Sunflower
LINKS RÁPIDOS
GUÍA DE INICIOHISTORIA DE SUNFLOWERREGLAMENTOGRUPO DE FACEBOOK¿BUSCAS AFILIARTE?

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ÚLTIMOS TEMAS

Últimos temas
» || N E W W O R L D|| [Privado][ADD]
por Alice Dollangager Ayer a las 11:49 pm

» Boku no Hero ROL (Afiliación Élite)
por Invitado Ayer a las 6:21 pm

» [Otros] EL Rap de sun flower
por Riki Midoriya Ayer a las 5:25 pm

» [Privado] Asesinemos un poco, sólo por diversión [Mordor]
por Vesta Drago Ayer a las 3:00 am

» [Privado] (Yoruishi Hoshi ) Un tiroteo inesperado !!!
por Eliot ClearWater Jue Sep 21, 2017 1:35 pm

» (Privado Lynette )Skate y algo mas
por Eliot ClearWater Jue Sep 21, 2017 1:29 pm

» A monster...or something || Expediente de Yuu
por Shōto Todoroki Miér Sep 20, 2017 7:48 am

» un collar por favor [Priv.Ibuki]
por ADD Lun Sep 18, 2017 11:48 pm

» Green heart~
por Riki Midoriya Dom Sep 17, 2017 11:20 pm

» Wilde rose {Riki's chronology}
por Riki Midoriya Dom Sep 17, 2017 11:07 pm

STAFF
KANON INOUE
MP | Perfil
Katsuki Bakugō
MP | Perfil
Deku Midoriya
MP | Perfil
Shōto Todoroki
MP | Perfil
AYLEN DWEIST
MP | Perfil
- En hiatus -

AFILIADOS

Hermanos
Élite
Bad Apple! Codes
Crear foro
Crear foro
Project Fear.less
Loving Pets
Devil Within +18
Lacim Tenebris
CRÉDITOS
Skin “Shine!” creado por Runa XIII e inspirado en la colección de tablillas de NympheaKeep it simple”. Un agradecimiento especial para Nymphea por su consentimiento. Un agradecimiento especial a la Asistencia de Foroactivo y los tutoriales de Savage Themes y The Captain Knows Best.

Todos los derechos son reservados. Las imágenes y el contenido alojados en este foro pertenecen a: DeviantArt, Zerochan, Pixiv y a Pinterest y se le acredita a sus respectivos autores.

No está permitido el uso de algún contenido propio de este foro sin permiso alguno. Se original, no copies.

Ésta ambientación está basada en el anime/manga de "Boku No Hero Academia" más se recalca la palabra "Basada" ya que nos reservamos el derecho a considerar qué cosas tomar del mismo como parte de nuestra ambientación, en pos del bienestar del balance del mundo, siempre para conservar un rol tranquilo y disfrutable sin injusticias innecesarias.


La nobleza del corazón {Priv. Kai}

 :: KIWI :: Cine

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La nobleza del corazón {Priv. Kai}

Mensaje por Invitado el Dom Mar 29, 2015 3:32 pm

Una sonrisa felina adornaba su cara, aquellos colmillos sobre salían sobre sus labios que tenían un tono brillos por el bálsamo labial que le obligaron a ponerse las chicas del SPA; él era el único chico trabajando hay de momento y ellas lo habían mimado y sobre protegido al punto de que se preocupaban hasta cuando se le desacomodaba el cabello y contra la jefa no podía, esa señora lo miraba como si fuera su hijo o una muñeca para vestir; tal vez una mezcla de ambos. Aun recordaba el primer día de trabajo cuando entrego su hoja de vida para el empleo, la mujer no le creía que era un chico y no la culpaba no era la primera… tal vez su cabello largo, sus ojos grandes sus ropas asiáticas; pero la mujer técnicamente lo desvistió para ver que no mentía. ¡Fue vergonzoso!

Un escalofrió le corrió la columna; solo recordarlo le daba pánico. Fue un momento incomodo, para los dos y la sorpresa de la señora fue grande al ver al chico bien dotado y masculino, debajo de la tela se notaba una silueta masculina más creíble que a simple vista. Aunque se lleva bien con su jefa no tuvieron más problemas aparte de las primeras impresiones. Rey se río ante el recuerdo de aquello.

Estaba bastante cerca del cine -¿Qué estarán dando?- se preguntó, para cambiar de rumbo he ir a ver la cartelera del cinema. Le gustaba probar cosas nuevas y una de sus favoritas sin duda ver las deferencias inmensas entre el  mundo en el que se crio y en el que estaban viviendo los demás.

Escucho algo que le inquieto.

Cerca del callejón que pasaba a un costado del cine y la sex shop, el llanto ahogado de alguien se escuchaba con fuerza por momento y luego se apagaba; cuando más avanzaba más rápido le latía el corazón, tenían una angustia atravesada en el pecho ese llanto era como el de un niño. No. Estaba seguro de que era un niño. No lo pensó, no se detuvo a pensar en las consecuencias, por su mente solo pasaba la imagen de un niño llorando y el sonido de los golpes aumentaba ese deseo de proteger. Eran cuatro hombre adultos y un niño de a lo mucho cinco años que lloraba y tenía marcas en su cara llena de mocos y lágrimas. El corazón de Rey pego un vuelco, corrió hasta los hombres que arcionaban al niño contra la pared.

Eran más de las diez de la noche, no habían muchas personas por la calle, estaba casi desierto el lugar pero no tenía muchas opciones gritar por ayuda no era una opción viable porque podría llamar la atención de la persona equivocada y terminar con alguien más en ese lio. Al primero hombre que se topó le pego una patada en el estómago para poder llegar al niño. Lo primero que hizo fue ponerlo tras su espalda -¡¿Que se supone que le hacen?! ¡Solo es un niño!- le grito, los cuatro hombre cerraron más el circulo cercándolo contra la pared, él se podría defender contra ellos, pero temía dejar al niño desprotegido; el niño se aferró a su pierna llorando por su mamí  y dando gracias a la vez; mientras Rey recibía el primer golpe, en un costado… pero no se movió, era él o el niño.

Por supuesto que él, nunca dejaría que le hicieran algo más al niño que lloraba más fuerte mucho más que antes. Los tipos se agruparon a su derecha, podía correr a la izquierda. Se volteo  y cubrió al niño con su cuerpo –¿Neee? No llores, todo estará bien…- le sonrío débilmente, no era bueno aguantando golpes –Agárrate fuerte…- le susurro mientras el niño pasaba sus brazos por su cuello, Kong espero que cesaran los golpe un poco, apenas pudo abrazo al niño y corrió por aquel flanco vacío… no miro atrás porque podía escuchar sus pasos tras de sí, su morral quedo en alguna parte, no importaba. Escuchaba los gritos y las amenazas tras de sí.

En mejor estado los hubiera dejado atrás hace tiempo, pero los golpes y el peso extra del niño que solo le avisaban “Ay vienen los malos… corre, corre nee-san” Kong no estaba seguro si lo estaba animando o apurando. El sabor metálico de la sangre le lleno la boca ¿tan fuerte habían sido los golpes? No, no era eso ¿o si? Choco con alguien cundo pasaba, se disculpó apresurado y siguió corriendo, pero en el próximo crucé había sido cercado  y empujado a otro callejón sin salida.

El niño empezó a gritar por ayuda, Rey solo estaba a la defensiva aún no se rendiría, protegería al niño que no conocía, solo sabía que eso era lo correcto, que el niño no podía tener culpa, que las personas malas existen, así como los nobles de corazón. Solo esperaba poder protegerlo, no se atrevía a pensar en la preocupación de la familia de ese niño y pensó en los niños de aldea. Definitivamente no lo iba a permitir.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: La nobleza del corazón {Priv. Kai}

Mensaje por Invitado el Vie Mayo 15, 2015 7:44 pm

No era muy amigo con eso de salir de su departamento. Al ser estudiante de universidad siempre estaba lleno de trabajos de investigación y tareas muy complicadas para efectuar. Siempre tenía tiempo para las cuatro categorías que se deben atender al día para que sea de provecho: tu mismo, familia, el trabajo y el mundo. Todos los días leía de tres a cinco capítulos del libro de la semana, le llamaba a su padre durante una hora, estudiaba como poseído durante horas y también escribía cosas que podían servirle a otras personas a lo largo del mundo. Era una persona dedicada a todo lo que podía. Era completamente dedicado.

No le gustaba salir mucho, pero en fin. Le habían dicho en la escuela que tenía que tomarse tiempo libre o de lo contrario le iban a prohibir la entrada a la biblioteca, él no podía con un castigo de esa magnitud. Por lo que se puso unos jeans, una polo azul marina y unas deportivas cómodas para trotar. No había decidido a que dirección iba a partir o que iba a hacer, pero siempre era mejor estar comodo que incomodo en una situación complicada. Caminaba sin rumbo alguno cuando escucho unos chillidos en un callejón cerca de donde caminaba, observó que el llanto correspondía a un niño y que en unos segundos era defendido por un hombre de cabellos largos, se quedo observando la situación con ojos crítico. Cuando vio la espalda del más grande protegiendo al menor, se decidió, aunque quería evitar peleas, parecía no conseguirlo en esta ocasión.

Cuando los pusieron contra la pared en el callejón sin salida, tomó el objeto más cercano, en este caso un palo de escoba que estaba en el basurero, y lo afianzó con el arma. Corrió hacia uno de los atacantes y bateó hacia la cabeza de uno de los abusones, golpeándolo y atrayendo la atención del grupo. Dio un codazo a otro sujeto más delgado y volvió a balancear en dirección a otro de los chicos. Hasta quedar al frente de aquel joven y el niño que lloraba. No iba a dejar que los tocaran. No lo iba a permitir.

Mantenganse detrás de mi.— Fue lo único pronunciado, mientras sujetaba el palo con postura amenazante.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: La nobleza del corazón {Priv. Kai}

Mensaje por Invitado el Mar Sep 01, 2015 6:36 pm

No tenía motivos para retroceder, ese niño tras su espalda dependía de él. Kong no pretendía fallarle pese a las heridas que ya mostraba, la carrera con el niño a su espalda no fue fácil y ahora está jadeando como si su próximo aliento fuera el ultimo, pero ni aun así bajaba la guardia; una patada fue directo a cara, logro bloquear con el brazo pero aun así fue movido unos centímetros de su lugar.

Tenía ese molesto sabor a sangre en la boca, escuchaba los sollozos tras de sí. Estaba un setenta por ciento seguro de que de esa no salía tan bien librado como quería, pero si el niño estaba bien no sería problema, podría soportarlo. Eso pensaba hasta que un noble de corazón se apiado de ellos y fue a su rescate, le sorprendió su agilidad y destreza para la batalla.  

Lo miraba con asombró y sus felinos ojos no portaban la pupila de él. Aquel sujeto de valía solo de un palo de escoba para defenderse y Ray le estaba gradecido. El niño se refugió en sus brazos cuando vio que el otro los defendía y lloraba menos; Kong acaricio su cabello buscando calmarlo mientras lo mecía entre sus brazos –Todo está bien… todo está bien…- uno de los maleantes intento lanzarle un puñetazo al ¿peliblanco? No estaba seguro.
Los abusivos se fueron al ver que su por ahora nombrado “salvador” se las apaño tan bien con ellos tres, decidieron irse. Rey se levantó como pudo con el niño en brazos, se estaba quedando dormido en sus brazos, tal vez muchas emociones para un día.

Realizo una reverencia hacía su salvador sin dejar que el niño se le fura de las manos –Muchas gracias. –gimoteo de la alegría, tenía los ojos ligeramente aguados al verse a salvo. –Nos salvaste, no sabría como agradecerte.- le miro atento, buscando su cara, detallándola con esos ojos dorados. Se quedó cautivado por sus rojizos ojos, nunca había visto unos así.

Se sonrojo al verse a sí mismo mirando de más al chico –Heh… yo –busco una manera de decirlo lo agradecido que estaba, pero una persona tan efuciba como Rey no era bueno como sus palabras cuando estaba tan emocionada y le abrazo aun con el niño en brazos, un abrazo de un solo brazo porque el otro estaba ocupado con el niño. –Lo siento, yo…  muchas gracias, soy Rey. Gracias por salvarnos- dijo aún más abochornado de lo que estaba por el abrazo.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: La nobleza del corazón {Priv. Kai}

Mensaje por Invitado el Dom Sep 20, 2015 11:14 pm

No estaba acotumbrado a interceder por el bien ajeno, pero aquella fue una situación especial, pues se encontró en los ojos de aquel asustado niño. Se preguntaba porque esos bravucones podrían mostrar importancia en un niño y en un joven de ojos dorados, no es como que tuvieran mucho en sus manos o dinero, si eran atractivos, pero solamente eso, no era la gran cosa. Dejó escapar un suspiro, porque la verdad no quería que ninguno de los dos pasara por nada doloroso, la vida no era muy justa como para tener que soportar las estupideces de los demás. Primero le daría una lección a esos tipos y luego le compraría un helado a las víctimas, porque no quería que tuvieran traumas severos por lo ocurrido.

Atacó como pudo. No podía decir que tuviera poca experiencia en las peleas porque siempre se encontraba en encuentros con grupos peligrosos de la ciudad e incluso con mafiosos que se encontraba en su camino. Sabía que por su imagen personal pensaban que se tratataba de un malo y por eso le buscaban pelea, pero lo cierto es que Kai detestaba pelear sin ningún motivo en particular. Un suspiro se escapó de sus labios cuando se dio cuenta de que quedaban pocas personas con las cuales pelear, esperaba que no le hicieran mucho daño porque la mayoría del tiempo quedaba con heridas muy profundas. Ahora los había atrapado trabajados, quizás por eso no le resultaba tan complicado acabar con sus energías. Tan pronto como golpeó a los tres misteriosos, se dio cuenta de sus intenciones de huir y aunque no quería, se los permitió.

No es nada. Detesto que se metan con los más débiles.— Mencionó, mirando al niño que estaba dormido, la verdad es que se alegraba de haber pasado por ahí, se habría sentido mal sabiendo que no había podido hacer nada para ayudar a los que necesitaban ayuda.—Podrías aceptar ir a tomar un helado o un café, conmigo.— Mencionó con neutralidad, pero se ruborizó cuando se dio cuenta de que su comentario podría ser tomado como un coqueteo y la verdad solamente lo hacía porque estaba preocupado por la otra persona.—Al niño también, la verdad siento que puede ser un choque muy grande para un niño.

Le costaba un poco ser amable, pero lo estaba intentando duramente. Porque en el fondo ese chico se veía agradable y le gustaba sentirse como el héroe. Escuchó su nombre y mostró una sonrisa breve.

Soy Kai, es un placer Rey.— Comentó, mirando al joven y luego su vista viajó al niño en sus brazos.—Y él...— Se detuvó, tanteando el terreno.—¿Es tu hijo?— Cuestionó con curiosidad.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: La nobleza del corazón {Priv. Kai}

Mensaje por Invitado el Miér Oct 07, 2015 1:30 am

Tenía la vista empañada en lágrimas que seguramente por la angustia, el miedo y más que nada el alivio que sintió cuando los vio correr lejos, era un sentimiento de seguridad que no sentía desde que se hizo con el niño que ahora dormitaba en sus brazos y le rogaba a los dioses que no se hubiera desmayado de la impresión por así sería mejor, tal vez su joven mente le hacía olvidar todo los sucedido como un mal sueño. Parpadeo repetidamente buscando que sus lagrimaras no resbalaran y se condensaran ahí o solo desaparecieran.

El chico frente a él era hasta ahora una de las personas más valientes que tuvo el placer de conocer, siempre se topaba con personas amables, cordiales y algunos cuantos mal educados pero nunca alguien tan valiente como le peliblanco o eso fue lo que le pareció tenía que detallarlo mejor.

-Solo gracias…- dijo con la voz algo entre cortada pero en ella se podía reconocer el alivio sumada a una gratitud incalculable. Algo llamado “sorpresa” acudió a su rostro pintado sus mejillas y afilando sus pupilas de la impresión "¿Un Café?  B-bueno me siento alagado, ¡¡¡qué pena!!! No le puedo decir eso no, no, no…" era su debate interno en esos momentos, realmente no estaba pensando en el tan temido “¿Por qué?” detrás de aquella invitación; esbozó una sonrisa de esas que son tan propias de Rey, aunque las mejillas del asiático estaban algo coloradas. Bueno, bastante –Muchas gracia –se acomodó mejor al niño en sus brazos.

-Aunque si te soy honesto… no sé si durmió o se desmayó, su respiración es normal y su pulso…- guardo silencio unos segundo para confirmar sus palabras – es normal. Tal vez solo está cansado y dolorido. ¿Pero tú estás bien? –y así es la forma de Rey tan desprendida de sí mismo que asusta, tal vez luego en casa el dolor de sus costados le pasaría factura.

Así que su nombre era Kai, nunca lo olvidaría eso lo tenía por seguro.

Pero su lindo espiral de emociones que le turbaban la mente se detuvo de forma abrupta. Miro al niño y supuso, su conclusión fue algo bastante obvia aunque no tenían parecido físico. No pudo evitar desviar la mirada de aquellos ojos color fuego –Ehh… pues –Ahogo una risa –No, la verdad no pude evitar meterme cuando esos tipos lo estaban golpeando… pero no me salió tan bien. Gracias otra vez- acaricio los cabellos del niño. ¿Cuantas veces le había dado las gracias en lo poco que llevaba la conversación?

-Aunque no sé nada de su familia o algo parecido… no creo que este solo, más que nada… perdido.-   Esa fue su conclusión aunque no lo pensó mucho antes de ir ayudar. Y que todo saliera mal para luego ser salvado por Kai.

A lo lejos pudo ver a una señora correr desesperada por la calle, por un momento pensó que se les había quedado mirando y no estuvo muy equivocado porque la mujer corrió hasta donde estaban y lo siguiente que supo fue que miraba al otro lado  y la mejilla en la que tenía un leve dolor también regreso ese sabor metálico en su boca. Regreso la vista al frente solo para ver que el bolso de la mujer quedo sobre la cabeza de Kai, en un rápido movimiento la mujer tomo al niño y se volteó a gritarles –¡NO LO VUELVAN A TOCAR! ¡¡Ladrones de poca monta!!- y así como vino se fue.

Se había mordido la parte interior de la mejilla -¿Eh?- miro perplejo la situación -¡Kai! ¿Estás bien?- se acercó preocupado, aquel bolso se había visto muy pesado.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: La nobleza del corazón {Priv. Kai}

Mensaje por Invitado el Jue Nov 12, 2015 9:51 pm

Pese a ser una persona que realmente detestaba la violencia y tener tanta fuerza, se había asustado mucho cuando había visto a aquel niño y a aquel joven en peligro. Por lo mismo que detestaba la violencia, detestaba cuando la gente utilizaba su poder sin justificación con el único deseo de hacer sentir mal a la gente que les rodea. Le había dado ternura que tras terminar con la limpieza del callejón, aunque no perfectamente porque los cabrones se habían escapado en cuanto vieron la fuerza de su ataque, se había encontrado con la imagen de un morocho lloroso y el niño se había desmayado por la emoción, al menos estaba vivo y era una preocupación menos. Entonces se encontró con que el ratón no se había comido la lengua del joven y que si podía hablar, no es que tuviera humor para burlarse, solamente que se había preguntado si no se había muerto de la impresión.

En realidad, no es nada.— Comentó cuando le dieron las gracias de nuevo. El chico parecía estar teniendo un debate previo en su cabeza, porque no dejaba de mirar alrededor y luego se ponía rojo y le gustaba aquella imagen que le daba su cabeza, dejó escapar un suspiro y miró al chico con un poco más de deleite, ya sin esconder lo que estaba pensando en aquel momento.—Creo que solamente se durmió. Suele pasar con los niños.— Contestó, tomando el bracito del niño y levantándolo a modo de revisión como "haría un experto", aunque claro, Kai no sabía nada de niños. La pregunta preocupada hacia su persona le causó ternura, porque nunca habían mostrado preocupación hacia él antes.—Estoy bien, puede que me haya lesionado una costilla, pero lo importante es que ustedes estén bien.— Contestó, pensó que había sonado como un ligador, pero en realidad no era ese su objetivo por lo que después de unos segundos no le dio importancia.

Se quedó en silencio mientras escuchaba sus palabras, la verdad es que resultaba demasiado tierno como se confundía y negaba una y otra vez que aquel pequeño niño fuera su hermano o su hijo. De hecho Kai no lo había pensado en ningún momento porque su parecido físico era nulo, pero quizás era adoptivo, aunque también lo dudaba porque por la edad no tenía nada de sentido. Iba a contestar algo pero una señora corrióa hacia ellos y quizás los había estado objservando, la señora le golpeó con un bolso en la cabeza y se quedó en silencio cuando se llevó al niño entre sus brazos y se alejó corriendo de nuevo. Su ceño se frunció al darse cuenta del diminuto hilo de sangre que corría por la barbilla ajena. Tanta lata que le había dado ese mocoso a ese bello ángel de ojos dorados... Si no fuera una doña molesta lo más probable es que a ella también se la habría surtido a golpes.

E-estoy bien.— Eso había sido extraño.—Bueno, eso explica lo del niño.— Le pidió una mano cuando regresó el pequeño dolor en su cabeza, quizás cuando llegará a su departamento se revisaría si no tenía una contusión peligrosa en el cerebro, especialmente porque dolía como una.—¿Quieres un café o un helado? Dicen que solo son para niños, pero cualquier cosa que te guste más... Creo que merecemos el gusto.— Sonrió, reforzando su punto.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: La nobleza del corazón {Priv. Kai}

Mensaje por Invitado el Lun Mayo 02, 2016 3:59 pm

Se relamió los labios por aquel escurridizo hilo de sangre que comenzaba en su labio y goteaba el preciado líquido carmesí que trato de limpiar con el dorso de su mano aunque se mancara; no había estado esperando aquello, la mujer le tomó por sorpresa con aquella bofetada que le lastimo y en su estado de negación le arrebataron al niño de los brazos y no pudo hacer nada para enviar el golpe contra su salvador, miro con tristeza la silueta de la mujer correr con el niño. No esperaba nada cambio, solo había actuado por ese impulso de proteger a los demás que le inculcaron en su pequeña aldea.

Miro a Kai y aquellos ojos de fuego de los que era dueño. Aún quedaban nobles de corazón.

Pero, dolía ahora la invitación a por ese helado sonaba de maravilla en su cabeza. -¿Seguro estas bien? Kai…- la mirada preocupada del asiático era clara, sus ojos ambarinos mostraban tanta preocupación para con su salvador -…si, fue extraño. No esperaba el golpe a lo más esperaba un “gracias”.- Se tocó la mejilla tal vez mañana tendría más morados que las manchas que tenía un dálmata, -no me esperaba el golpe, ella tiene fuerza.- se vio en la necesidad de reconocer aquella característica, solo no entendía ¿Cómo si estaban tan preocupada por su niño lo dejo solo? Era algo que no cabía en su cabeza.

Sonrió encantado al ver que la oferta para ir por ese helado seguía en pie, pese al drama del momento. –Yo quiero un helado, un gran helado de vainilla; creo que mañana tendré la mejilla hinchada. –le confeso con calma, entrando en una zona de relajación, solo tomando unas respiraciones profundas para mitigar su enojo y calamar sus dolores aquello siempre funcionaba. Se avanza hasta estar frente a Kai. –¿Nos vamos, Kai? –pregunta ansiando por conocer un poco más al chico que tuvo el valor de defenderlo aun siendo unos completos extraños. Le miro con una mirada un poco más amena y llena de admiración, sin duda para Rey Kai era como un héroe.

-A todo esto ¿Tomaras Café o helado? –pregunta buscando algo sobre sus gustos, aun sin saber porque le interesaba pero sentía como si saber de él porque aquel chico de ojos carmesí tenía un corazón tan noble y bondadoso como aquel, quería estar a su lado. Pero un repentino escozor de dolor le hizo apoyarse en su costado derecho –ugh… je, duele…- farfullo, tocando con cuidado donde había sido golpeado. Bien eso dolía pero mañana sería peor. Aun así estaba dispuesto a ir por aquel helado.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: La nobleza del corazón {Priv. Kai}

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 28, 2016 1:19 pm

Observaba confuso a aquel sujeto, se veía lastimado. Se preguntaba quien en su sano juicio haría algo como eso, es decir, no el defender a un chico inocente en la calle, si no… Verse tan jodidamente sensual con la sangre chorreando por la barbilla. Era increíblemente hermoso. Sacudió la cabeza, sabía que tenía que sacarse esas ideas estúpidas de la cabeza, porque no había nada más que disgustara más que un buscapleitos sino un buscapleitos homosexual (en realidad, si lo había, los buscapleitos drogadictos homosexuales). La gente siempre había detestado a los buscapleitos y por ello Kai estaba en recuperación. Pero, ¡no! El sensual chico sangrante y niño popó bebé habían interrumpido su voto por no volver a pelear con desconocidos. Quizás lo peor era que no se sentía nada avergonzado.

La madre de aquel chico era realmente molesta, no entendía como había pensado en atacar antes de preguntar. La gente en ese mundo estaba realmente mal de la cabeza. Frunce el ceño y muestra una sonrisa ligeramente agradable, solamente para aclarar que se encuentra bien. Nunca ha sido una persona muy conversadora así que se encuentra seguro de que no tiene ganas de continuar una conversación con él, al menos porque no platica mucho, aunque sí, ese joven es completamente atractivo y si tuviera que iniciar a hablar con alguien, aunque no es su estilo, preferiría que fuera con ese encantador chico.

Estoy bien, unos golpes no me hacen daño.— Después de tantos problemas y peleas en las que se había metido ya no sentía mucho al respecto, de hecho se encontraba muy tranquilo respecto a los miles de acontecimientos.—Supongo que si yo tuviera un hijo, habría reaccionado de la misma forma.— Murmuró, se sintió avergonzado de haber pensado en primer lugar que ese niño era su hijo. No era muy complicado darse cuenta de que no eran familiares, pero es que Kai no había pensado claramente. Se quedó muy silencioso, pero luego decidió invitarle a tomar un helado o algo así, se lo merecía, había sido muy valiente.

Se acerca al chico sin pensarlo mucho, coloca la mano en la mejilla que no está lastimada y se inclina para darle un largo beso en la mejilla herida. Quiere que el chico se sienta mejor, al menos un poco. Le toma de la mano, porque siente que no puede caminar bien por todos los golpes que ha recibido, quiere que se sienta mejor así que comienzan a caminar en dirección al sitio donde Kai le había invitado cordialmente. La pregunta le saca de onda, es común que la gente seria como él prefiera el café, pero en realidad un helado de café le vendría bien en ese momento. Le jaló, sacándolo del callejón, pensando que quizás los matones podrían volver con más amigos. Kai no tenía buen control del zaiphon, pero quizás ellos sí y sería más complicado luchar contra ellos.

Me gusta mucho el café, pero también el helado.— Le guía hasta el puesto, donde pide un trapo con cubos de hielo para la mejilla del asiático.—¿Estás estudiando?— Cuestiona con curiosidad, se preguntaba si iban en la misma escuela, pero lo dudaba, porque era tan atractivo que recordaría haberlo visto en algún sitio.—Yo estoy en la universidad…— Menciona.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: La nobleza del corazón {Priv. Kai}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Sunflower :: KIWI :: Cine

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.