Sunflower
LINKS RÁPIDOS
GUÍA DE INICIOHISTORIA DE SUNFLOWERREGLAMENTOGRUPO DE FACEBOOK¿BUSCAS AFILIARTE?

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ÚLTIMOS TEMAS

STAFF
KANON INOUE
MP | Perfil
Katsuki Bakugō
MP | Perfil
Deku Midoriya
MP | Perfil
Shōto Todoroki
MP | Perfil
AYLEN DWEIST
MP | Perfil
- En hiatus -

AFILIADOS

Hermanos
Élite
Bad Apple! Codes
Crear foro
Crear foro
counting ★ stars
Project Fear.less
Loving Pets
Devil Within +18
Lacim Tenebris
Boku no Hero ROL
CRÉDITOS
Skin “Shine!” creado por Runa XIII e inspirado en la colección de tablillas de NympheaKeep it simple”. Un agradecimiento especial para Nymphea por su consentimiento. Un agradecimiento especial a la Asistencia de Foroactivo y los tutoriales de Savage Themes y The Captain Knows Best.

Todos los derechos son reservados. Las imágenes y el contenido alojados en este foro pertenecen a: DeviantArt, Zerochan, Pixiv y a Pinterest y se le acredita a sus respectivos autores.

No está permitido el uso de algún contenido propio de este foro sin permiso alguno. Se original, no copies.

Ésta ambientación está basada en el anime/manga de "Boku No Hero Academia" más se recalca la palabra "Basada" ya que nos reservamos el derecho a considerar qué cosas tomar del mismo como parte de nuestra ambientación, en pos del bienestar del balance del mundo, siempre para conservar un rol tranquilo y disfrutable sin injusticias innecesarias.


[Libre] ¿Un helado o... ?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Libre] ¿Un helado o... ?

Mensaje por Yorushi Hoshi el Mar Ago 29, 2017 9:37 am

¿Qué podría salir mal?  Una ladrona se acaba de convertir en una poli, pero no una cualquiera, sino de la máxima autoridad de Sunflower. Su primer día en llegar a la isla llego a ser de imprevisto, suplantar la identidad de un cadáver no formaba parte de sus planes, ¿en qué pensaba? Fácil, quería tener una nueva vida y olvidar de algún modo todo su pasado y arrastrar al olvido a todo lo que antes tenía y era. — ‘’No todo se puede olvidar…’’ — escucho en aquel momento una voz familiar en su cabeza un tanto apagada, se trataría de su subconsciente que le avisaba sobre aquello. Pero no todo reflejaba al olvido, su parte codiciosa quería aprovechar el poder que iba a tener para ganarse un sueldo extra asaltando lugares de gran valor, explicándolo en resumidos datos: siendo policía podría llegar a saber qué tipo de envíos iban a llegar a Sunflower o también que lugares podría llegar a ver sin levantar ningún tipo de sospecha, quiere decir que si el los dos casos encuentra algo de gran valor su otra cara ladrona podría entrar en acción ocultando su identidad con aquel disfraz tan característico que guardaba en la maleta que trajo con ella en el viaje.

Todo en un solo día, se ganó su nueva identidad con la ayuda de su amigo el hacker y oculto el cadáver en un bosque junto al camarero. Entre el camarero y Yorushi se pudo ver que entre ellos no se iban a traicionar, ella no contaría nada a nadie sobre lo que paso con los tipos que venían reclamando su dinero y el solo contaría que tuvo un día normal en soledad, apenas ganaba clientela. De este modo, la chica cogió su maleta y llamo a un Taxi para que le llevara a la comisaria, era su única baza ya que ella no conocía ningún lugar de la isla. Su único secreto durante su viaje automovilístico era que se encontraba un poco nerviosa, ya que ha sido lo opuesto a ser policía y no sabría cómo actuar, por eso mismo iba a usar sus trucos de auto convencerse a sí misma para que no tuviera dudas, iba a actuar o ser como ella sabe.

Acabo llegando a la comisaria y entro por la puerta principal con su equipaje en mano. El primer encuentro con sus nuevos compañeros de trabajo presentes fue un tanto chocante, ya que la presentación que mostro Yoruchi no fue igual la más acertada, lo más seguro que ellos se imaginaran a alguien más alta, con el pelo más ordenado y no con el equipaje en la mano. Pero aun así pareció que no hubo problemas, ella enseño su placa y nadie iba a sospechar, ya que sus datos estaban registrados correctamente en la base de datos del cuerpo de policías. La peliverde dejo su maleta en su despacho y se vistió con el uniforme que dejaron bien limpio y planchado en su casillero ahora personal.

     
.    .    .


Bien, iré a patrullar un poco para conocer la ciudad. — se despidió de sus nuevos compañeros moviendo una de sus manos y mostrando una encantadora y divertida sonrisa de cara a ellos y de espaldas a la puerta. — Sayonara. ♪ — añadió en un canturreo antes de que la puerta se cerrara. Le dio igual dejar su maleta en su despacho, dentro de ella solamente había guardado su traje de ladrona. Ahora fuera de la comisaria vestida con su nuevo uniforme y su placa colocada a un lado de su pecho, fue a buscar un coche de policía para salir con él y conocer el lugar. Aún eran las seis de la tarde, debía encontrar un lugar provisional para poder dormir esta noche. Abrió la puerta del coche y poco después de entrar puso en marcha el vehículo con las llaves que había cogido anteriormente en comisaria. Yorushi pudo aprender a conducir en aquellos años en los que trabajaba para la persona que lo compro, entonces no iba a haber problema en la conducción. El ritmo de conducción que daba era algo reducido pero no exagerado, quería divisar lugares en concreto y obviamente debía de estar atenta a la carretera, encima al desconocer totalmente por donde iba no podía ir como si nada, debía de estar atenta a entrar en carreteras que le llevaran a lugares que le ayudaran a encontrar lo que quiere.

Que calor más insoportable… — intento airearse la cara un rato con una sola mano al modo de abanico, no habían pasado más de diez minutos  y ya se estaba aburriendo por no encontrar lo que quiere. Aunque finalmente acabo avistando lo que parecía una heladería, así que aparco el vehículo apoyando dos ruedas encima de la acera y antes de salir se recogió la parte trasera del pelo con las manos y se hizo una cola de caballo, tenía una goma en su muñeca, aquello era lo que amarraba y mantenía su cabello ahora de ese modo, con coleta y con flequillo y patillas. El calor era tan presente que no dudo en querer ir a tomar un helado, tuvo suerte al seguir la carretera que la llevaría a la heladería. Yorushi se acercó al lugar que deseaba con cierta alegría y entro dentro.

¡Buenas! — saludó enérgicamente dando a entender de que ella parecía estar feliz. — Veamos…. ¿me podría poner un cucurucho grande con chocolate y coco? —pregunto al encargado, aunque con cierta duda, ya que no sabia si elegir chocolate con coco, chocolate con chocolate o chocolate con algo más. La chica se llevó una mano al mentón, pensativa. Mientras tanto el dueño al principio que parecía estar preocupado al ver que un agente de policía se acercaba  a su local ahora se encontraba trabajando el hacer el mejor cucurucho al menos visualmente para Yoruchi.
avatar
Asex


Localización : Estación de Policía.


http://sunflower.foroactivo.mx/t1030-id-yorushi-hoshi
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Libre] ¿Un helado o... ?

Mensaje por Anais V.Sweiss el Jue Ago 31, 2017 2:18 am

Puede que lleve un año, dos, cuatro o veinte en Sunflower, da igual el tiempo real que lleve, siempre parecerá que es mi primer día. Aun sigo perdiéndome por las calles cual desastre que estoy hecho. Solo sé llegar sin perderme a los puntos importantes: mi casa, el trabajo, la tienda de mascotas y el supermercado más cercanos a mi casa. Como me vaya a alguno más lejos ya puedo despedirme de llegar pronto a casa. Todavía con los autobuses ya no la lío tanto... ahora me despierto un par de paradas después de la mía... es un buen progreso, aunque no lo parezca.

Aprovechando uno de mis tantos días libres, que son pocos para mi suerte o desgracia, vuelvo a salir de casa con la idea de intentar aprenderme algún camino más. Digo yo que algún día lo conseguiré y siempre me esfuerzo por intentarlo. Total, que me puse como meta intentar llegar a una heladería. Primero, porque hace mucho calor y apetece algo fresquito, y segundo, porque cuando llegué aquí, los primeros días fui a la playa, al centro comercial y una heladería. En ambos sitios me lo pasé bien, pero quiero pensar que la heladería fue uno de los días más divertidos que tuve.

Salgo y entro varias veces de casa, olvidandoseme cada vez una cosa diferente dentro, hasta que finalmente, a la décimo tercera, solo vuelvo a entrar para despedirme de lo más bonico de mi vida. - Hasta luego Greynix, te traeré algo de helado para ti también. Esa es otra de las tantas cosas en mi vida que nunca olvidaré, siempre que salga, debo traerle algo a mi mascota. Es la única que me soporta, que menos que recompensarselo.

Camino por la calle, como de costumbre con una gran sonrisa en mi rostro y tarareando por lo bajo alguna canciocica alegre y animosa. Me propongo no preguntar a nadie, de tener que llegar a algún sitio sería por mi cuenta. Lo que no pierdo la ocasión es de ir saludando amigablemente a otros ciudadanos a los que me suenan sus rostros. Normalmente, siempre me confundo, pero uno siempre se alegra de que lo saluden con una gran sonrisa, y ya por lo menos no huyo como un cervatillo asustado. Voy superando poco a poco mi timidez. Se nota que esta isla me está sirviendo para bien.

Tras dar varias vueltas y sentirme perdida varias veces, consigo llegar a una heladería. ¿Sería la misma de la primera vez? de ser así... ¿Me recordará aquel hombre por la guerra de helados? Espero que no... hace ya un año de aquello... no puede guardarme rencor por algo que no empecé... ¿No? Ais... que dilema, ¿Entro o no? ¿Me arriesgo o busco otro sitio? ¿Qué hago? Así estoy durante unos cinco minutos delante de la puerta, reconcomiendome la cabeza de remordimientos e inseguridades, hasta que un grupo de jovenes, me arrastran al interior de la heladería a empujones. Es lo malo de ponerse frente a la puerta.

Al entrar, me quede presa del pánico. Mi cara se puso pálida como la de un muerto y mi expresión de terror es todo un poema. Ya he entrado, tengo que salir de aquí. ¡No! Si me voy, quedaré como una culpable, pero soy culpable... ¡No! ¡Mentira! ¡Me enredaron en aquella pelea! Aahg... actua con normalidad... con normalidad. Borro la expresión de mi rostro y voy caminando lentamente hasta la barra de los helados. Al llegar estoy tan nerviosa, que cualquier cosa podría hacerme sobresaltarme.

¡Holiii!:
Me he colado en tu tema, espero que no te moleste ^^
Espero que saquemos un tema divertido de esto.
avatar
Ciudadano
Residente


Bi


Edad : 25


http://sunflower.foroactivo.mx/t707-ficha-anais-van-sweiss-id#4101
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Libre] ¿Un helado o... ?

Mensaje por Yorushi Hoshi el Mar Sep 05, 2017 9:46 pm

La muchacha de cabellos verdes en la espera de su helado se quedó mirando cada pared, rincón y objetos que la rodeaban, pero tratando de disimularlo un poco. Le abrió el interés saber si el dueño de la tienda escondía algo de gran valor, que la primera impresión del vendedor haya sido de nerviosismo tirando al miedo le dio a Yorushi la idea de que el dueño de la tienda podría esconder algo, aunque también puede que el vendedor solo sea un simple ciudadano miedoso que se gana la vida vendiendo helados, que solamente con ver a un agente de policía le de esa cierta duda de que algo malo habría hecho. Eso pensaba la chica.

E… — fue silenciada por las voces de unos chicos que venían hacia aquí entre risas. Son cosas de la vida, entrar en una tienda donde no hay clientes pero que al momento en el que uno entra no iba a tardar la bienvenida de más personas. Aún la casualidades, quizás desafortunadas si ella fuera antisocial, Yorushi dedico una amable mirada y sonrisa a los presentes que habían entrado. — ¡Bienvenidos a la heladería! — añadió la joven alzando la voz enérgicamente las dos silabas iniciales y que de algún modo acabo captando la atención de los ya presentes, obligándoles sin querer a parar de lo que estaban hablando. Esta aun con una sonrisa infantil, también saludo con la mano después de captar la atención.  

¡Ohh! perdonad, ¿os he interrumpido la charla? Vale, fallo mío, es que como soy nueva por aquí pues solo quería presentarme. — junto ambas de sus manos entrelazando los dedos pareciendo de esta manera una chiquilla inocente, entre risas. — Bien, me llamo Yorushi y como verán soy policía, si están en apuros no duden en…  — dejo de hablar repentinamente sin perder la sonrisa, ella de reojo pudo ver como su helado ya estaba terminado y paso a atender su aperitivo. — ¿Cuánto es? — pregunto la peliverde mientras miraba el helado, al hombre y nuevamente al helado. — Quédese con el cambio. — dejo en la barra el billete de menor valor que tenía y cogió su helado luciendo de forma feliz y volvió a mirar a los chicos. — ¿Qué iba diciendo? ¡Oh! Iba a disculparme o algo así, creo. Bueno, da igual, os invito a un helado a todos, como una fiesta de bienvenida por mi. — añadió sin vacilar, aunque las intenciones de Yorushi no eran tan buenas, solo quería hacer una pequeña broma mientras se confiaban.

La chica dio un paso hacia adelante apuntando hacia la salida, pero se dio cuenta que justo aquella zapatilla tenía los cordones desabrochados. Entonces se acercó a la chica que parecía estar nerviosa. — Ten, sujeta esto por mí un momento en lo que yo me abrocho los cordones. — acerco su helado a la mano de la chica que desconocía obligándola a que lo mantuviera estable para que no se cayera. Entonces ya que tenía las manos libres aprovecho para atar los cordones. — Parece que hasta estas zapatillas que son nuevas tienden a desabrocharse… que cordones más flojos me tocan. — lo decía como si estuviera hablando con ella misma mientras que estaba concentrada en hacer un par de nudos a los cordones. Se levantó con un pequeño salto cuando termino, retornado a mostrarse con energía y poco después volvió a coger su helado de la mano de la chica.

¡Hola! Gracias por aguantarme el helado, has sido muy amable, ¿cómo te llamas? Por cierto, ¿te encuentras bien? Te he podido observar y te he visto un poco preocupada, ¿no sabes que helado elegir? — Yorushi se comportó como aquellas acosadoras que ni daban la oportunidad de responder en su debido momento, pero finalmente acabo callándose en la espera de una respuesta. En ningún momento parecía estar preocupada por ella, ni perdió la sonrisa en lo que la observaba a los ojos.

Por otro lado, los chicos que entraron se habían concentrado en pedir sus helados, cada uno con sabor diferentes. Parecía que la pequeña travesura de Yorushi estaba siendo un existo.

Holas!:
Perdona si he tardado en responderD: Espero que nos divirtamos en esta pequeña trama!  
avatar
Asex


Localización : Estación de Policía.


http://sunflower.foroactivo.mx/t1030-id-yorushi-hoshi
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Libre] ¿Un helado o... ?

Mensaje por Anais V.Sweiss el Lun Sep 11, 2017 3:21 am

En el momento en que una voz jovén, sobresalió entre la tranquilidad del establecimiento, ¡Casi! y repito ¡Casi! me da un infarto ahí mismo. Me sobresalto tanto, que hasta pego un brinco en el sitio y me desplazo escasos centímetros hacia el lado contrario de dónde procedía la voz. Desvío mi mirada hacia quién habló y no puedo evitar no fijarme, no en sus palabras, no en el rostro de la muchacha, no en a quién se dirigía, nada de eso... me fijo concretamente en su uniforme policial.

Palidezco de terror, al encontrarme allí con la misma autoridad, la misma que puede arrestarme y condenarme por lo que pasó, hace ya casi un año, en está heladería, la cual ni recuerdo si era ésta realmente u otra, y meterme una larga temporada en la cárcel. Puede que exagere, pero sigue siendo mi ruina. Mi impecable historial de buena ciudadana sería manchado, la posible multa que me imponga, me costará la vida saldarla y, de no saldarla, habrá juicios, problemas, deudas y, finalmente, una horrible habitación llena de rejas, con muchas miradas clavandosete encima. ¡Y mi Greynix! ¡Mi querido y amado Greynix! ¿Qué hará sin su mami? ¿¡Qué haré yo sin él!? ¿Por qué no están aquí esos dos mismos rubitos de la última vez? Me ayudarían y me sacarían aquí en volandas, como si fuera una almohada rellana de plumas.

Cientos y cientos de preguntas y malos ratos se me pasan por la cabeza, que me quedo hasta petrificada dándole totalmente rienda suelta a mi imaginación. Mi ritmo cardíaco, a diferencia de mis músculos agarrotados, funcionaban por encima de sus mismas limitaciones. Estoy al borde de un colapso o algo peor, y no tengo remedios para calmarme.

De un momento a... no sé cual otro, mis manos sufren de dolor por una gran cantidad de frío inexplicable. Esto me saca del shock mental que sufro, para desviar mi vista hacia abajo. Veo una tarrina de helado entre mis dedos, la cual parece estar tan congelada, que me hace hasta daño. Lo bueno de haberme sacado del shock, es que puedo reaccionar a ciertas cosas, lo malo es que el cuerpo aun lo tengo agarrotado, y no puedo reaccionar a todo cuanto me gustaría. Quiero soltar aquel helado, pero no puedo... no... puedo mover... los dedos.

Aun intentando concentrarme, no consigo hacer nada. Por suerte, alguien me acaba quitando el helado de las manos, librándome de ese dolor, pero devolviendome a mi estado de shock. No por nada, si no porque quien tengo delante, no es ni más ni menos, que la jovén policía. Está me dedica unas palabras, no consigo descifrar cuales, pero puedo percatarme que es a mi a quien se dirige.

Mi cuerpo extasiado de procesar toda aquella situación, termina de saturarse. Mi cerebro se ha apagado fortuitamente y empiezo a sumergirme en una oscuridad pronfunda, muy parecida a la que precede a los sueños. Pongo los ojos en blanco, mis músculos se destensan y pierdo mi equilibrio, provocando que caiga como una torre detonada hacia atrás.
avatar
Ciudadano
Residente


Bi


Edad : 25


http://sunflower.foroactivo.mx/t707-ficha-anais-van-sweiss-id#4101
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Libre] ¿Un helado o... ?

Mensaje por Yorushi Hoshi el Miér Sep 13, 2017 5:58 am

La peliverde miraba aún con aquel rostro amable a la castaña que tenía delante, pero conforme pasaron ya los siete segundos después de haberla preguntar acerca de ella, la sonrisa de Yorushi comenzó a perderse a cambio de arrugar el morro y ladear la cabeza un poco mientras la miraba con cierta curiosidad. Lo cual significaba que la peliverde no entendió que era lo que estaba pasando con ella, lo único que se estaba preguntando para ella misma era lo siguiente: que venía drogada o que otra posibilidad llegaría a ser que tenía miedo de algo, pero que dudaba que sería hacia la agente de policía. Aún no encontraba respuestas, ni siquiera musitaba alguna palabra, otra de las posibilidades de las cuales ella no hablaba es porque ella era muda. — ‘’¿Muda y drogada? Menudo combo. ’’ — pensó Yorushi en sus pensamientos. Casualmente, al segundo de que Yorushi se preguntara eso, se percató de que algo mal iba con ella, más que nada porque la castaña acabo poniendo los ojos en blanco, como si de repente un espíritu acabara de entrar de su cuerpo. Pero eso no es todo, la chica acabo cayéndose hacia atrás, ¿perdiendo el conocimiento?

Plof. — simulo el sonido al instante en que la castaña había caído al suelo. Yorushi no hizo nada, se quedó en su sitio con el helado en la mano mientras veía a poca distancia como la chica se desplomo hacia atrás como quien no quiere la cosa. El silencio se hizo de golpe en la tienda, ahora la atención caía en la castaña que ahora estaba en el suelo, cabezas se asomaban detrás de la peliverde para ver y mientras tanto, Yorushi, quedó tranquilamente mirando desde su posición a la chica, ni siquiera se había molestado en siquiera hacer un amago en querer atraparla antes de que cayera al suelo. Pero acabo por suspirar perezosamente. — ‘’ ¿Es en serio? Mi primer día y ya tengo que lidiar con un problema’’.  — volvió a hablar en sus pensamientos. Ella sabía muy bien que no podía dejarla estar, debía de hacer algo, su trabajo aunque sea una mentira estaba quizás en juego. Entonces, dio un par de pasos queriendo acercarse a ella con cuidado para no pisar el cuerpo de la chica y así agacharse cerca de ella de cuclillas. Yorushi llevo la única mano que tenía libre al cuello la de desconocida para tomar su pulso y comprobar el ritmo al que bombeaba su corazón o si no bombeaba.

Esta viva. — dedico aquellas palabras dulces a los chicos petrificados que aún miraban hacia ambas hembras. Entonces comprobó que más se había llevado con ella antes de salir de comisaria: la pistola, la porra, unas esposas y un walkie talkie. Pero antes, dio una lamida al helado que llevaba en la otra mano, logrando saber por primera vez lo sabroso que estaba, quería seguir dedicando tiempo al helado, pero tenía otras prioridades ahora. De nuevo con su mano libre, la dirigió hasta su espalda para abrir la pinza y así liberar el walkie talkie del cinturón. Ahora solo debía realizar unos simples pasos, acercárselo a la boca y pulsar el botón.

Em… aquí Yorushi, ¿algún compañero me recibe? — levanto el dedo pulgar del pulsador para poder escuchar la voz de alguno de sus compañeros, pero nadie decía nada por el aparato. Yorushi al no recibir nada, miro el aparato y se percató que iba por canales. — ¿Es en serio que está en predeterminado y no a la línea fija? — murmuro, decepcionada, no contaba con un fallo como ese, a saber qué línea debía de coger, al menos en las películas y series no pasaba este tipo de cosas. — ¿Alguno de ustedes sería tan amable de llamar a una ambulancia?  — Dedico aquellas palabras a los chicos que aun miraban. Guardo el aparato en el cinturón con el cierre de pinza sin perder de vista a lo que estaba viendo. — Y tú... — chasqueo los dedos y después lo señalo con el dedo. — …el señor de los helados, ven aquí con una toalla y ayúdame. — fue una orden aunque Yorushi sonara de manera gentil, pero tenía ese toque de amenaza en sus palabras.

Al principio todo parecía ser un desorden mental para aquellos chicos, les costaron asimilar la situación unos segundos después de que Yorushi les pidiera tales cosas. Pero uno de los chicos comenzó a llamar y el dueño de la tienda se acercó rápidamente al otro lado de la chica que había en el suelo, se agacho de la misma manera que Yorushi, el parecía estar nervioso. — Bien, esta situación igual te quita un poco de clientela, pero da igual, hay que ayudar a esta muchacha. — La peliverde le dio un pequeño bocado al helado sin aún tocar la galleta del cucurucho. Después de haber digerido aquel trozo de dulce, agarro el cucurucho con los dientes por la zona superior de la galleta sin apretar y seguidamente agarro a la muchacha por los hombros sin tratar de hacerla daño y después dejo que su cuerpo se apoyara en la pierna de Yorushi, ella misma tomo una postura en el suelo sentada, para que tanto ella como la chica desconocida estuvieran cómodas, aún así la sujeto con una mano por el hombro para que no se deslizara y volviera a tener la cabeza en el suelo. Tras terminar aquellos movimientos, cogió el cucurucho de la boca con otra mano y se tuvo que relamer la boca para que su saliva y el helado que quedo no se cayeran.

Tu lo que tienes que hacer es ventilar a la chica con la toalla. — añadió con una sonrisa al dueño de la tienda que lo tenía al otro lado de la chica. En verdad, era lo mejor que se le estaba ocurriendo a la peliverde para poder ayudar a la chica. El dueño de la tienda actuo inseguro al principio pero finalmente acabo haciendo lo que Yorushi quería que hiciera, ahora que a la chica le llegaba un poco de aire fresco podría ayudarla a despertar.

Vamos, despierta muñeca. — murmuro con la misma voz que una madre se lo decía a su bebe.  Mientras esperaba a que ella se despertara o bien, llegara la ambulancia, iba a matar su tiempo lamiendo su helado de manera tranquila.
avatar
Asex


Localización : Estación de Policía.


http://sunflower.foroactivo.mx/t1030-id-yorushi-hoshi
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Libre] ¿Un helado o... ?

Mensaje por Anais V.Sweiss el Jue Sep 28, 2017 7:19 am

Desde luego, si estuviera consciente, habría sentido como el golpe que me he dado en la cabeza, equivaldría exactamente igual a que si me hubieran pegado con una gran bola de metal. Suerte que, al fundirse todas las luces de mi cerebro, en un astuto reinicio de mi ser, me han librado de casi perder algo más que el conocimiento.

En el estado en que me encontraba, tan alterada y con los sentidos a flor de piel, podría haber culminado con mi propia vida en ese preciso impacto, ¡Pero como no fue así! ¡Y todo mi cuerpo se apagó de repente! Solo sentiré un doloroso chichón cuando me despierte. Serán intermitentes punzadas, seguidas de un fuerte dolor que se irradiará por toda mi cabeza y espalda, cada vez que me lo toque sin querer, la apoye en algún lado o incluso cuando... ¡Noooo! ¡Cuando duerma no! La mejor fase de mi día a día y no la disfrutaré a gusto... ¡No es justo!

Esos pensamientos se hacen intermitentes, con cada vez mayor fuerza y continuidad, hasta que finalmente puedo declarar a mi cerebro como activado. Y aunque esto fueran realmente simples pensamientos, mi mente lo proyecta como que estoy sumergida en un extraño sueño, dónde resuena mi propia voz en diferentes estados y hubiera pasado algo, de lo que yo realmente no soy capaz de saber si es verdad que pasó o no. Algo muy raro, pero que tampoco soy consciente de seguir indagando.

Poco a poco, entres mis propias voces, se acaba escuchando varias voces más. Algunas alteradas, otras más relajadas, una que suena muy cerca de mi cara... También percibo algo de aire fresquito a trompicones, como si fuera un, ahora sí, ahora no, ahora sí, ahora no. Mis propias voces se van apagando hasta que solo escucho el molesto ruido de mi alrededor.

Doy algunos signos de que comienzo a despertarme. No soy capaz de pararme a pensar, si llevo mucho tiempo durmiendo o si estaría en mi cama, en el hotel o... incluso en el orfanato. Intento girarme sobre mí misma, comentando quejicosa sin abrir los ojos.
- Cinq minutes plus, s'il vous plaît, Sor Élise...

Haciendo el intento de rodar, noto como... como algo raro, haciendo de almohada. Mi cuerpo está apoyado en lo que parece frío suelo y el ruido rumoroso, el cual podría provenir de una calle o de otro lado, suena justo a mi alrededor. Entre eso y que... yo ya no estoy en el orfanato, abro los ojos con sobresalto y miro a lo que tengo frente a mi. Es una policía de pelo verde azulado, que me sujeta con cuidado mientras devora su helado.

Abro los ojos tanto como puedo y me incorporo como puedo en mi sitio, con la intención de descubrir que ha pasado y dónde me encuentro. Tal es mi intención, que al mismo tiempo que pienso en hacerlo, mi boca difunde la información preocupada. - ¿Dónde estoy? ¿Qué ha pasado? ¿cuando tiempo llevo durmiendo? ¿¡Qué he hecho!? ¡Ayyy! ¿Por qué me duele la cabeza? Recité un hilo de preguntas desde la menos preocupada, que era por mi situación y los hechos que acontecieron, hasta la que más, por el hecho de tener a aquella agente delante mía, terminado en una queja dolorosa.

Me paso la mano por donde me duele, notando un mayor dolor por el contacto de mi mano con mi inflamada cabeza. - Tengo un chichón... Aquello que pensé que solo sería un mero sueño de mi subconsciente, resulta ser una realidad como un templo. Lo que me lleva a otra pregunta, pero no quiero preguntar, ¿Cómo me lo he hecho? ¿O por qué nadie ha impedido que me haga daño? Se ve que hay mucha gente... ¿Habrá habido un atraco y por eso nadie me ayudo? Uff... que confuso es todo. Me retiro la mano de la parte de atrás de mi cabeza y pronuncio en casi un susurro.
- No entiendo nada...

¡Lo siento!:
Siento la tardanza.
Aquí está lo prometido y, aprovecho para darte noticias, de que la semana que viene volveré a estar de nuevo por aquí. Lo que me será más habitual poder responder al tema.

Chaops!
Pd: si te retrasas con este tema lo entenderé
avatar
Ciudadano
Residente


Bi


Edad : 25


http://sunflower.foroactivo.mx/t707-ficha-anais-van-sweiss-id#4101
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Libre] ¿Un helado o... ?

Mensaje por Yorushi Hoshi el Mar Oct 24, 2017 3:00 pm

¿Cuánto tiempo habia transcurrido desde la llegada de Annike(Yorushi) a Sunflower? La verdad que todo el tiempo se lo estaba comiendo la chica que tenía en su brazo, parte del cuerpo de la chica dormida estaba encima de la mayor autoridad principal del lugar. La verdad, ese dato no era así, pero siempre ha parecido que esperar sin hacer apenas nada el tiempo se comportaba como si quisiera ir mucho más lento. Pero Yorushi estaba matando su tiempo lamiendo de su helado, comportándose como si nada le preocupara y sinceramente en estos momentos nada la estaba preocupando, el helado de algún modo la ayudaba a no pensar en otras cosas. El dependiente que aún seguía ventilando la cara con aquella toalla a la chica parecía cansarse, seguramente si paraba de hacerlo sentiría que se ganaría una bronca por parte de la peliverde, por eso aún seguía nervioso.

Lo que parecía para siempre acabo siendo lo contrario, la bella durmiente hizo un pequeño movimiento, muy diminuto, pero lo suficiente como para pensar que iba a recobrar el conocimiento. La peliverde aparto el helado de sus labios para evitarla dejarlo encima de la cara de la castaña y de este modo poder ver con detalle qué tipo de síntomas tendría. Todos callaron, la chica aún con los ojos cerrados consiguió hablar, pero en otro idioma.

¿Q-qué ha dicho…? —pregunto con inseguridad el dependiente del local, parando de seguir ofreciendo aquellas caricias de aire con la pequeña toalla.

No estoy segura, creo que algo de cinco minutos, creo que es francés. — añadió Yorushi con tranquilidad. Tomo por sorpresa a la peliverde, no sabía que estaba con una extranjera que además desconocía totalmente sus intenciones. — Que interesante.

La castaña inconscientemente acabo recostándose un poquito más en Yorushi, quien creyó que sus pechos  eran algún tipo de almohada. Poco a poco su conocimiento se estaba recuperando más y más hasta despertarse. Yorushi vio como ella abría los ojos de par en par, como si se hubiera despertado de una pesadilla. — Oh… buenos días bella durmiente. — actuó de manera cariñosa para la chica que ahora la veía como se apartaba para acomodarse por ella misma sin querer molestar por lo que parecía. Era normal que tuviera preguntas, pero la peliverde no esperaba que fueran tantas, en su estado debía de guardar esas energías para el descanso, pero después de tantas preguntas, la castaña no tardó en darse cuenta de su dolor.

Wow… despacito pequeña, te acabas de despertar de un largo viaje, estas en el futuro. — hizo una pausa para pasar una lametada en el helado que aún conservaba y asi poder ver que tipo de reacción obtendría al ser una broma. — No, es una broma. No ha pasado mucho desde que caíste al suelo, perdiste el conocimiento. — Yorushi se desplazó hacia delante para acercarse más a la castaña. — La caída te ha provocado ese chichón que dices tener, de veras chica, tu caída ha sido repentina y sobretodo… espectacular. Déjame ver.  —añadió entre risas, dio un rodeo para colocarse hacia la espalda de la castaña y así poder ver el golpe. Para poder tener las dos manos libres, acabo devorando su helado para poder mirar con ellas y de ese modo apartar el hermoso cabello que tenía. — Déjame ver, no te hare daño, ¿de acuerdo? En el momento que me digas que pare te hare caso, pero aguanta, dímelo si te duele mucho. — primero, quiso calmar plenamente a la chica para poder ayudarla con una dulce voz calmada, después, con delicadeza aparto poco a poco la mano ajena que ocultaba el supuesto chichón, de este modo la peliverde podría trabajar con más comodidad. Aún con dicha delicadeza, comenzó a apartar el pelo a modo de cortina para poder ver la inflamación que iba a tener seguramente en su cabeza. — Tienes un hermoso cabello, ¿sabías? Me das un poco de envidia. — aunque lo dijera para tranquilarla, decía la verdad. Finalmente acabo viendo el lugar donde recibió el golpe, y se veía como un globo de lo hinchado que estaba. — ¡Me encanta, parece que te va a salir un cuerno!  Aunque no te preocupes, se te va a pasar. —  Al terminar de comprobar el estado de la avería, Yorushi junto sus manos, palma con palma para contener la felicidad que estaba mostrando. —Tú. — directo al dependiente. — Aprovecha esa toalla para reunir unos cuantos cubos de hielos y tráelos. — dejo claro que el hielo iba a ser para desconocida. Yorushi volvió a dar un rodeo en la chica para estar cerca de ella, esta vez cara a cara, sin dejar de escapar su sonrisa.

¡Alegra esa cara, preciosa! Que te vas a poner bien, no es nada grave. Por cierto, ¿me has dicho tu nombre? ¿No, verdad? Tienes cara de llamarte como yo. — Ofrecía una mirada deslumbrante hacia los de la castaña. Además debía dejar claro quien mandaba y como de bien hacia su trabajo, después de todo, era su primer día  en el lugar y debía dejar marca. — ¡Ah! Claro, debo de hacerte unas preguntas. ¿Tomas drogas? Es un buen momento para decírmelo, ahora mismo no estoy de servicio, asique aprovecha.[/color]
avatar
Asex


Localización : Estación de Policía.


http://sunflower.foroactivo.mx/t1030-id-yorushi-hoshi
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Libre] ¿Un helado o... ?

Mensaje por Anais V.Sweiss el Vie Oct 27, 2017 2:55 am

Al despertarme de... no sé qué, sigo sin saber que ha pasado, pero que me diga una agente de la ley que estoy en el futuro me preocupa aún más. ¿Cuánto tiempo llevo dormida? ¿Qué me ha pasado para que me duerma? A ver, yo misma entiendo que cuando me duermo se me pasan los días volando pero... ¿Tanto? ¡Que horror! ¿Qué será de mi trabajo? ¡Peor! ¿¡Qué será de Greynix!? Mi pobre amorcito peludo... No habrá podido aguantar tanto tiempo sin mi. Aun muy asustada y llena de preocupación, le hablo a la policía.
- ¿Cómo puedo estar en el futuro? ¿Qué ha pasado? Esto no me puede estar ocurriendo a mi...

Cuando creo que estoy al borde de otro ataque de estrés, me consuela al decirme que es todo una broma. Ni si quiera me preocupo, por el hecho de que acaba de decir que me he caído al suelo, siento tanto alivio por saber que estoy en mi época que eso ni me importa. Suspiro agradecida por la buena noticia e incluso sonrío por el alivio que ello me produce.

La agente sigue hablando sobre el tema de mi dolor y mi caída, pero digamos que estoy tan absorta en mis pensamientos que solo escucho una palabra de cada cinco que dice, antes de mirar a toda esa marabunta de gente que no me quita el ojo. Me quedo petrificada, mirando a la cantidad de personas que hay, la cual no había visto porque tenía a la policía delante tapándome... y porque estaba ensimismada en mis cosas.

La mano que sujeta mi cabeza, baja hasta desplomarse suavemente en el suelo. Yo sigo mirando a ese público expectante, mientras la mujer sigue hablando. Por el tono con el que me habla, entiendo que ella está la mar de tranquila, hablando como si no pasara nada, y que me lanza una pregunta la cual ni si quiera he escuchado. Con timidez y casi susurrando, le respondo con otra escueta pregunta, sin saber si esa es la respuesta que ella espera u otra cosa. - ¿S-s-sí?

Ya va siendo hora que le preste atención a lo que me dice, por lo que dejo de mirar a la gente y enfoco mi vista en el suelo. Si pudiera haber un mal momento para atender a las palabras de alguien, después de no haberle dado el caso que merecía en su momento, este es uno de los peores. Sobresaltada, doy un respingo en el sitio y busco la vista de la agente. - ¡Un cuerno! ¡¿Pe-pe-pero cómo?! Pienso que en una situación como esta, lo normal sería tranquilizarme, y puede que lo haya hecho, pero necesito que me tranquilicen de nuevo. La situación comienza a producirme tal kaos tan grande en mi cabeza, que ya me mareo por algo ajeno al dolor. Me llevo mi mano caída al suelo a mi sien y me la masajeo con cuidado.
- Me encuentro mal... es demasiado para mi.

La agente de policía vuelve a ponerse frente a mi, con más preguntas que hacerme. La primera es normal, incluso comprensible, seguramente luego tenga que dar algún tipo de parte o... no sé, para algo lo necesitará. - Mmmh... Mi-mi nombre es Anais... Retirando mi mano de la sien, me espanto en seguida al escuchar la segunda pregunta. ¡¿Cómo podría sugerir que me drogo?! ¡Eso está mal! ¡Si soy incapaz hasta de tragarme las pastillas cuando estoy enferma! ¡¿Qué le habrá hecho pensar que pudiera hacer esa clase de cosas?! - ¡Jamas! ¡Eso está mal! ¡Nunca podría! Me horrorizo de tal manera, que solo me falta montar una protesta en la calle con carteles y megáfonos, pidiendo que la ilegalicen por completo. - Nunca tomaría drogas de ningún tipo. Ni si quiera bebo alcohol, ni fumo, ni tomo café, ¡Ni nada! Muy orgullosa y sonriente, termino añadiendo.
- ¡Soy cien por cien sana!
avatar
Ciudadano
Residente


Bi


Edad : 25


http://sunflower.foroactivo.mx/t707-ficha-anais-van-sweiss-id#4101
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Libre] ¿Un helado o... ?

Mensaje por Yorushi Hoshi el Mar Nov 07, 2017 9:46 am

Al principio, cuando la peliverde bromeo con darle una noticia falsa y ver la reacción de la chica estaba a punto de reírse delante de ella, pero creyó que lo mejor era contenerse y esperar que tan lejos podía llegar la broma, pero no fue así, Yorushi acabo cediendo y contándole la verdadera verdad. Para su sorpresa, quizás no tanto, la castaña se tomó bien la broma, seguramente no tenía las energías suficientes como para ponerse a gritar o algo parecido, pero que se lo haya tomado tan bien, con aquel semblante tranquilo, decía mucho de su ser… o quizás quería aparentar ser la chica amable.

Pasando al tema médico, la castaña volvió a comportarse de buena forma, no se movió mucho, al parecer confiaba en lo que la policía iba a hacer, su misión de tranquilizar a la paciente antes de comenzar a analizar fue un éxito o quizás por lo dicho de antes, a lo mejor no tendría aquellas energías necesarias como para apartarse o decir algo. La castaña se gacho un chichón, nada que fuera grave.

Ahora mismo estaba tomando nota mental todo acerca de ella, referente hacia las preguntas realizadas y respuestas dadas. Supo su nombre, le pareció un bonito nombre, sintió que el nombre pegaba con ella. Según podía ver la peliverde ella, es que ella necesitaba un pequeño tiempo para poder recuperarse del golpe que obtuvo antes, se notaba en el tono de voz que estaba confusa  y seria seguramente de lo rápido que actuaba la peliverde.

¡Wow! Tranquila preciosa. — La oficial levanto las cejas y las manos en paralelo a la altura de su rostro mientras las agitaba un par de veces, no se había esperado tal reacción por parte de ella, se suponía que estaba débil, claramente la tomó por sorpresa y trato de calmarla con los gesto y palabras. La castaña parecía una niña pequeña intentado ocultar el caramelo robado a su madre cuando esta ya sabía que ya la habían visto. — De acuerdo, si no quieres decírmelo no voy a insistir, solo trataba de ayudarte.  — bajo las manos y volvió a optar por un rostro sonriente, pero una vez termino su frase se inclinó rápidamente a ella, cara a cara, a un centímetro de poder rozas su cara. La peliverde coloco la palma de su mano al lado de sus propios labios, primeramente el dedo índice, daba a ver que era la típica pose para contar un secreto, para que solo ella y nadie más pudiera escuchar. — Veras, soy un agente enrollada, la mejor que vas a encontrar. — dijo en un susurro y termino en colocar solamente su dedo índice en los labios, para que la castaña entendiera que sería un pequeño secreto entre ellas y lo guardara. Aunque de secreto no tenía nada, solamente era un juego.

El dueño de la tienda quedo esperando de pie detrás de la peliverde, no quería interrumpir aquel momento íntimo de unos segundos que ellas dos estaban teniendo, parecía ser intimidado por ella. Cuando Yorushi se volvió a incorporar para generar espacio entra ellas dos nuevamente, se percató del señor que estaba esperando atrás, alzo la vista con un movimiento para poder verlo y así poder presenciar la toalla que traía en sus manos, estaba enroscada entre sí y dentro parecía traer los hielos que le había pedido anteriormente.

Aquí tiene…. — se agacho para entregar el pedido.

¡Oh! A mí no, a ella. — señalo con el dedo a la castaña para que se lo entregará a ella y se lo pusiera en el chichon que se había ganado. — Y bueno, está bien recalcar que las drogas son malas para tomar pero buenas para vender, se gana mucho dinero con ellas. ¿Verdad? — dirigió la mirada al dueño de la tienda, sin perder la sonrisa, aunque sí que fue una pregunta algo desafiante. Quería ver el tipo de reacción que iba a recibir el, la chica tenía la corazonada de que algo ocultaba, pues desde que llego actuaba con nerviosismo. — En tal caso. — Dejo de mirarlo y acomodo su cuerpo, cruzándose de brazos. — Como he dicho las drogas tienen algo bueno y algo malo, pero la parte peor es que si mi gente y yo os pillamos y vemos lo ilegales que sois… — no pudo terminar, se había reído un poco de solo imaginarse lo que podría pasar. —…bueno, si vemos algo así digamos que será algo bueno para mí. — Solo le faltaba crujirse los nudillos para acertar que iba a disfrutar.
avatar
Asex


Localización : Estación de Policía.


http://sunflower.foroactivo.mx/t1030-id-yorushi-hoshi
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Libre] ¿Un helado o... ?

Mensaje por Anais V.Sweiss el Vie Nov 10, 2017 5:41 am

Tras el orgullo que acarrea ser una persona sana y sin remordimientos denunca haber sucumbido antes esas maléficas tentaciones, reacciono al instante en que ella se acerca TANTO a mi rostro. Echo hacia atrás los hombros y la cabeza, alejandome lo máximo posible de ella. Esa reacción, por muy agente de la ley que sea, da miedo. Es imprevista e intimidante... ¿Será ahora como atrapan a los criminales? ¿¡Y por qué me toma por criminal!? ¡YO NO HE HECHO NADA! Soy una gran ciudadana.

Al contarme aquello he de admitir que me deja... confusa. Si esto es la vida real, creo que he ido a parar a un lugar de drogas y criminales y... ¿Dónde estoy? Es una pregunta que no se me ha respondido aun y quitando que la situación cada vez es más rara e inconexa... ¡Oooh! Ya sé dónde estoy... Y... ¡Uy! creo que ya sé porque la policia no se me quita de encima. Me está entreteniendo hasta que venga el resto de patrullas para encerrarme por todo lo que pasó aquel día.

Miro a todos los lados del local, reconociendo al detalle dónde me encuentro hasta acabar de nuevo nerviosa. Ya recuerdo todo; Los nervios al entrar a la heladería, la policía, su helado, me... ¿Me desmayé? Creo que estar aquí me afecta más de lo debido, debería de salir antes de que sea demasiado tarde, como la última vez... pero a mi esto no se me da bien.

Agarro la bolsa de hielo que me ofrece el heladero temblorosa, evitando mirarle muy de seguido a los ojos. Me coloco la bolsa de hielo en la cabeza y escucho como la agente peliverde sigue mencionando sin cesar el tema de las drogas. Si ya estoy nerviosa por el sucedo del verano pasado, que encima me intenten echar cargos como delicuente y traficante, pues como que no.

Me pongo en pie medio asustada, pero con impetú de corregir a la chica. No quiero que me caiga más condena de la cuenta. - ¡Pe-pero que yo no trabajo con drogas! ¡Mi-mi único delito, es haber estado en esta healdería el año pasado y-y-y-y haber participado en una guerra de helados! Me tapo la boca corriendo al escuchar como el dueño de la heladería se sorprende. Dejo caer la bolsa de hielo al suelo y me escondo velozmente detrás de la agente de policía, mientras el heladero suelta improperios por su boca. - Y-yo-yo no quería... me sacaron de aquí sin oportunidad de defenderme... N-no puedo acabar en la cárcel por ello.
avatar
Ciudadano
Residente


Bi


Edad : 25


http://sunflower.foroactivo.mx/t707-ficha-anais-van-sweiss-id#4101
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Libre] ¿Un helado o... ?

Mensaje por Yorushi Hoshi el Lun Nov 20, 2017 7:01 pm

¿Había motivos de sospechar de ellos? ¿De investigarlos y encerrarlos? No. Yorushi no tenía esas intenciones, apenas llevaba el tiempo suficiente en su nuevo trabajo y además solo se había tomado el día libre para conocer su nuevo sitio y relajarse un rato. El dependiente y la chica que tenía delante actuaban de manera extraña, pero la peliverde solo quería entretenerse, comprobar hasta qué punto podían llegar. Ella parecía querer decir algo y el chico también, pero ya está, ahí quedaba el asunto, no tenía intenciones de arrestarlos, no de momento al menos. Aunque haya vivido toda una vida como un arma, encerrada, usada y encima que el cargo que posee ahora no le pertenezca legalmente, tenía la corazonada que su trabajo no estaría tan mal, que le iba a gustar.

De un momento a otro, en un solo pestañeo, la chica que recibió un golpe en la cabeza y se puso de pie, juzgando por su aspecto, parecía que tenía algo importante que decir y si no lo soltaba ahora iba a acabar estallando. ‘’¿Guerra de helados?’’ — fue lo que se preguntó Yorushi, que acabó levantado enseguida del suelo, tenía esa aura que emanaba emoción en ella. — ¡Wow! Vamo a calmarno — hizo voz de aquel meme que vio, tanto la pronunciación como la pose, ni siquiera ella sabía el motivo de hacer aquello que a decir verdad estaba algo pasado de moda. — Primeramente… — No se volteó para tener cara a cara a la castaña, simplemente giro un poco la cabeza para al menos poder tener visión de ella por el rabillo del ojo. — ¿En serio? ¿Guerra de helados? Es un grave delito que no se puede perdonar, peor que las drogas fíjate tú. — ¿Acabaría quebrándose? Esa chica ya parecía ser bastante frágil como para que bromeasen con ella y la pusieran en una situación tan tensa para ella.

Y segundo. —añadió seguidamente después de terminar aquellas palabras que iban dirigidas hacia la castaña, dedico una mirada salvaje y juguetona al dependiente de la tienda. — Ultima vez que dice ese tipo de groserías delante, es un lugar público, pueden haber niños. Cálmese o tendrá que cerrar la tienda por baja temporal. — fue una forma de intimidar un poco pobre, ella sabía que no había necesidad de subir tanto la temperatura.

La agente de policía se cruzó de brazos, mostrándose pensativa. — Bien… que podríamos hacer con vosotros…  ha pasado un año desde esa guerra y al final has tenido el valor de confesarte, pequeña. En cuanto a ti no hay por qué enfadarse tanto ahora por el amor de… ha pasado un año. — Poco a poco quito esa extraña seriedad con cada palabra para ir animándose a más. — ¡Claro! Tengo una sencilla solución. Podríais daros la mano y disculparos sinceramente el uno al otro. — Hablaba tanto y tan seguido que apenas dejaba hablar a los que de verdad necesitaban decir algo. Se llevó las manos a sus mejillas, parecía emocionarse por momentos. — Quedaría tan romántico…  —murmuró, se supone que podía notarse que estaba exagerando un poco y actuando. Acabo silenciándose y poco a poco calmándose para bajar las manos.
avatar
Asex


Localización : Estación de Policía.


http://sunflower.foroactivo.mx/t1030-id-yorushi-hoshi
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Libre] ¿Un helado o... ?

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.