Sunflower
LINKS RÁPIDOS
GUÍA DE INICIOHISTORIA DE SUNFLOWERREGLAMENTOA CERCA DEL KOSEIGRUPO DE FACEBOOK¿BUSCAS AFILIARTE?

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ÚLTIMOS TEMAS

STAFF
KANON INOUE
MP | Perfil
KANON INOUE
MP | Perfil
AFILIADOS

Hermanos
Élite
Crear foro
Crear foro
counting ★ stars
Loving Pets
Lacim Tenebris
Boku no Hero ROL
Crear foro
bton 40x40
FINAL FANTASY: Zero
CRÉDITOS
Skin “Shine!” creado por Runa XIII e inspirado en la colección de tablillas de NympheaKeep it simple”. Un agradecimiento especial para Nymphea por su consentimiento. Un agradecimiento especial a la Asistencia de Foroactivo y los tutoriales de Savage Themes y The Captain Knows Best.

Todos los derechos son reservados. Las imágenes y el contenido alojados en este foro pertenecen a: DeviantArt, Zerochan, Pixiv y a Pinterest y se le acredita a sus respectivos autores.

No está permitido el uso de algún contenido propio de este foro sin permiso alguno. Se original, no copies.

Ésta ambientación está basada en el anime/manga de "Boku No Hero Academia" más se recalca la palabra "Basada" ya que nos reservamos el derecho a considerar qué cosas tomar del mismo como parte de nuestra ambientación, en pos del bienestar del balance del mundo, siempre para conservar un rol tranquilo y disfrutable sin injusticias innecesarias.


Disharmonious [Priv. Nicco]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Disharmonious [Priv. Nicco]

Mensaje por Min Dae Sung el Sáb Sep 09, 2017 2:02 pm

Si había algo que Dae Sung disfrutara de la isla Sunflower, era la vista que brindaban sus paisajes, no tanto por el hecho de que fueran magníficos, sino porque le recordaban que estaba en un sitio que era meramente de su elección y no porque su padre hubiera elegido por él como siempre lo hacía. Por ello es que solía caminar algunas veces hasta el mirador, importándole poco si chicos de las otras universidades le echaban bronca por estar en áreas donde no debería y era totalmente consciente de ello. Sin embargo, le importaba poco.

Su caminata simplemente había parado frente al mirador, no era muy tarde, pero tampoco es que fuese temprano. Por la posición en la que se encontraba el sol podría casi adivinar y decir que no pasaban de las seis de la tarde, había tenido un día bastante aburrido, especialmente porque no había planeado nada para dicho día así que solamente se la había pasado trabajando en el Host y, aunque normalmente le parecía interesante las reacciones de las pre adolescentes que se emocionaban cuando debía atenderlas, ahora ninguna de ellas le había provocado el más mínimo interés ni siquiera para burlarse de ellas, obviamente desde su mente porque su trabajo era tratarlas como merecían.

La verdad es que no había durado mucho tiempo en dicho sitio, pues si destino en realidad era su departamento en Kuroshitsuji, así que no esperó a que fuese noche o que todo estuviera oscureciendo como para hacer su camino de retorno. Los pensamientos de Dae Sung volaban a cintos de temas sin un sentido, después de todo solía divagar en temas sin importancia antes de volver a casa para simplemente ocuparse de otros asuntos, como la misma rutina que hubiese tenido en Corea del sur, claro, a excepción de su trabajo que ahora era totalmente diferente al de hacía unos años.

Sin embargo, si caminata se vio interrumpida al momento en que, por encontrarse inmerso en pensamientos que había olvidado al instante, su cuerpo chocó contra el de alguien más. Una cabellera castaña, piel clara y una mirada molesta sin duda fueron lo primero que recibió y aquello provocó una sonrisa irónica en el rostro del peli morado, a pesar de que era obvio que el chico era alto, no pudo pasar por alto el simple hecho de sus facciones le daban un aire infantil.

¿Se te perdieron tus padres o algo así? —Preguntó, internamente se encontraba divertido ante su propio comentario, aunque su expresión no demostrara realmente dicha emoción. — ¿No deberías andar viendo por dónde vas acaso? —Continuó en un extraño afán por molestarle. Algo había llamado al joven asiático a querer responder de dicha forma, aunque no supiera decir de comienzo qué era esa sensación.
avatar
Bi


Edad : 20

Localización : ¿Te importa acaso?


http://sunflower.foroactivo.mx/t1034-ficha-even-if-you-dont-like-me-you-know-me-dae-sung#5992
https://www.youtube.com/Ookamiavy
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Disharmonious [Priv. Nicco]

Mensaje por Nicco Bongiovanni el Lun Sep 11, 2017 1:46 am


Comparada con Roma, la isla era un lugar donde difícilmente se perdía. A veces, al salir del trabajo o en sus días libres, le urgía la necesidad de refugiarse entre las notas de su violín. Se había mudado allí meses antes de que comenzara el ciclo lectivo de la universidad y, al iniciar este, no pudo frecuentar la sala de música como antes, ya que ahora estaba ocupada la mayor parte del tiempo. En su vecindario tampoco se le permitía hacer demasiado ruido, algo ofensivo, por supuesto, llamarle ruidoso por tocar gentilmente el violín, mientras sus vecinos discutían entre ellos haciendo un escándalo todos los días. Fue así como se vio obligado a buscar nuevos espacios para practicar tranquilamente, sin interrupciones y sin que nadie vaya a decirle que es una molestia.

A veces, se refugiaba en una de las dos terrazas de Miyabigaoka, sin embargo, ese día ya se había hecho demasiado tarde cuando acabó su turno en el trabajo, por lo que no le parecía conveniente ir. Se vio obligado a encontrar, aunque simplemente pase un rato, un sitio alejado. Tomó un bus desde las cercanías del restaurante hasta Cherry, zona que no había recorrido lo suficiente. Se bajó junto al parque de diversiones, lugar que, ciertamente, no era lo que buscaba en ese momento. Siguió de largo, dejando atrás la parada del bus a la vez que intentaba memorizarla, ya que sería su ida a casa luego.

No había transcurrido demasiado tiempo antes de que se topara con algunos carteles poco llamativos, entre ellos, indicaciones hacia un mirador. Había oído previamente del mirador, un lugar que permanecía enmudecido y oculto la mayor parte del año, exceptuando algunas fechas de festividades. El joven estaba bastante seguro de que no era ningún día especial y que, probablemente, el mirador estaría vacío. La cartelería del lugar lo llevó, de manera confusa, hasta un sendero. Desde allí comenzó a subir tras acomodarse el estuche del violín en la espalda.

Quince minutos de subida fueron suficientes para llegar hasta la cima de una amable colina. No se trataba de un bosque muy pronunciado, pero sí habían árboles, arbustos y plantas que despedían un fresco aroma a naturaleza. Nicco suspiraba, relajado, sobre el enternecedor aire que le recibía con gusto. No hacía frío y el calor era soportable gracias a la brisa que corría entre las ramas. Vestía de forma casual, para nada elegante, una camisa blanca y unos vaqueros azul oscuro, acompañados de un par de tenis blancos y su lacio, un poco despeinado cabello castaño claro.

Maravillado con el lugar, ya tenía ganas de tocar junto al suave viento y las hojas de los árboles danzando entre ellas. Miraba hacia arriba, las tupidas copas de los árboles y las escasas nubes detrás de ellas. La vista ya le parecía algo magnífico. La ciudad, sus ordenadas calles y luces ofrecían una escena especial; de todo eso, lo más bello desde el mirador era el parque de diversiones. Nicco dudaba que le agradara visitarlo alguna vez, principalmente porque no creía tener alguien para ir, además de que no era demasiado fanático de las multitudes. Pero aún así, se alegraba de que existiera justo allí, con preciosas atracciones repletas de luz. Un brillo especial pintó sus ojos de alegría y esperanza.

Justo cuando pensó que debía dejar de mirar a cualquier parte y prestar atención, en caso de que hubiese algún obstáculo con el cual tropezar, eso mismo sucedió. Sintió como su cuerpo se detenía en un ruido seco, chocando de manera abrupta con un algo que, al mirarlo bien, se convirtió en un alguien. El estuche de su violín resbaló delicadamente desde su hombro, pero tuvo los suficientes reflejos como para impedir que fuese directo al suelo. No le importaba caerse él mismo, pero su amado instrumento jamás debía pasar por eso.

Clavó una severa mirada en la persona con quien había chocado cuando éste habló, arrastrándolo a la fuerza al mundo y arrancándolo de sus pensamientos de ensueño. Ante él se encontraba un tipo un poco más alto, de rasgos finos y voz molesta. Sin duda, era un hombre guapo, pero francamente insoportable desde la primera vez que le vio.

—¿Tu tampoco ibas viendo, imbécil?— le respondió de mala manera, enfadado ante el temor de que, previamente, su violín sí hubiese caído y, también, en respuesta a la provocación ajena.

Su nariz estaba levemente enrojecida debido al enfado, más allá de que socializar de manera tan repentina le sacase de sus casillas. Estaba caminando tranquilo mientras observaba la vista; un paseo que con facilidad fue arruinado por un bueno para nada que se propuso molestarlo en ese mismo instante.

El sendero, a pesar de mostrar el precioso paisaje generosamente, era angosto, y no permitía suficiente espacio como para moverse a un lado y esquivarlo, siguiendo su camino. Frunció el ceño y se mordió suavemente la mejilla.

—Muévete— le gruñó, fastidiado. Acomodó el estuche negro con firmeza en su hombro; no tenía ganas de verle la cara ni un minuto más al imbécil.
avatar
Bi


Edad : 20

Localización : ¿¡P-para qué quieres saber eso, bastardo!?


http://sunflower.foroactivo.mx/t1039-ficha-find-me-inside-frozen-words-niccolas-bongiovanni
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Disharmonious [Priv. Nicco]

Mensaje por Min Dae Sung el Dom Oct 01, 2017 3:11 pm

Decir que la respuesta del chico no había resultado del todo entretenida para Dae Sung, era una mentira.

Su rostro había dibujado de inmediato una sonrisa ladina, cargada de esa sensación similar a la de un niño que finalmente encontraba el juguete que deseaba, con la notoria diferencia de que en el joven surcoreano se encontraba un atisbo de crueldad. La idea de ser la causa de que otra persona sintiera que su día se había vuelto malo solo por haberse cruzado con él.

Y a eso, como si no fuera suficiente, le añadía el hecho de que el contrario era un poco más bajo y de facciones finas, lo suficientemente delicadas para que Dae Sung pudiera usarlo a favor para molestarlo. Era claro que no había sido del todo mala idea ir a dicho sitio, estaba seguro que había encontrado algo con lo que entretenerse durante un rato, mucho mejor entretenimiento que las chicas molestas del Host.

Con una cosita tan poco visible como tú, es casi imposible. —Respondió ante las palabras ajenas. Obviamente sabía cómo responder a casi todo tipo de respuestas que le dieran a sus provocaciones, no sería un buen ejemplo de persona a la que le gustaba joder vidas si no supiera hacerlo usando todo lo que fuera posible en contra.

En situaciones así era cuando Min estaba agradecido con las actitudes tan frías y sarcásticas de sus cuidadores de la infancia, puesto que le servían de tanta ayuda al momento de molestar a personas que parecían ser un blanco fácil. Aunque este chico frente a él no parecía ser de los que se tirarían a llorar por el hecho de ser ofendido, lo cual hacía más interesante la situación para el asiático.

Definitivamente no se encontraba frente a un niñato caprichoso, a pesar de que daba la apariencia de uno, al menos en el pensamiento del peli morado ya que el estuche a la espalda del castaño daba la impresión de ser un instrumento de esos que pocas personas podían comprar y tocar. No es como si él no tocara algún instrumento, la diferencia era que un piano no lo puedes estar cargando a todos lados, pero si había tenido la oportunidad de aprenderlo había sido gracias a la oportunidad que había tenido como artista durante su tiempo de vivencia en Corea del Sur y en otros sitios seguramente se debía más a cuestión de tener dinero, meros caprichos o un auténtico gusto por la música.

Sonrió de nuevo, una pequeña risa nasal hizo acompañamiento a su mirada retadora hacia el de cabellos castaños, olvidando de momento todo su pensamiento alrededor al instrumento del ajeno. 

¿Ah, estoy bloqueándote el camino? —Bueno, eso era más que obvio, pero era en esa misma cantidad de obviedad que se notaba su sarcasmo al momento de decírselo. El día que Min Dae Sung dejará de usar el sarcasmo un solo día, estaba más que evidente que estaría pasando algo verdaderamente grave, era como una parte esencial de su ser. — Si quieres, entonces muéveme, no pienso hacerlo por mi propia cuenta, como te habrás dado cuenta.  —Le sonrió de la forma más falsamente amable que le fue posible mientras se giraba, dejando su perfil frente al chico. Se distrajo mirando hacia el paisaje, ignorando un poco al chico, pero aún estando al pendiente de las acciones de parte de éste.

No iba a bajar la guardia cuando era obvio que estaba frente a alguien que, de ser necesario podría golpearlo. La idea de ver qué tanto podía aguantar el otro antes de intentarlo sonaba arriesgado, tanto como para ser del interés del más alto.

Ah, el paisaje es hermoso. —Comentó como si realmente no le importara la presencia ajena y fuese a quedarse observando a la ciudad, aunque no estuviera viendo nada que capturará su atención en realidad y estuviese viendo los insípidos techos de miles de casas de aquel distrito.
avatar
Bi


Edad : 20

Localización : ¿Te importa acaso?


http://sunflower.foroactivo.mx/t1034-ficha-even-if-you-dont-like-me-you-know-me-dae-sung#5992
https://www.youtube.com/Ookamiavy
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Disharmonious [Priv. Nicco]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.