Sunflower
LINKS RÁPIDOS
GUÍA DE INICIOHISTORIA DE SUNFLOWERREGLAMENTOA CERCA DEL KOSEIGRUPO DE FACEBOOK¿BUSCAS AFILIARTE?

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ÚLTIMOS TEMAS

STAFF
KANON INOUE
MP | Perfil
KANON INOUE
MP | Perfil
AFILIADOS

Hermanos
Élite
Crear foro
Crear foro
counting ★ stars
Loving Pets
Lacim Tenebris
Boku no Hero ROL
Crear foro
bton 40x40
FINAL FANTASY: Zero
CRÉDITOS
Skin “Shine!” creado por Runa XIII e inspirado en la colección de tablillas de NympheaKeep it simple”. Un agradecimiento especial para Nymphea por su consentimiento. Un agradecimiento especial a la Asistencia de Foroactivo y los tutoriales de Savage Themes y The Captain Knows Best.

Todos los derechos son reservados. Las imágenes y el contenido alojados en este foro pertenecen a: DeviantArt, Zerochan, Pixiv y a Pinterest y se le acredita a sus respectivos autores.

No está permitido el uso de algún contenido propio de este foro sin permiso alguno. Se original, no copies.

Ésta ambientación está basada en el anime/manga de "Boku No Hero Academia" más se recalca la palabra "Basada" ya que nos reservamos el derecho a considerar qué cosas tomar del mismo como parte de nuestra ambientación, en pos del bienestar del balance del mundo, siempre para conservar un rol tranquilo y disfrutable sin injusticias innecesarias.


S.O.S - Descontrol en el parque de diversiones [Hayley]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

S.O.S - Descontrol en el parque de diversiones [Hayley]

Mensaje por Jia Li el Miér Sep 05, 2018 9:49 am

-Mmm~ ...ya..- Oír la alarma del despertador no era precisamente un modo de tener un glorioso despertar.- Ya basta...- sobretodo cuando eran las 9 de la mañana y te la pasaste casi toda la noche y la mayor parte de la madrugada reparando coches viejos con refacciones baratas. No es que fuera difícil, pero llevaba tiempo. Y de alguna manera... una vez que empezaba no podía detenerse.- Ya estuvo!.- fue todo lo que dijo antes de destrozar el pequeño despertador , lanzándolo contra la pared con fuerza.- Maldita carcacha....-

Su cuerpo se sentía pesado y sus ojos se negaban a abrirse para iniciar un nuevo día. Aunque tampoco es que le importara. Bostezó y se removió entre las sabanas, antes de caer al suelo y gemir.- Awn... mi retaguardia...- frunció los labios, ignorando por completo su apariencia desaliñada. Aunque de alguna manera la musculosa blanca, la ropa interior con dibujos de bananas y el cabello revuelto, eran una muy buena combinación.- Esta bien. Me levantaré.
Se levantó con el cuerpo lánguido y la mente aún en la cama, sus ojos permanecían cerrados y parte de su cabello se encontraba pegado en una de sus mejillas, lo que se veía claramente, al tener la cabeza ladeada y el cuerpo encorvado. Caminó a ciegas hasta el baño y cerró la puerta de un portazo, con un sólo destino en mente. La ducha.

-Ah! está caliente!.Quema, quema, quema!-

una vez regulada la temperatura del agua, la rutina de baño acabo completa y placenteramente. Dejó que su cabello colgara húmedo en su espalda y de modo rápido y algo brusco se ensartó una camiseta blanca y unos shorts cortos, color olivo, a juego con unas botas. Cepilló sus dientes y con una sonrisa en el espejo dedicada a si misma, se dirigió hacia la puerta, tomando una mochila con sus pertenencias de camino.

-Hora de hacer locuras.

Caminó por el sendero que conocía de memoria, atravesando los ghetos y las ruinas. Estas últimas, sólo por la extraña sensación de estar en casa que le generaba aquel sitio, y luego sólo caminó sin rumbo. Dejándose llevar a donde su instinto y curiosidad lo quisieran. -Veamos. A quien podríamos joder el día de hoy?- Observó sus alrededores y de alguna manera sonrió con sorna al ver a lo lejos una enorme rueda de la fortuna.- Quizás todavía no es el momento. Pero definitivamente acabo de hallar el lugar.

A medida que sus pasos la guiaron al lugar de partida, podía oír el susurro de las personas, juzgándola a su alrededor. Pero poco importaba. Había aprendido a ignorar aquellas voces, cuando en su mente sonaban otras un poco más escandalosas. Se detuvo en la entrada y llevando las manos a los bolsillos traseros de sus shorts, cruzó el límite que la separaba del parque.- Manos a la obra. Encontremos a la víctima.

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S - Descontrol en el parque de diversiones [Hayley]

Mensaje por Hayley Queen el Jue Sep 13, 2018 6:42 pm

¡PÁNICO!

Hayley tiene una mezcla de ésto y de aquello, ya sabes de ésas cosas que se sienten cuando estás muy feliz y emocionada y sólo quieres brincar y golpear todo lo que se atraviesa frente a tus ojos; pues bien, éso que sientes, Hayley lo siente ciento ochenta y cinco mil seicientas veinti cinco veces más. ¿Eh, que cómo es que sabe exactamente cuánto siente? Shhh, no le preguntes porque está loca y no le gusta ser cuestionada. Pues bien, Hayley sabe que es la época de fiestas, la época de la diversion ¡Siempre es la época de la felicidad! Al menos en su cabeza lo es y se siente feliz porque de alguna manera y de algún lado ha escuchado que hoy abrirán un nuevo juego en el parque de diversiones, sobra decir que la rubia debe estar ahí a como dé lugar.

Pues bueno, se prepara con sus mejores harapos, pero no son cualquier harapo, no, no, no. Es la más nueva adquisición de la despampanante mujer y que -claramente- no ha pagado no un sólo quinto por él. ¿Oh, te has enterado que hace unos días una tienda de ropa terminó incendiada de la nada? Bueno, ésa fue obra de Hayley por su puesto, pero no se fue con las manos vacías, no señor. ¿Ves éste minishort bicolor que parece más una braga? A que es preciosa, ¿no? ¿Y qué me dices de ésta polera blanca, no te dan ganas de romperla al ver cómo se ciñe en el cuerpo de Hayley? ¡Ah, pero lo mejor de todo han sido ésas botas tipo ténis que le hacen pronunciarse mucho más por sobre la muy poca ropa que ya lleva puesta, ¿y sabes qué es lo mejor? ¡Que a Hayley no le importa ir así! De hecho le encanta, se siente tan fresca, tan libre.

Es tarde ya, y no ha hecho otra cosa más que procrastinar como buena ciudadana de Sunflower, pero ahora siente que le hace falta ésa emoción en su vida y es cuando la oportunidad de escuchar "nueva" y "atracción" le hacen voltear como psicópata y comenzar a seguir muy de cerca a las dos chicas que van platicando.
— ¿Eh, dónde es éso? ¿Hayley puede ir? ¡Vamos juntas! — Grita desquiciada mientras se aferra muy fuerte a la muñeca de una provocándole el espanto y lastimándola en el proceso. — ¿Sabían que Hayley puede comerse mil algodones de azúcar sin vomitar? — Y tras una serie de gritos y jaloneos las dos chicas y terminan corriendo despavoridas alejándose de la emocionada mujer que ahora sólo tiene una misión en mente: Ir y conocer la cosa nueva de atracción en el parque de diversiones.

Apenas llegar no ha hecho más que pasearse de aquí para allá meneando ése cuerpecito suyo y levantando la vista de más de uno y provocándoles torcer el cuello como lechuzas hambrientas. Hayley lo sabe y no dudará en aprovecharse de ésto, así que muy confiada mientras daba un paso justo enfrente del otro y se mordía el dedo índice de una forma lujuriosa y seductora se acerca hasta un grupo de jóvenes que esperan en la fila de la taquilla para acceder. — ¡Ay, qué tonta! Hayley olvidó traer dinero para divertirse en el parque... — Su expresión inocente provoca que uno de ellos saque la cartera y por los nervios la tire al suelo. — Ji, ji, ji. — No basta mencionar que le han pagado la entrada y en cuanto han accedido y Hayley "manosea" a uno y otro se lleva entre los dedos las carteras, los relojes y ¿porqué no? también uno que otro celular. Y en la primer oportunidad que ve se separa del grupo y se pierde para buscar un poco de algodón de azúcar.

Veinte minutos han pasado desde que entró al parque y ya se siente inmersa en todo, no para de ver de un lado de otro, de coquetear con cuanto hombre se le queda viendo y de saquear a quien se deje, pero todo su mundo se frena en cuanto divisa la rueda de la fortuna, ¡qué bonita se ve! ¿Será que Hayley pueda columpiarse desde lo alto? Pues sólo hay una forma de saberlo. — ¡Hayley quiere subiiiir! — Está formándose en la fila cuando un tirón muy fuerte la desequilibra, son los mismos jóvenes que han sido timados por la habilidosa mujer. - ¡Maldita perra, nos robaste! - Pero éso no logra intimidar a la rubia sino todo lo contrario que termina soltando una risita jocosa mientras se cubre los labios con ambas manos. - ¡Entréganos lo que te robaste! - — ¡Na-ah! Primero debes atrapar al arlequín de sus cincuenta copias, ¡Oh, mira, una está por allá, otra por allá, y ésta copia se va! — Se safa del agarre y corre a toda velocidad al primer lugar que ha visto: La casa de los espejos, ¿así que a éso se refiere con copias? ¿o es acaso algo más? Bueno, primero las copias, luego los acertijos y dejamos para el final lo mejor.

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S - Descontrol en el parque de diversiones [Hayley]

Mensaje por Jia Li el Sáb Sep 15, 2018 5:22 pm

Aquel sitio era interesante. Muy interesante. Sobretodo pensando en la gran cantidad de material de citas que podía hallar en el. Aunque la realidad era que ese no era su primer objetivo.- Volteo a ver la enorme ruleta humana que se hallaba a unos cuantos metros del lugar, absorbiendo un poco más del batido que había comprado para refrescarse- Según lo que había podido leer, era una de las atracciones más altas en el ranking de lugares que visitar con tu "cuchurrumin". En realidad, ni siquiera se había fijado si se hallaba en el primer o segundo puesto, o en el puesto que deseaban ponerla. No era algo que le interesara. - Se relamió los labios, al ver a dos mujeres que pasaban frente a ella contoneando las caderas mas de lo normal.- Umm~ hay mucho lugar en donde hincar el diente.- estiró los brazos y empezó a hacer recuadros con sus dedos, enfocando el trasero redondeado de más de una mientras se mordía el labio inferior para no babear- Podría apretarlas y darles unas cuantas palmaditas si la dueña se porta mal. - Oyó un carraspeo de una mujer que pasaba con su niña, a quien tapaba las orejas con ambas manos, mientras hacia un fracasado intento por matarla con los rayos lasers invisibles de sus ojos.- Lo siento, señora!. Tan sólo declaro mi libertad de elección sexual. Espero que sea capaz de hacerlo con su hija en el futuro!- vio a la mujer caminar a paso apresurado con la cara de color rojo escarlata por la vergüenza que sus palabras le provocaban. Sonrió con sorna y se encogió de hombros- Mujeres cuadradas. Bonitas pero muy estiradas. Ahora... ¿en donde me... quedé?- frunció el ceño, mientras veía a una muchacha rubia vestida de forma más que provocativa que corría en dirección opuesta, con varios muchachos detrás de ella- Hmp. ¿Qué se traen entre manos esos chicos?.- alzó la muñeca , observándola con intensidad, antes se acomodarse la mochila al hombro y caminar en dirección a ellos- Como sea. Tengo tiempo de sobra.

Los siguió hasta una atracción llamada "la casa de los espejos". Nombre que se le grabó en el cerebro no por el enorme cartel con letras brillosas y gigantes en la entrada, sino porque la chica con el altavoz prácticamente le había volado los sesos al gritar cerca de su cabeza.
- ¿De los espejos?. Más bien de los egocéntricos.- musitó con diversión, sobándose la oreja debido al zumbido que sentía en los oídos por el retumbar del altavoz.

Se adentró a paso relajado, como si sólo paseara por el lugar, como un cliente más del parque. Podían observarse parejas coqueteando por doquier, padres e hijos, grupos de chicos del secundario paseando e incluso .... algunos idiotas sospechosos que miraban para todos lados en busca de algun objetivo. Se detuvo por un momento y observó a su alrededor, captando por el rabillo del ojo cabello rubio y coletas de colores diferentes de cada lado. Se apresuró a caminar hacia ese lugar, sin levantar sospechas. Observó hacia atrás un par de veces, silbando con intenciones de parecer alguien extraña y solitaria. Cuando los vio mirarla y luego seguir hacia otro camino, volteó a su derecha y se detuvo al ver a una rubia despampanante, que parecía pasarlo muy bien a pesar de la situación en la que se encontraba:

-Hola, encanto. Creo que tienes un par de "problemas" siguiéndote.- señaló con un movimiento de cabeza hacia atrás- ¿Necesitas ayuda?
Con las manos en sus bolsillos traseros, sus ojos recorrieron la silueta ajena en un escaner visual: Deteniéndose sobre todo en lo plano y descubierto de su estomago y las largas y esbeltas piernas.- Ah~ ya veo porque te siguen. A menos que los hayas provocado de algun otro modo.

La observó con curiosidad puesto que su modo de vestir un tanto ventilado era poco habitual de ver. Claro que no podía decir que le molestara realmente ya que le permitía tomar fotos mentales de su cuerpo en todo su esplendor. Tan solo quedaba ver... si ella estaba dispuesta a darle algun indicio de quien se trataba.

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S - Descontrol en el parque de diversiones [Hayley]

Mensaje por Hayley Queen el Lun Oct 01, 2018 11:15 am

— ¡Ji, ji, ji! — Rie a carcajadas conforme se adentra al inmenso laberinto de los espejos, choca un par de veces pero sin importarle continúa avanzando hasta quedarse realmente perdida. Por suerte, los sujetos aquellos están en un limbo entre la desesperación y el hastío por tener que soportar no sólo las risotadas de la rubia loca sino también por encontrarse perdidos en el laberinto. Pero ya sabes lo que dicen, si quieres salir del laberinto tienes que seguir.

Una vuelta, otra más y se detuvo sólo para acomodarse mejor una coleta que se le estaba deshaciendo; justo en ello está cuando escucha una voz femenina que le ofrece ayuda y compañía. — ¡Wah! — Alza las manos mostrando fingida sorpresa y luego baja las mismas hasta abrazarse a sí y regodearse con emoción. — ¡Los problemas de Hayley siempre giran y giran! — Y mientras ella explica, gira en su sitio rápidamente, tanto que trastabilla y se va casi de pompas al suelo de no ser porque se sostiene de una corniza de los espejos, se incorpora y sigue riendo como si nada hubiera pasado. — ¡Gira, gira, gira, gira! — Ahora menciona moviendo los dedos en círculos una y otra y otra vez hasta que se cansa y deja de hacerlo.

De la nada, niega con fuerza moviendo la cabeza repetidas veces, como una manía loca, muy muy loca. — ¡Hayley no provocó nada, Hayley es una santa! — Aunque claro, con tales pintas de cuatro letras a nadie va a engañar hoy. — ¡Oh-oh, ahí vienen! — Y sin demora coje de la mano a la chica y tira de ella para seguir adentrándose al precioso laberinto.
En dos ocasiones se ha golpeado de frente contra el espejo, en uno de ellos lo quebró dejando una retorcida imagen reflejada pero poco le importa y avanza un poco más hasta volver a detenerse en quién sabe qué punto de la atracción; no sabe cuánto más hay que recorrer para salir o si han vuelto al inicio pero con compañía, todo siempre es mucho mejor. — A Hayley le gusta tu cobello, ¿Hayley puede tocarlo? — Pero a pesar de pedir permiso, rompe el espacio personal de ambas acercándose a ella casi asechante, la chica es un poco más alta que ella así que se pone de puntas y se recarga un poco sobre el pecho de la contraria con su cuerpo para poder tocar el susodicho cabello azul. — ¡Qué bonito, qué suave, parece la cola de un conejo! —

Sigue riendo y sigue siendo tan rara como sabe ser. ¿Y los sujetos? Quién sabe, ya no se escuchan sus voces ni sus quejas así que muy probablemente se hayan desesperado y pedido salir por algún lugar.
Hayley se despega del cuerpo ajeno cogiendo una de sus coletas y cercándola hacia la chica. — ¿Quieres tocar las de Hayley? — Se contonea y se regodea, todo en espera de ver qué hará la chica.

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S - Descontrol en el parque de diversiones [Hayley]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.