Sunflower
LINKS RÁPIDOS
GUÍA DE INICIOHISTORIA DE SUNFLOWERREGLAMENTOA CERCA DEL KOSEIGRUPO DE FACEBOOK¿BUSCAS AFILIARTE?

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ÚLTIMOS TEMAS

STAFF
KANON INOUE
MP | Perfil
Katsuki Bakugō
MP | Perfil
Deku Midoriya
MP | Perfil
Shōto Todoroki
MP | Perfil
- En hiatus -
AFILIADOS

Hermanos
Crear foro
Élite
Crear foro
Crear foro
counting ★ stars
Loving Pets
Lacim Tenebris
Boku no Hero ROL
Crear foro
CRÉDITOS
Skin “Shine!” creado por Runa XIII e inspirado en la colección de tablillas de NympheaKeep it simple”. Un agradecimiento especial para Nymphea por su consentimiento. Un agradecimiento especial a la Asistencia de Foroactivo y los tutoriales de Savage Themes y The Captain Knows Best.

Todos los derechos son reservados. Las imágenes y el contenido alojados en este foro pertenecen a: DeviantArt, Zerochan, Pixiv y a Pinterest y se le acredita a sus respectivos autores.

No está permitido el uso de algún contenido propio de este foro sin permiso alguno. Se original, no copies.

Ésta ambientación está basada en el anime/manga de "Boku No Hero Academia" más se recalca la palabra "Basada" ya que nos reservamos el derecho a considerar qué cosas tomar del mismo como parte de nuestra ambientación, en pos del bienestar del balance del mundo, siempre para conservar un rol tranquilo y disfrutable sin injusticias innecesarias.


[Ficha] Find me inside frozen words [Niccolas Bongiovanni]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Ficha] Find me inside frozen words [Niccolas Bongiovanni]

Mensaje por Nicco Bongiovanni el Vie Sep 01, 2017 1:13 am

Niccolas Fiorello Bongiovanni

Bisexual
Versátil - Suke
19
Thermokinesis
Italiano
Universitario
Mesero (medio tiempo)
Lovino Vargas / Hetalia


Descripción Psicológica

Desde muy niño, Niccolas ha sido un tipo tozudo. Siempre tuvo una muy mala actitud, incluso hacia personas que respetase sumamente, formando un mal carácter que, actualmente, va de mal en peor. En su infancia era muy flojo y detestaba hacer los quehaceres del hogar, prefería escabullirse y dormir. No llegó a convertirse en un malcriado, puesto que su abuelita le regañaba siempre que era necesario. De todos modos, aborrece que le digan qué hacer. Malhablado desde pequeño -quién sabe si se debe a sus raíces mafiosas-, aún hoy, no se contiene al momento de insultar a quien le fastidie en formas muy creativas.
Tras haber vivido rodeado de mafiosos y perdido personas importantes por culpa de éstos, se convirtió en un hombre duro, difícil de tratar. Considera que, si no necesita a nadie ahora, jamás lo hará, por lo que prefiere no confiarse. A pesar de que no duda al momento de desquitarse con insultos, no le es fácil expresarse apropiadamente cuando se pone nervioso, y sólo consigue balbucear cosas sin sentido.
Es mucho más gentil, aunque aún torpe, cuando trata con mujeres, ya que se le educó para que sea respetuoso hacia las damas. Si bien es naturalmente coqueto, se ve limitado por su propia timidez. A pesar de comportarse de manera arisca la mayor parte del tiempo, una vez que entra en confianza deja de ser tan agresivo, manteniendo su porte serio. Es alguien pasional que siente con intensidad sus sentimientos, le es complicado mantenerse indiferente ante las circunstancias que lo rodeen. Puede ser muy dulce, pero prefiere bloquear ese lado de él, que le resulta blando y vulnerable.
Ve el mundo de una manera muy fría y distante. Se lo plantea como la supervivencia del más apto, sin lugar para la fragilidad. Usualmente, piensa lo peor de todo el mundo, no se fía de nadie y entra en pánico si se descubre necesitando estar con alguien. Muy poco abre de sí mismo hacia conocidos, aún menos hacia desconocidos.


Descripción Física

Es un joven de contextura flaca y músculos bien formados. Su espalda es ancha, tiene el cuello algo delgado, brazos y piernas largos. Mide 179cm, siendo alto según el promedio de altura masculino de su país natal, y pesa 73 kilos. Su tez es, naturalmente, de un blanco oliva muy claro; tiende a broncearse fácilmente, tomando un tono más canela. En contraste con el color de su piel, su cabello es de un castaño oscuro; lo lleva corto, dejándolo crecer hasta que su nuca quede cubierta, con flequillo lacio y un curioso e incontrolable rulo que siempre está erguido hacia la derecha de él. No suele peinarse muy seguido, aunque tampoco le es necesario, ya que su cabello es naturalmente muy lacio y fino.
El color de sus ojos varía según la cantidad de luz en el ambiente, viéndose de un color verde esmeralda intenso a la luz fuerte del sol; o de color miel-dorado luminoso cuando hay falta de iluminación. Sus ojos son redondos, rodeados de pestañas largas y femeninas, enmarcados de finas cejas castaño oscuro.
Viste, generalmente, el uniforme del oficio o del academia correspondiente. Aún así, utiliza ropa casual y cómoda cada vez que puede. Esto no significa que no sepa vestirse bien, pues posee muchos trajes finos que debió usar en el ámbito mafioso que frecuentaba. Sin embargo, prefiere usar ropa simple y humilde cuando se da la oportunidad. Elige usar abrigos muchos talles más del necesario, vaqueros, zapatillas converse y camisetas no muy llamativas.
Imagenes:



Habilidades kosei /
Consecuencias o debilidades del kosei


La thermokinesis o termokinesis se trata de un kosei emisor cuya función básica es controlar la temperatura en un rango no muy extenso alrededor de quien lo conjure. Se usa, mayormente, para modificar la temperatura hasta llevarla a un extremo, pudiendo este ser muy frío o muy caliente. Si bien ciertas temperaturas extremas consiguen quemar, derretir, congelar hasta quebrar u otros daños a los objetos o personas cercanos, no es posible hacer proyectiles tales como bolas de fuego o de hielo (aunque, si el conjurador del kosei tuviese la habilidad suficiente, podría calentar o congelar un objeto y, en ese estado, lanzarlo).
Niccolas es capaz de controlar muy poco su poder de forma voluntaria, por lo que solamente puede aprovechar un rango de 1,50mts de thermokinesis con cierto esfuerzo, y hasta 2mts con mucha concentración requerida. Al ser un hombre pasional y su habilidad algo relacionado con la temperatura, su poder muchas veces está sujeto a sus emociones. Cualquier enojo, ira, miedo, tristeza o incluso euforia que sienta de manera intensa implican el riesgo de que su poder se desate por sí solo. El caso más usual es el de la ira o la adrenalina convirtiéndolo en una estufa humana, seguido de un estado depresivo que lo lleve a crear escarcha, congelando cerca de sí sin darse cuenta.
La física de la thermokinesis se basa en la modificación de las moléculas en el aire (y con menos potencial, en el agua) en un círculo imaginario que lo rodee. Esto quiere decir que ha de utilizar los recursos a su alcance; por lo tanto, si se encontrase en un lugar cuyo aire esté escaso en agua, no podría enfriarlo al punto de una helada y viceversa.
La habilidad en sí no le hace daño a él mismo, pero se ve expuesto, en una menor medida, a los efectos que una temperatura extrema generen en cualquier ser humano. Si bien para muchos el calor que él puede llegar a obtener quema, para él es simplemente algo agotador y lo deshidrata considerablemente. En cuanto al frío insoportable para quienes no tengan un kosei de inmunidad a la temperatura, a él puede ocasionarle un resfriado o gripe, pero no hipotermia. El uso constante, sea voluntario o involuntario, del poder, le genera cansancio. Sobreexigirse puede llevarlo a colapsar. Tras haber invocado la thermokinesis al menos tres veces en un día, ya necesitará diez horas de sueño. Es por esto que Niccolas puede dormirse donde sea, cuando sea.
Es posible que desate su poder de forma brutal, superando con crecer su rango límite. Sin embargo, esto sólo a ocurrido dos veces hasta ahora y no estuvo bajo su control en ninguna de ellas. En esos casos, se ha desmayado gracias a la fatiga y a la riesgosa estadía en un calor que incendiaba la edificación y raspaba la piel. Su habilidad es útil en la lucha cuerpo a cuerpo, siendo el máximo del rango 2mts; aunque inútil contra un enemigo que lance proyectiles, ya que él no tiene manera de acercarse, o un enemigo con inmunidad a las temperaturas peligrosas. Es posible que un contrincante que use un kosei basado en el agua obtenga cierta ventaja haciendo buen uso de su habilidad, aunque no sería una debilidad absoluta puesto que Nicco no tiene un kosei de fuego. Entraría en desventaja contra alguien más experimentado en la manipulación de las moléculas del aire, porque éste podría disipar sus moléculas sobrecalentadas o heladas.

En conclusión, cualquier persona inmune al frío o al calor, cualquier persona que invoque proyectiles a distancia y cualquier persona con un poder similar o igual presentarían un contrincante difícil para el joven italiano. Por otro lado, su falta de capacitación sobre su habilidad y su humor temperamental le impiden aprovechar al máximo el kosei.


Gustos y Disgustos
Gustos:
+La comida casera, mayormente la italiana o la española.
+Las estaciones intermedias, como el otoño o la primavera.
+Los tomates, son su fruta/snack/comida preferida.
+Fumar, habanos o cigarrillos, de tanto en tanto.
+La dulzura, a pesar de que se muestre difícil, no puede resistirse a alguien meloso.
+La ópera, sobretodo verla en vivo.
+Su fiel tocadiscos, junto con todos sus discos.
+Los animales, más que nada los perros, aunque también adora los gatos.
+Los campos y las estancias, praderas o parques: lugares tranquilos para disfrutar la brisa.
+Tomarse baños de agua muy caliente, llenos de espuma, que duren mucho rato.

Disgustos:
-Las grandes reuniones, sean del tipo que sean.
-Las personas creídas o desagradecidas.
-El ambiente de la mafia, a pesar de que sea inevitable para él.
-El maltrato hacia alguien o algún ser inocente.
-Las personas snob.
-Los noticieros, considera que son pura farándula para generar ideas en la gente.
-Ser despertado cuando estaba durmiendo, sea la hora que sea.
-Su segundo nombre y que cualquier persona lo averigüe.
-Que tomen sus mejillas y tiren de ellas.
-Tener que poner buena cara al trabajar cuando, realmente, quiere patear a todo el mundo.
Extras
Estudiante universitario en Miyabigaoka.

Pasatiempos:
-Tocar el violín, más que nada música clásica. Toca el violín desde los 7 años, cuando su abuela le contó que a su madre le gustaba tocar el violín. Aunque empezó a aprender con un pequeño violín que le regaló su padre, actualmente usa el de su madre y es su objeto más preciado. Procura tocarlo sólo cuando extraña a su abuela, a su madre o vivir en Italia, estando en un momento de calma, ya que teme que se descontrole su poder y hacerle daño al instrumento.
-Dormir, por supuesto, para él es una de las mejores maneras de pasar el tiempo. Puede hacerlo en cualquier lugar, en cualquier momento.
-Cocinar e inventar sus propias recetas es un hobby que disfrutaba haciendo con su abuela. Continuarlo es su manera de mantener viva una dulce parte de ella que, a su vez, lo mantiene vivo a él. Sueña con compartir su comida casera con alguien, pero tampoco está muy confiado de la idea y le da miedo exponerse de esa forma.

Fobias:
-Las cucarachas son el único insecto que lo espanta. Lo dejan paralizado, cual idiota, estupefacto ante el pequeño, cobrizo y desagradable invertebrado.
-No poder controlar bien su poder jamás en su vida le aterra. Teme hacerle daño a alguien inocente en algún ataque de ira. Sabe que, en dos ocasiones, incendió edificios completos con éste. Quiere evitar que eso se repita.

Otros:
-Es alérgico al polen. Estornuda muy seguido en primavera. No es nada grave, sólo algo gracioso verle la nariz enrojecida y los ojos llorosos, junto con muchos insultos en italiano, mientras no puede controlar sus estornudos.
-Tiene un particular, rebelde rulo que nace de su flequillo y se curva hacia arriba, elevándose hacia su derecha. Es un punto muy sensible en su cuerpo, por lo que no le gusta que toquen su cabello completamente, protegiendo ese simple rulito. Que alguien jale de éste puede ser placentero, doloroso, o un poco de ambos, logrando, generalmente, un chillido peculiar o, tratándose de una situación adulta, un lindo gemido involuntario.
-Sabe hablar tres idiomas: su lengua nativa, español e inglés.
-Controlar la temperatura no lo hace inmune a ella, ni tampoco al clima. Sin embargo, puede usar, en una medida controlada, su poder para no pasar tanto frío o tanto calor. Debe hacer buen uso de éste porque es natural agotarse utilizándolo.

Historia

Niccolas Fiorello Bongiovanni nació en Roma, Italia. Allí vivió la mayor parte de su vida.
Su padre, Niccolas Bongiovanni, era un hombre amable. Sin embargo, Nicco jamás conoció su lado bueno; cuando él le conoció bien, éste ya se había endurecido y no mostraba emoción alguna. Niccolas padre tomó el liderazgo de la mafia con mayor influencias en roma a los 22 años. No tuvo otra opción, ya que la condición de su propio padre era terrible. Unos pocos meses antes, le había propuesto matrimonio a una muchacha tres años menor: Elizabetta. Siempre bien arreglada, no usaba maquillaje excesivo que opacase sus ojos verde esmeralda, olía bien y hablaba con dulzura. Ella aceptó convertirse en su esposa sin importar el rumbo que tome su vida, para él, era su todo. Se casaron al poco tiempo, tratándose de una boda sencilla, sin demasiados invitados. Cinco años más tarde, cuando Niccolas comenzaba a abstraerse progresivamente dentro del rubro mafioso, nació su hijo. En un principio, todos estuvieron seguros de que sería niña: Fiorella. Al nacer un varón, le otorgaron el nombre de su padre y, como segundo nombre, la versión masculina del original. Niccolas ocultó celosamente la existencia de su mujer e hijo, apartándolos completamente de su trabajo. Amó con todo su ser al bebé desde el primer momento en que lo vio, siendo éste muy parecido a la madre. Pretendía mantenerlo alejado del destino que tuvo él, libre del negocio familiar.
Junto con el aumento de las legislaciones para prevenir el contrabando, tanto de armas como de drogas ilícitas, las mafias se quebrantaron, convirtiéndose en bandas que luchaban entre sí por territorios inútiles. Niccolas se vio sumamente afectado por el problema que no hacía más que crecer. No tardaron en desatarse disputas, cocinando a fuego lento muchas enemistades, destruyendo la escasa humanidad restante en la mayoría de los hombres de mafia. Cuando Nicco estaba por cumplir tres años, las peleas entre bandas se habían tornado personales. Era riesgoso tener seres queridos si se vivía de un rubro como tal. Una banda enemiga descubrió, a base de espías, la familia de uno de los jefes de mafias más importantes. Su afán de hundir a los demás hasta estar en la cima los llevó a obviar el hecho de que se trataban de una mujer y un niño: "el fin justifica los medios". Un día después de que Nicco haya cumplido tres años, su madre y él fueron atacados en su propia casa. Los recuerdos de esa noche permaneces difusos, bloqueados en la mente de Nicco. Lamentablemente, su madre fue asesinada. Él logró salvarse, provocando un incendio con la primera (y más extrema) muestra de su kosei: ni un mafioso pudo acercarse a un niño que provocaba un hervor en el aire junto a él. Mientras tanto, lloraba, asustado, gritando que alguien ayudase a su madre. Paralizado en su crisis e incapaz de controlar la situación ni su propio poder, provocó un incendio gracias a la reacción de los elementos sobrecalentados junto a él.
Su padre llegó cuando muchos mafiosos habían escapado, sólo un par murieron gracias al incendio. Nicco, refugiado en la bodega metálica del sótano, fue encontrado inconsciente; así mismo, su padre lo rescató a él y al violín de Elizabetta, el cual había sobrevivido en la bodega. Condujo toda la noche, enloquecido, huyendo con el pequeño durmiente y el objeto más preciado de su fallecida esposa. Deseaba vengarse, pero por su propio descuido, había fallecido ella, y no quería permitirles acercarse a su hijo. Al día siguiente, llegó a la estancia de su madre, lejos de Roma y a una hora de un pequeño pueblo rural. La abuela Nona, una mujer muy sabia y de carácter tranquilo, recibió con los brazos abiertos a ambos. Insistió a su hijo que ambos vivan allí de ahora en adelante, pero Niccolas le explicó que no podía vivir lleno de ira y que necesitaba hacerse más fuerte para proteger a sus amados y, además, vengar la muerte de su mujer.
El hombre partió al día siguiente, determinado a concretar su meta. Así, Nicco comenzó a vivir con su abuela. La abuela Nona, una mujer severa con sus mandamientos y castigos, pero nunca cruel, era dueña de un vasto terreno. Allí, tenía una plantaciones de tomate, de uvas y una pequeña finca. Vivía sola, con su grupo de criados, en una modesta casona, mantenía en funcionamiento su campo y su buena salud. Gracias a la paciencia de la abuela, Nicco salió del estado de shock sin demasiados problemas. Conservó, de todos modos, un sentimiento de malestar que le llevó a tener una personalidad difícil hasta para la mismísima abuela Nona. El primer par de años viviendo en el campo, vistió con ropa de niña, ya que la abuela había hecho ropa para una niña, y al nacer él, la conservó. Eventualmente, dejó de vestirle así porque pudo hacerle nuevas vestimentas; la razón principal era que asistiría a la escuela rural del pueblo contiguo y tenía que evitar que lo molesten debido que, por sí solo, ya tenía mal carácter.
A partir de los cinco años, todos los días, uno de los criados lo llevaba a caballo, desde muy temprano, hasta la escuela y más tarde lo iba a buscar. Allí aprendió a leer, escribir, sumar y restar. La abuela Nona dedicaba un tiempo especial para reforzar la educación del niño en casa, exigiéndole que sea el mejor a cambio de rica comida casera. Sus compañeros, junto con él, no eran más de diez, de edades aproximadas a la suya; le molestaban por no vivir con sus padres y por haber nacido en Roma. Para ellos, él era demasiado fino como para participar en los juegos. Cuando ya llevaba un año y meses asistiendo a la escuela, los niños se habían vuelto más crueles con su maltrato, desencadenando las fases iniciales del kosei. Al ser un niño, no tenía control en absoluto sobre su poder y éste estaba ligado completamente hacia sus emociones. En base a unos cuantos escándalos que hirieron a muchos alumnos y maestros, fue expulsado de la pequeña escuela. A falta de otras escuelas, se contrató un tutor que estuviera en el campo durante cinco días a la semana, enseñándole diversos temas al pequeño de seis años. Cuando Nicco cumplió siete años, su padre le visitó. El niño se mostró cruelmente desinteresado hacia el hombre desaparecido hace cuatro años, pero eventualmente, se alegró de verle y le compartió su extenso vocabulario de palabrotas. Adquirió, de parte de éste, un hermoso violín a su medida que habían pedido a un luthier tras enterarse de los poderes. Un nuevo instructor comenzó a visitarle tres o cuatro veces por semana para enseñarle a tocar. Entre chirridos y llantos musicales, consiguió encariñarse con el violín.
Así vivió una feliz infancia, ocupado desde las 5AM, cuando despertaba hasta las 11PM, al irse a dormir. Ayudaba a su abuela y a los criados con algunas funciones del campo, tales como ir de vez en cuando a los pueblos cercanos a vender mercancías. Por otro lado, estudiaba los temas que le daba su profesor, aunque le disgustasen, y practicaba con mucho entusiasmo violín. No faltaban las ocasiones en las cuales holgazaneaba, escabulléndose para dormir bajo las plantas de tomate. Era feliz, aunque su constante humor huraño y gruñón no lo mostrara. Su padre lo visitaba de forma muy aleatoria pero, cada año, Nicco notaba como progresivamente lo consumía el odio y se iba perdiendo su lado humano. Él se mostraba dulce y cariñoso con ellos, pero el pequeño, más allá de su inocencia, sentía como se iba perdiendo por dentro. Al cumplir 12 años, su padre no lo fue a ver hasta un mes más tarde. La abuela, queriendo apaciguar las aguas entre ellos dos, vio que era momento de entregarle un violín mejorado al temperamental muchacho. Lo sorprendió con pasta casera y un antiguo estuche firme, madera color azabache, cuyo contenido era impactante: un violín cuidadosamente barnizado, único en el mundo, siendo un diseño de luthier, con tres cuerdas de plata y una bañada en oro. El violín de su madre, que en paz descanse, se convirtió, automáticamente, en su objeto más valioso. Tocando el instrumento, decidió aprender a manipular su propio poder para controlarse y evitar hacerle daño al delicado aparato. Desde ese entonces, su abuela fue testigo de como ejercía torpemente su particular habilidad. No fue fácil entrenarse a sí mismo, y hasta le tomó años mejorar la técnica.
Cerca de su cumpleaños número 16, su padre, quien no había aparecido en dos años, llegó con la noticia de que los llevaría a Roma a él y a la abuela Nona durante un día. Allí, podrían recorrer el centro y luego asistir a un concierto de violín, cuyo solista sería la profesora de Elizabetta. Ese día, Nicco se enteró de la totalidad de los hechos que referían a la mafia y la verdad sobre el asesinato de su madre. Por más que haya sentido un completo odio hacia su padre por ser parte de ese mundo, lo comprendió. Tristemente, el día que tanto había disfrutado con su familia no iba a terminar como esperaba. Después del concierto, el cual lo había dejado completamente atónito y eufórico, ambos Niccolas se acercaron al buffet por un aperitivo. Una cantidad aliados de su padre, por obvias razones, se encontraba presente en aquel concierto. Por mala suerte, también habían miembros de la principal banda enemiga, quienes habían estado rastreando al jefe del enemigo durante todo ese día. Aprovecharon ese descuido por parte del mayor de los Bongiovanni y se desató el escándalo. Antes de que pudieran impedirlo, habían tomado a la abuela Nona de rehén. Exigían que la cabecera eligiese si entregaría a su hijo para poder salvar a su madre, a lo cual se negó. Sin embargo, Nicco se entregó por si sólo, cuidando a su querida abuela; cuando sintió que ella estaba a salvo y el miembro enemigo había bajado un poco la guardia, se exigió a sí mismo de la manera más violenta posible. En una descontrolada batalla, no pudo salvarla: ella quería que se salve él, se sacrificó. Su padre lo empujó fuera del escenario cuando él ya había entrado en un estado de locura, viendo a su abuela morir sin poder hacer nada, iniciando un fuego que acabó por quemar más de la mitad del escenario y muchas butacas.
Murieron más miembros del bando contrario que aliados, pero se sintió como si hubiesen perdido el enfrentamiento. Nadie sospechó de Nicco y, durante los días siguientes, la mafia se encargó de que aquel incidente sea visto como un ataque terrorista por los medios. El joven cumplió 16 años un par de días después, pero la estancia era melancólica y vacía, tampoco hubo comida casera. Con una pequeña maleta y el violín de su madre, se marchó a Roma con su padre y comenzó a vivir con él.
El cambio repentino le hizo terriblemente mal. Por un lado, estaba enfurecido con la situación entre mafias y consigo mismo por no haber protegido a su persona más cercana, quien había estado siempre para él. Además, vivir en la ciudad habiendo pasado toda su vida en un ambiente rural era muy brusco, le costó sentirse cómodo allí. Las personas eran demasiado insensatas, se despreciaban los unos a otros y discutían constantemente por cosas superficiales. Prefería el campo y los pueblos pequeños, donde la gente era humilde y, en muchos casos, sabia. La población urbana, en cambio, se creía sumamente lista aunque no leyeran nada y reían entre ellos llamando "brutos" o "marginados" a quienes sabían más de cultivo y les proporcionaban alimento desde sus plantaciones. Se vio forzado a modificar su rutina completamente, ingresando a la mafia de un modo involuntario pero sumamente necesario para su seguridad. Se le enseñó a pelear cuerpo a cuerpo, con o sin armas; tuvo que cambiar su dieta y ejercicio físico para volverse más robusto, aunque no haya llegado a mucho puesto que siguió siendo flacucho. No tenía demasiado tiempo para practicar violín, aunque, de todos modos, en su ambiente era muy inseguro hacerlo. Su padre ya no era el mismo, cualquier dejo de tolerancia que quedaba en él se había borrado por completo, ahora era un desquiciado enfocado en volverse más poderoso y vengarse.
A los diecisiete años, Nicco ya era un miembro de la mafia. Irremediablemente.
A los 18 años, tomó el vicio de fumar. Se había vuelto un tipo ansioso, enojado constantemente. Se sentía como una basura y quería verse arder. Odiaba la mafia, pero era lo único que lo respaldaba. De cualquier modo, fue él quien decidió abandonar la estancia por miedo a morir, uniéndose a un círculo tan tóxico como aquel. Estaba deprimido, todo lo que le ayudaba a seguir adelante era volverse más fuerte y perfeccionarse en el combate utilizando su habilidad; la abuela Nona no hubiese querido que él muera, lo querría ver vivo y tocando el violín junto con la plenitud de sus emociones. Un año más tarde, cuando ya se consideraba a sí mismo un miembro más, su padre le informó que era momento de abandonar Italia. Le habló de un rumor que había oído hace un tiempo y había mandado a corroborar con uno de sus hombres. Se trataba de una isla repleta de personas con poderes. En ella, habían diferentes institutos educativos y áreas recreativas, por donde podría mimetizarse y retomar sus estudios. Nicco decidió aceptar la propuesta para, como mínimo, relajarse y retomar el violín durante algunos años. Sabía de la existencia de el academia LeLouvre, sin embargo, sentía que había perdido la práctica tras sus años de mafia y no estaba seguro de ingresar. Decidió inscribirse en la universidad de Miyabigaoka porque, aunque no le gustase la idea de un "colegio de clase alta", allí podría presionarse a sí mismo para estudiar con ímpetu.
Con un modesto equipaje y su violín, se despidió de su padre y los aliados de la mafia, partiendo hacia Sunflower island. Al llegar, no tardó en instalarse y buscarse trabajo en el mes que tenía antes de comenzar las clases y retomar la práctica con el violín hasta la actualidad.

Sin embargo, los rumores de acerca de las tensiones entre bandos de mafias en Roma no dejaban de llegarle. Se había vuelto ligeramente miedoso en el terreno desconocido y, a pesar de ser una de sus misiones, a esas alturas le resultaba imposible socializar correspondientemente o, siquiera, acercarse a alguien. ¿Podrá romper sus barreras y formar vínculos? ¿O se verán afectados por su carácter imbécil o, incluso peor, por su relación con la mafia italiana?










Última edición por Nicco Bongiovanni el Lun Sep 04, 2017 1:24 am, editado 9 veces
avatar
Bi


Edad : 20

Localización : ¿¡P-para qué quieres saber eso, bastardo!?


http://sunflower.foroactivo.mx/t1039-ficha-find-me-inside-frozen-words-niccolas-bongiovanni
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Ficha] Find me inside frozen words [Niccolas Bongiovanni]

Mensaje por Nicco Bongiovanni el Lun Sep 04, 2017 12:56 am

¡Ficha terminada! Lamento la tardanza.
avatar
Bi


Edad : 20

Localización : ¿¡P-para qué quieres saber eso, bastardo!?


http://sunflower.foroactivo.mx/t1039-ficha-find-me-inside-frozen-words-niccolas-bongiovanni
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Ficha] Find me inside frozen words [Niccolas Bongiovanni]

Mensaje por Shōto Todoroki el Lun Sep 04, 2017 10:01 am

¡Gracias por unirte! Como podrás ver, tienes el color de inactivos, para arreglar esto sólo debes ir a firmar el censo aquí y se te dará tu color correspondiente ¡Saludos y mucha suerte!

Volver arriba Ir abajo

Re: [Ficha] Find me inside frozen words [Niccolas Bongiovanni]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.