escapar un suspiro porque se sentía un poco incómodo por el motivo de haberle levantado de esa forma tan sorpresiva. Pero estaba bien, al menos la chica bella ya no estaba ahí tirada siendo observaba por las personas y por posibles pervertidos que lo único que querían era tocar su pecho o cualquier cosa que los pervertidos quisieran tocar, no es que el fuera un pervertido, solo que tenía que pensar como uno para ser capaz de darse cuenta de las cosas que podrían suceder, era un suceso de probabilidades y lógica teniendo en cuenta las personalidades ajenas.

Esta bien...— Se ruborizó un poco y bajo la mirada.—Es que no me gusta dejar a las mujeres solas, siento que debería prestarles al menos un poco de atención.— Lo cierto es que él también tenía que irse y preparar las cosas para el día siguiente, pero siempre podía darse tiempo para ayudar a quien lo necesitara.

Estaba un poco preocupado, porque la verdad no era algo natural en él apartarse cuando una mujer necesitaba compañía, le parecía algo tan inapropiado y contra lo que sus padres tanto se esforzaron en enseñarle, a una mujer nunca se le dejaba sola, incluso si ella deseaba que así fuera. Le habían enseñado a querer cuidar a las mujeres como si fuera el más delicado pétalo de una rosa, pero también a entender que podían ser más fuertes que el hombre de acero si se veían provocadas, las mujeres siempre eran una obra de arte. Especialmente por la personalidad.

Tras escuchar el estómago de la chica, murmuró.

Si gustas puedo acompañarte a comer.— Murmuró observando que la chica parecia tener hambre.—Yo no tengo ningún problema en hacerlo.— Le mostró una sonrisa y luego añadió apresurado.—Soy Rei,— Se presentó, habiendo olvidado algo como eso a primer instancia.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Una siesta primaveral (Priv. Rei)

Mensaje por Invitado el Mar Nov 03, 2015 10:00 am

Al escuchar sus últimas palabras dedujo que el joven había escuchado el rugido provocado por el hambre que tenía. Algo avergonzada por aquella situación tan embarazosa dejó escapar una pequeña risa nerviosa. Por lo general siempre había sido muy sociable, pero parecía que desde que había llegado a esa ciudad le estaba costando relacionarse con la gente y hacer amigos. No quería que aquello continuara de esa manera, así que cogió una bocanada de aire y se tragó la vergüenza como pudo.

-Ah, yo soy Aimi, un placer. Si me acompañases te lo agradecería, la verdad, comer sola acaba volviéndose tedioso y monótono. – Hizo una mueca algo infantil por un instante, riendo levemente antes de mirarle, volviendo a sonreír amablemente– Pero, claro, eso siempre y cuando no tengas nada que hacer, no quiero interrumpir tus tareas.

Manteniendo la sonrisa que le había dedicado, esperaba su respuesta mientras se colocaba un poco la ropa, la cual se había arrugado por estar tumbada en aquél lugar. Estaba algo dubitativa respecto al hecho de irse con un desconocido, ya que no sabía que podía pasarle, pero el mero hecho de que la estuviera tratando tan amablemente hacía que sintiera confianza en él. Además, parecía más nervioso él que ella, no es que fuera precisamente una experta detectando las emociones ajenas, más bien lo contrario, pero notaba cierto nerviosismo en su voz. En parte eso la tranquilizaba, aparte de que el chico había dejado bien claro que la había despertado porque le había preocupado verla allí dormida, indefensa.

Sentía algo de curiosidad por aquel chico, no era normal que alguien tan joven fuera tan educado. Parecía que tenía su edad más o menos. ¿Sería de Namimori? No le sonaba haberle visto por su universidad, pero, claro, tampoco conocía a casi nadie, Miyabigaoka era demasiado grande como para saberse las caras de todos. Realmente esperaba no ser una interrupción para su rutina y que la acompañara a cenar, le gustaba conocer a gente nueva y él parecía una buena persona.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Una siesta primaveral (Priv. Rei)

Mensaje por Invitado el Miér Ene 27, 2016 10:59 pm

Se veía hambrienta, Rei sabía que no era nadie para cuestionar la situación de aquella hambrienta chica. Después de todo, se había quedado dormida en la banca. Él no podía juzgar porque se había dado la situación, especialmente porque no conocía a la joven en lo más mínimo, podría haber estado pasando un mal día, no había conseguido dinero para pagar el apartamento y el casero le había sacado hasta que consiguiera, por lo tanto estaba desempleada y con hambre. Había considerado ir a una esquina y ver si podía levantar algo de trabajo con ‘labores manuales’, dejo escapar un suspiro. Quizás estaba pensando demasiado en lo que estaba sucediendo en la cabeza de aquella chica, lo que sea que fuera, quizás ella tenía una excusa para estar en esa situación y Rei debía aceptarlo y respetarlo aunque solamente pudiera hacerse imaginaciones sobre ello.

Aimi, es un nombre hermoso.—Murmuró para sí mismo, mostrando una sonrisa algo animada, aunque se ruborizó de inmediato porque no podía creer que hubiera dicho algo como eso, era completamente atrevido y bueno, Rei no era precisamente el chico más coqueto del planeta, ni siquiera estaba seguro de si le gustaban las chicas o los chicos.—Lo sé, vivo solo y es realmente incómodo estar solo.— Rió un poco, claramente nervioso porque sentía que lo que dijo no tenía ni el más mínimo sentido.—Tengo tiempo, después de todo eso iba a hacer. Y no hay nada mejor que romper la rutina.— Aclara con una leve sonrisa, quizás algo nervioso.

Se había preocupado al principio porque la chica estaba dormida ahí en la intemperie y aunque no le habían tocado ningún pervertido desde que llegó a la ciudad, de todas formas había que tener cuidado. Especialmente siendo una chica tan “dotada” físicamente, además, lo cierto es que Rei detestaba comer solo. La rutina lo mataba, quizás encontrar una forma de que las cosas fueran más estables, hacer cosas diferentes que le hicieran salir de su forma sedentaria de vivir, nadie dijo que sería fácil, pero al menos Rei tenía una idea de por dónde podía comenzar.

¿Qué te gustaría comer?— Cuestiona con curiosidad. Deseoso de saber que cosas le destinaban en la vida en ese momento. Esperaba que no fuera comida china, porque no le gustaba demasiado.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Una siesta primaveral (Priv. Rei)

Mensaje por Invitado el Sáb Ene 30, 2016 7:04 pm

Una vez estuvo de pie, con la ropa en su sitio y la mochila en la espalda se giró hacia él, pensando qué contestarle. Sabía que conocía algún restaurante en los alrededores del parque, pero le estaba costando recordarlo. -Hm… Algún sitio que haya por aquí cerca…-pensó en voz alta. Hacía eso a menudo, le salía de manera involuntaria y a veces hacía que pareciera un poco ida o que se estuviera dirigendo a alguien cuando en realidad no era así. Con un poco de suerte en aquella situación él joven no pensaría ninguna de las dos cosas. -Ah, creo que en la salida sur del parque hay un restaurante de comida americana. Hamburguesas, hotdogs y cosas así, ya sabes. Ponen raciones bastante grandes por buen precio, si quieres podemos ir allí.

Antes de echar a andar esperó la respuesta del chico, esperaba que le gustase ese tipo de comida, solo pensar en ello estaba haciendo que le entrasen más ganas de ir allí. Había estado en ese lugar varias veces, y no le había disgustado ninguno de los platos de la carta que había probado. Recordaba que también había menús y combos, y raciones para compartir. En definitiva era un sitio bastante agradable, tenía aspecto de restaurante familiar, y ciertamente hacía función de tal, ya que se podía ver frecuentemente a matrimonios que llevaban allí a sus hijos, o incluso niños celebrando cumpleaños.

Sin embargo ese tipo de entornos no le disgustaban, más bien al contrario. Aimi era una chica muy alegre y energética, por lo que lugares con ese ambiente se adaptaban perfectamente a su espíritu y forma de ser. La primera impresión que le había dado el chico era de ser más bien al contrario, alguien serio y algo callado, tal vez. Por un momento pensó que a lo mejor no le gustaría un sitio tan animado, pero luego se dio cuenta de que no habría problema, ya que allí no ser fin de semana y ser aún algo temprano probablemente no estuviera lleno y se estuviera relativamente tranquilo. Aquellos pensamientos rondaban su cabeza en los segundos que esperaba la respuesta del joven. Esperaba que aceptara ir a aquel lugar, pues no se le ocurría ninguna otra opción que sugerir.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Una siesta primaveral (Priv. Rei)

Mensaje por Invitado el Lun Mayo 23, 2016 12:06 pm

No era común que se dirigiera a las personas desconocidas. Por lo general, Rei nunca iniciaba una conversación, pero ahora se veía necesario debido a que la había despertado mientras dormía en una banca y por uno u otro motivo se sentía culpable debido a ello. Dejó escapar un suspiro, estaba seguro de que estaba haciendo lo correcto mientras la invitaba a salir, pero no podía evitar sentirse algo intimidado por los pechos gigantes de la chica. Si, Rei era un chico y aun se perdía en el cuerpo de las mujeres, ¡pero en ese caso no podía evitarlo! Eran demasiado atrayentes y bonitas, pero no, él era un buen chico, un chico lindo y tierno que respetaba a las mujeres, no podía perderse en la silueta de esta, aunque sabía por los comentarios del resto, que era sumamente atractiva.

Creo que eso se… ajusta a nosotros.— Mostró una sonrisa ligeramente amena, le gustaba poder conversar con la chica sin pensar en terceras cosas. Aunque en realidad había pasado mucho tiempo desde la última vez en la que se había comunicado con una persona y pensando en que la primera vez había sido un completo desastre, esperaba que las veces que siguieran pudieran hacer todo de la mejor manera. Al menos ahora, si retenía sus instintos carnales, quizás podría formar una buena amistad sin pensar en nada serio.—Entonces, guíame.— Expresó con una pequeña sonrisa. La verdad, se sentía un poco superado por la situación, pero no podía evitarlo, solamente quería terminar con todo. Ir a su casa y prepararse para seguir su rutina diaria.

Se levantó y comenzó a caminar en dirección al restaurante que había señalado la chica. Estaba pensando en que podría hablar con ella, nunca había sido muy bueno, pero era una persona inteligente y tenía una lista seriamente planeada sobre las cosas que podía decirle a una persona y las cosas que definitivamente no debería preguntarle a las personas. A las mujeres, en general, era mejor no preguntarles la edad ni si estaba en sus días, pero según su lista de datos, era incorrecto preguntarles datos demasiado personales así que quizás sería correcto preguntarle si iba en la escuela y cuál era la academia a la que pertenecía, esperaba que fuera Namimori porque detestaba todos esos conflictos que envolvían a las dos academias, era completamente extraño. No valía la pena involucrarse.

¿Estás estudiando?— Cuestionó, en un intento de envolverse en una conversación con aquella chica.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Una siesta primaveral (Priv. Rei)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.