Sunflower
LINKS RÁPIDOS
GUÍA DE INICIOHISTORIA DE SUNFLOWERREGLAMENTOGRUPO DE FACEBOOK¿BUSCAS AFILIARTE?

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ÚLTIMOS TEMAS

¿SABÍAS QUÉ?...
STAFF
KANON INOUE
MP | Perfil
Katsuki Bakugō
MP | Perfil
Deku Midoriya
MP | Perfil
Shōto Todoroki
MP | Perfil
AYLEN DWEIST
MP | Perfil
- En hiatus -

AFILIADOS

Hermanos
Élite
Bad Apple! Codes
Lacim Tenebris
Crear foro
Crear foro
School Deluxe NEW
Underworld war
Crear foro
 School Crazy
Crear foro
Academia Legacy
Project Fear.less
Crear foro
Loving Pets
Devil Within +18
CRÉDITOS
Skin “Shine!” creado por Runa XIII e inspirado en la colección de tablillas de NympheaKeep it simple”. Un agradecimiento especial para Nymphea por su consentimiento. Un agradecimiento especial a la Asistencia de Foroactivo y los tutoriales de Savage Themes y The Captain Knows Best.

Todos los derechos son reservados. Las imágenes y el contenido alojados en este foro pertenecen a: DeviantArt, Zerochan, Pixiv y a Pinterest y se le acredita a sus respectivos autores.

No está permitido el uso de algún contenido propio de este foro sin permiso alguno. Se original, no copies.

Ésta ambientación está basada en el anime/manga de "Boku No Hero Academia" más se recalca la palabra "Basada" ya que nos reservamos el derecho a considerar qué cosas tomar del mismo como parte de nuestra ambientación, en pos del bienestar del balance del mundo, siempre para conservar un rol tranquilo y disfrutable sin injusticias innecesarias.


Let me cure you~ {Riki's ID}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Let me cure you~ {Riki's ID}

Mensaje por Riki Midoriya el Mar Jul 04, 2017 9:22 pm

Riki Midoriya

Bisexual
Teko
18 años
Curación
Japonesa
Estudiante Namimori
Café cosplay
Izuku Midoriya fem! / Boku no hero academia


Descripción Psicológica

La chica Midoriya está lejos de tener una personalidad enérgicamente exagerada o malhumorada, no, a diferencia de su época de infante, ahora está algo lejos de ser una persona desmesurada en su accionar, y es que tratará de tener un perfil bajo para evitar verse envuelta en situaciones incómodas. Claro que cuando era pequeña todos la conocían por lo rabiosa o brava que podía llegar a ser, empero eso sólo era pues conocía a la perfección los tratos que le daban a su hermano mayor y ella definitivamente no podía quedarse callada, no le importaba que le dijeran que era poco femenina con tal de que asustara a los acosadores y molestosos, demostraba que era una heroína.

Volviendo a la actualidad, Riki comienza a seguir el ejemplo de su gemelo, buscando tomarse las cosas con calma; sin intenciones de ejercer presión en nada ni nadie, pues cree que de esa forma logrará ser un pilar de apoyo para con sus cercanos. La confianza es algo clave en su día a día, no sólo porque ella tenga plena seguridad en sí misma, sino que es importante para ella depositarla en cada ser con quien comparte, esperando recibir lo mismo a medida que entabla relaciones de cualquier tipo. No se confundan, no es una ególatra, simplemente no le cuesta examinar sus debilidades para hacerles frente para corregirse a sí misma, ya que, sabe que si no es objetiva internamente, no llegará muy lejos.

Ella es alguien persistente, que no se rinde con facilidad. Con una permanente y tierna sonrisa en los labios, se esfuerza por mantener unidos a los demás e irradiar positivismo. Se considera a sí misma como una madre con sus pares, y es que es una chica que se preocupa por el desarrollo de cada uno de sus conocidos y amigos, entregándoles todo el amor y cariño que posee su cuerpo, trata de protegerlos de cualquier mal que los pueda atacar -por muy mínimo que pudiese llegar a ser- y por supuesto, los aconseja y regaña si la situación lo amerita.

No es una persona violenta, pues desde pequeña a detestado a los abusadores, aunque eso no quita que existan situaciones en las que se le puede molesta o enojada, sin embargo, eso no significa que vaya a atentar contra la integridad física de alguien más. Suele tragar sus frustraciones, pues no le gusta externalizarlas, detesta que la traten como alguien débil, por ello se esmera en ocultar aquello que no desea que sea visto por otros (como llorar, por ejemplo).  Independiente de que deteste las agresiones, podría llegar a "darles una lección" a quienes supone lo merecen, aunque claro; sería algo un poco más elaborado, jugando con la mente de los demás hasta hacerlos entrar en razón.

No es muy común pero al sentirse realmente cómoda, puede llegar a ser bastante bromista y tontear con cualquier cosa, comportándose de una manera casi infantil, no obstante, muy pocas personas han visto esa parte de ella, así como también un reducido número de personas sabe que puede llegar a ser un poco posesiva.


Descripción Física


Riki es una chica que no está del todo consciente de su físico, pues realmente no es algo de lo que se preocupe, como la hermana menor suponía tener un cuerpo más frágil que el de Deku, no obstante, aquello está un poco alejado de la realidad. Con dieciocho años llega a los 1,68 metros obteniendo un par de centímetros más que su gemelo, y en un rango promedio con las féminas de su clase, supone haber crecido lo suficiente y llegar a ganar altura no le hace gracia, pues, según ella, así se tornaría menos femenina de lo que ya es. Con un cuerpo que denota su género, no sobrepasa los 51 kilos, sin obtener una musculatura exagerada, mas sus extremidades si se ven bastante firmes. Su forma asemeja sutilmente a un reloj de arena, pues aun cuando sus hombros y espalda no sean realmente anchos, su pecho si es algo pronunciado para su edad, el que contrarresta a su fina cintura y posteriormente sus redondeadas caderas.

De piel nívea y suave como la nieve recién caída, posee las mismas pecas en el rostro que su hermano, siendo cuatro marcas en cada mejilla, a pesar de que ella también tiene algunas marcas similares sobre los hombros producto de quemaduras solares en su época de infancia.

Como era de esperarse, su cabello es de un oscuro verde, el que también, dependiendo de la luz puede llegar a tonos más apagados, de hebras difíciles de describir; oscilando entre lo lacio y lo ondulado; debido a su versatilidad puede crear infinidad de peinados sin perder su volumen, por supuesto, el largo que conserve dependerá de la estación del año en que se encuentren y el ánimo de la chica, ya que puede dejarlo hasta su cintura o perfectamente puede cortarlo un poco más arriba de sus hombros, sin olvidar los largos intermedios. Con rasgos que decoran su rostro a la perfección, se denotan sus enormes y redondeados orbes verdosos, cubiertos por tupidas pestañas negruzcas, mientras que su pequeña nariz acompaña a sus delgados y rosados labios. Ella es simplemente una chica que no quiere aceptar lo guapa que es.
Imagenes:
1 / 2 / 3 / 4


Habilidades kosei /
Consecuencias o debilidades del kosei

◊ Riki tiene sin duda un poder bastante útil, pues su cuerpo crea glicopreteinas y colágeno en exceso; siendo capaz de transformarlos químicamente y que estos componentes exuden por sus manos emitiendo un minúsculo brillo blanquecino. Si ubica sus manos sobre cualquier corte, raspón, o herida superficial, logrará que sane y cicatrice en cuestión de segundos, es decir, ayuda a la creación acelerada de tejidos. Nunca lo ha intentado, pero si es posible que llegue a curar brazos rotos y heridas ligeramente profundas, así como quemaduras, no obstante, esto requerirá de más tiempo; de veinte minutos en adelante; dependiendo de la gravedad de la herida.  *También es capaz de utilizar su habilidad con sus labios, empero prefiere omitir ese detalle*

• El éxito de la recuperación completa de la herida tratada, dependerá de su concentración y su estado físico y de salud, ya que si, por ejemplo, no ha comido o descansado bien en varios días, la creación de colágeno de su cuerpo disminuirá y ralentizará la cicatrización o simplemente será incapaz de utilizar su kosei. Asimismo, si desea curar heridas más graves como una fractura, o algún corte profundo, es muy probable que la creación de células de colágeno y glicoproteínas se torne lenta y deba utilizar los componentes de su cuerpo para tratar a un tercero, obligándola a ella a sentir un dolor interno que puede terminar en desmayos.
Se debe destacar que es incapaz de crear por completo algún miembro amputado o tratar heridas, patologías o enfermedades terminales.
Tiene que utilizar ambas manos para que su kosei surja efecto, lo que hace que su poder sea netamente defensivo, viéndose imposibilitada en cualquier tipo de batalla, es una habilidad de soporte y apoyo, no de combate.


Gustos y Disgustos
♥ La costura, es muy buena con el hilo y la aguja, adora crear su propia ropa y de algunos modelos que no son para ella.
♥ Ver modelar a Deku con sus creaciones, ella envidia un poco la delicadeza del cuerpo de su hermano, por lo que le fascina ver cómo proyecta fragilidad al usar vestidos o faldas.
♥ Los dulces de todo tipo, para ella es esencial consumir un poco de azúcar todos los días.
♥ Leer, no importa que tipo de libros sean, aunque si tuviese que escoger alguno; definitivamente serían los cómics y mangas.
♥ Los festivales, ya sean deportivos, culturales, ferias aniversario, de fuegos artificiales, etc, adora encontrarse en medio del gentío y disfrutar de un buen tiempo al aire libre haciendo cualquier cosa para pasarla bien.

× Las tareas del hogar, es un asco como ama de casa; no sabe cocinar ni limpiar.
× Que hagan sentir a Deku inseguro, en el pasado pudo ver cuánto le afectaba eso a su hermano y realmente odiaba verlo de esa manera.
× El tabaco, detesta su aroma y las consecuencias negativas que trae al cuerpo.
× Las personas injustas, los delincuentes, cualquiera que pase por encima de los demás de forma violenta o pasando por alto los derechos de los demás.
× La comida amarga, como una amante de los dulces no soporta las cosas amargas o insípidas.
Extras
☀ Tiene un trabajo de medio tiempo en un café cosplay.
☀ Su comida favorita es el yakisoba.
☀ Su postre favorito es la castela de matcha.
☀ Sabe hablar inglés y japonés a la perfección.
☀ Tiene un hermano gemelo que es mayor que ella por tres minutos.
☀ La otra lectura de su nombre es “Isao”, forma en que su hermano suele llamarla.
☀ Le encanta el cuerpo delicado de su hermano, por lo que trata de sacarlo a relucir con ropa de mujer.
☀ A los 15 años tuvo su primer novio, pero terminaron después de un mes cuando escuchó que hablaba mal de su hermano a sus espaldas. Al año siguiente salió con una chica, con una relación que duró dos meses, terminando luego de que ésta le robara su primer beso.

Historia

Todo suponía ser una historia normal, en un mundo que lentamente se iba reconstruyendo a pesar de las negativas adversidades, una pareja de japoneses llamados Rei Midoriya y Momo Furukawa, encontró el amor en medio del campus universitario de Tokio. Rápidamente formalizaron su relación y una vez finalizadas sus carreras no pudieron esperar más para casarse, claro que a sus padres no les parecía la mejor idea que hubiesen tomado, pero ya estaba hecho. Ambos optaron por buscar un trabajo para salir adelante con mayor rapidez y muy pronto ya se encontraban cómodamente viviendo en la capital nipona.  

Un par de años pasaron y la mujer quedó embarazada, viéndose obligada a renunciar a su trabajo, se dedicó a preparar su hogar para la bienvenida a los bebés que esperaba. Por su parte, el padre procuraba trabajar el doble con tal de que nada le faltase a su adorada familia, todo iba bien, ¿verdad? Quizás demasiado. Los meses pasaron y la madre Midoriya había dado a luz a gemelos a quienes llamaron Deku y Riki, tiernos pequeños que parecían iluminar la vida de sus progenitores.

De ahí en adelante todo continuó normal, con el padre un tanto ausente por la carga laboral que parecía aumentar, y su madre cumpliendo el rol del cuidado de los menores, sí, una típica familia oriental... Tal vez no tan típica. Cuando los niños cumplieron los cuatro años, todo se nubló. -- ¡Oka-san, mira lo que puedo hacer! – Era Riki quien se acercaba a su madre con las manos emitiendo un minúsculo resplandor. Pánico, eso no les podía estar pasando, su hija tenía kosei. Si ellos eran humanos normales, entonces, ¿por qué? Momo estaba aterrorizada, tanto así que convenció a la infante de mantenerse callada, no iban a arruinar su vida por algo como eso. El silencio de algo tan importante como eso, era obvio que traería repercusiones, no obstante, ellos no lo sabían.

La pequeña era un poco madura para su edad, por lo que no volvió a mencionarlo, mas no pudo evitar indagar acerca de sí misma y su poder. Si era especial entonces podría ayudar a su hermano mayor, ¿no? Ella quería ser alguien fuerte.

Fue inevitable para ella no sufrir al ver como su otra mitad era constantemente atacada sin razón aparente, ¿por qué todos se esmeraban en molestar a Deku? No lograba comprenderlo, mas tampoco le daría muchas vueltas, protegiéndolo sin chistar hasta que ingresaron a la secundaria. Estaban en clases diferentes, ella no podía cuidarlo, ¿estaría bien? La preocupación la llevaba a perfeccionar sus habilidades, que para ese entonces ya sabía para qué servían, estaba hecha para sanar a los demás, ¿no era eso bueno? Suponía.

La alegría la cubrió de pies a cabeza al ver como su hermano avanzaba en su vida, ya había logrado soltarse y podía verse como un adolescente normal, entonces ella también avanzaría. Su vida de escolar fue tranquila inclusive al pasar a preparatoria, llenándose de amigos y buscando devolverse a sí misma la femineidad que creía perdida, trató de no destacar mucho en la escuela para poder desarrollar su kosei en casa, donde nadie la molestara, un secreto que sólo compartía con “Izuku”.

Ahora sí parecía que su vida retomaba el rumbo de una rutina común, pero como era de esperarse, se equivocaba. Diecisiete años recién cumplidos y una salida familiar que no olvidaría nadie. Un paseo tranquilo que iba a finalizar con la cena en el restaurante favorito de los gemelos, por supuesto, la emoción de dos adolescentes siempre traía consecuencias. Siempre hay que ver por ambos lados antes de cruzar la calle, algo básico pero que Deku y Riki habían pasado por alto. Una camioneta a toda velocidad, y pronto un fuerte impacto se dejó escuchar en la desolada calle. -- ¿Oto-san? – Era la voz temblorosa de la estudiante, que, junto a su hermano, estaban sentados en el concreto, viendo como su padre los había protegido del atropello. Un suave brillo y una enorme sonrisa, al parecer no tenía heridas. Mentira. Un par de segundos y la sangre brotó de la boca del mayor, él poseía kosei, sin embargo, la no utilización de éste le había destruido los órganos internos haciendo que colapsara enseguida.

Ya no había nada que hacer, el funeral había terminado. La familia estaba devastada, pero al menos comprendían el origen de los poderes de la menor. ¿Qué hacer ahora? La progenitora estaba al borde del colapso, es por ello que tomó los ahorros de la familia y compró boletos hacia Sunflower aunque el de ella no estaba incluido.

Un par de meses después Riki y Deku embarcaron hacia la isla donde podrían terminar sus estudios con tranquilidad al haberse inscrito en Namimori, alejando sus mentes de cualquier tensión, arrendando un departamento que compartirían, gracias al envío de dinero de su madre. Comprensión total, no tenían idea de qué estaba haciendo Momo o dónde se encontraba, no obstante, no lo cuestionarían, por ahora cada quien tenía sus propias metas.

Llevando un poco menos de un año en Sunflower, Riki consiguió un trabajo en un café cosplay para ayudar a solventar los gastos, sin olvidar sus estudios y procurando hacer énfasis en el desarrollo de su kosei. Quizás, sólo quizás, la vida le sonreiría a partir de ese momento.






Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.